Muere en Urgencias del Regional un paciente que no logró cama en la UCI.

Registrado
4 Dic 2012
Mensajes
11.138
Calificaciones
87.091
Muere en Urgencias del Regional un paciente que no logró cama en la UCI

Fachada principal del hospital regional de Málaga. EL MUNDO
    • Twitter
    • Facebook
    • Enviar
    • Compartido 1971
Sufrió una parada cardiaca a mediodía del viernes, tras ser trasladado desde el hospital de la Axarquía

El enfermo precisaba el recambio de todo el plasma y fue trasladado al Regional

  • BERTA GONZÁLEZ DE VEGA
  • Málaga
  • @martinidemar
20/03/2016 12:18
De nuevo el colapso de la UCI del Hospital Regional de Málaga ha provocado situaciones dramáticas en el servicio de Urgencias. El viernes al mediodía falleció un enfermo de 47 años, después de casi una hora de maniobras de recuperación cardiorrespiratoria tras una parada en el módulo de críticos de Observación en Urgencias. Horas antes, en la UCI habían dicho que no había cama para un enfermo cuyo único tratamiento en los casos graves como el suyo es el recambio de todo el plasma del enfermo o plasmaféresis (PF), procedimiento que hay que realizar con el paciente monitorizado, o sea, en la UCI. En el informe, según fuentes de Urgencias, no figura ninguna anotación de los intensivistas, que son los que comunican si hay camas disponibles en la UCI.

El enfermo, según el relato del personal sanitario, ingresó el jueves a las 17 horas en el hospital de la Axarquía con un cuadro de desorientación y con fiebre. Tras las pruebas en Vélez «se le diagnostica de infarto cerebral causado por una enfermedad hematológica grave que causa una gran disminución de plaquetas (PTT o Púrpura Trombótica Trombocitopénica». El único tratamiento es el recambio de todo el plasma. Desde el servicio de Hematología de la Axarquía se llama al de Carlos Haya porque en Vélez no pueden hacerlo. En Hematología del Regional de Málaga llaman a la UCI, según las fuentes, y allí se les dice que no hay camas disponibles.

Aun así, el paciente llegará al Regional el viernes casi a las dos de la madrugada. El enfermo se tiene que quedar en la unidad de agudos porque el tratamiento no se puede realzar hasta por la mañana. Los especialistas escriben que el paciente está muy grave, que el cuadro de diagnóstico está evolucionado y que precisa «monitorización estrecha» como la que se le presta en la UCI y que, por la mañana, habría que proceder cuanto antes a la plasmaféreis. A las pocas horas esa madrugada, hay que intubar al paciente y ponerle ventilación mecánica.

A las doce de la mañana del viernes seguía sin haber camas en la UCI y, por lo tanto, sin poderle hacer el tratamiento al paciente que, poco después, sufre una parada de la que no sale. El desánimo cunde en un servicio que cada cierto tiempo tiene que atender a enfermos en Observación que deberían ingresa en una UCI que no da abasto, en un hospital cuyo colapso denuncian los sindicatos a menudo.

La última vez ocurrió hace dos semanas, cuando tanto el Sindicato Médico como el Satse denunciaron que en Urgencias había llegado a haber cuatro pacientes críticos sin cama en la UCI o que enfermos cardiacos recién operados se quedaban varias horas en quirófano, en cola para esperar camas libres en la UCI. Aquellos días la situación se desbloqueó cuando falleció uno de esos pacientes cardiacos y dejó una cama libre. «Si la UCI no se mueve, el hospital no drena y se colapsa», dijeron entonces fuentes sindicales.

De hecho, aquella semana otro paciente del Hospital de la Axarquía tuvo que ser desviado al Clínico con una disección de la aorta porque no hubo manera de que en el Regional le dijeran que tendría cama en la UCI. Falleció al llegar a Urgencias del Clínico, según el Sindicato Médico.

José María de la Rosa, el delegado de Satse en el Regional, denunciaba entonces, una vez más, que el hospital, que este año cumple 60 años, no daba más de sí. Fuentes médicas añadían problemas de gestión, como haber recortado sillones en la reforma del hospital de Día, lo que provoca una lista de espera considerable para operaciones de radiología intervencionista, como la colocación de los reservorios para pacientes de oncología.

La normalidad en los últimos años es que haya servicios con pacientes repartidos por varias plantas. «Nos movemos en un equilibrio inestable permanente», confirmaba un jefe de servicio. Los síntomas más claros de ese colapso se notan en Observación de Urgencias. El viernes, allí, intentaron reanimar a un enfermo que no salió y que tenía que haber estado en la UCI.
http://www.elmundo.es/andalucia/malaga/2016/03/20/56ee863f22601d51508b4606.html

Un muerto más debido a los recortes.Qué vergüenza¡
 

Arriba Pie