Los jubilados se manifiestan contra la subida del 0,25% de las pensiones

Registrado
25 Nov 2012
Mensajes
9.997
Calificaciones
31.443
Hablando de elecciones...Va dirigido especialmente a los vascos, y mas especialmente a los votantes del PNV. Fue ese partido quien aprobó los presupuestos en donde constaba que la subida para los pensionistas se quedaba igual que otros años, es decir, el 0,25%.

Los medios de comunicación vascos se hacen eco muy especialmente que Bilbao es la ciudad donde han empezado las protestas de una forma regular todos los lunes pero OBVIAN muy convenientemente que fue el partido prominente y destacado de Bilbao y Bizkaia o Vizcaya, es de cir PNV quien dió el visto bueno a ese 025% de subida de pensiones jod**ndo a todos españoles incluidos los vascos.

¡Que ningún vasco lo olvide y menos los peneuvistas para las próximas elecciones!

La memoria es muy frágil, Idolo, y en tiempos electorales aún más. Iremos viendo...
 

Registrado
31 Mar 2016
Mensajes
4.594
Calificaciones
12.568
Y siguen diciendo que no hay dinero.Pero para María Jolines si hay que se lleva su mordida como buena pepera.

Defensa planea comprar nuevo armamento por más de 10.000 millones
El Ministerio de María Dolores de Cospedal llevará en las próximas semanas al Consejo de Ministros su nuevo ciclo inversor de sistemas de armas para los próximos 15 años


La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal en una fotografía de archivo / EFE

MARIELA RUBIO
Madrid
19/03/2018 - 07:19 h. CET

"Considerando las capacidades más necesarias y urgentes, el nuevo ciclo inversor se iniciará en breve con siete programas cuyo coste se ha estimado en 10.805 millones de euros". Así reza el documento elaborado el pasado 12 de marzo por la Secretaría de Estado de Defensa y al que ha tenido acceso la SER.

Los siete programas que se recogen en el texto son: los vehículos de combate sobre ruedas 8x8, las fragatas F-110, nuevo aviones de entrenamiento, la modernización del sistema de mando y control aéreo, aviones de reabastecimiento "MRTT", helicópteros NH-90 navalizados y la modernización de los helicópteros "Chinook".

Estos siete programas constituyen la primera fase del Nuevo Ciclo Inversor del Ministerio de Defensa, un plan de adquisición de sistemas de armas para los próximos 15 años que fue anunciado por la ministra María Dolores de Cospedal en la pasada pascua militar.

La ejecución de este nuevo ciclo inversor, sustituirá al planeado en los años noventa, cuando España se embarcó en los conocidos como Programas Especiales de Armamento (PEAS) por los que todavía se deben cerca de 20.000 millones de euros, a pagar hasta 2030.

La deuda del ciclo anterior sigue viva
11 programas especiales del ciclo anterior siguen todavía en curso, a los que se suman otros doce que aunque ya han finalizado también suponen pagos pendientes. Entre los 11 grandes programas que siguen en curso están el avión de transporte militar A400M, el caza Eurofighter, los helicópteros de combate Tigre y el submarino S-80. Este último, debido a los problemas técnicos durante su fabricación y según fuentes de la Armada, obligará elevar el coste inicial previsto para el programa (2.135 millones) hasta los 3.685 millones, si bien este incremento no será imputable al nuevo ciclo inversor.

Consejo de Ministros y presupuestos
Según fuentes militares, el departamento de María Dolores de Cospedal planea llevar en las próximas semanas al Consejo de Ministros para su estudio la primera fase del este nuevo ciclo inversor. El trámite del Consejo de Ministros supondrá la luz verde definitiva para el nuevo plan de compras del Ministerio. Lo que de momento Defensa no ha aclarado es el modelo de financiación del nuevo plan.Fuentes de la secretaría de Estado de Defensa no descartan que las partidas anuales se incluyan en el presupuesto ordinario del departamento (como ocurre con los PEAS) lo que ayudaría a Cospedal a cumplir con el compromiso adquirido ante la OTAN por el cual en 2024 España ha de destinar el 1,53% de su Producto Interior Bruto a gasto militar.
 

Registrado
15 May 2013
Mensajes
5.785
Calificaciones
10.362
Que dice M.Rajoy que hay demasiada gente en las calles ¿ Que le esta pasando por la cabeza? una ley como la ley mordaza?
 

P

pilou12

Guest
Juan Carlos de Borbón sale a manifestarse por la defensa de las pensiones con su tanque
El ex monarca se manifiesta por las calles con su tanque apodado "Bribón da Madafaka" y un grupo de strippers
MARC OLIVA

19 marzo 2018


La irrisoria subida de las pensiones anunciada por el Gobierno, que equivale al cociente intelectual de Mariano Rajoy, un 0,25%, ha generado un gran descontento en la sociedad, como se ha podido ver en las manifestaciones celebradas por todo el país.

Miles de pensionistas han salido a las calles a manifestarse, entre ellos, Juan Carlos de Borbón con un tanque T-55 ruso. “En un ambiente revolucionario nada combina mejor que un tanque soviético, lo dicen las revistas de moda”, declaraba el ex monarca.

El padre del Rey ha aprovechado para mostrar su descontento disparando varios proyectiles de fogueo durante la manifestación. También se ha podido palpar su malestar en sus declaraciones: “¡O se arregla esto de las pensiones o llamo a mi compi Tejero y liamos un golpe de estado de la hostia!”

El ex monarca se mostraba, también, preocupado por la la cuantía insuficiente de las pensiones españolas: “Es una vergüenza lo de las pensiones. ¿Cómo se supone que tengo que montármelo con 190.000 euros anuales? ¡Menuda precariedad!”, declaraba Juan Carlos de Borbón.


Durante la manifestación, Juan Carlos de Borbón ha aprovechado la megafonía del tanque para cantar diferentes lemas como: “¡Cambiad las leyes, queremos vivir como reyes! O ¡Tenemos un tanque y sabemos cómo usarlo!”
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
48.315
Calificaciones
77.258
Ubicación
227
Y siguen diciendo que no hay dinero.Pero para María Jolines si hay que se lleva su mordida como buena pepera.

Defensa planea comprar nuevo armamento por más de 10.000 millones
El Ministerio de María Dolores de Cospedal llevará en las próximas semanas al Consejo de Ministros su nuevo ciclo inversor de sistemas de armas para los próximos 15 años


La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal en una fotografía de archivo / EFE

MARIELA RUBIO
Madrid
19/03/2018 - 07:19 h. CET

"Considerando las capacidades más necesarias y urgentes, el nuevo ciclo inversor se iniciará en breve con siete programas cuyo coste se ha estimado en 10.805 millones de euros". Así reza el documento elaborado el pasado 12 de marzo por la Secretaría de Estado de Defensa y al que ha tenido acceso la SER.

Los siete programas que se recogen en el texto son: los vehículos de combate sobre ruedas 8x8, las fragatas F-110, nuevo aviones de entrenamiento, la modernización del sistema de mando y control aéreo, aviones de reabastecimiento "MRTT", helicópteros NH-90 navalizados y la modernización de los helicópteros "Chinook".

Estos siete programas constituyen la primera fase del Nuevo Ciclo Inversor del Ministerio de Defensa, un plan de adquisición de sistemas de armas para los próximos 15 años que fue anunciado por la ministra María Dolores de Cospedal en la pasada pascua militar.

La ejecución de este nuevo ciclo inversor, sustituirá al planeado en los años noventa, cuando España se embarcó en los conocidos como Programas Especiales de Armamento (PEAS) por los que todavía se deben cerca de 20.000 millones de euros, a pagar hasta 2030.

La deuda del ciclo anterior sigue viva
11 programas especiales del ciclo anterior siguen todavía en curso, a los que se suman otros doce que aunque ya han finalizado también suponen pagos pendientes. Entre los 11 grandes programas que siguen en curso están el avión de transporte militar A400M, el caza Eurofighter, los helicópteros de combate Tigre y el submarino S-80. Este último, debido a los problemas técnicos durante su fabricación y según fuentes de la Armada, obligará elevar el coste inicial previsto para el programa (2.135 millones) hasta los 3.685 millones, si bien este incremento no será imputable al nuevo ciclo inversor.

Consejo de Ministros y presupuestos
Según fuentes militares, el departamento de María Dolores de Cospedal planea llevar en las próximas semanas al Consejo de Ministros para su estudio la primera fase del este nuevo ciclo inversor. El trámite del Consejo de Ministros supondrá la luz verde definitiva para el nuevo plan de compras del Ministerio. Lo que de momento Defensa no ha aclarado es el modelo de financiación del nuevo plan.Fuentes de la secretaría de Estado de Defensa no descartan que las partidas anuales se incluyan en el presupuesto ordinario del departamento (como ocurre con los PEAS) lo que ayudaría a Cospedal a cumplir con el compromiso adquirido ante la OTAN por el cual en 2024 España ha de destinar el 1,53% de su Producto Interior Bruto a gasto militar.



Y....suma otros 2.000 € para la reparación de un submarino que no flota, que no emerge....


El S-80 está llamado a revolucionar el escenario tecnológico de los submarinos.

ESPAÑA FUERZAS ARMADAS
El submarino que no flotaba dispara 2.000 millones el gasto de la Armada
El S-80 se ha convertido en una pesadilla para Defensa; además del agujero presupuestario, los plazos se han demorado casi diez años.
18 enero, 2018 03:40
  1. FUERZAS ARMADAS
  2. ARMADA ESPAÑOLA
  3. TECNOLOGÍA
  4. INGENIERÍA
Gonzalo Araluce @GonzaloAraluce
El proyecto S-80 se ha convertido en una pesadilla para la Armada. Bajo esa nomenclatura se ampara una de las ambiciones más complejas a las que se ha enfrentado el Ministerio de Defensa: la construcción de cuatro submarinos de la más alta gama llamados a revolucionar el escenario tecnológico. El plan, no obstante, ha sufrido varios contratiempos -el primero y más destacado, que el sumergible no flotaba- que han abierto un agujero de 2.000 millones de euros.

Esos son los datos que maneja el Jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA), almirante Teodoro López Calderón [la máxima autoridad en la rama naval de las Fuerzas Armadas]. Los problemas de diseño en el balance de peso provocaron que el primero de estos cuatro submarinos construidos por Navantia no flotase. Era capaz de sumergirse, pero no de salir a la superficie.





Aquel fallo se detectó en 2012. Y obligó a la contratación de una firma estadounidense que elaboró una auditoría tecnológica sobre el proyecto. Tras los análisis efectuados se decidió ampliar la eslora del sumergible en diez metros, lo que aseguraba su flotabilidad.

El problema disparó inmediatamente el presupuesto del S-80, previsto inicialmente en 2.135 millones para la adquisición de los cuatro submarinos.

De acuerdo a esos datos que maneja el AJEMA, el proyecto requiere prácticamente el doble de esta inversión. Con los 2.135 millones iniciales no daría más que para el primer sumergible. Ahora, se calcula que el presupuesto rozará los 4.000 millones; esto es, 1.865 millones de euros más.

Pero a esa cantidad hay que sumar otra partida. Los cuatro submarinos S-80 estaban llamados a sustituir los tres submarinos S-70 con los que ahora cuenta la Armada, el Mistral, el Galerna y el Tramontana. Pero el aplazamiento en la entrega de los S-80 -Navantia los iba a entregar en 2014 y ahora está previsto en 2023- ha obligado a alargar la vida útil de los S-70.

Esta decisión obliga al carenado de los tres sumergibles. O lo que es lo mismo, el desmontaje y el montaje completo de las naves, para su revisión completa.

Desde que se supo que el S-80 sufría retrasos, se han carenado los S-70 por un precio de 43 millones de euros cada uno (lo que multiplicado por las tres naves da una cifra de 129 millones).

Ahora está prevista una segunda carena para los tres viejos submarinos. Otros 129 millones. Sumadas todas las cifras, da el resultado de 2.123 millones de euros (1.865+129+129).

El programa hoy es viable. Pero para lograrlo, no obstante, se debe actualizar la orden de ejecución presupuestaria; decisión que tendrá que contar con el respaldo del Consejo de Ministros.

Un sistema de propulsión fallido
A estos problemas hay que añadir el retraso sufrido en el sistema de propulsión de los S-80. En un principio se proyectaron unos motores diésel-eléctricos con sistema de propulsión AIP (Air Independent Propulsion, por sus siglas en inglés).



Construcción del esqueleto del S-80 en instalaciones de Navantia.

El desarrollo de estos motores ha requerido la aplicación de todos los esfuerzos en I+D+I, que han tropezado en algunos puntos de la planificación. Por eso, Navantia entregará los dos primeros S-80 a la Armada con un motor tradicional, mientras que los dos últimos ya tendrán incorporado el AIP. Habrá que esperar a la primera gran carena de los submarinos para incorporar ese sistema a los dos sumergibles restantes.

Inversión en tecnología española
Fuentes de la Armada admiten a EL ESPAÑOL las grandes dificultades que se han encontrado en el desarrollo del S-80, con un presupuesto mucho mayor al proyectado inicialmente y un retraso en los planes.

El plan, no obstante, supone una apuesta por la tecnología militar española, añaden estas mismas fuentes. Una vez desarrollado el proyecto del S-80, cabe la posibilidad de que se exporte esa tecnología -de forma parcial o en su totalidad- al mercado internacional.

Porque pese a la pesadilla en la que se ha convertido el S-80, disparando en 2.000 millones el gasto, la Armada española seguirá confiando en la industria nacional, convencida de que la inversión tendrá un retorno en la economía.

https://www.elespanol.com/espana/20...ispara-millones-gasto-armada/277973300_0.html


y es que el submarino es mucho mas importante que las pensiones....:notworthy:
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
48.315
Calificaciones
77.258
Ubicación
227
Ya no te creen, Mariano


No hay macroeconomía que pueda explicar la imposibilidad de dedicar un par de miles de millones subir las pensiones catorce euros al mes de media. No después de haber visto durante la crisis cómo se gastaban miles de millones en rescatar bancos y autopistas

Antón Losada
18/03/2018 - 20:47h

Imagen de archivo del presidente del Gobierno Mariano Rajoy EFE

El presidente Rajoy se fue a Marbella, a un acto de partido, a repetir la línea argumental ya expuesta en el Congreso en el debate sobre pensiones: no se pueden subir más, ya me gustaría subirlas más y mientras sea presidente se subirán todo lo que se pueda. Por fortuna esta vez nos ahorró la ensalada de datos, medias verdades y medias mentiras que adornaron su discurso parlamentario y que la oposición no fue capaz de desmontar porque a estos debates hay que ir con el tema sabido y las cifras en la cabeza, no con los comentarios recogidos en la última tertulia.

Miles y miles de pensionistas le han dejado claro en la calle que ya no le creen. Vas a tener que meterte en esto, Mariano. Ya no les asustan los tenebrosos powerpoints llenos de tablas y gráficos que nadie sabe de dónde han salido o quién los firma, pero que siempre anuncian el Armagedón de las pensiones para dentro de un par de décadas. Parece que prefieren creer a J.M Keynes: “en el largo plazo, todos muertos”.

Ya no les asustan las terroríficas previsiones demográficas que pronostican que cada trabajador tendrá que pagar a tres, cuatro o incuso cinco pensionistas y que, para cumplirse, necesitan que la población española se reduzca, la natalidad siga cayendo, no vengan migrantes a buscar su oportunidad y nuestros jóvenes se sigan marchando para no volver. Muchos incluso empiezan a formular en voz alta la pregunta que nadie parece atreverse a platear: ¿Acaso es justo que los padres y abuelos que ya pagaron la educación la sanidad y las oportunidades de sus hijos paguen ahora también su decisión, voluntaria o no, de tener menos hijos?

Tampoco se creen que no se puedan subir y que no haya dinero. El Estado español gasta al año más de 300.000 millones, la tercera parte se destina a pensiones, un porcentaje muy por debajo de cuánto invierten nuestros socios de referencia en la UE, cuyo gasto público se sitúa cinco puntos por encima del nuestro. Además ahora saben que con el dinero de sus contribuciones se ha pagado de todo: desde las necesidades de financiación del Estado a la mayoría de las prestaciones no contributivas. La cuarta parte del presupuesto de la Seguridad Social se dedica a prestaciones no financiadas por contribuciones. El déficit lo causa el reparto que el Estado hace de obligaciones que debería asumir vía impuestos pero endosa a las contribuciones de la Seguridad Social, no la insostenibilidad del sistema de reparto.

No hay macroeconomía en el mundo que pueda explicar la imposibilidad de dedicar un par de miles de millones para actualizar las pensiones subiéndolas catorce euros al mes de media. No después de haber visto durante la crisis cómo miles de millones si se podían gastar en rescatar bancos, autopistas o entidades sanitarias privadas, aumentar el gasto en defensa y anunciar rebajas de impuestos milmillonarias.

Tampoco se tragan ese mantra de que el problema es que no se crea suficiente empleo. El propio Rajoy nos confirmó ufano que ahora se crean seis empleos por cada nuevo pensionista. El dato resulta incontestable: el problema no está en el empleo sino el reparto de los beneficios. El problema no es el empleo sino un modelo de recuperación que reduce el peso de la renta salarial en el PIB mientras disparar el peso de las rentas de capital.

Tampoco se callan cuando se les recuerda su supuesta condición de privilegiados o lo insostenibles que serán unas nuevas pensiones que no dejan de crecer. Más de la mitad de los pensionistas cobran por debajo del salario mínimo y apenas un 10% supera los 2000 euros al mes. El problema de nuestro actual sistema es precisamente el contrario: que quienes más deberían contribuir, por su renta y riqueza durante sus años de actividad, están fuera de un sistema al que no quieren contribuir, cuánto más se recorte, mejor, menos impuestos. Porque ésa es la cuestión fundamental, antes que la demografía o el volumen de las contribuciones, la equidad y la capacidad redistributiva que deben sustentar un sistema público de pensiones. No se trata de que no se pueda o no haya dinero, se trata de que en un país cuyo esfuerzo fiscal se sitúa cinco puntos por debajo de la media UE15 quienes deberían y podrían pagar, ni deben ni quieren pagar.

https://www.eldiario.es/zonacritica/creen-Mariano_6_751434854.html
 
Registrado
31 Mar 2016
Mensajes
4.594
Calificaciones
12.568
Y....suma otros 2.000 € para la reparación de un submarino que no flota, que no emerge....


El S-80 está llamado a revolucionar el escenario tecnológico de los submarinos.

ESPAÑA FUERZAS ARMADAS
El submarino que no flotaba dispara 2.000 millones el gasto de la Armada
El S-80 se ha convertido en una pesadilla para Defensa; además del agujero presupuestario, los plazos se han demorado casi diez años.
18 enero, 2018 03:40
  1. FUERZAS ARMADAS
  2. ARMADA ESPAÑOLA
  3. TECNOLOGÍA
  4. INGENIERÍA
Gonzalo Araluce @GonzaloAraluce
El proyecto S-80 se ha convertido en una pesadilla para la Armada. Bajo esa nomenclatura se ampara una de las ambiciones más complejas a las que se ha enfrentado el Ministerio de Defensa: la construcción de cuatro submarinos de la más alta gama llamados a revolucionar el escenario tecnológico. El plan, no obstante, ha sufrido varios contratiempos -el primero y más destacado, que el sumergible no flotaba- que han abierto un agujero de 2.000 millones de euros.

Esos son los datos que maneja el Jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA), almirante Teodoro López Calderón [la máxima autoridad en la rama naval de las Fuerzas Armadas]. Los problemas de diseño en el balance de peso provocaron que el primero de estos cuatro submarinos construidos por Navantia no flotase. Era capaz de sumergirse, pero no de salir a la superficie.





Aquel fallo se detectó en 2012. Y obligó a la contratación de una firma estadounidense que elaboró una auditoría tecnológica sobre el proyecto. Tras los análisis efectuados se decidió ampliar la eslora del sumergible en diez metros, lo que aseguraba su flotabilidad.

El problema disparó inmediatamente el presupuesto del S-80, previsto inicialmente en 2.135 millones para la adquisición de los cuatro submarinos.

De acuerdo a esos datos que maneja el AJEMA, el proyecto requiere prácticamente el doble de esta inversión. Con los 2.135 millones iniciales no daría más que para el primer sumergible. Ahora, se calcula que el presupuesto rozará los 4.000 millones; esto es, 1.865 millones de euros más.

Pero a esa cantidad hay que sumar otra partida. Los cuatro submarinos S-80 estaban llamados a sustituir los tres submarinos S-70 con los que ahora cuenta la Armada, el Mistral, el Galerna y el Tramontana. Pero el aplazamiento en la entrega de los S-80 -Navantia los iba a entregar en 2014 y ahora está previsto en 2023- ha obligado a alargar la vida útil de los S-70.

Esta decisión obliga al carenado de los tres sumergibles. O lo que es lo mismo, el desmontaje y el montaje completo de las naves, para su revisión completa.

Desde que se supo que el S-80 sufría retrasos, se han carenado los S-70 por un precio de 43 millones de euros cada uno (lo que multiplicado por las tres naves da una cifra de 129 millones).

Ahora está prevista una segunda carena para los tres viejos submarinos. Otros 129 millones. Sumadas todas las cifras, da el resultado de 2.123 millones de euros (1.865+129+129).

El programa hoy es viable. Pero para lograrlo, no obstante, se debe actualizar la orden de ejecución presupuestaria; decisión que tendrá que contar con el respaldo del Consejo de Ministros.

Un sistema de propulsión fallido
A estos problemas hay que añadir el retraso sufrido en el sistema de propulsión de los S-80. En un principio se proyectaron unos motores diésel-eléctricos con sistema de propulsión AIP (Air Independent Propulsion, por sus siglas en inglés).



Construcción del esqueleto del S-80 en instalaciones de Navantia.

El desarrollo de estos motores ha requerido la aplicación de todos los esfuerzos en I+D+I, que han tropezado en algunos puntos de la planificación. Por eso, Navantia entregará los dos primeros S-80 a la Armada con un motor tradicional, mientras que los dos últimos ya tendrán incorporado el AIP. Habrá que esperar a la primera gran carena de los submarinos para incorporar ese sistema a los dos sumergibles restantes.

Inversión en tecnología española
Fuentes de la Armada admiten a EL ESPAÑOL las grandes dificultades que se han encontrado en el desarrollo del S-80, con un presupuesto mucho mayor al proyectado inicialmente y un retraso en los planes.

El plan, no obstante, supone una apuesta por la tecnología militar española, añaden estas mismas fuentes. Una vez desarrollado el proyecto del S-80, cabe la posibilidad de que se exporte esa tecnología -de forma parcial o en su totalidad- al mercado internacional.

Porque pese a la pesadilla en la que se ha convertido el S-80, disparando en 2.000 millones el gasto, la Armada española seguirá confiando en la industria nacional, convencida de que la inversión tendrá un retorno en la economía.

https://www.elespanol.com/espana/20...ispara-millones-gasto-armada/277973300_0.html


y es que el submarino es mucho mas importante que las pensiones....:notworthy:
Pues si que está mal la cosa que no saben ni hacer un submarino,parece que no se leyeron las recomendaciones del fabricante :ROFLMAO::ROFLMAO:
 
Registrado
23 Nov 2013
Mensajes
10.123
Calificaciones
71.479
Más de cien exparlamentarios alcanzan la pensión máxima a cuenta de los presupuestos de Congreso y Senado


El Congreso suprimió las conocidas como pensiones parlamentarias en 2011, en plena fase de ajustes por la crisis económica, pero en la actualidad todavía hay más de un centenar de exdiputados y exsenadores que, como aquel año ya habían generado el derecho a cobrar estas cantidades para complementar sus propias prestaciones, continúan recibiendo un pago mensual de las Cortes Generales; en el 45% de los casos, esa cifra supera incluso los mil euros al mes.

En concreto, el derecho a mantener estas pensiones se conservó para los que ya podían hacerlo el 13 de diciembre de 2011. Se trata de exparlamentarios que estuvieron un mínimo de siete años en el escaño y que al jubilarse no habían alcanzado el límite máximo de percepción de pensiones. El Congreso, con cargo a su presupuesto, les hace un ingreso mensual para que lleguen a la pensión máxima.


Según los datos de la Cámara Baja recogidos por Europa Press, hay 111 exparlamentarios que siguen percibiendo este complemento de pensión. Dos de ellos cobran más de 3.000 euros. Se trata del navarro Jaime Ignacio del Burgo, que ocupó durante 27 años escaño en el Congreso o el Senado por UPN y por el PP, y de Pablo Castellano, que tuvo asiento en la Carrera de San Jerónimo durante 16 años, primero con PSOE y luego con IU. Ambos se embolsan 3.010,15 euros al mes.

Del Burgo, Castellano y Almeida, los que más cobran
La siguiente que más cobra es la abogada Cristina Almeida, quien fue diputada de Izquierda Unida durante once años, y percibe 2.709,14 euros mensuales. Además, hay once exparlamentarios que cobran un complemento de entre 2.000 y 2.500 euros y 17 a los que el Congreso abona entre 1.500 o 2.000 euros todos los meses.

Uno de ellos es Guillermo Galeote, diputado socialista entre 1977 y 1993, que tuvo que dimitir como responsable de finanzas del partido en 1991 por el 'caso Filesa', vinculado a la financiación irregular del PSOE. Cobra 1.839,33 euros mensuales.

Hay otros 19 exparlamentarios cuyo complemento está en una horquilla que va de los 1.000 a los 1.500 euros. Es el caso, por ejemplo, del que fuera líder de los 'guerristas' en Madrid, José Acosta, que percibe 1.098,74 euros mensuales. Acosta tuvo escaño en el Congreso durante 29 años (1979-2008) y fue condenado a un año de cárcel por las tarjetas 'black' de Caja Madrid.

El listado se completa con 21 exdiputados o exsenadores que reciben entre 1.000 y 500 euros mensuales, otros 32 cuya cuantía oscila entre los 100 y los 500 euros y ocho que cobran menos de cien euros al mes del Congreso.

Condenado por CCM y pensionista del Congreso
Entre los beneficiarios también aparece el expresidente de Caja Castilla-Mancha Juan Pedro Hernández Moltó, que fue diputado del PSOE entre 1989 y 1999 y que fue condenado por la Audiencia Nacional a dos años de prisión por un delito societario de falsedad contable por manipular las cuentas de la entidad. El Congreso le abona 247,99 euros al mes.

En 2011 también se decidió que los exparlamentarios a los que la duración de su mandato no les permitiera cobrar la pensión parlamentaria, así como, en su caso, sus cónyuges viudos osus hijos menores de 25 años, pudieran solicitar a las Cámaras la concesión de una ayuda económica, de carácter graciable, y por la cuantía y con las condiciones que éstas decidan.

Este complemento de ingresos, que se cobra en doce mensualidades y cuya cuantía se revisa cada mes de septiembre, aún lo perciben 46 exdiputados o senadores. La mayoría de ellos (15) perciben entre 500 y 1.000 euros, 13 reciben entre 1.000 y 1.500, cinco entre 1.500 y 2.000 y sólo tres superan esa cifra. Además, hay ocho que perciben un complemento de entre 100 y 500 euros y dos otro inferior a los cien euros.

2.000 euros al mes para un condenado del GAL
Entre los que aún lo cobran figura Ricardo García Damborenea, que fue secretario general de los socialistas vizcaínos, diputado entre 1982 y 1989 y que acabó siendo condenado por colaborar con los GAL. En concreto, se le castigó con siete años de prisión por el secuestro de Segundo Marey. Cobra al mes 2.050 euros.

Además, en la actualidad hay 72 viudas que se benefician de esta ayuda. De ellas, la mayoría (28) reciben entre 500 y 1.000 euros al mes. Con una prestación de entre 1.000 y 1.500 euros hay 17, otras ocho perciben entre 1.500 y 2.000 y tres superan esa cifra. Por debajo de los 500 euros hay 16, una de las cuales no llega a los cien euros mensuales.

Tampoco está ya vigente el sistema por el que el Congreso mantenía dado de alta en la Seguridad Social a los exparlamentarios que, en el momento de su cese, hubieran cumplido 55 años y carecieran de una actividad profesional o laboral permanente por cuenta propia o ajena. El alta en la Seguridad Social duraba hasta que completara el periodo de cotización necesario poder cobrar pensión de jubilación. Ya sólo queda uno en esta situación, Manuel J. Cabezas Enríquez, exparlamentario del PP y exalcalde de Ourense
 
Registrado
12 Dic 2008
Mensajes
8.496
Calificaciones
27.570
Ubicación
Madrid
Miedo a la entrada en vigor del factor de sostenibilidad: las jubilaciones anticipadas se disparan en todo el país



Las últimas manifestaciones de los pensionistas reclamando una pensión digna han vuelto a poner en el foco mediático el debate sobre la insostenibilidad del sistema de pensiones. Casi la mitad de los jubilados cobran menos del Salario Mínimo Interprofesional, una circunstancia que es especialmente virulenta entre los trabajadores autónomos, quienes cobran una pensión 400 € inferior a la de los trabajadores asalariados.

Pero el futuro puede ser aún peor. El próximo año entra en vigor el factor de sostenibilidad, que relacionará la pensión de jubilación con la esperanza de vida de la población, bajo un supuesto que tiene cierta lógica: cuanto más viva la gente, más esfuerzo tendrán que hacer los cotizantes actuales para satisfacer las pensiones actuales.

Y aunque todavía no podemos dar una cifra exacta de cuánto perderán los pensionistas futuros, una reciente estimación realizada por Analistas Financieros Internacionales afirma que los pensionistas que se jubilen el año que viene podría ver reducida su pensión en un 0,72%. En este mismo sentido, en 2030, la pensión se reduciría un 7,92 % y en 2050, un 15,62%.

Por esta razón, se está produciendo un fenómeno nunca visto hasta ahora: se han disparado las consultas y peticiones sobre jubilaciones anticipadas y, en muchos casos, incluso la formalización de la pensión. En concreto, las altas de nuevos pensionistas de entre 64 y 65 años crecen casi un 13 % con respecto al mismo mes del año pasado.

Un trabajador que cobre 1000 €, perderá 7,2 € si se jubila el año que viene, aunque haciéndolo este año de forma anticipada tendrá una repercusión sobre su pensión de 130 €.

Ahora bien, lo más probable es que muchos de ellos no hayan hecho bien los cálculos. La pérdida que tendrán que soportar estos nuevos pensionistas por la entrada en vigor del factor de sostenibilidad es bastante inferior a la de una supuesta jubilación anticipada. En el mejor de los casos, el de un trabajador con más de 45 años cotizados, habría que soportar un coeficiente reductor del 1,625 % por cada trimestre que nos anticipemos anticipadamente.

Así, un trabajador en estas circunstancias perdería un 13% de su pensión si lo hace un año antes (cuatro trimestres), una pérdida bastante superior a la que tendríamos que asumir con el factor de sostenibilidad.

No obstante, conforme aumente la esperanza de vida, el factor de sostenibilidad irá reduciendo las pensiones cada vez más. Aun así, en cualquier caso, siempre será mejor hacerlo de esta manera que haciéndolo de manera anticipada.

https://m.pymesyautonomos.com/actua...iones-anticipadas-se-disparan-en-todo-el-pais