La España de Franco

Registrado
23 Nov 2014
Mensajes
1.111
Calificaciones
1.592
Martín Villa y los crímenes franquistas: claves de la querella contra él
Al exministro se le atribuyen delitos de genocidio y lesa humanidad por la matanza de Vitoria el 3 de marzo de 1976.


Redacción El HuffPost
POLÍTICA
03/09/2020 17:24 CEST

Rodolfo Martín Villa en

EUROPA PRESS ENTERTAINMENT VIA GETTY IMAGESRodolfo Martín Villa en 2018.

Este jueves declara telemáticamente en la embajada de Argentina Rodolfo Martín Villa, que desde que murió Franco hasta la aprobación de la Constitución fue ministro de Relaciones Sindicales y ministro de Gobernación. Un interrogatorio que ha dado mucho de qué hablar después de que Villa presentase una veintena de cartas en su apoyo entre las que destacan las de los últimos cuatro expresidentes del Gobierno: Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, así como del alto representante de Política Exterior y Seguridad de la Unión Europea, Josep Borrell.
La jueza que tomará declaración será la argentina María Servini, que investiga desde hace años los crímenes del franquismo en España en la llamada ‘querella argentina’.









Crímenes de lesa humanidad y genocidio
Esta querella atribuye a Martín Villa delitos de genocidio y crímenes de lesa humanidad por las cinco muertes en la matanza de Vitoria el 3 de marzo de 1976. También le imputa seis muertes entre 1976 y 1977, y otra en Pamplona en el San Fermín de 1978. Todas ocurrieron en sus tiempos de ministro de Relaciones Sindicales e Interior.

El 3 de marzo de 1976, policías armados penetraron en una parroquia de Vitoria usando gases lacrimógenos para desalojar a 4.000 trabajadores en huelga que se reunían allí. A la salida del tempo, algunos fueron alcanzados por disparos de armas de fuego. Murieron Pedro María Martínez, de 27 años, y Francisco Aznar, de 17; Romualdo Barroso, de 19, gravemente herido, expiraba poco después. Otros dos trabajadores, José Castillo, de 32 años, y Bienvenido Pereda, de 30, fallecieron posteriormente, según detalla El País.
La jueza investiga si estos asesinatos están enmarcados en “puntuales” o si están entre los delitos cometidos en España entre 1936 y 1977 en el marco de un plan de ataque sistemático para eliminar a los oponentes políticos. Si lo fueran, estos delitos serían sancionables con penas de reclusión o prisión perpetua, según la jurisdicción argentina.
La jueza María

SUSANA VERA / REUTERSLa jueza María Servini

Las víctimas confían en que la jueza “no acepte presiones”
Las víctimas personadas en ‘querella argentina’ por crímenes del franquismo confían que la jueza “no acepte presiones” derivadas de las cartas de los cuatro expresidentes y, tras su declaración, Martín Villa pueda terminar procesado.
Convocadas por la Coordinadora Estatal de apoyo a la Querella Argentina contra crímenes del franquismo, algunas víctimas han relatado los hechos que se le imputan a Martín Villa, horas antes de que el exministro comparezca.
En la rueda de prensa por videoconferencia, ni las víctimas ni su equipo jurídico han dudado en tachar las cartas como “un tipo de presión política hacia la jueza”. Los abogados entienden que el momento procesal para presentar esas cartas según la legislación argentina sería en caso de una condena, pero no durante la instrucción. “No se entiende mucho porqué lo han hecho, solo cabe para influir a la jueza”, han afirmado ya que las cartas no se refieren a los hechos que se le imputan, tan solo “son testimonios hablando de la persona”.
Es por ello que esperan que la jueza “no se deje influenciar”, de manera que “aplique únicamente criterios jurídicos” en su decisión.

¿Qué pasará después?
Tras la declaración indagatoria de esta tarde, en la que los abogados de los querellantes no pueden estar porque no les habilita la ley argentina -solo juez, fiscal y abogado defensor- la jueza dispondrá de un plazo de diez días hábiles para acordar o no el procesamiento del exministro, aunque puede pedir una prórroga.
Se abren tres escenarios. Que Servini dicte el archivo o sobreseimiento definitivo para el exministro, una decisión que es recurrible; que acuerde la falta de mérito, esto es le mantiene imputado pero no tiene prueba para procesarlo, por lo que se abre un nuevo plazo para aportar más prueba; o que le procese.

Quién es Martín Villa
Rodolfo Martín Villa ostentó varios cargos políticos de relevancia durante la dictadura franquista. Después, formo parte del de Gobierno de Adolfo Suárez en la Transición y en democracia estuvo en las filas de UCD y después del Partido Popular. Ha sido el único imputado en la querella argentina dispuesto a declarar.


La cara es el respejo de alm
 

Registrado
27 Jul 2020
Mensajes
2.546
Calificaciones
3.565
Ubicación
Valladolid
El plan secreto de Franco para invadir Portugal que se mantuvo en secreto hace 65 años

franco-despacho.jpg


99 páginas componían el documento que describía con todo detalle una posible invasión de Portugal en el marco de la Segunda Guerra Mundial. En los archivos de la Fundación Francisco Franco, clasificado bajo el número 2809, se encuentra el documento.

Nunca fue una operación especialmente famosa ni conocida, pero sí existió el plan detallado del Eje para invadir Portugal.

Fue el historiador Manuel Ros Agudo quien accedió a ellos por primera vez y podrían ser la pieza del puzle que marca una imagen completa de cuáles eran las intenciones de Franco a finales del año 1940. Un documento que, durante muchos años, fue considerado un mero documento militar al que nadie ha dado la importancia suficiente.

Sin embargo, el documento de 99 páginas estaba lleno de grandes detalles, descripciones específicas -tanto del enemigo, sus recursos y de los propios- por lo que el descubridor no pensó que fueran un simple documento militar, sino más bien una estrategia de la que nunca nadie ha hablado que podría cambiado para siempre la cordial y estrecha relación que siempre ha existido entre lusos y españoles.

¿Por qué querría Franco invadir Portugal?

Por aquel entonces, Portugal era un país totalitario conservador bajo la dirección de Oliveira Salazar, que contaba con la protección total y absoluta de Gran Bretaña. Su objetivo no era otro que el de evitar que el comunismo aflorara en el país. En el caso de ser así, las tropas británicas tenían la posibilidad de desembarcar en las costas del país luso y detener la rebelión.

Cuando comenzó en España la Guerra Civil en el año 1936, el gobierno liderado por Salazar apoyó al bando nacional de Franco mediante el envío de miles de voluntarios portugueses. En ese mismo período de tiempo, Portugal comenzó a comprar armamento a Alemania e Italia. Una decisión que no gustó en absoluto a Gran Bretaña, que ya comenzaba a alejarse de las ideas del Tercer Reich y la Italia Fascista. Entonces, cuando se vaticinaba la victoria de Franco en la Guerra Civil, Gran Bretaña estableció un ultimátum a Portugal: o compraban ese armamento al imperio británico o ellos no garantizarían la seguridad de Portugal en el caso de que España decidiera invadirles.

En el documento elaborado por Franco y su equipo, al aparecer, había estrategias de movilidad para las tropas españolas con el objetivo de ocupar lo más rápido posible el territorio portugués hasta alcanzar la ciudad de Lisboa pero, ¿cuál es el objetivo por el que Franco estudió esta invasión? La respuesta es bastante sencilla.

Quería evitar que Inglaterra pudiera llegar primero. Es decir, que no fueran ellos quienes tomaran el territorio portugués. De esta forma, los ingleses podrían invadir al resto de la península en el caso de entrada en la Segunda Guerra Mundial.

Las relaciones entre Portugal e Inglaterra siempre han sido muy estrechas y así nos lo ha hecho saber el escritor Carlos Abella. Nos ha revelado que, en el fondo, ambos países siempre han sido grandes aliados, ya que los portugueses sabían que tenían un país vecino como era España.

Por ello, “Portugal siempre buscó el respaldo de una potencia Europea”, ha confesado. “Debido a su pequeño tamaño, buscó el apoyo de Inglaterra para protegerse. Una alianza internacional que les amparara”.

El documento

“Proyecto de directiva a los ejércitos de tierra, mar y aire”. Así se titula en plan de ataque que España había planeado contra el país luso. “Objetivo: acción sobre Portugal”, reza el texto.

El documento explica detalladamente que Portugal, en una delicada situación , y frente a su escasa potencialidad pero a la gran fuerza de sus costas, es uno de los puntos geográficos que podría atraer relaciones marítimas, por lo que podría atraer a los ingleses a ocupar las bases navales del país.

A continuación cambia la apariencia del texto y finalmente Franco anuncia, en primera persona, que se decide a preparar la invasión de Portugal con el fin de ocupar la ciudad de Lisboa y la costa portuguesa. Una operación militar que, según reza el texto, podría haber tenido lugar previsiblemente tras la invasión de Gibraltar.

Una posibilidad en la que, según nos explica el escritor Carlos Abella, entraba en juego el papel de Alemania. Esto fue algo que, de una forma u otra, a Portugal le dio miedo por el temor a ser ellos los siguientes porque “los portugueses siempre han sido sensibles a que nos los vamos a comer”, ha confesado.

Sin embargo, era una posibilidad “que nadie hubiera permitido”, admite. “Ni siquiera en los años 40 cabía la posibilidad de que España invadiera parte de Portugal”.

El plan de Franco de invadir el país luso durante la Segunda Guerra Mundial nunca se llevó a cabo. Sin embargo, sí existió el riesgo de invasión del país vecino. Finalizada la guerra, este episodio desconocido podría decirse que ha pasado definitivamente a la historia. Un episodio que, sin lugar a dudas, podría haber cambiado las relaciones con Portugal para siempre.

https://www.alertadigital.com/2020/...tugal-que-se-mantuvo-en-secreto-hace-65-anos/
 
Registrado
27 Jul 2020
Mensajes
2.546
Calificaciones
3.565
Ubicación
Valladolid
Última edición:


Registrado
27 Jul 2020
Mensajes
2.546
Calificaciones
3.565
Ubicación
Valladolid
un murciano encabronao tras repasar el diario de sesiones del parlamento en la segunda republica

 
B

Borsalino

Guest
El Gobierno extinguirá la Fundación Franco y dará la nacionalidad española a los hijos de brigadistas internacionales

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS)

El Gobierno extinguirá la Fundación Franco y dará la nacionalidad española a los hijos de brigadistas internacionales

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el Anteproyecto de ley de Memoria Democrática que, entre otras cosas, contemplará la extinción de fundaciones que hagan apología del franquismo; la creación de una Fiscalía de Memoria Democrática y Derechos Humanos; la exhumación de víctimas del franquismo de fosas comunes sufragada por fondos públicos; o que los descendientes de los brigadistas internacionales puedan acceder a la nacionalidad español.

 
Registrado
27 Jul 2020
Mensajes
2.546
Calificaciones
3.565
Ubicación
Valladolid
Abren una fosa achacada a la represión franquista y encuentran soldados nacionales
Existe un tópico, entre los defensores de la Ley de Memoria Histórica, según el cual España sería el segundo país del mundo con más fosas comunes del mundo, supuestamente solo sería superado por Camboya, donde el régimen criminal de Pol Pot asesinó a unos dos millones de personas. Sin embargo, la famosa lista según la cual en nuestro país habría 2.195 fosas de la represión franquista, cada vez queda más en evidencia por casos como el ocurrido en el municipio de Figuerola d’Orcau, en la provincia de Lérida.

PUBLICIDAD

Allí se buscaba a víctimas de la represión franquista. Sin embargo se han encontrado 17 cuerpos “perfectamente alineados” y con los uniformes correspondientes. No son restos pertenecientes a la represión cometida en la retaguardia de ambos bandos durante la Guerra Civil. Son cuerpos de soldados que combatieron en la zona durante las ofensivas que tuvieron lugar en esa zona entre los meses de abril y mayo de 1938. Unos combates que arrojaron unos datos de mortandad de 11.000 soldados muertos pertenecientes al bando republicano y 3.500 del bando nacional. En este caso, la mayoría de los cuerpos pertenecen a las divisiones 63, 150 y 152 del Ejército Nacional.


Las víctimas de estos enfrentamientos eran enterrados en las zonas próximas al área de combate. Eso explica la mayoría de las fosas comunes señaladas en el controvertido mapa de fosas hecho público por el ministerio de Justicia. De esas 2.195 fosas, la mayoría pertenecen a miembros de los dos ejécitos muertos en los combates, aunque las asosciaciones memorialistas se empeñan en adjudicarlas a la supuesta represión franquista. La única explicación de que aparezca un número tan alto de fosas. El problema es que los denominados “memorialistas” siempre han empleado el cómputo total de fosas como si fueran obra del franquismo. Pero cada vez queda más clara su manipulación.

Como ya se viene denunciando desde diferentes medios de comunicación y por parte de investigadores, muchos de estos enterramientos han sido encontrados -y en algunos casos tapados- para que no llegase a la opinión pública que los republicanos cometieron una represión.

Las fosas que no gustan a la memoria histórica
en 2008, unas obras realizadas en el acuartelamiento de la Brigada Paracaidista de Alcalá de Henares dejaba al descubierto varios cuerpos –inicialmente se habló de al menos cinco, luego de algo más de una docena-, aunque nunca sabremos el número. La intención de esta ley era vender una idílica Segunda República que se defendió de los malvados militares que asesinaban a la población. Por eso no podían sacarse cadáveres de represaliados por el Frente Popular.

Cuando quedó claro que los cuerpos encontrados en Alcalá de Henares no pertenecían al bando republicano, es decir que eran víctimas de la represión frentepopulista, se decidió volver a tapar los cuerpos y dejarlos enterrados. Todo ello a pesar de que ya había sido encontrada la fosa, que es el paso más difícil en la recuperación de cuerpos. Pero el Gobierno de Zapatero no podía permitirse este error, y los cráneos con orifico de bala y las tibias fracturadas por la tortura y los golpes volvieron a la tierra en la que reposaban desde la Guerra Civil. Estos muertos no se merecían el entierro digno que las asociaciones de la Memoria Histórica exigen para los suyos.

Solamente un año después se vivía otra situación similar. Se buscaban víctimas pertenecientes a las Brigadas Internacionales que habían caído durante la campaña de Aragón. Los equipos forenses estaban en Rubielos de Mora (Teruel) y encontraron varias fosas con cuerpos de brigadistas. Se recuperaron 4 cuerpos en dos fosas, pero al analizarlos se descubrió que habían sido asesinados por sus compañeros en una represión interna. Se tenían localizados un total de 46 cuerpos, pero no había fondos para ellos y los 42 restantes siguen en las anónimas fosas comunes a las que les arrojaron los comunistas.


En 2010 se produjo el mayor hallazgo de una fosa común desde que se aprobó la polémica ley de Zapatero. En el municipio de Camuñas se reabrió una vieja mina abandonada en la que se sabía que los milicianos habían asesinado a cientos de “franquistas” durante la Guerra Civil. Tras retirar más de quince toneladas de escombros con las que habían intentado tapar sus crímenes, empezaron a salir los cuerpos. El cubicaje y encajonamiento de los cuerpos llevó al equipo forense a considerar que había entre 240 y 300 cuerpos. Entre ellos están documentados mujeres y niños. Pero la Ley de Memoria Histórica tampoco tenía dinero para su extracción. Y nuevamente ya se había dado el paso más complicado, el de encontrar la fosa. Una fosa que, por cierto, se conocía desde la Guerra Civil y que jamás fue abierta por el franquismo pese a saber que allí había víctimas de los suyos.

En 2012 se encontraba una nueva fosa común. Esta vez era en Villa Sana de Mena. Nuevamente sus ocupantes habían sido asesinados por comunistas, socialistas y anarquistas. En este caso se calcula que había 50 cuerpos, y nuevamente tenemos que decir que se calcula porque los cuerpos siguen en la fosa, abandonados por la ley sectaria aprobada por socialistas y ensalzada por comunistas.

PUBLICIDAD

Y llegamos a 2014 con una nueva fosa común con 72 cuerpos de asesinados por los republicanos. Esta vez en Borriol (Castellón). Se buscaban los restos de dos fusilados por el franquismo, José Valls y Luis Messequer, en su lugar se encontró una fosa común con 72 cuerpos de soldados nacionales, por las características de los restos encontrados posiblemente pertenecían a la denominada “quinta del biberón”. Soldados muy jóvenes que entraron en combate al final de la Guerra Civil. Pero nuevamente se volvió a tapar la fosa y los restos no han sido exhumados, individualizados e identificados.Nuevamente pertenecían al “bando equivocado” según quienes dictaron la Ley de Memoria Histórica que dictaba quienes eran los bueno y quienes los malos en una España que volvía a ser obligada a dividirse.



Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.
https://gaceta.es/espana/abren-fosa...dados-nacionales-22062017-1934-20170626-1037/
 
Registrado
3 Jun 2020
Mensajes
1.533
Calificaciones
4.552
Abren una fosa achacada a la represión franquista y encuentran soldados nacionales
Existe un tópico, entre los defensores de la Ley de Memoria Histórica, según el cual España sería el segundo país del mundo con más fosas comunes del mundo, supuestamente solo sería superado por Camboya, donde el régimen criminal de Pol Pot asesinó a unos dos millones de personas. Sin embargo, la famosa lista según la cual en nuestro país habría 2.195 fosas de la represión franquista, cada vez queda más en evidencia por casos como el ocurrido en el municipio de Figuerola d’Orcau, en la provincia de Lérida.

PUBLICIDAD

Allí se buscaba a víctimas de la represión franquista. Sin embargo se han encontrado 17 cuerpos “perfectamente alineados” y con los uniformes correspondientes. No son restos pertenecientes a la represión cometida en la retaguardia de ambos bandos durante la Guerra Civil. Son cuerpos de soldados que combatieron en la zona durante las ofensivas que tuvieron lugar en esa zona entre los meses de abril y mayo de 1938. Unos combates que arrojaron unos datos de mortandad de 11.000 soldados muertos pertenecientes al bando republicano y 3.500 del bando nacional. En este caso, la mayoría de los cuerpos pertenecen a las divisiones 63, 150 y 152 del Ejército Nacional.


Las víctimas de estos enfrentamientos eran enterrados en las zonas próximas al área de combate. Eso explica la mayoría de las fosas comunes señaladas en el controvertido mapa de fosas hecho público por el ministerio de Justicia. De esas 2.195 fosas, la mayoría pertenecen a miembros de los dos ejécitos muertos en los combates, aunque las asosciaciones memorialistas se empeñan en adjudicarlas a la supuesta represión franquista. La única explicación de que aparezca un número tan alto de fosas. El problema es que los denominados “memorialistas” siempre han empleado el cómputo total de fosas como si fueran obra del franquismo. Pero cada vez queda más clara su manipulación.

Como ya se viene denunciando desde diferentes medios de comunicación y por parte de investigadores, muchos de estos enterramientos han sido encontrados -y en algunos casos tapados- para que no llegase a la opinión pública que los republicanos cometieron una represión.

Las fosas que no gustan a la memoria histórica
en 2008, unas obras realizadas en el acuartelamiento de la Brigada Paracaidista de Alcalá de Henares dejaba al descubierto varios cuerpos –inicialmente se habló de al menos cinco, luego de algo más de una docena-, aunque nunca sabremos el número. La intención de esta ley era vender una idílica Segunda República que se defendió de los malvados militares que asesinaban a la población. Por eso no podían sacarse cadáveres de represaliados por el Frente Popular.

Cuando quedó claro que los cuerpos encontrados en Alcalá de Henares no pertenecían al bando republicano, es decir que eran víctimas de la represión frentepopulista, se decidió volver a tapar los cuerpos y dejarlos enterrados. Todo ello a pesar de que ya había sido encontrada la fosa, que es el paso más difícil en la recuperación de cuerpos. Pero el Gobierno de Zapatero no podía permitirse este error, y los cráneos con orifico de bala y las tibias fracturadas por la tortura y los golpes volvieron a la tierra en la que reposaban desde la Guerra Civil. Estos muertos no se merecían el entierro digno que las asociaciones de la Memoria Histórica exigen para los suyos.

Solamente un año después se vivía otra situación similar. Se buscaban víctimas pertenecientes a las Brigadas Internacionales que habían caído durante la campaña de Aragón. Los equipos forenses estaban en Rubielos de Mora (Teruel) y encontraron varias fosas con cuerpos de brigadistas. Se recuperaron 4 cuerpos en dos fosas, pero al analizarlos se descubrió que habían sido asesinados por sus compañeros en una represión interna. Se tenían localizados un total de 46 cuerpos, pero no había fondos para ellos y los 42 restantes siguen en las anónimas fosas comunes a las que les arrojaron los comunistas.


En 2010 se produjo el mayor hallazgo de una fosa común desde que se aprobó la polémica ley de Zapatero. En el municipio de Camuñas se reabrió una vieja mina abandonada en la que se sabía que los milicianos habían asesinado a cientos de “franquistas” durante la Guerra Civil. Tras retirar más de quince toneladas de escombros con las que habían intentado tapar sus crímenes, empezaron a salir los cuerpos. El cubicaje y encajonamiento de los cuerpos llevó al equipo forense a considerar que había entre 240 y 300 cuerpos. Entre ellos están documentados mujeres y niños. Pero la Ley de Memoria Histórica tampoco tenía dinero para su extracción. Y nuevamente ya se había dado el paso más complicado, el de encontrar la fosa. Una fosa que, por cierto, se conocía desde la Guerra Civil y que jamás fue abierta por el franquismo pese a saber que allí había víctimas de los suyos.

En 2012 se encontraba una nueva fosa común. Esta vez era en Villa Sana de Mena. Nuevamente sus ocupantes habían sido asesinados por comunistas, socialistas y anarquistas. En este caso se calcula que había 50 cuerpos, y nuevamente tenemos que decir que se calcula porque los cuerpos siguen en la fosa, abandonados por la ley sectaria aprobada por socialistas y ensalzada por comunistas.

PUBLICIDAD

Y llegamos a 2014 con una nueva fosa común con 72 cuerpos de asesinados por los republicanos. Esta vez en Borriol (Castellón). Se buscaban los restos de dos fusilados por el franquismo, José Valls y Luis Messequer, en su lugar se encontró una fosa común con 72 cuerpos de soldados nacionales, por las características de los restos encontrados posiblemente pertenecían a la denominada “quinta del biberón”. Soldados muy jóvenes que entraron en combate al final de la Guerra Civil. Pero nuevamente se volvió a tapar la fosa y los restos no han sido exhumados, individualizados e identificados.Nuevamente pertenecían al “bando equivocado” según quienes dictaron la Ley de Memoria Histórica que dictaba quienes eran los bueno y quienes los malos en una España que volvía a ser obligada a dividirse.



Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.
https://gaceta.es/espana/abren-fosa...dados-nacionales-22062017-1934-20170626-1037/
Ya se sabe, hay unos que eran muy buenos y los otros muy malos. Una vergüenza este gobierno