No me acabo de adaptar ni de estar bien en mi trabajo

Registrado
17 Jul 2018
Mensajes
153
Calificaciones
695
Piensa que ningún trabajo es fácil en sus comienzos, hablo por experiencia propia.
Reconozco que no sería capaz de soportar a adolescentes, Enhorabuena por tu carrera y tu puesto de trabajo, este puesto que conseguiste por tus méritos no debes tirarlo a las primeras de cambio,date tiempo para asimilar lo que vas a vivir, mi consejo seria que debes buscar motivos que a los adolescentes les puedan interesar de la asignatura que impartes,(si la clase no es buena lo tendrás más dificil, pero siempre debes hacerles ver que TU eres quien lleva el control de tu clase,) seguramente te ven demasiado jovencita e intentan el control de la clase ellos
No debes agobiarte, tienes que planificarte, no sé si se pueden hacer examenes orales o sólo escritos (soy analfabeta en el tema de enseñanza)
Solo decirte que si este trabajo al finalizar el curso no te convence, busca alternativas como decían otras cotis, clases de adultos, o cualquier actividad que puedas realizar con lo que has estudiado
 

Registrado
6 Feb 2020
Mensajes
993
Calificaciones
3.362
Imagino que tiene que ser durísimo ser docente, y menos aún si no tienes mucha vocación. Te voy a proponer un enfoque distinto.

¿Y si te la suda? Me explico.

Siendo prácticos, a quien más afecta el no entregar los deberes no es a ti, es a tus alumnos, y más en la situación de confinamiento/pandemia/clases online/etc. Si no los entregan, no tendrás con qué evaluarles. Si no tienes con qué evaluarles, suspenden. Tu no vas a aprobar a nadie que no haya hecho el mínimo. Y yo se lo dejaría caer, de buen rollo, pero que tengan las cosas claras, par que nadie se sorprenda cuando pase. Si ves que hay algún alumno que recurrentemente no entrega las tareas o da por saco en clase, habla con quien esté a cargo de la jefatura de profesorado y/o avisa a sus padres.
En cualquier caso, el problema y la complicación lo tienen ellos. Tú limítate a dar clase y en cuanto salgas del instituto, olvídate.

Creo que es buena idea lo de orientar tu docencia a la universidad o doctorado. Algún subnormalito en clase siempre te va a tocar, pero son los menos. Las relaciones profesor-alumno en la uni son más adultas y se andan con menos gilipolleces porque saben que eres adulto y no van a tener a ningún padre dando por saco.
Estoy de acuerdo.
Decirle a los alumnos adolescentes que ése es precisamente el trato que se les va a dar en la universidad (al menos, cuando yo iba): llega el profe, da la clase, atiende preguntas y adiós. El que se enganche al carro, bien, y el que no, que se apañe.
Y por supuesto, al salir, desconectar.

Ah, y lo de intentar dar clases a universitarios o a adultos, también puede ser una buena idea.