"Por España y contra el rey": Alfonso XIII por Vicente Blasco Ibañez

Registrado
20 May 2019
Mensajes
2.694
Calificaciones
7.431
Estimados amigos:

Si tienen ocasión de leer este libro, literalmente van a alucinar, porque se van a preguntar si Juancar el Campechano no será la reencarnación de su abuelo Alfonso XIII.

El gran escritor valenciano Vicente Blasco Ibañez, famoso autor de novelas como "Cañas y Barro", "Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, "Sangre y arena", "Entre naranjos", "La Barraca", etc. y republicano con causa, denunció la verdadera cara de Alfonso XIII, su afición a enriquecerse con negocios sucios, su ruptura de la neutralidad española al permitir que los submarinos alemanes atracasen en los puertos mediterráneos, su forma de ayudar de paso a los prisioneros alemanes mientras fingia ayudar a liberar a los prisioneros aliados, su capricho de conseguir la colonia del Rif marroquí que ninguna otra potencia queria para ganarse una guerra sanguinaria donde mandaba a morir a los pobres, gastando millones al dia que no quiso nunca invertir en escuelas, educación, sanidad...y tanto más... Alfonso XIII llegó a denunciar a Blasco Ibañez y pedir su extradiccion a la Republica Francesa, que la rechazó como un escándalo contra la libertad de prensa y opinión.

Finalmente, Blasco Ibañez, en un artículo, insta al establecimiento de la República, a que su amada España se libre de la peste borbónica que empobrece el país sin piedad como una unica forma de poder hacer de España un país moderno y democrático como Francia y Gran Bretaña.


Por España y contra el rey – West Indies Publishing Company

He aqui un artículo de un blog, corto pero sustancioso, sobre el libro.




Este libro me lo regaló Miguel Ángel Fernández. Como otros que no son demasiado largos aprovecho los viajes para leerlos. Me ha sorprendido lo actual que parece lo que cuenta el año 1925. Por un lado me ha ofrecido una perspectiva histórica de la corrupción, de manera que no parece que sea algo tan actual. Por otra cierta zozobra, porque ¿es que no somos capaces de cambiar? Durante los días en que lo leí salieron los escándalos del rey emérito, el nieto del protagonista de esta obra. Este año se celebra el centenario de las obras del metro de Madrid, por la empresa “Metropolitano” y ahí metió mano Alfonso XIII para cobrar comisiones. Lo mismo que su nieto un siglo después, Juan Carlos I hizo lo mismo con las obras del AVE adjudicadas en Arabia Saudí, a parte de otras muchas “mañas” para llevarse el dinero de sus “súbditos”. “De casta le viene al galgo”. O como dicen en el
Exif_JPEG_420
pueblo: “De padres gochos, hijos gochines. De padres gatos, hijos misines”. “Nunca en la Historia de España se vio tal avidez por saquear a la nación, favoreciendo a empresas particulares”. ¿Nunca?, ¿o habremos de decir hoy que como siempre? “Se adjudican las obras por propinas repartidas previamente”; “Todas las obras del Directorio son resultado de un soborno”. ¡Año 1924!


Me ha sorprendido lo que cuenta Blasco Ibáñez, un novelista comprometido con su tiempo. En este libro me resuelve la duda sobre si el libro que leí hace un par de años, suyo, “La vuelta al mundo de un novelista”, fue un viaje real o imaginario. Hace referencia a que sí que lo realizó, tal como lo cuanta en el libro.


Es una obra con muchos paralelismos con nuestra actualidad, con el tema de fondo de la corrupción, que el autor denuncia. Luchó para que se instaurarse la República, muriendo dos años antes de que sucediera la II. Fundó un periódico para denunciar lo que estaba sucediendo en las cloacas del Estado, pero también señaló a una sociedad consentidora, que mira para otro lado y se deja engañar: “La pobre España es tratada por la monarquía como si fuese una escuela de párvulos, prontos a tragarse toda clase de embustes, sin miedo a que protesten”. “Lo más vergonzoso es la corrupción psicológica y su bajeza intelectual


Blasco se tuvo que exiliar, de manera que sus peripecias personales se unen a la de su país, al que criticó y denunció porque amó a su país: “Hice esto por patriotismo”. Se pregunta si somos una nación o una casa de locos. Considera que España es una nación secuestrada, donde el ejército es una especie de casta. Hace más la función de guardia pretoriana de la monarquía. “Una tropa de leones mandada por asnos”.




Leer libros de primera mano es emocionante y muy pedagógico. No sólo desde el punto de vista histórico, sino por observaciones en la política y por su valor social. Critica cómo se pretende esclavizar a los escritores. Hoy lo vemos en los “periodistas” e “intelectuales” que intervienen en las tertulias. “Se difunde a escritores venales o a periodistas vanidosos que se consideran grandes personajes” (1925, etc.) A algunos les convierten los propios medios en políticos “críticos”. Todos pretenden que el rey sea, dice Blasco Ibáñez, “un personaje simpático”. ¿A qué me suena? En la actualidad se dio mucho eso de decir “no soy monárquico, ¡soy juancarlista!” y quedarse una parte de la “izquierda” tan pancha. Cuando han salido todos sus trapicheos del hoy rey emérito la respuesta es que es un pillín, y se ríe la gracia. Se insiste en que salvó a España del golpe de Estado del 23 F de 1981, cuando se abortó a su pesar, porque ese “experimento” el pueblo no se lo tragó, pero sirvió al Poder para colocar un cordel con el que atar cualquier avance político y social que no estuviera controlado y sirviera para los intereses de la monarquía. Y bien atada quedó la democracia.


alfonsoxiii-k8pi-u501320741613w0d-624x385rc
Denuncia el doble juego del jefe del Estado, declarando a poyar, durante la I Guerra Mundial, a Francia, pero haciendo concesiones a los alemanes. Denunció que el rey fue germanófilo. Algo que va a demostrar porque ha sido testigo de ello: “Alfonso XIII está a sueldo de la casa Krupp y de todas las casas alemanas que quieran darle una propina”. Los astilleros de Valencia pertenecen a los Krupp. También de Alemania se iba a instalar en Sevilla una fabrica de Zeppelin.


Ya por entonces los altos cargos del Estado jugaban con informes encargados a mandos de la policía para chantajear a quienes les molestasen. Las cloacas del Estado han crecido como auténticas enredaderas. Compara la gobernación del rey de entonces con los zares rusos. Aun siendo en apariencia un rey constitucional, actuaba de espaldas a los ministros. Se hace ver como un rey moderno, pero lo que le priva es acumular dinero. No invierte, sino que se dedica a influir para grandes empresas puedan hacer sus negocios: Fábrica de automóviles como la Hispano-Suiza, compañía de navegación “Transmediterránea”, el Metropolitano de Madrid. Fue amigo de un dueño de casinos, el belga M. Marquet. Y otros del estilo: M. Cornuché y el español Sr. Pedraza, con negocios en EE.UU y Sudamérica. O su monopolio de los teléfonos y más.


Cuenta anécdotas de cómo un error de la embajada alemana en Madrid permitió a los franceses descubrir que la bailarina Mata Hari los espiaba y la llevaron a París donde la fusilaron. O cómo cuando una amigo de Miguel de Unamuno publicó en la prensa de Argentina una carta que recibió de él, “la inteligencia más poderosa de Europa”, el Directorio le deportó a las Canarias.




2016010620200387166
Critica la guerra contra Marruecos, “una guerra que nada le importa”. “¿Por las minas?, cuyo valor dice nadie conoce”. Una guerra, comenta, incomprensible y absurda. El ejército español con 100.000 soldados ha sido derrotado en numerosas batallas por no más de 10.000 moros mal armados. En 1921 sufrió la derrota de Annual. Murieron 12.000 españoles y sus armas las cogieron los enemigos. Mientras, el rey Alfonso XIII grita ¡adelante, ¡siempre adelante! Para tapar este escándalo propició el golpe de Estado que dio la gubernabilidad a Primo de Rivera, estableciendo una dictadura militar.


Critica el desorden y desconcierto de España, lo cual da lugar al separatismo. Pone énfasis en el caso de Cataluña. Casi un siglo después parecen coincidir los mismos problemas, las mismas situaciones, como si nada hubiera cambiado sino los personajes, pero el mismo guión. El general Primo de Rivera ocupaba su capitanía en Cataluña. Anteriormente estuvo destinado en Melilla, donde el que fuera después cabecilla de la rebelión contra España. Abd-el-Krim fue su maestro de árabe y compañero de juergas.


Los catalanes ricos alabaron la acción de Primo de Rivera como sostenedor de la autonomía de su región, porque frenó con el ejército la lucha de los obreros. Cuando adquirió el poder intervino con gran deslealtad hacia sus aliados. Arrojó a la caballería contra la muchedumbre sableándola, lo cual hizo aumentar el resquemos de los catalanes, “agrandando el abismo entre ellos y el resto de la nación”. ¿No suena esto demasiado actual?


Se queja el autor de la falta de escuelas, porque no preocupa el desarrollo intelectual del pueblo. Propone dignificar la labor de los maestros, en lugar de ser despreciados. “Se considera lo nacional la degradación de los toreros y los golfos”. Denuncia la educación frailunotaurina y que se ve en todo un acto para la sisa. Señala al dictador Primo de Rivera como visitador compulsivo de las casas de lenocinio. “Existe en España un rebaño considerable que acepta las ideas siempre que sean simples y fáciles”. Le define como un imitador de Mussolini. “No hay dinero para escuelas, pero sí para las guerras”. El coste de la guerra de Marruecos, cinco millones de pesetas, es lo que necesitaría el país para abrir cincuenta mil escuelas


Un enemigo de la dictadura militar fue un anterior ministro durante la monarquía, el señor Alba, Santiago Alba, ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes el año 1912. Con la dictadura se tuvo que exiliar a Francia. (Posteriormente fue presidente de las Cortes durante la II República, huyendo a Portugal cuando triunfó el golpe militar por el dictador Francisco Franco.) Cuenta Blasco Ibáñez que entre los logros de este político está prohibir que la enseñanza católica fuera obligatoria. Establecer un impuesto especial a los aprovechadores de las guerras y puso por primera vez en España la obligación de la que iglesia católica tributara al erario. Primo de Rivera a pesar de haber aumentado la deuda pública en mil millones de pesetas, exoneró a la iglesia católica de contribuir a las arcas públicas, pero prohibió que se informara de ello en la prensa. La deuda pública sobrepasaba, analiza, la capacidad de ingresos. Lo mismo que en la actualidad. “Amenaza con devorar los ingresos necesarios para otras atenciones” (año 1925, por si no queda claro.) “El pago de los intereses de la deuda son desorbitados”. Aumenta el coste de la vida, a la vez que aumenta el despilfarro de los mandamás. “El déficit se convierte en una enfermedad crónica




1487931918_827610_1487931974_noticia_normal
Según los discursos de Alfonso XIII sólo se puede ser español y honrado si se es católico. Se le iba la lengua cuando en los banquetes bebía más de la cuenta. Le describe como un comediante, un personaje histriónico. En uno de sus discursos, que luego se publicó en la prensa, manifestó hacer la guerra a Marruecos para imponer la cruz contra los secuaces de Mahoma. Declamó lo escrito por un jesuita recalcitrante. Según Blasco Ibáñez tanto el rey como el dictadorzuelo se consideran oradores a los postres de los banquetes, con unas copas de más. Para evitar meteduras de pata prohibieron que se publicaran. Cuando se propagaron en Marruecos las palabras del rey de España sobre la cruzada que pretendía, las tribus indiferentes o que se amparaban con el protectorado español se levantaron también en armas.


Blasco Ibáñez decide hablar, contar en este libro, lo que la mayoría no puede decir, porque “los periódicos de alquiler” tienen engañada a la sociedad. “Con la pluma no se hacen las revoluciones, pero las preparan”. El monarca y el mando militar pagan a periodistas mercenarios. “España vive atada y amordazada”. O sea que la ley mordaza actual no es una novedad. “Con la esclavitud del pensamiento se suprimen las protestas”. El autor se queja de que le califiquen de lo que no es: comunista. Es ante todo republicano. Defiende el respeto a todas las religiones, no el privilegio de una sola. Reivindica reformas que beneficien a la clase obrera. Denuncia que se utiliza el bolchevismo para meter miedo en la población. Teme a los analfabetos de levita.


“Los coristas de la tiranía española sólo saben gritar ¡viva el rey!” (Blasco Ibáñez, año 1925) Pablo Casado: “Me parece bueno que nos vayamos acostumbrando a decir ¡viva el rey!, incorporándolo a la conversación de la calle, el bar o la universidad. Porque cuando pagamos las pensiones, estamos diciendo viva el rey; cuando pagamos el paro, estamos diciendo viva el rey” (8 – IX – 2018) “Sólo saben contestar con la tenacidad del loro ¡Viva España!, como si no fuesen los que la matan” (Blasco Ibáñez, 1925) ¿1925?
 

Registrado
6 Jul 2013
Mensajes
3.083
Calificaciones
20.653
Yo hace tiempo que oi eso de que el abuelo del Yayo se tuvo que ir de España por sus turbios negocios. Pero las comisiones del Yayo fueron consentidas por los gobiernos de turno. Yo misma oi en la tele decir a F.G. que el rey había resuelto la compra de petroleo , que no nos vendian, y que a cambio se llevaba unos céntimos por barril y que a él le parecía bien . Entonces F.G. era el presidente de gobierno, y al parecer los céntimos no fueron de peseta, sino de dolar. Le han consentido todo.
 
Registrado
11 Sep 2020
Mensajes
248
Calificaciones
1.136
Parece mentira que hayan pasado tantos años y que haya tanta similitud entre el abuelo y el nieto: Alfonso XIII y Juan Carlos. Y que a pesar de que los españoles estamos mucho más preparados, vivimos en un país moderno, europeo, es increíble que hayamos padecido un reinado muy similar, el de Campechano.
Es justificable durante unos años, después de la dictadura. Y quizá también por tanto blindaje y complicidad como ha tenido. Pero ¿durante cuarenta años?
Y aún se extrañan algunos de que su propio hijo lo haya apartado, o él huido. Y aún insultan a quienes pedimos un referéndum sobre la monarquía.
Y por supuesto, siguen llamando bolcheviques, comunistas y separatistas, a todos aquellos que criticamos a los Borbones. Está visto, en muchas cosas, seguimos igual.
 
Registrado
23 Ago 2008
Mensajes
14.886
Calificaciones
45.216
Los bribones llevan en su ADN la rapiña . Ejemplos tenemos muchos en este Pais...Fernando VII, Isabel II , la madre de ésta que se beneficio de la venta de esclavos etc. etc.

Vergüenza de dinastía y vergüenza de pais que lo consiente.
 

Registrado
20 May 2019
Mensajes
2.694
Calificaciones
7.431
Yo hace tiempo que oi eso de que el abuelo del Yayo se tuvo que ir de España por sus turbios negocios. Pero las comisiones del Yayo fueron consentidas por los gobiernos de turno. Yo misma oi en la tele decir a F.G. que el rey había resuelto la compra de petroleo , que no nos vendian, y que a cambio se llevaba unos céntimos por barril y que a él le parecía bien . Entonces F.G. era el presidente de gobierno, y al parecer los céntimos no fueron de peseta, sino de dolar. Le han consentido todo.


No entiendes como funcionaba el régimen de la Restauración. No se trataba de que le consintiesen o no. El rey hacía lo que queria y podia forzar la dimisión de un presidente si se le antojaba. Le "consentían" porque no les quedaba otro remedio. España era su cortijo y si planeó junto a Primo de Rivera el golpe de Estado es porque se había abierto una investigación en el Congreso sobre el papel de Alfonso XIII en los negocios turbios de Marruecos. Solo diez dias antes de la fecha en que iba a salir el resultado de la investigación se dió el golpe de Estado. Blasco Ibañez explica a la perfección este hecho. Por eso decía que había que echar a Alfonso XIII, que el cambio en España con él al frente era imposible. Por favor, leedlo para poder comentar mejor al personaje.
 
Registrado
20 May 2019
Mensajes
2.694
Calificaciones
7.431
Los bribones llevan en su ADN la rapiña . Ejemplos tenemos muchos en este Pais...Fernando VII, Isabel II , la madre de ésta que se beneficio de la venta de esclavos etc. etc.

Vergüenza de dinastía y vergüenza de pais que lo consiente.

De hecho, agárrate, pero Blasco Ibañez compara a Alfonso XIII con su bisabuelo, Fernando VII, al que dice que ha empatado en todas sus felonías y corruptelas. ¡Que diría si pudiese ver al Juancar! Pregunta retórica: alucinaría de ver que se haya aceptado a otros Borbones encima.
 

Registrado
20 May 2019
Mensajes
2.694
Calificaciones
7.431
Los bribones llevan en su ADN la rapiña . Ejemplos tenemos muchos en este Pais...Fernando VII, Isabel II , la madre de ésta que se beneficio de la venta de esclavos etc. etc.

Vergüenza de dinastía y vergüenza de pais que lo consiente.


La madre de Isabel II no solo se benefició de la venta de esclavos, tenía acciones en plantaciones de caña de azucar en Cuba. Su marido, el Riansares, se hizo con todas las contratas de negocios públicos, como el de los ferrocarriles, entre otros muchos. El marqués de Comillas fué un explotador que recibió todos los parabienes durante el reinado de Alfonso XII y su hijito póstumo. Si rascas en esta gente, es un horror el olor de la podredumbre.
 
Registrado
22 Mar 2018
Mensajes
8.056
Calificaciones
40.410
Yo hace tiempo que oi eso de que el abuelo del Yayo se tuvo que ir de España por sus turbios negocios. Pero las comisiones del Yayo fueron consentidas por los gobiernos de turno. Yo misma oi en la tele decir a F.G. que el rey había resuelto la compra de petroleo , que no nos vendian, y que a cambio se llevaba unos céntimos por barril y que a él le parecía bien . Entonces F.G. era el presidente de gobierno, y al parecer los céntimos no fueron de peseta, sino de dolar. Le han consentido todo.
Vergüenza. Entonces porque cobra también de los ciudadanos? Sinvergüenza.
 
Registrado
6 Jul 2013
Mensajes
3.083
Calificaciones
20.653
No entiendes como funcionaba el régimen de la Restauración. No se trataba de que le consintiesen o no. El rey hacía lo que queria y podia forzar la dimisión de un presidente si se le antojaba. Le "consentían" porque no les quedaba otro remedio. España era su cortijo y si planeó junto a Primo de Rivera el golpe de Estado es porque se había abierto una investigación en el Congreso sobre el papel de Alfonso XIII en los negocios turbios de Marruecos. Solo diez dias antes de la fecha en que iba a salir el resultado de la investigación se dió el golpe de Estado. Blasco Ibañez explica a la perfección este hecho. Por eso decía que había que echar a Alfonso XIII, que el cambio en España con él al frente era imposible. Por favor, leedlo para poder comentar mejor al personaje.
Yo me refería al Yayo. Le han dejado hacer lo que ha querido. No se le puede juzgar, no le obligaron a pagar impuestos por la herencia de su padre, le han dejado cobrar comisiones, etc...
 
Registrado
6 Jul 2013
Mensajes
3.083
Calificaciones
20.653
De hecho, agárrate, pero Blasco Ibañez compara a Alfonso XIII con su bisabuelo, Fernando VII, al que dice que ha empatado en todas sus felonías y corruptelas. ¡Que diría si pudiese ver al Juancar! Pregunta retórica: alucinaría de ver que se haya aceptado a otros Borbones encima.
Hemos aceptado Bobones porque nos lo impuso Franco, y nadie dijo ni mu...se ve que no nos creía capacitados para gobernarnos a nosotros mismos.
 
Registrado
20 May 2019
Mensajes
2.694
Calificaciones
7.431
Hemos aceptado Bobones porque nos lo impuso Franco, y nadie dijo ni mu...se ve que no nos creía capacitados para gobernarnos a nosotros mismos.

Desde luego que no creía al pueblo capacitado para gobernarse a sí mismo. Por eso se unió al golpe de Estado en el 36 y se aseguró el poder.

Más bien, Franco quiso evitar el retorno de la Republica, el Gobierno democratico del pueblo. El pueblo existía para obedecer, servir y callar ante los amos y señores. El mismo lo dijo, que lo dejaba todo "atado y bien atado". Y los franquistas de nuevo cuño, más aperturistas, entre ellos Juancar para hacer su trono perdurable, decidieron hacer un lavado de cara creando un Estado parlamentario con una Constitución que incluía todos los elementos irrenunciables para los poderes fácticos franquistas que se aseguraban así su poder, incluida la monarquía. La oposición tuvo que aceptar lo que les dieron, era eso o nada.

Pero eso de que nadie dijo ni mu... A Juancar le llamaban el Breve, porque no era Franco para aceptarlo por nuevo dictador y era otra vez un Borbón encima. Suárez admitió que no hicieron referéndum sobre la Corona porque sabían que perdería. Pero el miedo mas dictadura si no se aceptaba la componenda venció y se voto si, pero no en todas partes, en el País Vasco salió no, esa Constitución dejaba fuera muchas cosas e imponía otras, como.la Corona. Después han pasado 40 años de consumismo y propaganda de loas hasta que la realidad ha explotado a la cara.
 
Registrado
20 May 2019
Mensajes
2.694
Calificaciones
7.431
De todos modos, sobre Juancar hay muchos hilos y, yo la primera, caemos en la trampa de hablar del nieto en vez del abuelo. Charlemos sobre el Xlll y la herencia que nos ha dejado, y no solo con su nieto y bisnieto. Lo que fue para España tener un rey semejante...
 
Registrado
12 Sep 2007
Mensajes
9.949
Calificaciones
18.777
No entiendes como funcionaba el régimen de la Restauración. No se trataba de que le consintiepresidente si se le antojaba. Le "consentían" porque no les quedaba otro remedio. España era su cortijo y si planeó junto a Primo de Rivera el golpe de Estado es porque se había abierto una investigación en el Congreso sobre el papel de Alfonso XIII en los negocios turbios de Marruecos.sen o no. El rey hacía lo que queria y podia forzar la dimisión de un Solo diez dias antes de la fecha en que iba a salir el resultado de la investigación se dió el golpe de Estado. Blasco Ibañez explica a la perfección este hecho. Por eso decía que había que echar a Alfonso XIII, que el cambio en España con él al frente era imposible. Por favor, leedlo para poder comentar mejor al personaje.

Empezamos bien. Se le antojaba, se le consentía, pero ya se le había abierto una investigación en el Congreso, ¿no suena eso a música celestial?

¿Cuando ahora, aquí se podrá decir lo mismo, una investigación a los ojos de todos?
 
Registrado
21 Ago 2020
Mensajes
219
Calificaciones
1.709
Estimados amigos:

Si tienen ocasión de leer este libro, literalmente van a alucinar, porque se van a preguntar si Juancar el Campechano no será la reencarnación de su abuelo Alfonso XIII.

El gran escritor valenciano Vicente Blasco Ibañez, famoso autor de novelas como "Cañas y Barro", "Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, "Sangre y arena", "Entre naranjos", "La Barraca", etc. y republicano con causa, denunció la verdadera cara de Alfonso XIII, su afición a enriquecerse con negocios sucios, su ruptura de la neutralidad española al permitir que los submarinos alemanes atracasen en los puertos mediterráneos, su forma de ayudar de paso a los prisioneros alemanes mientras fingia ayudar a liberar a los prisioneros aliados, su capricho de conseguir la colonia del Rif marroquí que ninguna otra potencia queria para ganarse una guerra sanguinaria donde mandaba a morir a los pobres, gastando millones al dia que no quiso nunca invertir en escuelas, educación, sanidad...y tanto más... Alfonso XIII llegó a denunciar a Blasco Ibañez y pedir su extradiccion a la Republica Francesa, que la rechazó como un escándalo contra la libertad de prensa y opinión.

Finalmente, Blasco Ibañez, en un artículo, insta al establecimiento de la República, a que su amada España se libre de la peste borbónica que empobrece el país sin piedad como una unica forma de poder hacer de España un país moderno y democrático como Francia y Gran Bretaña.


Por España y contra el rey – West Indies Publishing Company

He aqui un artículo de un blog, corto pero sustancioso, sobre el libro.




Este libro me lo regaló Miguel Ángel Fernández. Como otros que no son demasiado largos aprovecho los viajes para leerlos. Me ha sorprendido lo actual que parece lo que cuenta el año 1925. Por un lado me ha ofrecido una perspectiva histórica de la corrupción, de manera que no parece que sea algo tan actual. Por otra cierta zozobra, porque ¿es que no somos capaces de cambiar? Durante los días en que lo leí salieron los escándalos del rey emérito, el nieto del protagonista de esta obra. Este año se celebra el centenario de las obras del metro de Madrid, por la empresa “Metropolitano” y ahí metió mano Alfonso XIII para cobrar comisiones. Lo mismo que su nieto un siglo después, Juan Carlos I hizo lo mismo con las obras del AVE adjudicadas en Arabia Saudí, a parte de otras muchas “mañas” para llevarse el dinero de sus “súbditos”. “De casta le viene al galgo”. O como dicen en el
Exif_JPEG_420
pueblo: “De padres gochos, hijos gochines. De padres gatos, hijos misines”. “Nunca en la Historia de España se vio tal avidez por saquear a la nación, favoreciendo a empresas particulares”. ¿Nunca?, ¿o habremos de decir hoy que como siempre? “Se adjudican las obras por propinas repartidas previamente”; “Todas las obras del Directorio son resultado de un soborno”. ¡Año 1924!


Me ha sorprendido lo que cuenta Blasco Ibáñez, un novelista comprometido con su tiempo. En este libro me resuelve la duda sobre si el libro que leí hace un par de años, suyo, “La vuelta al mundo de un novelista”, fue un viaje real o imaginario. Hace referencia a que sí que lo realizó, tal como lo cuanta en el libro.


Es una obra con muchos paralelismos con nuestra actualidad, con el tema de fondo de la corrupción, que el autor denuncia. Luchó para que se instaurarse la República, muriendo dos años antes de que sucediera la II. Fundó un periódico para denunciar lo que estaba sucediendo en las cloacas del Estado, pero también señaló a una sociedad consentidora, que mira para otro lado y se deja engañar: “La pobre España es tratada por la monarquía como si fuese una escuela de párvulos, prontos a tragarse toda clase de embustes, sin miedo a que protesten”. “Lo más vergonzoso es la corrupción psicológica y su bajeza intelectual


Blasco se tuvo que exiliar, de manera que sus peripecias personales se unen a la de su país, al que criticó y denunció porque amó a su país: “Hice esto por patriotismo”. Se pregunta si somos una nación o una casa de locos. Considera que España es una nación secuestrada, donde el ejército es una especie de casta. Hace más la función de guardia pretoriana de la monarquía. “Una tropa de leones mandada por asnos”.




Leer libros de primera mano es emocionante y muy pedagógico. No sólo desde el punto de vista histórico, sino por observaciones en la política y por su valor social. Critica cómo se pretende esclavizar a los escritores. Hoy lo vemos en los “periodistas” e “intelectuales” que intervienen en las tertulias. “Se difunde a escritores venales o a periodistas vanidosos que se consideran grandes personajes” (1925, etc.) A algunos les convierten los propios medios en políticos “críticos”. Todos pretenden que el rey sea, dice Blasco Ibáñez, “un personaje simpático”. ¿A qué me suena? En la actualidad se dio mucho eso de decir “no soy monárquico, ¡soy juancarlista!” y quedarse una parte de la “izquierda” tan pancha. Cuando han salido todos sus trapicheos del hoy rey emérito la respuesta es que es un pillín, y se ríe la gracia. Se insiste en que salvó a España del golpe de Estado del 23 F de 1981, cuando se abortó a su pesar, porque ese “experimento” el pueblo no se lo tragó, pero sirvió al Poder para colocar un cordel con el que atar cualquier avance político y social que no estuviera controlado y sirviera para los intereses de la monarquía. Y bien atada quedó la democracia.


alfonsoxiii-k8pi-u501320741613w0d-624x385rc
Denuncia el doble juego del jefe del Estado, declarando a poyar, durante la I Guerra Mundial, a Francia, pero haciendo concesiones a los alemanes. Denunció que el rey fue germanófilo. Algo que va a demostrar porque ha sido testigo de ello: “Alfonso XIII está a sueldo de la casa Krupp y de todas las casas alemanas que quieran darle una propina”. Los astilleros de Valencia pertenecen a los Krupp. También de Alemania se iba a instalar en Sevilla una fabrica de Zeppelin.


Ya por entonces los altos cargos del Estado jugaban con informes encargados a mandos de la policía para chantajear a quienes les molestasen. Las cloacas del Estado han crecido como auténticas enredaderas. Compara la gobernación del rey de entonces con los zares rusos. Aun siendo en apariencia un rey constitucional, actuaba de espaldas a los ministros. Se hace ver como un rey moderno, pero lo que le priva es acumular dinero. No invierte, sino que se dedica a influir para grandes empresas puedan hacer sus negocios: Fábrica de automóviles como la Hispano-Suiza, compañía de navegación “Transmediterránea”, el Metropolitano de Madrid. Fue amigo de un dueño de casinos, el belga M. Marquet. Y otros del estilo: M. Cornuché y el español Sr. Pedraza, con negocios en EE.UU y Sudamérica. O su monopolio de los teléfonos y más.


Cuenta anécdotas de cómo un error de la embajada alemana en Madrid permitió a los franceses descubrir que la bailarina Mata Hari los espiaba y la llevaron a París donde la fusilaron. O cómo cuando una amigo de Miguel de Unamuno publicó en la prensa de Argentina una carta que recibió de él, “la inteligencia más poderosa de Europa”, el Directorio le deportó a las Canarias.




2016010620200387166
Critica la guerra contra Marruecos, “una guerra que nada le importa”. “¿Por las minas?, cuyo valor dice nadie conoce”. Una guerra, comenta, incomprensible y absurda. El ejército español con 100.000 soldados ha sido derrotado en numerosas batallas por no más de 10.000 moros mal armados. En 1921 sufrió la derrota de Annual. Murieron 12.000 españoles y sus armas las cogieron los enemigos. Mientras, el rey Alfonso XIII grita ¡adelante, ¡siempre adelante! Para tapar este escándalo propició el golpe de Estado que dio la gubernabilidad a Primo de Rivera, estableciendo una dictadura militar.


Critica el desorden y desconcierto de España, lo cual da lugar al separatismo. Pone énfasis en el caso de Cataluña. Casi un siglo después parecen coincidir los mismos problemas, las mismas situaciones, como si nada hubiera cambiado sino los personajes, pero el mismo guión. El general Primo de Rivera ocupaba su capitanía en Cataluña. Anteriormente estuvo destinado en Melilla, donde el que fuera después cabecilla de la rebelión contra España. Abd-el-Krim fue su maestro de árabe y compañero de juergas.


Los catalanes ricos alabaron la acción de Primo de Rivera como sostenedor de la autonomía de su región, porque frenó con el ejército la lucha de los obreros. Cuando adquirió el poder intervino con gran deslealtad hacia sus aliados. Arrojó a la caballería contra la muchedumbre sableándola, lo cual hizo aumentar el resquemos de los catalanes, “agrandando el abismo entre ellos y el resto de la nación”. ¿No suena esto demasiado actual?


Se queja el autor de la falta de escuelas, porque no preocupa el desarrollo intelectual del pueblo. Propone dignificar la labor de los maestros, en lugar de ser despreciados. “Se considera lo nacional la degradación de los toreros y los golfos”. Denuncia la educación frailunotaurina y que se ve en todo un acto para la sisa. Señala al dictador Primo de Rivera como visitador compulsivo de las casas de lenocinio. “Existe en España un rebaño considerable que acepta las ideas siempre que sean simples y fáciles”. Le define como un imitador de Mussolini. “No hay dinero para escuelas, pero sí para las guerras”. El coste de la guerra de Marruecos, cinco millones de pesetas, es lo que necesitaría el país para abrir cincuenta mil escuelas


Un enemigo de la dictadura militar fue un anterior ministro durante la monarquía, el señor Alba, Santiago Alba, ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes el año 1912. Con la dictadura se tuvo que exiliar a Francia. (Posteriormente fue presidente de las Cortes durante la II República, huyendo a Portugal cuando triunfó el golpe militar por el dictador Francisco Franco.) Cuenta Blasco Ibáñez que entre los logros de este político está prohibir que la enseñanza católica fuera obligatoria. Establecer un impuesto especial a los aprovechadores de las guerras y puso por primera vez en España la obligación de la que iglesia católica tributara al erario. Primo de Rivera a pesar de haber aumentado la deuda pública en mil millones de pesetas, exoneró a la iglesia católica de contribuir a las arcas públicas, pero prohibió que se informara de ello en la prensa. La deuda pública sobrepasaba, analiza, la capacidad de ingresos. Lo mismo que en la actualidad. “Amenaza con devorar los ingresos necesarios para otras atenciones” (año 1925, por si no queda claro.) “El pago de los intereses de la deuda son desorbitados”. Aumenta el coste de la vida, a la vez que aumenta el despilfarro de los mandamás. “El déficit se convierte en una enfermedad crónica




1487931918_827610_1487931974_noticia_normal
Según los discursos de Alfonso XIII sólo se puede ser español y honrado si se es católico. Se le iba la lengua cuando en los banquetes bebía más de la cuenta. Le describe como un comediante, un personaje histriónico. En uno de sus discursos, que luego se publicó en la prensa, manifestó hacer la guerra a Marruecos para imponer la cruz contra los secuaces de Mahoma. Declamó lo escrito por un jesuita recalcitrante. Según Blasco Ibáñez tanto el rey como el dictadorzuelo se consideran oradores a los postres de los banquetes, con unas copas de más. Para evitar meteduras de pata prohibieron que se publicaran. Cuando se propagaron en Marruecos las palabras del rey de España sobre la cruzada que pretendía, las tribus indiferentes o que se amparaban con el protectorado español se levantaron también en armas.


Blasco Ibáñez decide hablar, contar en este libro, lo que la mayoría no puede decir, porque “los periódicos de alquiler” tienen engañada a la sociedad. “Con la pluma no se hacen las revoluciones, pero las preparan”. El monarca y el mando militar pagan a periodistas mercenarios. “España vive atada y amordazada”. O sea que la ley mordaza actual no es una novedad. “Con la esclavitud del pensamiento se suprimen las protestas”. El autor se queja de que le califiquen de lo que no es: comunista. Es ante todo republicano. Defiende el respeto a todas las religiones, no el privilegio de una sola. Reivindica reformas que beneficien a la clase obrera. Denuncia que se utiliza el bolchevismo para meter miedo en la población. Teme a los analfabetos de levita.


“Los coristas de la tiranía española sólo saben gritar ¡viva el rey!” (Blasco Ibáñez, año 1925) Pablo Casado: “Me parece bueno que nos vayamos acostumbrando a decir ¡viva el rey!, incorporándolo a la conversación de la calle, el bar o la universidad. Porque cuando pagamos las pensiones, estamos diciendo viva el rey; cuando pagamos el paro, estamos diciendo viva el rey” (8 – IX – 2018) “Sólo saben contestar con la tenacidad del loro ¡Viva España!, como si no fuesen los que la matan” (Blasco Ibáñez, 1925) ¿1925?
Parece interesante, muchas gracias por la recomendación
 
Registrado
20 May 2019
Mensajes
2.694
Calificaciones
7.431
Empezamos bien. Se le antojaba, se le consentía, pero ya se le había abierto una investigación en el Congreso, ¿no suena eso a música celestial?

¿Cuando ahora, aquí se podrá decir lo mismo, una investigación a los ojos de todos?

Ese tema fue una excepcion a la que el rey se enfrentaba por primera vez y por un tema concreto, el de sus negocios en Marruecos. Ahora mismo, respecto al nieto, no hay abierta una investigación por la que el Emérito ha decidido exiliarse, por todo su proceder prevaricador.