Todo sobre ISIS/Estado Islámico - Aquí (1 Viewer)

Registrado
7 Abr 2011
Mensajes
6.630
Calificaciones
12.410
Ubicación
Regiòn Costa Caribe Sur, Nicaragua.
que no, NO ES el Islam como tal.
Siempre he pensado que lo que mueve a esta gente es el fanatismo.... y basado en mi experiencia personal eso es peligroso, atentador y todo lo demás relacionado, a como se encuentren con un fanático de cualquier religión huyan de esa persona.....
 

Registrado
16 Mar 2013
Mensajes
6.159
Calificaciones
19.238
parece ser que lleva años con la misma agenda...este, jeje, sabe menos que yo sobre el Q'ran...y no digamos sobre el Antiguo y el Nuevo testamentos...:banghead::banghead::banghead:

NEW! Former Muslim Rashid reveals that he had never been a Muslim! (1/2)


Fake Ex Muslim Rasheed P4/4


Published on Sep 30, 2009
Part 4:


taking off the mask of "Former Muslim" Rashid - Exposing his false allegations against Islam and his wrong understanding about Christianity. It seems that he neither read the Quran nor the bible.

...
Note:
This video isn't meant as an offense against Christianity or the bible. It is rather an advice to take information (about Islam) from the right authentic sources.
 
Registrado
23 Nov 2013
Mensajes
9.996
Calificaciones
70.948
I slam radical: el choque ideológico y el papel de los cristianos
El experto en islam Jay Smith explica la filosofía que impulsa los movimientos radicales islámicos en el mundo. “Los cristianos evangélicos -apunta- son quienes mejor pueden comprender, y por tanto confrontar, estas ideas”. AUTOR Redacción P+D ESPAÑA 01 DE SEPTIEMBRE DE 2017 19:22 h Jay Smith, durante la entrevista realizada por Peter Saunders en el European Leadership Forum de 2016. / FOCL.org
Los recientes atentados en Barcelona, así como los ataques anteriores en otras ciudades, han golpeado la conciencia de millones de personas, generando cuestiones sobre libertad, seguridad, religión y convivencia. Así como entidades y comunidades islámicas muestran su rechazo y denuncian la instrumentalización de la religión, las preguntas sobre el islam radical siguen presentes en los debates, los periódicos y las redes sociales.
Quizá lo que más cuesta entender a la sociedad es el hecho de que varios jóvenes criados y educados en España puedan llevar a cabo una acción tan monstruosa.
La pregunta no solo se la están haciendo aquí, sino que muchos países occidentales enfrentan situaciones similares en los últimos quince años. En el ámbito evangélico, alguien acostumbrado a responder a esta pregunta es Jay Smith, conferenciante internacional y fundador del Centro de Apologética Pfander, que lleva dos décadas produciendo materiales sobre el islam e investigando sus orígenes, historia y desarrollo actual. Jay Smith es un invitado habitual en el European Leadership Forum, donde el año pasado fue entrevistado sobre el tema: ISIS en Europa. En la misma, que transcribimos a continuación, responde sobre la expansión del islam radical, sus fundamentos ideológicos y la estrategia que propone para combatirlo. Pueden ver el vídeo de la entrevista (en inglés) al final del reportaje.
P. Lo primero que nos gustaría saber es :¿qué es ISIS?
R. En este tiempo en el que he estado investigando y tratando con musulmanes, creo que no ha habido ningún grupo que defina el islam mejor que el ISIS. Su nombre es un acrónimo de Estado Islámico de Irak y Siria. Y eso es: un grupo que se ha juntado, pero para entender a este grupo, hay que ir a las fuentes. Para ello debemos bucear en el islam radical. Y si queremos entender cuáles son las fuentes de este islam radical, debemos remontarnos a Ibn Taymiyyah. En el siglo XIII,Ibn Taymiyyah fue quien definió lo que debía ser el islam. Él dijo que para ser un buen musulmán, lo que debes hacer es leer el Corán, y para entender como llevarlo a la práctica, debes seguir el ejemplo de Mahoma. Tan simple como esto: lee el libro y sigue el hombre. Curiosamente, si nos vamos a Europa unos siglos después encontramos a Lutero, que presenta una idea inteligente: si deseas ser un buen cristiano, debes leer el libro -Sola Escritura- y seguir el modelo de vida de Jesucristo. Este es el cimiento de la Reforma. Así que cuando la gente se pregunta si el Islam ha vivido su Reforma, yo señalo que la tuvieron doscientos años antes de que ocurriese en el cristianismo. ¿Por qué? Porque si vemos lo que sucede después, en el siglo XVII hay dos destacados teólogos islámicos estudiando en Medina, uno es Abd-al-Wahhab, que dio comienzo al wahabismo, presenta el mismo paradigma: para ser buen musulmán, lee el Corán modelado por el hombre, Mahoma.
P. ¿Esta es la forma de islam con gran influencia hoy desde Arabia Saudí?
R. Exacto. Y la razón es que una vez más vamos a las fuentes. La familia saudí quiere expandirse y controlar el islam en toda Arabia, erradicaron a cualquier otro grupo que estuviera contra ellos. Pero este control político no se da sin un respaldo religioso, una legitimidad que viene de su seguimiento de las fuentes. El wahabismo une a las mezquitas bajo su control, basa su teología en Al Wahhab, que basó su teología en Ibn Taymiyyah. El otro hombre que estudia en Medina a la vez, Wahi Jula, de India. Lleva estas enseñanzas y sus discípulos se extienden en la zona de Pakistán y hacie al sureste de India. Ahora avancemos: en el siglo XX en Egipto, Hassan al-Banna funda los Hermanos Musulmanes. Se basa en las enseñanzas wahabitas. Por lo tanto esto no es algo nuevo. Este islam radical es muy antiguo. El mejor alumno de Hassan al-Banna era Said Qutb, que con la misma narrativa de “el libro y el hombre”, Corán y Mahoma, lidera a los Hemanos Musulmanes. Fue encarcelado por Nasser en Egipto y en prisión escribe dos libros: “Hitos” y “A la sombra del Corán”, que son los libros de cabecera de todos los musulmanes radicales. En estos libros, Qutb hace lo mismo que decía Ibn Taymiyyah: tomar el Corán y, verso a verso, aplicarlo a la época presente de acuerdo a las enseñanzas y vida de Mahoma. Qubt fue asesinado en prisión, pero su legado continúa. Su mejor estudiante fue Aymán al-Zawahirí, egipcio, miembro de los Hermanos Musulmanes, que se encontró con Osama Bin Laden, un hombre que no sabía mucho de teología pero tenía mucho dinero. Ambos crearon Al Qaeda, que significa “la base”. Otra vez, la vuelta a las fuentes. Vuelven al libro modelado por el hombre. Al Qaeda no fue bienvenido en Arabia, pero son invitados por otro grupo que está en India y Pakistán. Hay dos grupos allí que les reciben. Uno es Jamaat-e-Islami, un grupo muy popular en Pakistan, y el otro es Tablighi Jamaat, fundado por Muhammad Ilyas. Este es hoy probablemente el grupo más radical en el mundo, y el más grande. Están en 120 países y tienen…
P. Son el grupo que tenía conexiones en la mezquita de Londres…
R. Exacto. Están en Reino Unido, son muy importantes. Este movimiento comenzó en 1926. Tiene casi cien años. Tienen una militancia de 80 millones de personas. Es un grupo mayor que la población de Reino Unido. DE AL QAEDA AL ISIS P. Al presentarnos toda esta perspectiva, ¿qué proceso es el que genera a ISIS? R. Tenemos que examinar primero el comienzo de Al Qaeda.
P. De aquí procede el 11-S.
R. Ese es el momento en el que nos acercamos en Occidente al islam radical. El hombre de Al Qaeda en Irak y Siria es Al Zarqawi. Uno de sus mejores amigos es Abu Bakr Al Bagdadi, quien ahora es el líder de ISIS. Este es un iraquí que tiene conocimientos, tiene un máster en la Universidad de Bagdad en Teología Islámica. Bagdadi sigue a Zarqawi, pero Bagdadi no tiene paciencia, y quiere hacer exactamente lo que hacía Mahoma.
P. ¿Personas como Osama Bin Laden no eran tan radicales?
R. Bin Laden quería lo mismo, pero de forma más lenta. En cambio Bagdadi decide llevar a cabo el estado teocrático inmediatamente. Así es como empieza ISIS. Ellos en 2014 se expanden y comienzan a tomar ciudades captando la atención de todo el mundo. ISIS lo que quiere hacer es aplicar exactamente lo que Mahoma hizo y dijo. En su revista, Dabiq, ellos explican sus métodos. Todo lo que hacen, cada acción, lo apoyan con textos y con el ejemplo de Mahoma. Por eso digo que no había visto un grupo que llevase tan a rajatabla este sistema antes descrito: el libro y el hombre. Por eso son tan peligrosos.
P. Lo que estás diciendo es que este grupo está volviendo a los comienzos del Islam, mirando a la Sura, al Hadid, al ejemplo de Mahoma en lo que dijo e hizo, al Corán, y aplicándolo literalmente a lo que viven hoy.
R. Literalmente, sí.
P. ¿Tienes algunos ejemplos de esto?
R. Por ejemplo, podemos ver lo que hicieron cuando tomaron la ciudad de Tikrit. Ellos entraron en Tikrit, y tuvieron acceso a los archivos militares. Allí pudieron comprobar que había muchos soldados chiítas. ISIS es sunita. Así que fueron a las casas de los chiítas, los arrestaron y los llevaron en fila, y los hicieron ponerse recostados antes de fusilarlos a todos. Eso es exactamente lo que hizo Mahoma con la tribu judía Banu Qurayza, en el siglo séptimo. El ISIS lo hizo y lo grabó todo, con la bandera al fondo, una bandera con las palabras “Mahoma es el profeta”. Y lo hacen así, no para que Occidente lo vea, sino para el mundo musulmán lo vea, y sepan que ellos hacen lo mismo que hacía Mahoma. Es una manera de que ellos puedan decir: “mira, están haciendo justo lo que Mahoma hizo”. Vayamos con otro ejemplo, ahora en Mosul. Esta es una ciudad cristiana por siglos. Ellos marcaron las casas con la letra N árabe, de “nazareno”, que es como se identifica a los cristianos en el Corán. En cada casa donde ponen este símbolo, demandan que cualquiera que viva allí tiene que pagar el impuesto, o convertirse, o ser asesinado. Es lo mismo que demandó Mahoma en el siglo séptimo a judíos y cristianos. Por lo tanto están siguiendo además lo que el Corán indica que hay que hacer, en la Sura 9:29. Mostrando la autoridad del Corán y el ejemplo de Mahoma, vemos este paradigma nuevamente: el libro y el hombre. EL RECHAZO MUSULMÁN A ISIS
P. ¿Qué piensan la mayoría de los musulmanes de ISIS? Porque el discurso que aquí se oye es que esto no es islam, que no quieren identificarse con ellos.
R. Creo que en Occidente hay muchos musulmanes que pueden decir esto, y de hecho, hay muchos musulmanes que están viniendo a nuestros países porque piensan así. ¿Por qué hay tantas personas llegando a Europa? Están huyendo de ISIS. Tienen miedo de lo que ISIS hace y representa. Lo cierto es que la mayoría de los musulmanes que viven en Europa nunca han leído el Corán, ni tampoco han seguido lo que Mahoma dijo o hizo. Sin embargo se produce también el movimiento contrario. Es devastador: vemos a cientos de jóvenes criados en Europa que viajan para unirse al ISIS. Jóvenes que no son iraquíes ni sirios, son europeos, algunos pakistaníes… ¿Por qué lo hacen? ¿Qué les lleva a dejar sus familias, su vida, su comodidad? No hay razones lógicas. La única razón es que ellos están leyendo el Corán y los dichos de Mahoma.
P. Es decir, estos jóvenes están volviendo a las fuentes.
R. No solo a las fuentes, sino a una visión apocalíptica, que es la que proclama ISIS. Esta es su agenda. Quieren establecer un Califato, reestableciendo la edad de oro del Islam. Quieren volver al principio. Cuando hablas con ellos te das cuenta que no es algo que ellos deseen o quieran, es algo que para ellos ha sido ordenado por Alá. Este es el modelo de Dios para la humanidad. Ellos consideran que además que ese período es el único de un islam puro, sin corrupción. Hay un verso algo oscuro que ellos usan, que dice en los tiempos finales los musulmanes van a vencer a los romanos en Dabiq, una pequeña ciudad al norte de Siria. Ellos asumen que este tiempo es el actual. Hace unos dos años ellos capturaron a Peter Cassig, un trabajador social estadounidense. Fue ejecutado en Dabiq, con otros diecisiete soldados capturados. Lo hicieron allí, porque tiene un gran simbolismo. Los otros diecisiete, ninguno tenía barba, como prueba de que ya ninguno era musulmán. Y son ejecutados con la cabeza descubierta, para que todo el mundo pudiese ver quienes eran. Cada uno era de una nacionalidad distinta, todos ellos de países no islámicos. Era una forma de señalar que esta lucha del islamismo radical es en todo el mundo. En julio de 2014, cuando Abu Bakr Al Bagdadi dio el sermón tras conquistar Raqqa, con su ropa de civil, él reclamó haberse convertido en el legendario califa. Y quitó las dos últimas letras del nombre de ISIS, para dejarlo solo como IS, “Islamic State (Estado Islámico)”. Ya no es más el de Irak y Siria, sino el Estado Islámico de todo el mundo. Ellos creen esto y su visión es llegar a todo el mundo. Bajo el modelo de seguir un libro, el Corán, y el ejemplo de un hombre, Mahoma. DERROTA MILITAR, NO IDEOLÓGICA
P. Cuando vemos movimientos que se han unido al ISIS, como Boko Haram en Nigeria, o grupos en Libia o Somalia, ¿cómo se relaciona con el Estado Islámico?
R. Estos grupos rinden tributo. Al Qaeda no lo ha hecho porque compite con el Estado Islámico, aunque persigue el mismo propósito. La única diferencia es que Al Qaeda no ha ido tan rápido. Creo que ISIS puede ser derrotados militarmente, como parece que podría suceder, pero no es tan fácil derrotarlos teológicamente, ideológicamente.
P. Ante la evidencia de que pierden terreno, ¿cuál es entonces la amenaza?
R. La mayor amenaza es su filosofía, su ideología. La idea de que un grupo por primera vez está aplicando exactamente lo que Mahoma hizo y dijo. Ellos están siguiendo el Corán verso a verso y aplicándolo a la actualidad. ISIS podría desaparecer pero bajo esta filosofía podría surgir otro grupo. En el sureste de Asia, por ejemplo, está el mayor número de radicales islámicos del mundo. La población musulmana allí es de prácticamente 500 millones. Debemos despertar a esta realidad para enfrentarla.
P. ¿Cuál debe ser la respuesta militar?
R. Es complicado para mí, porque soy pacifista. Pero creo que sí hay una labor de las fuerzas de seguridad. Se está intentando que no se extiendan. Pero por eso lo que me asusta, y en lo que yo insisto, es que estamos dejando de lado la batalla ideológica, la batalla teológica. Eso es algo que la fuerza militar no puede hacer. Si quieres confrontar la ideología, tendrás que enfrentar sus fuentes: el libro y el hombre. ¿Quién puede hacer eso? ¿Pueden los gobiernos enfrentar esto?
P. Entiendo que la iglesia cristiana puede hacerlo.
R. Algo que he dicho sobre ISIS es similar a lo que se puede decir de nosotros. Los cristianos volvemos a las fuentes. Basamos nuestra creencia y vida en lo que enseña el Nuevo Testamento, modelado en la persona de Jesús. Así que partimos del mismo paradigma del que parten ellos. Vemos como Jesús actuó en el primer siglo y lo trasladamos a nuestro tiempo. Para nosotros es más fácil porque la Biblia está hecha para eso. Lo vemos en la vida del apóstol Pablo, como el evangelio se aplica de forma contextual en distintos lugares. Creo que como partimos del mismo paradigma, es que podemos entenderlos mejor que nadie. No creo que una persona secular pueda entender lo que hemos hablado. Creo que solo los cristianos somos capaces de entender el poder que tiene el libro, y el poder del ejemplo del hombre.
P. Lo que dices es que muchos miran a ISIS y se asombran de su poderío militar, económico, tecnológico… Pero su verdadero poder es ideológico. ¿Cómo combatimos esta ideología tan arraigada en estos hombres?
R. Tenemos que atacar al libro y al hombre.
P. Esto suena peligroso.
R. Lo es. De hecho, estas cosas no se pueden hacer en los países musulmanes. En Pakistán tienen leyes establecidas que no permiten hablar mal sobre Mahoma ni sobre el Corán.
P. Pero aquí en Occidente nos encontramos a muchas personas, políticos, diciendo que el islam es paz.
R. ¿Recuerdas a Tony Blair? Él decía que había leído el Corán tres veces y que solo había encontrado paz y tolerancia. Así que o bien mentía, o bien estaba siendo un buen político. O ambas cosas. Pero los políticos deben decir estas cosas, es su labor. Esa no es su batalla, ellos no van a confrontar al Corán. Si Tony Blair hubiera leído el Corán, hubiese encontrado que está lleno de violencia. Obviamente, dijo esto porque él no puede lidiar esta batalla, los políticos no pueden confrontar el Corán. Ni siquiera los académicos pueden confrontarlo. Entonces, ¿quién lo va a hacer? Nosotros somos los que podemos hacerlo. CONFRONTAR LAS FUENTES P. Entonces, ¿cómo lo hacemos de forma práctica? ¿Podemos confrontar la autoridad de Mahoma, y crear semillas de duda en los creyentes? R. Esta es la pregunta del millón de dólares. Y esto es lo que llevo intentando hacer desde hace 32 años. Hay que confrontar tres elementos: Mahoma, Alá, y el Corán. De estas tres cosas depende todo el islam. La cuestión es que el mismo islam prohibe confrontar estos elementos. Ellos mismos no se permiten preguntarse por ello. ¿Por qué? P. Estás en Londres, donde puedes confrontar con libertad en debates estas ideas. R. Nunca ha sido tan fácil como ahora. En los últimos dos años estamos editando muchos materiales que confrontan el Corán y a Mahoma, usando los mismos criterios críticos con los que se suele atacar a los cristianos con respecto a la Biblia o a Jesús. P. ¿Y estas críticas qué provocan? R. Algunos se enfadan mucho, otros se sienten confusos, otros desilusionados… Pero lo interesante es que también hay respuestas positivas. Muchos se han convertido en cristianos gracias a la exposición a estos materiales. Pero también hay otros que agradecen esta actitud. En el Speaker’s Corner (espacio en Londres donde se puede dar discursos con libertad) se nos acercan ateos a felicitarnos. Nos agradecen que por fin estemos confrontando y hablando sobre la verdad. No les importa tanto nuestro testimonio, la pregunta profunda es “¿qué es verdad?”. Por eso, todo lo que hemos aprendido sobre la crítica histórica al Nuevo Testamento y a Jesús nos da seguridad en lo que creemos, pero nunca nadie aplica la misma crítica al Corán. Estamos tomando las mismas preguntas que nos han hecho a nosotros, y las aplicamos a Alá, al Corán y a Mahoma. P. ¿Qué cosas se han podido avanzar con respecto al conocimiento del Corán y de Mahoma en el ámbito académico? R. Empecemos por Mahoma. No tenemos ninguna referencia histórica a Mahoma externa al Corán hasta el 691, unos sesenta años después de su muerte. No tenemos ninguna referencia al término “musulmán” hasta el 692, y supuestamente Mahoma (que murió 60 años antes) fue el primer musulmán. Estamos buscando las referencias en las fuentes árabes. No hay referencias, no existen, antes del 692. Aún más: no hay ninguna referencia a una ciudad llamada Meca antes del 741. No hay. Casi 90 años después de la muerte de Mahoma. P. ¿No hay evidencias de que el Corán haya sido recibido por Mahoma, escrito, autorizado y distribuido durante su mandato, que es lo que la tradición islámica enseña? R. La primera vez que esto se escribió es en el 870. Más de doscientos años después de la muerte de Mahoma. P. ¿O sea que cuestionas la historia temprana Islam? R. Exactamente. Toda la historia del Islam primigenio está en duda. P. ¿Cómo es posible presentar esto adecuadamente? R. Para ello es necesario comenzar con Abd al-Malik. Es un califa importante, que gobierna del 685 al 705. Es quien construye el Domo de la Roca, en Jerusalén. ¿Por qué lo hace? ¿Qué sentido tenía construirla en Jerusalén, la mayor estructura que construyó, y no en la Meca o en Medina? Las personas no se hacen estas preguntas. Algo más: examinemos el Corán, de acuerdo a sus referencias geográficas. Hay 65 referencias. No hay ninguna que se corresponda a La Meca. O examinemos las referencias a Mahoma. se habla en el Corán del Profeta de Dios. Solo cuatro veces aparece su nombre. Pero de la Meca, ni una vez. Así que tenemos un hombre que vivía en lugar con un valle, con muchos árboles, y tiene contacto con personas de ciudades cercanas. Las referencias geográficas no cuadran. Sin embargo, nosotros hoy podemos ver la estructura de las mezquitas más antiguas. Todas ellas, las mezquitas más antiguas de Siria, de Jordania, el Líbano, aún de China, en todas ellas, ninguna apunta a la Meca. Todas apuntan a Petra, en Jordania. Hasta el 732 todas las mezquitas apuntan hacia Petra. P. ¿Y sobre Mahoma? R. No sabemos nada sobre él, fuera de las fuentes islámicas. Mahoma existió, fue un guerrero. Pero no sabemos nada de Mahoma de fuentes externas. La primera biografía llega doscientos años después de su muerte. Lo que sabemos es que su nombre está en el Domo de la Roca, en Jerusalén. Y estas inscripciones lo que hacen básicamente es atacar la fe cristiana. Son un ataque a la divinidad de Cristo, por tanto, un ataque al imperio bizantino, y un ataque a la linea de Isaac, siendo presentado Mahoma sobre ellos. Hay un simbolismo geográfico: el domo de la Roca está justo encima de la iglesia del Santo Sepulcro, y justo encima del Monte del Templo. Y una vez introducen al hombre, llega luego el libro.
Leer más: http://protestantedigital.com/socie...hoque_ideologico_y_el_papel_de_los_cristianos
 

Registrado
16 Mar 2013
Mensajes
6.159
Calificaciones
19.238
I slam radical: el choque ideológico y el papel de los cristianos
El experto en islam Jay Smith explica la filosofía que impulsa los movimientos radicales islámicos en el mundo. “Los cristianos evangélicos -apunta- son quienes mejor pueden comprender, y por tanto confrontar, estas ideas”. AUTOR Redacción P+D ESPAÑA 01 DE SEPTIEMBRE DE 2017 19:22 h Jay Smith, durante la entrevista realizada por Peter Saunders en el European Leadership Forum de 2016. / FOCL.org
Los recientes atentados en Barcelona, así como los ataques anteriores en otras ciudades, han golpeado la conciencia de millones de personas, generando cuestiones sobre libertad, seguridad, religión y convivencia. Así como entidades y comunidades islámicas muestran su rechazo y denuncian la instrumentalización de la religión, las preguntas sobre el islam radical siguen presentes en los debates, los periódicos y las redes sociales.
Quizá lo que más cuesta entender a la sociedad es el hecho de que varios jóvenes criados y educados en España puedan llevar a cabo una acción tan monstruosa.
La pregunta no solo se la están haciendo aquí, sino que muchos países occidentales enfrentan situaciones similares en los últimos quince años. En el ámbito evangélico, alguien acostumbrado a responder a esta pregunta es Jay Smith, conferenciante internacional y fundador del Centro de Apologética Pfander, que lleva dos décadas produciendo materiales sobre el islam e investigando sus orígenes, historia y desarrollo actual. Jay Smith es un invitado habitual en el European Leadership Forum, donde el año pasado fue entrevistado sobre el tema: ISIS en Europa. En la misma, que transcribimos a continuación, responde sobre la expansión del islam radical, sus fundamentos ideológicos y la estrategia que propone para combatirlo. Pueden ver el vídeo de la entrevista (en inglés) al final del reportaje.
P. Lo primero que nos gustaría saber es :¿qué es ISIS?
R. En este tiempo en el que he estado investigando y tratando con musulmanes, creo que no ha habido ningún grupo que defina el islam mejor que el ISIS. Su nombre es un acrónimo de Estado Islámico de Irak y Siria. Y eso es: un grupo que se ha juntado, pero para entender a este grupo, hay que ir a las fuentes. Para ello debemos bucear en el islam radical. Y si queremos entender cuáles son las fuentes de este islam radical, debemos remontarnos a Ibn Taymiyyah. En el siglo XIII,Ibn Taymiyyah fue quien definió lo que debía ser el islam. Él dijo que para ser un buen musulmán, lo que debes hacer es leer el Corán, y para entender como llevarlo a la práctica, debes seguir el ejemplo de Mahoma. Tan simple como esto: lee el libro y sigue el hombre. Curiosamente, si nos vamos a Europa unos siglos después encontramos a Lutero, que presenta una idea inteligente: si deseas ser un buen cristiano, debes leer el libro -Sola Escritura- y seguir el modelo de vida de Jesucristo. Este es el cimiento de la Reforma. Así que cuando la gente se pregunta si el Islam ha vivido su Reforma, yo señalo que la tuvieron doscientos años antes de que ocurriese en el cristianismo. ¿Por qué? Porque si vemos lo que sucede después, en el siglo XVII hay dos destacados teólogos islámicos estudiando en Medina, uno es Abd-al-Wahhab, que dio comienzo al wahabismo, presenta el mismo paradigma: para ser buen musulmán, lee el Corán modelado por el hombre, Mahoma.
P. ¿Esta es la forma de islam con gran influencia hoy desde Arabia Saudí?
R. Exacto. Y la razón es que una vez más vamos a las fuentes. La familia saudí quiere expandirse y controlar el islam en toda Arabia, erradicaron a cualquier otro grupo que estuviera contra ellos. Pero este control político no se da sin un respaldo religioso, una legitimidad que viene de su seguimiento de las fuentes. El wahabismo une a las mezquitas bajo su control, basa su teología en Al Wahhab, que basó su teología en Ibn Taymiyyah. El otro hombre que estudia en Medina a la vez, Wahi Jula, de India. Lleva estas enseñanzas y sus discípulos se extienden en la zona de Pakistán y hacie al sureste de India. Ahora avancemos: en el siglo XX en Egipto, Hassan al-Banna funda los Hermanos Musulmanes. Se basa en las enseñanzas wahabitas. Por lo tanto esto no es algo nuevo. Este islam radical es muy antiguo. El mejor alumno de Hassan al-Banna era Said Qutb, que con la misma narrativa de “el libro y el hombre”, Corán y Mahoma, lidera a los Hemanos Musulmanes. Fue encarcelado por Nasser en Egipto y en prisión escribe dos libros: “Hitos” y “A la sombra del Corán”, que son los libros de cabecera de todos los musulmanes radicales. En estos libros, Qutb hace lo mismo que decía Ibn Taymiyyah: tomar el Corán y, verso a verso, aplicarlo a la época presente de acuerdo a las enseñanzas y vida de Mahoma. Qubt fue asesinado en prisión, pero su legado continúa. Su mejor estudiante fue Aymán al-Zawahirí, egipcio, miembro de los Hermanos Musulmanes, que se encontró con Osama Bin Laden, un hombre que no sabía mucho de teología pero tenía mucho dinero. Ambos crearon Al Qaeda, que significa “la base”. Otra vez, la vuelta a las fuentes. Vuelven al libro modelado por el hombre. Al Qaeda no fue bienvenido en Arabia, pero son invitados por otro grupo que está en India y Pakistán. Hay dos grupos allí que les reciben. Uno es Jamaat-e-Islami, un grupo muy popular en Pakistan, y el otro es Tablighi Jamaat, fundado por Muhammad Ilyas. Este es hoy probablemente el grupo más radical en el mundo, y el más grande. Están en 120 países y tienen…
P. Son el grupo que tenía conexiones en la mezquita de Londres…
R. Exacto. Están en Reino Unido, son muy importantes. Este movimiento comenzó en 1926. Tiene casi cien años. Tienen una militancia de 80 millones de personas. Es un grupo mayor que la población de Reino Unido. DE AL QAEDA AL ISIS P. Al presentarnos toda esta perspectiva, ¿qué proceso es el que genera a ISIS? R. Tenemos que examinar primero el comienzo de Al Qaeda.
P. De aquí procede el 11-S.
R. Ese es el momento en el que nos acercamos en Occidente al islam radical. El hombre de Al Qaeda en Irak y Siria es Al Zarqawi. Uno de sus mejores amigos es Abu Bakr Al Bagdadi, quien ahora es el líder de ISIS. Este es un iraquí que tiene conocimientos, tiene un máster en la Universidad de Bagdad en Teología Islámica. Bagdadi sigue a Zarqawi, pero Bagdadi no tiene paciencia, y quiere hacer exactamente lo que hacía Mahoma.
P. ¿Personas como Osama Bin Laden no eran tan radicales?
R. Bin Laden quería lo mismo, pero de forma más lenta. En cambio Bagdadi decide llevar a cabo el estado teocrático inmediatamente. Así es como empieza ISIS. Ellos en 2014 se expanden y comienzan a tomar ciudades captando la atención de todo el mundo. ISIS lo que quiere hacer es aplicar exactamente lo que Mahoma hizo y dijo. En su revista, Dabiq, ellos explican sus métodos. Todo lo que hacen, cada acción, lo apoyan con textos y con el ejemplo de Mahoma. Por eso digo que no había visto un grupo que llevase tan a rajatabla este sistema antes descrito: el libro y el hombre. Por eso son tan peligrosos.
P. Lo que estás diciendo es que este grupo está volviendo a los comienzos del Islam, mirando a la Sura, al Hadid, al ejemplo de Mahoma en lo que dijo e hizo, al Corán, y aplicándolo literalmente a lo que viven hoy.
R. Literalmente, sí.
P. ¿Tienes algunos ejemplos de esto?
R. Por ejemplo, podemos ver lo que hicieron cuando tomaron la ciudad de Tikrit. Ellos entraron en Tikrit, y tuvieron acceso a los archivos militares. Allí pudieron comprobar que había muchos soldados chiítas. ISIS es sunita. Así que fueron a las casas de los chiítas, los arrestaron y los llevaron en fila, y los hicieron ponerse recostados antes de fusilarlos a todos. Eso es exactamente lo que hizo Mahoma con la tribu judía Banu Qurayza, en el siglo séptimo. El ISIS lo hizo y lo grabó todo, con la bandera al fondo, una bandera con las palabras “Mahoma es el profeta”. Y lo hacen así, no para que Occidente lo vea, sino para el mundo musulmán lo vea, y sepan que ellos hacen lo mismo que hacía Mahoma. Es una manera de que ellos puedan decir: “mira, están haciendo justo lo que Mahoma hizo”. Vayamos con otro ejemplo, ahora en Mosul. Esta es una ciudad cristiana por siglos. Ellos marcaron las casas con la letra N árabe, de “nazareno”, que es como se identifica a los cristianos en el Corán. En cada casa donde ponen este símbolo, demandan que cualquiera que viva allí tiene que pagar el impuesto, o convertirse, o ser asesinado. Es lo mismo que demandó Mahoma en el siglo séptimo a judíos y cristianos. Por lo tanto están siguiendo además lo que el Corán indica que hay que hacer, en la Sura 9:29. Mostrando la autoridad del Corán y el ejemplo de Mahoma, vemos este paradigma nuevamente: el libro y el hombre. EL RECHAZO MUSULMÁN A ISIS
P. ¿Qué piensan la mayoría de los musulmanes de ISIS? Porque el discurso que aquí se oye es que esto no es islam, que no quieren identificarse con ellos.
R. Creo que en Occidente hay muchos musulmanes que pueden decir esto, y de hecho, hay muchos musulmanes que están viniendo a nuestros países porque piensan así. ¿Por qué hay tantas personas llegando a Europa? Están huyendo de ISIS. Tienen miedo de lo que ISIS hace y representa. Lo cierto es que la mayoría de los musulmanes que viven en Europa nunca han leído el Corán, ni tampoco han seguido lo que Mahoma dijo o hizo. Sin embargo se produce también el movimiento contrario. Es devastador: vemos a cientos de jóvenes criados en Europa que viajan para unirse al ISIS. Jóvenes que no son iraquíes ni sirios, son europeos, algunos pakistaníes… ¿Por qué lo hacen? ¿Qué les lleva a dejar sus familias, su vida, su comodidad? No hay razones lógicas. La única razón es que ellos están leyendo el Corán y los dichos de Mahoma.
P. Es decir, estos jóvenes están volviendo a las fuentes.
R. No solo a las fuentes, sino a una visión apocalíptica, que es la que proclama ISIS. Esta es su agenda. Quieren establecer un Califato, reestableciendo la edad de oro del Islam. Quieren volver al principio. Cuando hablas con ellos te das cuenta que no es algo que ellos deseen o quieran, es algo que para ellos ha sido ordenado por Alá. Este es el modelo de Dios para la humanidad. Ellos consideran que además que ese período es el único de un islam puro, sin corrupción. Hay un verso algo oscuro que ellos usan, que dice en los tiempos finales los musulmanes van a vencer a los romanos en Dabiq, una pequeña ciudad al norte de Siria. Ellos asumen que este tiempo es el actual. Hace unos dos años ellos capturaron a Peter Cassig, un trabajador social estadounidense. Fue ejecutado en Dabiq, con otros diecisiete soldados capturados. Lo hicieron allí, porque tiene un gran simbolismo. Los otros diecisiete, ninguno tenía barba, como prueba de que ya ninguno era musulmán. Y son ejecutados con la cabeza descubierta, para que todo el mundo pudiese ver quienes eran. Cada uno era de una nacionalidad distinta, todos ellos de países no islámicos. Era una forma de señalar que esta lucha del islamismo radical es en todo el mundo. En julio de 2014, cuando Abu Bakr Al Bagdadi dio el sermón tras conquistar Raqqa, con su ropa de civil, él reclamó haberse convertido en el legendario califa. Y quitó las dos últimas letras del nombre de ISIS, para dejarlo solo como IS, “Islamic State (Estado Islámico)”. Ya no es más el de Irak y Siria, sino el Estado Islámico de todo el mundo. Ellos creen esto y su visión es llegar a todo el mundo. Bajo el modelo de seguir un libro, el Corán, y el ejemplo de un hombre, Mahoma. DERROTA MILITAR, NO IDEOLÓGICA
P. Cuando vemos movimientos que se han unido al ISIS, como Boko Haram en Nigeria, o grupos en Libia o Somalia, ¿cómo se relaciona con el Estado Islámico?
R. Estos grupos rinden tributo. Al Qaeda no lo ha hecho porque compite con el Estado Islámico, aunque persigue el mismo propósito. La única diferencia es que Al Qaeda no ha ido tan rápido. Creo que ISIS puede ser derrotados militarmente, como parece que podría suceder, pero no es tan fácil derrotarlos teológicamente, ideológicamente.
P. Ante la evidencia de que pierden terreno, ¿cuál es entonces la amenaza?
R. La mayor amenaza es su filosofía, su ideología. La idea de que un grupo por primera vez está aplicando exactamente lo que Mahoma hizo y dijo. Ellos están siguiendo el Corán verso a verso y aplicándolo a la actualidad. ISIS podría desaparecer pero bajo esta filosofía podría surgir otro grupo. En el sureste de Asia, por ejemplo, está el mayor número de radicales islámicos del mundo. La población musulmana allí es de prácticamente 500 millones. Debemos despertar a esta realidad para enfrentarla.
P. ¿Cuál debe ser la respuesta militar?
R. Es complicado para mí, porque soy pacifista. Pero creo que sí hay una labor de las fuerzas de seguridad. Se está intentando que no se extiendan. Pero por eso lo que me asusta, y en lo que yo insisto, es que estamos dejando de lado la batalla ideológica, la batalla teológica. Eso es algo que la fuerza militar no puede hacer. Si quieres confrontar la ideología, tendrás que enfrentar sus fuentes: el libro y el hombre. ¿Quién puede hacer eso? ¿Pueden los gobiernos enfrentar esto?
P. Entiendo que la iglesia cristiana puede hacerlo.
R. Algo que he dicho sobre ISIS es similar a lo que se puede decir de nosotros. Los cristianos volvemos a las fuentes. Basamos nuestra creencia y vida en lo que enseña el Nuevo Testamento, modelado en la persona de Jesús. Así que partimos del mismo paradigma del que parten ellos. Vemos como Jesús actuó en el primer siglo y lo trasladamos a nuestro tiempo. Para nosotros es más fácil porque la Biblia está hecha para eso. Lo vemos en la vida del apóstol Pablo, como el evangelio se aplica de forma contextual en distintos lugares. Creo que como partimos del mismo paradigma, es que podemos entenderlos mejor que nadie. No creo que una persona secular pueda entender lo que hemos hablado. Creo que solo los cristianos somos capaces de entender el poder que tiene el libro, y el poder del ejemplo del hombre.
P. Lo que dices es que muchos miran a ISIS y se asombran de su poderío militar, económico, tecnológico… Pero su verdadero poder es ideológico. ¿Cómo combatimos esta ideología tan arraigada en estos hombres?
R. Tenemos que atacar al libro y al hombre.
P. Esto suena peligroso.
R. Lo es. De hecho, estas cosas no se pueden hacer en los países musulmanes. En Pakistán tienen leyes establecidas que no permiten hablar mal sobre Mahoma ni sobre el Corán.
P. Pero aquí en Occidente nos encontramos a muchas personas, políticos, diciendo que el islam es paz.
R. ¿Recuerdas a Tony Blair? Él decía que había leído el Corán tres veces y que solo había encontrado paz y tolerancia. Así que o bien mentía, o bien estaba siendo un buen político. O ambas cosas. Pero los políticos deben decir estas cosas, es su labor. Esa no es su batalla, ellos no van a confrontar al Corán. Si Tony Blair hubiera leído el Corán, hubiese encontrado que está lleno de violencia. Obviamente, dijo esto porque él no puede lidiar esta batalla, los políticos no pueden confrontar el Corán. Ni siquiera los académicos pueden confrontarlo. Entonces, ¿quién lo va a hacer? Nosotros somos los que podemos hacerlo. CONFRONTAR LAS FUENTES P. Entonces, ¿cómo lo hacemos de forma práctica? ¿Podemos confrontar la autoridad de Mahoma, y crear semillas de duda en los creyentes? R. Esta es la pregunta del millón de dólares. Y esto es lo que llevo intentando hacer desde hace 32 años. Hay que confrontar tres elementos: Mahoma, Alá, y el Corán. De estas tres cosas depende todo el islam. La cuestión es que el mismo islam prohibe confrontar estos elementos. Ellos mismos no se permiten preguntarse por ello. ¿Por qué? P. Estás en Londres, donde puedes confrontar con libertad en debates estas ideas. R. Nunca ha sido tan fácil como ahora. En los últimos dos años estamos editando muchos materiales que confrontan el Corán y a Mahoma, usando los mismos criterios críticos con los que se suele atacar a los cristianos con respecto a la Biblia o a Jesús. P. ¿Y estas críticas qué provocan? R. Algunos se enfadan mucho, otros se sienten confusos, otros desilusionados… Pero lo interesante es que también hay respuestas positivas. Muchos se han convertido en cristianos gracias a la exposición a estos materiales. Pero también hay otros que agradecen esta actitud. En el Speaker’s Corner (espacio en Londres donde se puede dar discursos con libertad) se nos acercan ateos a felicitarnos. Nos agradecen que por fin estemos confrontando y hablando sobre la verdad. No les importa tanto nuestro testimonio, la pregunta profunda es “¿qué es verdad?”. Por eso, todo lo que hemos aprendido sobre la crítica histórica al Nuevo Testamento y a Jesús nos da seguridad en lo que creemos, pero nunca nadie aplica la misma crítica al Corán. Estamos tomando las mismas preguntas que nos han hecho a nosotros, y las aplicamos a Alá, al Corán y a Mahoma. P. ¿Qué cosas se han podido avanzar con respecto al conocimiento del Corán y de Mahoma en el ámbito académico? R. Empecemos por Mahoma. No tenemos ninguna referencia histórica a Mahoma externa al Corán hasta el 691, unos sesenta años después de su muerte. No tenemos ninguna referencia al término “musulmán” hasta el 692, y supuestamente Mahoma (que murió 60 años antes) fue el primer musulmán. Estamos buscando las referencias en las fuentes árabes. No hay referencias, no existen, antes del 692. Aún más: no hay ninguna referencia a una ciudad llamada Meca antes del 741. No hay. Casi 90 años después de la muerte de Mahoma. P. ¿No hay evidencias de que el Corán haya sido recibido por Mahoma, escrito, autorizado y distribuido durante su mandato, que es lo que la tradición islámica enseña? R. La primera vez que esto se escribió es en el 870. Más de doscientos años después de la muerte de Mahoma. P. ¿O sea que cuestionas la historia temprana Islam? R. Exactamente. Toda la historia del Islam primigenio está en duda. P. ¿Cómo es posible presentar esto adecuadamente? R. Para ello es necesario comenzar con Abd al-Malik. Es un califa importante, que gobierna del 685 al 705. Es quien construye el Domo de la Roca, en Jerusalén. ¿Por qué lo hace? ¿Qué sentido tenía construirla en Jerusalén, la mayor estructura que construyó, y no en la Meca o en Medina? Las personas no se hacen estas preguntas. Algo más: examinemos el Corán, de acuerdo a sus referencias geográficas. Hay 65 referencias. No hay ninguna que se corresponda a La Meca. O examinemos las referencias a Mahoma. se habla en el Corán del Profeta de Dios. Solo cuatro veces aparece su nombre. Pero de la Meca, ni una vez. Así que tenemos un hombre que vivía en lugar con un valle, con muchos árboles, y tiene contacto con personas de ciudades cercanas. Las referencias geográficas no cuadran. Sin embargo, nosotros hoy podemos ver la estructura de las mezquitas más antiguas. Todas ellas, las mezquitas más antiguas de Siria, de Jordania, el Líbano, aún de China, en todas ellas, ninguna apunta a la Meca. Todas apuntan a Petra, en Jordania. Hasta el 732 todas las mezquitas apuntan hacia Petra. P. ¿Y sobre Mahoma? R. No sabemos nada sobre él, fuera de las fuentes islámicas. Mahoma existió, fue un guerrero. Pero no sabemos nada de Mahoma de fuentes externas. La primera biografía llega doscientos años después de su muerte. Lo que sabemos es que su nombre está en el Domo de la Roca, en Jerusalén. Y estas inscripciones lo que hacen básicamente es atacar la fe cristiana. Son un ataque a la divinidad de Cristo, por tanto, un ataque al imperio bizantino, y un ataque a la linea de Isaac, siendo presentado Mahoma sobre ellos. Hay un simbolismo geográfico: el domo de la Roca está justo encima de la iglesia del Santo Sepulcro, y justo encima del Monte del Templo. Y una vez introducen al hombre, llega luego el libro.
Leer más: http://protestantedigital.com/socie...hoque_ideologico_y_el_papel_de_los_cristianos
el autor,
Jay Smith (born 1954)[1] Jay Smith is a Christian evangelist and apologist. Since 1983, he has been a full-time missionary with the Brethren in Christ Mission with a focus on polemics and apologetics among the Muslims of London.
...
Smith believes that although both Islam and Christianity include radicals, moderates, and liberals, it is radical Muslims that commit violence as they take the Qur’an seriously, while radical Christians who also take the Bible seriously serve others in love. He claims that radical Muslims model their lives on Muhammad, while radical Christians model their lives on Jesus Christ.[13] Smith believes the growth in radical Islam in Britain is due to disaffected Muslims, often minimally religious, returning to their Islamic roots. He says that after reading the Islamic scriptures, (the Quran in conjunction with the hadith, tafsir, and sira), they come to the conclusion that the Salafi/Athari understanding is the true form of Islam.[2] Smith also believes that although Western actions in the Islamic world can instigate Muslim discontent, it is the Islamic scriptures that encourage the violence. He also rues the fact that moderate Muslims are not able to challenge the radicals using scripture because he believes the radicals have the scriptual authority.[2] Smith believes that ultimately Muslims will realize that the Muslim scriptures are irrelevant to modern times.[2]

https://en.wikipedia.org/wiki/Jay_Smith_(Christian_apologist)
 
Registrado
7 Ago 2016
Mensajes
48.721
Calificaciones
86.944
Ubicación
Kein schmerz, kein gewinn
TERRORISMO
Facebook para captar a chicas en Marruecos

Imagen compartida por un simpatizante del IS en redes sociales. FACEBOOK


El Estado Islámico usa las redes sociales para ponerse en contacto con ellas y conseguir reclutarlas


HEMEROTECA: 'El Cordobés', uno de los terroristas que amenazan a España en un vídeo, hijo de una española en Siria

«La pobreza, la enfermedad y la muerte son tres cosas que la gente de Europaodia. Yo amo la pobreza porque es humildad, la enfermedad porque purifica los pecados y la muerte porque nos lleva hasta Alá». Después de este comentario en el muro de Facebook de una usuaria que ya no existe, de nombre Umm, vinieron capturas de pantalla de mujeres con burka con armas en la mano llamando a la guerra. Las fotos tenían una decena de likes, muchos de chicas jóvenes en cuyos perfiles pone que viven en España.

Había un momento en el que la vida de Amal era todo oscuridad y odio contagiado por la destrucción que la rodeaba. No había cumplido aún la mayoría de edad cuando la policía se llevó a su hermano y a su novio en una operación contra el terrorismo yihadista en Ceuta. Ella no entendía lo que pasaba. «Decían que ellos habían acogido a terroristas en Marruecos y yo empecé a mirar en internet qué era eso tan malo del IS. Así es como me contactaron por primera vez», cuenta.

La inocente curiosidad de Amal la llevó a hablar por Facebook con personas que la animaban a sumergirse en el Corán y a mirar con malos ojos todas las «imposiciones liberales de Europa». Detrás de esos perfiles, que eran falsos -asegura-, había chicas de su edad. «Decían que mis hermanos estaban luchando por todos nosotros. Que ellas eran como yo hasta que se dieron cuenta de la verdad. Que debía ayudar y ser una guerrera escondida en mi ciudad, esperando a hacer daño al enemigo en su propia casa en el momento adecuado. Después vinieron los vídeos, las fotos, los grupos a los que me invitaban donde había mucha gente que apoyaba cosas terribles que los musulmanes de verdad nunca harían. Yo nunca me lo creí, pero en Ceuta conozco chicas que lo hicieron».

Con un poco de tiempo y de paciencia no es difícil encontrar en Facebook a simpatizantes del Daesh que comparten sus ideas y mensajes. Sus perfiles y nombres van cambiando, algunas cuentas desaparecen en un par de semanas y otras nuevas surgen con otra cara pero con el mismo trasfondo radical y la misma lista de amigos. También hay algunas páginas públicas que se refieren como «héroes del Islam» a los que luchan en Siria bajo la bandera del Estado Islámico. Llama la atención que algunos de los seguidores son chicas con nombres y apellidos españoles. Una de ellas, que ahora tiene su cuenta desactivada, escribía hace pocos meses a jóvenes de barrios humildes de la ciudad de Tánger, al norte de Marruecos. «Nos decía que si creíamos en la causa ya no hacía falta que fuésemos a Siria. Que éramos mucho más útiles si nos quedábamos en Marruecosdifundiendo el mensaje o que viajáramos a Al-Ándalus para luchar contra los que nos habían echado de nuestro territorio».

Carola García-Calvo es investigadora del Programa de Terrorismo Global del Real Instituto Elcano y lleva años investigando la movilización yihadista de las mujeres. «El cambio estratégico del IS ante la pérdida de territorio en Oriente Medio es idealizar a seguir atentando en el país de origen de los simpatizantes», detalla. «La amalgama de actores que podemos calificar que tienen vínculos con la organización es diversa. Intentan radicalizar a chicas jóvenes porque son más vulnerables, es más fácil conseguir su lealtad. Hasta el año 2014, ellas estaban al margen de los círculos de captación y sólo las querían para el papel de esposa que da descendencia. Ahora han visto que de mujer a mujer el reclutamiento funciona y que a la hora de atentar ellas tienen un valor añadido, tácticamente inesperado».

José María Gil, investigador del Observatorio de Seguridad Internacional, añade que en el último año hay una petición expresa del Daesh para que todos los que quieran ser yihadistas no vayan a Siria, si no que se queden en sus ciudades. Como ejemplo está el mensaje en el vídeo en el que Yassin Ahram Pérezamenazaba a España tras los atentados en Cataluña. «El terrorismo yihadista está dirigido por personas que saben de historia, estrategia militar y comunicación. Se han captado a chicas a través de las redes sociales que ni siquiera eran musulmanas. Pero no hay que olvidar que todo proceso de captación se consolida en persona», puntualiza Gil.

http://www.elmundo.es/espana/2017/09/03/59ab067ce5fdeac0098b4674.html
 

Registrado
7 Ago 2016
Mensajes
48.721
Calificaciones
86.944
Ubicación
Kein schmerz, kein gewinn
"ES EL GRAN RETO, UNA BOMBA DE RELOJERÍA"
Europa recibe a los niños retornados del 'Califato'
El Califato se desvanece y miles de radicales que dejaron Europa en busca del sueño del islam más fanático huyen a sus países de origen. La mayoría de los retornados son mujeres y niños


Imagen de un vídeo propagandístico de Daesh con menores durante un entrenamiento.
AUTOR
PILAR CEBRIAN. ESTAMBUL
Contacta al autor
TAGS
TIEMPO DE LECTURA8 min
07.11.2017 – 05:00 H.

“Centro de Crisis del Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia, ¿dígame?”.

“Hola, me llamo Leyla Jasim y quería solicitar la repatración de mi hermana y sus 2 hijos -también ciudadanos franceses-.

“De acuerdo, ¿dónde se encuentran actualmente?”.

“En el Califato del Estado Islámico”*.

Es el sueño fallido de un paraíso perdido. Las eminentes promesas del 'califa' Abu Bakr al Baghdadi para el próspero "dar-al-islam" (la tierra de los musulmanes) han fracasado. La batalla internacional contra el ISIS ha puesto en jaque el feudo yihadista y ha terminado con 70.000 de sus secuaces -según el ejército estadounidense-. Desde 2014, Daesh ha perdido el 70% de sus dominios en Irak y el 51% en Siria. En los últimos días, los líderes obligan a la población civil a retroceder con sus tropas, mientras cientos de combatientes extranjeros aprovechan para escapar a sus países de origen.

En estos tres años de absolutismo yihadista, 40.000 combatientes extranjeros -según el Centro Soufan- se han desplazado hasta Siria o Irak para cumplir con la "hégira" (la emigración al lugar sagrado) dentro de las fronteras del nuevo `Estado Islámico´. Los países europeos han aportado más de 5.000 y, sin duda, la nacionalidad occidental más presente el frente de la yihad es Francia: 1.910 de sus ciudadanos han combatido junto al grupo terrorista. Hasta mediados de 2017, han regresado a Francia más de 200 -y el 30% de todos los países europeos-,“pero sabemos que 977 (franceses) están a punto de volver”, revela a El Confidencial un policía francés del departamento de antiterrorismo. El fenómeno de los yihadistas retornados a Europa solo acaba de comenzar.




Un niño durante un desfile propagandístico de Daesh en Irak.


El trayecto del yihadista arrepentido
La devastación de la guerra y la tiranía de los líderes han hecho irrealizable el sueño de un territorio yihadista regido por la sharia. La opresión contra la población civil, la carencia de bienes, la incomunicación o el asedio de los bombardeos de la Coalición han desilusionado a miles de radicales extranjeros que abandonaron Europa en busca del sueño del islam más fanático. “Después de haber perdido a su marido en el frente, las mujeres se plantean volver a sus países europeos, a sabiendas de que ingresarán en prisión, pero donde al menos sus hijos tendrán una oportunidad”, mantiene un oficial de Defensa francés en Estambul. La mayoría de los retornados son mujeres y niños ya que los padres suelen haber muerto en combate.

El proceso de radicalización en ellos no existe. Solo se adaptan al entorno que sus padres escogen, no hay proceso de convicción

Las vías de retorno son múltiples pero la mayoría se producen en la frontera turco-siria. Las familias se aproximan hasta ahí “donde son detenidos por las Fuerzas Democráticas Sirias (una facción kurda 'proxy' de Estados Unidos) y ellos se ponen en contacto con la Coalición Internacional”, asegura el oficial de defensa, “después avisan a las autoridades turcas para que les permitan la entrada”. Una vez en Turquía, son detenidos por las fuerzas de seguridad, y éstas establecen contacto con las autoridades consulares francesas. Según la Convención de Viena, los diplomáticos pueden visitar a los detenidos. En ese encuentro el individuo solicita regresar al territorio nacional y se activa un protocolo para gestionar el viaje bajo custodia policial.

En otros casos los yihadistas fugitivos logran cruzar la frontera de manera clandestina y son ellos quienes se ponen en contacto con el Consulado. Otro vía de auxilio es cuando, desde Siria o Irak, escriben a sus parientes en Francia a través de internet. “La familia busca un abogado, y este se comunica con las autoridades francesas y ellas con los servicios diplomáticos en Turquía”, revela la fuente. Pero los retornados no son siempre individuos arrepentidos, sino que pueden ser enviados por rangos superiores con la misión de perpetrar un ataque en Europa. Una vez en Francia, pasan a disposición de la Justicia.




Civiles que huyen del Estado Islámico en el frente de Raqqa descansan en el interior de una mezquita. (Reuters)


Los niños europeos de la yihad
De los 859 menores de Europa occidental -según el Centro Soufan- que han estado en el teatro de operaciones, como describen los expertos al área bajo el control de Daesh, al menos 450 son de nacionalidad francesa, según la oficina del primer ministro de Francia. En su mayoría se trata de bebés, pero también hay adolescentes que han participado en acciones de violencia extrema. “Daesh ingresa a niños de 9 años en campos de entrenamiento”, recuerda a El Confidencial Marije Meines de RAN (Red de Conciencia sobre la Radicalización, un organismo de la UE), “y algunos de ellos han participado en decapitaciones”. Ella destaca el alto grado de adoctrinamiento que han sufrido, “por ejemplo han aprendido a calcular con armas. Dos kalashnikovs más tres kalashnikovs son igual a cinco kalashnikovs”.

“Este es el gran reto de Europa, es una bomba de relojería”, mantiene la fuente policial francesa, “porque si uno de estos niños comete una masacre dentro de 10 años, habremos fracasado”. Los expertos diferencian entre tres tipos de menores retornados: los nacidos en la UE, que han viajado a Siria e Irak y han vuelto al país europeo; quienes han nacido durante el conflicto; o los nacidos en la UE pero que fueron concebidos en el terreno. Cada tipo necesita una atención diferente, “los recién nacidos sufren problemas de nutrición (…) o falta de vacunación”, apunta Meines, “los adolescentes, asuntos psicológicos relacionados con el uso desmedido de la violencia”. A pesar del reto, hay esperanza para ellos, “sus mentes son todavía flexibles” y el proceso de radicalización en ellos no existe, “sino que simplemente han socializado. Solo se adaptan al entorno que sus padres escogen, no hay proceso de convicción”, concluye.

Pero, una vez en el país miembro de la UE, después de que sus padres sean detenidos y enviados a prisión, ¿pueden estos niños ser procesados por delitos de terrorismo? “El marco legal es complejo”, transmiten desde RAN, “el reclutamiento de menores en grupos armados no está penado”, según UNICRI (el Instituto Interregional de las Naciones Unidas para Investigaciones sobre la Delincuencia y la Justicia). Sin embargo, cuando se trata de terrorismo, “cada país miembro establece el marco sobre los grupos y las actividades así como las edades en las que los menores pueden ser juzgados como adultos”. No existe un marco específico, pero la jurisprudencia revela que muchos casos se han asignado a los tribunales de menores.




Adolescentes de Daesh durante un entrenamiento, en un vídeo propagandístico del grupo.


La respuesta europea para los retornados
El fenómeno de los yihadistas retornados, y el tratamiento correspondiente a los hijos, no cuenta con referentes en la legislación europea. Aunque de momento, Francia, Holanda, Bélgica y Reino Unido han desarrollado estructuras interministeriales, en colaboración con las instituciones municipales, para gestionar el retorno de los afines a ISIS. Francia, tras el incremento de la actividad yihadista en 2015, reformó el Comité Interministerial contra la Delincuencia y la Radicalización (CIPDR) en mayo de 2016 (incluyendo el componente de la radicalización), con elementos de Interior, Defensa, Asuntos Sociales, Justicia, Trabajo, Familia y Salud.

¿Sería viable negar la nacionalidad a quienes se asocien a grupos terroristas en zonas de conflicto?

Muriel Domenach, la anterior cónsul francesa en Estambul -desde 2013 hasta 2016- ha recibido la labor de liderar este organismo después de su amplia experiencia en gestionar el retorno de yihadistas franceses desde Turquía. El dispositivo para los menores, aprobado por el ejecutivo en marzo de 2017, describe la coordinación de servicios después de la llegada al territorio nacional. El primer paso es un chequeo médico y psicológico; y después el caso es examinado por el juzgado de menores que, a su vez, dirigirá la asistencia social y educativa del joven, sobre todo si los padres han muerto en combate o han ingresado en prisión. Si los bebés han nacido en Siria o Irak las autoridades realizan tests de ADN para confirmar el parentesco con quienes aterrizan en París.

Tras la inminente derrota del primer territorio controlado por un grupo terrorista, Europa se enfrenta a uno de los mayores retos de su historia: atender, asistir e integrar a individuos radicalizados que suponen una amenaza para la seguridad nacional. Entre los líderes europeos se debate ahora el apoyo que cada país ofrece a los yihadistas: o bien tramitar el regreso o dejarlos en manos de la justicia de otros países. Y surge un debate, ¿sería viable negar la nacionalidad a quienes se asocien a grupos terroristas en zonas de conflicto? Sin duda, el cambio legislativo violaría tratados internacionales, como la Declaración Universal de los Derechos Humanos que en su artículo 15 cita la prohibición de provocar el status de apátrida. Una sanción que, en ningún caso, debería aplicarse a los niños, los últimos responsables de la emigración al Califato.

* Esta conversación es la reproducción de uno de los casos expuestos por la fuente oficial de Francia. Nombre ficticio.



https://www.elconfidencial.com/mund...-a-los-ninos-retornados-del-califato_1473091/
 
Registrado
9 Jun 2018
Mensajes
702
Calificaciones
4.659

No sé si es el lugar correcto, pero lo comparto porque quizá lo aprecieis.
 
Registrado
1 Ene 2018
Mensajes
638
Calificaciones
2.130
Trump asegura que ha recuperado el califato del Estado Islámico
REPÚBLICA/EP | 02/03/2019
Trump ha anunciado que pese a la conquista del califato dejará un grupo de hombres y mujeres en Irak para mantener la paz


El presidente de EEUU, Donald Trump, ha asegurado este sábado que Estados Unidos conseguirá mañana recuperar la totalidad del antiguo “califato” de la organización terrorista Estado Islámico en Siria, después de que el pasado jueves asegurara que ya había ocurrido.

https://www.elconfidencial.com/mund...tencia-en-su-ultimo-reducto-en-siria_1859706/
"LOS MÁS DUROS DECIDEN LUCHAR HASTA EL FINAL"
Los yihadistas oponen una dura resistencia en su último reducto en Siria.
Adnan Afrin, un comandante de las FSD(Fuerzas Democráticas Sirias ), integradas principalmente por milicias kurdas, calificó en declaraciones a la agencia Efe los combates como "violentos" y "feroces" en torno a la localidad de Al Baguz, donde los extremistas controlan un área reducida. "Las FSD no lograron avanzar debido a la ferocidad de los combates", agregó.
 
Registrado
1 Ene 2018
Mensajes
638
Calificaciones
2.130
Emotiva vuelta a casa de yazidíes retenidos por el Dáesh en Siria

Alegría y emoción en la ciudad iraquí de Dohuk (norte). Un grupo de yazidíes, tres mujeres y 18 niños, retenidos por el grupo Estado Islámico en Siria, se han reunido con familiares y amigos, tras más de cuatro años de cautiverio. Fueron recibidos con celebraciones y lágrimas por vecinos de Dohuk y residentes de los campos de refugiados de yazidíes que rodean dicha localidad. La oficina del Gobierno Regional del Kurdistán colaboró en los esfuerzos para devolverlos a casa.

Las tres mujeres y los 18 menores son algunos de los supervivientes del asalto llevado a cabo por los yihadistas en Sinjar, en agosto de 2014. En el ataque, combatientes del grupo Estado Islámico dispararon, decapitaron, quemaron vivos o secuestraron a más de 9.000 miembros de esta minoría religiosa, en lo que la ONU ha calificado de campaña genocida contra el pueblo yazidí. Según los líderes de la comunidad, más de 3.000 yazidíes permanecen desaparecidos.
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)