PRÓTESIS PARA LOS MÁS DESFAVORECIDOS GRACIAS A LA IMPRESIÓN 3D

P

pilou12

Guest
Hacia un futuro mejorPowered by


PRÓTESIS PARA LOS MÁS DESFAVORECIDOS GRACIAS A LA IMPRESIÓN 3D
Ángela Sepúlveda





Guillermo Martínez ha decidido usar su impresora 3D para hacer prótesis destinadas a personas que no pueden pagarse una. Su diseño es innovador porque está destinado a aquellos que no tienen codo


VIDEO :https://brands.elconfidencial.com/s...tesis-impresion-3d-kenia-ayudame-bra_1582008/


a impresora de 3D de Guillermo Martínez, ubicada en su habitación, tiene un horario de trabajo de ocho horas de lunes a viernes. Controlada con su móvil gracias a una cámara, tiene la responsabilidad de imprimir las piezas de las prótesis que este ingeniero madrileño ha diseñado especialmente para personas sin brazo pero que tampoco tengan codo. Un sistema sencillo que permite a la persona en cuestión coger objetos con un pequeño balanceo del hombro.

¿Cómo acaba uno comprándose una impresora 3D y termina en Kenia entregando sus primeras prótesis diseñadas? “Me compré una impresora porque quería tener algo que crease cosas”, cuenta Guillermo. Y empezó a conocer proyectos de asociaciones que tenían diseños para imprimir prótesis. “Tenía un viaje preparado a un orfanato de Kenia con la ONG Bamba Project y me replantee preguntar si gente de la zona necesitaba prótesis. Me dijeron que sí y me empezaron a mandar fotos y medidas”.

“Me acuerdo de mis pensamientos antes de llegar a Kenia. No conocía la situación, no sé cómo iba a reaccionar yo, si les iba a gustar…”


El problema es que los diseños subidos a internet estaban destinados a prótesis para persona con codo o muñeca, pero no para quienes solo disponían de hombro, como en el orfanato del Valle del Rift al que iba a viajar Guillermo. Basándose en prótesis antiguas, desarrolló la suya propia, ajustable con un arnés y creadas ‘ad hoc’ para cinco personas de la región.

Sin saber si aquello iba a ser útil, metió las piezas en la maleta, cogió un avión y aterrizó en Kenia. “Me acuerdo de mis pensamientos antes de llegar. No conocía la situación, no sé cómo iba a reaccionar yo, si les iba a gustar… Una sensación de nerviosismo porque era la primera vez que lo iba a probar en una persona”. Todas las dudas desaparecieron cuando el primero de sus ‘pacientes’ cogió su gorra gracias a su invento y su sonrisa fue infinita. Guillermo tampoco pudo disimular la suya. “Después de nueve meses me han mandado un vídeo de esa primera persona arando, cogiendo bolsas, cosiendo a máquina… Le ha cambiado la vida, es una pasada”. Y todo por unos 30-35 euros y unas 16 horas de trabajo de la impresora.

“Tengo dos peticiones por semana de particulares, o para ellos o para un apadrinado. También de ONG”


Tras ese viaje nació Ayúdame 3D, un proyecto independiente y personal. “Cuando volví de Kenia abrí un bote virtual para gente que quisiese colaborar. Y ahora es más ‘no me ayudes a mí, ayúdale a ellos’. El diseño de las prótesis están en internet, busca tus personas y ayúdales. Puedes colaborar con el proyecto o con otros que tengo en marcha, como cursos y máster que necesito para mi conocimiento”. Guillermo continúa entregando prótesis a todas aquellas personas que no tengan recursos. Acaba de hacerlo en Sevilla, Ciudad Real o el Chad. “Tengo dos peticiones por semana de particulares, o para ellos o para un apadrinado. También de ONG que quieren colaborar”.

Él volverá al mismo orfanato de Kenia este verano con la intención de enseñarles a los niños cómo se montan esas prótesis y darles algunas clases para que entiendan el mecanismo. Será entonces cuando vuelva a ver en persona al profesor que grabó un vídeo para la madre de Guillermo contándole lo agradecido que estaba con su prótesis. Por primera vez desde que nació podrá sostener el libro y la tiza a la vez.

“Todo se puede hacer más grande. Solo hace falta tiempo y ganas. Y las ganas están”


“Ayudar es demasiado fácil para no hacerlo”, dice Guillermo. Y anima al resto de persona a que utilicen sus impresoras para proyectos solidarios. Parte de sus múltiples charlas que da por toda España tienen ese objetivo, contarle a la gente cómo hacerlo. Y, mientras, sigue ayudando a quien lo necesite. Este año surgió otro proyecto a través de Twitter: imprimir cajas con temática de superhéroe para ocultar la quimio de los niños. Un padre preguntó dónde podía conseguirla y le nombró a él (@Willperman) y a algunas personas más. Y en 11 horas estaba lista la primera de estas cajas. “Para ayudar solo hay que saber en qué destacas y qué conocimientos tienes”.

Acaba de terminar el primer prototipo para personas sin movilidad en la mano. Quiere desarrollar otras prótesis para animales y usar su página web para subir tutoriales, preguntas en línea… “Todo se puede hacer más grande. Solo hace falta tiempo y ganas. Y las ganas están”.
 

P

pilou12

Guest
Brazos que se ajustan con un clic: las prótesis del futuro
TEKNAUTAS


  • Un brazo biónico
    Edmund Rath es el primer hombre que prueba una nueva solución protésica desarrollada por médicos austriacos de lo más futurista. (Foto: Reuters)



    06/11/2018

    Edmund Rath perdió su brazo en un accidente de tráfico, justo por debajo del codo. Con él también se fue su trabajo en la construcción y tuvo que cambiar todos sus hábitos. Pero le llegó un golpe de suerte y se convirtió en la primera persona del mundo en probar el brazo biónico que estaban desarrollando unos médicos austriacos.

    Esta futurista protesis le ofrece a Rath la posibilidad de volver a tener un brazo móvil y, lo más importante, controlarlo con su cerebro. El procedimiento, conocido como “osteointegración” (OI), incluyó el implante de una barra de metal en el hueso del miembro residual. La barra tiene un extremo que queda en el exterior, y en ese punto se ajusta la prótesis.

    El funcionamiento es tan rompedor como sencillo. Ahora, cuando Rath imagina que mueve su mano, los músculos de su hombro se contraen y electrodos ubicados en la prótesis leen los movimientos y ejecutan la acción. Un cambio clave en las prótesis que permite una integración cada vez mayor.

    https://www.elconfidencial.com/mult...11-06/brazo-bionico-protesis-futuro_1640942#0
 
P

pilou12

Guest
Prótesis impresas en 3D para personas de países sin recursos

Por Azahara Mígel | Noelia Núñez | 09-12-2018






Guillermo Martínez

Ingeniero y fundador de Ayúdame3D

Hay decisiones que te cambian la vida. Momentos que, a veces sin saberlo cuando ocurren, marcan un antes y un después. Guillermo Martínez, joven ingeniero madrileño, tiene claro cuándo fue el suyo. Es completamente consciente y tiene, además, grabado en la memoria el día en que ocurrió: fue cuando descubrió en Internet las impresoras 3D y decidió comprarse una. En principio su nueva adquisición iba a servirle para fabricar juguetes, su gran pasión, pero aquella primera impresora era, en realidad, el germen de una idea que iba a cambiar no solo la vida de Guillermo, sino la de mucha otra gente a miles de kilómetros de distancia.
En la web de Ayúdame3D, la organización fundada por Guillermo Martínez, aparece como lema “ayudar es demasiado fácil como para no hacerlo”. Una frase que, él mismo reconoce, hace apenas unos meses sólo le habría impulsado a darle un like en Twitter. Ahora, en cambio, la repite constantemente y es uno de los motores de su vida. Y es que con aquella impresora 3D con la que imprimía jarrones o flores, ha terminado fabricando prótesis para personas que no tienen brazos. La idea le surgió poco antes de un viaje de voluntariado a Kenia al terminar los estudios; por entonces Guillermo ya había empezado a trastear con manos impresas, obteniendo los tutoriales y ayuda necesarios a través de Internet porque quería darle una utilidad mayor a su impresora. “Tenía un montón de manos en mi casa y no sabía qué hacer con ellas. Entonces hablé con los coordinadores del orfanato que iba a visitar en Kenia y me buscaron varios candidatos por la zona que necesitaran estas prótesis” explica Guillermo. El siguiente paso fue adaptar los diseños a las necesidades de la gente que iba a utilizar sus prótesis. Y aquello fue el comienzo de Ayúdame3D.

Ha pasado algo más de un año desde aquel primer viaje, pero la vida de Guillermo ya no será nunca igual. Gracias a él ahora hay un buen puñado de niños y mayores que pueden desenvolverse con mayor facilidad. Su idea fue, además, reconocida con un premio (el primero que consigue un español) en el Foro Mundial de la Juventud celebrado en noviembre en Egipto y donde pudo mostrar su proyecto a los más de tres millones de personas que siguieron el evento por Internet. Los planes de Guillermo pasan ahora por ampliar su organización para poder ayudar a más gente, lo que significa por un lado aumentar la red de contactos y voluntarios (gente que quiera diseñar o imprimir) y, por otro, recaudar fondos. Pero, además, también está centrado en divulgar su trabajo en las escuelas para enseñar a los más pequeños a través de talleres y charlas que, con imaginación y el conocimiento compartido al que se accede a través de Internet, es posible cambiar cosas en este mundo. Una misión para la que se siente preparado porque, como afirma en su cuenta de Twitter: “Una gran tecnología conlleva una gran responsabilidad”.


https://elfuturoesapasionante.elpais.com/protesis-impresas-en-3d-para-paises-sin-recursos/
 
P

pilou12

Guest



MEDICINA, ROBÓTICA, TECNOLOGÍA
La prótesis que nació gracias a las piezas de un helicóptero de Lego

Por Noelia Núñez | 10-01-2019



A los nueve años todo es posible. La imaginación es entonces un terreno fértil donde las ideas más peregrinas (que son las más geniales) puede agarrar y florecer. Luego, comienzan las mezquindades, los temores y los cálculos. A eso lo llamamos madurar, sin percatarnos de que esa madurez lleva implícita una falta de riesgos en el pensar que cercena muchas grandes ideas. A los nueve años fue cuando David Aguilar tuvo la idea que iba a marcar el resto de su vida.

Empezó, de qué otra forma si no, como un juego cuando se encontraba montando uno de los kits de construcción de Lego. Pero, en lugar de ordenar las piezas para que fuesen las hélices o la cabina del helicóptero para el que estaban diseñadas, decidió colocarlas alrededor de su brazo, un brazo pequeño y malformado a causa del síndrome de Poland, una rara enfermedad congénita que padece de nacimiento y que afectó a su pectoral derecho y al antebrazo del mismo lado. Aquel día David imaginó que sus piezas de Lego podían convertirse en una extensión de la extremidad, una especie de prótesis que le ayudara a realizar algunos movimientos. Y como a los nueve años todo es posible… convirtió su idea en una realidad y en un leitmotiv que ha guiado sus pasos hasta hoy. La enfermedad de David nunca fue una excusa para él, sino más bien una circunstancia que, como aseguraba Ortega y Gasset, tenía que salvar para salverse él: “El mundo te cambia completamente porque no solo haces las cosas de manera diferente a otras personas, sino que incluso buscas la forma de hacerlas mejor que los otros”.

Aquella primera idea infantil se convirtió años después en una verdadera prótesis fabricada también con piezas de Lego. Ferrán Aguilar, el padre de David, recuerda la noche en la que su hijo se plantó en el salón de casa para enseñarles su nuevo invento con el que podía flexionar el brazo y agarrar objetos: “fue un momento mágico”. Fue precisamente Ferrán quien comenzó a compartir vídeos y fotos de David en redes sociales y su hazaña llegó hasta Lego. La compañía les envió una emotiva carta en la que aseguraba que se habían quedado “sin palabras… La fuerza y el tesón de David son las cosas que nos hacen sentirnos orgullosos y por las que queremos seguir dando la oportunidad a que todos los niños del mundo tengan acceso a nuestros ladrillos Lego”.

Gracias a aquellos vídeos David se convirtió en una pequeña celebridad: dio conferencias y fue entrevistado por medios de medio mundo (incluyendo la CNN o el National Geographic) pero, lo más importante, es que al acabar el bachillerato recibió una invitación de la UIC (Universitat Internacional de Catalunya) para estudiar allí bioingeniería. A sus 19 años -y sin dejar a un lado la curiosidad que desde niño ha guiado sus proyectos- mira el futuro con optimismo y tiene claro qué quiere hacer: “mi sueño es poder ayudar a gente que esté en la misma condición que estoy yo”.

Con la serie “Familias conectadas” queremos saber qué pasa cuando la tecnología se integra en el hogar. Investigar cómo afecta al ritmo de estudios, al ocio, al trabajo, a la cultura… Pero sobre todo cómo modifica las relaciones humanas y qué hacer para que conseguir una interacción natural entre todos los miembros de la familia y las máquinas.

Edición: Noelia Núñez | Cristina López
Texto: José L. Álvarez Cedena

https://elfuturoesapasionante.elpai...acias-a-las-piezas-de-un-helicoptero-de-lego/
 

P

pilou12

Guest
El hombre que fabrica las prótesis más hermosas

Por Pedro García Campos | 11-04-2019







Scott Summit
Fundador de Bespoke Innovations y diseñador industrial



Scott Summit creció admirando a Steve Austin, el hombre de los seis millones de dólares, el personaje que interpretaba el actor Lee Majors en la mítica serie de televisión de los años setenta. En aquella ficción, preñada como todo en la época con la paranoia de la Guerra Fría pero también con la ingenuidad del optimismo tecnológico, el piloto de pruebas y astronauta Steve Austin sufre un terrible accidente durante una misión perdiendo las dos piernas, un brazo y la visión del ojo derecho. De aquella tragedia, sin embargo, gracias a la ciencia surgirá un ser nuevo, un hombre biónico dotado de una fuerza enorme, una gran velocidad y una visión extraordinaria. Un héroe con extremidades postizas que, lejos de avergonzarse de ellas, lo que hace es sacar partido de las mismas.

Aquel personaje de ficción dejó una huella imborrable en Summit quien, años después, se ha convertido en el diseñador de las prótesis más hermosas del mercado. Un adjetivo y una cualidad (la belleza) que rara vez se puede utilizar para describir lo que la mayoría de personas viven como un estigma. Y es que, como el propio Summit reconoce, hasta la llegada al mercado de sus diseños, las prótesis podían considerarse unos excelentes aparatos desde el punto de vista de su utilidad, comodidad, precisión y calidad de los materiales, pero nadie mostraba orgulloso una pierna ortopédica. Más bien al contrario, la gente tiende a esconder sus prótesis, intentando disimular de la mejor manera posible la ausencia de uno de sus miembros y esto es porque esas prótesis no son únicas y eficientes, no están adaptadas a la personalidad y el gusto de cada uno de los pacientes.

Formado como diseñador industrial, antes de dedicarse a la fabricación de prótesis, Summit trabajó para algunas de las marcas más destacadas en el campo del diseño de sus productos como Apple o Nike. A esta experiencia previa le suma una mirada muy especial sobre el cuerpo humano, al que considera hermoso y eficiente, algo que va más allá de lo meramente mecánico, para convertirlo en lo que él llama escultura en movimiento. “La impresión en 3D ofrece una gran oportunidad para crear no solo diseños impresionantes y hermosos, sino el tipo de diseño que puede cambiar vidas” asegura Summit. Cada uno de los diseños de Summit son completamente originales y parten de una aplicación que obtiene una imagen digital de la persona para la que se está diseñando la prótesis.
Summit, que sitúa su trabajo en la intersección entre las necesidades humanas y la tecnología, cree que “una prótesis no sirve únicamente para evitar que te caigas, una prótesis debe hacerte prosperar”, porque al final su misión no es una mera tarea mecánica, sino conseguir que “una persona sienta que es hermosa de nuevo”.

Edición: Pedro García Campos | Cristina López
Texto: José L. Álvarez Cedena

https://elfuturoesapasionante.elpais.com/el-hombre-que-fabrica-las-protesis-mas-hermosas/
 
P

pilou12

Guest
QUÉDATE EN CASA

Respiradores (y más) hechos en casa: las impresoras 3D se movilizan en España
Los 'makers' se organizan para fabricar también EPI contra el Covid-19. Algunos respiradores 'low cost' esperan el plácet de Sanidad para poder producirse a gran escala




Foto: Foto: Reesintencia Team.


Foto: Reesintencia Team.


AUTOR
M. MCLOUGHLIN
Contacta al autor
michaelmcsaez
23/03/2020


Una marca de sofás ha dado la vuelta en los últimos días a su actividad por el Covid-19. En lugar de andar tapizando sus productos, andan haciendo mascarillas para un hospital cercano de la zona de Levante. Ocurre lo mismo en La Rioja, donde un conocido fabricante español de zapatos ha puesto a su plantilla a confeccionar suministros para centros sanitarios. Incluso un gigante como Inditex ha puesto parte de su músculo productivo a confeccionar batas médicas.

Las compañías que han arrimado el hombro en los últimos días para surtir de equipos de protección a los trabajadores de la Sanidad pública se han multiplicado en los últimos días en medio de la guerra contra el coronavirus. Pero esta solidaridad no solo es de empresas con fábricas o líneas de montaje. Mientras avanza en este artículo, la resistencia de una impresora 3D estará moldeando filamento para convertirlo en una visera protectora, una máscara de filtros o, incluso, la pieza de un respirador 'low cost'.

Los 'makers' —ese grupo autoorganizado entregado al mantra 'DIY' ('hazlo tu mismo', en castellano)— han movilizado sus equipos y se están coordinando a través de internet y Telegram. No es algo centralizado. Algunos de los proyectos que más han dado que hablar son entre particulares que están cada uno en una punta del país. Cuando uno oye hablar de un grupo de trabajo en Asturias, una universidad en Castellón o de cualquier otra asociación, en realidad son aristas del movimiento 'Coronavirusmakers' que se sostienen, en su mayor parte, en las colaboraciones y trabajo anónimo.



Uno de los prototipos de Reesistencia Team.



Uno de los prototipos de Reesistencia Team.



De esta ola de colaboración, investigación y experimentación han surgido en los últimos días varios proyectos para fabricar respiradores a bajo coste. Aunque el Gobierno anunció el pasado sábado la compra de 700 de estos equipos, lo cierto es que sigue habiendo una necesidad extrema de conseguir más de estas máquinas esenciales para dar soporte a pacientes de la UVI. Dos de estos inventos están muy avanzados y ya están enfrentando la fase de validación clínica antes de empezar a producirlos en masa.

El que más ha dado que hablar en los últimos días es el 'Reespirator', diseñado por el grupo ReesintenciaTeam. El ingeniero asturiano Marcos Castillo y la ingeniera zaragozana Esther Borao empezaron a trabajar en este invento desde que este problema empezó a verse venir y han apretado el acelerador desde que se decretó el estado de alarma.

En los últimos días, se han realizado varias pruebas para su validación clínica, un hito clave


"La particularidad es que en lugar de utilizar un AMBU [respirador manual] hemos optado por un sistema Jackson Rees como sistema ventilatorio", explica Ramsés Marrero, 'maker' y médico residente del Hospital Nuestra Señora de La Candelaria y uno de los impulsores del proyecto. "Hemos tenido que hacer muchas cosas desde cero en un tiempo récord. Es cierto que, con la gripe A, se hicieron ciertos modelos que igual podían haber servido de base, pero no se liberó la documentación", añade a este respecto.


Pruebas en Asturias y País Vasco

Explica que han estado en contacto "con las autoridades sanitarias" para adaptarse a las necesidades concretas y ajustar parámetros. En Asturias, donde se encuentra Marcos Castillo, han colaborado con el Hospital Universitario Central de Asturias para validar clínicamente uno de los prototipos funcionales del 'Reespirator' que tienen. El otro está siendo testado junto a Osakidetza, el departamento de Sanidad del País Vasco. Las pruebas de laboratorio de este fin de semana han salido bien y solo esperan luz verde por parte de Sanidad. Una vez logren ese visto bueno, podrán movilizar a la comunidad y a empresas que quieran colaborar para crearlos en masa a raíz de los planos que ya están colgados en su Twitter.


"Esto al final va de gente que quiere ayudar. También se pueden hacer en casa. Las piezas de los prototipos se han hecho con cortadoras láser que gente como yo tenemos en casa", dice Overland García, coordinador de los grupos de trabajo de 'Reesistencia' ([email protected]) a nivel nacional, que no se han limitado a hacer únicamente estos aparatos. "Nosotros estamos para lo que nos pidan los médicos. Hemos hecho respiradores, pero también mascarillas, viseras e incluso un 'abrepuertas' de plástico para que puedan abrir cuando van a domicilios a hacer pruebas sin tocar el pomo", comenta García, que también coordina a nivel nacional la plataforma cv19makers, que colabora en la impresión de piezas para los respiradores pero también en otros equipos de protección.

Respirador de campaña
Otra de estas creaciones 'low cost' que esta misma semana podrían empezar a producirse es 'Leitat 1'. Se trata de un respirador de campaña desarrollado por CatSalut, el Hospital Parc Taulit de Sabadell y las empresas HP y Leitat.Esperan poder crear hasta un centenar al día "a mediados de semana" y que esa capacidad se aumente hasta las 300 unidades por jornada.



Foto: Leitat.




Foto: Leitat.


Esta máquina contará con una "homologación provisional" de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. "El objetivo ha sido simplificar al máximo su diseño y componentes para poder crear un producto médico robusto, de utilidad y de menor complejidad, facilitando su producción y ensamblaje", explica el comunicado sobre esta máquina validada por el doctor Lluís Blanch y el ingeniero Magí Gallindo. Para la fabricación masiva, se apoyarán en firmas como Airbus o Navantia, pero también en la capacidad de usuarios 'makers', "con el fin de aumentar la capacidad de producción en un plazo corto".

Motor de parabrisas
En el territorio catalán, también ha surgido la iniciativa Oxygen, que también busca crear un respirador de emergencia automatizando un AMBU, con modificaciones para que mecánicamente pueda expulsar el CO2 que emite el paciente. "Nuestro planteamiento es crearlo con elementos ampliamente disponibles, reutilizar piezas. Los AMBU están disponibles en ambulancias y muchísimas partes", cuenta Lluís Rovira, uno de los impulsores del proyecto.




"El motor con el que funciona es el mismo que un parabrisas de coche", remata. Un fabricante de la provincia de Barcelona, Doga, les ha donado un gran paquete de motores de cara a una producción masiva. Tras crear un prototipo en madera, trabajan ya con metacrilato de cara a la versión definitiva. "Estamos trabajando con el hospital de Can Ruti para adaptarlo a las necesidades y exigencias clínicas".

Mascarillas y viseras
'Coronavirusmakers' ha atraído casi a 2.000 personas. De ese gran grupo central han acabado surgiendo otros para encargarse de un cometido concreto, como puede el 'software', nuevos diseños o directamente la fabricación de equipos de protección individual. "Las pantallas son fáciles de producir, al final es crear una pieza para colocar acetato que te cubre toda la cara", comenta Guillermo Martínez, de la ONG Ayúdame3D, que no ha dudado en sumarse a la iniciativa.



Foto: Ayúdame3D.

Foto: Ayúdame3D.



"Nos están escribiendo desde todos lados. Te escriben desde un hospital, por ejemplo, en Parla, pero también de una residencia o de una farmacia. Te llegan peticiones de sitios que también necesitan equipos de protección y no tenemos tan en mente", añade. Hasta este domingo, unas 60 personas de toda España que suelen colaboran con esta ONG han estado imprimiendo viseras "al máximo" para cubrir las peticiones que les han llegado hasta la fecha. "La impresión de algo así lleva entre una y tres horas", añade Martínez, que destaca cómo proveedores de filamento y otros materiales colaboran con este movimiento en toda España.

La impresión de una visera protectora lleva entre una y tres horas con una máquina doméstica

"Lo más rápido y sencillo de cara a homologaciones son esas pantallas. No hay que olvidar que las mascarillas tienen que pasar un proceso de validación más complejo", comenta Jessica Redrados ([email protected]), una joven programadora aragonesa que hace un año se compró una impresora 3D. "En cuanto me enteré de esta iniciativa, pues dije que a tope, que para lo que hiciera falta", comenta a Teknautas. "La logística es lo más complicado. Ahora somos todos voluntarios y más o menos te organizas con contactos y gente cercana que conoce a una enfermera que lo puede llevar a tal hospital. Es un poco de guerrilla, pero ahora que estamos creciendo y nos están llegando más donaciones, estamos trabajando en un sistema para que no se nos vaya de las manos y cumplir las restricciones del estado de alarma".

 

P

pilou12

Guest
Más que biónicos: el futuro de las prótesis que redefinirá al ser humano


Más que biónicos: el futuro de las prótesis que redefinirá al ser humano



19/04/2020

La tecnología biónica está eliminando las barreras físicas que enfrentan las personas con discapacidad al tiempo que plantea profundas preguntas sobre lo que es ser humano.

Desde prótesis de bricolaje realizadas a través de la tecnología de impresión 3D hasta extremidades personalizadas impulsadas por inteligencia artificial, la ciencia está a la vanguardia de muchas innovaciones que mejoran la vida.

Pincha aquí para ver la pieza original en 'The Guardian'