Quién asesinó a Soledad Donoso en 1992?

S

Sor Rita

Guest
Hola [email protected], he buscado y no he encontrado tema abierto
Parece ser que el caso no ha prescrito ( no se por que, hay noticias donde se habla de su investigación recientemente)


Soledad Donoso Toscano, de 18 años, desapareció la tarde del 28 de septiembre de 1992. Vivía en la Plaza de San Pedro 6, de Córdoba, con su madre María del Carmen Toscano y cuatro hermanos.

La joven salió de su casa a las 17:45, para ir a trabajar a la pizzería "Oh La La", de la Avenida de Barcelona s/n, en donde debía presentarse a las 18:00. Llevaba un año trabajando en el local, tras haber abandonado sus estudios. Iba vestida con camiseta negra de cuello alto, pantalones blancos, botines y un bolso de ante marrón. Pero nunca llegó a su trabajo. Sobre las 19:30, los dueños del local llamaron a su casa para preguntar por ella. La familia la estuvo buscando esa noche, sin resultado. Soledad no se había llevado dinero ni ropa.


Así que la familia interpuso la denuncia a las cuarenta y ocho horas de la desaparición. La policía no empezó a investigar hasta una semana después. Lo de siempre: pensaron que se había ido por voluntad propia, porque era mayor de edad.

El 14 de Octubre de 1992, dieciséis días después, un cazador encontró el cuerpo sin vida de Soledad en una zona de difícil acceso del río Guadalquivir, conocida como "El Arenal Alto". El hombre estaba cazando pájaros con una escopeta de plomillos, resbaló y entonces vio el cadáver entre los matorrales.

Estaba irreconocible y en avanzado estado de descomposición. Sólo la ropa indicaba que podía ser ella. Y su bolso, con sus objetos personales, entre ellos un paquete de Winston que le había cogido a su padre, en el que quedaban doce cigarrillos. A la familia no la dejaron verla y su madre se lamentaba: "No nos dejaron ver el cadáver. Ni siquiera la pudimos pasar por la Iglesia porque, al parecer, estaba muy mal." Su hermana María del Mar también expresó su disgusto. "... La Policía no empezó a investigar hasta pasada una semana. Creían que se había ido motu proprio, y como era mayor de edad..."



Los agentes interrogaron a todas las personas cercanas a la joven, y registraron su habitación minuciosamente. Encontraron un papel con dos teléfonos de un tal Antonio C. (el de su casa y el del bar Niza, donde trabajaba), que la había conocido en la Feria de Córdoba, al que detuvieron durante unos diez días a pesar de que al menos dos testigos señalaron la posible implicación de otro joven del entorno de Soledad. Al final, Antonio C. tuvo que ser puesto en libertad por falta de pruebas, tras pagar una fianza de 600 euros.

La autopsia determinó que Soledad había fallecido el mismo día de su desaparición. Su cadáver estaba vestido, pero la cabeza estaba a un metro de distancia del resto del cuerpo, completamente descarnada y con sólo un fragmento de su melena pelirroja. También faltaban vértebras y una de las manos. A pesar de ello, el informe forense no tuvo reparos en concluir que no había señales de violencia en el cuerpo de la joven. “... No es posible determinar la causa de la muerte. No se ha observado ningún indicio que permita, ni siquiera de forma aproximada, deducir las circunstancias en que se produjo, ningún tipo de lesión traumática vital..."

Entonces se comenzó a investigar al segundo sospechoso, Rafael C. G., apodado "Fali". Este sujeto era el jefe de la pandilla de los bloques de pisos de La Sagrada Familia. A pesar de tener pareja, mantenía con Soledad una relación esporádica de las calificables como tóxicas, con amenazas, intimidaciones, vejaciones y agresiones físicas. Pero tras interrogarlo declaró que el día de los hechos había estado con su novia, tras bajar desde la base de Cerro Muriano, en donde estaba haciendo el servicio militar, lo que fue corroborado por su pareja.

La mejor amiga de Sole, Toñi, afirmó que Fali “la había atado y amordazado en la furgoneta”, llegando a rodear su cuello con una cuerda y ejercer presión, intimidándola con una navaja. Otros testimonios indican que “le pasó una navaja por el cuerpo”, “le rompió el sujetador”, “le cortó un mechón de pelo y amenazó con violarla”. A pesar de todo, Sole parecía incapaz de apartarse de Fali, en contra del consejo de sus amigos, presa de esa extraña fascinación que ciertas jóvenes sienten por los delincuentes.

Toñi cuenta también que "El Fali goza de cierta protección en otros ámbitos... Tiene un tío que es policía, que lo apodan ‘Falconeti’, que se hace acompañar por un tal ‘Manoplas’, teniendo fama de pegarle a quien le daba la gana con total impunidad bajo su uniforme de policía...”

Una llamada en la que se informaba sobre la posible implicación de determinados agentes policiales en el encubrimiento de pruebas que apuntaban a R.C.G. parecía confirmar las declaraciones de Toñi, ya que el citado "Falconeti" se encontraba en activo en aquella época. Pero no ha trascendido si se llegaron a realizar pesquisas al respecto ni los resultados obtenidos.

La investigación contó con "circunstancias sospechosas y perjudiciales", como que "en el escenario de la muerte no se encontraron varios huesos de la víctima", "el reloj de ella desapareció de la mesa de un funcionario del juzgado antes de ser analizado"; y que su DNI "apareció en una comisaría entregado por un ciudadana que se lo encontró en la calle once meses después y no le tomaron declaración". y "varios de los testigos que declaran al final de la instrucción en los años 90 dicen que sus primeras declaraciones podrían haber sido cambiadas, modificadas u omitidas", y en las que "señalaban al segundo de los sospechosos", el ahora imputado.



La familia consiguió que la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba reabriera el caso en mayo de 2012, para evitar que se cumpliera el plazo de prescripción del crimen.

La jueza instructora levantó el secreto de sumario a los diez meses de la reapertura de la causa, encontrándose una nueva prueba forense que determinó que la joven murió de forma violenta, debiéndose a "varios golpes con un objeto contundente que le propinaron en el mismo lugar en el que apareció el cuerpo". Entre ellos, un golpe en la cabeza que fue mortal de necesidad, según recoge la conclusión de dos informes antropológicos judiciales. Las nuevas técnicas criminalísticas han podido aclarar, además, que Soledad supuestamente fue asesinada por un único individuo que la trasladó viva hasta El Arenal. La jueza ordenó el verano pasado la exhumación del cadáver para someterlo a nuevas necropsias, ya que en la autopsia efectuada en 1992, como queda dicho, el forense señalaba que a consecuencia de la falta de algunas vísceras y el mal estado que presentaban las encontradas "no es posible determinar la causa de la muerte, violenta o natural". El médico que practicó ese examen no observó "ningún tipo de lesión traumática", si bien el cuerpo estaba incompleto por la intervención de alimañas 1 y por las inclemencias del tiempo.


1 ¿Alimañas de dos patas o de cuatro?


El criminólogo Félix Ríos realizó una reconstrucción del delito en base a las declaraciones de ciertos testigos, llegando a la conclusión de que un automóvil procedente del barrio de San Pedro de Córdoba se detuvo sobre las seis de la tarde en la zona del Arenal Alto. De él descendieron Soledad y un joven de edad, estatura y complexión similar a ella. Soledad parece protestar, según sus gestos indican, que quiere regresar a Córdoba -probablemente porque tenía que ir a trabajar-. El joven saca una litrona del interior del vehículo y lo cierra con llave, y se va caminando, atravesando la escombrera que separa el coche del río. Soledad no tiene más remedio que seguirlo. En la orilla del río, tras una discusión, el joven la golpea hasta matarla. Después arrastra su cuerpo hasta el agua y se lleva los objetos personales de Soledad. Regresa al coche y huye a gran velocidad. El vehículo era un Volkswagen Golf GTI rojo, de ruedas anchas y perfil bajo, matrícula CO-????-AB, con óptica frontal ovalada, característica del modelo de 1991.


Lo que no está claro es si estos presuntos testigos llegaron a presentar una denuncia ante la policía por estos hechos, o no lo hicieron.

Según la abogada de la familia, Penélope Castejón, Sole decidió finalmente romper con Fali, por lo que éste habría decidido poner fin a su vida tras la discusión que se desarrolló en la zona en dónde se encontró el cuerpo. La importancia de determinar la identidad del propietario del vehículo aumenta teniendo en cuenta que la familia del segundo imputado cuenta con varios modelos similares.

Tanto R.C.G. como su pareja de entonces son las dos únicas personas que se han negado a colaborar en la investigación, habiéndose comprobado que estuvieron consultando páginas de medios de comunicación en internet sobre el caso y arrancaron carteles en las que se pedía la ayuda de la gente que pudiera tener información del entorno cercano a este sospechoso.

Por otra parte, cuatro grupos de pelos encontrados en el cuerpo de Soledad, que contenían bulbo -del que se puede extraer el ADN- y cuya existencia consta en el sumario, al parecer se han extraviado. Otra circunstancia extraña más. También se solicitaron nuevas pruebas forenses, entre ellas, el análisis de un mechero que estaba junto al cadáver, así como la colaboración del forense Francisco Exteberría, 2 que participó en el caso Bretón, para complementar informes ya realizados.

R.C.G. negó ante la Jueza de Instrucción número 7 de Córdoba haber participado en el crimen, declarando muy nervioso y agitado y negando todo salvo su relación con la joven, que ya era conocida. Su pareja por aquel entonces mantuvo que el día de autos lo pasaron juntos, con lo que Fali no podía estar implicado en el crimen

La hermana de Soledad Donoso, María del Carmen, se muestra "esperanzada en que el asesino entre en la cárcel", puesto que "todos los indicios llevan al sospechoso" y comenta que se abrirá un número de cuenta y se realizarán actividades culturales para "quien quiera colaborar con el caso y no prescriba". Y es que, "el sospechoso ha vivido tranquilamente durante 20 años, pero a partir de ahora no."


Os dejo esta fuente que en mi opinión es bastante completa
.
 

Registrado
28 Oct 2016
Mensajes
10.896
Calificaciones
48.275
Desgraciadamente hay tantos y tantos casos que no llegan a resolverse. De todas formas me sorprende la conclusión primera de que no murió de forma violenta ¿?, todo lo demás tiene muy mala pinta y además a veces en ciertos entornos hay una maraña de intereses y favores generados que desenredarla es complicado y peligroso. Es una pena que nuestra mente nos juegue malas pasadas y que en lugar de salir corriendo cuando ciertos individuos tienen ciertas reacciones las mujeres sigan enganchándose y dándoles oportunidades. Como siempre digo en temas donde entra en juego el maltrato, educación, educación y más educación, porque además en lugar de avanzar vamos retrocediendo.
 
Registrado
9 Jul 2018
Mensajes
8.541
Calificaciones
46.020
Se hablò un poco de este caso en el hilo de “Casos sin resolver” si no recuerdo mal,por si queréis mirarlo.
Se parece mucho al caso de Déborah en Vigo.El 92 fue un año terrible.
 
S

Sor Rita

Guest
Desgraciadamente hay tantos y tantos casos que no llegan a resolverse. De todas formas me sorprende la conclusión primera de que no murió de forma violenta ¿?, todo lo demás tiene muy mala pinta y además a veces en ciertos entornos hay una maraña de intereses y favores generados que desenredarla es complicado y peligroso. Es una pena que nuestra mente nos juegue malas pasadas y que en lugar de salir corriendo cuando ciertos individuos tienen ciertas reacciones las mujeres sigan enganchándose y dándoles oportunidades. Como siempre digo en temas donde entra en juego el maltrato, educación, educación y más educación, porque además en lugar de avanzar vamos retrocediendo.
Si que murió de forma violenta, pero no saben como , porque el cadaver estaba ya prácticamente esqueletizado y era imposible
Se hablò un poco de este caso en el hilo de “Casos sin resolver” si no recuerdo mal,por si queréis mirarlo.
Se parece mucho al caso de Déborah en Vigo.El 92 fue un año terrible.
A mi el caso Déborah me recuerda mucho más a él caso de Susana acebes( en ambos casos una ex pareja como única y clara sospechosa pero sin pruebas suficientes para incriminarles, pruebas falsas y semen y preservativos de otras personas)
 

Registrado
9 Jul 2018
Mensajes
8.541
Calificaciones
46.020
Si que murió de forma violenta, pero no saben como , porque el cadaver estaba ya prácticamente esqueletizado y era imposible

A mi el caso Déborah me recuerda mucho más a él caso de Susana acebes( en ambos casos una ex pareja como única y clara sospechosa pero sin pruebas suficientes para incriminarles, pruebas falsas y semen y preservativos de otras personas)
No conocía el caso de Susana.He estado mirando un poquito.Cierto,es más semejante aún que el de Soledad.En lo que coinciden los 3 es en parejas o ex parejas como principales sospechosos.Por cierto el caso Acebes prescribe en septiembre de este año..apenas en 3 meses y medio.