LA ULTIMA CENA

Registrado
30 Dic 2017
Mensajes
18.958
Calificaciones
97.057


Precisamente en esa sección Paz Padilla demoströ la poca sensibilidad que tiene, con Aire y Delta, eran dos perrillos que sólo juntitos estaban tranquilos. Ella los separó y le importó tres pitos los gemidos de la perrita desde el sofá y del perrito negro, Aire, nervioso mirando a la perrita. Cogió al perrillo y no lo soltó, y Hugo Pesquera, el pobre, ya no sabía cómo hacerle ver que era mejor que devolviera al perrito con la perrita, ella se dio cuenta de los gemidos de la perrita pero lo único que salió de ella fue decir "Huy, mira como se pone" y siguió aprisionando al perrito negro. Convirtió la sección en una tortura para los perrillos y para Hugo, que vivió la creciente tensión sin conseguir que soltara al perrito. La perrita con la mirada imploraba que Aire volviera con ella. Aire también quería, pero ella ni reparaba en Aire. Esa es la sensibilidad de Paz Padilla.


Esta perrita es Delta, se fue al otro extremo del sofá llorando y mirando a Paz Padilla para que Aire volviera a su lado.



Screenshot_2021-08-05-23-56-59-055.jpeg
 
Última edición:
Registrado
9 Jun 2018
Mensajes
5.086
Calificaciones
29.338
Tiene la misma pinta que cuando mis primas cocinan la Carbonara.

A este en la próxima reunión familiar nos lo envenenan como venganza 😂
 
Registrado
29 Oct 2016
Mensajes
5.145
Calificaciones
25.255
Que diferencia con la calidad d eprograma de Master Chef... que se trata la comida con el respeto que merece.
 
Registrado
9 Jun 2018
Mensajes
5.086
Calificaciones
29.338
Que diferencia con la calidad d eprograma de Master Chef... que se trata la comida con el respeto que merece.
Bueno, tampoco sé decirte eh. Que la prueba de la anguila, sobre todo cuando la hacen en la edición infantil, es asquerosa igualmente
 
Registrado
31 Mar 2021
Mensajes
48
Calificaciones
154
Precisamente en esa sección Paz Padilla demoströ la poca sensibilidad que tiene, con Aire y Delta, eran dos perrillos que sólo juntitos estaban tranquilos. Ella los separó y le importó tres pitos los gemidos de la perrita desde el sofá y del perrito negro, Aire, nervioso mirando a la perrita. Cogió al perrillo y no lo soltó, y Hugo Pesquera, el pobre, ya no sabía cómo hacerle ver que era mejor que devolviera al perrito con la perrita, ella se dio cuenta de los gemidos de la perrita pero lo único que salió de ella fue decir "Huy, mira como se pone" y siguió aprisionando a perrito negro. Convirtio la sección en una tortura para los perrillos y para Hugo, que vivió la creciente tensión sin conseguir que soltara al perrito. La perrita con la mirada imploraba que Aire volviera con ella. Aire también quería, pero ella ni reparaba en Aire. Esa es la sensibilidad de Paz Padilla.
Payasa y tonta, yo es que no le veo lo graciosa y la verdad que no entiendo porqué conduce ella y no Jorge Javier.