Turismo sostenible: planes para viajeros eco-concienciados (1 Viewer)

Registrado
3 Jun 2017
Mensajes
53.699
Calificaciones
146.838
Ubicación
España
Los 20 acueductos romanos más impresionantes de España
Un recorrido por obras impresionantes: algunos son famosos, pero otros apenas son conocidos por el gran público

@abcviajar
Actualizado:08/05/2019 10:16h.https://www.abc.es/viajar/top/abci-...mas-antiguas-de-espana&vli=noticia.top.viajar

El origen de los acueductos hay que buscarlo en civilizaciones de Oriente Medio (el de Nínive, en el siglo VII aC), pero fueron los romanos quienes los extendieron por todo el Mediterráneo. España es uno de los países donde más construyó el Imperio. Los hicieron tan monumentales que en muchos de ellos seachacó su construcción al diablo (en general, encaprichado de alguna joven que acababa dándole esquinazo). Fueron útiles durante siglos y hoy dia quedan restos de varios de ellos. España conserva cuatro monumentales, pero hay muchos más.

1234567891011121314151617181920
  1. Segovia

    Acueducto de Segovia - Antonio Tanarro
    Es la mejor obra realizada por los romanos en España. Hecho de piedras berroqueñas, los sillares están ensamblados sin trabas ni argamasas. Con 158 arcos, ha sobrevivido a todo. El rey moro Al Mamún quiso destruirlo y solo consiguió derribar 36 arcos y abandonó el intento. Alfonso VI empleó algunas de sus piedras para levantar las murallas y los Reyes Católicos lo reconstruyeron. Hacia el Acueducto miran, y bajo él pasan, todos cuantos llegan a Segovia. La fecha de su construcción -siglo I- se conoció a finales del siglo XX, cuando un arqueólogo lo averiguó estudiando los anclajes de la lápida de la dedicatoria. El Acueducto estuvo «funcionando» hasta el siglo XIX.
Reportaje original y entero, con el resto de acueductos:
https://www.abc.es/viajar/top/abci-...presionantes-espana-201905072327_noticia.html
 

Registrado
3 Jun 2017
Mensajes
53.699
Calificaciones
146.838
Ubicación
España
Esta es la Capital del Turismo Rural de 2019

Los viajeros han elegido Santillana del Mar como la localidad española más atractiva para una escapada alejada de la gran ciudad

Santillana del Mar (Cantabria) (Iván Jesús Cruz Civieta / Getty Images/iStockphoto)

MAGDA BIGAS
11/05/2019 06:00 Actualizado a 11 /05/2019 08:25

Con frecuencia aparece destacada en los listados de los pueblos más bonitos de España, y es que esta bonita villa medieval de calles empedradas sorprende a los viajeros no sólo por su belleza, sino también por su patrimonio histórico. Nos referimos a Santillana del Mar, una rincón cántabro que acaba de ser reconocido por los viajeros como la Capital del Turismo Rural de 2019.

El pueblo se ha impuesto a otros nueve finalistas elegidos entre 215 candidaturas de 15 comunidades autónomas, en la tercera edición del concurso que anualmente organiza el portal turístico Escapadarural.com con un objetivo: encontrar la localidad más atractiva para una escapada alejada de la gran ciudad.

Y es que son muchos los viajeros que huyen de las aglomeraciones y buscan refugiarse en lugares tranquilos, sin necesidad de cruzar la frontera. En este tipo de destinos rurales de proximidad encuentran aire puro, gastronomía tradicional y alojamientos con encanto, algunos de los atractivos más valorados.

Santillana del Mar, que toma el relevo de Aínsa -coronada el año pasado-, se ha impuesto, por este ordren, a Cangas del Narcea (Asturias), que ha quedado en segunda aposición; Parada de Sil (Galicia); Setenil de las Bodegas (Andalucía); Trujillo (Extremadura); Navaluenga (Castilla y León); Montblanc (Catalunya); Buñol (Comunidad Valenciana); La Hiruela (Madrid), y Almagro (Castilla-La Mancha).

A Santillana se la conoce paseando por sus calles flanqueadas de robustas construcciones de piedra medievales

Conocida como la Villa de las tres mentiras -el dicho recuerda que no es santa, ni llana, ni tiene mar-, cuenta con poco más de 4.000 habitantes. Su situación privilegiada entre prados y colinas -se encuentra a escasos kilómetros de la costa y a 30 minutos de Santander- la convierte en un buen lugar para detenerse y en un atractivo punto de partida para descubrir la comunidad antes de adentrarse en los Picos de Europa. Y es que, a pesar de su tamaño, el forastero tiene una buena oferta de alojamientos donde pasar la noche: 43 posadas cántabras y ocho casas rurales.

A Santillana se la conoce paseando por sus calles flanqueadas de robustas construcciones de piedra medievales, palacios señoriales, casas de hidalgos y torres centenarias. Requiere un mención especial la bella colegiata de Santa Juliana -el monumento más representativo del románico de la región- una edificación del siglo XI-XII, cuyo claustro es una auténtica maravilla.


Colegiata de santa Juliana, Santillana del Mar (Vilches / Getty Images)
A solo dos kilómetros del centro, se esconde la cueva de Altamira, uno de los grandes tesoros del arte prehistórico europeo, declarada patrimonio de la humanidad. Aunque la “capilla sixtina” del arte rupestre no puede ser visitada por el gran público (se llevan a cabo incursiones de carácter exclusivo en contadas ocasiones), existe una réplica que atrae a turistas de todo el mundo.

Una buena forma de completar el viaje es aprovechar la ocasión para degustar algunas de las especialidades gastronómicas más típicas de la zona. Platos de carne, de caza y de mar, con los mariscos, lubinas y merluza como protagonistas; quesadas pasiegas, sobaos y leche fría y, por supuesto, un buen vino de la tierra... ¡ y un orujo!


Detalle de una réplica de las pinturas de la cueva de Altamira (JESUSDEFUENSANTA / Getty Images/iStockphoto)

https://www.lavanguardia.com/ocio/v...al-turismo-rural-2019-santillana-del-mar.html
 
Registrado
3 Jun 2017
Mensajes
53.699
Calificaciones
146.838
Ubicación
España
El Tenerife con más encanto para escapadas en pareja
  • YOLANDA CARDO
    I. Canarias
Sábado, 11 mayo 2019 - 02:18
En la zona más septentrional de la isla canaria el proyecto Be Tenerife ofrece alojamientos boutique y experiencias personalizadas con guías de excepción.


Hacienda El Jardín de la Palapa, a orillas del Atlántico. FOTOS: BE TENERIFE
"Preservar la identidad cultural y buscar lo que les hace únicos" es el leitmotiv de Alberto del Hoyo, fotógrafo y empresario, en todos sus proyectos. Ya sea en Pics 4 Pills, una iniciativa solidaria para recaudar fondos destinados a la comunidad de Omo Valley en Etiopía; mediante diversas iniciativas como la publicación de un bellísimo libro de fotografía Mystic Valley; o en Be Tenerife, un concepto de alojamientos boutique y experiencias personalizadas en el norte de la isla de Tenerife.

Este último proyecto está formado por seis exclusivas villascamufladas entre extensas plataneras, alfombradas por jardines botánicos, en el corazón de localidades con mucha historia o frente a playas de arena negra como la de El Socorro.

Empecemos por La Hacienda Cuatro Ventanas, el germen de Be Tenerife. Del Hoyo decidió un buen día abandonar su trabajo como consultor en Madrid para dedicarle toda su energía a recuperar una tradicional casa canaria del XVII que había heredado.

Tras una exquisita rehabilitación, el resultado fueron dos villas dobles y cuatro individuales. Todas independientes, todas diferentes. Concebidas para que el huésped se sienta como en casa. Eclécticas, elegantes, armoniosas.... rodeadas por un jardín obra de Maribel Mora, madre de Alberto, y cuyo foco de atracción es una piscina infinity con unas vistas insuperables. Para quedarse a vivir.


Una de las habitaciones dobles de la Hacienda Cuatro Ventanas.
ESCAPADAS EN PAREJA
La de El Cardón es quizás la apuesta más íntima pero no por ello menos atractiva. Escondida en medio de una plantación de plátanos al borde del Atlántico, este alojamiento es un ejercicio de tradición y diseño contemporáneo. Un lugar de sosiego y disfrute en sintonía con la naturaleza. En esta línea, la Hacienda del Socorro parece esquivar cualquier distracción desde su piscina frente al azul del océano. Discreta, romántica, perfecta para una escapada en pareja.

En un entorno más urbano, si bien esa percepción es historia en cuanto traspasamos las puertas, Suites de Franchy es una casa señorial con mucha historia situada en el centro de la villa de La Orotava. Nobles salones en los que podrán disfrutar de jazz en directo mientras degustan originales cócteles de autor. Y a sus pies, jardines de inspiración clásicacon gran variedad de plantas (espectaculares las hortensias) y singulares especies arbóreas.

Antonio e Isabel, madrileños pero tinerfeños de corazón, son los propietarios de El Jardín de la Palapa. Una villa de lujorodeada de un jardín botánico que asoma a un sobrecogedor acantilado. La casa contempla a través de sus ventanales el extraordinario vergel que se extiende a sus pies. Diez hectáreas que albergan una gran variedad de plantas y árboles por las que pasear, leer, charlar...

La última en incorporase a esta selecta red de alojamientos es Garachico Colors, un funcional y acogedor apartamento situado en el centro histórico de la localidad de Garachico, de la que toma el nombre. Desde su terraza podrás disfrutar de las que son, sin duda, las mejores vistas del centro del pueblo.

EXPERIENCIAS SINGULARES
A pesar de que el magnetismo de estas villas resultaría suficiente, Be Tenerife pone a disposición de sus huéspedes un menú de actividades nada desdeñable para tomarle el pulso a la isla de una manera diferente. "Subir el Teide, bajar un barranco, bucear, coger un kayak... este es un lugar mágico para todas estas actividades", nos cuenta Nayra González, enamorada y entusiasta guía de la isla.

Como también los es Francis Pérez, reputado fotógrafo ganador en 2017 del World Press Photo. Con él podrán lanzarse al mar y observar de cerca de las maravillosas criaturas que lo habitan. ¿Y qué les parecería disfrutar de una velada junto a Rafael Rebolo, director del Instituto de Astrofísica de Canarias, bajo la presencia de los cielos canarios? O una didáctica cata de vinos con Agustín García Farrais, dueño de Bodegas Tajinaste. Magníficos vinos incluidos en la D.O Origen Valle de La Orotava.


Buceo con guía experto en las aguas del océano.
Masajes, sesiones de yoga, avistamiento de aves... todo esto es posible bajo demanda y sujeto a la disponibilidad de agendas de estos excepcionales guías. Experiencias sorprendentes, únicas, en escenarios perfectos para pensar y para pensarse.

| Más información: BeTenerife cuenta con seis haciendas totalmente equipadas. Desde 85 euros/noche. Reservas de alojamiento y experiencias en su web.

https://www.elmundo.es/viajes/hoteles/2019/05/11/5cd2c63efdddff2b968b47e2.html
 
Registrado
3 Jun 2017
Mensajes
53.699
Calificaciones
146.838
Ubicación
España
La construcción de un nuevo aeropuerto para turistas en Perú pone en peligro la supervivencia de Machu Picchu


Historiadores, arqueólogos y lugareños se oponen a la construcción del aeropuerto internacional en el pueblo de Chinchero, que amenaza las ruinas incas

Pone en peligro el modo de vida de la zona y podría causar daños incalculables a otros yacimientos cercanos, además de que agotar el río que suministra agua a Cuzco

Ya hay un aeropuerto cercano para la entrada de turistas, pero su tamaño no permite aterrizar a aviones de gran fuselaje

Dan Collyns - Chinchero
18/05/2019 - 20:33h

Imagen aérea de las ruinas incas de Machu Picchu.

La construcción de un aeropuerto internacional, con un presupuesto de miles de millones de euros que facilite el acceso a los turistas a Machu Picchu, ha levantado la indignación entre arqueólogos, historiadores y lugareños. Perú cuenta con una gran cantidad de lugares de interés arqueológico de la época Inca, pero ninguno tan conocido como la ciudadela de Machu Picchu. En 2017 la visitaron más de 1,5 millones de turistas, casi el doble del límite recomendado por la Unesco, una enorme carga para las frágiles ruinas y la ecología local.

Las excavadoras ya han empezado a levantar millones de toneladas de tierra en Chinchero, un pueblo inca situado a unos 3.800 metros sobre el nivel del mar que hace las veces de entrada al Valle Sagrado. En el pasado, fue el corazón de una civilización que se extendió desde la actual Colombia hasta Argentina, convirtiéndose en el siglo XV en el imperio más grande del mundo.

"Este es un paisaje construido de terrazas y rutas que fueron diseñadas por los incas", indica la peruana Natalia Majluf, historiadora del arte en la Universidad de Cambridge que coordina la campaña contra el nuevo aeropuerto. "Un aeropuerto destruiría este lugar", apunta.

La mayoría de los turistas que visitan las ruinas llegan desde el aeropuerto de Cuzco, que cuenta con una sola pista de aterrizaje y al que solo pueden acceder aviones de fuselaje estrecho en vuelos de escala desde Lima, la capital de Perú, y ciudades cercanas como La Paz en Bolivia.

El nuevo proyecto, que se disputan constructoras de Corea del Sur y Canadá, permitiría vuelos directos desde las principales ciudades de América Latina y de Estados Unidos.

Los detractores del plan argumentan que los aviones tendrían que pasar por encima del cercano pueblo de Ollantaytambo, con un parque arqueológico de 348 kilómetros cuadrados, lo que podría causar daños potencialmente incalculables a las ruinas incas. También preocupa que la construcción agote la cuenca del lago Piuray, de la que depende prácticamente la mitad del suministro de agua de Cuzco.

"Parece irónico y en cierto modo contradictorio que aquí, a sólo 20 minutos del Valle Sagrado, el núcleo de la cultura Inca, se quiera construir un aeropuerto, justo encima de lo que los turistas han venido a ver", indica el antropólogo cuzqueño Pablo Del Valle. La campaña, liderada por Natalia Majluf, insta al presidente peruano, Martín Vizcarra, a reconsiderar o reubicar el aeropuerto. "No creo que haya ningún arqueólogo o historiador relevante trabajando en el área de Cuzco que no haya firmado la petición", señala Majluf.

Chinchero, la localidad donde quiere construirse el aeropuerto, fue una propiedad real del gobernante inca Túpac Inca Yupanqui construida hace seis siglos y que se mantiene en buen estado de conservación. La economía local se basa en la agricultura y el turismo, pero incluso aquellos que dependen de los turistas se muestran reticentes.

Alejandrina Contreras, teje con un telar manual una manta muy cerca de la iglesia colonial de la plaza del pueblo. "Tenemos una vida tranquila, no hay ladrones, no hay criminales. El aeropuerto traerá progreso, pero también muchos cambios", cuenta. "Piensen en el ruido, la contaminación y las enfermedades que este aeropuerto puede traer", opina Karen Auccapuma, de 20 años, mientras observa cómo un grupo de turistas pasea por la plaza.

Un plan que ya está en marcha
No es la primera vez que se intenta construir un aeropuerto cerca de Machu Picchu. Un primer proyecto quedó estancado después de que la empresa responsable se viera envuelta en un escándalo de corrupción y fuera criticada por engordar el presupuesto inicial. El Gobierno ha puesto en marcha esta vez una serie de medidas de supervisión, de manera que sigue con sus planes y espera que esté construido para 2023.

"Este aeropuerto se construirá lo antes posible porque es muy necesario para la ciudad de Cuzco", indicó el ministro de Economía de Perú, Carlos Oliva, en una rueda de prensa. "Contamos con una serie de estudios técnicos que apoyan la construcción de este aeropuerto", señaló.

Por su parte, el alcalde Luis Cusicuna señala que los líderes locales llevan presionando por un segundo aeropuerto más grande en Cuzco desde la década de 1970. Muchos lugareños confían en la promesa de que las obras van a generar 2.500 puestos de trabajo y otros se han beneficiado con esta operación: Yanacona, una de las tres comunidades indígenas de Chinchero, vendió prácticamente todas sus tierras al Estado por más de 31 millones de euros, y algunas familias campesinas han logrado amasar una pequeña fortuna vendiendo hectáreas de tierras que antes se utilizaban para el cultivo de patatas.

Existe una "preocupación legítima de que la infraestructura turística de Cuzco está al límite", puntualiza Mark Rice, autor de 'Making Machu Picchu: The Politics of Tourism in Twentieth Century Peru', 'Construyendo Machu Picchu: las políticas turísticas de Perú en el siglo XX'. La ubicación del nuevo aeropuerto hará "mucho daño a una de las ofertas turísticas clave de Cuzco, que es su belleza escénica", considera.

El problema es que Machu Picchu es "prácticamente el único imán de la oferta turística del país", señala el experto, "la mejor manera para que se entienda es compararlo con lo que pasaría si todos los turistas que visitan el Reino Unido solo fueran a Stonehenge".

En un esfuerzo por gestionar el creciente número de visitantes, y después de que la Unesco amenazara con incluir a Machu Picchu en una lista de sitios del patrimonio mundial en peligro, Perú endureció los requisitos de entrada al sitio, limitando las visitas de los turnos de la mañana y de la tarde.

No obstante, y ante los inminentes planes para la construcción de un nuevo aeropuerto y la previsión de que aumente la afluencia de turistas, en Chinchero se están construyendo a contrarreloj viviendas y hoteles.

https://www.eldiario.es/theguardian/Peru-aeropuerto-supervivencia-Machu-Picchu_0_899760951.html
 

Registrado
3 Jun 2017
Mensajes
53.699
Calificaciones
146.838
Ubicación
España
Cómo ser un viajero eco responsable
Sencillos gestos que todos podemos realizar

Viajeros eco sostenibles (swissmediavision / Getty Images/iStockphoto)
VIAJES
25/05/2019 08:00
Actualizado a 25/05/2019 08:22

El respeto al medio ambiente y la sensibilidad por conservarlo gana -afortunadamente- cada día más adeptos, también entre los viajeros.Según una encuesta de Skycanner, 8 de cada 10 españoles muestra una alta sensibilidad ante la sostenibilidad a la hora de viajar, son turistas que pretenden moverse por el mundo de forma más sostenible y contaminar lo menos posible. Pero, aunque preocupa cuál es la huella que se deja en los destinos visitados, muchos creen que es complicado o no saben cómo hacerlo.

Aquí os dejamos algunos consejos muy sencillos de llevar a cabo y que permitirán recorrer el mundo minimizando el impacto sobre el entorno.

Equipaje más ligero

Maletas más ligeras para que pesen menos y utilicen menos combustible (Ismailciydem / Getty Images/iStockphoto)

Olvidarse de llenar la maleta hasta que no se pueda cerrar, cuanto más ligera mejor, dejar en casa los “por si acaso” e incluir prendas básicas que se puedan combinar perfectamente. Cuanto menos pese el equipaje, menos combustible se consume, con lo que hay menos emisiones de CO2, sea cual sea el medio de transporte elegido. Además, siempre podemos llevar algún que otro recuerdo de vuelta porque habrá más espacio.

Adiós al plástico


Otro de los grandes problemas del planeta es el plástico, la mayoría son artículos de vida muy corta y lo cierto es que puede tardar hasta 1.000 años en degradarse lo que afecta directamente al medio ambiente. Además, según Seas at Risk, la mitad de la basura marina son plásticos de un solo uso. Así que hay que evitar utilizarlo de manera indiscriminada empezando por cubrir la maleta con una bolsa de tela en lugar del papel film de los aeropuertos. Se protege igual, las hay de mil y un colores, y por supuesto son reutilizables.


Fundas de ropa para el equipaje evita utilizar film protector de plástico (forudesign-s. - Flickr)

También recomendamos llevar bolsas y mochilas de ropa plegables que ocupan poco espacio, pesan poco, y que sustituyen a las odiosas bolsas de plástico. Incluso para guardar la ropa limpia o los productos de aseo personal.

Y otro consejo que ayuda a no utilizar plásticos es el de llevar una botella de acero inoxidable para rellenarla con agua de las fuentes o baños, no libera componentes tóxicos, es resistente, higiénico (no coge olores) y es de larga duración. Incluso se pueden rellena con bebida fría o caliente de los establecimientos y llevarla encima para disfrutarlo en cualquier lugar.

Menos papel



Hacer el 'check-in' con el móvil evita utilizar papel (Daviles / Getty Images/iStockphoto)

Hacer uso del check- in online y llevar la confirmación en el móvil permite prescindir del papel del billete de avión impreso, además tu paso por el aeropuerto será más ágil, te ahorrará filas y tiempos de espera. Menos papel significa menos deforestación y menor impacto en el cambio climático. Vale la pena.

Además de los billetes de avión, en el móvil se puede llevar la información de la reserva del hotel, de las actividades, o cualquier otra información necesaria como guías electrónicas y aplicaciones de viaje que se pueden consultar en cualquier momento.


Productos ecológicos


Productos de limpieza respetuosos con el medio ambiente (Bogdan Kurylo - IStock)

En lo que a higiene se refiere, existen muchas opciones sin plástico: jabones y champús sólidos (si son líquidos no pueden superar los 100 ml), utilizar cepillos de dientes de bambú, cuchillas de afeitar de acero inoxidable en lugar de las de usar y tirar, tollitas 100% biodegradables, desodorante de piedra de alumbre... hay una gran oferta en el mercado, solo hay que buscar.

Las empresas turísticas toman conciencia
Se ha tomado conciencia del problema que supone el uso del plástico, por este motivo aerolíneas y hoteles desean eliminar su consumo aplicando medidas que van desde eliminar la protección plástica de los auriculares y los antifaces para envolverlos en papel, sustituir la protección de mantas y almohadas y el envoltorio de cubiertos y prescindir de las botellas de agua o pajitas de plástico sustituyéndolas por las de papel o biodegradables son algunas de las principales modificaciones que se han realizado en los últimos meses.
https://www.lavanguardia.com/ocio/viajes/20190525/462421237425/como-ser-viajero-eco-responsable.html

 
Registrado
3 Jun 2017
Mensajes
53.699
Calificaciones
146.838
Ubicación
España
"Cerrado por mantenimiento": turismo sostenible en las islas Feroe


Las islas Feroe ponen en marcha proyectos en los que turistas voluntarios conocen las aldeas, a la población local y participan en labores de mantenimiento de las islas

Los promotores del proyecto 'Visita las islas Feroe' tratan de buscar una fórmula para mantener un turismo sostenible en un país que lucha contra la despoblación

"Me quedo atascado en el tráfico y tengo que andar revisando que no haya nadie al otro lado de mi ventana cuando me ducho", cuenta un lugareño

Tim Ecott - Islas Feroe
25/05/2019 - 21:20h

Casada de Gasadalur, en las islas Feroe. JETIVERI (PIXABAY)

El túnel que lleva a Gasadalur, en la isla de Vagar, se construyó hace ya quince años. Antes, los habitantes de esta pequeña aldea en las Islas Feroe usaban un barco que nunca sabían cuando pasaba, al que llegaban caminando por una pendiente de medio kilómetro en la montaña al sur del pueblo.

El cartero, que subía esa cuesta tres veces a la semana, ya era uno de los hombres con mejor estado físico del archipiélago. Y no solo el correo tenía que hacer ese camino. Los ataúdes también subían la montaña hasta el cementerio de Bøur, a cinco kilómetros, y los enfermos que acudían a ver al médico.

Hoy solo quedan 11 personas viviendo en Gasadalur. Y sin el túnel, lo más probable es que hoy fuera uno más de los pueblos abandonados de las Feroe.

Ahora soy yo el que hace esta escalada junto a varios feroeses. Nos acompañan tres matemáticos de Washington, un farmacéutico de Glasgow, un funcionario de Londres, dos estudiantes de Finlandia y dos bioquímicos de Bratislava. Todos voluntarios llegados a las islas como parte del programa turístico que ha declarado al país "cerrado por mantenimiento" durante un fin de semana de abril.

"Nos apuntamos en cuanto nos enteramos", cuenta Rachel Levy, una de las voluntarias estadounidenses, que ha venido con Sam, su marido, y su hija Miriam, universitaria. "Nos gusta viajar así, conociendo a gente local y sintiendo que hemos hecho una contribución positiva", comenta.

La de "los volunturistas", como nos llaman los responsables del programa 'Visit Faroe Islands', es retirar las piedras sueltas del camino y clavar estacas de madera para hacer visible la senda más segura de la montaña. La gente del pueblo se encargaba antes de limpiar la cuesta, pero desde que llegó la carretera, rara vez utilizan este acceso. La restauración no es tanto para ellos sino para el creciente número de turistas que vienen a explorar este archipiélago de abundantes aves marinas, ovejas salvajes y montañas escarpadas. Gasadalur también es conocido por tener uno de los paisajes más fotografiados de las Feroe: una cascada que brota de la pared del acantilado y cae sobre el Atlántico.


Paisaje de las islas Feroe. ADRIHANI RASHID

Alcanzamos la cima tras cincuenta minutos de dura caminata. El viento es fuerte y nos tenemos que guarecer detrás de un macizo de piedra para evitar que nos arrastre. Sobre estas islas soplan a menudo los vientos más fuertes de Europa.

Johan Pauli Helgason, gerente de desarrollo de 'Visit Faroe Islands', fue uno de los promotores de este fin de semana. “Fue una campaña de marketing pero también se trataba de mejorar de verdad la experiencia turística, y permitir que los visitantes y la población local tuvieran un intercambio cultural adecuado”, cuenta sobre los distintos objetivos del proyecto. “Vemos esto como una versión sostenible de turismo para un país que solo tiene 50.000 habitantes”, añade.

Helgason fue el responsable de la logística, el que logró que 105 voluntarios de 25 países llegaran y partieran sin problemas, participando en 10 programas distintos y en colaboración con los organismos de administración local.

Había proyectos en la colonia de frailes de la isla de Mykines, en el puerto natural de Gjogv, y en los altos acantilados de Trælanipa, donde el lago más grande del archipiélago parece flotar a cientos de metros sobre el Atlántico (el mejor para las fotos de Instagram). Un grupo de voluntarios también viajó a Suđuroy, la isla más al sur a dos horas en ferry de la capital, Torshavn. Todos se alojaron en pensiones y casas de la gente del lugar y, muy importante, nadie cayó rodando por la montaña ni se torció un tobillo en el barro.

Uno de los objetivos principales era delimitar los caminos y hacerlos seguros. Especialmente en Mykines y Trælanipa. El suelo del norte, cubierto por una escasa capa de hierba y erosionado por una cantidad creciente de viandantes, hace resbaladizos los caminos en un país donde llueve 300 días al año. Antes solo los pastores y sus rebaños transitaban la zona pero el aumento significativo de excursionistas y turistas convierte en desafío minimizar el impacto ecológico negativo. La vegetación tarda en recuperarse porque la zona está a 62 grados de latitud norte. En estos campos anidan, además, aves como la agachadiza, el ostrero y el págalo grande.

Los senderos que unen la mayoría de los asentamientos no están restringidos, aunque en las Feroe casi todos los pastos de montaña son privados. Algunos agricultores ya han comenzado a cobrar el paso por las rutas más populares. No existe un consenso sobre la forma de gestionar el aumento de visitantes que se espera para los próximos años, las islas reciben hoy unos 110.000 visitantes y la mitad vienen de cruceros que pasan unas horas en Torshavn.

El objetivo de duplicar los ingresos del turismo para el año 2020, parece muy plausible. En parte, por el trabajo que se ha llevado a cabo para convertir a las islas en destino obligado de instagrammers e influencers. "Sabemos que nuestras islas son especiales y creemos que podemos aumentar nuestro mercado sin dañar la esencia de lo que significa ser feroés", cuenta optimista el director de 'Visit Faroe Islands', Guđriđ Højgaard.


Pueblo de las islas Feroe. VINCENT VAN ZEIJST

Johan Jogvansson cultiva las tierras alrededor del asentamiento histórico de Saksun, un grupo de casas pequeñas con hierba en el techo que mira hacia la antigua iglesia encalada. Más abajo, un lago y una carretera de un solo carril. Jogvansson cuenta que el tráfico de turistas interrumpe sus labores agrícolas. "Los turistas vienen aquí por un solo motivo", narra mientras toma el té en su cuidada cocina de paneles de madera. "Sacar fotos de mi granja", responde, "¿pero qué gano yo con eso? Me quedo atascado con el tractor en el tráfico y tengo que andar revisando que no haya nadie al otro lado de mi ventana cuando me ducho".

La Asociación de Agricultores de las Islas Feroe pretende que sus miembros también saquen provecho de la creciente economía turística. Su presidente, Sigert Patursson, es un hombre con aspecto de vikingo, mejillas rosadas y una espesa barba rubia. Camina por los campos de su granja, en las afueras de Torshavn, con un jersey de punto grueso, indemne al frío de la brisa.

"Queremos que los agricultores piensen en ofrecer a los caminantes algo que pueda aportarles un poco de dinero extra; alojamiento y desayuno, almuerzos para llevar o visitas guiadas... Aquí es bastante difícil ganarse la vida con la tierra y necesitamos garantizarnos una parte del negocio del turismo", explica.

Para cualquiera que venga de otra parte del mundo, está claro que en las Islas Feroe no hay un exceso de turismo. La mayoría de los feroeses aún ve a los turistas como un valor y se sienten halagados de que haya personas que quieran conocer su cultura. A través de su compañía Veingir, Ditte Mathilda Joensen organiza pequeños paseos para sacar fotos. "Quiero que los visitantes conozcan a los locales y se hagan amigos", expone. "Para mí, el turismo tiene que ser un proceso en las dos direcciones, espero que no lo perdamos de vista a medida que crecemos", apunta.

El fin de semana 'Cerrado por mantenimiento' puede ser la clave del desarrollo turístico para comunidades pequeñas. Una de las voluntarias, Lene Finnestad, médico en Oslo, señala que estaría encantada de repetir un proyecto similar. "Trabajamos en colaboración, hicimos amistad con los feroeses y con otros voluntarios; todos teníamos valores muy parecidos", subraya. "Sientes que has devuelto algo en lugar de limitarte a consumir lo que el país tiene para ofrecer", sentencia.

He conocido bien las Feroe y me he preguntado acerca de la eficacia del 'volunturismo' en términos prácticos. Tjóðhild Patursson, habitante de la isla de Nolsoy, me ayudó a entender que la ayuda de los visitantes a su pequeña comunidad era perfectamente tangible. "Muchos visitantes se equivocan de camino en las montañas y cuando se pierden o se lesionan, tenemos que ocuparnos de ellos", argumenta. "Nuestro ayuntamiento no ha tenido el tiempo, el dinero o la mano de obra para marcar la ruta, pese a que llevamos hablando de ello desde hace años; es notable lo que en sólo dos días lograron los visitantes", cuenta.

https://www.eldiario.es/theguardian/Cerrado-mantenimiento-turismo-sostenible-Feroe_0_901510613.html
 

Registrado
3 Jun 2017
Mensajes
53.699
Calificaciones
146.838
Ubicación
España
El pueblo suizo obsesionado con el número 11
  • VIRGINIA NESI
    Suiza
Actualizado Lunes, 27 mayo 2019 - 10:04
Once iglesias y once capillas, once fuentes históricas y once museos. Y la lista podría seguir: once corporaciones, once torres y una catedral construida durante once años con once altares. Descubrimos Solothurn, la urbe suiza con la misteriosa obsesión por el número once.


Paseo conocido como la Riviera junto al río Aare, en Solothurn. TURISMO SUIZA
Una antigua leyenda cuenta que los ciudadanos de Solothurn admiraron desde sus poderosas cumbres cómo Dios creó la Tierra y al final la encontraron totalmente desprovista. Aunque se trata de un mito, tiene un principio de verdad, ya que el primer asentamiento de la ciudad se remonta a la época celta.

Enclavada a los pies de las montañas Jura y a orillas del río Aaere, Solothurn (en español Soleura), es la capital del cantón homónimo. Con más de dos milenios a sus espaldas, fue parte del Imperio Romano, residencia de importantes embajadores franceses y destino de célebres arquitectos italianos. Es considerada como la ciudad barroca más bonita de Suiza, si bien aún conserva edificios góticos y neoclásicos, presumiendo incluso de vestigios romanos.

Más allá de las influencias artísticas, su historia tiene un misterioso vínculo con el número 11. Una obsesión de origen desconocido que envuelve tanto a sus ciudadanos como a los turistas.

ONCE AÑOS, ONCE ESCALONES, ONCE ALTARES
En el corazón de la urbe se levanta la catedral de San Urso, construida entre 1762 y 1773 (once años) por el arquitecto italiano Gaetano Matteo Pisoni y su sobrino Paolo Antonio. De estilo barroco tardío, es la obra maestra dedicada al número 11. ¿El motivo? Pisoni basó la construcción de la iglesia en este número.


Vistas de Solothurn desde la catedral de San Urso.
Para llegar a la puerta principal hay que subir una escalinata compuesta por tres tramos de 11 escalones. Son 11 los altares que decoran la catedral y pueden ser contados de una vez si pisamos la decimoprimera piedra negra situada en el pasillo central. Por si fuera poco, los bancos para rezar están colocados en filas de 11 y también las teclas del órgano son divisibles por grupos de 11. Pero eso no es todo: la torre del campanario atesora 11 campanas. Para llegar hasta la cumbre hay que subir 249 escalones empinados. Eso sí, la vista panorámica a la ciudad antigua no tiene precio.

Además de la catedral de San Urso, hay otros edificios religiosos esparcidos en el casco antiguo. En concreto, Solothurn atesora 11 iglesias y 11 capillas. Entre estas, merece una visita la iglesia de los Jesuitas. Considerada una de las obras barrocas más espectaculares de Suiza, fue construida a finales del siglo XVII.

PEQUEÑA VERSALLES
Durante la ruta es fácil divisar monumentos que remontan a los años en los que Solothurn era el hogar de los embajadores. Del siglo XVI al siglo XVIII, esta urbe recibió una fuerte influencia francesa. "La Embajada francesa es como si fuese la pequeña Versalles de la ciudad", explica la guía mientras nos acercamos a Markplatz.

En esta plaza se sitúa St. Ursen-Brunnen, la fuente histórica creada por Albrecht von Nürnberg para rendir homenaje a los santos de Solothurn. Hay otras fuentes como esta repartidas por la ciudad. ¿En total? Once, claro.


El reloj con sólo 11 horas de Friedhofplatz.
Otro espacio urbano importante es Friedhofplatz, la plaza más antigua en la que es posible observar los vestigios de un castro romano. Son las 10:56 de la mañana y la guía nos invita a descubrir un objeto especial. "Como puedes notar este reloj marca solo 11 horas porque no tiene el número 12", revela Schneitter.

MERCADO CADA SÁBADO
Una explosión de colores y sabores alegran la atmósfera de la ciudad vieja. "Vendemos más de 80 tipos de queso distinto que proceden de Suiza, Alemania e Italia", señala una vendedora. En su puesto también es posible comprar yogures de distintos sabores. Del café a la fresa, pasando por nueces, vainilla y chocolate.

Además, la ciudad celebra cada año numerosos eventos. Como el festival de la cerveza , con más de 50 variedades distintas. Una de ellas, dedicada al número 11: la Öufi-Bier, es decir Cerveza 11 en el dialecto local.


El mercado de los sábado es punto de encuentro de ciudadanos y visitantes.
El número 11 vuelve a aparecer a la hora de contar las torres y las antiguas corporaciones de la ciudad. Ambas son 11 tal y como es el número de museos. Entre estos, destaca el de Historia Natural con exposiciones que exhiben fósiles, animales, vegetales y minerales. Mientras que el de Bellas Artes atesora obras de artistas internacionales como Vincent van Gogh, Gustav Klimt, René Matisse y numerosas exposiciones dedicadas al arte suizo.

CUENTA PENDIENTE
Solothurn también fue destino de personajes como Napoleón, Casanova y Sophia Loren. Los tres pasaron por La Couronne Hotel Restaurant. Con más de seis siglos de historia, es el segundo hotel más antiguo de Suiza. Un marco exhíbe un documento fechado en noviembre de 1797, una factura emitida al mismísimo Napoleón. Durante uno de sus viajes a Alemania había reservado una noche en este hotel, pero al final solo pasó para tomar un vaso de agua. Algunas personas dicen que nunca lo pagó y quedó una cuenta pendiente de 1.417 libras suizas, equivalentes al coste de decenas de caballos, sirvientes y comida preparados para recibir al emperador.


Restaurante Salzhaus.
La ruta sigue por la zona de la Riviera, a orillas del río Aaere, con unos 50 bares y restaurantes. Destaca el restaurante Salzhaus, que cambia su carta cada seis semanas en función de la temporada y propone platos caseros, helados incluidos. Otra buena opción es el restaurante No 19. Ubicado en el pleno centro, su gastronomía alternativa ofrece deliciosas häpply-zyt, tapas locales de carne, pescado, quesos y verduras. Pero, ¿por qué no N11?. "Ah, esa ya es una historia antigua", confiesa la dueña sonriendo, "hemos optado por el 19, como el número de la dirección del restaurante. De hecho, proponemos una carta de 19 pequeños platos a compartir entre los comensales".

GUÍA PRÁCTICA
Cómo llegar
La compañía aérea Swiss vuela a Zúrich desde varias ciudades españolas. Desde el aeropuerto se llega en tren a Solothurn con el Swiss Travel Pass que incluye todos los desplazamientos internos por Suiza (tren, barco y autobús).

Dónde dormir

La Couronne Hotel Restaurant. Con 37 elegantes habitaciones recién reformadas, se localiza en el corazón del casco histórico. Desde 190 euros/noche.

Dónde comer

Además de pasar por el No19 y el Salzhaus, aconsejamos probar el Solothurt tart, postre típico de la ciudad, en la pastelería Suteria, frente al Hotel La Couronne.

Más información

En la página oficial de Turismo de Jura Tres Lagos, en la web de Solothurn y en Turismo de Suiza.

https://www.elmundo.es/viajes/europa/2019/05/27/5ce7cbb8fdddff33318b4612.html
 
Registrado
3 Jun 2017
Mensajes
53.699
Calificaciones
146.838
Ubicación
España
La belleza de Beget
Considerado uno de los pueblos más bonitos de Catalunya, tiene una preciosa iglesia románica y un entorno natural envidiable que invita a fusionarse con el paisaje

Una vista de Beget, pueblo que cuenta con una iglesia románica. (Josep M. Ferrer / JMF)
REDACCIÓN, BARCELONA
03/06/2019 06:00

“Esta foto fue tomada en Beget, pueblo que pertenece a la comarca del Ripollès desde un punto de vista administrativo, pero que geográficamente pertenece a la Alta Garrotxa”, detalla Josep M. Ferrer, el autor de una instantánea que muestra una vista de la casas y el puente de Beget.

Ferrer se ha animado a compartir la imagen en nuestra sección de Las Fotos de los Lectores. Beget está considerado uno de los pueblos más bonitos de Catalunya. “Es un pueblecito muy pequeño en la que la mayoría de las casas son segundas residencias y que posee una iglesia románica absolutamente preciosa”, destaca.

Josep M. Ferrer detalla que “la foto está tomada con máquina Nikon con las siguientes variables: Apertura. 7,1 Velocidad. 1/640 Distancia focal. 24 mm ISO. 320”.

Si te ha gustado la fotografía, que reproducimos a continuación en su formado original, te invitamos a participar en nuestra encuesta:


Una vista de Beget, pueblo que cuenta con una iglesia románica. (Josep M. Ferrer / JMF)

https://www.lavanguardia.com/partic...2163018912/vistas-pueblo-beget-catalunya.html
 
Registrado
3 Jun 2017
Mensajes
53.699
Calificaciones
146.838
Ubicación
España
Así viven los últimos descendientes de los incas
La remota comunidad Huilloc permite conocer su forma de vida a través del turismo responsable

La misma comunidad se provee de lana para usan para los tejidos (Marlenne García)
MARLENNE GARCÍA
12/06/2019 07:00
Actualizado a 12/06/2019 07:28

El último inca en el gobierno, Atahualpa -el “dichoso vencedor”-, murió en 1532 habiendo liderado el imperio durante los últimos dos años. Más tarde, la deleznable invasión española tomó Cuzco, arrasando con todo atisbo de cultura para imponer la suya. La historia ensalza las figuras de los reyes, emperadores y líderes de guerra, pero lo cierto es que, por muchos gobernadores que mueran, el pueblo siempre seguirá vivo.

Así lo demuestran las comunidades de los “Inkas Vivientes”, personas corrientes y sin linaje: los últimos descendientes reales del imperio inca. Una de ellas es la de Huilloc, una pequeña y humilde aldea situada a 40 minutos de las famosas ruinas de Ollantaytambo, en lo alto de la montaña, entre Machu Picchu y Cuzco. Y, durante mi viaje por aquellos parajes, mi objetivo, desde Ollantaytambo -ya masificado por el turismo según mi gusto- era visitarla.


Ollantaytambo es un pueblo del Valle Sagrado del sur de Perú, situado sobre el río Urubamba y entre montañas nevadas (Marlenne García)
Me dirigí al mercado de la localidad, frente al cual una furgoneta -que sirve habitualmente como transporte escolar- me trasladaría hasta la comunidad de Huilloc, en compañía de varios jóvenes que, después de clase, volvían a comer con sus familias.

Al llegar a mi destino, Bacilia me recibió con una gran sonrisa. La familia Usca Mamani es una de las casas anfitrionas que acoge a los viajeros que quieren conocer su comunidad. A través del turismo responsable, buscan reafirmar su identidad cultural generando a la vez oportunidades de estudio y autoempleo. Para ello han creado la Asociación de Jóvenes Indígenas Inkas Vivientes, que aglutina a las comunidades Huilloc, Rumira-Sordormayo, Patacancha y Challwaccocha, siendo esta última la más aislada y alejada de la civilización. Desde 2008 operan sin ánimo de lucro, fomentando laformación de jóvenes indígenas en un turismo rural, vivencial y comunitario de sanación.


Con las mujeres de la comunidad Huilloc en una de las calles de la aldea (Marlenne García)
Su objetivo es mejorar sus oportunidades de vida y lograr el “buen vivir”, una expresión procedente de la cosmovisión andina y amazónica que sigue vigente en los pueblos con descendencia inca. “Sumaq kawsay” me saludó Bacilia. “Significa la realización ideal y hermosa de una vida digna, en plenitud, persiguiendo el equilibrio con la naturaleza. Es lo que buscamos lograr a través del dinero que los turistas aportan a la comunidad por visitarnos”, me tradujo el hijo pequeño de Bacilia. La mayoría de los habitantes no saben hablar español; solamente se comunica en su lengua natal, el quechua. Gracias al arranque de la asociación, sus hijos pueden ir al colegio a estudiar castellano y, a la vez, aprender a fortalecer su idioma y poner en valor su cultura.

Una cultura que se comparte con los turistas a través de la convivencia con la comunidad como base de la visita. Bacilia me acomodó en el piso de arriba de su humilde hogar, lleno de murales con simbología andina pintados por su hijo pequeño. La cocina es el centro de la casa donde se congrega la familia la mayor parte del día. Entre sus actividades se encuentra el aprendizaje del quechua, de su cocina, de sus tejidos y del proceso de teñido natural, de la agricultura orgánica, las plantas medicinales, los rituales, las ofrendas a la “Pachamama”, e incluso danzas y juegos tradicionales.


Las comidas se hacen sin mesas, sentados en el suelo alrededor de los fogones de la cocina (Marlenne García)
Aunque la actividad que más llamó la atención de los vecinos de la localidad durante mi visita fue la de una excavadora que construía un puente destinado a unir las dos partes de la comunidad. Ni el mejor partido de fútbol genera tanta expectación como lo hizo la presencia de la maquinaria. Bacilia dejó la comida a medio cocinar y sus hijas pararon de tejer para aglutinarse alrededor de la pequeña obra pública. Allí se reunieron todos los habitantes de Huilloc, expectantes vigilando cualquier movimiento de la máquina que había llegado a su comunidad.

Desarrollo turístico
Un proyecto respetuoso

Estos pueblos se autogestionan a través de la agricultura y la confección de tejidos entre otras actividades artesanales. A través del turismo sostenible haciendo partícipes a los viajeros de su día a día, consiguen reconocerse, diferenciarse, valorarse y crecer interculturalmente. El desarrollo turístico local debe servir para mejorar la vida de estas familias, por ello en sus comunidades la gobernabilidad es asamblearia y participativa, con el fin de que todas las personas se involucren en las decisiones de la asociación. Se trata, en definitiva, de un proyecto comunitario y novedoso que a la vez respeta y ensalza las tradiciones y los ritos andinos.


El dinero que recauda la asociación se destina principalmente a que los niños puedan ir a la escuela (Marlenne García)
“Somos una empresa comunitaria indígena exitosa, que genera ingresos y autoempleo, promoviendo a su vez un desarrollo comunitario sostenible que nos hace merecedores de reconocimiento a nivel regional, nacional e internacional”, me explicó Victoria, la hija de Bacilia, haciendo hincapié en que era la primera española a la que acogían en su casa. Y es que habitualmente los turistas que les visitan proceden de Suiza, EE.UU., Francia, o incluso Rusia.

La familia Usca Mamani ha podido pagar la educación de sus dos hijos pequeños gracias a los ingresos que reciben por acoger a turistas. A partir de 50 soles (13 euros aproximadamente) puedes testar la experiencia en primera persona, ayudando a fortalecer estas comunidades enfocadas en poner en valor la sabiduría local, la recuperación de flora autóctona medicinal, la alimentación saludable y el “buen vivir” en armonía con la naturaleza y el desarrollo social.


El hijo pequeño de Bacilia haciendo los deberes mientras su madre prepara la cena (Marlenne García)
Cuatro días conviviendo con Bacilia no fueron suficientes. Tan sólo aprendí un atisbo del gran saber que esta comunidad nos puede enseñar: el valor de la humildad, la sencillez y el empoderamiento indígena. Hubiera necesitado más tiempo para apreciar por completo el gran valor que supone que estas comunidades sigan en pie.Luchan a contratiempo frente a un sistema cada vez más globalizado que amenaza con relegar su cultura a un simple tour turístico.

Los “Inkas Vivientes” ya han puesto sobre la mesa la solución a este problema. Ahora somos nosotros, los turistas, los que tenemos que apoyarla.


https://www.lavanguardia.com/ocio/v...huilloc-ultimos-descendientes-incas-peru.html
 
Registrado
3 Jun 2017
Mensajes
53.699
Calificaciones
146.838
Ubicación
España
Qué ver en Bolonia: 10 sitios imprescindibles en la joya de Tarifa
Qué ver en la playa de Bolonia, declarada como Monumento Natural en la provincia de Cádiz


Actualizado:14/06/2019 10:18h.

Bolonia está considerada la decimoséptima mejor playa de Europa y la cuarta mejor playa española en los premios Traveller's Choice Playas 2014. Declarada como Monumento Natural, se presenta como una de las últimas playas vírgenes de la península Ibérica y uno de los sitios más interesantes para visitar en verano en la provincia de Cádiz.

Miles de turistas visitan esta playa cada verano. Lo ideal es poder exprimirla en varias jornadas, aunque unos disponen de más tiempo que otros. Por ello, en este artículo se resumen los principales rincones en los que perderse, para tener claro qué ver en la playa de Bolonia y sus alrededores.

12345678910
  1. Baelo Claudia

    Su lugar más característico. Descubierta en 1917, cuando los investigadores encontraron los restos de una ciudad próspera, se trata de uno de los más importantes hallazgos arqueológicos de la provincia de Cádiz. Fue construida según los cánones clásicos de Roma, conforme a un proyecto urbanístico perfectamente planificado y racional en el entorno de Bolonia.

    Gracias al Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia la provincia de Cádiz conserva una de las mejores muestras del urbanismo romano que se conocen. Fue importante en la época por sus conservas y salazones, origen de la salsa denominada garum, que era exportada a todo el imperio.
Reportaje al completo y original:
https://www.lavozdigital.es/cadiz/c...%%value_ns_source%%&vli=%%value_ns_linkname%%
 
Registrado
3 Jun 2017
Mensajes
53.699
Calificaciones
146.838
Ubicación
España
Excursión al estanque de Banyoles
Viaje fotográfico por el lago más grande de Catalunya, el conjunto cárstico más extenso de España y que constituye un sistema medioambiental de notable valor

Haciendo ejercicio en las aguas del estanque de Banyoles. (Manel Serra / MS)
REDACCIÓN, BARCELONA
29/06/2019 06:01

El estanque de Banyoles es el lago más grande de Catalunya, en la provincia de Girona. El estanque y su cuenca lacustre son considerados el conjunto cárstico más extenso de España, constituyendo un sistema medioambiental de notable valor.

“Quiero mostrar la belleza del Estany de Banyoles a todo el mundo”, explica el lector Manel Serra, “por eso envío unas fotos del estanque en un día de sol y de relax”.

“Es una joya para la vista y para los sentidos. Merece la pena hacer una excursioncilla, darse una vuelta por el estanque y disfrutar de una comida al borde del agua en uno de los restaurantes que hay. No os lo podéis perder. El estanque de Banyoles siempre es diferente y muestra una imagen más atractiva si cabe”, destaca el autor de este reportaje fotográfico que ha compartido en las Fotos de los Lectores de La Vanguardia.


Las populares barcas de Banyoles. (Manel Serra / MS)

Cielo y arquitectura histórica en Banyoles. (Manel Serra / MS)

Haciendo ejercicio en las aguas del estanque de Banyoles. (Manel Serra / MS)

Cicloturismo en el estanque de Banyoles. (Manel Serra / MS)

Una vista del estanque de Banyoles. (Manel Serra / MS)

Reflejos sobre el agua del estanque de Banyoles. (Manel Serra / MS)

https://www.lavanguardia.com/partic...2/paisajes-estanque-lago-banyoles-girona.html
 
Registrado
3 Jun 2017
Mensajes
53.699
Calificaciones
146.838
Ubicación
España
Los billetes para las Cíes, camino de agotarse
Más de 21.000 personas ya han cerrado su visita hasta el 3 de agosto. Casi 3.000 se aseguran Ons

OSCAR VÁZQUEZ

DIEGO PÉREZ
VIGO / LA VOZ 01/07/2019 05:00 H

Cada vez resulta más difícil improvisar un viaje a las Cíes en verano. No ya de un día para otro, sino con bastante antelación. El sistema de control instalado por la Xunta de Galicia desde que se detectó el exceso de aforo en el archipiélago vigués está disparando las reservas y la venta anticipada de billetes. Ahora mismo son 21.105 las personas que ya han adquirido el tícket que da derecho a visitar la joya del único parque nacional de Galicia entre el 1 de julio y el 3 de agosto.

Pero la locura no ha hecho más que empezar, porque todo indica que la cosa se va a complicar sobremanera iniciada la temporada alta. A partir de hoy las reservas irán a más, hasta el punto de que empezarán a agotarse. De hecho, ya no quedan plazas disponibles para el primer domingo de julio, día 7, pues existen 1.800 reservas confirmadas (y 1.250 de los billetes ya están vendidos).


Tampoco era posible conseguir ayer un asiento en los barcos que llevaban a las Cíes. «Nosotros tuvimos que cerrar el viaje en el mes de mayo», comentaba Sabela Suárez, que disfrutaba de la playa de Rodas en compañía de sus hijas en una jornada no especialmente calurosa. La Federación de Asociaciones de Vecinos de Vigo aprendió la lección del año pasado (cuando se quedaron en tierra unas trescientas personas por fallos en la central de reservas) y confirmó con tiempo las plazas para organizar su tradicional viaje a las islas.

La isla de Ons presenta, de momento, números más modestos. Este fin de semana había 2.933 billetes vendidos hasta comienzos de agosto. Pero las cifras irán mejorando a medida que se adentre el mes de julio y se vayan agotando las plazas para las Cíes. De hecho, las navieras han reforzado los viajes desde Vigo al archipiélago de Bueu en previsión de lo que va a ocurrir.


Hay que tener en cuenta que este verano es el primero en el que entran en vigor los nuevos cupos de visitantes, que fueron sometidos a rebajas con la aprobación del plan rector del Parque Nacional das Illas Atlánticas. A las Cíes pueden acceder hasta 1.800 visitantes cada día y a Ons, 1.300. Son cantidades demasiado altas para los ecologistas que forman parte del patronato, partidarios de contener la presión humana (y aumentar las áreas protegidas y de reserva), y demasiado bajas para las empresas navieras, que han protestado al ver cómo se les escapaba una parte del negocio. Este año siguen operando las siete mismas empresas del anterior: Mar de Ons y Piratas de Nabia son las que acaparan la mayoría de los turistas, y les siguen Rías Gallegas, Cruceros Rías Baixas, Tours Rías Baixas, Bahía Sub y Cruceros do Ulla. Fuentes del parque nacional señalan que por ahora «no está habiendo problemas» con las compañías en la coordinación de las reservas de viajes.


Buena prueba de la creciente proyección turística de las Illas Atlánticas se refleja también en las previsiones de los cámpings. Hasta el 3 de agosto ya hay 2.795 billetes vendidos para acampar en las Cíes y 263 en Ons (aunque en esta última las reservas se elevan a 519). El primero tiene seiscientas plazas (doscientas menos que antes de la aprobación del plan rector del parque) y el segundo estrena un cupo de 209.

Aunque cada vez hay más visitantes fuera de la temporada estival, es evidente que el grueso de los mismos sigue concentrándose en los meses de julio y agosto. Desestacionalizar ese turismo y conseguir que, más que el sol y la playa, prime el descubrimiento de los valores naturales de un hábitat singular sigue siendo el gran reto al que se enfrentan los gestores de la parque. En las campañas de promoción que llevan a cabo las distintas administraciones sigue pesando excesivamente la imagen veraniega, como han denunciado las organizaciones ecologistas e incluso los hoteleros, que lamentan que no se haga un esfuerzo por conseguir más flujos, incluso de extranjeros, en otoño y primavera.


Mientras tanto, el caso de la escandalosa sobreventa de billetes a las Cíes destapada en el 2017 sigue su curso en el Juzgado de Instrucción número 3 de Vigo. La Fiscalía se querelló contra tres navieras al observar delitos continuados de falsedad y estafa y sus gerentes están siendo investigados. Al margen, la Xunta de Galicia impuso sanciones económicas a cuatro compañías por valor de casi un millón de euros debido a la obtención de un beneficio ilícito que no solo puso en riesgo a los pasajeros, sino también la preservación del espacio que cuenta con la mayor protección medioambiental. Por el juzgado han desfilado ya varios testigos e investigados. Uno de los últimos fue el gerente de Amtega, la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia, que tras prestar declaración vio cómo se archivaba la causa contra él al no apreciarse ninguna irregularidad.


Cuando se produjeron los hechos, podían acceder a las Cíes a diario 2.200 personas, además de las 800 del cámping. Según los controles de vigilancia, había días en que se duplicaba esa cifra. Una de las consecuencias de aquel escándalo fue la aceleración del plan rector de usos y gestión del parque nacional, que seguía pendiente, y la adopción del nuevo sistema de control telemático para obtener autorizaciones para visitar las islas y comprar los billetes.

Siete navieras vuelven a repartirse el negocio de los viajes regulares a los archipiélagos

De momento, hay 3.000 plazas reservadas para acampar durante el mes de julio.

https://www.lavozdegalicia.es/notic...s-cies-camino-agotarse/0003_201907V1C3991.htm
 
Registrado
3 Jun 2017
Mensajes
53.699
Calificaciones
146.838
Ubicación
España
México adictivo (Razones casi íntimas)
publicado por Yaiza Santos



La devoción que produce México en quien lo prueba se parece a los efectos del chile. La capsaicina, sustancia fundamental en el tatarabuelo del pimiento dulce, provoca escozor pero libera endorfinas, irrita a la vez que quita el dolor, no es que sea adictiva pero causa placer. Así este país y, muy especialmente, su capital.

Las causas del embrujo, que opera en almas de Dios y del diablo por igual, son claras para el que lo experimenta como el amor de una madre. Se ve, se siente, se toca; otra cosa es poderlo explicar. En diez años viviendo aquí me han preguntado a menudo: ¿por qué te gusta tanto? Un lugar tan inseguro, donde la ley es de cumplimiento aleatorio y la violencia, en varias regiones, el Estado que prevalece. La respuesta inmediata que suelo dar es que todo eso es verdad, pero no es toda la verdad. México son muchos Méxicos, muchas veces contradictorios entre sí, una realidad compleja, difícil de mostrar a golpe de titulares, por definición alérgicos a los matices.

El primer enganchado a México del que se tiene noticia quizá sea Gonzalo Guerrero, natural de Palos de la Frontera. El soldado Bernal Díaz del Castillo lo describe, en su crónica indispensable Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, junto a Jerónimo de Aguilar en Cozumel, donde los encontraron Hernán Cortés y sus muchachos. Ambos habían varado allí ocho años antes, cuando la expedición en la que iban, la de Juan de Valdivia, naufragó. Nada más saber de los nuevos castellanos, Aguilar opta por unirse a Cortés —del que acabará siendo traductor codo a codo con Malinalli Tenépatl, mejor conocida como La Malinche— e intenta convencer a Guerrero. Este le contesta:

«Hermano Aguilar, yo soy casado, tengo tres hijos, y tiénenme por cacique y capitán cuando hay guerras: íos vos con Dios; que yo tengo labrada la cara e horadadas las orejas; ¿qué dirán de mí desque me vean esos españoles ir desta manera? E ya veis estos mis tres hijitos cuán bonicos son. Por vida vuestra que me deis desas cuentas verdes que traéis, para ellos, y diré que mis hermanos me las envían de mi tierra»; e asimismo la india mujer del Gonzalo habló al Aguilar en su lengua muy enojada, y le dijo: «Mira con qué viene este esclavo a llamar a mi marido; íos vos, y no curéis de más pláticas».

Era el año de 1519 y ya existía una adicción llamada México. En ella caerían millones, a pesar de las dificultades para llegar al Nuevo Continente, que no solo tenían que ver con la Mar Océana. Las apunta Irving A. Leonard en Viajeros por la América Latina colonial (Fondo de Cultura Económica, 1992):

Para obtener pasaje en las flotas, cada viajero, incluso los miembros del clero, debían procurarse una licencia correspondiente a un pasaporte y presentar sus credenciales en la Casa de Contratación, concernientes a su estado legal y civil. La licencia concedida era válida solo por dos años, durante los cuales se esperaba que su poseedor viajara en la primera flota que pudiese alcanzar. Quienes carecían de este permiso tenían que entregar todas sus posesiones a la Corona: una quinta parte era para la persona y personas que hubiesen informado de la violación. Únicamente los oficiales, marinos y otros miembros de la tripulación quedaban exentos de la obligación de poseer una licencia; empero, si se prestaban a la evasión de la ley ayudando a viajeros no autorizados, también ellos incurrían en delitos plenos. Los pasajeros debían residir en la región de las colonias indicada en la solicitud; los que iban rumbo a Filipinas pasando por la Nueva España no podían permanecer aquí y, hasta donde fuera posible, debían negarse pasaportes a los súbditos españoles que, viviendo en aquel lejano archipiélago, quisiesen abandonar las islas. Este decreto era, evidentemente, un esfuerzo por estabilizar a la población europea en aquel remoto ámbito protegiendo así la precaria posesión de España.


Fotografía: Marysol* (CC BY-SA 2.0)
Así las cosas, ¿por qué los habitantes de países ancestralmente civilizados se sentían atraídos por el altiplano mesoamericano? ¿Por qué se quedaban? Hace unos años, intenté desentrañar estas preguntas para un ensayo sobre artistas extranjeros en México —la cantidad de ellos era tal que tres mil palabras pronto se quedaron cortas—, y gracias a ello supe de otras muchas razones objetivas para el asunto que nos atañe. Encontré, para empezar, muchos lugares comunes —«la luz más increíble que jamás se ha visto» (el pintor Marsden Hartley); «México, el último de los países mágicos» (Pablo Neruda); «piensa en el sol de esta tierra, en las curvas de las montañas, tan pronunciadas, en los horizontes que se extienden más allá del infinito y en la vida de los hombres, tan insignificantes; no es una curiosidad que visitar, sino una vida que hay que vivir» (Henri Cartier-Bresson)—, pero pronto fueron desmentidos por especialistas vivos.

Muchos artistas pueden decir que la luz aquí es distinta y es una estupidez —me dijo el historiador de arte y curador James Oles—: los colores aquí no son distintos. Todos estos son mitos que propugnan los artistas desde los años veinte. México es más barato, es más flexible para hacer cosas, con todo y su burocracia.

Oles, que se mudó en 1991 al Distrito Federal siendo estudiante de doctorado en Yale, daba un porqué contundente: «Hay muy pocos países en el mundo que tengan la densidad cultural que tiene México en todas sus épocas, desde el año 0 al 1000, o al 1700 o al 2000. Si agregas la variedad de comida, de paisajes, de clima, tienes un país increíble para vivir».

En aquella ocasión también hablé con Eugenio Echeverría, director del Centro Cultural Border y nacido en Barcelona, con cuyas razones también estuve de acuerdo:

A diferencia de Europa, México está muy vivo. Yo no sabía eso antes de venir, pero enseguida lo puedes medir: es un país efervescente. Siento, aunque suene un poco místico, que el espíritu europeo está cansado y aletargado, y un poco deprimido. Es un continente con una energía agotada, todo demasiado articulado. Sus políticas que generan el bien común limitan mucho las libertades individuales; aquí hay inseguridad, sí, pero creo que es un ambiente mucho más propicio para el desarrollo personal.

Puritita paradoja, pues.

La flexibilidad y la actividad frenética —lo que propicia el trabajo— y la densidad cultural —la capital mexicana es, después de Londres, la ciudad con más museos del mundo— son los motivos más obvios. Cualquier habitante foráneo aquí los mencionaría, y figuran en una lista junto a algunas islas de belleza —Coyoacán, San Ángel, la colonia Condesa, la Roma, Polanco—, la cantidad de árboles y parques que alberga —algo sorprendente para quien piense que el paisaje de México se mueve entre el desierto y la selva Lacandona—, o el sincretismo con lo prehispánico —razón de ser de México, pirámides junto a iglesias, más de sesenta lenguas indígenas vivas que han alimentado el idioma español y una larga lista de costumbres que incluyen, por supuesto y de manera notoria, una gastronomía infinita—.

Mención aparte merece el Centro Histórico de la capital, que conserva el mayor número de palacios coloniales de América Latina. Construido sobre el lago desecado de Tenochtitlán, un oleaje de calles torcidas por los temblores —otro detalle que no disuade al extranjero: esto es zona sísmica—, un escaparate de quillas barrocas varadas entre el ir y venir de la gente, un sostén apenas fuerte para iglesias arrodilladas que de lejos parecen veleros. Nadie que entre al Palacio de Bellas Artes, la mole porfiriana por fuera, art déco por dentro, decorada con murales revolucionarios, quedará indiferente.


Fotografía: Marysol* (CC BY-SA 2.0)
También es sustancia embriagadora la cortesía mexicana. Al profano desesperará que nunca jamás le digan que no, que empleen el camino más largo para decirle la verdad, que le siembren un velo de dudas a fuerza de buenas maneras. Pero. Una vez entendido el código, no podrá vivir sin él. El grito español le parecerá violento y la ausencia de ironía, muy triste.

Unido a ello se encuentran los usos y costumbres que rigen la amistad verdadera. Con el propio s*x* no cabrá el secreto; con el contrario, el coqueteo será constante (¡y estimulante!). La amistad verdadera, como el amor por México, puede nacer de manera súbita, una noche cualquiera. Chavela Vargas lo llamó sutilmente, en una entrevista con el periodista Pablo Ordaz, «el tequilazo», cuando le contó la última vez que estuvo en una cantina, precisamente con Pedro Almodóvar (El País, 10 de mayo de 2009):

Fue muy gracioso. Nos sentamos en la mesa de José Alfredo Jiménez y Pedro estaba feliz. Y yo le dije: no tomes tequila, porque cuando te dé el aire te caes. Y me dijo: no te preocupes. ¡Pues en cuanto le dio el aire se cayó! Le pasa a todo el mundo. A todos los turistas. Se caen. Es encantador el tequilazo. Me parece divino que México tenga eso del tequilazo. Bajas del avión, te tomas un traguito ¡y al suelo!

No me detendré en la pared majestuosa de los volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl —«la mujer blanca» y «el cerro que humea»—, hoy solo visibles unos cinco afortunados días al año. Ni en el aseo personal del que hacen gala los mexicanos desde que eran mexicas, que alcanza singularmente el cuidado de los dientes —documentado por los cronistas de Indias—, y que es indiferente a la condición social y económica. Ni en la casa del arquitecto Luis Barragán, de la que ya habló con cabalidad Arcadi Espada en una de sus columnas.

Sí lo haré en una de las razones más íntimas que me retienen en esta tierra: el baile. El son cubano, que entró a México por las costas de Veracruz y que está en peligro de extinción en su isla de origen, pervive aquí con fuerza y con naturalidad. No hay elaboración ni coreografía en lugares como La Embajada Jarocha, La Flor del Son, el Salón Los Ángeles, amenizados con orquestas en directo formadas por músicos de calidad. Hombres y mujeres se visten de punta en blanco y acuden en parejas a ejecutar pasos que han sabido desde siempre. Si una señorita no lleva pareja, algún señor la sacará a bailar y al terminar la pieza, con todo respeto, la acompañará a su mesa y le dará las gracias. La edad no importa. Es un lugar de otra época. ¿Me gusta México porque es decadente? Podría ser.

El caso es que, fuera de todas estas razones, sigo sin saber por qué. En la entrevista de marras, Chavela también le dijo a Ordaz: «A veces me despierto en Madrid y temo que esté temblando». A mí también me pasa. Y me descubro extrañando el terremoto.

https://www.jotdown.es/2019/07/mexico-adictivo-razones-casi-intimas/
 
Registrado
3 Jun 2017
Mensajes
53.699
Calificaciones
146.838
Ubicación
España
O Naseiro, la gran romería ayer y hoy
Fue recuperada en los años 20, en 1967 obtuvo el título de interés turístico y ahora está en peligro

CEDIDAS POR DE CARLOS NUEVO

YOLANDA GARCÍA
VIVEIRO / LA VOZ 02/07/2019 11:34 H

Un 13 de agosto de 1964, La Voz de Galicia entrevistaba a Lucio Tiagonce Álvarez, entonces presidente de la comisión de fiestas de Viveiro y posteriormente creador del Festival de la Canción del Landro, declarando sobre proyectos de futuro: «Está en nuestro ánimo unir nuestras fiestas a las fiestas renombradísimas del Naseiro, una romería a la que acuden más de diez mil personas y que se celebra todos los años el cuarto domingo de agosto». A partir de entonces, aumentaron los días de celebración pues ya a mediados de los 60 comenzaban a acampar en el valle y durante más días y se mejoró el tráfico «gracias a la carretera de la circunvalación», anunciaba Tiagonce en 1966, un año antes de que la romería en honor a Nuestra Señora de los Remedios, que Rafael Vilseca describía como «xeitosiña», obtuviese la declaración de Interés Turístico Nacional. Al siguiente, en 1968, la Romaxe do Bo Xantar se prolongó durante tres días ya y con un cartel en el que llamaba la atención la presencia de una orquesta, Los Mayorales, que había estado de gira por Japón y Jornada nada más y nada menos. En el baile que amenizaron, y que comenzaba a las seis y media de la tarde, compartían escenario ya con París de Noia. En el cartel de ese año no faltó el Grupo de Coros y Danzas de Viveiro que había sido premiado en un programa de TVE. Ya desde aquellos años, lucía también O Naseiro por reunir al «mejor folclore galaico» a orillas del Landro como Os Amigos, Os Montes, Os rosales, Brisas do Landro... a la vez que altas personalidades y sus familias en las mesas. «Naseiro se ha convertido en la romería gallega por excelencia» era el titular de 1970. En su historia hubo riadas también: en 1973 el agua llegó hasta el altar de la capilla.

https://www.lavozdegalicia.es/notic...-gran-romeria-ayer-hoy/0003_201907X2C8995.htm
 
Registrado
3 Jun 2017
Mensajes
53.699
Calificaciones
146.838
Ubicación
España
Kailas, el centro del universo tibetano
La montaña más sagrada de Asia

Yaks tibetanos frente el monte Kailas (isoft / Getty Images/iStockphoto)
SERGI RAMIS
08/07/2019 07:00 Actualizado a 08/07/2019 07:22


En el rincón más occidental del Tíbet, en medio de las soledades del Transhimalaya, se halla la montaña más sagrada de Asia. Hasta cinco religiones –hinduistas, budistas, jainistas, sijs y bön– la tienen en esa consideración. Es una montaña modesta para los estándares de la zona (6.638 m), pero jamás ha sido hollada por el ser humanoprecisamente por su consideración de casi deidad. Además, en la cúspide Siva se sienta en su trono, de manera que no sería aceptable perturbar su calma.

El monte Kailas es una pirámide perfecta. Suele decirse eso de muchos picos, pero en este caso hablamos de una montaña de cuatro costados que se distingue por su capuchón de hielo que asemeja un glaseado, y cuyas franjas horizontales muestran los estratos de un alzamiento orogénico anterior a la cordillera del Himalaya. Es decir, cuando la sierra más imponente del mundo se formó, el Kailas ya estaba allí.

Cuando el Himalaya se formó, el Kailas ya estaba allí

En esa región aislada del Tíbet, únicamente poblada por los nómadas tibetanos y los destacamentos del ejército chino, se da la circunstancia de que nacen cuatro de los grandes ríos asiáticos, partiendo cada uno de ellos hacia un punto cardinal: el Brahmaputra, el Indo, el Karnali y el Sutlej. Para acabar de conformar la explicación cosmogónica de la importancia del Kailas, a sus pies se halla dos lagos gemelos. El Manasarovar es de forma redondeada, se asocia con la imagen del Sol y es también santo. El Raksas Tal dibuja la silueta arqueada que se relaciona con la Luna y los budistas creen que es el hogar de los peores demonios. Un canal los une, y cuando el primero rebosa y traspasa agua al segundo, atenúa su maldad.


Lago Manasarovar, Tibet. (Zzvet / Getty Images/iStockphoto)
Por todos estos elementos mágicos, el Kailas es objeto de peregrinación desde hace siglos. Quien consigue rodear la pirámide en una caminata de 52 km (que toma como mínimo tres días) se libra directamente de ir al infierno. Los hinduistas incluso se bañan en el lago Gauri Kund, cerca de los cinco mil metros de altura, para celebrar su nuevo nacimiento.

La temporada de peregrinación –el invierno es largo y crudo y la zona, impracticable–, comienza coincidiendo con la luna llena del mes de mayo. Entonces tiene lugar en las explanadas de la cara sur del Kailas la celebración del Saga Dawa. Es un festival en el que se alza un gigantesco mástil adornado con banderas de oración. Tras unas ceremonias litúrgicas, comienza la estación en que cientos de peregrinos de todas las creencias implicadas giran en torno a la montaña santa. En octubre suelen cortarse de raíz las visitas, pues las temperaturas son tan bajas y los vientos tan fuertes que impiden la caminata.


Banderas de plegaria ante el monte Kailas (birdigol / Getty Images/iStockphoto)
Para los budistas tibetanos, el Kailas es la figura terrenal del mítico monte Meru, el centro del universo. Para llegar hasta el inicio del trekking de tres días hay que tener experiencia en montaña, aclimatación a la altura (hay que salvar un collado a 5.470 metros) y la epidermis curtida, pues hay un viaje de más de cuatro días por “carretera” desde Lhasa, la capital del país. También es posible acometer la experiencia viajando desde el remoto valle nepalí de Humla Karnali, pero entonces reclama una caminata previa de una semana por el lado sur de la cordillera, bajo la segura presencia de las lluvias del monzón.

La recompensa a esas penalidades físicas: la experiencia de estar a la sombra de la montaña más sagrada de Asia, un paisaje puro de cielos infinitos, uno de los últimos rincones de la Tierra donde el ser humano no ha conseguido disipar ni un ápice de su magia primigenia.


El Monte Kailas y las galaxias de noche (Ivan Wang / Getty Images/iStockphoto

https://www.lavanguardia.com/ocio/v...9/kailas-el-centro-del-universo-tibetano.html
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)