La Reina recibió una Rosa en memoria del Duque de Edimburgo para conmemorar lo que habría sido su centésimo aniversario