La última polémica de Estefanía de Mónaco: su opinión sobre un controvertido tema

B

Borsalino

Guest
La última polémica de Estefanía de Mónaco: su opinión sobre un controvertido tema
La princesa ha dado una entrevista a 'Monaco Matin', aclarando sin problemas su postura sobre un asunto que le atañe especialmente

1601558521606.png
Estefanía, posando con dos artistas en la última edición del Festival Internacional de Circo de Montecarlo. (EFE)

A.RODRÍGUEZ
ACTUALIZADO: 01/10/2020 14:08


La relación de Estefanía de Mónaco con el circo es más que estrecha. No solo es la presidenta de honor del Festival Internacional de Circo de Montecarlo, que se celebra cada año, sino que dos de sus grandes amores conocidos se ganaban la vida en un circo. Uno de ellos, Franco Knie, domador de elefantes; otro, el acróbata Adans Peres, con el que incluso llegó a casarse. Con el primero hasta llegó a convivir en una caravana junto a sus tres hijos, acompañándolo en su gira por diferentes ciudades europeas. Así, no es de extrañar que la decisión que ha tomado el Gobierno francés sobre prohibir los animales en los circos le haya afectado especialmente.

Y es que Estefanía está muy molesta por esta decisión, que aunque se llevará a cabo de forma paulatina, atañe a muchos de los circos itinerantes que existen hoy en día. La princesa hace una ferviente defensa de que siga habiendo animales salvajes en los circos porque, según ella, la forma de trabajar con ellos ha cambiado mucho: "Ya no es con silla y látigo. Son miembros de la familia. No son entrenados ni maltratados, simplemente son amados. Alimentados. Mimados. El circo ha cambiado. Vive con los tiempos". Y añade que entonces también tendría que prohibirse la ganadería, por ejemplo, o poner el foco en los animales domésticos, que son "infelices en sus hogares o incluso abandonados".


1601558636400.png
Estefanía, Alberto y Pauline Ducruet, en la última edición del Festival Internacional de Circo de Montecarlo. (EFE)


Pero su opinión no termina con la defensa del circo tradicional, sino que también comparte en esta entrevista su postura acerca de un tema igual de polémico, el veganismo, defendiendo el respeto y la tolerancia por cada opción: "Todos tenemos derecho a poner lo que queramos en nuestro plato. No nos convierte en malas personas. Si yo quiero comerme un buen filete, no evito que el otro prefiera la soja", asegura. "Nunca seré vegana, lo siento, es mi opción. Quiero usar suéteres de lana que mantengan el calor y zapatos de cuero que eviten que mis pies se mojen", añade.

No es la primera vez que Estefanía se 'moja' en este tipo de cuestiones. Cada vez que en un país se ha planteado la prohibición de animales salvajes para el espectáculo, se ha pronunciado para defender su utilización. Incluso lanzaba hace un par de años una campaña para que la Unesco considerara el circo tradicional -con animales- patrimonio cultural de la humanidad y así poder protegerlo de posibles prohibiciones. Con lo que no va a poder luchar, de momento, es con las restricciones que marca el coronavirus, por el que ya se ha cancelado la próxima edición del Festival Internacional de Circo de Montecarlo, prevista para enero de 2021, sin duda su cita favorita del año.

1601558733361.png
Estefanía, Alberto y Pauline Ducruet, en el Festival Internacional de Circo de Montecarlo. (EFE)

 


Registrado
28 Oct 2016
Mensajes
9.557
Calificaciones
42.798
No me ha sorprendido su opinión porque ella ha vivido en el circo mucho tiempo y para ella es una forma de vida y algo normal. Yo desde niña creo que consiguieron llevarme una vez, ¡qué pena me daba! y luego salia el payaso que en el fondo era un pobre infeliz vamos que yo salía echa un mar de lágrimas, eso y Bambi son mis traumas infantiles, yo doña animalitos. Pero repito que no me sorprende porque es lo mismo que si oyes hablar a la mujer de un torero.
 

Registrado
6 Nov 2017
Mensajes
184
Calificaciones
1.245
Yo no la veo nada coherente; que diga lo que piensa y lo defienda no quiere decir que tenga coherencia. Coherencia significa pensar y actuar conforme lo que se dice.

Por un lado, rescata animales (los elefantes Nepal y Baby) que formaron parte de un circo toda su vida y que iban a ser sacrificados al terminar su vida en un zoológico donde había sospecha de contagio de tuberculosis. Los rescata y crea una fundación donde puedes hacer donaciones para su manutención (https://www.association-baby-nepal.com/), lo cual indica que le importan los animales, actúa sobre ello y sabiendo su poder de convocatoria, influye para mejorar su vida. Hasta ahí, muy bien.


Por otro lado, defiende que los animales vivan y actúen en un circo, en donde muy probablemente los que ella u otras pocas asociaciones no rescaten, terminarán en el mejor de los casos en un zoológico (igual de cruel destino que los circos), o siendo sacrificados cuando ya no sean útiles para ese giro, porque hasta donde sé, no hay muchos (o quizá ninguno) refugios para animales silvestres que vivieron TODA SU VIDA EN UN CAUTIVERIO ANTINATURAL y al terminar su vida "útil", no pueden ser reintegrados a su hábitat ni hay donde retirarlos de manera controlada y tranquila, sobre todo hablando de especies que tienen una expectativa de vida alta, como los elefantes, los loros, los camellos, etc, que son animales que tranquilamente pueden llegar a vivir más de 40 años. ¿Quién cuidará de ellos al final, cuando nunca aprendieron a vivir en libertad y se hicieron completamente dependientes de los humanos que los alimentaron? Deberían estar en su hábitat natural, con sus manadas o parvadas, viviendo de acuerdo al ciclo natural, no encerrados o encadenados de por vida. Eso es crueldad aquí y en China.

Con esto confirmo lo que siempre creí: Stéphanie no es congruente o coherente, no tiene muchas luces y siempre me ha parecido
egoísta y caprichosa, queriendo preservar el circo con animales por un recuerdo bonito que le trae a ELLA sobre su padre e incluso por el zoo particular :mad: que se conocía que tuvo su padre en vida. Pero me parece desafortunado de su parte que defienda algo tan antinatural como tener a los pobres animales viviendo en una prisión toda su vida, sabiendo que dicha actividad acabará con la vida de muchos animales de manera deliberada (ojalá que ella los rescatara al final a todos 🙄 ), mientras su hermano cada vez se involucra más en acciones para preservación de las especies silvestres y ecosistemas en peligro.

Si fuera tantito inteligente, siendo conocida como activista de los derechos de los animales y al mismo tiempo, teniendo la influencia que tiene en la industria cirquera europea al menos, debería estar fomentando la fundación ONG para obtener recursos para instalación de refugios para los animales que se vayan retirando de los circos y empezar a impulsar los circos sin animales, que para mi son incluso más divertidos e impresionantes, como el Cirque du Soleil; si hiciera esto, ahí sí sería coherente. Nunca tuvo luces esta chica ni las tendrá ahora.
 
Última edición: