Muere Michael Cimino,director de "El Cazador" (1 Viewer)

Registrado
4 Dic 2012
Mensajes
13.058
Calificaciones
99.655
Muere el director de cine Michael Cimino, el hombre que daba frío

Michael Cimino en una fotografía de archivo.
6 Comentarios
  • LUIS MARTÍNEZ
02/07/2016 23:54
Entrevistar a Michael Cimino antes que cualquier otra sensación producía sobre todo frío. Mucho. Justo antes de hablar con él el año pasado en elfestival de Locarno, se respiraba una especie de miedo mezclado con un respeto reverencial entre el grupo de periodistas designados a encontrarse con el mito. Pues eso era. Fuera del hotel, un bochorno húmedo hacía que la camisa más que pegarse a la piel se fundiera con ella hasta adquirir el tacto viscoso de un pez muerto. Desagradable. "Puede entrar", indicó la voz amable de su representante. Apenas fueron dos pasos y la temperatura descendió probablemente diez grados. O ciento. Delante, un hombre sonriente (nada que ver con su leyenda de arisco 'comeperiodistas') perfectamente vestido de blanco, gafas negras y, en efecto... la amenaza cierta de una pulmonía. Cimino, con su aspecto embalsamado en vida, daba frío. Mucho.

El sábado por la tarde la cuenta de Twitter del director del Festival de Cannes anunciaba su desaparición. Aunque todo lo que tenía que decir probablemente que ya estuviera dicho desde hace tiempo, la noticia infranqueable de la muerte siempre desautoriza cualquier amago de necrológica. El que murió, en efecto, es ese hombre que en tan sólo dos películas fundó y enterró una misma revolución sin apenas pestañear. En frío. En el viaje que va entre 'El cazador' y 'La puerta del cielo' cabe el universo entero: el principio y el fin de aquello que bajo el nombre de Nuevo Hollywood soñó con la posibilidad de convertir una industria pensada para el entretenimiento en el mayor centro de arte que jamás conociera el mundo.





La historia es conocida. Cimino dirigió tan solo ocho películas en su carrera. Debutó en 1974 de la mano de Clint Eastwood con 'Un botín de 500.000 dólares' y cuatro años después se adelantaba a Francis Ford Coppola en la primera aproximación descarnada a la guerra Vietnam. 'El cazador' llegó antes que 'Apocalypse now'. Para ella fueron cinco Oscar (incluidos mejor director y película). Y no sólo eso, una cinta agria y brutal, tan incómoda como amoral, conseguía recaudar 48 millones de dólares. Había costado 15. Lo que demostraba que el cine, el de verdad, importaba.

Lo que vino después fue sin duda el más bello y descomunal fracaso que ha vivido no tanto la historia del cine como la historia entera de todos los fiascos posibles. United Artists dejó en sus manos el futuro. Todo él. Con libertad total, Cimino quedó como depositario de una apuesta monumental. De lo que saliera de ese 'western' basado en la guerra del Condado de Johnsondependía que el director quedara como el único dueño de su obra haciendo así posible y real el sueño de una generación entera de cineastas, o todo lo contrario. Huelga decir que fue lo contrario.

'La puerta del cielo' se empezó a filmar en abril de 1979 y se acabó por estrenar en noviembre de 1980. El presupuesto original de 11,5 millones se disparó a cerca de 44. Lo que entregó originalmente su director fue una epopeya de más de cinco horas de duración que, directamente, detenía el tiempo. Tras infinidad de polémicas, peleas y suicidios, la película reestrenada superaba por poco las dos horas y apenas conseguía recaudar cuatro millones. El desastre fue tal que ya nada volvería a ser igual. Se acabó el sueño.

Y sin embargo, cuando en 2012 el festival de Venecia recuperó del frío del olvido y del lugar común una nueva versión de 216 minutos, todo volvió a cobrar sentido. La perfección impenitente de la obra maestra y furiosamente incomprendida se imponía como una verdad irrefutable. "Es divertido", comentaba en Locarno ante la nueva reacción suscitada por su película. "Yo jamás perdí la fe en 'La puerta del cielo'. Sabía perfectamente lo que había hecho, dijeran lo que dijeran. Cuando se presentó la versión restaurada enVenecia y Nueva York fue muy halagador ver a toda la gente en pie".

El Cimino que contestaba en Locarno era un hombre que había hecho y rehecho su biografía mil veces. Según el que preguntara había nacido en 1939 (lo asumido) como diez años más tarde; había estado en el frente en Vietnam o no sabía siquiera donde se encontraba Hanoi; podía presentarse como cineasta o como novelista (publicó una novela al final de su carrera); era hombre o, por qué no, mujer. "Todo lo que se dice de mí no son más que rumores, tonterías... Y, desde luego, no voy a gastar un segundo en desmentir nada", decía y en la no-respuesta daba pie a que cada uno siguiera imaginando lo que quisiera.

"Nunca he hecho películas para expresar un punto de vista político. Cuando hice 'El cazador' fui tachado de derechista y fascista; cuando 'La puerta del cielo', me convertí en un comunista, y en 'Manhattan Sur' resulta que era un racista. Sí, ¿y qué? No hago películas para explicar ideas", continuaba. Y era ahí, en la indefinición a cero grados donde mejor se encontraba un hombre vestido de blanco, con gafas negras y perfecto en su extraña frialdad.

-Alguien dijo que un verdadero artista sólo necesita un poema para ser eterno. ¿Cómo se ve en la eternidad?

-"Nunca he hecho películas para hacer dinero o conseguir premios. Mi única preocupación ha sido siempre cómo hacer las cosas mejor; cómo ser original. La idea es filmar algo que nadie haya visto antes. Por eso digo que es imposible rodar algo en Monument Valley. Ese escenario pertenece a John Ford. Si haces algo, te tienes que esforzar en que sea algo único y enseñar la realidad como nunca antes lo haya hecho nadie".

Por la noche un escueto tuit anunciaba su muerte. Y era imposible no sentir frío. Mucho.

http://www.elmundo.es/cultura/2016/07/02/5778329b46163ffa408b45ff.html
 

Registrado
4 Dic 2012
Mensajes
13.058
Calificaciones
99.655
El ciervo y el cazador

Robert de Niro en un fotograma de 'El cazador'. ELMUNDO
Comentar noticia
Muere el director de cine Michael Cimino, autor de 'El cazador'

  • LORENZO SILVA
03/07/2016 08:35
Sucede así, de repente, un sábado. Te enteras por una red social de que un hombre ha muerto. Uno de tantos que somos, y algún día dejaremos de ser. Un hombre de setenta y siete años, una edad en la que se empieza a llevar algunas papeletas para no apagar las velas de la próxima tarta. No le conocías, de hecho reparas, viendo la foto que ilustra la noticia, en que ni siquiera sabías demasiado bien cómo era. En esa imagen, más o menos reciente, se ve un hombre menudo, frágil, de cabellos teñidos y rostro levemente desfigurado por la cirugía estética.

Se llamaba Michael Cimino y hace un montón de años, cuando apenas eras un adolescente, o ni siquiera, rodó una película hermosa y terrible titulada 'El cazador'. La viste entonces un par de veces; luego, ya con treinta, te hiciste con ella en vídeo; diez años después en DVD y hace nada acabas de volver a verla, esta vez en Blu-ray. Debe de ser una de las películas por las que has pagado más veces, te dices, y aunque vives en el país donde la piratería casi se eleva a la categoría de heroicidad cívica, no te sientes imbécil por haberle destinado una y otra vez ese dinero que jamás te sobró, ni te sobrará, empeñado como andas en vivir de tu trabajo y no de astucias o ventajas de otra índole.

En aquella película salía Robert de Niro, joven y sonriente; una Meryl Streep también joven y hasta guapa; y un Christopher Walken que quedaría marcado para siempre con el sello de actor propicio para encarnar lunáticos y enajenados. Lo que la cinta contaba, en resumen, era cómo unos chavales jóvenes de una ciudad industrial de Estados Unidos, alistados a la guerra deVietnam, volvían hechos unos zorros de su servicio a la patria. O en algún caso, ni siquiera volvían. Eran inmaduros, irreflexivos, a ratos incluso algo gilipollas. Tenían la afición de salir a cazar ciervos, una destreza que se supone que proporciona una cierta ventaja en las guerras. Pero no eran malos chicos, no merecían que los enviaran a un lugar sin piedad y un combate sin cuartel que habían de alterarlos y desbaratarlos de por vida.

El protagonista principal era Robert de Niro. El más diestro cazador de todos, y también el que logra volver menos destruido del grupo. Uno de sus compañeros resulta mutilado, y el que peor parado queda es el personaje interpretado por Walken, al que las salvajadas que vive le sueltan completamente la pinza. No has visto en el cine manera más bella de contar la amistad que cuando De Niro regresa a una Saigón ya enloquecida por el fin de la guerra y la retirada norteamericana para tratar de encontrar a su amigo. Si acaso, otra escena que tiene a De Niro como protagonista: cuando el antiguo mafioso Noodles se niega a reconocer en el ministro Bailey al amigo que veinte años atrás le traicionó, al final de 'Érase una vez en América', de Leone.

Como en las grandes historias, muchas cosas salen mal en 'El cazador', y ésta, la búsqueda del amigo, es una de ellas. Y no porque no lo encuentre, sino por todo lo contrario. Cómo sucede, y por qué es tan amargo y funesto el encuentro, quede para que pueda descubrirlo quien todavía no haya visto la película.

Después de ver cómo la guerra destroza a sus amigos, el cazador vuelve al bosque y después de una ardua persecución acaba fijando un ciervo en la mira de su fusil. Años atrás, ese ciervo habría estado sentenciado. Pero en esta ocasión el cazador levanta el fusil y deja escapar a la presa. Ha visto tanta muerte y tanta destrucción que ha perdido el instinto de matar. Ha aprendido que cualquiera puede quitar o quitarse la vida, que la hazaña, el milagro, es preservarla, permitir que acontezca.

Ese ciervo, ese cazador, te dieron una lección que el paso de los años no ha borrado. El hombre que lo soñó acaba de irse. Esta noche has perdido algo, lo que quiere decir que lo tenías. Lo tienes. Mientras el cazador sea compasivo y levante el fusil.
http://www.elmundo.es/cultura/2016/07/03/577848f6e5fdeab7308b45cf.html
 
Registrado
22 May 2016
Mensajes
717
Calificaciones
1.548
Es el autor de una de las mejores películas de todos los tiempos. "El cazador" es algo aparte... Como cineasta siempre tuvo aspiraciones de maestro y se estrelló en otros proyectos, pero "El cazador" es una lección de filosofia sobre la naturaleza humana mejor que mil libros sobre el tema... Habla de todos los temas que atañen al hombre: del sinsentido de un mundo cruel que desconocemos mientras vivimos en el mundo protegido de la comunidad que nos ha visto nacer, rodeados de amor, amistad...

"El cazador" es una maravilla, una reflexión sobre la naturaleza humana, el hombre que siente que domina el mundo hasta que se da cuenta de que fuera de su entorno está tan inerme como un ciervo cazado y puedes ser tu mismo una pieza sin importancia a merced de la crueldad de tus semejantes. El personaje de Robert de Niro si tiene capacidad para aceptar esa realidad y sobrevivir a ella, pero el de Christopher Walken no.


Es una película que me impresionó cuando la vi siendo tan jovencita y me sigue impresionando. La escena de la ruleta rusa es el no va más, por razones obvias. Me impresiona más que "Apocalyse Now", que ya es decir.

Solo por esa gran pelicula Michael Cimino se ha convertido en un autor de culto y pasará a la historia del cine para siempre. Descanse en paz.
 

Registrado
4 Dic 2012
Mensajes
13.058
Calificaciones
99.655
Es el autor de una de las mejores películas de todos los tiempos. "El cazador" es algo aparte... Como cineasta siempre tuvo aspiraciones de maestro y se estrelló en otros proyectos, pero "El cazador" es una lección de filosofia sobre la naturaleza humana mejor que mil libros sobre el tema... Habla de todos los temas que atañen al hombre: del sinsentido de un mundo cruel que desconocemos mientras vivimos en el mundo protegido de la comunidad que nos ha visto nacer, rodeados de amor, amistad...

"El cazador" es una maravilla, una reflexión sobre la naturaleza humana, el hombre que siente que domina el mundo hasta que se da cuenta de que fuera de su entorno está tan inerme como un ciervo cazado y puedes ser tu mismo una pieza sin importancia a merced de la crueldad de tus semejantes. El personaje de Robert de Niro si tiene capacidad para aceptar esa realidad y sobrevivir a ella, pero el de Christopher Walken no.


Es una película que me impresionó cuando la vi siendo tan jovencita y me sigue impresionando. La escena de la ruleta rusa es el no va más, por razones obvias. Me impresiona más que "Apocalyse Now", que ya es decir.

Solo por esa gran pelicula Michael Cimino se ha convertido en un autor de culto y pasará a la historia del cine para siempre. Descanse en paz.
Es lo mejor que he leído sobre esta gran película.Gracias @Olivia.
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)