LA PELICULA "PSICOSIS" CUMPLE 60 AÑOS (1 Viewer)

Registrado
28 Oct 2016
Mensajes
6.197
Calificaciones
28.552
Unos violines sonando de fondo, Los gritos de una joven bajo el agua de una ducha mientras el asesino (o asesina, para aquellos que no sepan el truco final de la película) no deja de empuñar el cuchillo contra ella. Un montaje sincopado y frenético, plano tras plano en un austero blanco y negro, como nunca se había visto en la historia del cine. Esas son algunas de las claves de la escena más icónica de 'Psicosis', la película que cambió para siempre el cine de terror, la obra maestra de un Hitchcock que quiso rodar una cinta de bajo presupuesto con un equipo casi televisivo y que, por fortuna, acabó sacando oro de aquel material de derribo.

El actor protagonista, Anthony Perkins, quedó marcado de por vida por aquella interpretación (prueba de ello son las varias secuelas que siguieron al original en los 80, cuando su carrera inició un descenso a los infiernos). La vida personal del actor estuvo influida por una homosexualidad que tuvo que esconder a marchas forzadas y por la lacra del sida, que se lo llevó para siempre en 1992.

1592300536077.png

Las colas para verla en todas y cada una de las ciudades donde se estrenaba eran kilométricas. Por expresa petición del propio Hitchcock, los espectadores que llegasen tarde a la sala no podían entrar. Además, estaba muy mal visto hacer 'spoilers' y revelar el dramático final de Janet Leigh a mitad del metraje. La combinación de factores hizo de la película un fenómeno y de Tony Perkins un paradójico y retorcido símbolo de idolatría para las quinceañeras de aquella época. Su imagen de buen chico ocupó las paredes de los dormitorios de muchas jóvenes en los años 60, poco antes de que la contracultura y el sueño hippie pusiesen a los 'malotes' de verdad, los que además de serlo también lo parecían, de moda. 'Psicosis' hizo que a la carrera de Anthony Perkins llegasen propuestas de calidad como 'El proceso' de Orson Welles y otros títulos de diversa índole.

Perkins en 1961. (CP)


Perkins en 1961. (CP)

En una época en la que la homosexualidad era un tema tabú, Perkins mantenía encuentros sexuales a escondidas con coetáneos suyos tan conocidos como Tab Hunter o Rock Hudson. Todo el mundo en Hollywood sabía que era gay, pero su nivel de fama no era tan elevado como para que el estudio o el agente de turno lo condenasen a casarse con una mujer. Según sus propias palabras no se acostó con ninguna hasta que tuvo 40 años. Esa mujer fue otra actriz, y de culebrones televisivos para más señas, Victoria Principal. Un año después, y quizá por una censura autoimpuesta a su verdadera naturaleza, contrajo matrimonio con la fotógrafa Berry Berenson, hermana de Marisa, la actriz. Tuvieron dos hijos: Osgood y Elvis. Con su familia, Tony Perkins pareció arrinconar su pasado en la cama de tantos y tantos hombres.
Pero su vida oculta y los encuentros furtivos con otros de su mismo s*x* siguieron estando presentes en su vida. Cuando contrajo sida a finales de los 80 quiso que su agente ofreciese un comunicado a los medios. En él, manifestaba cuál era la realidad de su estado, tal y como había hecho años antes su compañero Rock Hudson. Durante aquellos años también confesó haberse sentido abandonado por la comunidad del cine. La enfermedad, todavía estigmatizada, lo condenó al ostracismo y, tal y como él mismo dijo, solo encontró consuelo en aquellos que también la padecían. El sida, entonces mortal, se lo llevó en silencio un 12 de septiembre de 1992. Tenía 60 años.

En los estudios Universal de Los Ángeles, que cada año visitan miles y miles de turistas, todavía impone la casa de madera de estilo gótico que sirvió de decorado para una de las películas más míticas de la historia del cine. Y entre sus paredes muchos de esos visitantes aún recuerdan a aquel chico tímido y perturbado; a aquel jovenzuelo aparentemente inocente y desgarbado que sirvió como manual de instrucciones para todos los actores que interpretaron a asesinos en serie años después. Aunque Anthony Perkins sufriese la indignidad del olvido, la sombra de Norman Bates aún es alargada.
 

Registrado
7 Mar 2012
Mensajes
3.933
Calificaciones
9.136
Recomiendo mucho el docummental Tab Hunter confidential. ¡Qué hombre tan guapo fue!
Psicosis nunca me ha gustado, Los pájaros menos, nada.
En cambio Marnie está entre mis Hitch preferidos.

 
Registrado
20 May 2019
Mensajes
2.234
Calificaciones
6.250
A mi Psicosis me encanta.

Al parecer, su esposa Berry se casó con el pactando que el podría tener amantes masculinos - no mujeres - de forma discreta sin que dichos amigos formasen parte de la vida conyugal y familiar. El estaba realmente enamorado de ella y fue feliz siendo padre de sus dos chicos. Pero el Sida le destrozó.

Le dieron el Premio Donostia por su carrera en el festival de cine de San Sebastián, en una época en que se daba a grandes estrellas ya ancianas y que se morian al poco tiempo, por lo que llegó con yuyu respecto al premio porque estaba ya muy enfermo.

A mí me encanta verle en cualquier papel, era guapo y enorme actor que llenaba la pantalla. Incluso como galán romántico era magnífico, con sus personajes atormentados... Me encanto en la película Fedra, con Melina Mercouri: el antiguo mito griego, la esposa que se enamora y seduce a su hijastro, quien vive atormentado por la traición a su padre y velado por su madrastra-amante, que no aceptará jamás que el joven se aleje de ella...

Anthony, eras maravilloso.
 
Registrado
7 Mar 2012
Mensajes
3.933
Calificaciones
9.136
Fedra es magnífica, en efecto, con macho polvo-man Raf Vallone.
Te recomiendo la tristísima La hora final (On the Beach) si no la has visto con Perkins de australiano.


la-hora-final.jpg
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)