Madrid Elecciones 2019 y sus candidatos (1 Viewer)

Registrado
23 Nov 2013
Mensajes
9.996
Calificaciones
70.951
José Luis Martínez-Almeida, motero, soltero y relacionado con la familia real
Los condes de Barcelona fueron los padrinos de boda de los padres del candidato del Partido Popular a la alcaldía de Madrid. Bien relacionado, también le gusta jugar al golf y es "macarra de boquilla"


José Luis Martínez-Almeida. (EFE)
C. VILLAR
TAGS
TIEMPO DE LECTURA3 min
15/01/2019 05:00 - ACTUALIZADO: 15/01/2019 08:12
José Luis Martínez-Almeida es la opción del Partido Popular para convertirse en el nuevo alcalde de Madrid. A sus 44 años, este abogado del Estado con una dilatada carrera más allá de la política plantará cara a Manuela Carmena, la actual alcaldesa, de quien se ha convertido en azote en los últimos tiempos. Ojo que es un mirlo blanco en el sentido más tópico de la expresión. Soltero y sin hijos, además está excelentemente relacionado a través de su familia.

[LEA MÁS: Almeida, de sucesor interino de Aguirre a candidato de Casado para Madrid]

José Luis es nieto de Pablo Martínez-Almeida, quien fuera miembro del Consejo Privado de don Juan de Borbón, el padre de Juan Carlos I. Era, en palabras de Luis María Anson para 'El Mundo', "un político liberal de juicio siempre moderado y razonador". Durante años, en su casa de Madrid se organizaban tertulias en las que los consejeros de don Juan buscaban fórmulas para minar al dictador Franco.




Tal era la relación que cuando el padre de José Luis y su madre, Ángela Navasqüés, se casaron, los padrinos fueron los condes de Barcelona. El enlace transcurrió así, según la crónica del 'ABC': "En la iglesia del Espíritu Santo se celebró la boda de la señorita Ángela Navasqüés Cobián con don Rafael Martínez-Almeida y León y Castillo. Se dignaron apadrinar el enlace SS.AA.RR los Condes de Barcelona. La novia lucía sencillo y elegante traje y original adorno sujetando el velo de tul. Los invitados fueron obsequiados con un cóctel".

Los Navasqüés Cobián son una familia numerosa, muchos de ellos abogados, cuyo miembro más conocido es Ignacio. Fue directivo de Caja Madrid y gozó de los parabienes de las tarjetas black, lo que catapultó su nombre a los medios de comunicación, que desmenuzaron cada uno de sus gastos a cargo de la entidad, incluyendo viajes a Ibiza.




José Luis Martínez-Almeida. (EFE)




José Luis Martínez-Almeida mantiene la tradición familiar de ser abogado y también la del gusto por la política. Se licenció en Derecho en ICADE, en Madrid, y desde entonces inició una brillante carrera como abogado del Estado en Gerona, Toledo y Madrid. En la vida personal, sin embargo, la suerte no le ha acompañado. Según cuentan fuentes de su entorno, estuvo muy enamorado de una persona que nunca le correspondió, por lo que a día de hoy sigue soltero.

"Es un 'macarra' de boquilla -dice con sentido del humor un periodista que le trata habitualmente-. Farda mucho de moto, pero luego se va a jugar al golf al Club Puerta de Hierro, donde tiene un hándicap más bien bajito".





En su declaración de bienes no solo aparece su querida Yamaha, que adquirió en 2017 para poder moverse libremente por Madrid. Martínez-Almeida tiene una casa en propiedad en la capital que compró en 2008, y en 2012 heredó un porcentaje de otros dos inmuebles también en la capital. Además, tiene buenos ahorros (declara una cuenta de ING de 77.732 euros) y gustos sencillos. Además, y según las palabras de Anson, está "dotado de un formidable equipaje cultural". Habrá que tenerlo en cuenta.
 

Registrado
3 Jun 2017
Mensajes
53.699
Calificaciones
146.765
Ubicación
España
Votar es cosa de viejos
Publicado por Pablo Simón

Fotografía: Xavier Bonilla / Cordon Press.
Una de las hipótesis más interesantes sobre por qué fallaron las encuestas en las elecciones del 26 de junio de 2016 tiene que ver con la brecha generacional en el voto. Como se ha dicho ya hasta el aburrimiento, en España la distribución del electorado se parece cada vez más a una escalera de color; los menores de treinta y cinco son morados, los de treinta y cinco a cincuenta son naranjas, los de cincuenta a sesenta y cinco son más rojos, y los mayores de sesenta y cinco inequívocamente azules. Sin embargo, la propensión a votar de cada uno de los segmentos de edad no es la misma. Si los jóvenes tenían mayor tasa de no respuesta en las encuestas, es posible que los votos que se imputaban a algún partido estuvieran inflados simplemente porque el día de la elección no fueron a votar. Porque los jóvenes, de media, se abstienen mucho más que sus mayores.

Este hecho ha sido contrastado en una gran cantidad de países como algo normal; se ha dado por descontado que los jóvenes prefieren hacer cualquier otra cosa que acercarse a las urnas el día de una elección. La razón principal para ello es el conocido como efecto ciclo vital. Cuando uno es joven suele tener menos ataduras, un puesto de trabajo menos estable (o ser estudiante), menos ingresos, suele vivir con sus padres o no tener vida en pareja. Todo esto hace que esté menos conectado, hasta cierto punto, con la sociedad que le rodea. Sin embargo, a medida que el joven se va volviendo adulto y debe pagar impuestos, vivir solo o con alguien, tener un círculo de relaciones estable, asentarse en una comunidad… se va volviendo más consciente de la importancia que tiene la política en su vida. Por lo tanto, a medida que va creciendo, se vuelve un ciudadano más concienciado y más proclive a votar.

Este hecho estaría detrás de muchos de los sesgos que vemos en nuestra política diaria. La razón por la que los jóvenes son una prioridad poco preferente para cualquier Gobierno conecta con que son el colectivo más abstencionista y, por lo tanto, menos interesante como caladero de votos para cualquier partido. Por lo tanto, las políticas públicas de juventud suelen ser menos importantes; un Gobierno empieza sus recortes siempre por becas y deja pensiones para el final. De hecho, en esa línea, diferentes economistas y sociólogos han demostrado que todos los Estados del bienestar en Europa tienen una inversión en términos relativos muy superior en las generaciones de mayor edad que en las de jóvenes. Aunque no sea el único factor, el que las personas jubiladas sean una bolsa de votos fundamental tiene algo que ver.

En todo caso, este ciclo vital que señala que los jóvenes no participan por razones casi vegetativas ha sido puesto en cuestión recientemente. Si se trata de una explicación tan estructural, sería de esperar que se hubiera producido siempre, pero cada vez hay más evidencia que señala que la abstención de la gente joven es un fenómeno relativamente nuevo. Es decir, que los jóvenes de hoy en día se abstienen más, pero los jóvenes de los años sesenta sí que iban a votar. Ahora bien, este patrón se da en prácticamente todas las democracias occidentales, lo que señala que debe haber algún tipo de motor común más allá de factores específicos de cada país. No podemos decir que haya sido algún evento nacional (pongamos, «el desencanto» tras la Transición en España) el que haya desilusionado a los jóvenes a participar si al final vemos que esta desmovilización se da en todas partes.

La explicación está en los factores concretos con los que las generaciones actuales de jóvenes socializan y ahí es donde el consumo de medios de comunicación es clave. Un consenso relativamente establecido es que el consumo de periódicos es el principal mecanismo de aprendizaje político. No solo por tratar más política, sino también por hacerlo de manera más exhaustiva. Sin embargo, los jóvenes no leen el periódico ni de lejos como lo hacían sus padres con su edad. Este papel ha venido a ser suplantado por la televisión, un medio que profundiza en política muchísimo menos. Pero además, al mismo tiempo, las noticias de televisión han tendido a volcarse más en el público mayor. Cuando solo había unas pocas grandes cadenas era inevitable que todas las generaciones en el salón vieran juntas la tele. Las noticias eran compartidas. Sin embargo, habiendo cientos de cadenas de todo tipo es fácil segmentar, es fácil que un joven pueda ver la tele sin siquiera rozar un canal con una noticia política.

Esta diferente pauta de socialización a través de los medios de comunicación ha tenido un impacto dramático sobre las generaciones jóvenes actuales en términos de conocimiento político. Aunque pueda sonar exagerado, hay autores que afirman que hoy día tenemos a los jóvenes más desinformados políticamente de la historia. Dada su capacidad para seleccionar su propia exposición mediática, la política habría pasado a un plano insignificante en comparación con otras formas de ocio. La ganancia en poder de elección habría hecho perder focos de exposición política que había con otra estructura de medios de comunicación. Este sería por lo tanto el factor que estaría generando una importante brecha de participación electoral en todo el mundo. Es más, dado que votar es un hábito que se genera de manera temprana en la vida, muchos de estos votantes se habrían perdido para siempre, se habrían convertido en abstencionistas crónicos.

Ello, de nuevo, retroalimenta el problema de la traslación de preferencias en política. Si jóvenes y mayores tuvieran las mismas orientaciones hacia izquierda y derecha, las mismas prioridades de gasto público o de inversión, este sesgo sería irrelevante. Pero como podéis imaginaros, este no es el caso. Quizá el ejemplo más cercano podamos tenerlo en el caso del brexit; los jóvenes eran de lejos los más partidarios de continuar dentro de la Unión Europea, y así se señalaba en todas las encuestas. Sin embargo, este hecho fue irrelevante; el día del referéndum los jóvenes no fueron a votar.

El resumen, por tanto, es que la abstención crónica de los jóvenes no se daría tanto por una razón biológica como por una razón generacional. Sin embargo, hay aproximaciones más optimistas a este hecho. Ha habido algunos sociólogos y politólogos que han hablado del efecto sustitución. Esta idea es relativamente sencilla: que los jóvenes de hoy en día estén votando menos no es un problema, porque están participando en política de otra manera. Es decir, que, aunque se abstengan más, lo que hacen es participar en más manifestaciones, asambleas, organizaciones, boicots a productos… Y por lo tanto influyen en política de otra manera. Hacen política por otros medios que van más allá de meter un papel en la urna.

Por desgracia, la información más reciente que tenemos parece ir en contra de esta idea. Los que más participan por medios alternativos son, justamente, los que también lo hacen votando. Es decir, que la participación política de los jóvenes implicados se ha vuelto más plural, lo hacen por tierra, mar y aire. Por el contrario, lo que sigue existiendo es una masa apática de jóvenes que no se acerca a la política en ninguna de sus formas y que es muy superior a la del pasado. De hecho, esta participación no convencional hasta genera sesgos en las demandas de los jóvenes pues, al fin y al cabo, los que emergen son solo la parte visible y privilegiada de ellos. Los que tienen tiempo y dinero para permitirse estar en una asamblea.

La situación, por lo tanto, no invita demasiado al optimismo. El voto sigue siendo uno de los instrumentos más poderosos e igualitarios que tenemos en democracia, por más que no sea el único. Sin embargo, parece que hay toda una generación que nos vemos abocados a dejar que sean nuestros mayores los que elijan por nosotros. Y lo digo sin caer en la falacia de que los jóvenes tienen más razón o que se es mejor que nadie por tener tal o cual edad. Todas las generaciones tienen el derecho de ser escuchadas. Lo que me preocupa es que haya una que ha renunciado a hablar porque piense que votar es cosa de viejos
https://www.cotilleando.com/threads/madrid-elecciones-2019-y-sus-candidatos.127955/
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
45.535
Calificaciones
69.368
Ubicación
227
Ignacio Aguado recibió una lluvia de críticas el pasado domingo por unas declaraciones en una entrevista en el diario ABC. En ella, el líder de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid justificaba de una manera muy polémica la falta de paridad en el Gobierno: "Para poner 'pajines' o 'aídos' en un gobierno, prefiero no hacerlo", decía.






Tras la polémica suscitada, los periodistas han preguntado a Aguado por esta cuestión y por si se arrepiente o quiere matizar sus palabras. El vicepresidente de la Comunidad de Madrid insiste en su idea y la justifica: "Hay un Gobierno unido, preparado, cuyos mecanismos de elección se han basado en el mérito y en la capacidad".

"No es un tema de hombres y mujeres sino de capacidad. Los 13 perfiles son los mejores preparados e igualdad es poner a los mejores, sean hombres o sean mujeres. No voy a entrar en una guerra de sexos", defiende Aguado.

Además, dice "ratificarse" en las palabras en ABC porque "es lo que piensa": "No soy partidario de las cuotas porque hacen un flaco favor a la mujer. La mujer tiene que tener capacidad para ocupar un puesto. Defiendo el mérito y la capacidad y el ultimo criterio que voy a utilizar para elegir una persona es su s*x*".

Preguntado específicamente por Leire Pajín y Bibiana Aído, las dos exministras socialistas a las que hace referencia para justificar la falta de mujeres en su Gobierno, Aguado vuelve a criticar su labor: "Son dos personas que no estuvieron a la altura de sus cargos y yo no quiero que haya personas en el gobierno regional que no estén a la altura de sus cargos".

https://www.lasexta.com/noticias/na...e-sexos_201908265d63b5dd0cf2112d609ef9b6.html

Osea que no pone a mujeres en el Gobierno porque no desea poner a pajines y aidos. ¿Tan mal andan en el PP de mujeres con la formación suficiente para ocupar cargos de responsabilidad?

¿Solo son aptas y para ser presidenta una mujer que no paga el IBI en 5 años y que coopera en dos delitos de alzamiento de bienes?

Lo siento mujeres del PP (excepto la duquesa del IBI y de los Alzamientos)....¡Debeis ser a vista de Aguado unas incompetentes, que no teneis la suficiente preparación para aspirar a un puesto en el Gobierno de Madrid! ¡Que penita de politicas del PP! :ROFLMAO:
 
Registrado
11 Jul 2013
Mensajes
7.714
Calificaciones
16.570
Ignacio Aguado recibió una lluvia de críticas el pasado domingo por unas declaraciones en una entrevista en el diario ABC. En ella, el líder de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid justificaba de una manera muy polémica la falta de paridad en el Gobierno: "Para poner 'pajines' o 'aídos' en un gobierno, prefiero no hacerlo", decía.






Tras la polémica suscitada, los periodistas han preguntado a Aguado por esta cuestión y por si se arrepiente o quiere matizar sus palabras. El vicepresidente de la Comunidad de Madrid insiste en su idea y la justifica: "Hay un Gobierno unido, preparado, cuyos mecanismos de elección se han basado en el mérito y en la capacidad".

"No es un tema de hombres y mujeres sino de capacidad. Los 13 perfiles son los mejores preparados e igualdad es poner a los mejores, sean hombres o sean mujeres. No voy a entrar en una guerra de sexos", defiende Aguado.

Además, dice "ratificarse" en las palabras en ABC porque "es lo que piensa": "No soy partidario de las cuotas porque hacen un flaco favor a la mujer. La mujer tiene que tener capacidad para ocupar un puesto. Defiendo el mérito y la capacidad y el ultimo criterio que voy a utilizar para elegir una persona es su s*x*".

Preguntado específicamente por Leire Pajín y Bibiana Aído, las dos exministras socialistas a las que hace referencia para justificar la falta de mujeres en su Gobierno, Aguado vuelve a criticar su labor: "Son dos personas que no estuvieron a la altura de sus cargos y yo no quiero que haya personas en el gobierno regional que no estén a la altura de sus cargos".

https://www.lasexta.com/noticias/na...e-sexos_201908265d63b5dd0cf2112d609ef9b6.html

Osea que no pone a mujeres en el Gobierno porque no desea poner a pajines y aidos. ¿Tan mal andan en el PP de mujeres con la formación suficiente para ocupar cargos de responsabilidad?

¿Solo son aptas y para ser presidenta una mujer que no paga el IBI en 5 años y que coopera en dos delitos de alzamiento de bienes?

Lo siento mujeres del PP (excepto la duquesa del IBI y de los Alzamientos)....¡Debeis ser a vista de Aguado unas incompetentes, que no teneis la suficiente preparación para aspirar a un puesto en el Gobierno de Madrid! ¡Que penita de politicas del PP! :ROFLMAO:
no, ídolo, no, se trata de medir a las personas según su capacidad, no porque sean hombres o mujeres, no tienes porque contrataer a una mujer por el simple echo de ser mujer
 

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
45.535
Calificaciones
69.368
Ubicación
227
no, ídolo, no, se trata de medir a las personas según su capacidad, no porque sean hombres o mujeres, no tienes porque contrataer a una mujer por el simple echo de ser mujer
Exacto, pero en el PP menos la del vestido de gala no vale NINGUNA MUJER un pimiento en lo que a conocimientos necesarios para ocupar un puesto de responsabilidad se refiere.....¡Según Aguado!(y)
 
Última edición:

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)