Los vehículos históricos al servicio del Rey que la Guardia Real repara y pone a punto (1 Viewer)

Registrado
2 May 2013
Mensajes
983
Calificaciones
22.840
Los vehículos históricos al servicio del Rey que la Guardia Real repara y pone a punto


Tras la ceremonia de proclamación en el Congreso, los Reyes se pasearon por Madrid con este Rolls-Royce Phantom IV descapotable. Encargado por Franco a la casa británica en octubre de 1948, fue el mismo que usó el ahora rey emérito Juan Carlos el día de su proclamación en 1975. Aunque se desconoce su potencia, la aguja del contador supera los 25.000 kilómetros recorridos. Luis de las Alas

La Unidad de Mantenimiento de los antiguos talleres de la Guardia Real cuida de la colección de vehículos históricos propiedad de Patrimonio Nacional y del Ejército. Entramos en las instalaciones donde 53 personas hacen posible que funcionen a la perfección.


Han sido testigos de secretos de estado, confidencias de presidentes del Gobierno y conversaciones que cambiaron el curso de la Historia de España. Se trata de la colección de vehículos de los cuarteles de la Reina y el Príncipe de Asturias de la Guardia Real, ubicada en el municipio madrileño de El Pardo. Formada por 34 exclusivos automóviles, está considerada una de las más importantes de nuestro país e incluye desde coches Mercedes-Benz, Ford, Cadillac y Rolls-Royce a motos Harley-Davidson y BMW.



Los vehículos históricos al servicio del Rey que la Guardia Real repara y pone a puntoLuis de las Alas

Esta colección se completa, además, con los 21 vehículos (16 coches y cinco motos) que hay en la Sala Histórica del cuartel del Rey, también en El Pardo. Desde su creación en 1998, alberga todo tipo de automóviles, uniformes de guardias reales, presidenciales o republicanas de países extranjeros así como diverso material relacionado con nuestra Historia.

Desde su nacimiento en 1504, la Guardia Real proporciona servicio de guardia militar, rinde honores y escolta al Rey y a los miembros de familia que así se determinen, prestando también el mismo servicio a los jefes de Estado extranjeros en visita a nuestro país. Para ello cuenta con una serie de automóviles que se encuentran distribuidos entre la Compañía de Transportes, perteneciente al Grupo de Logística, y la Sección de Motos, de la Compañía de Control Militar del Grupo de Escoltas. Dichos vehículos son propiedad tanto de Patrimonio Nacional aquellos que tienen matrícula civil como del Ejército con matrícula militar.


Ford 817 T, el más antiguo de los vehículos que pueden verse en la Sala Histórica. Al chasis de la camioneta se añadió la caja de un vagón de tren. Con matrícula ET-000043, estaba equipado con un motor de ocho cilindros en V, 3.919 centímetros cúbicos y tenía una potencia de 85 caballos a 3.800 rpm. Luis de las Alas

Así, en la planta baja de la Sala Histórica de la Guardia Real se expone una colección de vehículos propiedad de Patrimonio Nacional y del Ministerio de Defensa. Desde un Ford 817 T con motor Ford V8 de 1938, pasando por un Mercedes-Benz G 4 W31, un vehículo de tres ejes que Hitler regaló al general Franco en el año 1940; otro Mercedes-Benz 770 Pullman Limousine; un Cadillac blindado y descapotable del año 1948, y varios Rolls-Royce que desde 1952 se utilizan para los actos de representación, destacando el modelo Phantom IV que utilizaron el día de su proclamación tanto Juan Carlos I como el actual rey Felipe VI. Automóviles encargados por el general Franco en octubre de 1948 a la casa británica. Además, hay varias motocicletas entre las que se incluyen varias Harley Davidson de 1963 o BMW del servicio diario.

La pieza más antigua que alberga la Sala Histórica es dicho Ford 817T, que fue despacho dormitorio de Franco durante la Guerra Civil española. Este vehículo se encontraba encuadrado en lo que se denominó tren de campaña o cuartel general móvil de Su Excelencia y que se componía de siete unidades. Este Ford con matrícula ET-000043 fue carrozado por la empresa zaragozana Carde y Escoriaza y entregado al Parque de Automóviles de la Residencia de S.E. El Generalísimo, por el Servicio de Recuperación Militar en la Primavera de 1938.

PRECISIÓN DE CIRUJANO

Imagen del interior del Ford 817-T convertido en un despacho-dormitorio que Franco utilizó durante la Guerra Civil. Luis de las Alas

Para su fabricación se utilizó el chasis de una camioneta Ford a la que se le añadió la caja de un vagón de ferrocarril, creando en su interior un dormitorio, un escritorio y un baño completo con ducha e instalación de agua caliente así como un lavabo retráctil de plata de una orfebrería de París. El frío suelo de metal se cubría con una alfombra realizada a medida del habitáculo. El furgón estaba equipado con un motor de ocho cilindros en V, 3.919 centímetros cúbicos y una potencia de 85 caballos a 3.800 rpm. Fue matriculado con fecha 12 de diciembre de 1939. En el año 2000, tras un largo periodo de inactividad, fue sometido a una completa restauración en la Unidad de Mantenimiento de los antiguos talleres de la Guardia Real.

Esta unidad, al mando del comandante Vicente Mateos de San Bernabé desde hace 16 años y compuesta por 42 militares y 11 civiles, se encarga de la puesta a punto de todos estos automóviles. "Todos los automóviles de la Sala Histórica se revisan dos veces al año. Según el tipo de vehículo, estos trabajos pueden durar cuatro días, como es el caso de los Rolls-Royce. Para el resto suelen durar entre dos y tres días", explica el comandante mientras señala el Rolls de capó abierto que utiliza Felipe VI. No todos los días se puede apreciar el motor de un Phantom IV y ver su increíble ingeniería. El contador de este histórico modelo marca los 25.371 kilómetros, aunque según el comandante ha debido de dar ya varias vueltas completas.

Para ello, cuenta con especialistas en mecánica, pintura, chapa, guarnicionería y electricidad, entre otros expertos. "Las tareas de mecánica siempre las hacemos nosotros. Si nos hace falta alguna pieza la pedimos a la casa. Y, si no existe, podemos fabricarla. Además del mantenimiento programado, realizamos cualquier tipo de reparación que surja", cuenta Mateos de San Bernabé. Lo único que traen de fuera son los neumáticos. "Son de la marca Firestone modelo 7007 con los flancos blancos y fabricados en Estados Unidos. Cada uno tardan en hacerlo ocho horas", añade.


La Unidad de Mantenimiento de la Guardia Real, dirigida por el comandante Vicente Mateos de San Bernabé, está compuesta por 42 militares y 11 civiles que se encargan de la puesta a punto de todos los vehículos, tanto mecánica como tapizado y pintura. Luis de las Alas

No es el único modelo que llama la atención del visitante. Cualquier amante de los coches se maravillará al contemplar el Mercedes-Benz G 4 W31, un todoterreno bestial de seis ruedas. "Se fabricaron 57 unidades y no tres como se suele creer", dice el brigada Miguel Ángel Pérez Rubio. Adolf Hitler, Francisco Franco y Benito Mussolini fueron las figuras más importantes que disfrutaron de este vehículo, aunque según consta en los archivos de la marca alemana, entre 1934 y 1939 se fabricaron otras 54 unidades.

COMO REGALO
El G4 W31 que puede verse en la Sala Histórica fue obsequiado por Hitler a Franco en 1940 y cuenta con el número de serie 440881. Está equipado con un motor de ocho cilindros en línea M24 II, tiene 5.401 centímetros cúbicos y 115 CV de potencia a 3.400 rpm. El par máximo es de 29 kg a 1.400 rpm. La transmisión la proporciona una caja de cambios y reductora de la firma ZF-Aphon de cuatro velocidades, que permite la tracción a los dos ejes traseros equipados con dos diferenciales blocantes. A pesar de sus 5,36 metros de longitud, 1,87 de ancho y 1,90 de altura y sus 3.550 kilos de peso, alcanza los 67 kilómetros por hora. Tiene un consumo por carretera de 28 litros a los 100 km y de 38 l/100 km en conducción todo terreno. Permite siete plazas en sus tres filas de asientos, aunque a la última sólo se puede acceder a través de un estribo en la carrocería situado encima de las ruedas traseras, ya que no cuenta con acceso desde la segunda fila.


Este Mercedes-Benz G4 W31 fue un regalo de Hitler a Franco. Está equipado con un motor de ocho cilindros en línea M24 II y sus 5.401 centímetros cúbicos y 115 CV de potencia a 3.400 rpm generan un consumo de 28 litros a los 100 kilómetros (por carretera) y de 38 l/100 km (en conducción todo terreno). Luis de las Alas

Entre septiembre de 2001 y diciembre de 2004 fue sometido a un completo trabajo de restauración por el Mercedes-Benz Classic Center de Fellbach, situado cerca de la ciudad alemana de Stuttgart. Para no dejar nada al azar, personal especialista de la Guardia Real se desplazó hasta la planta alemana e inspeccionó in situ todo el proceso. En sus talleres se separó la carrocería del chasis y se llevaron a cabo trabajos de limpieza y reparación sobre el conjunto motor, transmisión, suspensión y frenos, poniendo especial cuidado en conservar la pátina original del vehículo, signo de su autenticidad y valor histórico certificado por la casa Mercedes. Hasta las seis maletas hechas a medida que encajan a la perfección en el voluminoso maletero son las originales.


Juego de seis maletas originales fabricadas a medida para el maletero del Mercedes-Benz G4 W31. Luis de las Alas

A pesar de sus casi 80 años de antigüedad, sorprende el leve rugido de su motor. Es necesario recurrir a una manguera extractora para no llenar de humo la sala durante la sesión de fotos. A su lado se sitúa el Phantom IV descapotable, que destaca por su sonido noble y distinguido. Con chasis número 4 AF18, este modelo fue el que utilizaron los Príncipes de Asturias el día de su boda, el 22 de mayo de 2004. Si bien ese día el coche descapotable se convirtió en un vehículo con techo blindado transparente. Dicha modificación fue realizada por la empresa madrileña Imaho Blindajes. Se tardaron tres meses en llevar a cabo esta adaptación que fue supervisada en todo momento por la Guardia Real y que, además, sirvió para protegerles de la intensa lluvia que ese sábado por la mañana caía en la capital. Un secreto que se guardó tan bien como el traje de la novia.

El trabajo desarrollado no implicó la modificación de su estructura original y, tras la boda, volvió a su estado original. El anclaje de la cúpula al chasis se llevó a cabo mediante la fabricación de una estructura metálica autoportante a partir de materiales ligeros y resistentes, que se sujetó a la carrocería con los soportes de la capota original. Además, para combatir el efecto invernadero derivado del acristalamiento, el departamento técnico de Imaho diseñó y fabricó un sistema de refrigeración propio que funcionaba, incluso, estando el coche parado y que paliaba los efectos del calor y la condensación del habitáculo.


Un Seat 600 de 1977 transformado por la Unidad Regional de Automóviles para el entonces Príncipe Felipe. Luis de las Alas

Este Rolls nupcial incorpora un motor de ocho cilindros en línea y 5.675 centímetros cúbicos, el mismo utilizado para toda la serie. Alimentado por un solo carburador de la marca Stromberg, la potencia que desarrolla se desconoce, ya que la marca tiene a gala ocultarla, pero se estima que ronda los 160 CV, que le permiten alcanzar una velocidad punta de 170 km/h.

Todos ellos son joyas del motor que siguen en movimiento gracias a los cuidados que periódicamente se realizan en el taller de la Guardia Real. Seguro que, algún día e igual que hicieron con su padre, podrán llevar a Leonor de Borbón en su proclamación como reina o en su enlace nupcial.

LOS PHANTOM IV QUE RUEDAN POR ESPAÑA
En nuestro país hay actualmente cuatro Rolls-Royce Phantom IV. Tres de ellos pertenecen al Ministerio de Defensa y el último es propiedad de los herederos de Miguel de la Vía, que lo adquirieron en subasta hace 14 años. Éste último se encuentra en el Castillo de Loizaga, en Galdames (Vizcaya). Aquí detallamos los primeros propietarios de estas joyas rodantes, de las que sólo se fabricaron 18 unidades.
4AF2 1950. Carrozado por Mulliner como Limousine Special. Fue entregado el 6 de julio a la entonces princesa Isabel de Inglaterra y a su esposo, el duque de Edimburgo. 4AF4 1950. Vehículo usado para test y posteriormente desmontado. No se llegó a vender. 4AF6 1951. Es un coupé de dos puertas de color azul claro metalizado y tapicería de piel blanca. para cuatro pasajeros. Fue entregado al Sha de Persia el 3 de diciembre. 4AF8 1951. Pintado en azul y naranja para el gobernador de Kuwait. 4AF10 1951.Entregado al duque de Gloucester. 4AF12 1952.Limusina de siete pasajeros para la duquesa de Kent. 4AF14 1952. Limusina de color negro blindada en la parte posterior y el bajo. Carrozado por Mulliner, fue entregado al general Franco. 4AF16 1952. Igual que el 4AF16, es una limusina blindada de color negro, para siete pasajeros. Carrozado por Mulliner, fue entregado al general Franco por un precio fue de 8.500 libras esterlinas. 4AF18 1952. Cabriolet pintado de color negro, con tapicería de cuero tintado en verde. También blindado en su parte posterior. Carrozado por Mulliner y entregado al general Franco. 4AF20 1952. Carrozado por Hooper como Sedanca de Ville Special (con una parte trasera del habitáculo cerrada y otra sección frontal abierta para el chófer). Está pintado en tonos verdes y tapicería de piel roja. Fue entregado al príncipe Aga Khan en 1952. Cinco años después fue vendido a un tercero por su esposa. Actualmente se encuentra en Estados Unidos. 4AF22 1952. Carrozado por Franay de Francia para el príncipe Talal de Arabia Saudí.4BP1 1953. Carrozado por Hooper como Touring Limusina para el rey Faisal de Irak. 4BP3 1953. Igual que su hermano menor el 4BP1, fue carrozado por Hooper como una limusina y pertenece al rey Faisal de Irak. 4BP5 1954.Carrozado por Hooper como Landaulette (similar a una limusina, pero con la sección de pasajeros descapotable) para la coronación de la reina Isabel II de Inglaterra. 4BP7 1954. Carrozado por Mulliner para la princesa Margarita de Inglaterra, aunque otras fuentes se lo atribuyen al gobernador de Kuwait. Actualmente es propiedad de Norbert Seeger. 4CS2 1955. Carrozado por Mulliner como Saloon cuatro plazas para el emir de Kuwait. 4CS4 1955. De color beige dorado, fue carrozado por Mulliner como Saloon cuatro plazas y entregado al emir de Kuwait. Actualmente se encuentra en España y es propiedad de los herederos de Miguel de la Vía.4CS6 1957. Carrozado por Hooper como limusina. De color negro, pertenece al Sha de Persia.


De delante hacia atrás: tres motocicletas Harley Davidson, un Rolls- Royce Phantom IV descapotable y un Silver Wraith. A la izquierda, un Lincoln Continental y un Mercedes-Benz 350 junto a dos motos BMW. Los coches blancos del fondo son un Seat 600 E de 1977 (también en la imagen de la derecha) y una réplica de un modelo de 1970, regalo del presidente mexicano López Portillo a la Reina Sofía. Luis de las Alas


http://www.expansion.com/fueradeserie/motor/2017/01/02/586268eee2704e97128b45e0.html?cid=SIN8901
 

Registrado
5 Oct 2006
Mensajes
10.493
Calificaciones
37.041
Los vehículos históricos al servicio del Rey que la Guardia Real repara y pone a punto


Tras la ceremonia de proclamación en el Congreso, los Reyes se pasearon por Madrid con este Rolls-Royce Phantom IV descapotable. Encargado por Franco a la casa británica en octubre de 1948, fue el mismo que usó el ahora rey emérito Juan Carlos el día de su proclamación en 1975. Aunque se desconoce su potencia, la aguja del contador supera los 25.000 kilómetros recorridos. Luis de las Alas

La Unidad de Mantenimiento de los antiguos talleres de la Guardia Real cuida de la colección de vehículos históricos propiedad de Patrimonio Nacional y del Ejército. Entramos en las instalaciones donde 53 personas hacen posible que funcionen a la perfección.


Han sido testigos de secretos de estado, confidencias de presidentes del Gobierno y conversaciones que cambiaron el curso de la Historia de España. Se trata de la colección de vehículos de los cuarteles de la Reina y el Príncipe de Asturias de la Guardia Real, ubicada en el municipio madrileño de El Pardo. Formada por 34 exclusivos automóviles, está considerada una de las más importantes de nuestro país e incluye desde coches Mercedes-Benz, Ford, Cadillac y Rolls-Royce a motos Harley-Davidson y BMW.



Los vehículos históricos al servicio del Rey que la Guardia Real repara y pone a puntoLuis de las Alas

Esta colección se completa, además, con los 21 vehículos (16 coches y cinco motos) que hay en la Sala Histórica del cuartel del Rey, también en El Pardo. Desde su creación en 1998, alberga todo tipo de automóviles, uniformes de guardias reales, presidenciales o republicanas de países extranjeros así como diverso material relacionado con nuestra Historia.

Desde su nacimiento en 1504, la Guardia Real proporciona servicio de guardia militar, rinde honores y escolta al Rey y a los miembros de familia que así se determinen, prestando también el mismo servicio a los jefes de Estado extranjeros en visita a nuestro país. Para ello cuenta con una serie de automóviles que se encuentran distribuidos entre la Compañía de Transportes, perteneciente al Grupo de Logística, y la Sección de Motos, de la Compañía de Control Militar del Grupo de Escoltas. Dichos vehículos son propiedad tanto de Patrimonio Nacional aquellos que tienen matrícula civil como del Ejército con matrícula militar.


Ford 817 T, el más antiguo de los vehículos que pueden verse en la Sala Histórica. Al chasis de la camioneta se añadió la caja de un vagón de tren. Con matrícula ET-000043, estaba equipado con un motor de ocho cilindros en V, 3.919 centímetros cúbicos y tenía una potencia de 85 caballos a 3.800 rpm. Luis de las Alas

Así, en la planta baja de la Sala Histórica de la Guardia Real se expone una colección de vehículos propiedad de Patrimonio Nacional y del Ministerio de Defensa. Desde un Ford 817 T con motor Ford V8 de 1938, pasando por un Mercedes-Benz G 4 W31, un vehículo de tres ejes que Hitler regaló al general Franco en el año 1940; otro Mercedes-Benz 770 Pullman Limousine; un Cadillac blindado y descapotable del año 1948, y varios Rolls-Royce que desde 1952 se utilizan para los actos de representación, destacando el modelo Phantom IV que utilizaron el día de su proclamación tanto Juan Carlos I como el actual rey Felipe VI. Automóviles encargados por el general Franco en octubre de 1948 a la casa británica. Además, hay varias motocicletas entre las que se incluyen varias Harley Davidson de 1963 o BMW del servicio diario.

La pieza más antigua que alberga la Sala Histórica es dicho Ford 817T, que fue despacho dormitorio de Franco durante la Guerra Civil española. Este vehículo se encontraba encuadrado en lo que se denominó tren de campaña o cuartel general móvil de Su Excelencia y que se componía de siete unidades. Este Ford con matrícula ET-000043 fue carrozado por la empresa zaragozana Carde y Escoriaza y entregado al Parque de Automóviles de la Residencia de S.E. El Generalísimo, por el Servicio de Recuperación Militar en la Primavera de 1938.

PRECISIÓN DE CIRUJANO

Imagen del interior del Ford 817-T convertido en un despacho-dormitorio que Franco utilizó durante la Guerra Civil. Luis de las Alas

Para su fabricación se utilizó el chasis de una camioneta Ford a la que se le añadió la caja de un vagón de ferrocarril, creando en su interior un dormitorio, un escritorio y un baño completo con ducha e instalación de agua caliente así como un lavabo retráctil de plata de una orfebrería de París. El frío suelo de metal se cubría con una alfombra realizada a medida del habitáculo. El furgón estaba equipado con un motor de ocho cilindros en V, 3.919 centímetros cúbicos y una potencia de 85 caballos a 3.800 rpm. Fue matriculado con fecha 12 de diciembre de 1939. En el año 2000, tras un largo periodo de inactividad, fue sometido a una completa restauración en la Unidad de Mantenimiento de los antiguos talleres de la Guardia Real.

Esta unidad, al mando del comandante Vicente Mateos de San Bernabé desde hace 16 años y compuesta por 42 militares y 11 civiles, se encarga de la puesta a punto de todos estos automóviles. "Todos los automóviles de la Sala Histórica se revisan dos veces al año. Según el tipo de vehículo, estos trabajos pueden durar cuatro días, como es el caso de los Rolls-Royce. Para el resto suelen durar entre dos y tres días", explica el comandante mientras señala el Rolls de capó abierto que utiliza Felipe VI. No todos los días se puede apreciar el motor de un Phantom IV y ver su increíble ingeniería. El contador de este histórico modelo marca los 25.371 kilómetros, aunque según el comandante ha debido de dar ya varias vueltas completas.

Para ello, cuenta con especialistas en mecánica, pintura, chapa, guarnicionería y electricidad, entre otros expertos. "Las tareas de mecánica siempre las hacemos nosotros. Si nos hace falta alguna pieza la pedimos a la casa. Y, si no existe, podemos fabricarla. Además del mantenimiento programado, realizamos cualquier tipo de reparación que surja", cuenta Mateos de San Bernabé. Lo único que traen de fuera son los neumáticos. "Son de la marca Firestone modelo 7007 con los flancos blancos y fabricados en Estados Unidos. Cada uno tardan en hacerlo ocho horas", añade.


La Unidad de Mantenimiento de la Guardia Real, dirigida por el comandante Vicente Mateos de San Bernabé, está compuesta por 42 militares y 11 civiles que se encargan de la puesta a punto de todos los vehículos, tanto mecánica como tapizado y pintura. Luis de las Alas

No es el único modelo que llama la atención del visitante. Cualquier amante de los coches se maravillará al contemplar el Mercedes-Benz G 4 W31, un todoterreno bestial de seis ruedas. "Se fabricaron 57 unidades y no tres como se suele creer", dice el brigada Miguel Ángel Pérez Rubio. Adolf Hitler, Francisco Franco y Benito Mussolini fueron las figuras más importantes que disfrutaron de este vehículo, aunque según consta en los archivos de la marca alemana, entre 1934 y 1939 se fabricaron otras 54 unidades.

COMO REGALO
El G4 W31 que puede verse en la Sala Histórica fue obsequiado por Hitler a Franco en 1940 y cuenta con el número de serie 440881. Está equipado con un motor de ocho cilindros en línea M24 II, tiene 5.401 centímetros cúbicos y 115 CV de potencia a 3.400 rpm. El par máximo es de 29 kg a 1.400 rpm. La transmisión la proporciona una caja de cambios y reductora de la firma ZF-Aphon de cuatro velocidades, que permite la tracción a los dos ejes traseros equipados con dos diferenciales blocantes. A pesar de sus 5,36 metros de longitud, 1,87 de ancho y 1,90 de altura y sus 3.550 kilos de peso, alcanza los 67 kilómetros por hora. Tiene un consumo por carretera de 28 litros a los 100 km y de 38 l/100 km en conducción todo terreno. Permite siete plazas en sus tres filas de asientos, aunque a la última sólo se puede acceder a través de un estribo en la carrocería situado encima de las ruedas traseras, ya que no cuenta con acceso desde la segunda fila.


Este Mercedes-Benz G4 W31 fue un regalo de Hitler a Franco. Está equipado con un motor de ocho cilindros en línea M24 II y sus 5.401 centímetros cúbicos y 115 CV de potencia a 3.400 rpm generan un consumo de 28 litros a los 100 kilómetros (por carretera) y de 38 l/100 km (en conducción todo terreno). Luis de las Alas

Entre septiembre de 2001 y diciembre de 2004 fue sometido a un completo trabajo de restauración por el Mercedes-Benz Classic Center de Fellbach, situado cerca de la ciudad alemana de Stuttgart. Para no dejar nada al azar, personal especialista de la Guardia Real se desplazó hasta la planta alemana e inspeccionó in situ todo el proceso. En sus talleres se separó la carrocería del chasis y se llevaron a cabo trabajos de limpieza y reparación sobre el conjunto motor, transmisión, suspensión y frenos, poniendo especial cuidado en conservar la pátina original del vehículo, signo de su autenticidad y valor histórico certificado por la casa Mercedes. Hasta las seis maletas hechas a medida que encajan a la perfección en el voluminoso maletero son las originales.


Juego de seis maletas originales fabricadas a medida para el maletero del Mercedes-Benz G4 W31. Luis de las Alas

A pesar de sus casi 80 años de antigüedad, sorprende el leve rugido de su motor. Es necesario recurrir a una manguera extractora para no llenar de humo la sala durante la sesión de fotos. A su lado se sitúa el Phantom IV descapotable, que destaca por su sonido noble y distinguido. Con chasis número 4 AF18, este modelo fue el que utilizaron los Príncipes de Asturias el día de su boda, el 22 de mayo de 2004. Si bien ese día el coche descapotable se convirtió en un vehículo con techo blindado transparente. Dicha modificación fue realizada por la empresa madrileña Imaho Blindajes. Se tardaron tres meses en llevar a cabo esta adaptación que fue supervisada en todo momento por la Guardia Real y que, además, sirvió para protegerles de la intensa lluvia que ese sábado por la mañana caía en la capital. Un secreto que se guardó tan bien como el traje de la novia.

El trabajo desarrollado no implicó la modificación de su estructura original y, tras la boda, volvió a su estado original. El anclaje de la cúpula al chasis se llevó a cabo mediante la fabricación de una estructura metálica autoportante a partir de materiales ligeros y resistentes, que se sujetó a la carrocería con los soportes de la capota original. Además, para combatir el efecto invernadero derivado del acristalamiento, el departamento técnico de Imaho diseñó y fabricó un sistema de refrigeración propio que funcionaba, incluso, estando el coche parado y que paliaba los efectos del calor y la condensación del habitáculo.


Un Seat 600 de 1977 transformado por la Unidad Regional de Automóviles para el entonces Príncipe Felipe. Luis de las Alas

Este Rolls nupcial incorpora un motor de ocho cilindros en línea y 5.675 centímetros cúbicos, el mismo utilizado para toda la serie. Alimentado por un solo carburador de la marca Stromberg, la potencia que desarrolla se desconoce, ya que la marca tiene a gala ocultarla, pero se estima que ronda los 160 CV, que le permiten alcanzar una velocidad punta de 170 km/h.

Todos ellos son joyas del motor que siguen en movimiento gracias a los cuidados que periódicamente se realizan en el taller de la Guardia Real. Seguro que, algún día e igual que hicieron con su padre, podrán llevar a Leonor de Borbón en su proclamación como reina o en su enlace nupcial.

LOS PHANTOM IV QUE RUEDAN POR ESPAÑA
En nuestro país hay actualmente cuatro Rolls-Royce Phantom IV. Tres de ellos pertenecen al Ministerio de Defensa y el último es propiedad de los herederos de Miguel de la Vía, que lo adquirieron en subasta hace 14 años. Éste último se encuentra en el Castillo de Loizaga, en Galdames (Vizcaya). Aquí detallamos los primeros propietarios de estas joyas rodantes, de las que sólo se fabricaron 18 unidades.
4AF2 1950. Carrozado por Mulliner como Limousine Special. Fue entregado el 6 de julio a la entonces princesa Isabel de Inglaterra y a su esposo, el duque de Edimburgo. 4AF4 1950. Vehículo usado para test y posteriormente desmontado. No se llegó a vender. 4AF6 1951. Es un coupé de dos puertas de color azul claro metalizado y tapicería de piel blanca. para cuatro pasajeros. Fue entregado al Sha de Persia el 3 de diciembre. 4AF8 1951. Pintado en azul y naranja para el gobernador de Kuwait. 4AF10 1951.Entregado al duque de Gloucester. 4AF12 1952.Limusina de siete pasajeros para la duquesa de Kent. 4AF14 1952. Limusina de color negro blindada en la parte posterior y el bajo. Carrozado por Mulliner, fue entregado al general Franco. 4AF16 1952. Igual que el 4AF16, es una limusina blindada de color negro, para siete pasajeros. Carrozado por Mulliner, fue entregado al general Franco por un precio fue de 8.500 libras esterlinas. 4AF18 1952. Cabriolet pintado de color negro, con tapicería de cuero tintado en verde. También blindado en su parte posterior. Carrozado por Mulliner y entregado al general Franco. 4AF20 1952. Carrozado por Hooper como Sedanca de Ville Special (con una parte trasera del habitáculo cerrada y otra sección frontal abierta para el chófer). Está pintado en tonos verdes y tapicería de piel roja. Fue entregado al príncipe Aga Khan en 1952. Cinco años después fue vendido a un tercero por su esposa. Actualmente se encuentra en Estados Unidos. 4AF22 1952. Carrozado por Franay de Francia para el príncipe Talal de Arabia Saudí.4BP1 1953. Carrozado por Hooper como Touring Limusina para el rey Faisal de Irak. 4BP3 1953. Igual que su hermano menor el 4BP1, fue carrozado por Hooper como una limusina y pertenece al rey Faisal de Irak. 4BP5 1954.Carrozado por Hooper como Landaulette (similar a una limusina, pero con la sección de pasajeros descapotable) para la coronación de la reina Isabel II de Inglaterra. 4BP7 1954. Carrozado por Mulliner para la princesa Margarita de Inglaterra, aunque otras fuentes se lo atribuyen al gobernador de Kuwait. Actualmente es propiedad de Norbert Seeger. 4CS2 1955. Carrozado por Mulliner como Saloon cuatro plazas para el emir de Kuwait. 4CS4 1955. De color beige dorado, fue carrozado por Mulliner como Saloon cuatro plazas y entregado al emir de Kuwait. Actualmente se encuentra en España y es propiedad de los herederos de Miguel de la Vía.4CS6 1957. Carrozado por Hooper como limusina. De color negro, pertenece al Sha de Persia.


De delante hacia atrás: tres motocicletas Harley Davidson, un Rolls- Royce Phantom IV descapotable y un Silver Wraith. A la izquierda, un Lincoln Continental y un Mercedes-Benz 350 junto a dos motos BMW. Los coches blancos del fondo son un Seat 600 E de 1977 (también en la imagen de la derecha) y una réplica de un modelo de 1970, regalo del presidente mexicano López Portillo a la Reina Sofía. Luis de las Alas


http://www.expansion.com/fueradeserie/motor/2017/01/02/586268eee2704e97128b45e0.html?cid=SIN8901
Qué interesante. Gracias por traerlo. El Mercedes es una joya histórica.
El tio soltero de unos amigos mios tenía uno descapotable.
Numerado. La Mercedes se lo quiso comprar pero se negó. Es gris.
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)