Muere Marco Hohenlohe, Duque de Medinaceli. (1 Viewer)

Registrado
4 Dic 2012
Mensajes
11.965
Calificaciones
90.968
La muerte de Marco Hohenlohe, el último drama de los Medinaceli

Marco Hohenlohe, junto a su hija Victoria, la próxima duquesa de Medinaceli, a la que estaba muy unido. FACEBOOK
Comentar noticia
Tras la desaparición de Marco a los 54 años, le sucederá su hija Victoria al frente del ducado. Estaba enfrentado con su tío por el reparto de los títulos

La alemana que será la duquesa más importante

  • MARÍA EUGENIA YAGÜE
20/08/2016 04:27
La Casa de Pilatos suele vestirse de luto por estas fechas. La mañana de un 6 de agosto de 1996, el portero del palacio sevillano de los Medinaceli se encontró muerto a Rafael Medina, duque de Feria. Tenía 56 años, estaba muy solo y se sentía profundamente desgraciado. Toda su familia estaba de vacaciones. Sus hijos, Rafael y Luis, apenas tenían contacto con él y su ex mujer, Naty Abascal, se había apartado de su vida muchos años antes. 17 años más tarde, el 17 de agosto de 2013, su madre, la duquesa de Medinaceli, María Victoria Fernández de Córdoba, Mimi para la familia, fallecía a los 96 años en sus aposentos de la citada Casa de Pilatos.

La madrugada de este viernes 19 de agosto, Marco von Hohenlohe- Langenburg y Medina, nieto de Mimi y actual titular del ducado más importante de la nobleza española, se moría también en Sevilla y en agosto. A los 54 años. Había pasado dos días en coma en un hospital de la capital hispalense. La familia no perdió la esperanza hasta el último momento, pero Marco no logró vencer la batalla contra la larga enfermedad que sufría desde hace muchos meses. Tras su ingreso hospitalario, el duque recibió la extrema unción y ha estado en todo momento arropado por su familia y evidentemente por sus hijos, Victoria y Alexander, muy unidos a él.


Imagen del féretro a su entrada en la Casa de Pilatos. GTRES
El duque de Medinaceli había nacido del matrimonio de Ana Medina y Fernández de Córdoba con el príncipe Maximiliano de Hohenlohe, hermano del célebre Alfonso, artífice de la Marbella moderna. Marco estaba muy ligado a la glamurosa capital de la Costa del Sol donde se asentaron los Hohenlohe, pero entendió que Sevilla era su destino histórico y a la muerte de su madre, trasladó su residencia a la Casa de Pilatos, un bello palacio renacentista.

Quería estar cerca de Mimi, un personaje fuera de lo común por su educación, cultura cosmopolita y desinterés absoluto por exhibir su persona y sus riquezas. Marco disfrutó de su abuela casi un año. La duquesa veía muy mal y estaba casi sorda, pero su inteligencia y lucidez se mantenían intactas. "Me encantaba Mimi, era mi madrina", aseguraba Marco en una entrevista reciente a LOC. "Creo que he heredado su sentido del humor. Era una señora cultísima y divertida. Y una excelente persona muy generosa, con valores difíciles de encontrar hoy. Estuvo más interesada en dar que en recibir".

Muy unido a su abuela

Ignacio, duque de Segorbe, a su llegada a la misa este viernes. GTRES
La muerte de Mimi dejó al nuevo duque de Medinaceli muy solo en Pilatos y con una gran sensación de desamparo. Precisamente, en la capilla de este lugar se celebró este viernes una misa 'córpore insepulto' por su alma. Un acto que fue secundado en el Pazo de Oca, la Capilla del Salvador y la Basílica de Medinaceli. Por su parte, el arzobispo de Sevilla, don Juan José Asenjo, le dedicó la misa del viernes en Sigüenza. A lo largo de todo el día han ido pasando amigos, familiares y miembros destacados de la nobleza nacional e internacional.

Marco contaba con el cariño de sus hermanos, Pablo y Flavia de Hohenlohe, pero no podía ejercer las funciones que conllevaba el título. Quien lleva las riendas de la Fundación Casa Ducal de Medinaceli, encargada de gestionar el inmenso patrimonio cultural y económico de la familia, es su tío Ignacio, duque de Segorbe, en quien Mimi había delegado en vida llevar los asuntos de la Casa. Marco se puso al día en la historia y documentación de los Medinaceli, quería intervenir más en el patronato del que era miembro, pero fue inútil y optó entonces por tomarse las cosas con tranquilidad.

Se apasionó por las redes sociales, donde daba noticias sobre su precaria salud, lo que le hacía ingresar a menudo en una clínica sevillana. Trasmitía en su perfil de Facebook anécdotas de la vida cotidiana en Sevilla, como los desayunos en Casa Diego con viejos amigos. También viajaba de vez en cuando a Madrid para ver a su hija Victoria, la heredera del título, estudiante de Historia y Economía en la capital. Marco siempre fue una buena persona con retranca sevillana y mucho humor a pesar de sus orígenes alemanes.


Anna Gamazo de Abelló, prima de Marco. G3
En cierto modo había tirado la toalla frente a su tío, excepto en sus derechos dinásticos. Marco tuvo serias diferencias con Ignacio Segorbe y se negó a que fuera él quien repartiera los más de 40 títulos nobiliarios que conlleva el ducado de Medinaceli. Marco solicitó la sucesión de diez de ellos que llevan aparejada la Grandeza de España, aunque quedaban pendientes de distribuir más de una veintena. El duque de Segorbe aspiraba a 13 de ellos. Y en esas estaban tío y sobrino en los últimos tiempos. También es cierto que si Marco Hohenlohe no tuvo la oportunidad de ejercer plenamente como duque de Medinaceli, se debía a un trágico episodio que cambió su vida.

En septiembre de 1996 conducía su moto de Estepona a Marbella después de cenar con sus amigos Jorge Juste y su novia de entonces, Nina Junot, la sueca con la que se casó Philippe Junot después de divorciarse de Carolina de Mónaco. La moto de Marco circulaba en paralelo al coche de la pareja y desde la ventanilla Nina iba gastándole bromas. Marco se distrajo y acabó empotrado contra la mediana. El gravísimo accidente le mantuvo mucho tiempo inconsciente. Su esposa de entonces, la alemana Sandra Schmidt-Polex con la que se había casado en 1996, estaba embarazada de Victoria la primera hija del matrimonio. "Aquello me llevó al borde de la muerte", confesaba Marco a LOC. "Y Nina nunca llamó para interesarse por mí", añadía con amargura. "Nunca volví a ser el mismo. Después de un coma largo y profundo estoy totalmente incapacitado para el deporte y no puedo hacer nada que implique usar las manos y los pies a la vez. Pensé en crear una asociación para los pacientes que estaban como yo y la iba a llamar 'Lenta-mente', porque todo en mi iba despacio. Hasta que un día me sentí mejor", comentaba el duque.

Con quien sí mantuvo la amistad fue con Jorge Juste, que ha escrito tras la pérdida de Marco. "En este preciso momento pasan por mi mente innumerables momentos que me alegran y hacen sonreír. Sinceramente, de corazón, una de las personas más especiales, con mejor corazón que he conocido. Querido Marco, a tu lado siempre". Pero, efectivamente, tras el accidente Marco perdió para siempre muchas facultades, algo que le costó también la ruptura de su matrimonio, a pesar de que su hijo Alex nació tres años después del accidente, cuando Marco empezaba a recuperarse. Su esposa Sandra dejó España con los niños y se instaló en Múnich y, aunque nunca perdió el contacto con sus hijos, se sentía un poco perdido. La buena relación con su ex mujer también era evidente en su perfil de Facebook. "Qué mona que es mi ex", escribió el duque en 2014 al comentar una fotografía de la madre de sus hijos.


Rafael Medina y Laura Vecino en Casa Pilatos. G3
Vivió largas y solitarias temporadas en una casa que tenía en el pantano de San Juan hasta que finalmente Ana, su madre, condesa de Ofalia y marquesa de Navahermosa, decidió que era mejor que viviera con ella en Madrid. Por desgracia para todos, Ana Medina, heredera del ducado de Medinaceli, no pudo con un cáncer que acabó con su vida en 2012.Fue entonces cuando Marco quiso instalarse en Sevilla con Mimi, su abuela, y empezar a familiarizarse con el título que le tocaba heredar. Su muerte convierte a Victoria von Hohenlohe y Schmidt-Polex, de 19 años, en la aristócrata más importante de la nobleza española, a pesar de sus apellidos centroeuropeos.

Así es la futura duquesa
Como futura duquesa de Medinaceli y descendiente directa de los reyes de Castilla, su rango de nobleza es superior al de la casa de Alba y la de Medina Sidonia, las dos que le siguen en importancia. A pesar de haber vivido parte de su vida en Múnich, Victoria se siente más española que alemana, ha viajado a menudo a España, le encanta Sevilla y desde hace más de un año estudia Historia y Economía en una universidad de Madrid, donde comparte piso con una amiga. Adoraba su padre, al que veía a menudo y con el que estuvo hasta el último momento de su vida cuando se agravó su estado de salud.


Imagen de Victoria Hohenlohe, hija del duque y futura duquesa. FACEBOOK.
Victoria nunca quiso tener la notoriedad social y mediática de sus primos Luis y Rafael Medina, actual duque de Feria. Su cara no ha aparecido nunca en las revistas del corazón y su hermano Alex, de 17 años, marqués de Navahermosa, tampoco es un aristócrata español al uso. La Casa de Medinaceli cambia de apellidos, pero su historia permanece inmutable. La hija mayor de Marco, Victoria, será en calidad de heredera la miembro de la familia que sume mayor cantidad y alcurnia de títulos. De momento tanto ella como su hermano, ya son condesa de Ofalia y marqués de Navahermosa, respectivamente. Unas distinciones que ostentan desde hace poco por deseo de su padre y que pertenecieron a la abuela de los jóvenes, Ana Medina. Marco quería pasar unos días en Marbella a finales de agosto, tal y como relataba una amiga suya en las redes sociales. No ha podido ser. Descanse en paz.

http://www.elmundo.es/loc/2016/08/20/57b7559346163f0a1c8b4582.html
 

Registrado
1 Sep 2012
Mensajes
401
Calificaciones
2.667
Pues la galeria de fotos de los asistentes al funeral, que serán sin duda de lo más aristocrático de la sociedad sevillana y andaluza , no tiene desperdicio. No creo que en agosto y en Sevilla , con un calor imponente, haya que ir como en un cuadro de El Greco, pero a la hora de elegir el modelete , un poco de respeto por el fallecido y su familia no está de más. Sobre todo los jóvenes , con ese look agro rural , tan del gusto de los propietarios/residentes en fincas varias . Parecen recién levantados de la siesta debajo de un árbol , y sin duchar ni quitarse la ropa arrugada y los zapatos llenos de polvo, ¡ hala , pál funerá ! . Tampoco los mayores se han esforzado mucho : me recuerdan un Hipercor o un Carrefour un dia de verano por la tarde , después de un largo día en la playa, te quitas el bañador y las chancletas , te pones lo primero que pillas y a llenar el carro antes de que cierren.

http://www.vanitatis.elconfidencial...os-despiden-al-duque-de-medinaceli_1249131#23
 
Registrado
29 Abr 2013
Mensajes
5.468
Calificaciones
46.771
Se veía muchísimo mayor de la edad que tenía y se nota que nunca pudo recuperarse del todo del accidente, que le dejó secuelas grandísimas.

Ahora su hija va a quedar al frente de esa jauría de lobos, el tito Ignacio va a caer como un buitre a ver cuanto más puede sacar de allí :cautious:

Por cierto, la Yague tiene que revisar lo que escribe, Mimi no se llamaba María Victoria Fernández de Córdoba, se llamaba Victoria Eugenia Fernández de Córdoba :rolleyes:
 

Registrado
29 Abr 2013
Mensajes
5.468
Calificaciones
46.771
Su Facebook era público y parecía buena gente, trataba muy bien a todo el mundo y había trabado una amistad con el camarero que le atendía a diario, incluso iba a ser el padrino de la hija de este.








Eso sí, se veía muy enfermo, si me decías que tenía más de 70 años lo creería.
 
Registrado
29 Abr 2013
Mensajes
5.468
Calificaciones
46.771
@SuperCotilla creo que aquí quedó muy escondido el tema porque este subforo de reinantes casi nadie lo visita, no era mejor dejarle en lo de famosos o incluso en lo de monarquía española?
 

Registrado
24 Ago 2011
Mensajes
1.006
Calificaciones
4.025
No lo conocía pero a su hermana Flavia sí. He coincido alguna vez con ella y es encantadora. Sabía que su hermano mayor había tenido un accidente y que le quedaron secuelas. Me da pena por los hijos, es muy triste perder a un padre siendo joven. También lo siento por su familia y espero que descanse en paz. Son gente encantadora y muy discretos.
 
Registrado
16 Dic 2011
Mensajes
5.918
Calificaciones
28.489
No entiendo qué hace en este hilo.

Los Medinaceli descienden de los Infantes De La Cerda, pero de ahí a considerarlos "casa no reinante" va un trecho de mil años...
 
Registrado
29 Abr 2013
Mensajes
5.468
Calificaciones
46.771
No entiendo qué hace en este hilo.

Los Medinaceli descienden de los Infantes De La Cerda, pero de ahí a considerarlos "casa no reinante" va un trecho de mil años...
Supongo que es porque Marco era también príncipe zu Hohenlohe-Langenburg
 
Registrado
19 Abr 2015
Mensajes
1.733
Calificaciones
11.399
La muerte de Marco Hohenlohe, el último drama de los Medinaceli

Marco Hohenlohe, junto a su hija Victoria, la próxima duquesa de Medinaceli, a la que estaba muy unido. FACEBOOK
Comentar noticia
Tras la desaparición de Marco a los 54 años, le sucederá su hija Victoria al frente del ducado. Estaba enfrentado con su tío por el reparto de los títulos

La alemana que será la duquesa más importante

  • MARÍA EUGENIA YAGÜE
20/08/2016 04:27
La Casa de Pilatos suele vestirse de luto por estas fechas. La mañana de un 6 de agosto de 1996, el portero del palacio sevillano de los Medinaceli se encontró muerto a Rafael Medina, duque de Feria. Tenía 56 años, estaba muy solo y se sentía profundamente desgraciado. Toda su familia estaba de vacaciones. Sus hijos, Rafael y Luis, apenas tenían contacto con él y su ex mujer, Naty Abascal, se había apartado de su vida muchos años antes. 17 años más tarde, el 17 de agosto de 2013, su madre, la duquesa de Medinaceli, María Victoria Fernández de Córdoba, Mimi para la familia, fallecía a los 96 años en sus aposentos de la citada Casa de Pilatos.

La madrugada de este viernes 19 de agosto, Marco von Hohenlohe- Langenburg y Medina, nieto de Mimi y actual titular del ducado más importante de la nobleza española, se moría también en Sevilla y en agosto. A los 54 años. Había pasado dos días en coma en un hospital de la capital hispalense. La familia no perdió la esperanza hasta el último momento, pero Marco no logró vencer la batalla contra la larga enfermedad que sufría desde hace muchos meses. Tras su ingreso hospitalario, el duque recibió la extrema unción y ha estado en todo momento arropado por su familia y evidentemente por sus hijos, Victoria y Alexander, muy unidos a él.


Imagen del féretro a su entrada en la Casa de Pilatos. GTRES
El duque de Medinaceli había nacido del matrimonio de Ana Medina y Fernández de Córdoba con el príncipe Maximiliano de Hohenlohe, hermano del célebre Alfonso, artífice de la Marbella moderna. Marco estaba muy ligado a la glamurosa capital de la Costa del Sol donde se asentaron los Hohenlohe, pero entendió que Sevilla era su destino histórico y a la muerte de su madre, trasladó su residencia a la Casa de Pilatos, un bello palacio renacentista.

Quería estar cerca de Mimi, un personaje fuera de lo común por su educación, cultura cosmopolita y desinterés absoluto por exhibir su persona y sus riquezas. Marco disfrutó de su abuela casi un año. La duquesa veía muy mal y estaba casi sorda, pero su inteligencia y lucidez se mantenían intactas. "Me encantaba Mimi, era mi madrina", aseguraba Marco en una entrevista reciente a LOC. "Creo que he heredado su sentido del humor. Era una señora cultísima y divertida. Y una excelente persona muy generosa, con valores difíciles de encontrar hoy. Estuvo más interesada en dar que en recibir".

Muy unido a su abuela

Ignacio, duque de Segorbe, a su llegada a la misa este viernes. GTRES
La muerte de Mimi dejó al nuevo duque de Medinaceli muy solo en Pilatos y con una gran sensación de desamparo. Precisamente, en la capilla de este lugar se celebró este viernes una misa 'córpore insepulto' por su alma. Un acto que fue secundado en el Pazo de Oca, la Capilla del Salvador y la Basílica de Medinaceli. Por su parte, el arzobispo de Sevilla, don Juan José Asenjo, le dedicó la misa del viernes en Sigüenza. A lo largo de todo el día han ido pasando amigos, familiares y miembros destacados de la nobleza nacional e internacional.

Marco contaba con el cariño de sus hermanos, Pablo y Flavia de Hohenlohe, pero no podía ejercer las funciones que conllevaba el título. Quien lleva las riendas de la Fundación Casa Ducal de Medinaceli, encargada de gestionar el inmenso patrimonio cultural y económico de la familia, es su tío Ignacio, duque de Segorbe, en quien Mimi había delegado en vida llevar los asuntos de la Casa. Marco se puso al día en la historia y documentación de los Medinaceli, quería intervenir más en el patronato del que era miembro, pero fue inútil y optó entonces por tomarse las cosas con tranquilidad.

Se apasionó por las redes sociales, donde daba noticias sobre su precaria salud, lo que le hacía ingresar a menudo en una clínica sevillana. Trasmitía en su perfil de Facebook anécdotas de la vida cotidiana en Sevilla, como los desayunos en Casa Diego con viejos amigos. También viajaba de vez en cuando a Madrid para ver a su hija Victoria, la heredera del título, estudiante de Historia y Economía en la capital. Marco siempre fue una buena persona con retranca sevillana y mucho humor a pesar de sus orígenes alemanes.


Anna Gamazo de Abelló, prima de Marco. G3
En cierto modo había tirado la toalla frente a su tío, excepto en sus derechos dinásticos. Marco tuvo serias diferencias con Ignacio Segorbe y se negó a que fuera él quien repartiera los más de 40 títulos nobiliarios que conlleva el ducado de Medinaceli. Marco solicitó la sucesión de diez de ellos que llevan aparejada la Grandeza de España, aunque quedaban pendientes de distribuir más de una veintena. El duque de Segorbe aspiraba a 13 de ellos. Y en esas estaban tío y sobrino en los últimos tiempos. También es cierto que si Marco Hohenlohe no tuvo la oportunidad de ejercer plenamente como duque de Medinaceli, se debía a un trágico episodio que cambió su vida.

En septiembre de 1996 conducía su moto de Estepona a Marbella después de cenar con sus amigos Jorge Juste y su novia de entonces, Nina Junot, la sueca con la que se casó Philippe Junot después de divorciarse de Carolina de Mónaco. La moto de Marco circulaba en paralelo al coche de la pareja y desde la ventanilla Nina iba gastándole bromas. Marco se distrajo y acabó empotrado contra la mediana. El gravísimo accidente le mantuvo mucho tiempo inconsciente. Su esposa de entonces, la alemana Sandra Schmidt-Polex con la que se había casado en 1996, estaba embarazada de Victoria la primera hija del matrimonio. "Aquello me llevó al borde de la muerte", confesaba Marco a LOC. "Y Nina nunca llamó para interesarse por mí", añadía con amargura. "Nunca volví a ser el mismo. Después de un coma largo y profundo estoy totalmente incapacitado para el deporte y no puedo hacer nada que implique usar las manos y los pies a la vez. Pensé en crear una asociación para los pacientes que estaban como yo y la iba a llamar 'Lenta-mente', porque todo en mi iba despacio. Hasta que un día me sentí mejor", comentaba el duque.

Con quien sí mantuvo la amistad fue con Jorge Juste, que ha escrito tras la pérdida de Marco. "En este preciso momento pasan por mi mente innumerables momentos que me alegran y hacen sonreír. Sinceramente, de corazón, una de las personas más especiales, con mejor corazón que he conocido. Querido Marco, a tu lado siempre". Pero, efectivamente, tras el accidente Marco perdió para siempre muchas facultades, algo que le costó también la ruptura de su matrimonio, a pesar de que su hijo Alex nació tres años después del accidente, cuando Marco empezaba a recuperarse. Su esposa Sandra dejó España con los niños y se instaló en Múnich y, aunque nunca perdió el contacto con sus hijos, se sentía un poco perdido. La buena relación con su ex mujer también era evidente en su perfil de Facebook. "Qué mona que es mi ex", escribió el duque en 2014 al comentar una fotografía de la madre de sus hijos.


Rafael Medina y Laura Vecino en Casa Pilatos. G3
Vivió largas y solitarias temporadas en una casa que tenía en el pantano de San Juan hasta que finalmente Ana, su madre, condesa de Ofalia y marquesa de Navahermosa, decidió que era mejor que viviera con ella en Madrid. Por desgracia para todos, Ana Medina, heredera del ducado de Medinaceli, no pudo con un cáncer que acabó con su vida en 2012.Fue entonces cuando Marco quiso instalarse en Sevilla con Mimi, su abuela, y empezar a familiarizarse con el título que le tocaba heredar. Su muerte convierte a Victoria von Hohenlohe y Schmidt-Polex, de 19 años, en la aristócrata más importante de la nobleza española, a pesar de sus apellidos centroeuropeos.

Así es la futura duquesa
Como futura duquesa de Medinaceli y descendiente directa de los reyes de Castilla, su rango de nobleza es superior al de la casa de Alba y la de Medina Sidonia, las dos que le siguen en importancia. A pesar de haber vivido parte de su vida en Múnich, Victoria se siente más española que alemana, ha viajado a menudo a España, le encanta Sevilla y desde hace más de un año estudia Historia y Economía en una universidad de Madrid, donde comparte piso con una amiga. Adoraba su padre, al que veía a menudo y con el que estuvo hasta el último momento de su vida cuando se agravó su estado de salud.


Imagen de Victoria Hohenlohe, hija del duque y futura duquesa. FACEBOOK.
Victoria nunca quiso tener la notoriedad social y mediática de sus primos Luis y Rafael Medina, actual duque de Feria. Su cara no ha aparecido nunca en las revistas del corazón y su hermano Alex, de 17 años, marqués de Navahermosa, tampoco es un aristócrata español al uso. La Casa de Medinaceli cambia de apellidos, pero su historia permanece inmutable. La hija mayor de Marco, Victoria, será en calidad de heredera la miembro de la familia que sume mayor cantidad y alcurnia de títulos. De momento tanto ella como su hermano, ya son condesa de Ofalia y marqués de Navahermosa, respectivamente. Unas distinciones que ostentan desde hace poco por deseo de su padre y que pertenecieron a la abuela de los jóvenes, Ana Medina. Marco quería pasar unos días en Marbella a finales de agosto, tal y como relataba una amiga suya en las redes sociales. No ha podido ser. Descanse en paz.

http://www.elmundo.es/loc/2016/08/20/57b7559346163f0a1c8b4582.html

Parecía una excelente persona, y eso es de lo que más orgullosos deben estar sus hijos independientemente de todos sus títulos. Me ha dejado en shock saber lo de Nina Junot, realmente personas así no valen nada, Dios nos libre a todos de semejante tipo de amigos.
 
Registrado
17 May 2016
Mensajes
4.159
Calificaciones
8.200
Ubicación
Mendoza Argentina
Emotivo funeral en memoria de Marco de Hohenlohe, XIX Duque de Medinaceli
La misa ha tenido lugar en el sevillano palacio de los Medinaceli conocido como Casa de Pilatos
19 DE AGOSTO DE 2016 BY HOLA.COM

Antes de la siete de la tarde numerosos representantes de la aristocracia y de la sociedad comenzaron a llegar este viernes a la Casa de Pilatos para la misa corpore insepulto deMarco von Hohenlohe-Langenburg y de Medina, XIX duque de Medinaceli, fallecido durante la madrugada del 19 de agosto tras una larga enfermedad.


VER GALERÍA

VER GALERÍA

Entre los asistentes, los dos hijos del fallecido, Victoria, de 19 años, quien sucederá a su padre, y Alexander, de 17. No faltó Naty Abascal acompañado por su hijo Rafael Medina y la esposa de este,Laura Vecino. Los hijos del desaparecido Duque de Feria, hermano de Ana Medina, son primos carnales de Marco de Hohenlohe.

Mientras familiares y amigos se encontraban en el palacio sevillano en el que el Duque residía desde el fallecimiento de su madre en la primavera de 2012, por su alma se celebraban misas en sufragio en el Pazo de Oca de Pontevedra, la Capilla del Salvador y la Basílica de Medinaceli. Así como el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, le dedicaba la de la tarde desde Sigüenza.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Fallece Marco Hohenlohe Medina, duque de Medinaceli

Con menos de 20 años, Victoria de Hohenlohe recibirá uno de los títulos nobiliarios más importantes y antiguos de España

Los Medinaceli, una noble familia descendiente de los Reyes de Castilla

Ha sido la Fundación de la Casa Ducal de Medinaceli –a la que Marco de Hohenlohe dedicó los últimos años de su vida contribuyendo a la descripción y catalogación de su historia- quien comunicó en el mañana del viernes la muerte del hijo de la IX Condesa de Ofalia y XIII Marquesa de Navahermosa, Ana de Medina y Fernández de Córdoba y del príncipe Maximiliano Von Hohenlohe-Langenburg.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Tras su fallecimiento, y según ha confirmado la fundación, será su hija mayor, Victoria Elisabeth von Hohenlohe-Langenburg, quien reciba, con menos de 20 años, el título de Duquesa de Medinaceli uno de los títulos nobiliarios más antiguos e importantes de España. Victoria es fruto del matrimonio de Marco Hohenlohe con la alemana Sandra Schmidt-Polex, de la que se divorciaría en el 2004 y con la que también tuvo a su segundo hijo, Alexander, en 1999.

Fallece en Sevilla la duquesa de Medinaceli, abuela de Luis y Rafa de Medina

El último adiós a la duquesa de Medinaceli

VER GALERÍA


Los Medinaceli, junto a los Alba, los Osuna y los Medina Sidonia, representan el núcleo duro de la nobleza de nuestro país. Según el historiador José Miguel Carrillo Albornoz, autor del libro Duquesas, “aunque se hable más de la Casa de Alba, la de Medinaceli es más prominente porque por su linaje y sangre es la heredera de la primogenitura real de la corona de Castilla, y desde siempre, en España, los duques de Medinaceli han sido los primeros entre los grandes”.
 
Última edición por un moderador:

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)