Masako realiza las tareas de sericultura en el Palacio Imperial. Mayo 29, 2020

Registrado
18 Ene 2019
Mensajes
6.801
Calificaciones
47.488
La emperatriz Masako ha visitado la Capullería Imperial Momijiyama para alimentar nuevamente las hojas de morera a los gusanos de seda. Los gusanos de seda tienen entre 8 y 10 cm de largo y estarán listos para hilar capullos el próximo mes. Masako ingresó al Palacio Imperial alrededor de las 4:30 p.m.
La primera vez que la emperatriz realizó el primer acto de sericultura fue el pasado 11 de Mayo.

La emperatriz normalmente sería asistida por cinco personas, pero sólo una estaba presente debido al brote de coronavirus, y solo criará una raza de gusano de seda, el Koishimaru, que es indígena de Japón.

La emperatriz continúa la tradición de la ex emperatriz Michiko, luego de la abdicación del emperador Akihito el 30 de abril del año pasado.

La emperatriz Masako no se dedicó a la agricultura de seda el año pasado.

La tradición de la sericultura imperial se remonta a 1871 cuando la emperatriz Shoken comenzó a cultivar seda para promover lo que se reconocía como una industria importante en ese momento. La tradición ha sido mantenida por las sucesivas emperatrices.

En mayo de 2018, la emperatriz Masako, cuando aún era princesa heredera, visitó a la emperatriz Michiko en la capullería imperial junto con su esposo y su hija Aiko para aprender sobre sericultura.






 
Última edición:

Registrado
28 Oct 2016
Mensajes
10.883
Calificaciones
48.258
En España en Murcia también había gran tradición y producción. Se han encontrado textos del siglo VIII en alusión a este cultivo en Murcia. Aunque el gran auge fue en el siglo XVII con las técnicas importadas de Francia e Italia. Fueron dos judios expulsados por los reyes Católicos los que trajeron nuevas técnicas y conocimientos. Siendo en los siglos XVIII y XIX un pilar básico de la economía de Murcia.

1590833731309.png

Numerosos huertanos intentaban evadir los impuestos por cosechar seda vendiéndola de forma clandestina, por lo que en 1610 se terminó de construir un edificio denominado Contraste de la Seda, situado en la plaza de Santa Catalina de Murcia. Su objetivo era pesar y controlar la producción cosechada anualmente, aunque no se consiguieron frenar estas actividades clandestinas.

A comienzos del siglo XVI se generalizó la costumbre de dar limosnas a la Iglesia en forma de capullos de seda, gracias a los cuales se emprendieron grandes obras humanitarias y arquitectónicas, como el Seminario de San Fulgencio o el Puente Viejo de Murcia durante el siglo XVIII..
 
Registrado
28 Oct 2016
Mensajes
10.883
Calificaciones
48.258
1590834180665.png
Alfonso XIII y el principe de Asturias desembojando capullos de seda. Hoy sólamente quedan pequeños productores en Murcia y en Canarias de forma artesanal o didáctica.