Juan Carlos apodaba a Letizia: La Princesa de Tolosa (1 Viewer)

Registrado
9 Abr 2013
Mensajes
5.805
Calificaciones
55.324
Dice la periodista que Letizia "se ha dejado la piel" trabajando para ayudar a su marido....supongo que habrá que tomarlo al pie de la letra, porque la piel de la cara realmente se la ha dejado en el cirujano plástico, la nueva que le han puesto...es como el cemento. Hay que tenerlos muy grandes, para decir que esta señora se ha deslomado haciendo su trabajo, o desde luego el ciudadano de a pie tiene una idea muy diferente de lo que es trabajar...

Pongamos de ejemplo su viajecito a las Bahamas de despedida de soltera, tras un brutal atentado y tras decir que renunciaban al viaje...y salió a la luz por el ridículo comportamiento de la futura consorte. Sus continuos desplantes públicos, sus caras desganadas, sus ropas impropias e irreverentes en muchas ocasiones debido a los estamentos con los que trataba, su ausencia en importantes momentos, sus constantes y extensas vacaciones en "paraisos ignotos"...negarse a mostrar a sus hijas....el aborto q se hizo público, el suicidio de la hermana, las denuncias a 50 medios de la otra hermana, el primo que le sacó los colores en un libro....la madre metida en Palacio, mientras la Reina Sofia no podia ni ver a sus nietas...su total desidia y desgana en los saludos, despreciando a las personas, como al Presidente del Gobierno delante del que se puso a pintarse los labios, pasando de lo que le decía, muchas veces saliendo corriendo después de los saludos dejando atrás al Rey y a la Reina Sofia...el Compi Yogui...el uso constante del movil incluso en el coche que la llevaba hacia el palco en plena Fiesta Nacional...en vez de saludar a la gente...Felipe, siempre, sólo en cientos de actos sobretodo castrenses que a ella no le interesaban....

Puede que sea Juan Carlos el que se la cargue...Letizia, no se la ha cargado porque NO es la titular, no es más que "una fulana lista"...o más bien muy tonta y que jamás ha pensado en su marido y menos en su hija...sólo ha pensado en vivir la vida loca a cuerpo de reina....porque nadie con 2 dedos de frente habría actuado como lo ha hecho esta señora en sus miles de metidas de pata, si realmente estuviese preocupada por hacerlo bien.

Si hubiese sido la titular, después de lo de Bahamas, se habría cancelado la boda, como le pasó a la princesa de Japon...luego se queja del machismo...pues gracias a el, ha llegado a Reina, en vez de su cuñada...y se le han perdonado cosas, que de ser hombre, estaría ahora haciéndole compañía en Abu Dhabi a su suegro.
 

Registrado
19 Mar 2018
Mensajes
286
Calificaciones
1.056
Yo no creo que Letizia haya vencido. Ha ganado una batalla, nada más.
Yo creo que ha ganado varias batallas: los expulsó a casi todos uno por uno. Dejó la batalla más fácil para el final: deshacerse del asopao.
Pronto seremos testigos de un momento histórico: la creación del Imperio Letizino, que se lanzará a la conquista de todas las monarquías europeas.
Ya verán...
 
Registrado
3 Feb 2013
Mensajes
6.720
Calificaciones
39.693
En cuanto Leonor sea mayor de edad letis se puede olvidar de ser interesante para la prensa.... Con su carisma menos....
Dudo bastante que la monarquía tenga un futuro aquí, visto lo que escondía y que a la nueva generación no le interesa nada porque no nos han enseñado ni enseñamos a respetar esa institución....
Letis se ha dejado la piel desde luego en hacerla más ajena eso si
 
Registrado
5 Abr 2018
Mensajes
2.299
Calificaciones
10.102
Yo creo que ha ganado varias batallas: los expulsó a casi todos uno por uno. Dejó la batalla más fácil para el final: deshacerse del asopao.
Pronto seremos testigos de un momento histórico: la creación del Imperio Letizino, que se lanzará a la conquista de todas las monarquías europeas.
Ya verán...
Yo creo que se han tenido que ir porque Cristina , her husband y el aitá han robado no ? Ella no ha echado nadie. Que antes había la Pacto periodístico cuando el suegro reinaba y como los mandamases de aquella época estaban a sus pies , pues estaban muy protegidos e hicieron y deshicieron lo que les dio la gana y más. Pero ahora , que ya estamos en otra época , que el nivel cultural es mayor y ahora todo se sabe porque aquellos mandamases están jubilados y en el más allá y vivimos en la era digital ...Salen todos los trapos sucios. Y la paga quien la tiene que pagar.
Lo de la princesa de tolosa no lo sabía. Pero si que los amigos del preparao le llamaban chacha. Las cuñadas no lo sé. Lo que si es cierto que cuando ocurrió el altercado de pascua de sofia y las niñas , la mari Chantal twitteo diciendo que estaban acostumbrados que Leto hiciese de las suyas. Así que la aborrecen por todos los sitios.
QueLetizia podría hacerlo mejor. Que es más rígida que un cirio , si. Que podría ser más natural , ella que es plebeya... también. Pero que creo que ella no tiene poder para echar a nadie.
 


Registrado
4 Jul 2017
Mensajes
121
Calificaciones
456
La Leticia gana una partida, se propuso el :"La familia real somos yo, Felipe y las niñas" y lo ha conseguido, a conseguido que todos se marcharán de malas maneras, incluso la emerita que estaba tan bien valorada. Ella imposible que lo pudiera hacer sola ¿quien es la mano negra o quien es el duende que pasea por palacio?
¿Como era eso de...no pidas lo que deseas porque los dioses te lo pueden conceder...? Pues eso, toma bolos por España, la familia real son solo ellos, y no pueden con el tema, tienen de royal lo de mis vecinos del quinto, o sea nada.
 
Registrado
4 Jul 2017
Mensajes
121
Calificaciones
456
Juan Carlos tenía inteligencia, humor, ingenio, carisma, no como la triste pareja.
Una pena que haya salido tan golfo, enredado en sus amantes, como un viejo verde, y sin ningun interes por servir a los ciudadanos que representa, porque sí, a humor e ingenio, no le gana nadie.
 
Registrado
15 Abr 2017
Mensajes
39.882
Calificaciones
235.652
A ver, no apoya la caída del emérito delincuente, porque se le acaba el pastel a ella también, como la cosa siga así,
 
Registrado
4 Jul 2017
Mensajes
121
Calificaciones
456
Ahí tienes el caso de Nadiuska. Si que lo pueden hacer. Es tan fácil como tener un "comportamiento anormal", sobornar a un médico o un psiquiatra.

Así funciona la ilustre degeneración española: "Hay un montón de gente que conviene eliminar..."


Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura (Luisa Isabel María del Carmen Cristina Rosalía Joaquina, conocida simplemente como Isabel en su círculo íntimo) (Estoril, Portugal, 21 de agosto de 1936 - Sanlúcar de Barrameda, España, 7 de marzo de 2008), es una historiadora y escritora española, a parte de una figura aristocrata de gran importancia, siendo XXI Duquesa de Medina-Sidonia, XVII Marquesa de Villafranca del Bierzo, XVIII Marquesa de los Vélez, XXV Condesa de Niebla, tres veces Grande de España. Fue regularmente conocida como La Duquesa Roja.

Luisa Isabel Álvarez de Toledo fue jefa de la Casa de Medina-Sidonia, que ostenta el primer ducado hereditario que se concedió en la Corona de Castilla, en 1445, y de otras casas nobiliarias, como la de Villafranca del Bierzo y la de los Vélez. Su residencia principal era el Palacio de Medina-Sidonia, situado en Sanlúcar de Barrameda, en la provincia de Cádiz, que alberga uno de los archivos privados más importante de Europa.

Sus ideales republicanos y su oposición al franquismo hicieron de ella una noble atípica, lo que le valió del sobrenombre de "la duquesa roja". Como escritora, publicó varias novelas y como historiadora su obra fue bastante polémica y controvertida. Dedicó gran parte de su vida a la conservación y catalogación del Archivo de la Casa de Medina-Sidonia, así como a la creación de la Fundación Casa Medina-Sidonia.

- Hay un montón de gente que conviene eliminar. Socialmente, ¡se entiende! Porque dicen lo que no deben o dan mal ejemplo. ¡No a lo grande!. A veces su influencia no pasa de una calle, de un bar o de un centro con cuatro gatos. Nosotros los descubrimos. Nos enteramos de sus costumbres, medimos su peligrosidad y si valen la pena, hacemos su retrato interior. Podríamos eliminarlos físicamente. Y quitarnos el engorro de encima. Pero estos accidentes, salvo si el tipo es un cabeza loca, son sospechosos y terminan por saberse. Así que nos tomamos el trabajo de eliminarlos psicológicamente. ¡No creas que es tan fácil!. Hay que estudiarlos, saber que les gusta y donde les duele. Romper su equilibrio es lo importante. Un tipo desequilibrado hace y dice tantas tonterías, que se desprestigia en horas. La policía nos manda la ficha. Pero no sirve. Son incompletas, cuando no equivocadas. Así que tengo un montón de gente controlándolos. Cuanto más cerca, ¡mejor!. Amigos, empleados, parientes. Hay hijos que vigilan a los padres; maridos a mujeres. Me importa lo que dicen, no lo que hacen. Lo malo es que a veces nos informan con los pies. Metes un dato equivocado. ¡Y no aciertas ni para atrás!. La verdad es que los informadores trabajan por dos gordas. Y hasta por pura vanidad y de gratis. De los peces gordos nos ocupamos nosotros. Algunos se quedan hechos unos zorros a la primera. Pero otros, ¡no hay quien los rompa!. Tengo casos que los hemos arruinado, destrozado la familia, metido en procesos de todos los colores, dejado sin trabajo y hasta ridiculizado. ¡Y ahí siguen incordiando!. Pero los más acaban donde quiero. Como la gente les rehuye, porque les hemos hecho la cama, se hacen huraños y solitarios. A los débiles le va peor. Terminan en la droga o el manicomio. ¡Pero no creas que sólo hago el mal!. No sabes la cantidad de cretinos que me deben la carrera, porque les hice pasar por lumbreras, ¡en lo que sea!. Confieso que el trabajo me gusta. Fabricar destinos, sin que el sujeto tenga arte ni parte, te hace sentirte un poco como Dios.

- No pagas, pero por lo que veo, ¡cobras!.

- ¡De p*ta madre! Claro que me pagan mejor otras cosas.

- ¿Qué cosas? Ernesto sonrió malicioso. Explotaba el misterio, porque le favorecía.

- No son para dichas. Casilda rumiaba.

- Lo que no entiendo es la utilidad de hacer la vida imposible a tipos sin importancia.

Ernesto la miró asombrado.

- Dicen lo que no deben y hacen pensar a los demás. ¿Te parece poco?.

- ¿Pero en qué?.

- Es peligroso todo el que descubre contradicciones. Y lo larga. De lo que dice con la realidad. Y de lo que es, con lo que debiera ser. Si lo hace a lo loco, no importa. Pero el que argumenta, ¡se jodió!. Hay que salvar al sistema. Pero sobre todo, ¡a la institución!.

Ocupado igualmente en adornar la imagen de la monarquía, tanto en su pasado como en el presente, Luis pensó que Ernesto podría serle útil...



Fuente: http://www.papelesdesociedad.info/IMG/pdf/la-ilustre-degeneracion.pdf
 
Registrado
4 Jul 2017
Mensajes
121
Calificaciones
456
Ahí tienes el caso de Nadiuska. Si que lo pueden hacer. Es tan fácil como tener un "comportamiento anormal", sobornar a un médico o un psiquiatra.

Así funciona la ilustre degeneración española: "Hay un montón de gente que conviene eliminar..."


Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura (Luisa Isabel María del Carmen Cristina Rosalía Joaquina, conocida simplemente como Isabel en su círculo íntimo) (Estoril, Portugal, 21 de agosto de 1936 - Sanlúcar de Barrameda, España, 7 de marzo de 2008), es una historiadora y escritora española, a parte de una figura aristocrata de gran importancia, siendo XXI Duquesa de Medina-Sidonia, XVII Marquesa de Villafranca del Bierzo, XVIII Marquesa de los Vélez, XXV Condesa de Niebla, tres veces Grande de España. Fue regularmente conocida como La Duquesa Roja.

Luisa Isabel Álvarez de Toledo fue jefa de la Casa de Medina-Sidonia, que ostenta el primer ducado hereditario que se concedió en la Corona de Castilla, en 1445, y de otras casas nobiliarias, como la de Villafranca del Bierzo y la de los Vélez. Su residencia principal era el Palacio de Medina-Sidonia, situado en Sanlúcar de Barrameda, en la provincia de Cádiz, que alberga uno de los archivos privados más importante de Europa.

Sus ideales republicanos y su oposición al franquismo hicieron de ella una noble atípica, lo que le valió del sobrenombre de "la duquesa roja". Como escritora, publicó varias novelas y como historiadora su obra fue bastante polémica y controvertida. Dedicó gran parte de su vida a la conservación y catalogación del Archivo de la Casa de Medina-Sidonia, así como a la creación de la Fundación Casa Medina-Sidonia.

- Hay un montón de gente que conviene eliminar. Socialmente, ¡se entiende! Porque dicen lo que no deben o dan mal ejemplo. ¡No a lo grande!. A veces su influencia no pasa de una calle, de un bar o de un centro con cuatro gatos. Nosotros los descubrimos. Nos enteramos de sus costumbres, medimos su peligrosidad y si valen la pena, hacemos su retrato interior. Podríamos eliminarlos físicamente. Y quitarnos el engorro de encima. Pero estos accidentes, salvo si el tipo es un cabeza loca, son sospechosos y terminan por saberse. Así que nos tomamos el trabajo de eliminarlos psicológicamente. ¡No creas que es tan fácil!. Hay que estudiarlos, saber que les gusta y donde les duele. Romper su equilibrio es lo importante. Un tipo desequilibrado hace y dice tantas tonterías, que se desprestigia en horas. La policía nos manda la ficha. Pero no sirve. Son incompletas, cuando no equivocadas. Así que tengo un montón de gente controlándolos. Cuanto más cerca, ¡mejor!. Amigos, empleados, parientes. Hay hijos que vigilan a los padres; maridos a mujeres. Me importa lo que dicen, no lo que hacen. Lo malo es que a veces nos informan con los pies. Metes un dato equivocado. ¡Y no aciertas ni para atrás!. La verdad es que los informadores trabajan por dos gordas. Y hasta por pura vanidad y de gratis. De los peces gordos nos ocupamos nosotros. Algunos se quedan hechos unos zorros a la primera. Pero otros, ¡no hay quien los rompa!. Tengo casos que los hemos arruinado, destrozado la familia, metido en procesos de todos los colores, dejado sin trabajo y hasta ridiculizado. ¡Y ahí siguen incordiando!. Pero los más acaban donde quiero. Como la gente les rehuye, porque les hemos hecho la cama, se hacen huraños y solitarios. A los débiles le va peor. Terminan en la droga o el manicomio. ¡Pero no creas que sólo hago el mal!. No sabes la cantidad de cretinos que me deben la carrera, porque les hice pasar por lumbreras, ¡en lo que sea!. Confieso que el trabajo me gusta. Fabricar destinos, sin que el sujeto tenga arte ni parte, te hace sentirte un poco como Dios.

- No pagas, pero por lo que veo, ¡cobras!.

- ¡De p*ta madre! Claro que me pagan mejor otras cosas.

- ¿Qué cosas? Ernesto sonrió malicioso. Explotaba el misterio, porque le favorecía.

- No son para dichas. Casilda rumiaba.

- Lo que no entiendo es la utilidad de hacer la vida imposible a tipos sin importancia.

Ernesto la miró asombrado.

- Dicen lo que no deben y hacen pensar a los demás. ¿Te parece poco?.

- ¿Pero en qué?.

- Es peligroso todo el que descubre contradicciones. Y lo larga. De lo que dice con la realidad. Y de lo que es, con lo que debiera ser. Si lo hace a lo loco, no importa. Pero el que argumenta, ¡se jodió!. Hay que salvar al sistema. Pero sobre todo, ¡a la institución!.

Ocupado igualmente en adornar la imagen de la monarquía, tanto en su pasado como en el presente, Luis pensó que Ernesto podría serle útil...



Fuente: http://www.papelesdesociedad.info/IMG/pdf/la-ilustre-degeneracion.pdf
Pero eso es terrible. Que horror, la destrucción del corazón voluntad y personalidad de una persona es tan horrible como un asesinato físico. ¿Y todo porque lo que dice va en contra de la imagen o intereses de terceros? Es dificil de creer
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)