Preguntas impertinentes que la gente se empeña en hacer

Registrado
29 May 2017
Mensajes
1.768
Calificaciones
5.734
Ayer hablaba yo con una compañera de trabajo que es lesbiana,de aquello,de lo otro, y de repente me dice,a mí me han llegado a preguntar:¿pero tú de verdad tienes claro que te gustan las mujeres? y también si ha ido en pareja ¿y en esta relación quién es el hombre?.
Me dejó flipada,os imagináis a alguien preguntándole a otra persona que es heterosexual: ¿pero como estás seguro/a de que no te gusta tu mismo s*x*?,yo no lo he presenciado jamás.
La segunda pregunta es ya de traca.
Seguro que muchos de vosotros os habéis visto en esta situación más de una vez,esas preguntitas....
 


Registrado
11 Abr 2017
Mensajes
4.651
Calificaciones
18.709
Yo tenía a 2 vecinos así. No os podéis imaginar hasta que punto me acorralaban para hacer preguntas. ..curiosamente los 2 palmaron recientemente. Dios los tenga en su gloria.
 

Registrado
4 Feb 2014
Mensajes
2.648
Calificaciones
15.187
¿ por qué no tienes novio? ¿ por qué vives sola? ¿ qué haces un sábado por la mañana en tu terraza y no estás en casa de tu madre atendiendola?
Esas para empezar.
¿pero si estás en tu terraza como te pueden preguntar?? no lo entiendo ( fisicamente no lo entiendo) ¿ meten la cabeza o como lo hacen??
 
Registrado
6 Oct 2016
Mensajes
5.724
Calificaciones
7.097
Ubicación
Las Palmas de Gran Canaria.
¿ por qué no tienes novio? ¿ por qué vives sola? ¿ qué haces un sábado por la mañana en tu terraza y no estás en casa de tu madre atendiendola?
Esas para empezar.
Preguntas parecidas a esas me han hecho también. Es que, con la edad que tengo y sin tener ni haber tenido novio, parece que es un pecado. La gente no comprende que una pueda vivir feliz sin pareja.
 
Registrado
3 Ene 2009
Mensajes
8.586
Calificaciones
20.978
Ubicación
Amphoe Mueang Phuket
Ya conté en otro hilo que coincidía con una tipa en la parada del bus, todos los días y empezaron los comentarios, por su parte, sin mucha trascendencia de que si el bus tardaba o no tardaba, de que si su marido le había dicho que se llevara el paraguas porque amenazaba lluvia, en fin, cosas sin mayor importancia. Tengo dos paradas de dos autobuses distintos al lado de casa y, si uno me fallaba, me iba corriendo a la otra; pues bien , mi seguidora lo descubrió y me preguntó :bucktooth: cómo unas mañanas aparecía en una y otras, en otra . Le expliqué, amablemente, la existencia d una aplicación para el móvil e incluso cómo descargarla.

Tomé la costumbre de ir a la parada 2, llamémosla así, para variar la rutina y allí empezó a esperarme, indefectiblemente, toodas las mañanas, pero no contenta con eso ya no se bajaba donde solía, sino que empezó a hacerlo en la mismita que yo, por lo que se convirtió en mi fiel acompañante matutina para desesperación mía ya que no le bastaba sólo con acompañarme y mirarme de arriba a abajo cómo iba vestida ese día, de la manera que más nerviosa me ponía y sin cortarse medio pelo, sino que necesitaba , compulsivamente, saber de mí: mi nombre; la ventana exacta de mi casa; a qué me dedicaba; mi edad...:dead::dead::dead::dead::dead::dead: y me HARTÉ. Y como me harté la contesté, un día en el que me vino a hacer otra pregunta más porque resulta que ese día no me había encontrado en la parada de rigor, sino que me adelanté para ir al banco y al salir tomé el bus en el que viajaba la reportera intrépida , pesada y maleducada que se había convertido en mi sombra durante unos cuantos meses y con la que estaba obsesionándome saliendo con miedo del portal cada mañana y mirando de soslayo la dichosa parad del bus para comprobar si estaba allí, con su pelo teñido de caoba, sus botitas de abuela, dos bolsos y unas gafas pequeñitas. Pues eso, al verme subir al autobús, se levanta del asiento, se acerca y me dice: ¿Te has cambiado de casa...?, como te veo subir aquí... y mi respuesta fue: "Me subo y me bajo donde me da la real gana..." y continué mirando al frente. Desde entonces, han pasado casi tres años, me la sigo encontrando por las mañanas y ya no me saluda por mi nombre aunque siguió haciéndolo una temporada después de la contestación, detalle que me jodía enormemente que la fila entera de desconocidos tuvieran que saber, por pelotas, cómo me llamaba yo. Pues eso, me la encuentro y me mira con una mezcla de miedo y precaución por que debe creer que estoy trastornada y me divierte un huevo, me río para mis adentros no lo sabe ella bien.:smuggrin::smuggrin::smuggrin::smuggrin::smuggrin::smuggrin:

Me perdonais por lo extenso de la aventura:sneaky:
 
Registrado
11 Abr 2017
Mensajes
4.651
Calificaciones
18.709
Ya conté en otro hilo que coincidía con una tipa en la parada del bus, todos los días y empezaron los comentarios, por su parte, sin mucha trascendencia de que si el bus tardaba o no tardaba, de que si su marido le había dicho que se llevara el paraguas porque amenazaba lluvia, en fin, cosas sin mayor importancia. Tengo dos paradas de dos autobuses distintos al lado de casa y, si uno me fallaba, me iba corriendo a la otra; pues bien , mi seguidora lo descubrió y me preguntó :bucktooth: cómo unas mañanas aparecía en una y otras, en otra . Le expliqué, amablemente, la existencia d una aplicación para el móvil e incluso cómo descargarla.

Tomé la costumbre de ir a la parada 2, llamémosla así, para variar la rutina y allí empezó a esperarme, indefectiblemente, toodas las mañanas, pero no contenta con eso ya no se bajaba donde solía, sino que empezó a hacerlo en la mismita que yo, por lo que se convirtió en mi fiel acompañante matutina para desesperación mía ya que no le bastaba sólo con acompañarme y mirarme de arriba a abajo cómo iba vestida ese día, de la manera que más nerviosa me ponía y sin cortarse medio pelo, sino que necesitaba , compulsivamente, saber de mí: mi nombre; la ventana exacta de mi casa; a qué me dedicaba; mi edad...:dead::dead::dead::dead::dead::dead: y me HARTÉ. Y como me harté la contesté, un día en el que me vino a hacer otra pregunta más porque resulta que ese día no me había encontrado en la parada de rigor, sino que me adelanté para ir al banco y al salir tomé el bus en el que viajaba la reportera intrépida , pesada y maleducada que se había convertido en mi sombra durante unos cuantos meses y con la que estaba obsesionándome saliendo con miedo del portal cada mañana y mirando de soslayo la dichosa parad del bus para comprobar si estaba allí, con su pelo teñido de caoba, sus botitas de abuela, dos bolsos y unas gafas pequeñitas. Pues eso, al verme subir al autobús, se levanta del asiento, se acerca y me dice: ¿Te has cambiado de casa...?, como te veo subir aquí... y mi respuesta fue: "Me subo y me bajo donde me da la real gana..." y continué mirando al frente. Desde entonces, han pasado casi tres años, me la sigo encontrando por las mañanas y ya no me saluda por mi nombre aunque siguió haciéndolo una temporada después de la contestación, detalle que me jodía enormemente que la fila entera de desconocidos tuvieran que saber, por pelotas, cómo me llamaba yo. Pues eso, me la encuentro y me mira con una mezcla de miedo y precaución por que debe creer que estoy trastornada y me divierte un huevo, me río para mis adentros no lo sabe ella bien.:smuggrin::smuggrin::smuggrin::smuggrin::smuggrin::smuggrin:

Me perdonais por lo extenso de la aventura:sneaky:
Hiciste bien. A mí me gustaría ser así, peto es que me resulta imposible. No puedo dar eso cortes, aunque me encantaría.
 
Registrado
3 Ene 2009
Mensajes
8.586
Calificaciones
20.978
Ubicación
Amphoe Mueang Phuket
Hiciste bien. A mí me gustaría ser así, peto es que me resulta imposible. No puedo dar eso cortes, aunque me encantaría.
Yo tampoco soy de dar muchos cortes pero, de vez en cuando, lo hago; no hace mucho a una compañera de trabajo y no veas qué resultado tan bueno...:smuggrin:
 
Arriba Pie