Miguel Bosé se separa ( según Carmen Rigalt) (1 Viewer)

Registrado
16 Jun 2010
Mensajes
10.427
Calificaciones
56.461
Vaya por delante que no me gusta el personaje de Bosé y me parece un bocachancla de aúpa.

Pero me ha parecido divertido esta extravagancia de vestir a los críos como él, con la falda que fue su icono de vestimenta en los años 80. Supongo que se lo habrán pasado genial preparando el evento y a los críos no los veo para nada asustados o confusos. Bravo por ellos.
Yo parto de la idea de que puede vestir a sus hijos como le venga en gana, y ciertamente no deja de ser un guiño a uno de sus atuendos más icónicos. Lo que me sorprende es que se ha pasado todos estos años protegiendo al máximo su privacidad y de repente los expone de esa manera, siendo consciente, porque tenía que serlo, que una fotografía así, iba a dar mucho que haablar.
 

Registrado
16 Oct 2013
Mensajes
4.062
Calificaciones
30.918
Ubicación
Kailāśa
¿Para qué los lleva? Lo del disfraz me da igual, pero para qué lo lleva si se notan que no querían ir.
Qué caras de pena llevan.
 

Registrado
11 Ene 2016
Mensajes
31.906
Calificaciones
215.407
Yo parto de la idea de que puede vestir a sus hijos como le venga en gana, y ciertamente no deja de ser un guiño a uno de sus atuendos más icónicos. Lo que me sorprende es que se ha pasado todos estos años protegiendo al máximo su privacidad y de repente los expone de esa manera, siendo consciente, porque tenía que serlo, que una fotografía así, iba a dar mucho que haablar.
Como le venga en gana tampoco creo yo.
No son bebés.
Un consenso.
Yo le pongo a mi hijo esa falda y creo que llora del disgusto,y con foto ni te digo.
Si a ellos les va bien como si quieren ir en bañador o disfrazados de unicornio,el problema es que la cara de los nenes no es de alegría,ni diversión y buen humor precisamente
 

Registrado
7 Ago 2017
Mensajes
473
Calificaciones
2.654
Miguel Bosé, que siempre se ha vendido como la ultima coca cola del desierto, que va de guay, de moderno, y todo lo mas.. Creo que ha metido la pata en el tema de los hijos. En fin, o tal vez los niños quieren ser su imagen y semejanza, todo es posible.
Pero el señor Bosé, ya cansa de tan intenso. No cuela..
 
Registrado
3 May 2017
Mensajes
7.133
Calificaciones
47.587
La vida de ida y vuelta de los hijos de Miguel Bosé
Los cuatro niños han alternado su verano entre el chalé del cantante en Madrid y Chelva, el pueblo donde vive Nacho Palau y donde los pequeños han disfrutado del reencuentro paseando en bicicleta y haciendo excursiones por el monte
8

El cantante Miguel Bosé. INSTAGRAM

MAITE NIETO
Madrid 28 SEP 2019 - 01:35 CEST


Hace dos días Miguel Bosé publicaba una imagen suya en Instagram en la que aparecía totalmente vestido de blanco y con la que se despedía del verano: "Adiós veranito hoy empieza el otoño y con él, la plenitud del año". Hacía referencia al fin de una de las cuatro estaciones del año, pero ese tiempo que muchos relacionan con las vacaciones y los momentos de ocio acabó para el cantante semanas antes, cuando volvió a México a finales de agosto de cara al inicio del curso escolar de los mellizos Tadeo y Diego, los dos hijos que viven con él en el país azteca.

Ivo y Telmo, los otros dos niños que el artista siempre presentó como propios, y que son siete meses menores que sus hermanos, se quedaron en Chelva, el pueblo del interior de Valencia en el que viven junto a su padre, Nacho Palau, quien fue la pareja de Bosé durante 26 años.

Junio de 2018 fue el mes del cisma de esta familia no convencional formada por Miguel Bosé, Nacho Palau y sus cuatro hijos, todos ellos concebidos por vientre de alquiler: Tadeo y Diego son hijos biológicos del cantante; Ivo y Telmo, hijos biológicos de Nacho Palau. Los cuatro se criaron juntos como hermanos durante casi 8 años y, aunque las diferencias entre sus progenitores ya venían de antes, los niños permanecieron unidos en el mismo domicilio hasta el inicio del verano de 2018. Desde entonces no volvieron a verse en persona y las conversaciones telemáticas sustituyeron durante meses a las presenciales, una decisión que el entorno de la expareja asegura iba en contra de los deseos de Palau. Sin embargo algo ha cambiado, porque 2019 ha sido el verano de su reencuentro.

A pesar de que los procedimientos judiciales que enfrentan a Bosé y Palau siguen su curso, ambos consiguieron llegar a un acuerdo antes del fin del pasado curso escolar y se establecieron medidas cautelares referidas exclusivamente al régimen de visitas de los hermanos. Un concierto que básicamente consiste en que se vean y estén juntos alternativamente con sus padres en períodos vacacionales, fundamentalmente durante el verano ya que los más de 9.000 kilómetros que les separan no facilitan otra fórmula por ahora.

Bosé aterrizó en Madrid con Tadeo y Diego a finales de junio y desde entonces y hasta su regreso a México los cuatro niños han alternando una semana con cada uno de sus padres. En el chalet que Miguel posee en la urbanización Somosaguas de Pozuelo de Alarcón, en Madrid; y en la casa de la madre de Nacho en Chelva, con quien vive el escultor y ceramista desde hace un año.

Dos estilos de vida muy distintos para cuatro niños que han disfrutado de volver a estar unidos y también de poder ver al otro padre que no está con ellos. Quienes saben cómo fue el reencuentro utilizan la palabra "emocionante". "Al principio hubo muchos abrazos y muchas ganas de contarse todo lo que no habían podido durante este tiempo", afirma una persona próxima a ellos. "Después volvió la normalidad y unas veces se adoraban y otras se peleaban como pasa con todos los hermanos". Un retrato familiar al que se unía, durante el tiempo que estaban en Valencia, la sobrina de Nacho Palau, Daniela que tiene casi la misma edad que sus primos.

Del tiempo que han pasado con Miguel Bosé se sabe muy poco. Alguna imagen robada mostró a los hermanos entrando o saliendo de una furgoneta con cristales tintados en Madrid y se presupone que en la casa de Somosaguas han continuado el estilo de vida que llevaron siempre, cuidados por personal de servicio y por Bosé, que ha recuperado la sonrisa y se muestra con mejor aspecto físico que hace unos meses.

En Chelva la convivencia fue distinta, más modesta y más libre. La consigna era relajarse, disfrutar y saltarse los horarios si hacía falta. La gente del pueblo pudo ver a la familia montando en bicicleta, paseando por el monte o en el utilitario que conduce Palau y en el que por altura ya solo Ivo necesita silla portaniños. Ninguna imagen atestigua su presencia pero muchos de los casi 1.500 habitantes del pueblo se cruzaron con ellos e incluso advirtieron a Palau si vieron algo extraño que pudiera delatar la presencia de cámaras.

Desde finales de agosto, unos y otros han vuelto a sus respectivas rutinas. También sus padres, que no han llegado a ningún acuerdo económico que contemple una pensión de alimentos para los dos hijos que se han quedado con Nacho Palau. Fue en octubre de 2018 cuando se conoció públicamente su existencia en la vida de Bosé. Ocurrió precisamente cuando Palau encargó a un despacho de abogados que se ocupara de defender “sus derechos y los de sus hijos menores”. El juicio en el que reclama la doble filiación de los niños —es decir que se reconozca legalmente que los cuatro son hermanos con igualdad de derechos y que ambos progenitores lo son legalmente de todos ellos pese a su procedencia biológica — ya tiene fecha y se celebrará antes de fin de año. Pero es previsible que la resolución final se alargue con recursos que pueden llegar hasta el Tribunal Supremo.

https://elpais.com/elpais/2019/09/26/gente/1569508429_466930.html
 
Registrado
21 Mar 2012
Mensajes
4.627
Calificaciones
22.958
Oy, oy, oy, oy, oy....
Lucía Bosé en el Ven a cenar conmigo Gourmet
Con Pablo Carbonell, la hija de Ágata Ruiz de la Prada y Antonio David 🤪🥳💃
Está mayor pero bastante bien.
Le han traído a Antonia Dell’atte y han tenido un momentazo de divas italianas de morirse! :jawdrop:
 
Registrado
3 May 2017
Mensajes
7.133
Calificaciones
47.587
MIGUEL BOSÉ
El año más convulso para los hijos de Miguel Bosé y Nacho Palau

Los niños del cantante y de su expareja celebrarán la Navidad por separado, mientras ya hay fecha para el juicio de doble filiación que decidirá si ambos progenitores lo son de los cuatro menores


hijos miguel bose

Miguel Bosé, con sus perros Pancho y Max, con la decoración navideña del jardín de su casa de México. TWITTER

MAITE NIETO
Madrid 21 DIC 2019 - 00:00 CET

El pasado domingo Miguel Bosé publicó en sus cuentas de Instagram y Twitter fotografías en las que aparecía en el jardín de su casa de Ciudad de México decorado para la Navidad. A los duendes, setas y proliferación de luces que mostraban un mundo de fantasía digno de un parque temático para niños se sumaba un gran árbol decorado para las fiestas donde se podían leer los nombres de sus hijos: Tadeo y Diego. Ni rastro de Ivo y Telmo, los hijos de Nacho Palau con quienes vivió como familia hasta junio de 2018, cuando saltó por los aires la relación de pareja que había unido a sus progenitores durante 26 años.

A 9.000 kilómetros de distancia, en Chelva, una localidad de Valencia de 1.500 habitantes, Nacho Palau también posaba sonriente frente a un árbol navideño decorado con espumillón, bolas y luces parpadeantes donde destacaban en azul y naranja los nombres de sus dos hijos biológicos, Ivo y Telmo, y los de Tadeo y Diego, los hijos biológicos de Bosé. La imagen estuvo publicada brevemente en la cuenta de Instagram de un amigo de Palau y después se eliminó. Lo que no podía mostrar ninguna de las fotografías era lo que pasaba por la mente de sus protagonistas en esos momentos en los que volvía a escenificarse la ruptura de su pareja y la distancia que separa a cuatro niños que se criaron como hermanos durante ocho años.

Nada ha cambiado en el conflicto que les enfrenta en los tribunales. Hay fecha para el juicio en el que se verá la reclamación de Palau sobre la doble filiación de los niños, con la que persigue que se reconozca que tanto Bosé como él son padres de los cuatro menores y no solo de sus hijos biológicos. Se celebrará en Madrid en los primeros meses de 2020 después de que se retrasara el señalamiento inicial, fijado para finales de octubre. Los meses pasan y el temor a los efectos de la distancia que hay entre los cuatro hermanos —que no lo son legalmente— pesa en el ánimo de Nacho Palau.

1576954616573.png
Nacho Palau delante de su árbol de Navidad en su casa de Chelva, Valencia. INSTAGRAM

La distancia no es solo física, también lo es su estilo de vida. Tadeo y Diego disfrutan de los lujos y privilegios que conlleva estar con un cantante internacionalmente conocido como es Miguel Bosé. Ivo y Telmo van a una escuela pública, viven en casa de su abuela en Chelva, donde su padre se dedica a recoger las cosechas de aceituna y almendra, mientras finaliza un curso de cocina de los que ofrecen las oficinas del paro. Su prestación de desempleo está a punto de finalizar y le urge encontrar un trabajo para continuar con la nueva vida que inició cuando se acabó su relación con el artista.

La expareja llegó a un acuerdo este verano que significó el reencuentro de los cuatro niños después de meses en los que solo tuvieron contacto telemático. Sus padres habían conseguido negociar que durante las vacaciones los cuatro hermanos estuvieran juntos con uno y otro progenitor en semanas alternas y que lo mismo ocurra cada vez que Miguel Bosé vuelva con Tadeo y Diego a España. De momento eso es todo. Cualquier acuerdo de tipo económico que atienda a las necesidades de Ivo y Telmo, a quienes durante años Miguel Bosé presentó en los medios como hijos propios, parece lejano, por no decir imposible.


Mientras, los niños se comunican entre ellos y con sus otros padres todos los fines de semana y nada más. Fuentes próximas a Palau reconocen que Miguel Bosé insistió en que Ivo y Telmo viajaran durante estas fiestas hasta México, pero finalmente cada par de hermanos permanecerá con sus respectivos padres biológicos. Pese al conflicto, hace un par de semanas Lucía Bosé, madre del cantante, se desplazó hasta Chelva y se alojó en la casa en la que vive Nacho Palau para ver a sus dos nietos antes de viajar hasta México para pasar las Navidades junto a su hijo. La mami, como la llama Nacho Palau, dejó constancia de su paso por la localidad valenciana en sus propias redes sociales y quienes conocen la historia de esta familia afirman que Lucía y Palau se quieren y disfrutaron de unos días agradables.

También explican que Ivo, Telmo y Nacho viven justos de dinero pero felices. "Los niños se sienten muy queridos y en Chelva todo el mundo les trata a los tres de maravilla. Llevan una vida de lo más normal en el pueblo al que Nacho iba de vacaciones durante su infancia porque era donde vivía la familia de su padre", explican. Y añaden: "Nacho ha vuelto a ser él, ha vuelto a sonreír, viven muy libres y creemos que él no quiere volver a saber nada del tipo de vida que rodea a la gente famosa. Está feliz", afirman.

Pero en su ánimo pesa el futuro de los cuatro niños que esta expareja decidió tener recurriendo a vientres de alquiler. Ya no hay nada personal que ate a los adultos. Palau estaba dado de alta en una empresa de Miguel Bosé y los salarios que le debía al romperse esta relación laboral ya quedaron solucionados. Quienes le frecuentan afirman que no reclama nada para él, que solo quiere que los cuatro niños tengan un futuro igualitario y que se les declare legalmente hermanos. Sabe que pasarán años hasta que la Justicia se pronuncie de forma definitiva.

Miguel Bosé muestra mejor aspecto que hace unos meses y sigue sin pronunciarse sobre este tema. Un caso cuya resolución esperan muchas familias diversas que aguardan esta resolución judicial como el maná de la jurisprudencia que abra una puerta legal a situaciones sociales que aún no encuentran respuesta en las leyes. Mientras Ivo, Telmo, Tadeo y Diego han vivido su año más convulso, aquel en el que sus padres decidieron separarse y lo cambió todo.


 
Registrado
4 Dic 2012
Mensajes
12.928
Calificaciones
98.864
25/01/2020
PENDIENTE DE LA DEMANDA DE PALAU Y ENAMORADO DE NUEVO
Nacho Palau y Miguel Bosé se verán las caras en los tribunales en las próximas semanas para dirimir el futuro de sus cuatro hijos: “La demanda sigue su curso”, confiesa Palau a LOC. A la espera del juicio, Miguel Bosé ha recuperado la ilusión junto a un joven. POR ANA SEQUEROS / INMACULADA COBO

Descubra Orbyt
  • Disminuye el tamaño del texto
  • Aumenta el tamaño del texto
  • Imprimir documento
  • Comparte esta noticia
  • twitter
EN LA SERIE ‘THE YOUNG POPE’ DEL director italiano Paolo Sorrentino, el personaje de El Papa, interpretado por Jude Law, tiene una obsesión: no dejarse ver. A pesar de ser el máximo representante de la Iglesia, toma esa decisión para crear, según dice, “misterio”. El misterio es lo que genera, en palabras de Law, el interés por el sujeto. Se desconoce si esta es la estrategia de Miguel Bosé, pero lo cierto es que su personaje siempre ha sido enigmático. Todo ello siendo uno de los máximos exponentes de la música en España y en todo el mundo.
Sin embargo, Miguel Bosé no puede zafarse del foco mediático tras la demanda que su ex pareja, el escultor Nacho Palau, presentó en un juzgado de Madrid el 17 de octubre de 2018 “en defensa de los derechos e intereses de sus hijos”. La pareja, que convivió durante 26 años, crió a sus cuatro hijos juntos y tras la ruptura, los pequeños se separaron, atendiendo a la paternidad biológica. Dos de ellos se quedaron con Miguel y otros dos con Nacho. En este primer trimestre de 2020 se verán en los juzgados ya que la demanda sigue su curso, según ha confirmado el propio Nacho Palau a LOC: “Sí, sigue su curso”.
El escultor pedía “acciones de filiación paterna no matrimonial con fundamento en la posesión de estado”, así como una “acción acumulada para el establecimiento de medidas paternofiliales de hijos no matrimoniales”. La demanda también exigía una “acción subsidiaria para el reconocimiento y fijación de un derecho de relación de allegados”, y solicitaba “medidas cautelares para el establecimiento urgente de visitas y alimentos”. Traducido, esto significa que Nacho Palau quiere seguir viendo a los pequeños que viven con Miguel Bosé para mantenerlos juntos, compartiendo su educación y cuidados, y por otro lado, que los niños que están con Palau puedan acceder al mismo nivel de vida que los otros dos, al que los cuatro están acostumbrados desde que nacieron.
TREGUA ESTIVAL
Miguel Bosé y Nacho Palau llegaron a un acuerdo el pasado verano para que sus hijos estuvieran juntos. El cantante vino a España y llevó a sus pequeños junto a sus hermanos, que residen en Valencia, la tierra natal de Palau. Durante su estancia estival en España, Bosé aprovechó para hacer una escapada a Mallorca. A su vuelta a Madrid iba acompañado de, según ha podido saber LOC a través de fuentes próximas al cantante, su nueva pareja. Aunque “acompañado” no es exactamente el adjetivo, puesto que el chico voló en un asiento alejado del cantante. Salieron del avión y recogieron sus pertenencias por separado.
LOC ha confirmado que el chico también estuvo presente cuando el cantante visitó a su madre, Lucía Bosé, el pasado mes de julio. Miguel compartió una imagen en redes sociales donde aparecía con su progenitora y también con Laura Sánchez y David Asacanio. A pesar de que la nueva pareja de Bosé se encontraba con ellos, no sale en la fotografía.
El cantante parece haber recuperado la ilusión aunque mantiene vivo el misterio. A su vez, Bosé está pendiente de la resolución judicial que se extraiga del complejo caso de su familia.
La situación derivada de la separación de Miguel Bosé y Nacho Palau es más que complicada. Existe gran expectación jurídica respecto del fallo de la sentencia. Los Tribunales no cuentan con antecedentes en la materia por lo peculiar de la situación familiar que se ha planteado en este caso. Al margen de los temas económicos a liquidar entre Palau y Bosé, está en juego la protección de los cuatro menores.
Nacho y Miguel, que nunca formalizaron su relación, convivieron de modo ininterrumpido durante 26 años. Son varios los aspectos legales que hay que considerar en esta atípica separación. Por un lado, el hecho de que los cuatro hijos de la ex pareja fueron concebidos por vientre de alquiler. La maternidad subrogada o vientre de alquiler es una práctica ilegal es España, las parejas que deciden recurrir a ella tienen que hacerlo en los países en los que sí está permitida.
FILIACIÓN
Cuestión distinta es la de la inscripción en el Registro Civil en España de los niños nacidos por esta técnica. La justicia ha considerado que no puede negarse la filiación a estos menores, si bien cumpliendo unos requisitos legales. Es lógico teniendo en cuenta que en nuestro país se admite la filiación en favor de dos varones en casos de adopción, por lo que también sería admisible en los casos de vientres de alquiler.
De este modo es posible que un hijo nacido en el extranjero mediante esta técnica (ya sea hijo de dos varones, de dos mujeres o de un hombre y una mujer) pueda inscribirse en el Registro Civil como hijo de los dos. Sin embargo, cuando nacieron los hijos biológicos de Palau esta inscripción no era aún posible en España, como ha declarado el propio escultor.
BOSÉ SE CONFIESA
Por otra parte, en este caso dos de los niños son hijos biológicos de Bosé y los otros dos de Palau. Públicamente el cantante reconocía en 2011 el nacimiento de los dos primeros niños y dos años después, en una entrevista, la existencia de los otros dos, nacidos sólo siete meses después que sus hermanos.
Palau, que siempre mantuvo en silencio su relación con el cantante, tampoco se pronunciaba sobre los niños. Los cuatro menores se criaron como hermanos durante sus primeros ocho años de vida. La familia, mientras permaneció unida, vivió primero en Madrid y después en Panamá. Tras la ruptura, la residencia en países distintos complica aún más la situación legal de los menores. Los niños que viven en México con el cantante están allí escolarizados y para hacerlo, Bosé ha tenido que tramitar la residencia de los menores en ese país.
En su demanda Palau ha solicitado ante los Tribunales la doble acción de filiación para que ambas parejas de niños sean reconocidos como hijos legales de la otra parte de la pareja. Con la petición de doble filiación, el escultor busca que se reconozca legalmente que los cuatro hermanos tienen igualdad de derechos y que ambos progenitores lo son de todos ellos pese a su procedencia biológica.
En el caso de que el juez no reconozca a Nacho Palau su derecho como padre sobre los dos hijos biológicos de Miguel Bosé, su abogado defenderá ante los Tribunales el término de “allegado” (contemplado en el Código Civil) para solicitar al juez que los niños sigan teniendo relación entre ellos y que su cliente pueda seguir ejerciendo como padre de los cuatro.
Como el propio despacho de abogados valenciano de Nacho Palau (Ortolá Dinnbier) ha reconocido, “es previsible considerar, por la novedad de la acción judicial y la compleja cuestión jurídica que se está planteando, que el asunto pueda recorrer todas las instancias posibles hasta la obtención de una resolución definitiva y firme”. Parece que el proceso va a ser largo.
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)