Mario Conde se divorcia de su segunda mujer.

Registrado
16 Abr 2013
Mensajes
1.940
Calificaciones
9.413
Yo creo que el gran amor en la vida de Mario Conde ha sido y será ... Mario Conde, y la mujer que esté con él debe ser consciente de ello y aceptarlo o no.
Casualmente sus dos esposas han tenido un perfil muy discreto. Para brillar ya estaba él.


Él es, ha sido y será su único amor. Poca gente visto tan encantada consigo misma como este personaje.

Ser pareja de alguien así es un trabajo full time, incompatible con otra actividad laboral o con tener vida propia. Los narcisistas es lo que tienen
 

gus

Registrado
5 Oct 2006
Mensajes
11.184
Calificaciones
21.895
pero este tio tiene pasta? no le toco pagar mucho aparte de la carcel? de donde saca este hombre u pata? de inversiones?
el hijo esta de muy buen ver , salio con la modelo ex del Beltranito Borbon me-aparco-donde-quiero...
y él creo tenia una granja productora de Aloe Vera ... y aceite de oliva si no recuerdo mal...
Obvio que se ha divorciado porque se ha enamorado de otra persona, divorcio rapidito y de mutuo acuerdo.
Oye pues muy bien! civilizadisimo y guardando las formas. Mola.
Ya veremos pronto la fotos de la nueva novia de Conde... tendra la edad de su hija o sera mas joven?
 
Registrado
10 Jun 2015
Mensajes
86
Calificaciones
225
Menudo elemento el conde... Y anda que ellas... Siempre hay tías dispuestas a beberle las babas a un viejo por la pasta , asquito madreeeee
Como siempre las mujeres nuestras peores enemigas. Estas críticas nunca se hacen a los hombres. En un momento social en el que la mujer es independiente económico y profesionalmente, deberíamos huir de los tópicos básicos de siempre. Cada uno se enamora de quien quiere.
 
Registrado
21 Abr 2013
Mensajes
35.222
Calificaciones
148.128
A lo mejor no es que haya tardado y ya existía. Tampoco está para perder el tiempo. Si está enamorado que viva la vida y sea feliz. No creo que pasear por la calle con muestras cariñosas sea una escenita.
El artículo dice :"pasión en plena calle",no que fueran cogidos de las manos.Un beso apasionado en plena calle de un señor de casi 70 años con una chica que supongo será treintanera,para mí es hacer una escena.
Que no me escandalizo,claro,pero me parece innecesaria.
 
Registrado
2 Jun 2013
Mensajes
5.262
Calificaciones
25.976
Repulsivo me resulta este tío, haciendo el canelo con una chica joven, que se dedique a pagar a hacienda lo que ha robado.
 
Registrado
21 Abr 2013
Mensajes
35.222
Calificaciones
148.128
He visto el video que acompañaba al artículo,unas escenas de la película sobre su vida.Qué hombre más ególatra.!!Yo sacaba matrículas de todo,le quité la chica más guapa a otro y me casé con ella,u familia era riquísima,les dieron 300 millones por vender un cine en Madrid,fui el número uno de Deusto,igual en la oposiciones más duras de Abogado del Estado,etc,etc.
Debe ser verdad,es listo,chulillo y tal,pero ¿ponerlo en una película,proyectarlo en cines,siempre con su presencia,y regodearse con los aplausos y firmar libros al final?
 
Registrado
8 Mar 2012
Mensajes
16.713
Calificaciones
59.261


EL ESPAÑOL
SUSCRÍBETE
ALEGRE DIVORCIADO
Seis razones por las que Conde es un madurito interesante

Semanas después de separarse de su segunda esposa, se le ha visto apasionado con una joven en Barcelona. Vuelve el dandi de los 80.

razones-Mario-Conde-madurito-interesante_101749873_1064763_1706x960.jpg

Mario Conde siempre se ha caracterizado por su elegante forma de vestir Gtres

PILAR VIDAL @pilarvidal2014
12.02.2016 02:51 h.

A las pocas semanas de firmar el divorcio de su segunda esposa, María Pérez Ugena, el ex presidente de Banesto se dejaba ver en un restaurante de Barcelona con una misteriosa joven. Ambos se fundieron en besos y abrazos por las calles de la Ciudad Condal. El ex banquero las prefiere guapas, jóvenes e inteligentes, pero ¿qué tiene él que las vuelve locas? Encontramos seis razones por las que Conde es un madurito interesante:

1.- La edad: El ex banquero tiene 67 años y su experiencia y atenciones atrae a un gran número de mujeres jóvenes. Los hombres a esa edad son más estables y eso da seguridad a las mujeres. En la madurez, el hombre valora cualidades, que van más allá del físico. Les atrae la frescura y el descaro femenino de la edad.

DLa00027980_101749878_1064870_1706x1280.jpg

Mario tiene estilo italiano a la hora de vestir sport Gtres

MÁS NOTICIAS
2.- El que tuvo, retuvo: Siempre ha sido guapo, aunque el paso por la cárcel le estropeara el cutis y algo su físico. Hubo una época en la que toda la socialité madrileña suspiraba por él, aunque sabían que estaba casado. Aún puede presumir de pelo, aunque siempre lo lleve engominado. Hace deporte y ya no bebe alcohol y es vegetariano.

_101749883_1064970_1706x1280.jpg

Conde siempre era elegido como el banquero más guapo Gtres



3.- Armario de yuppie: Si algo ha caracterizado siempre el ex presidente de Banesto es su elegante forma de vestir. Trajes de ejecutivo con toque británico y más italiano cuando lucia sport. Para él “la vestimenta es un acto de respeto con el interlocutor”, aseguró en una entrevista. Ni siquiera renunció a la coquetería cuando abandonó la cárcel de Alcalá-Meco. Salió con los inolvidables chinos amarillos y la blazer azul marino. Ahora sigue vistiendo con clase e incluso se atreve con los pantalones de cuadros y sus gafas desmontables, un complemento chic para su edad.

DLu222987011_101749879_1064890_1706x1280.jpg

Conde tiene fama de buen conversador Gtres

4.- Inteligente y conversador: Con 24 años fue abogado del Estado y a los 39, presidente de Banesto. Confesó que durante años llegaba a las siete de la mañana al banco y se marchaba a las doce de la noche. No tenía vida. Apasionado de la lectura, dicen que ahora que tiene más tiempo, lee más que nunca.

Ha escrito 21 libros, la mayoría sobre derecho y finanzas. Aprovechó su estancia en la cárcel para hacer mejoras y elaborar recursos para los presos. Una de sus grandes aficiones es la fotografía, a la que dedica gran parte de su tiempo. Sólo hay que oírle hablar en las tertulias para captar que una de sus virtudes es conversar. Una arma perfecta para encandilar a las mujeres.

5.-Sexualmente apasionado: Ha reflexionado mucho en su blog sobre la antropología del s*x* y como se viven según diferentes religiones. Sin embargo, en una entrevista confesó que su visión del s*x* es muy básica y elemental. En una carta que le escribió a su hija antes de casarse le planteó: “El amor consiste en que dos se funden en uno. No. Consiste en que dos se funden en ninguno”. Esta semana lo han visto por la calles de Barcelona fundirse en besos y abrazos con una joven. Que a los 67 años aún se tenga esa pasión, es cuanto menos esperanzador.

DLu237926003_101749882_1064950_1706x1280.jpg

Conde con su segunda mujer, María Pérez-Ugena de la que se ha separado tras cinco años de matrimonio Gtres

6.- Con pazo y Visa Oro: El secreto mejor guardado es su fortuna. En 2014 vendió una de sus fincas a Villar Mir por 20 millones de euros. Ha mantenido su status fuera y dentro de la cárcel. La Justicia, todavía a día de hoy le investiga y le ha embargado algunos bienes en Sevilla y Mallorca para intentar cobrar los cerca de 15 millones de euros que todavía no ha abonado por el casi Banesto. Sospechan que parte de su fortuna está escondida en Luxemburgo.



 

gus

Registrado
5 Oct 2006
Mensajes
11.184
Calificaciones
21.895
dice que "no bebe alcohol" y en el articulo del beso apasionado en la calle mencionan que bebio su vinito al comer...mientras que ella no bebio alcohol (a veces si el otro bebe, el que no suele beber lo hace, pero nunca al revés... o sea que algo de alcohol si bebe, por lo menos con la comida) pero tiene poca importancia.
Este hombre es superdotado y es logico que levante pasiones, porque no te encuentra muchos como él por la vida...ya sea su cerebro, ya sea su energia, es un pelin especial y llama la atencion. No digo para casarse ni para enrollarse, pero despierta curiosidad... y por descontado que ceno con él antes que con Rajoy, Sanchez, Zapatero, Felipe G o el mismisimo JC.
Me gusta la idea de que "cuando dos se aman no se funden en uno, sino en ninguno"... ya por eso prefiero cenar con él que con los anteriores
Por cierto: la foto del articulin de "los 6 puntos que hacen de él un soltero interesante", la entrepierna ha salido mal parada jejeje
 

gus

Registrado
5 Oct 2006
Mensajes
11.184
Calificaciones
21.895
co*o!! otra entrepierna chunga en la otra foto que acabais de colgar!!!! este hombre debe de cambiar de calzoncillos porque no sé... no mola mucho, enfin... a mi no me mola. Es como incoherente con el personaje.
 
Registrado
8 Mar 2012
Mensajes
16.713
Calificaciones
59.261
Biografía


Biografía de Mario Conde

Nací en Tui, una preciosa ciudad del sur de Galicia, desembocadura del Miño, frontera con Portugal, sede de Obispado y residencia histórica de la Reina Doña Urraca el14 de Septiembre de 1.948, -fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, una de las pocas obligatorias para los Caballeros del Templo.

Me inicié en la Religión Católica, Apostólica y Romana, gracias a los buenos oficios de las monjas Doroteas, primero, y de los hermanos marianistas después. El Obispo de Tui, Monseñor López Ortiz, era pariente de mi abuela. Casó a mis padres y ofició la primera comunión de todos los hermanos. Por cierto que en la mía la ceremonia se tuvo que repetir dos veces, una en el palacio del Obispo, situado en un edificio anexo a la catedral románica de Tui, Palacio y residencia de Doña Urraca, y otra en el colegio de las hermanas Doroteas que, aún a riesgo de importunar al todopoderoso Ordinario del Lugar, se empeñaron en que debía recibir el Sacramento en sus dependencias eclesiásticas. Concluida la ceremonia religiosa en el colegio de mis monjitas, salí corriendo a la calle a toda velocidad para reunirme con Manrique, un amigo de juegos de infancia, con la mala suerte de que caí al suelo en plena carretera que conduce hacia el puente internacional que nos une con Portugal, y ante la mirada aterrorizada de las monjas y de mi madre, una bicicleta que descendía la cuesta a toda velocidad no tuvo tiempo de frenar ante el cuerpo tendido de un niño vestido de blanco con la cruz roja de Santiago en su pechera, y la rueda delantera, primero, y la trasera, después, cruzaron limpiamente sobre mi cuello.

Sentí que se me cortaba la respiración y perdí el sentido. Cuando me desperté me encontraba en el mismo cuarto en el que nací, cubierto con una colcha fina, la garganta ardiendo, la cabeza dando vueltas como un tiovivo desmadejado y mi madre, abuela, y personal de servicio llorando desconsoladamente. Al final no crucé el umbral de esta vida. Lo cierto es que si en aquellos momentos la presión de las ruedas sobre mi cuello hubiera sido algo mas intensa, el Sistema imperante en las postrimerías del siglo XX en la política, las finanzas y los medios de comunicación social españoles, se habría evitado unos cuantos dolores de cabeza especialmente intensos y prolongados.

Aquella noche, poco después del accidente que casi me cuesta la vida, mi hermana Pilar y yo llorábamos desconsolados en nuestro dormitorio de la vieja casa de Tui. Mi madre nos anunció una terrible noticia: dejábamos Galicia para trasladarnos a un lugar del que jamás habíamos oído hablar, una ciudad que obedecía al nombre de Alicante, lejos, muy lejos de Tui, de Covelo, de Playa América y en la que, según nos contó el Reyas –un conocido de mi padre y colaborador suyo en las visitas a los bares de nuestra villa- no llovía nunca. “Nos moriremos, Pili, nos moriremos, porque sin lluvia seguro que te mueres”, le repetía a mi hermana que asentía con la cabeza mientras sorbía las últimas lágrimas.

En la ciudad de la cota cero sobre el nivel del mar consumí unos cuantos años, los que van desde los ocho a los dieciséis. Nací a la pubertad protegido por sus palmeras que adornan silentes uno de los paseos mas bellos de España: la Explanada.

Estudié en los Maristas. Mi padre fue antiguo alumno de su colegio de Madrid, en la calle Fuencarral. El mío se encontraba a pocos metros de distancia de la Plaza de los Luceros, en donde vivimos recién llegados a aquella ciudad que padecía zonas casi desérticas, mas tarde atiborradas de edificios destinados al turismo. Fui un estudiante medio. Dicen que muy listo y cosas de esas, pero estudiar, lo que se dice estudiar, mas o menos por la mitad de la clase. En cuarto de Bachillerato tenía que decidir si elegir entre Ciencias o Letras. Mi padre se reunió con los hermanos y después de un rifirrafe dialéctico decidieron que Ciencias. La verdad es que las Matemáticas me gustaron siempre, pero sobre todo aprendí una cosa: que decidir en muchas ocasiones significa que deciden por ti.

Mi padre decidió que estudiara Derecho y, además, en la Universidad de Deusto, en Bilbao, y yo acepté con disciplina espartana.

Llegué a Deusto con 16 años y viví un primer curso en una casa particular, porque no conseguí plaza en el Colegio Mayor. Estudié como un bárbaro. Entonces me di cuenta de que nosotros, en mi casa, no teníamos patrimonio del que pudiéramos comer el día de mañana, así que detrás de los libros no sólo había cultura, profesión, conocimientos, sino, ademas, medio de vida. Por tanto a eso me dediqué. Y como encima me gustaba mucho lo que leía y estudiaba, fui un alumno dicen que excepcional en aquella Universidad. Confieso que solo saqué un sobresaliente en toda la carrera porque el resto fueron Matrículas de Honor. Eso motivó algunos comentarios acerca de mi capacidad mental, de tono elogioso, por supuesto, incluso alguno exagerado porque escuché como uno de mis profesores, un poco aturdido por la calidad de un examen oral mío, aseguraba que mi inteligencia no era humana sino angelical. Eso pasa por ser creyentes a rajatabla en esas estructuras jerarquizadas de la divinidad.

Por cierto, hablando de divinidades, fue en Deusto donde mi Dios antropomorfo, el que hablaba conmigo y yo con El en Alicante, se me fue perdiendo, difuminando, desapareciendo tras la línea de un horizonte vital que desprendía ocaso y soledad. Mal, me sentó muy mal aquello de que me dejara solo, pero no hubo manera de convencerle de que se presentara ante mi de manera mas digerible. Y como yo siempre anduve revuelto con las cosas esas del sentido de vivir, preguntándome tonterías como qué hemos venido a hacer a esta existencia, pues como el Dios antropomorfo decidió dar la callada por respuesta, me puse a buscar caminando por otros senderos, y claro, a nadie extrañará que en aquellos años, finales de los sesentas, el malo de Sartre y su náusea tuvieran acomodo en la mesilla de la habitación del Colegio Mayor de los Jesuitas y en muchos rincones de mi cabeza y mi alma. Pero no hay que alarmarse que tampoco duró tanto esa relación con el existencialista francés.

Y le pregunté a mi padre finalmente qué es lo que había decidido yo hacer al concluir Derecho ,y mi padre me dijo que yo había decidido opositar al Ilustre Cuerpo de abogados del Estado. No tenía ni idea de qué era eso, pero se ve que lo de decidir en el vacío tenía su atractivo. Le dije a mi padre que muy bien, pero que el verano de 1.971 me iría a Playa América, después de pasar un mes de Julio en Alicante, entonces repleto de turistas que, al parecer, gozaban de patrones morales en materia de relación entre sexos diferentes a los propios del ámbito familiar en el que nos movíamos en aquel rincón de Galicia al que acudí -me acudieron- incluso antes de que pudiera andar.

Al llegar a Playa América, en el Bar Angelito, a eso de las diez de la noche, mas o menos, vi sentada en el porche, acompañada de un amigo no demasiado amigo, un moza jovencita, de unos diecisiete, mas o menos, dotada de unos ojos amarillentos que aparte de color e inteligencia rebosaban de serenidad. Como venía muy crecido de Deusto, en lo académico, y de Alicante, en lo otro, me dirigí a ella con un piropo largo que molestó -y con razón- a su acompañante, pero cuando no hay nada que hacer, no se puede hacer nada. La moza se llamaba Lourdes Arroyo y casualmente pasaba el verano por allí. Dos años y un mes después de ese día nos casábamos.

1.973, veinticuatro años, ya soy abogado del Estado con el numero 1 de mi promoción. Años mas tarde me enteré que, por lo visto, mi nota fue la mas alta de la Historia de ese Cuerpo, en términos ponderados, claro. Otros dicen que fue mas alta la de Herrera Oria. No discuto, porque como es señor, además de abogado del Estado fue Cardenal, y siempre me preocupó eso de topar con la Iglesia, acepto la segundonía y en paz, porque, además, aunque ese señor fuera purpurado, yo tenía, según los de Deusto, inteligencia angelical, y los ángeles mandan mas que los Cardenales.

En 1.974 nació mi hijo Mario, el 2 de diciembre. El 1 de Abril de 1.977 nació Alejandra. Ya no hubo mas.

Murió mi amigo Paco Linde, ejemplo de inteligencia y bondad. Bueno, lo mataron en un accidente de coche. Mi primer terrible encuentro con la muerte sinsentido. Nuestras inquietudes comunes se esfumaron, como mi viejo Dios antropomorfo, envueltas ahora en el dolor desesperante de aceptar no inaceptable, deglutir lo indeglutible, asumir lo inasumible…Me fui del Cuerpo de abogados del Estado sin apenas cubrir un trienio y eso que era entonces Jefe del Servicio de Estudios de la Dirección general de lo Contencioso del Estado, que con ese nombre tan largo y tan raro era el Centro político administrativo del que dependíamos los que pertenecíamos a ese Cuerpo funcionarial.

Conocí a Juan Abelló. Trabajé con el en sus laboratorios. Viví experiencias de gran valor, sobre todo por el conocimiento del mundo internacional que me suministró el mundo de la farmacia. En 1.982 decidí que esa experiencia tocaba fin, nos despedimos amigablemente Juan y yo, y monté mi despacho de abogados con Enrique Lasarte, al que posteriormente, al abandonar la política, se incorporó Arturo Romaní. Juan Abelló quiso que yo fuera consejero de Antibióticos S.A, en aquel entonces la única empresa productora de antibióticos por fermentación en su planta de León. Me gustó la empresa. Y ahí empezó el lío. En 1.984, tras una serie de vicisitudes demasiado prolijas, me convertí en accionista, con un 23 por 100 del capital social. Juan tenía algo menos del cincuenta por ciento. Los Botín. Jaime y Emilio, asumieron otro 23 por 100, y el resto Enrique Quiralte, casado con una hermana de Juan Abelló. En 1.987 vendimos la empresa a la italiana Montedison por 400 millones de dólares. Gané mucho dinero.

Lo invertí en Banesto, a donde llegué de la mano de Juan Abelló. Era él el que quería ese banco. Yo prefería navegar, pero… Percibí la oposición del Gobernador del Banco de España de aquel entonces, Mariano Rubio, a que ocupáramos puestos de poder en el banco. Se ve que tenían pensado algo diferente. Esa negativa, esa oposición me estimuló. El Consejo de Banesto de entonces nos aceptó y entramos como vicepresidentes. Parece que la cosa no sentó bien al poder y de la noche a la mañana el banco de Bilbao, presidido por Jose Angel Sanchez Asiain, presentó una OPA hostil por primera vez en la historia de la banca. En los telediarios de entonces decían que el Gobierno estaba detrás. Será verdad, supongo, porque los telediarios eran de la TV 1 y sobre eso de los noticieros oficiales mandaban bastante. López de Letona, el designado por el poder para sustituir al octogenario Garnica como Presidente de Banesto, que habia sido ministro con Franco, dimitió. El Consejo me nombró Presidente. Me encargué de la OPA. La ganamos. En 1.988 empezó mi andadura en el banco.

Intenté una fusión histórica con el Banco Central para crear, con mucho, el primer banco y el primer grupo industrial español. Desde el poder la torpedearon. Tuvimos que romperla.

En 1.989 Juan Abelló se fue de Banesto. Un momento particularmente duro en lo emocional para mi.

En 1.993, Julio, en plena depresión económica en España, presentamos al mercado una ampliación e capital por 100.000 millones de aquellas pesetas. Con nosotros, como accionista y miembro del Consejo, JP Morgan, el banco entonces número uno del mundo. Su Vicepresidente Ejecutivo., Roberto Mendoza, se sentó en el Consejo de Administración de Banesto. El Banco de España después de examinar con lupa nuestras cuentas autorizó la ampliación. El mercado suscribió todas y cada una de las nuevas acciones.

En aquellos días, en la Universidad Complutense de Madrid, presidiendo el acto el Rey de España, dicté un discurso en la Investidura como doctor Honoris causa, referido a “La Sociedad civil y el Poder político”. Era continuación de otro que presenté en el Vaticano auspiciado por el Papa Juan Pablo II, referido a Etica y Capitalismo. Asistió todo el establishment español pero por expresa decisión mía ningún político en activo.

En diciembre de 1.993, tres meses después de finalizar con enorme éxito de la ampliación de capital, el Gobierno y la oposición decidieron intervenir Banesto cesando a todo el Consejo de Administración. En 1.994 abrieron una comisión de investigación en el Parlamento sobre una empresa privada y que no recibió jamas fondos públicos.

En Septiembre de 1.994 publiqué mi primer libro. “El Sistema. Mi experiencia del poder”. Describía el funcionamiento real del poder en España, relatando el cuerpo doctrinal y fáctico de mi experiencia de aquellos años.

En 1.994, Octubre, el Fiscal presentó una querella contra algunos de los consejeros de Banesto, no todos, sino solo los que parecían ser mas allegados a mi persona. El 23 de Diciembre de 1.994 me ingresaron en la prisión de Alcalá Meco como preso preventivo.

El 26 de Febrero de 1.998 me volvieron a ingresar en la misma prisión, por el caso llamado Argentia Trust, alegando apropiación indebida de 600 millones de pesetas. Acudí a la Justicia Suiza. Traje los papeles que demostraban que no me apropié de una sola pesetas de esos seiscientos millones. Pedí revisión de la sentencia. Me la denegaron.

En Marzo del 2000 la Audiencia me condenó a diez años de prisión por el caso Banesto. El 29 de Julio de 2002 el Tribunal Supremo multiplicó la condena por dos y ese mismo día volví a ingresar.

En 2005, el Comité de Derechos Humanos de la ONU, anuló mis condenas conforme al Tratado suscrito por España. El Tribunal Supremo rechazó cualquier modificación alegando que ese tratado no es vinculante para España, a pesar de que su texto dice literalmente lo contrario.

El 13 de Octubre de 2007 falleció Lourdes Arroyo, mi mujer.

En Julio de 2008 conseguí la libertad condicional

En el año 2010, instalado ya en mis tierras gallegas, contraje nuevo matrimonio con Maria Perez-Ugena Coromina, Profesora Titular de Derecho Constitucional…

Desde entonces paso la mayor parte de mi tiempo en una localidad rural gallega, de nombre Chaguazoso, en donde vivido rodeado de unos vecinos escasos en número —150 en invierno— pero dueños de ese caracter gallego que me gusta tanto, con quienes comparto momentos festivos en las fechas tradicionales, y moro contemplando un paisaje de castaños, montañas y cielos abiertos, capaz de conmocionar a un alma sensible

Bueno y hasta aqui he llegado…Veremos lo que sigue
 
Registrado
8 Mar 2012
Mensajes
16.713
Calificaciones
59.261
image.jpeg



Mario Conde presentó en Barcelona la película sobre "la historia bonita y con emoción" de su vida

Por José R. Palomar
Más artículos de este autor
Miércoles 10 de febrero del 2016, 12:53h
El polémico Mario Conde, que no quiso perderse la presentación en Barcelona, en el cine Boliche, la película documental sobre su vida que lleva el título de su nombre, se emocionó durante la proyección de "esta historia bonita y con emoción". También asistió Rubén Alonso, el director de un film de 104 minutos que se estrena en el cine. Y que ha escrito el libro 'Mario Conde. Claves reales' (Editorial Elefantes Books), basado en la historia de la película. La película, ya presentada en Madrid, se irá proyectando en otras ciudades en cines no comerciales y siempre con la presencia del protagonista.
La historia de esta película en formato documental, parte de una anécdota: cuando Mario Conde adquiere en una subasta la enorme mesa maciza que construyó para las reuniones del consejo de administración de Banesto. Alrededor de ella se gestó la unión de esa entidad con el Banco Central. Rubén Alonso se interesa por el personaje, y se instala en la casa de Mario Conde en Orense, donde convivía con su ex pareja María. El documental revisa el día a día del ex banquero, sus pensamientos y recuerdos del pasado. Aborda su estancia en la cárcel, las amistades que tuvo con altos personajes del Estado. Y el capítulo doloroso de las muertes de su padre y su mujer Lourdes Arroyo, con sólo 52 años.

Antes de la proyección Mario Conde se dirigió al público señalando tres preguntas. El “cómo”: “durante ocho meses fui seguido con una cámara que reflejaba mi vida cotidiana”. El “¿por qué?”: “era una historia bonita para contar, hay emoción. La vida ha cambiado desde entonces”. Y concluyendo con un “¿Después de esto qué?, a lo que se respondió, medio en broma “van a hacer otra película…”, añadiendo con una sonrisa: “y ésta la presentamos en un martes de carnaval”.

Meditación y budismo

El director Rubén Alonso sostiene que Mario Conde tuvo que ponerse varios disfraces a lo largo de su vida: el de banquero, el de reo en la cárcel y otros tantos, pero “nunca tuvo aspiraciones de ser famoso, poderoso o escalar en el ámbito social, porque no lo necesitaba”. En el documental se recoge el pensamiento de Conde, que podría resumirse en esta frase: “quien ha dejado un recuerdo en el corazón no muere jamás”. Y es que practica la meditación y el budismo. Se levanta cada día a las 4 o 5 de la mañana, acostándose a las 24h.

Al director del documental le interesaba conocer a la persona que se esconde detrás del personaje. “Presume”, a la hora de escribir el libro que escribió tras la película “de no tener su teléfono”, a pesar de haber pasado tantas horas con él. En el aspecto meramente cinematográfico está bien construido, sin altibajos, con imágenes de la historia de Mario Conde intercaladas con otras de su vida en la casa de Orense. Tiene su punto de mayor calado al final, cuando el ex banquero conduce su coche por las carreteras de Galicia en medio de la lluvia, y va desgranando sus pensamientos de viva voz.

Cuando acabó la proyección, y con semblante emocionado, firmó ejemplares del libro escrito por el director. Algunos espectadores, además, se hacían fotos con él. “Estoy agotado”- concluyó cuando ya eran las diez de la noche.

Este film es el primer documental de Rubén Alonso, autor de varias películas de ficcion anteriores, destacando entre ellas, 'Íntimos y extraños', con reparto de Karra Elejalde, Coque Malla, Barbara Lennie y Michelle Jenner, con la que ganó la Seminci de Valladolid.