LA MALA ELECCIÓN DE SOMBREROS Y PAMELAS DE LA REALEZA