Muere Juan Peña "El Lebrijano" (1 Viewer)

Registrado
29 Dic 2009
Mensajes
8.735
Calificaciones
53.196
Cultura
Muere Juan Peña El Lebrijano, último genio del cante de oro

El maestro ha fallecido en su domicilio de Sevilla. Tenía 75 años y revolucionó el flamenco clásico con obras tan legendarias como «Persecución» o «La palabra de dios a un gitano»

  • 0
  • Compartido 2.5k veces

Juan Peña El Lebrijano en una de sus actuaciones - JUAN FLORES

ALBERTO GARCÍA REYESSevilla13/07/2016 08:58h - Actualizado: 13/07/2016 10:52h.Guardado en:

Fue a medianoche. A esa hora en la que tantas veces estuvo Juan inventándose cantes imposibles. El hijo de Bernardo Peña, gitano de Lebrija, yMaría la Perrata, calé de Utrera, ha muerto este miércoles de madrugada en su domicilio sevillano, en la plaza de San Julián. Tenía 75 años.

«El Lebrijano» fue el primer cantaor de la historia en hacer discos temáticos
Juan Peña El Lebrijano pasará a la historia como uno de los cantaores más importantes de todos los tiempos, un flamenco de leyenda que le cambió el paso al género por dentro y por fuera. Gabriel García Márquez dijo de él que cuando canta se moja el agua. Era una forma de exponer que el gitano rubio de Lebrija no pisaba terrenos de otro, era rompedor hasta lo imposible.

Empezó cantando siguiendo la escuela mairenista, pero pronto se abrió hacia nuevos horizontes. En su disco «De Sevilla a Cai», sin duda el más importante de toda su carrera, grabado con el Niño Ricardo y Paco de Lucía, el Lebrijano comenzó a poner nuevas formas en cantes que hasta ese momento parecían intocables, como la soleá o la seguiriya. Luego se atrevió a hacer cosas tan insólitas como meter las Bienaventuranzas por bulerías. Y tras varios discos en los que imprimió su endiablado compás a los estilos clásicos, decidió abrir otra puerta.


Vea la galería completa (20 imágenes)


Fue el primer cantaor de la historia en hacer discos temáticos. El primero se lo dedicó a la persecución de los gitanos. Con letras de Félix Grande y música de su creación nación «Persecución», obra en la que inauguró las galeras. Luego vinieron muchos más con la ayuda de José Manuel Caballero Bonald y Casto Márquez en las letras: «La palabra de dios un gitano», «Ven y sígueme», «Tierra»...

Juan había dejado huella como cantaor para el baile en la compañía deAntonio Gades, pero subió a los escenarios como figura en solitario muy pronto. Fue tan inquieto que nunca se conformó con nada. En el tablao ElDuende de Madrid hizo carrera en su juventud hasta aparecer en los carteles de los grandes festivales. Tuvo encuentros memorables con Fosforito y con Camarón.

Exploró las relaciones entre el flamenco y la música andalusí con la Orquesta de Tánger, algo por lo que fue muy criticado. Le dedicó un disco a la Semana Santa, «Lágrimas de cera», y llegó incluso a meter a compás letras de García Márquez, con quien había hecho amistad. La historia del Lebrijano es interminable.


El Lebrijano, en un concierto- ABC

Aprendiz de la Niña de los Peines, que cantó en su boda con el Pinto y Mairena, Juan conservaba el pañuelo de la diosa de los Pavón y tenía la intención de entregárselo próximamente al cantaor que considerase que podía ser un digno heredero. Pero se lo va a llevar él. Igual que todas las ideas que estaba perfilando en su mesita de noche para hacer un disco con letras de Tagore. Todo se ha truncado. Llevaba una mala racha de hospitales que ha terminado esta madrugada, ya en su casa, cerca de la Virgen de la Hiniesta, a la que iba a ver todos los días.

La capilla ardiente podría celebrarse en el teatro Juan Bernabé de Lebrija, hasta donde será trasladado para recibir sepultura. Cerca de sus padres.
 

Registrado
29 Dic 2009
Mensajes
8.735
Calificaciones
53.196
LEBRIJANO
Muere el cantaor Juan Peña ‘El Lebrijano’

Gozaba de un espacio grande, indiscutible y bien ganado en la historia del flamenco
4
Guardar
FERMÍN LOBATÓN

Sevilla 13 JUL 2016 - 10:52 CEST

Juan Peña 'El Lebrijano', en una imagen de archivo. ÁLVARO GARCÍA



Juan Peña El Lebrijano ha muerto en su domicilio de Sevilla, a la edad de 75 años.Gozaba de un espacio grande, indiscutible y bien ganado en la historia del flamenco. Ha dejado aportaciones que han resultado fundamentales en el desarrollo de un arte que había heredado de manera natural como integrante de una excelsa familia gitana

Juan Peña Fernández había nacido en Lebrija en 1941 dentro de una familia heredera de la mejor tradición gitana. Hijo de Bernardo, que fue tratante de ganado y empresario, y de María, La Perrata, también cantaora, de la familia de los Perrate de Utrera, Juan fue el que más descolló profesionalmente dentro de una saga de artistas en el que destaca su hermano Pedro, guitarrista y cantaor, y sus sobrinos, David Dorantes, pianista, y Pedro María, guitarrista.

Juan absorbe la cultura del cante y del toque en un entorno familiar donde estas artes eran parte de una forma de vida, como bien describe su hermano Pedro en su libro Los gitanos flamencos (Almuzara, 2013). Pero Juan trasciende ese contexto preñado de artistas y recibe también la herencia cantaora de figuras como La Niña de los Peines y Antonio Mairena para empezar a destacar desde finales de los años sesenta del pasado siglo. Era un tiempo de revalorización del arte flamenco y también de los festivales veraniegos, en los que Lebrijano se convertirá en figura principal.

Heredero de la tradición, pero también renovador y creador de grabaciones muy personales de carácter conceptual (Persecución, Tierra…), su obra discográfica reúne una treintena de grabaciones y abarca desde 1969, cuando registra su primer disco con Niño Ricardo y Paco de Lucía, hasta 2008, año en el que grabaCuando Lebrijano canta se moja el agua, con textos del escritor colombiano Gabriel García Márquez, que en una ocasión le había dedicado la frase que titula el disco. Una obra arriesgada, fiel a su condición artística, que le produjeron sus dos sobrinos, David Dorantes y Pedro María Peña. Con posterioridad, publicaría algún disco más, como Entre dos orillas (2014), grabado en directo en el Teatro Central de Sevilla, que ejemplifica otras de sus pasiones, el encuentro con la música árabe, que él protagonizó en variadas ocasiones.

Activo e inquieto artísticamente hasta el final, como había sido toda su vida, Juan Peña clausuró la última Bienal de Flamenco en 2014, con un espectáculo en el que la cita sevillana le rendía homenaje y reconocimiento a una trayectoria artística tan brillante como fundamental para entender el flamenco del último cuarto del siglo XX.

 
Registrado
29 Mar 2014
Mensajes
15.590
Calificaciones
70.439
Ubicación
Sevilla
Muy grande El Lebrijano. Iba a la misma peluquería que yo, y las peluqueras estaban encantadas, dejaba unas propinas buenísimas. Siempre contaba anécdotas de sus viajes, mientras le "mimaban " su pelo (el que le quedaba al pobre) rubio. Sin tonterías, sin petulancia, pero con hechuras de artista grande. D.E.P.
 
Registrado
23 Feb 2015
Mensajes
1.568
Calificaciones
9.235
No soy aficionada al flamenco, pero cada vez que le he escuchado, la voz y la forma de cantar de El Lebrijano me han emocionado profundamente, algo que no me pasa con otros cantaores.
DEP
 

Registrado
16 Abr 2013
Mensajes
1.940
Calificaciones
16.768
Ha sido un gran cantaor, amén de hombre inquieto culturalmente y vanguardista en su trabajo.

Aquí canta con la Orquesta Andalusí de Tánger el poema del gran José Manuel Caballero Bonald "Dame la libertad".

 

Registrado
16 Abr 2013
Mensajes
1.940
Calificaciones
16.768
No sé si será cierto pero he oído que era pariente lejano de Juan Peña, nuestro Juan Peñazo.
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)