Poesía Eres Tú...

Tema en 'Foro de Literatura' iniciado por AMBERS, 1 Jul 2013.

  1. Miss Guerlain

    Miss Guerlain

    Mensajes:
    6.010
    Me Gusta recibidos:
    8.507
    Registrado:
    22 Oct 2017
    Género:
    Femenino
    Poema inédito número 4

    Todo conforme
    nada disconforme
    salvamos el set
    te prometo no volver
    a actuar de esta manera
    siempre preguntar
    ante la duda
    nunca afirmar
    porque con lo que cuesta llegar
    paso atrás no quiero dar
    y lo he dado y lo lamento
    de que modo y manera;
    tus palabras agridulces
    bien que las merecía
    y bien dichas quedan
    ahora a seguir
    porque de ganas e ilusion
    las bolsas llenas.......
    siempre están.
    Te quiero,

    Jorge Anglada
     

  2. pilou12

    pilou12

    Mensajes:
    10.696
    Me Gusta recibidos:
    13.077
    Registrado:
    7 Ago 2016
    Ubicación:
    habitante planeta tierra
    Romance de la pena negra


    Las piquetas de los gallos
    cavan buscando la aurora,
    cuando por el monte oscuro
    baja Soledad Montoya.
    Cobre amarillo, su carne,
    huele a caballo y a sombra.
    Yunques ahumados sus pechos,
    gimen canciones redondas.

    Soledad, ¿por quién preguntas
    sin compaña y a estas horas?
    Pregunte por quien pregunte,
    dime: ¿a ti qué se te importa?
    Vengo a buscar lo que busco,
    mi alegría y mi persona.

    Soledad de mis pesares,
    caballo que se desboca,
    al fin encuentra la mar
    y se lo tragan las olas.
    No me recuerdes el mar,
    que la pena negra, brota
    en las tierras de aceituna
    bajo el rumor de las hojas.

    ¡Soledad, qué pena tienes!
    ¡Qué pena tan lastimosa!
    Lloras zumo de limón
    agrio de espera y de boca.

    ¡Qué pena tan grande! Corro
    mi casa como una loca,
    mis dos trenzas por el suelo,
    de la cocina a la alcoba.
    ¡Qué pena! Me estoy poniendo
    de azabache carne y ropa.
    ¡Ay, mis camisas de hilo!
    ¡Ay, mis muslos de amapola!

    Soledad: lava tu cuerpo
    con agua de las alondras,
    y deja tu corazón
    en paz, Soledad Montoya.

    *

    Por abajo canta el río:
    volante de cielo y hojas.
    Con flores de calabaza,
    la nueva luz se corona.
    ¡Oh pena de los gitanos!
    Pena limpia y siempre sola.
    ¡Oh pena de cauce oculto
    y madrugada remota!

    Federico García Lorca
     
    • Me Gusta Me Gusta x 2
    • Te quiero mucho prim@ Te quiero mucho prim@ x 1
    Última edición: 4 Ago 2018
  3. El karma

    El karma

    Mensajes:
    21.350
    Me Gusta recibidos:
    26.072
    Registrado:
    11 Feb 2017
    EL ÁRBOL DE LOS AMIGOS

    Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices
    por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino.
    Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar,
    mas otras apenas vemos entre un paso y otro.
    A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos.

    Tal vez cada hoja de un árbol caracteriza uno de nuestros amigos.
    El primero que nace del brote es nuestro amigo papá y nuestra amiga mamá,
    que nos muestra lo que es la vida.
    Después vienen los amigos hermanos,
    con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros.
    Pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien.

    Mas el destino nos presenta a otros amigos,
    los cuales no sabíamos que irían a cruzarse en nuestro camino.
    A muchos de ellos los denominamos amigos del alma, de corazón.
    Son sinceros, son verdaderos.
    Saben cuando no estamos bien, saben lo que nos hace feliz.

    Y a veces uno de esos amigos del alma estalla en nuestro corazón
    y entonces es llamado un amigo enamorado.
    Ese da brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, saltos a nuestros pies.
    Mas también hay de aquellos amigos por un tiempo,
    tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas.
    Ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro,
    durante el tiempo que estamos cerca.

    Hablando de cerca, no podemos olvidar a amigos distantes,
    aquellos que están en la punta de las ramas
    y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra.
    El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas,
    algunas nacen en otro verano y otras permanecen por muchas estaciones.
    Pero lo que nos deja más felices es que las que cayeron continúan cerca,
    alimentando nuestra raíz con alegría.
    Son recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestro camino.

    Te deseo, hoja de mi árbol, paz, amor, salud, suerte y prosperidad.
    Simplemente porque cada persona que pasa en nuestra vida es única.
    Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros.

    Habrá los que se llevarán mucho,
    pero no habrán de los que no nos dejarán nada.
    Esta es la mayor responsabilidad de nuestra vida
    y la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.

    Borges
     
    • Te quiero mucho prim@ Te quiero mucho prim@ x 2
  4. Miss Guerlain

    Miss Guerlain

    Mensajes:
    6.010
    Me Gusta recibidos:
    8.507
    Registrado:
    22 Oct 2017
    Género:
    Femenino
    Poema inédito 5
    Te adoro, como la salsa al pomodoro.
    Mas vale tarde que nunca,
    al fin apareciste
    detrás de una puesta de sol
    y antes de un amanecer
    todo se puede arreglar
    porque querer queriendo
    ya lo estamos viendo
    viento en popa
    a toda vela
    en un corcho vamos
    de la mano
    contentos y soñando
    y cuando no,
    ensoñando.......

    Para tí, que me tienes bien "pillado"

    Jorge Anglada
     
  5. El karma

    El karma

    Mensajes:
    21.350
    Me Gusta recibidos:
    26.072
    Registrado:
    11 Feb 2017
    INVICTUS
    Fuera de la noche que me cubre,


    Negra como el abismo de polo a polo,


    Agradezco a cualquier dios que pudiera existir


    Por mi alma inconquistable.


    En las feroces garras de la circunstancia


    Ni he gemido ni he gritado.


    Bajo los golpes del azar


    Mi cabeza sangra, pero no se inclina.


    Más allá de este lugar de ira y lágrimas


    Es inminente el Horror de la sombra,


    Y sin embargo la amenaza de los años


    Me encuentra y me encontrará sin miedo.


    No importa cuán estrecha sea la puerta,


    Cuán cargada de castigos la sentencia.


    Soy el amo de mi destino:


    Soy el capitán de mi alma.

    William Ernest Henley (1875)
     
    • Me Gusta Me Gusta x 1
    • Te quiero mucho prim@ Te quiero mucho prim@ x 1
  6. El karma

    El karma

    Mensajes:
    21.350
    Me Gusta recibidos:
    26.072
    Registrado:
    11 Feb 2017
    Tú y yo

    Yo vi un ave
    que süave
    sus cantares
    entonó
    y voló...

    Y a lo lejos,
    los reflejos
    de la luna en alta cumbre
    que, argentando las espumas
    bañaba de luz sus plumas
    de tisú...
    ¡y eras tú!

    Y vi un alma
    que, sin calma,
    sus amores
    cantaba en tristes rumores;
    y su ser
    conmover
    a las rocas parecía;
    miró la azul lejanía...
    tendió la vista anhelante,
    suspiró, y cantando amante
    prosiguió...
    ¡y era
    yo!

    Rubén Darío
     
    • Me Gusta Me Gusta x 1
    • Te quiero mucho prim@ Te quiero mucho prim@ x 1
  7. El karma

    El karma

    Mensajes:
    21.350
    Me Gusta recibidos:
    26.072
    Registrado:
    11 Feb 2017
    Tú y Yo


    ¿Viste
    triste
    sol?

    Tan triste
    como él,
    ¡sufro
    mucho
    yo!

    Yo en una
    doncella
    mi estrella
    miré...
    Y dile,
    amante,
    constante
    fe.

    Pero ingrata
    olvidóme,
    y no sabe
    que padezco
    cual no puede
    nunca, nunca
    comprender...
    ¡Que mi pecho
    no suspira,
    ni mi lira
    tiene acordes
    de placer!

    Yo vi en la noche
    plácida luna
    que en la laguna
    se retrató;
    y vi una nube,
    que allá en el cielo,
    con denso velo
    la obscureció.

    Yo vi a la aurora,
    bañada en rosa,
    dorar la hermosa
    faz de la mar...
    Y vi los rayos
    de un sol ardiente
    que rudamente
    borraron luego,
    con rojo fuego,
    su bella faz...

    Así vi que bella
    naciera en un día,
    con dulce alegría,
    la aurora luciente
    de un plácido amor;

    ¡mas hoy yo contemplo,
    no más en mi vida,
    de negro vestida,
    la estatua tremenda
    de amargo dolor!

    ¡Hoy sólo me complace
    oír la queja amarga,
    que al cielo envía tierna
    la tórtola del monte
    con moribundo son!
    Sentir cómo susurra
    la brisa entre las hojas...
    ¡Mirar el arroyuelo
    que al eco de la selva
    confunde su rumor!
    Canto cuando las estrellas
    esparcen su claridad:
    cuando argentan las espumas;
    ¡las espumas de la mar!
    Canto cuando el ancho río
    murmurando triste va...
    Cuando el ruiseñor encanta
    ¡con su arpegio celestial!

    Y al ronco mugir de las olas;
    la noche con su lobreguez;
    y el trueno que silva en los aires,
    ¡me encanta y embriaga a la vez!
    Me place lo triste y lo alegre;
    me gusta la selva y el mar,
    y a todos saludo contento...
    ¡Y algunos se ríen al verme!...
    Y, a veces, ¡me pongo a llorar!

    Yo adoré a una mujer con el fuego
    de mi joven y audaz corazón:
    mas ya he dicho que aquélla olvidóme,
    y que vivo en tremendo dolor.
    ¿Estoy loco? No sé: lo que siento,
    no lo puedo jamás explicar.
    Es un rudo y feroce tormento...
    Nada más; nada más... ¡nada más!

    ¿Qué soy? ¡Gota de agua desprendida
    del raudal turbulento de la vida!
    Soy... algo doloroso cual lamento...
    Arista débil que arrebata el viento!
    Soy ave de los bosques solitaria!...
    Deshojada y marchita pasionaria!...
    Pasionaria, ave, arista, llanto, espuma...
    ¡perdido de este mundo entre la bruma!

    ¡Felices aquellos que nunca han amado!
    ¡Felices!... ¡Felices que no han apurado
    el cáliz terrible de un fiero dolor!

    Y ¿qué es el amor?
    ¿Amor?... Germen fecundo de la dolencia humana...
    Origen venturoro de sin igual placer...
    con algo de la tarde y algo de la mañana...
    ¡Con algo de la dicha y algo del padecer!

    ¿No veis a la luna, que brilla fulgente en el cielo?
    ¿No oís del arroyo el süave y callado rumor?
    ¡Pues eso que brinda la luna tranquila, es consuelo!
    ¡Pues eso que dice el arroyo en el bosque, es amor!

    ¡Y amé! Tal vez mi vida no fuera dolorosa
    si hubiera conservado por siempre mi niñez,
    si nunca hubiera visto los ojos de una hermosa,
    lo rojo de sus labios, lo blanco de su tez!

    ¡Felices aquellos que nunca han amado!
    ¡Felices!... ¡Felices que no han apurado
    el cáliz terrible de un fiero dolor!

    ¡Qué amargo es el amor!
    ¡Qué amargo es el amor! ¡Así exclamando,
    yo cruzaré el desierto de mi vida,
    mostrando a todos mi profunda herida,
    que lágrimas y sangre está manando!

    Y al compás de canciones sombrías,
    cantaré de mi amor la memoria...
    Y sin gloria,
    llorando siempre, pasaré mis días
    ¡entre polvo, entre lodo, entre escoria!

    Y al ronco mugir de las olas;
    la noche con su lobreguez;
    y el trueno que silva en los aires,
    serán mi tormento también.
    Me place lo triste y lo alegre:
    me gusta la selva y el mar...
    Yo siempre estaréme contento;
    y algunos, reirán al mirarme,
    ¡y a veces, pondréme a llorar!

    Cantaré si el ancho río
    murmurando triste va;
    si el ruiseñor me encantare
    con su arpegio celestial;
    cuando mire a las estrellas
    esparcir su claridad
    sobre las peñas negruzcas
    y las espumas del mar.
    ¿Por qué?... Porque sin amor,
    vuelan dolientes, sin calma,
    las avecillas del alma
    entre el viento del dolor.

    ¡Daré dulces canciones
    a los fugaces vientos,
    para que entre sus alas
    las lleven lejos, lejos,
    del mundo hasta el confín!
    Iréme a las montañas...
    iréme a los oteros...
    y allí tal vez, ¡Dios santo!,
    tal vez seré feliz.

    ¡Y en las alas del viento,
    oirá mis canciones
    la ingrata!... La ingrata
    a quien adoré.
    Aquélla que rióse
    de ver mi desgracia...
    Aquélla a quien dile
    mi amor y mi fe!

    ¡Triste es la noche!
    Triste es la selva...
    Y del arroyo
    lo es el rumor;
    pero es más triste
    que el arroyuelo
    y que la noche,
    mi corazón.

    Mis acentos,
    en los vientos
    cual lamentos
    moribundos
    sonarán,
    como el eco
    que en el hueco
    del árbol seco,
    tiernos forman
    los Favonios
    al pasar.

    ¡Aprendan
    los bardos
    mi historia
    de amor;
    y cántela
    todo
    el que es
    Trovador!

    ¿Viste
    triste
    sol?
    ¡Tan triste
    como él,
    sufro
    mucho
    yo!

    Rubén Darío
     
    • Te quiero mucho prim@ Te quiero mucho prim@ x 1
  8. Miss Guerlain

    Miss Guerlain

    Mensajes:
    6.010
    Me Gusta recibidos:
    8.507
    Registrado:
    22 Oct 2017
    Género:
    Femenino
    La Henriada
    Poema épico


    Afuera esos cobardes rimadores
    De espíritu flemático, que guardan,
    En sus furores mismos, un calmoso
    Didascálico método: que hazañas
    Cuando cantan ruidosas de algún héroe,
    Secos historiadores, no traspasan
    De los tiempos el orden, y ni un punto
    Perder osan de vista lo que tratan;
    Que para tomar Dole, necesario
    Juzgan que quede ya Lila entregada,
    Y que, cual Mezeré, su exacto verso,
    Los muros de Curtré primero abata.
    Voltaire
     
  9. pilou12

    pilou12

    Mensajes:
    10.696
    Me Gusta recibidos:
    13.077
    Registrado:
    7 Ago 2016
    Ubicación:
    habitante planeta tierra
    Poderoso caballero es Don Dinero

    Madre, yo al oro me humillo,
    Él es mi amante y mi amado,
    Pues de puro enamorado
    Anda continuo amarillo.
    Que pues doblón o sencillo
    Hace todo cuanto quiero,
    Poderoso caballero
    Es don Dinero.

    Nace en las Indias honrado,
    Donde el mundo le acompaña;
    Viene a morir en España,
    Y es en Génova enterrado.
    Y pues quien le trae al lado
    Es hermoso, aunque sea fiero,
    Poderoso caballero
    Es don Dinero.

    Son sus padres principales,
    Y es de nobles descendiente,
    Porque en las venas de Oriente
    Todas las sangres son Reales.
    Y pues es quien hace iguales
    Al rico y al pordiosero,
    Poderoso caballero
    Es don Dinero.

    ¿A quién no le maravilla
    Ver en su gloria, sin tasa,
    Que es lo más ruin de su casa
    Doña Blanca de Castilla?
    Mas pues que su fuerza humilla
    Al cobarde y al guerrero,
    Poderoso caballero
    Es don Dinero.

    Es tanta su majestad,
    Aunque son sus duelos hartos,
    Que aun con estar hecho cuartos
    No pierde su calidad.
    Pero pues da autoridad
    Al gañán y al jornalero,
    Poderoso caballero
    Es don Dinero.

    Más valen en cualquier tierra
    (Mirad si es harto sagaz)
    Sus escudos en la paz
    Que rodelas en la guerra.
    Pues al natural destierra
    Y hace propio al forastero,
    Poderoso caballero
    Es don Dinero.


    Francisco de Quevedo
     
    • Te quiero mucho prim@ Te quiero mucho prim@ x 2
    • Me Gusta Me Gusta x 1
  10. El karma

    El karma

    Mensajes:
    21.350
    Me Gusta recibidos:
    26.072
    Registrado:
    11 Feb 2017
    Alegria
    Já ouço gritos ao longe
    Já diz a voz do amor
    A alegria do corpo
    O esquecimento da dor

    Já os ventos recolheram
    Já o verão se nos oferece
    Quantos frutos quantas fontes
    Mais o sol que nos aquece

    Já colho jasmins e nardos
    Já tenho colares de rosas
    E danço no meio da estrada
    As danças prodigiosas

    Já os sorrisos se dão
    Já se dão as voltas todas
    Ó certeza das certezas
    Ó alegria das bodas

    José Saramago, in "Provavelmente Alegria"
     
    • Me Gusta Me Gusta x 1
    • Te quiero mucho prim@ Te quiero mucho prim@ x 1
  11. cats

    cats

    Mensajes:
    82
    Me Gusta recibidos:
    50
    Registrado:
    19 Nov 2017
    SILENCIO

    Bajo el sollozo un jardín no mojado.
    Oh pájaros, los cantos, los plumajes.
    Esta lírica mano azul sin sueño.
    Del tamaño de un ave, unos labios. No escucho.
    El paisaje es la risa. Dos cinturas amándose.
    Los árboles en sombra segregan voz. Silencio.
    Así repaso niebla o plata dura,
    beso en la frente lírica agua sola,
    agua de nieve, corazón o urna,
    vaticinio de besos, ¡oh cabida!,
    donde ya mis oídos no escucharon
    los pasos en la arena, o luz o sombra.

    Vicente Aleixandre
     
    • Me Gusta Me Gusta x 3
  12. El karma

    El karma

    Mensajes:
    21.350
    Me Gusta recibidos:
    26.072
    Registrado:
    11 Feb 2017
    El CAMINO DE LA VIDA


    Todos nacemos iguales

    el nacimiento es la partida

    la vida es el camino

    por recorrer

    la meta es el fin del camino

    desde donde podemos

    ver lo que hemos realizado



    Que vale más:

    la meta,

    o recorrer el camino?


    Cuando vives mas:

    cuando trabajas por conseguir

    tus sueños?

    o cuando concluyes tu sueño

    Cuando amas más:

    cuando estás junto a tu ser querido?

    o cuando ha partido


    Cuando aprendes más:

    cuando estás en la universidad?


    o cuando acabas la universidad


    Disfruta el camino que transcurres


    antes de llegar a la meta

    porque el camino que recorres

    hará lo que eres en la vida

    SERA TU VIDA MISMA

    No vivas mirando al futuro

    olvidando el presente

    el futuro no existe

    hasta que se vuelve presente

    entonces deja de ser presente


    para transformarse en pasado


    Ralph Angle
     
    • Me Gusta Me Gusta x 1
    • Te quiero mucho prim@ Te quiero mucho prim@ x 1
  13. El karma

    El karma

    Mensajes:
    21.350
    Me Gusta recibidos:
    26.072
    Registrado:
    11 Feb 2017
    1a.jpg
     
    • Te quiero mucho prim@ Te quiero mucho prim@ x 2
  14. Serendi

    Serendi

    Mensajes:
    21.090
    Me Gusta recibidos:
    20.023
    Registrado:
    3 Jun 2017
    Género:
    Masculino
    Ubicación:
    España
    Tornasoles

    Nunca caballero
    fue tan bien servido,
    sentido tan amado
    y soñando roscos amorosos;

    que tiene a su dama
    de tornasoles soles;

    un misterio como la encontró
    una dicha el cortejarla
    un honor de amiga tenerla
    una locura su amor
    ya en la historia,
    y viviendo la vida...

    de los amores imposibles
    que por mor de serlo
    ahora son posibles
    y no barruntados....
    como cabalgaduras aladas

    siendo diosa de marfil en sus ojos
    carmesí en sus labios
    azul en sus manos plateadas...
    verde en sus piernas torneadas

    Serendi, de través.
     
    • Te quiero mucho prim@ Te quiero mucho prim@ x 2
    Última edición: 10 Ago 2018
  15. El karma

    El karma

    Mensajes:
    21.350
    Me Gusta recibidos:
    26.072
    Registrado:
    11 Feb 2017
    La Rosa de Los Vientos
    Sí siembras una ilusión
    Y la riegas con tu amor
    Y el agua de la constancia
    Brotará en ti una flor
    Y su aroma y su calor
    Te arroparán cuando algo vaya mal
    Sí siembras un ideal
    En la tierra del quizás
    Y lo abonas con la envidia
    Será difícil arrancar
    La maldad
    De tu alma si echó raíz
    Y que mi luz te acompañe
    Pues la vida es un jardín
    Donde lo bueno y lo malo
    Se confunden y es humano
    No siempre saber elegir
    Y sí te sientes perdido
    Con tus ojos no has de ver
    Hazlo con los de tu alma
    Y encontrarás la calma
    Tu rosa de los vientos seré
    Sí siembras una amistad
    Con mimo plántala
    Y abónala con paciencia
    Pódala con la verdad
    Y transplántala con fe
    Pues necesita tiempo y crecer
    Sí te embriagas de pasión
    Y no enfrías tu corazón
    Tartamudearán tus sentidos y quizás
    Hablará sólo el calor y no la razón
    Es sabio contar hasta diez
    Y que mi luz te acompañe
    Pues la vida es un jardín
    Donde lo bueno y lo malo
    Se confunden y es humano
    No siempre saber elegir
    Y sí te sientes perdido
    Con tus ojos no has de ver
    Hazlo con los de tu alma
    Y encontrarás la calma
    Tu rosa de los vientos seré

    Mago de Oz
     
    • Te quiero mucho prim@ Te quiero mucho prim@ x 2
  1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies.