Los Romanov

Registrado
16 Mar 2011
Mensajes
1.428
Calificaciones
7
El zar ruso Alexander III le encargó el primero de los elaborados huevos al artesano Peter Carl Fabergé como un regalo de Pascua para su esposa, la emperatriz Maria Fedorovna, en 1885.

La emperatriz quedó tan fascinada con la pieza, un huevo esmaltado con una yema de oro, una gallina dorada, una corona de diamantes en miniatura y un huevo de rubí en su interior, que el zar encargó uno nuevo para cada Semana Santa.

Tras la muerte del zar en 1894, su hijo Nicholas continuó la tradición hasta la Revolución Rusa, en 1917. Nicholas y su familia fueron ejecutados al año siguiente.

Fabergé creó más de 50 huevos para la familia imperial rusa, aunque no todos sobrevivieron.
 
Registrado
23 Oct 2010
Mensajes
8.319
Calificaciones
174
Y este en azul es propiedad de Alej


100732d1305071403t-los-romanov-familiarealdemnaco4.jpg
 
Registrado
7 May 2011
Mensajes
2.512
Calificaciones
11.016
alej, para visitar Rusia, mejor nos buscamos a alguien que sepa de verdad :a16:.

Según lo que nos comenta Felicitas, se deduce que los huevos eran propiedad personal de la familia. Se supone que había un fondo de joyas pertenecientes al Estado (o sea, no las podían vender) y cada zar tenía que ir incrementando ese patrimonio. Ésas joyas no excluían que compraran otras 'personales'. En realidad, todo lo que estaba en los palacios fue cedido al Estado tras el triunfo de la Revolución del 17.

Otra impresión que me da el tema de los últimos Romanov es que había una clara divergencia entre sus facetas privadas y el aspecto de ceremonial público, mucho más distante. Parecían muy bien avenidos, muy familia de hacer todo tipo de actividades juntos. Creo (opinión personal) que el zar Nicolás no hizo bien ocultando la triste enfermedad del heredero, esto contribuyó sobremanera a que el pueblo se sintiera burlado: no hay nada peor tratar de ocultar evidencias. Lo lógico es que se hiciera público, se explicara con claridad lo que pasaba, y se preparara a la hija mayor para ser la heredera.
 
Registrado
23 Oct 2010
Mensajes
8.319
Calificaciones
174
ETON !!! hOLA divinísima !

Es una historia tan tr´gica la de los Romanov, muchas veces aún en medio del esplendor que vamos viendo ,no logro quitar de mi mente el final ...
 
Registrado
25 Mar 2011
Mensajes
3.464
Calificaciones
489
Los Huevos de PascuaFabergéCaprichos de los Zares:
egg32.jpg
Años antes de la Revolución Rusa, San Petersburgo fue testigo de una revolución diferente. Desde su taller, Peter Carl Fabergé iba a transformar para siempre el mundo de la joyería y el arte, creando piezas únicas. Siglos después, Fabergé sigue siendo el capricho de unos pocos.
Peter Carl Fabergé, nació en Rusia en 1846. Su formación tuvo lugar en el extranjero: en Alemania, Inglaterra, Francia e Italia. En 1866 se establece de manera independiente y, con 24 años, hereda el taller de joyería de su padre en San Petersburgo, dirigiéndolo durante 10 años. Las piezas producidas en esta década se distinguían demasiado de las de los demás joyeros de la época. Los Huevos de Pascua creados por Fabergé son joyas únicas nacidas en el taller de un joyero de San Petersburgo y fueron fruto del capricho de los zares que por más de un siglo se han convertido en sinónimo del lujo extremo a nivel mundial.

Creados en oro, plata, platino y con incrustaciones de zafiros, rubíes, esmeraldas, diamantes además de los
egg35.jpg
más refinados esmaltes, que con diseños rococó y orientales dieron toda la sofisticación a estas creaciones de Carl Fabergé para su mejor cliente, la familia Romanov. Estos huevos son pequeños testimonios del arte y la historia de Rusia, también se crearon huevos conmemorativos de la coronación del zar Nicolás, de la inauguración del Ferrocarril Transiberiano y de aniversarios reales. Entre los huevos de pascua creados por Fabergé se encuentra el Blue Winter Egg, Huevo del Invierno Azul,
egg30.jpg
propiedad del Filántropo y Coleccionista de Arte Freddy Novelo. La joya tiene entre sus peculiaridades el de poseer en su interior un ave fénix creada en oro de 24 quilates que se encuentra parada sobre una almohadilla de lápiz lázuli. Durante una de sus curadurías se encontraron escondidos en su interior 1753 zafiros y un collar de diamantes los cuales se cree que Carl Fabergé guardó para poder sacarlos de Rusia en 1918.

Según la mitología egipcia el ave fénix se quemó en su nido y volvió a renacer más tarde a partir del huevo que lo había creado en un principio, es así que fabergé creó un huevo de pascua inspirado en esa mitología. En Rusia el ave fénix es considerada como símbolo de riqueza, grandeza y poder. Otro de los huevos semi-imperiales es él “ Petitte Swan Egg” El huevo del pequeño Cisne que es propiedad de la familia Shuermann. Entre las particularidades de
egg33.jpg
esta obra se encuentran un cisne creado en su totalidad de oro y diamantes con un mecanismo de cuerda, que al abrir el huevo sale moviendo sus alas con tal fineza que parece que realiza lo movimientos de un ave real. El cisne es considerado en Rusia como símbolo de tradición familiar y unión matrimonial.

Los diseños de estos huevos solían inspirarse en obras de arte que el orfebre veía en sus viajes o en el Museo del Ermitage. La costumbre de regalar huevos al inicio de la primavera es muy antigua. En numerosas culturas los huevos son símbolos de fecundidad, de renacer y sobre todo símbolo de bondad. En algunas culturas el
egg334.jpg
huevo representa los 4 elementos de la vida. La cáscara (tierra) la membrana (aire) la clara (agua) y la yema (fuego). En la historia se han hecho famosos muchos Huevos de Pascua, algunos por la enormidad de su tamaño, otros por su originalidad. En la Francia del siglo XVI hizo furor la costumbre dedecorar los huevos de primavera y los más famosos artistas de la época compitieron en hacer los más bellos diseños. Madame Du Barry recibió en una ocasión un huevo obsequiado por Luis XV que estaba completamente recubierto de oro.
El mismo rey distribuía entre sus cortesanos huevos pintados o grabados. Del mismo modo durante la Revolución Francesa, se ofrecían en el pueblo, entre las amistades, huevos que encerraban figuras significativas de esos tiempos trágicos. Bajo el Imperio napoleónico se ofrecían a las elegantes ciudadanas huevos de azúcar, adornados con flores
egg36.jpg
y guarnecidos de golosinasEn la corte de los zares, la costumbre seguía vigente a finales del siglo XIX, pero el orfebre Carl Fabergé prefirió hacer más duraderas sus creaciones trabajando estas piezas con oro, diamantes y piedras preciosas. Los huevos de pascua Fabergé son más que una lujosa recreación de una antigua costumbre rusa.

La historia de los huevos Fabergé comienza en 1884 cuando el zar Alejandro III regala una de estas creaciones a su mujer la zarina María en la época de Pascua, la fiesta más importante del calendario de la Iglesia Ortodoxa rusa, la cual se celebraba intercambiando huevos y tres besos. La pieza gustó tanto a la esposa del zar que se decidió que Fabergé crearía un
egg37.jpg
regalo cada año para la zarina y tendría la forma de huevo y contendría en su interior una sorpresa.
La calidad de los materiales, la investigación de las técnicas de la orfebrería y la exquisitez fueron siempre primordiales para la casa Fabergé. En la elaboración de la "cáscara" de los huevos se emplearon una gran variedad de metales: oro, plata, cobre, níquel y paladio, combinados en proporciones variables para conseguir diferentes colores.
egg38.jpg

Como elementos decorativos, utilizaba piedras preciosas y semi preciosas engarzadas. Las técnicas del esmalte translúcido que Fabergé había aprendido en París y Florencia llegó a su vida mas tarde, obteniendo el joyero más de 140 tonos creados para la realización de dichas obras de arte. También utilizaba una técnica que ya era conocida por los orfebres del siglo XVIII y que consistía en tintar la obra terminada utilizando piedra y esmalte. Fue también frecuente el empleo del guilloche, un tratamiento de la superficie que produce estrías y ondas
43.jpg
en el diseño mediante la mano o una máquina. Algunos huevos tenían mecanismos.Esta costumbre se mantuvo viva por la casa Fabergé por once años, hasta la muerte del zar Alejandro III, y se continuó durante el reinado de su hijo, el zar Nicolás II.
Sólo seis Huevos Imperiales han salido a subasta desde la segunda guerra mundial y fueron memorables todos por los precios que alcanzaron en su venta. En febrero del 2004 la famosa colección de 9 huevos de pascua Fabergé pertenecientes a la familia Forbes se vendió al magnate petrolero ruso Viktor Vekselberg que los adquirió por más 90 millones de dólares, meses antes de que la casa Sotheby's los subastara en la ciudad de Nueva York. Estas joyas, testigos de la decadencia de los zares, son ejemplos últimos de una forma de vida. Pequeños triunfos del talento empresarial de Peter Carl Fabergé y del talento creativo de su taller. Innovación, exclusividad, y obsesión por el detalle. Con la Casa Fabergé la orfebrería abandonó su papel secundario para entrar en la casa del Arte.
______________________________________________________

Fuente: Colección de arte y joyas imperiales.

---------- Post added at 07:55 ---------- Previous post was at 07:48 ----------

muchas gracias eton por comentar...me encanto lo que pusiste.

En su momento Nicolas II era el hombre más rico del mundo, la corte rusa era quizá las más opulenta y lujosa aunque también decadente, las grandes duquesas casadas fuera de ella suspiraban por volver a San Petesburgo pues consideraban muy ordinarias las ciudades de donde venían.

Olga he leído que era una chica muy inteligente hubiera sido una gran zarina pero el hijo de Catalina la grande el zar Pablo odiaba tanto a su madre que no quería que ninguna otra mujer gobernara todas las rusias es por esto que crea las leyes paulinas de origen sálico que significa que los varones heredan de ahí la angustiade alejandra en que primero no nacía ningún hijo varón y cuando nació se descrubrió que tenía hemofilia que para esos entonces se desconocía el origen y es cuando entra en escena Rasputin...en fin como dice alej entre tanto esplendor y un tragico final de ellos y de los que lograron escapar porque murieron algunos muy pobres.
 
Registrado
25 Mar 2011
Mensajes
3.464
Calificaciones
489
Iván V Alexéievich
(Moscú, 1666 - 1696) Zar de Rusia de la dinastía Romanov (1682 - 1696). Era el último hijo varón del zar Alexei I Mijailovitch y de su primera esposa, María Miloslavkaya. Algunos de sus numerosísimos hermanos fueron la regente Sofía Alekseieva y el también zar Feodor III, y entre sus hermanastros, el futuro Pedro I el Grande. Desde su nacimiento tuvo carencias físicas y mentales: era casi ciego, de locución torpe, débil, enfermizo y medio retrasado.
ivan_v.jpg

Iván V​
Por ello, cuando en abril de 1682 falleció su hermano Feodor, después de haber reinado apenas seis años, una asamblea especial presidida por el patriarca Joaquín quiso nombrar zar a su hermanastro Pedro, hijo de la segunda esposa de Alejo, Natalia Narishkina, y a ésta de regente. Pero frente a los Narishkin se alzó Sofía, que ambiciosa iba a reclamar el poder para ella y para la familia de su madre, los Miloslav.
Para ganarse el apoyo de la guardia imperial, los streltsi, cuya fuerza era decisiva, extendió el rumor de que los Narishkin querían matar al joven Iván (tenía dieciséis años). Así, el 15 de mayo, los streltsi y varios miles de personas se dirigieron al Kremlin y masacraron a varios miembros de esta familia. Luego solicitaron a la asamblea que Iván y Pedro reinasen conjuntamente, y que Sofía ejerciese como regente. La coronación se celebró el 6 de julio de 1682.
Se hizo para ambos zares dos tronos, dos coronas y dos cetros exactamente iguales, pero las diferencias de carácter entre ambos hermanos eran evidentes. Iván, incapaz de gobernar, no atendía a ningún asunto, y necesitaba la ayuda de sirvientes, mientras que Pedro, a pesar de ser de menor edad (diez años), era muy dinámico y se ganaba el aprecio de la gente. Pronto Sofía, para favorecer a Iván V, le alejaría de la corte.
Poco después, Iván contraería matrimonio, gracias también a las gestiones de su hermana, con Prascovia, hija de Fedor Saltikov; para sorpresa de muchos tendría con ella cinco hijas, María (1689), Feodosia (1690), Catalina (1692), la futura zarina Ana (1693) y Prascovia (1694), pero no un varón que hubiera prolongado probablemente la regencia de Sofía. En cualquier caso, durante varios años ésta se hizo cargo de todos los asuntos de gobierno.
En agosto de 1689 su hermanastro Pedro se haría con el poder, recluyendo a Sofía en el convento Novodevichi; su vida y hasta su condición formal de zar fueron respetadas, ya que políticamente era inofensivo y en realidad nunca había tenido el gobierno en sus manos. En tales condiciones viviría aún varios años, hasta 1696, falleciendo con sólo unos treinta de edad.
 
Registrado
16 Mar 2011
Mensajes
1.428
Calificaciones
7
Arhani los vestidos de corte son IMPERIALÍSIMOS!!
¿Te imaginas lo que habrá sido para el pueblo contemplarlos??
Casi caídos del Paraíso
 
Registrado
25 Mar 2011
Mensajes
3.464
Calificaciones
489
Arhani los vestidos de corte son IMPERIALÍSIMOS!!
¿Te imaginas lo que habrá sido para el pueblo contemplarlos??
Casi caídos del Paraíso

impresionante felicitas....algunos los hacían con hilos de oro:a40: aunque eso si pesadisimos como comentabamos del vestido de alejandra..dicen que el baile de 1903 conmemoracion de la llegada del poder de los romanov los trajes de elllos y ellas eran alucinantes llenos de piedras preciosas y elaborados diseños :a29::a29:
 
Registrado
23 Dic 2007
Mensajes
7.673
Calificaciones
23.857
Soy artista y amante empedernida de todo lo relacionado con ello pero debio de ser frustante para el pueblo ruso contemplar todas esas bellezas con el estomago vacio. Pensar en que no tendrian practicamente nada para comer al otro dia mientras los zares y la familia imperial se entretenia, no en pensar en lo que comerian, sino en que nueva joya o lujo disfrutarian... Toda esa inversion en obras de arte hubiese sido fantastica si el pueblo llano hubiese tenido el minimo para alimentarse y vestirse...de otra forma pude ser juzgado por la historia como derroche y hasta abuso que mientras otros morian de hambre, ellos encargaban joyas.
 
S

slava

Guest
Soy artista y amante empedernida de todo lo relacionado con ello pero debio de ser frustante para el pueblo ruso contemplar todas esas bellezas con el estomago vacio. Pensar en que no tendrian practicamente nada para comer al otro dia mientras los zares y la familia imperial se entretenia, no en pensar en lo que comerian, sino en que nueva joya o lujo disfrutarian... Toda esa inversion en obras de arte hubiese sido fantastica si el pueblo llano hubiese tenido el minimo para alimentarse y vestirse...de otra forma pude ser juzgado por la historia como derroche y hasta abuso que mientras otros morian de hambre, ellos encargaban joyas.

Totalmente de acuerdo, el zar y su familia despilfarrando el dinero y el pueblo muriendose de hambre , por eso la revolución llamaba a la justicia social
 
Registrado
25 Mar 2011
Mensajes
3.464
Calificaciones
489
La Rusia zarista
El Imperio ruso era gobernado autocráticamente por los zares, y durante la 1ª mitad del S. XIX permanece ajeno a los cambios económicos y sociales de la revolución industrial. Es un país de base rural, la mayoría siervos.
Los zares concentran todos los poderes, decretan las leyes, designan ministros y tienen autoridad religiosa. A diferencia de los monarcas occidentales, el zar no tiene limitaciones parlamentarias o constitucionales, gobierna con ayuda de la policía política (Ochrana) y una compleja burocracia.
La estructura social es la siguiente:
Clases altas, formadas sobre todo por la nobleza y los clérigos. La nobleza ocupa la oficialidad del ejército, el alto funcionario y poseen la mayor parte de la tierra.
Clases medias, muy escasa, formada por campesinos ricos (kulaks) y pequeños comerciantes e industriales (ausencia de burguesía). Algunas profesiones liberales estaban reservadas a los nobles.
Clases bajas, compuestas por campesinos y obreros industriales, que carecían de todo tipo de derechos y sus salarios eran mínimos. Estaban muy concentrados geográficamente y también en grandes empresas.
La economía se basaba fundamentalmente en la agricultura, con una estructura arcaica y escasa modernización técnica. La mayoría de las tierras y las mejores, están en manos de las clases altas, siendo los siervos liberados los que sufrían las mayores cargas impositivas. La industrialización tendrá un importante desarrollo a partir del año 1880 hasta la guerra.
En los últimos años del S. XIX, había ciertos movimientos de oposición al zarismo:
Una corriente liberal moderada (profesiones liberales)
Una corriente revolucionaria (mundo rural)
En 1881, muere asesinado el zar Alejandro II, lo que va a provocar el endurecimiento del régimen zarista por parte de Alejandro III y el aumento de la oposición. En 1894 sube al trono Nicolás II que va a seguir con el absolutismo.
2. Revolución de 1905
La situación económica y política ya expuesta, se agrava por el fracaso en la contienda ruso-japonesa. La carestía de productos básicos y el alza de los precios van a provocar una situación prerrevolucionaria.
En 1904, se producen algunos actos terroristas, lo que hace que el estado autocrático tome una postura de extrema dureza. El asesinato del ministro de Interior, Plevhe, y su sustitución por un hombre más liberal (Sviatopolsk-Mirski) hace que haya un acercamiento entre las autoridades y el pueblo.
En diciembre de 1904 se inician una serie de huelgas en Bakú, Moscú y S. Petesburgo.
En enero de 1905, una manifestación pacífica dirigida por el pope Gapón, se dirige al palacio de invierno del zar en S. Petesburgo, donde piden mejoras salariales, en las condiciones de trabajo y la convocatoria de una Asamblea Constituyente. Los cosacos cargaron contra ellos ocasionando un gran número de víctimas (Domingo Rojo o Sangriento). A partir de aquí, cambia la visión del zar como benefactor por la de un tirano contra el que se dirige el odio popular.
Este hecho trae como consecuencia la generalización de las huelgas y las manifestaciones, donde se unen burguesía y proletariado. Además se produce la sublevación de algunas unidades militares.
Tras el paréntesis del verano, en septiembre vuelve la ebullición revolucionaria. En los manifiestos se comprueba que las fuerzas de oposición no tienen fines coincidentes: la burguesía busca libertades políticas, los obreros mejoras económicas y los campesinos el reparto de tierras.
En octubre hay una huelga de ferrocarriles que paraliza a Rusia, El paro es total, no hay comida, los precios se disparan y en varias ciudades se forman barricadas y la oposición logra el control de Odessa.
Ante la presión popular, el zar nombra primer ministro a Witte (liberal) y hace algunas concesiones en el "Manifiesto de Octubre", donde promete ciertas libertades, la creación de una Duma (Asamblea Legislativa) y la ampliación del derecho a voto. Tras este primer triunfo se produce la división de las fuerzas antizaristas.
Los sectores moderados, propugnan un parlamentarismo a la imagen de Occidente. Mientras los bolcheviques anuncian que no participarán en las elecciones para una Duma sin auténtico poder.
Aprovechando las divergencias entre la oposición, el zar inicia la represión. A finales de noviembre se detiene a los líderes obreros y se proclama la ley marcial.
La revolución había terminado. La ley electoral de febrero de 1906 es muy restrictiva (el zar tenía posibilidad de veto y nombra a la mitad de sus miembros). En 1906 tenemos la reposición del liberalismo. Witte es sustituido por Goremkin, que hace públicas las "Leyes del Imperio" (el zar es sagrado). En febrero de 1907 se convoca la 2ª Duma y a finales de 1907 se convoca la 3ª Duma, que supone el regreso a orientaciones autocráticas.

images
images
 
Registrado
11 Nov 2009
Mensajes
1.921
Calificaciones
707
Los Romanov son cautivantes,son la pura expresion de los pro y los contra de la realeza y la monarquia!gracias por traer este hilo al foro!
 
Registrado
25 Mar 2011
Mensajes
3.464
Calificaciones
489
Rusia: nostalgia del zar

A 90 años del exterminio de la familia imperial, las encuestas muestran el peso de Nicolás II en la consideración del pueblo ruso.

Por Claudio Fantini *

Putin. En las preferencias de los rusos, su figura es opacada por la de Nicolás II.

images



La huelga había comenzado en Putilov y paralizaba a toda San Petersburgo, cuando los treinta mil obreros liderados por Georgi Gapón llegaron con su petitorio al Palacio de Invierno.
Más importante que lo reclamado era que se lo reclamaban al zar. O sea que todavía esperaban de él las reformas y cambios que necesitaba Rusia. Pero Nicolás II no entendió lo que eso significaba y ordenó la feroz represión que dejó cinco mil muertos.
Paralelamente, en aquel trágico 1905 se desarrollaba otro desastre atribuible al zar Romanov. Los japoneses, que ya habían derrotado al ejército ruso en Liao Yang, lo echaban de Port Arthur, la posesión más estratégica que Rusia tenía en el Mar Amarillo, y lo dejaban fuera de Manchuria al derrotarlo en la batalla de Mukden.
Aún faltaba lo peor, y se produjo en el estrecho de Tsushima, donde la poderosa flota que comandaba el almirante Rojestvenski fue devastada por los buques del almirante Togo. Junto con los 20 barcos hundidos, naufragaba la insensata aventura bélica del zar.

Aquel desastre trajo nuevas tormentas. Primero el motín del acorazado Potemkin en el puerto de Sebastopol y, a renglón seguido, la rebelión de los marineros de la isla fortificada de Kronstadt, guardiana de Petrogrado.
Las tardías y tímidas reformas que ensayó Nicolás II después de la derrota en la guerra con Japón, de poco servirían. En 1905 comenzó a declinar el zarismo. Su final llegó 12 años más tarde; primero con la abdicación y el entremés socialdemócrata de Kerenski, luego con el octubre rojo en manos de Lenin.
Pero hubo un episodio más, del cual por estos días se cumplieron 90 años: en el marco de la guerra civil contra los rusos blancos, comandos bolcheviques ejecutaron a la familia Romanov en Ekaterimburgo.
En esa ciudad de los Urales, Nicolás II, su esposa, la zarina Alejandra, y todos sus hijos, junto a algunos sirvientes, fueron arrastrados al sótano de la casa de Ipatiev, y ejecutados a sangre fría.
Tuvieron que pasar ocho décadas para que aquel acontecimiento, sacralizado en la era soviética, sea reconocido como lo que fue: una masacre atroz. Pero la bestialidad de aquel crimen no puede ocultar la negligencia y el despotismo del último zar de todas las Rusias.
Muchos quedaron estupefactos ante el resultado de las encuestas que se realizaron en el aniversario de la masacre de Ekaterimburgo. Para una inmensa mayoría de rusos, Nicolás Romanov es el mayor personaje de la historia del gigante euro-asiático.
La estupefacción derivó en escalofrío cuando las mismas encuestas situaron en el segundo puesto de ese podio a Joseph Vissarionovich Dzhugashvili, o sea Stalin, por encima de su mentor y máximo líder de la revolución bolchevique: Vladimir Ilich Ulianov, o sea Lenin.
Recién después de la implosión soviética, con Rusia gobernada por el ultrarreformista Boris Nicolaievich Yeltsin, se admitió oficialmente la brutalidad de aquel acto que exterminó a padres e hijos, entre ellos la princesa Anastasia, el zarevich Alexei (heredero del trono) y la gran duquesa María. Y dos años atrás, la Iglesia Ortodoxa declaró mártir a la familia masacrada.
Es cierto que la encuesta era ambigua en cuanto a la valoración de los personajes. No obstante, para la mayoría de los analistas rusos resultó claro que el resultado implica un reconocimiento positivo de los personajes en cuestión. Y a muchos decepcionó la consideración que se tiene de Nicolás II, quien defendió su decrépito régimen a fuerza de represión, proscripciones y censura.
¿Qué borró de la memoria histórica las represiones ordenadas por el liderazgo errático de una casa real dominada por personajes nefastos como Rasputín? Por eso, más allá del necesario reconocimiento de que lo ocurrido hace 90 años en un sótano de Ekaterimburgo fue una masacre, la entronización de Nicolás II como gran personaje histórico es una señal preocupante de la persistencia de la autocracia como rasgo principal de la cultura política rusa.
Al fin de cuentas, habría tenido más lógica que, si de reivindicar zares se trata, al primer puesto de esa encuesta lo ocupara Pedro el Grande, quien expulsando a los turcos del Mar Negro y avanzando hacia el Mar de Barents y hacia el Pacífico, convirtió a Rusia en un imperio de vastas dimensiones territoriales.