Relaciones sociales: la empatía (1 Viewer)

Registrado
4 Nov 2015
Mensajes
8.445
Calificaciones
30.163
http://www.webconsultas.com/mente-y-emociones/emociones-y-autoayuda/empatia-13037

Empatía
La empatía es una de las habilidades sociales más exitosas y que en mayor medida garantizan un adecuado desempeño en situaciones interpersonales. Aprende cómo desarrollarla y ponerla en práctica.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Compartido:
116

Empatía
La empatía es una capacidad que nos ayuda a comprender los sentimientos de los otros, facilitando también la comprensión de los motivos de su comportamiento, y que permite así prevenir importantes conflictos. Sin embargo, muchas personas presentan unos niveles excesivamente bajos (en casos patológicos pueden llegar a ser inexistentes) de esta habilidad.

La palabra empatía deriva del término griego Empháteia (sentir dentro afecto), pero no será hasta finales del S. XVIII cuando, a partir del término alemán EinFülung (sentirse dentro de), se hace una verdadera aproximación etimológica a lo que hoy en día entendemos por empatía.

Decía Gandhi que “las tres cuartas partes de las miserias y malos entendidos en el mundo terminarían si las personas se pusieran en los zapatos de sus adversarios y entendieran su punto de vista”. De una forma armoniosa y metafórica, Gandhi ejemplificó con esta frase lo que se entiende por empatía. Desde el punto de vista de las relaciones interpersonales, la empatía es la habilidad para “ponerse en el lugar del otro” y “hacérselo saber”. Este último componente es realmente clave, ya que tan importante es poder entender la emoción o motivos del otro, comorecogérselos, saber cómo devolvérselos.

Desde que se aboga por la existencia de múltiples tipos de inteligencia (espacial, abstracta, artística, etcétera) autores como Gardner la entienden como una “Inteligencia de tipo Interpersonal”. Cuando una persona no tiene empatía, su comportamiento es egoísta, porque es incapaz de entender las emociones y problemas de los demás. Este hecho dificulta la asunción de normas y el respeto de las mismas, además de acarrear importantes problemas a nivel social, laboral, de pareja, etcétera.

Cómo se adquiere la empatía
No nacemos siendo empáticos, sino que esta habilidad interpersonal forma parte de nuestro correcto desarrollo emocional y social comenzando a desarrollarse desde la más tierna infancia.

Desde la psicología básica, la base de la empatía reside en las neuronas espejo, un tipo de neuronas que humanos y primates tenemos en el cerebro, y que permiten la captación e imitación de los estados emocionales de nuestros semejantes. Este regalo que nos hace nuestra biología posteriormente debe combinarse con la socialización para poder alcanzar unos niveles de empatía adecuados.

La empatía primitiva, que aparece ya desde los tres meses de edad, se desarrolla gracias a las situaciones de interacción con los adultos, facilitando la creación de vínculos afectivos intensos y privilegiados.

En este sentido, la actitud y la educación emocional de los padres es fundamental para que un niño desarrolle empatía. Por ejemplo, un niño cuyos sentimientos son ignorados por sus padres, que le dicen frases como “deja de llorar”, “no te pongas así”…, aprenderá a ignorar sus sentimientos y los de los demás. Del mismo modo, un niño al que se le atiende emocionalmente (se le escucha cuando se queja, se le dan besos, caricias, etcétera) aprenderá a escuchar sus propias emociones y las de los otros, abriendo paso a los primeros pasos del desarrollo de la empatía.
 

Registrado
4 Nov 2015
Mensajes
8.445
Calificaciones
30.163
http://www.guiainfantil.com/articul...o-ensenar-al-nino-a-no-burlarse-de-los-demas/

Cómo enseñar al niño a no burlarse de los demás
Fomentar el respeto y el valor de la tolerancia en los niños


María José RoldánMaestra y Psicopedagoga

983COMPARTIDOS
Tanto en la escuela, como en el parque como en cualquier otro ámbito donde ocurre la interacción social entre los niños puede darse la desafortunada circunstancia en que un niño se burle de otro. Esto indudablemente debe ser corregido por los padres del pequeño que se burla, puesto que la educación emocional, los valores y el respeto por los demás empieza en casa.

Hay padres que cuando se enteran que su hijo es quien se burla no le dan mayor importancia porque no es su hijo 'quien sufre'. Esta actitud aunque no es lo habitual, cuando ocurre, es sin duda cuanto menos, desafortunada.

El niño que se burla


La realidad es que el niño que se burla es el que realmente se siente más débil y quien seguramente sea más cobarde, pero tiene que ponerse una máscara de hostigador para poder sentirse bien. En muchas ocasiones el niño que se burla lo hace porque no se siente bien consigo mismo y también puede que lo haga porque es el comportamiento que ha visto y aprendido desde casa.

Burlarse tiene consecuencias negativas para los niños que se burlan
Lo habitual es pensar que las consecuencias negativas sólo son para el niño que recibe las burlas, que aunque también lo padece, el niño burlón también sufre consecuencias.

Si los adultos no intervienen en estas graves situaciones, el niño que se burla tendrá consecuencias tan graves en su desarrollo como por ejemplo:

- El rechazo

- Mal aprendizaje en la escuela

- Malas habilidades sociales

- Aumento de su agresividad

- Aumento de su inseguridad personal

- Aumento de su baja autoestima

- Aumento de su ignorancia en cuanto a las normas y comportamiento social

Cómo enseñarle a los niños no burlarse de los demás
Para enseñar a los niños a no burlarse a los demás tiene que trabajarse desde casa y ser constante para que el niño entienda que es un comportamiento totalmente inaceptableen cualquier circunstancia y que en casa no se acepta, por lo que tendrás que tomártelo con gran seriedad.

- Trabajar la empatía. Es muy importante que los niños aprendan a través de la educación emocional qué es la empatía, ya que es fundamental para que puedan entender cómo se sienten los demás cuando están siendo atacados con burlas.

- Refuerzo positivo. El refuerzo positivo siempre tiene más éxito para el cambio de conducta que el refuerzo negativo, por este motivo busca cuando tu hijo se esté portando bien y no dudes en felicitarle por ello.

- Sé el mejor ejemplo. Si quieres que tu hijo no se burle de los demás, resulta obvio que nunca tendrás que burlarle de alguien sin que la otra persona esté delante y menos con la presencia de tu hijo. El respeto hacia los demás empieza en ti.

Y por supuesto, no dudes en darle cariño y amor real a tu hijo, porque de esta manera se sentirá querido y no tendrá la necesidad de sacar su inseguridad y su agresividad con las demás personas.
 
Registrado
4 Nov 2015
Mensajes
8.445
Calificaciones
30.163
http://monicaperezdelasheras.blogspot.com.es/2010/10/te-ries-de-los-demas-o-con-los-demas.html


DOMINGO, 3 DE OCTUBRE DE 2010
¿Te ríes de los demás o con los demás?

La diferencia está únicamente en una preposición, "de" o "con" pero la realidad es muy distinta. Cuando nos reímos con los demás estamos compartiendo, disfrutando, bromeando... Reírse de los demás implica una gran falta de empatía puesto que aquello de lo que nos reímos puede ser que nos ocurra también a nosotros. Yo trato de reírme con los demás siempre que puedo porque así la vida es más disfrutable, mientras que reírse de las desgracias ajenas es más bien triste. Y tú... ¿te ríes de los demás o con los demás?


ENTRADA DE MÓNICA PÉREZ DE LAS HERAS A LAS 12:29

3 DE OCTUBRE DE 2010, 22:17
IXEM ha dicho...
Qué necesario es el humor. Y qué malo cuando olvidamos la empatía.
Me sumo a reirse CON los demás.
Un saludo

4 DE OCTUBRE DE 2010, 18:17
Lydia ha dicho...
Hi Monica, nice blog & good post. overall You have beautifully maintained it, you must submit your site for free in this website which really helps to increase your traffic. hope u have a wonderful day & awaiting for more new post. Keep Blogging!

16 DE NOVIEMBRE DE 2010, 21:10
 
Registrado
4 Nov 2015
Mensajes
8.445
Calificaciones
30.163
http://www.albamar-psicologia.com/el-sentido-del-humor-y-sus-beneficios/

EL SENTIDO DEL HUMOR Y SUS BENEFICIOS


  • 29 junio, 2015
1. El humor negativo y hostil, tal como la ironía, el sarcasmo o la burla, que genera malestar en la persona que lo recibe, ya que lo que busca es provocar la risa a costa de los demás. Este tipo de humor refleja un actitud defensiva por parte de la persona que lo practica, además de ser un reflejo de baja autoestima, escasa empatía y poca asertividad. Estas personas se convierten en transmisoras de energía y emociones negativas tanto para ellas como para los demás, lo que les puede generar cierto rechazo social.

2. El humor positivo, o también llamado constructivo, nos ayuda a tomar distancia de los problemas, a relativizarlos, a cuestionarnos la rigidez de algunas reglas, a ser más proactivos y, siempre desde el respeto hacia uno mismo y hacia los demás, a reírnos de las contradicciones de la vida y a hacer reír a los demás. ¡Ojo! Que no se trata de ser un payaso o de pasarse el día contando chistes, sino de disfrutar de uno mismo, de los pensamientos y acciones propias, y transmitirlo. Las personas de humor positivo son a veces irónicas e incisivas pero son también dialogantes, conciliadoras y nunca llegan al insulto, son personas que transmiten energía y emociones positivas, tanto para ellos como para los demás.



El sentido del humor es una herramienta de inteligencia emocional que bien utilizada nos puede ayudar mucho a la hora de afrontar y superar nuestros problemas y dificultades. Se considera como componentes del sentido del humor el gusto por la risa y las bromas, la capacidad para hacer reír a otras personas y una perspectiva positiva de la vida.

Todos tenemos un tipo de humor determinado que nos hace presentarnos a la vida de una manera particular y que, además, forma parte de nuestra imagen social.

Podemos diferenciar, desde el punto de vista psicológico, dos tipos de humor.

1. El humor negativo y hostil, tal como la ironía, el sarcasmo o la burla, que genera malestar en la persona que lo recibe, ya que lo que busca es provocar la risa a costa de los demás. Este tipo de humor refleja un actitud defensiva por parte de la persona que lo practica, además de ser un reflejo de baja autoestima, escasa empatía y poca asertividad. Estas personas se convierten en transmisoras de energía y emociones negativas tanto para ellas como para los demás, lo que les puede generar cierto rechazo social.

2. El humor positivo, o también llamado constructivo, nos ayuda a tomar distancia de los problemas, a relativizarlos, a cuestionarnos la rigidez de algunas reglas, a ser más proactivos y, siempre desde el respeto hacia uno mismo y hacia los demás, a reírnos de las contradicciones de la vida y a hacer reír a los demás. ¡Ojo! Que no se trata de ser un payaso o de pasarse el día contando chistes, sino de disfrutar de uno mismo, de los pensamientos y acciones propias, y transmitirlo. Las personas de humor positivo son a veces irónicas e incisivas pero son también dialogantes, conciliadoras y nunca llegan al insulto, son personas que transmiten energía y emociones positivas, tanto para ellos como para los demás.

Son muchos los estudios que informan de los beneficios del sentido del humor y de la risa sobre la salud mental y física, aunque los investigadores advierten que sólo parece beneficiar a la salud del ser humano el humor positivo, vamos, que si queremos sacar partido a nuestro sentido del humor, no tenemos que olvidarnos de la consabida frase de: “no es lo mismo reírse con los demás que a costa de los demás”. Algunos de estos beneficios son:

  • Disminuye el nivel de estrés. Hacer uso del sentido del humor nos permite afrontar y controlar las situaciones de estrés permitiendo ampliar la perspectiva y la distancia de los acontecimientos estresantes.
  • Mejora nuestra motivación y comunicación. La motivación es nuestro motor de acción y la risa promueve este motor. Cuando nos disponemos a afrontar una situación que es divertida estamos más motivados. Por otra parte cuando nos encontramos en un ambiente con energía positiva, nos comunicamos de manera más eficaz y estamos más predispuestos a recibir información.
  • Estimula la creatividad y el aprendizaje. Nos ayuda a recordar el lado positivo de la vida, el sentido del humor crea recuerdos agradables para ser evocados en el futuro.
  • Favorece la socialización. Las personas con sentido del humor transmiten “buen rollo” y consiguen producir a su alrededor un efecto magnético. Se considera una habilidad social esencial para mantener relaciones sociales más duraderas.
  • Eleva el estado de ánimo. El sentido del humor fomenta las emociones positivas contrarrestando los estados ánimo negativos.
  • Fomenta la relajación. La risa ejercita y relaja la musculatura, mejora la respiración, estimula la circulación y fomenta la producción de endorfinas (que son sedantes naturales de nuestro cerebro).
  • Mejora la salud física. Numerosas investigaciones demuestran una relación positiva entre humor y salud. Usando el sentido del humor conseguimos: elevar la tolerancia al dolor, activar el sistema inmunológico, mejorar el sistema cardiovascular, disminuir la presión arterial, y mejorar el funcionamiento del cerebro; además, con los movimientos de la risa, nuestro diafragma origina un masaje interno que favorece la digestión al aumentar las contracciones de todos los músculos abdominales.
  • Rejuvenece. Las personas divertidas parecen más jóvenes, agradables e incluso nos resultan más atractivas. Y no solo en el plano psicológico, también en el físico. Al reír se produce una sobre oxigenación celular que elimina el aspecto cansado y las ojeras. Cuando nos reímos, entra el doble de aire en los pulmones, de ahí que la piel se oxigene más.
Después de ver toda la lista de beneficios parece mentira que no nos riamos más, que incluso despreciemos la importancia de sonreír y de tomarnos la vida con sentido del humor, ¿qué ocurre para que perdamos nuestra capacidad innata para reírnos? Los niños ríen más de doscientas veces al día, y los adultos tan sólo una media de quince, parece que vamos perdiendo nuestro sentido del humor poco a poco a medida que nos hacemos mayores. Hemos aprendido que hay que ser serios para ser tomados en cuenta, que la risa significa ser inmaduros y poco formales, tenemos miedo a parecer tontos y que nos rechacen, aparece el temor al ridículo y al que dirán, además nuestra experiencias vitales nos hacen, también, ir modificando nuestro sentido del humor, situaciones que no se saben manejar, experiencias traumáticas, preocupaciones, etc. En este sentido es importante que seamos conscientes de este tipo de pensamientos y que les concedamos realmente el valor que tienen, no es incompatible ser “una persona seria y responsable” con hacer un uso saludable del sentido del humor.

La buena noticia es que podemos revertir el proceso ¡A reír se aprende! Eso sí, como cualquier otro ejercicio necesitamos practicarlo, cuánto más nos riamos más fácil será provocar la risa y viceversa.

Existen numerosas maneras de cultivar el sentido del humor, pero todas empiezan por descubrir el propio sentido del humor ¿Qué me hace reír? Hay muchos tipos de humor, y cada persona se sentirá más cómoda con algunos que con otros. No tiene sentido forzarse para tratar de ser gracioso a toda costa con una técnica que no resulta adecuada a la personalidad. Cada persona debe encontrar y desarrollar su propio estilo humorístico natural.

Algunas sugerencias para desarrollar y promover nuestro sentido del humor:
  • Utiliza el lenguaje de manera positiva, la forma en la que te percibas a ti mismo es determinante para tu forma de actuar. Si te consideras una “persona seria” o alguien que no tiene sentido del humor, cambia esa etiquetaahora mismo.
  • Sonríe, aunque no tengas ganas, la sonrisa es un comunicador instantáneo, además es contagiosa. También se ha demostrado que el cerebro no sabe diferenciar entre una sonrisa falsa y una real ya que interpreta la posición de los músculos de la cara de la misma manera, (hipótesis del feedback facial). Por tanto sonreír es una forma de reducir la tristeza, ya que las expresiones faciales pueden mejorar nuestro humor haciéndonos recordar acontecimientos más felices.
  • Aprende a disfrutar de lo que haces en cada momento, saca el máximo partido de las cosas que te hagan reír y minimiza el resto.
  • Relaciónate con gente positiva. Si consigues rodearte de personas optimistas, tú también te sentirás más optimista, te contagiarás de su alegría de manera inconsciente y terminarás por imitar sus patrones de comportamiento.
  • Ve películas o programas de televisión divertidos. Esta es una manera de disfrutar, en el día a día de la risa de forma inmediata y de usarla como elemento clave para reducir el estrés diario.
  • Usa tu tiempo de ocio para provocar sentimientos placenteros y positivos, realiza de forma regular actividades que te resulten gratificantes, no tienen que ser grandes cosas, a veces basta con cantar o bailar esa canción que tanto te gusta y que sabes que te pondrá de buen humor inmediatamente.
Aprender a utilizar el sentido del humor es fundamental, es un recurso fácil y barato, que bien usado nos ayudará a relativizar y tomar distancia emocional de los problemas. Las personas que se ríen y tienen sentido del humor, soportan mejor las contrariedades de la vida. Hay que subrayar que no se trata de estar contento todo el rato ni de reír sin parar, es evidente, y normal, que ciertas situaciones nos provoquen malestar, tristeza o miedo. El sentido del humor no va a evitar que ante determinadas situaciones lo pasemos mal, pero sí que nos va a permitir dar a esos momentos la importancia justa y nos ayudará a superarlos más rápidamente y con un menor coste emocional.
 

Registrado
4 Nov 2015
Mensajes
8.445
Calificaciones
30.163
http://aprendizajeyvida.com/2013/06/10/relaciones-interpersonales-bases-de-la-comunicacion-humana/

Relaciones Interpersonales: Bases de la Comunicación Humana
Publicado por Juan en junio, 2013

El alto grado de desarrollo que ha alcanzado el ser humano, su enorme complejidad a nivel de funcionamiento y su gran especificidad, hace que en nuestras relaciones no existan fórmulas universales que nos garanticen acertar para obtener una vida más satisfactoria. Lo que funciona para ti puede que no lo haga para mí, aunque sí puede haber factores comunes que ayuden a mejorar a la mayoría.



“En el fondo son las relaciones con las personas lo que da sentido a la vida. Karl Wilhelm.”

Uno de esos factores determinantes para que una persona alcance un mayor nivel de felicidad es que domine los secretos de las relaciones humanas, es decir, que sepa cómo comunicarse y cómo relacionarse en cualquier momento y situación, sea con quién sea y por muy difíciles que las circunstancias se presenten.

Normalmente las personas que dominan la comunicación tienen algunas cualidades en común:

• Facilidad para relacionarse, para transmitir su cercanía a través de la amabilidad y el respeto.

• Actitud comprensiva y empática con gran capacidad de identificación y apoyo.

• Seguridad para superar dificultades y para enfocar la vida de forma positiva.

• Dominio de las situaciones difíciles por medio del autocontrol.

• Generosidad, especialmente en los momentos delicados.

• Alegría y sentido del humor que fomentan su diversión y disfrute.

Hace poco dediqué un artículo a la película En busca de la felicidad donde su protagonista (Will Smith) atesora muchas de estas cualidades, todas ellas de suma importancia en el ámbito de las relaciones humanas.

Puede que pienses que estos dones se tienen o no se tienen, que se nace con ellos pero, si bien es cierto que hay personas que son así desde pequeñas, también lo es que todos tenemos el potencial y podemos desarrollar esas cualidades para alcanzar una vida más plena y satisfactoria.

Las Bases para Comunicar
Lo primero y fundamental es, y no me cansaré de repetirlo, conocernos bien a nosotros mismos; saber cómo funcionamos, a qué respondemos, y cuáles son los orígenes de nuestros comportamientos. Te lo detallo más en profundidad en mi artículo reinventarse, el precio de la libertad.

Conocerte te va a servir para:

• Descubrir tu funcionamiento y decidir que es lo que te gustaría cambiar.

Ser más autosuficiente ejerciendo un mayor dominio de tus comportamientos.

Profundizar en tu vida y aumentar el control sobre tus emociones, sobre tus reacciones e incluso sobre tus sentimientos.

Llegar a ser la persona que quieres ser de una manera consciente.

Vivir tu singularidad, disfrutar de tu autodependencia y alcanzar un mayor grado de libertad.

También es muy importante adquirir (si es que no las tienes ya) las creencias positivas que te ayudarán a conseguirlo. Creencias como éstas:

Soy el dueño de mi propia vida.

Si otro puede hacerlo, yo puedo hacerlo.

Siempre es buen momento y nunca es tarde para cambiar.

• Soy yo quién construye mi futuro.

Con esfuerzo y constancia consigo mis propósitos.

Debemos tener en cuenta que la diferencia fundamental entre una persona que alcanza una vida satisfactoria y otra que permanece infeliz, no reside tanto en su potencial intelectual, sino en la capacidad para controlar sus propias emociones, y las de las personas que la rodean.

Dirigir nuestras vidas significa ser conscientes de los temas y problemas que podemos controlar directamente, y de aquellos sobre los que podemos influir indirectamente. Es convencernos de que somos los dueños de nuestras emociones, de que podemos vencer los temores y aprender a vivir positivamente.

En resumen, que podemos dejar de ser personas atrapadas para convertirnos en personas que manejan su presente.

Una vez que sabemos lo que tenemos que hacer, y creemos y confiamos en que podemos hacerlo, ya hemos sentado las bases para iniciar cualquier proceso de aprendizaje y mejora.

Comunicar es más que Hablar
Comunicar no solo lo hacemos con palabras sino que comunicamos con todo nuestro cuerpo. Incluso cuando escuchamos o creemos no hacer nada estamos comunicando, y además enviamos y recibimos información tanto a nivel consciente como subconsciente.

Se estima que el contenido de las palabras solo representa el 7% de nuestros mensajes. Además de las palabras, el 38% de la comunicación se imputa a la expresión vocal (tono, timbre y entonación de la voz), y el 55% restante a la expresión no verbal (lenguaje corporal). Queda entonces bastante claro que las palabras no son el único medio de comunicación y tampoco el más relevante.

Por muy bien que se nos dé hablar, a veces las palabras no son el mejor medio de comunicación.

Algunas reflexiones sobre el proceso comunicativo:

• La verdadera comunicación empieza con la escucha y la observación. Una actitud atenta, cercana y paciente, comunica más que la mayoría de nuestros discursos, generando un clima de comprensión y confianza.

• Podemos conseguir que no nos afecten las críticas destructivas por medio de la autoestima y la confianza en nosotros mismos. La confianza produce seguridad, la seguridad estabilidad, la estabilidad serenidad, y la serenidad genera de nuevo la confianza.

• Lo importante no es lo que nos digan los demás, sino lo que nos decimos a nosotros mismos. Si controlamos nuestro diálogo interno (lo que pensamos), conseguiremos que nuestro bienestar dependa de nosotros, y no de lo que opinen los demás.

• Para que alguien te comprenda es importante que primero se sienta comprendido y no que se sienta agredido. Si somos comprensivos, cercanos y amables las dificultades que se presenten serán mínimas y el trato será cordial y relajado. Lo normal es que si transmitimos afecto recibamos cariño.

De todo esto concluimos que algunos de los puntos clave que favorecen una comunicación eficaz son:

– La capacidad de escucha y observación.

– La seguridad y la paciencia.

– El control emocional.

– La capacidad de transmitir tranquilidad.

Cómo Tratar a las Personas
Para terminar voy a compartir contigo algunas de las recomendaciones del excelente libro Cómo ganar amigos e influir sobre las personas de Dale Carnegie.

Carnegie escribió este libro en 1936 con el propósito de ser un suplemento a su curso sobre oratoria y relaciones humanas, y nunca pudo imaginar que se convertiría en uno de los libros de autoayuda más vendidos de la historia (15 millones de copias hasta 2008).

He escogido las más relacionadas con el tema que nos ocupa en este artículo. Son las siguientes:

01. No critiques, no condenes ni te quejes. Las críticas son como palomas mensajeras, siempre vuelven al nido. No juzgues si no quieres ser juzgado.

02. Demuestra aprecio honrado y sincero. El deseo de sentirse importante es una de las principales diferencias que distinguen a los hombres de los animales. Trata de pensar en las buenas cualidades de la otra persona olvidándote de la adulación. Sé generoso en el elogio sincero y la gente acogerá con cariño tus palabras y las atesorará toda su vida.

03. Despierta en los demás un deseo vehemente. El secreto reside en la capacidad para apreciar el punto de vista del prójimo y ver las cosas desde ese punto de vista. Considerar el punto de vista de la otra persona, y despertar en ella un deseo ferviente de algo, no debe confundirse con manipularla de modo que haga algo en detrimento de sus propios intereses. Ambas partes deben de salir ganando.

04. Interésate sinceramente por los demás. Si quieres agradar a los demás y tener amigos de verdad, has de ayudarles y con ello te ayudarás a ti mismo. Has hacer cosas por ellos; cosas que requieran tiempo, energía y altruismo.

05. Sé un buen oyente. Anima a los demás a que hablen de sí mismos. Si quieres que la gente te eluda y se ría de ti a tus espaldas, y hasta te desprecie, aquí tienes la receta: jamás escuches mientras hablan; habla incesantemente de ti mismo; si se te ocurre una idea cuando el otro está hablando, no lo dejes terminar, interrúmpelo a mitad de una frase. La persona que solo habla de sí misma denota que solo piensa en sí misma.

06. Haz que la otra persona se sienta importante y hazlo sinceramente. Da a los demás lo que quieras recibir de ellos.

07. La única forma de salir ganando en una discusión es evitándola. No se puede ganar una discusión porque si se pierde, ya está perdida, y si se gana también se sale perdiendo porque has hecho sentirse inferior al otro; has lastimado su orgullo y se tomará a mal tu triunfo.

08. Demuestra respeto por las opiniones ajenas. Jamás digas a una persona que está equivocada. Si lo haces habrás asestado un duro golpe a su inteligencia, a su juicio, a su orgullo y a su respeto por sí mismo. Esto hará que quiera devolverte el golpe y además, imposibilitarás el que cambie de opinión.

09. Trata honradamente de ver las cosas desde el punto de vista de la otra persona. Puede que el otro esté equivocado por completo pero él no lo cree así. No lo censures, cualquier tonto puede hacerlo. Trata de comprenderlo. Siempre hay una razón por la que la otra persona piensa y actúa como lo hace. Descubre esa razón oculta y tendrás la llave de sus acciones.

10. Muestra simpatía por las ideas y deseos de la otra persona. La mayoría de las personas que conocerás en tu vida tienen sed de simpatía. Dándoles esta simpatía ganarás su afecto.

En lugar de censurar a la gente, tratemos de comprenderla. Tratemos de imaginarnos por qué hacen lo que hacen. Eso es mucho más provechoso y más interesante que la crítica y, además, genera entendimiento, comprensión, tolerancia y bondad.
 
Registrado
22 Dic 2012
Mensajes
37.129
Calificaciones
111.916
Ubicación
Argentina
http://www.guiainfantil.com/articul...o-ensenar-al-nino-a-no-burlarse-de-los-demas/

Cómo enseñar al niño a no burlarse de los demás
Fomentar el respeto y el valor de la tolerancia en los niños


María José RoldánMaestra y Psicopedagoga

983COMPARTIDOS
Tanto en la escuela, como en el parque como en cualquier otro ámbito donde ocurre la interacción social entre los niños puede darse la desafortunada circunstancia en que un niño se burle de otro. Esto indudablemente debe ser corregido por los padres del pequeño que se burla, puesto que la educación emocional, los valores y el respeto por los demás empieza en casa.

Hay padres que cuando se enteran que su hijo es quien se burla no le dan mayor importancia porque no es su hijo 'quien sufre'. Esta actitud aunque no es lo habitual, cuando ocurre, es sin duda cuanto menos, desafortunada.

El niño que se burla


La realidad es que el niño que se burla es el que realmente se siente más débil y quien seguramente sea más cobarde, pero tiene que ponerse una máscara de hostigador para poder sentirse bien. En muchas ocasiones el niño que se burla lo hace porque no se siente bien consigo mismo y también puede que lo haga porque es el comportamiento que ha visto y aprendido desde casa.

Burlarse tiene consecuencias negativas para los niños que se burlan
Lo habitual es pensar que las consecuencias negativas sólo son para el niño que recibe las burlas, que aunque también lo padece, el niño burlón también sufre consecuencias.

Si los adultos no intervienen en estas graves situaciones, el niño que se burla tendrá consecuencias tan graves en su desarrollo como por ejemplo:

- El rechazo

- Mal aprendizaje en la escuela

- Malas habilidades sociales

- Aumento de su agresividad

- Aumento de su inseguridad personal

- Aumento de su baja autoestima

- Aumento de su ignorancia en cuanto a las normas y comportamiento social

Cómo enseñarle a los niños no burlarse de los demás
Para enseñar a los niños a no burlarse a los demás tiene que trabajarse desde casa y ser constante para que el niño entienda que es un comportamiento totalmente inaceptableen cualquier circunstancia y que en casa no se acepta, por lo que tendrás que tomártelo con gran seriedad.

- Trabajar la empatía. Es muy importante que los niños aprendan a través de la educación emocional qué es la empatía, ya que es fundamental para que puedan entender cómo se sienten los demás cuando están siendo atacados con burlas.

- Refuerzo positivo. El refuerzo positivo siempre tiene más éxito para el cambio de conducta que el refuerzo negativo, por este motivo busca cuando tu hijo se esté portando bien y no dudes en felicitarle por ello.

- Sé el mejor ejemplo. Si quieres que tu hijo no se burle de los demás, resulta obvio que nunca tendrás que burlarle de alguien sin que la otra persona esté delante y menos con la presencia de tu hijo. El respeto hacia los demás empieza en ti.

Y por supuesto, no dudes en darle cariño y amor real a tu hijo, porque de esta manera se sentirá querido y no tendrá la necesidad de sacar su inseguridad y su agresividad con las demás personas.
Y de adultos son insoportables los pobres. Insufribles
 

Registrado
16 Feb 2008
Mensajes
42.163
Calificaciones
78.474
creo que si algo me ha funcionado para mantener intactas las amistades es que no permito que nadie hable de nadie en sentido de criticar, siempre propicio que si algo tienen que decir que lo digan face to face.
 
Registrado
4 Nov 2015
Mensajes
8.445
Calificaciones
30.163
creo que si algo me ha funcionado para mantener intactas las amistades es que no permito que nadie hable de nadie en sentido de criticar, siempre propicio que si algo tienen que decir que lo digan face to face.
Estoy, totalmente, de acuerdo contigo. El hablar a las espaldas, es de las cosas que provocan más enemistades.
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)