La fórmula de Mariano Rajoy para reducir el paro: expulsar trabajadores del mercado laboral (1 Viewer)

Registrado
25 Nov 2012
Mensajes
9.833
Calificaciones
30.549
En los últimos cinco años en España sólo se han creado 43.500 empleos netos, pero el paro ha bajado en 677.200 personas. Eso significa que 633.000 personas han dejado de buscar un trabajo: han emigrado, han desistido por hartazgo o se han jubilado.

Rajoy durante una de sus intervenciones en la sesión de investidura. / ANDREA COMAS (REUTERS)
Más información
JORGE OTERO
@jorgeotero99 (PÚBLICO)

MADRID. — Cuando era líder de la oposición, Mariano Rajoy se fue literalmente a la cola del paro: se dejó fotografiar para un periódico delante de una oficina de empleo para denunciar lo que consideraba una pésima política económica del entonces Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero. El titular que acompañaba aquella foto era de esos que podríamos definir como lapidario: "Cuando yo gobierne el paro bajará a la mitad". Aquello fue en enero de 2010. Tras casi cinco años de Gobierno de Rajoy, en España sólo se han creado 43.500 empleos en términos netos. Entre 2008 y 2013 se destruyeron 3,6 millones.

Este jueves el INE ha publicado los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre de 2016. Se cumplen cinco años de la EPA justo anterior al arrollador triunfo electoral del PP en 2011. Muchos ciudadanos votaron con aquella EPA en la cabeza y con la promesa de Rajoy de que reduciría el paro. El PP logró una mayoría absoluta. Cinco años después es un buen momento para hacer balance de los resultados de la política laboral de Mariano Rajoy comparando ambas encuestas, la del tercer de 2011 y la del mismo período de 2016.

Cinco años después, tres son las claves que explican el fracaso de Rajoy: el paro sigue por las nubes, el mercado laboral no ofrece muchas oportunidades y el poco empleo que se crea es precario y mal pagado.

1.Cómo reducir el paro sin crear empleo
Tras casi cinco años con Rajoy en el palacio de La Moncloa, se puede decir en términos generales que ya no se destruye empleo en España, pero tampoco se crea: en octubre de 2016 hay sólo 43.500 ocupados más que en octubre de 2011. Y eso que oficialmente el paro se ha reducido, según la EPA, en 677.200 personas.

Si sólo hay 43.500 ocupados más, ¿dónde han ido todas esas personas que han dejado la cola del paro? Son, exactamente, 633.700 personas que directamente han sido expulsadas del mercado laboral. Ya no forman parte de la población activa, que no ha dejado de reducirse con la crisis: son personas que han dejado de buscar un trabajo bien porque han tenido que buscarlo en otro país, bien porque han desistido de buscar, hartos de hacerlo; y algunos, los menos y los más mayores, han decidido ir a la jubilación. Rajoy podrá presumir de haber reducido el paro, pero tampoco ha creado empleo.

2. La dificultad de escapar de la cola del paro
En octubre de 2011 el número de parados era de 4.998.000. Cinco años después la cifra sigue muy por encima de los cuatro millones: 4.320. 800 personas siguen atrapadas en la cola del paro. La mayoría de los que han escapado de esa trampa no han encontrado trabajo y los que se quedan cada vez tienen menos perspectivas.

Aunque en honor al rigor periodístico, hay que diferenciar dos fases bajo el Gobierno de Rajoy. Una primera, hasta el primer trimestre de 2014, en la que se perdieron 1.533.400 empleos. Desde entonces se han creado 1.576.900 empleos, compensando los que se habían destruido en los dos primeros años del PP en el poder.

Pero el ritmo de creación de empleo es tan lento aún quedan más de tres años para tener los niveles de empleo que había antes de la crisis, en 2007. Y eso condena a miles de personas a un paro casi de por vida, el número de parados de larga duración se ha disparado en estos cinco años.

Los parados de larga duración han crecido mucho en estos últimos cinco años. El número de personas que llevan dos años o más en el paro se ha disparado un 56%. En octubre de 2011 había 1.249.200 personas que llevaban dos años o más sin trabajo; a día de hoy ya son 1.811.200 los que siguen atrapados de la cola de desempleo en los últimos 24 meses. Son principalmente mujeres y personas mayores de 45 años los que no pueden escapar de este bucle maldito.

En cambio ha caído el número de trabajadores que llevan entre uno y dos años sin trabajo. También son parados de larga duración. Pero en este caso los datos son más positivos: han pasado de 1.158.400 trabajadores hace cinco años a 635.200 en la actualidad. Casi la mitad. Lo que viene a confirmar este dato es que cuanto más tiempo se esté en el paro, más difícil será encontrar empleo. Y el límite que no hay que traspasar el de dos años: si lo cruzas estás perdido.

3. Más precariedad laboral
En los últimos dos años y nueve meses se ha creado sólo el empleo necesario para compensar el que se perdió entre 2012 y 2013. Sin embargo, el empleo que se ha creado es más precario que el se creaba hace unos años: han crecido la temporalidad y la jornada a tiempo parcial, cuando el Gobierno del PP no se ha cansado de repetir en todo este tiempo que su objetivo era precisamente el contrario.

La temporalidad en octubre de 2011 afectaba al 25,8% de los trabajadores. Cinco años después y una reforma laboral por medio aprobada en 2012 con la promesa, entre otras, de que se iba a reducir el número de contratos temporales, éstos representan el 27% del total. Un dato más, inapelable: cerca del 90% de los contratos nuevos que se han firmado desde mediados de 2013 son temporales.

Es también llamativo el crecimiento de la jornada a tiempo parcial, a la que están condenados muchos trabajadores que querrían trabajar más para poder ganar más. Pero la reforma laboral del PP ha fomentado los minijobs encubiertos: la jornada a tiempo parcial ha pasado del 13% en octubre de 2011 al 14,6% en 2016 (y no es su pico más alto). Puede no parecer mucho, pero son 2,7 millones de personas, la mayor parte, casi dos millones, mujeres. Otra discriminación laboral más.

¿Dónde quedaron los 3,5 millones de empleos de los que hablaba el PP en la campaña de 2011?.

Ahora, en esta nueva legislatura, prometen 2 millones. :banghead:
 

Registrado
7 Abr 2011
Mensajes
6.630
Calificaciones
12.410
Ubicación
Regiòn Costa Caribe Sur, Nicaragua.
Haber si entendí; viene siendo como aquel refrán hacer un hoyo para tapar otro.
 
Registrado
25 Feb 2016
Mensajes
1.311
Calificaciones
1.616
Ubicación
A la diestra
La fórmula de Podemos para acabar con el paro es la cubano-venezolana, es decir, poner a currar a toda la peña y no pagarle ni al apuntador, o lo que es lo mismo, pagar en una moneda que no vale para nada, como por ejemplo, el peso cubano. Así acabo yo con el problema del paro en dos días, y con el de la vivienda también, y con el de la pobreza energética... Para acabar con el problema de la pobreza energética, no hay como la solución cubana: la luz es gratis para los ciudadanos. Lo malo es que hay cortes de diez o doce horas diarias. Así cualquiera. :):):)
 

Registrado
23 Nov 2013
Mensajes
9.996
Calificaciones
70.948
El hemiciclo mudo
Fernando Arias reflexiona desde Londres sobre la campaña publicitaria de Clear Channel: “Spanish are made of talent”.

06 noviembre 2016
01:47




Tus artículos

[email protected]

0 Comentarios

FERNANDO ARIAS // “Spanish are made of talent”. Con este titular, encontramos la campaña publicitaria de Clear Channel sobre los londinenses y los rincones de mayor visibilidad de la ciudad: Picadilly Circus, Shoreditch High Street, Oxford Circus. Grandes paneles dicen: talento, España, españoles. No hay posibilidad de negar que apostar por el producto nacional es un caballo ganador que no solo debe, sino que tiene que ser exportado. No cabe duda que ha traspasado las fronteras, pero no de la forma que el marketing nos presenta.

En Londres, las cocinas y las trastiendas están repletas de ese talento made in Spain. Tienen que saber que de cada cuatro locales a los que pasen en una ciudad como la capital inglesa, entre bambalinas está ese talento que se anuncia en letras mayúsculas. Menospreciado. Vilipendiado. Luchando por hacerse valer en una tierra que no es la suya y en un idioma que ha de aprender por falta de oportunidades en su casa, tal que el español hecho de talento se ve soltado como si estuviera recién nacido en un mundo que es cruel con aquel que ha tenido que empezar. Aparecen pues, una serie de caras que muestran con un pequeño párrafo la hazaña de tales compatriotas. Está bien, siempre y cuando los que trabajen esparcidos a lo largo y ancho de las arterias londinenses no se sientan ofendidos.

Porque están, estamos, en las cuadrillas de limpieza y en fila detrás de las barras, del lado del servicio, sirviendo. Pero como Dios, somos servidores pero no sirvientes. Y vemos ese cartel, que primero nos grita ¡Españoles! Y tras el toque de atención nos dice: “tenéis talento”. Si vieran la cara de estúpidos que se nos queda, cuando frente a estas misivas esperamos la sucesión de personas ejemplares que conforma la generación de talentos de la madre patria. Esa de la que estamos fuera. De momento.

Mientras, los de este lado de la barra solo podemos mirar. Somos el hemiciclo mudo. Del otro lado del corral, están todos los que han estado un año discutiendo y piando en un ruido incesante sin formar gobierno. Es el patio del colegio de los diputados. Cuando se hace el silencio, o se haga en un futuro que no dista de un día tal como hoy, solo diremos una frase: ¿No os da vergüenza? Desafortunadamente, sabemos la respuesta de antemano desde este lado del silencio. Ellos no pierden nada en el parloteo, que es nada más que eso, un cacareo sin fin que sustituye a las acciones que el trabajo que les corresponde debería ocupar. A todos aquellos que están en el extranjero o en países que nos dieron oportunidad cuando el nuestro propio solo discrepaba: os llamo a filas.

Estos caciques deben caer en el silencio en el que tanto tiempo nosotros hemos tenido que velar. Porque en cualquier moción de censura, siempre el tiempo es limitado. Se les acaba, señores. Todos los que estén en el exilio sin razón, miren la pantalla de ese anuncio de nuevo y con la idea ardiendo de que esas personas con talento no son más que nosotros, hagan aparición de su voz y rechacen sentarse del lado que escucha. Nos toca dejar de ser el hemiciclo mudo. Porque su turno ha sido hoy, el del mañana es nuestro. Un país no se hace a base de discrepancias, sino con acciones. A todo aquel que solo vea como opción de volver unas oposiciones, le digo que no tenemos nada que perder en alzar nuestra voz ausente por tanto tiempo. El verdadero talento debe estar donde le pertenece, más allá de la adversidad que supone estar lejos de casa y de los nuestros; son ellos la mayor motivación pues, que nos ha de dar la fuerza para volver y reclamar lo que nos pertenece, no podemos seguir dejando nuestro pueblo en manos de inútiles. Hay un tiempo de expiración para echarle la culpa al tercero. Nos toca coger el turno. Y que se retiren todas esas gallinas, que España tiene talento, pero en la gente que permanece de pie, no en el hemiciclo sentado
 
Registrado
4 Abr 2016
Mensajes
11.558
Calificaciones
24.616
La fórmula de Podemos para acabar con el paro es la cubano-venezolana, es decir, poner a currar a toda la peña y no pagarle ni al apuntador, o lo que es lo mismo, pagar en una moneda que no vale para nada, como por ejemplo, el peso cubano. Así acabo yo con el problema del paro en dos días, y con el de la vivienda también, y con el de la pobreza energética... Para acabar con el problema de la pobreza energética, no hay como la solución cubana: la luz es gratis para los ciudadanos. Lo malo es que hay cortes de diez o doce horas diarias. Así cualquiera. :):):)
Anda, mira, como hizo Franco.
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)