Hijos bastardos de los Borbones a través de la historia

Registrado
1 Ene 2014
Mensajes
7.483
Calificaciones
63.101
Lo que no dice la reina es que ella es descendiente de un borleone, y entonces sus hijos aunque no lo fueran del rey serían borleones por ella.
si, es cierto, pero tener un poco de sangre borbon no significa que tengan derecho a trono,
y creo que maria luisa de parma queria decir eso, no borbon=derecho dinastico
hay muchos borbones de ramas muy paralelas,
el derecho a trono viene por otra cosa, por linea dinastica, derechos hereditarios al primer varon, etc etc...

tambien JC, Felipe y leonor llevarian sangre borbon por parte de Maria de las mercedes de borbon-dos sicilias, pero eso no significa que solo por eso tuviera derecho a trono
anda que no hay borbones repartidos por el mundo que no tienen ni tendran derecho a trono!
 

Registrado
6 Jul 2013
Mensajes
2.935
Calificaciones
20.203
Registrado
6 Jul 2013
Mensajes
2.935
Calificaciones
20.203
Quiza ella sabia que tampoco era borleone
Aunque la reina no fuera borleone, las ramas se juntan por todos lados. La condesa de Barcelona tenía de antepasados tanto al rey Carlos III, como al rey Carlos IV. Aún en el caso de que los hijos del rey Carlos IV no fueran de él, su esposa Mª Luisa desciende de Felipe V, es nieta por parte paterna, y tambien Borbon. Y por parte de Carlos III no creo que haya duda.Que el apellido de los reyes fuera otro no te digo que no, pero todos descienden de los mismos.
 
Última edición:

Registrado
23 Nov 2013
Mensajes
9.631
Calificaciones
69.373
Aunque la reina no fuera borleone, las ramas se juntan por todos lados. La condesa de Barcelona tenía de antepasados tanto al rey Carlos III, como al rey Carlos IV. Aún en el caso de que los hijos del rey Carlos IV no fueran de él, su esposa Mª Luisa desciende de Felipe V, es nieta por parte paterna, y tambien Borbon. Y por parte de Carlos III no creo que haya duda.Que el apellido de los reyes fuera otro no te digo que no, pero todos descienden de los mismos.
Pero estas asegurando que FelipeV o Carlos III y IV eran borleones?.
Yo como Esperanza Aguirre no pondria la mano en el fuego.
 

Registrado
11 Mar 2014
Mensajes
7.105
Calificaciones
34.159
yo no he encontrado ninguno, y ayer cuando estuve colgando los articulos de mas arriba estuve buscando para hacer eso mismo, encontrar parecidos, pero no, ni cuadros ni fotos encontre...
una pena,

lo que no busque fue a los descendientes del puigmolto, que era vizconde de algo y otro titulo tenia creo, y los descendientes aun lo ostentan, claro...

He rebuscado en la historia y en el internet y nada. Puigmonto quiza no dejo fotos por ningun lado. ( Pero ha de haber
sido rete guapisimo el condenado muchacho ! ) He visto infinidad de fotos en las cuales Alfonso XIII tiene muchisimo
parecido con su madre, y.....escalofriante me parecio, ver en Froilan el mismo labio austriaco de su tatarabuelo./
Un parecido asombroso con el Tatarabuelito.
 
Registrado
1 Ene 2014
Mensajes
7.483
Calificaciones
63.101
He rebuscado en la historia y en el internet y nada. Puigmonto quiza no dejo fotos por ningun lado. ( Pero ha de haber
sido rete guapisimo el condenado muchacho ! ) He visto infinidad de fotos en las cuales Alfonso XIII tiene muchisimo
parecido con su madre, y.....escalofriante me parecio, ver en Froilan el mismo labio austriaco de su tatarabuelo./
Un parecido asombroso con el Tatarabuelito.
si, ha sido imposible encontrar retrato alguno del tal puigmolto,
lo que si se dice es de su caracter (bravucon, penmdenciero, juerguista.... eso he leido), y eso si que lo han heredado al parecer sus descendientes,


lo de froilan es cierto, el parecido de froilan con AXIII es alucinante, lo comentamos muchas en el hilo de Alfonso XIII, en donde se pueden ver muchas fotos de AXIII a todas las edades (ademas de mucha otra informacion interesante del inutil rey que fue, y sus mamandurrias ilegales ya entonces)
http://www.cotilleando.com/foro/threads/alfonso-xiii.96729/
 
Registrado
16 May 2013
Mensajes
1.795
Calificaciones
13.621
He rebuscado en la historia y en el internet y nada. Puigmonto quiza no dejo fotos por ningun lado. ( Pero ha de haber
sido rete guapisimo el condenado muchacho ! ) He visto infinidad de fotos en las cuales Alfonso XIII tiene muchisimo
parecido con su madre, y.....escalofriante me parecio, ver en Froilan el mismo labio austriaco de su tatarabuelo./
Un parecido asombroso con el Tatarabuelito.
http://es.wikipedia.org/wiki/Enrique_Puigmoltó


http://es.wikipedia.org/wiki/Enrique_Puigmolt%C3%B3
 
P

pescadilla

Guest
Creo que la educación y lo fácil que lo tiene todo influyen fundamentalmente en el carácter de la persona. La herencia genética está ahí, de base, pero lo más importante es cómo lo pules y lo desarrolles.

A Froilán, le veo un parecido notable con su abuelo rey. Los genes de Alfonso XIII son fuertes.

Cortesía de CR, de la revista Hola y libertaddigital.


Carlos IV de España por Goya.


Libertaddigital.
Felipe V, Carlos IV, Fernando VII, Isabel II y Alfonso XIII.
 
Última edición por un moderador:
Registrado
23 Nov 2013
Mensajes
9.631
Calificaciones
69.373

EL DRAMA DE LOS BASTARDOS

Encerraron de por vida al anciano que podía destruir a los Borbones

Carmelo López-Arias

José María Zavala ha encontrado un documento del que se habló durante años sin que nadie llegara a verlo. Tirando del hilo, sorprende cuántos secretos ocultaba desde siempre la Familia Real.




28 de enero de 2011
Compartir:



UN CAUTIVO PELIGROSO



El aspecto de Juan de Almaraz en prisión no debió ser muy distinto al del compañero del conde de Montecristo en la novela de Alejandro Dumas.


TODO ACABA SABIÉNDOSE




José María Zavala. Bastardos y Borbones. Los hijos secretos de la dinastía. Plaza y Janés. Barcelona, 2011. 527 pp. + cuadernillo de imágenes y anexo documental. 19,90 €



ARTÍCULOS RELACIONADOS




PSOE y PP hacen en educación lo contrario que un santo

Iñaki Ezkerra: "Tenía ganas de escribir un libro en el que no me metiera con nadie"

El "hombre impasible": un retrato secreto del PP que llegará al poder

Cómo sacarle partido a una crisis con unas perspectivas de lo más negro


La dinastía de los Borbones de España se extinguió el 20 de enero de 1819, fecha en la que murió en Roma Carlos IVmientras Fernando VII hacía y deshacía para desgracia de nuestro país e irritación de sus súbditos de cualquier color ideológico.

Y Fernando VII lo sabía. Tanto, que decidió encerrar de por vida en la prisión de Peñíscola (Castellón) a quien podía probarlo,Juan de Almaraz, confesor que fue de su madre, la reina María Luisa. El sacerdote había escrito un documento que José María Zavala encontró en el Ministerio de Justicia y al que Juan Balansó había hecho referencia en alguno de sus libros sin llegar a reproducirlo nunca, sin duda porque conoció su existencia pero no llegó a verlo nunca.

Ese vacío lo colma ahora Zavala en Bastardos y Borbones (Plaza & Janés), donde nos cuenta la historia de un sobre con indicación de "Reservadísimo", que incluye un papel fechado el 8 de enero de 1819. En él Almaraz afirma que seis días antes, tras escuchar la última confesión, in articulo mortis, de María Luisa, ésta le había transmitido que "ninguno, ninguno de sus hijos y hijas, ninguno, era del legítimo matrimonio... lo que declaraba por cierto para descanso de su alma, y que el Señor la perdonase". Manuel Godoy tenía todas las papeletas para ser el responsable del desaguisado.

Almaraz no reveló entonces este secreto por respeto a Fernando VII, pero dejó escrito que al morir se le entregase a su confesor, sin abrir: "Por todo lo dicho pongo de testigo a mi RedentorJesús para que me perdone mi omisión".

Y hasta aquí podemos leer... porque vale la pena conocer la historia al detalle y por extenso, una historia que bien podría asimilarse a El conde de Montecristo de Alejandro Dumas. Ocho años después Fernando VII, al conocer el letal escrito, dio orden de encarcelar a Almaraz, a pesar de ser ya un anciano, y a él no le alcanzó ninguna de las amnistías que decretó El Rey Felón(otrora El Deseado). El testigo que cuestionaba su derecho al trono era demasiado molesto para andar suelto por ahí.

Los Godoy Puigmoltó
Con esta apasionante historia arranca este ensayo que da a conocer la abundante lista de bastardos que en los últimos dos siglos han sido resultado de las aventuras extramatrimoniales de la Familia Real española.

Es conocida, por ejemplo, la abundantísima vida amorosa deIsabel II, y la más que probable atribución al capitán Enrique Puigmoltó de la paternidad de Alfonso XII. Pero no son tan conocidas las pruebas que recoge Zavala, unos despachos de 1857 remitidos al cardenal Giacomo Antonelli por el encargado de negocios de la Santa Sede en España, monseñor Giovanni Simeoni.

En uno refiere la bronca del general Ramón María Narváez a la Reina, embarazada, para que pusiese fin a esa relación: "¿Es que deseas que aborte?", le respondió llorando, en confesión implícita sobre la identidad del padre.

En el otro, Simeoni afirma que el confesor de Isabel II, nada menos que San Antonio María Claret, le ha dicho que la Reina le ha dicho a él que el padre es su esposo, "pero que en una carta amatoria al oficial de referencia ha escrito de su puño y letra que dicha prole debe atribuirse a ese oficial, en cuyas manos está la carta". ¿A quién engañó aquella pasional mujer, al santo o al militar?

La "otra" Familia Real
Pero junto a estas bastardías, políticamente peligrosísimas por afectar directamente a la legitimidad dinástica de los afectados, hay muchas otras cometidas por los reyes varones al margen de su vínculo conyugal, y que esconden, más que riesgos para el Estado, historias dramáticas de ocultación y marginalidad.

Alfonso XII tuvo dos hijos con la cantante Elena Sanz, a quienes quiso incluir en su testamento... pero no lo hizo. Murió preocupado por su futuro, y de hecho la Regente María Cristina de Habsburgo les privó de la pensión asignada. Pero la actriz supo hacer valer su condición, y mediante un hábil chantaje en el que utilizó como armas las cartas que conservaba de su amante, logró una importante suma de dinero.

Y luego hay otra historia llamativa, como la hija que tuvo Alfonso XII con la mujer del primer secretario de la embajada de Uruguay en Madrid. Esa hija secreta regresó cuarenta años después como esposa del embajador de Chile en la corte de su hermanastro, Alfonso XIII.

Quien, a su vez, dejó embarazada a la institutriz de sus hijos, Beatrice Noon, quien dio a luz en París (fue expulsada de la Corte) a Juana Alfonsa Milán Quiñones de León, cuyo primer apellido provenía del histórico ducado milanés que aún figuraba entre los títulos del monarca, y cuyo segundo apellido proviene del albacea de Alfonso XIII y embajador en París, su padre adoptivo.

Pero hay más casos recogidos por Zavala, y muy variados. De Alfonso de Bourbon, con quien se entrevistó en California, hijo de Alfonso de Borbón y Battenberg (primogénito de Alfonso XIII); o la otra misteriosa Eulalia de Borbón nacida en 1883 en Alcaudete (Jaén), abandonada en el hospicio; o el caso de Ángel Picazo, el actor del sorprendente parecido con Alfonso XIII; o la entrevista del autor con Olghina di Robilant, quien rompe su silencio de años para desmentir haber dicho nunca que Don Juan Carlos es el padre de su hija Paola...

Males nacionales, tragedias íntimas
Zavala no sólo nos cuenta estas historias, nos cuenta también cómo llegó hasta ellas, las emociones que le embargaron al descubrir un documento, escuchar un testimonio o adivinar un parentesco, o la forma en que los interesados aún vivos accedieron a hablar con él para contarle historias que han permanecido en el olvido durante décadas.

Estas páginas contienen una explosiva carga política, pues, en efecto, ¿qué sentido tiene una dinastía si esa dinastía es un mero simulacro, o qué valor tienen renuncias de derechos por matrimonios morganáticos si la sangre real se perdió décadas atrás, o cuántos chantajes a causa de esos secretos han condicionado la política española a espaldas de sus ciudadanos?

Pero incluyen también dramas personales terribles, como lo es ignorar la propia filiación o vivir escondiéndola a mayor conveniencia y gloria de personajes frívolos e irresponsables.

Bastardos y Borbones refleja esa parte de la historia de España edificada sobre el escaso sentido de Estado de quienes dicen encarnarlo. Es de agradecer que Zavala nos la recuerde y la acreciente con nuevos datos, por si la lección nos sirve de algo ahora.
 
Registrado
18 May 2015
Mensajes
1.927
Calificaciones
13.447
http://www.elespanol.com/corazon/20160618/133486940_0.html

MEMORIA HISTÓRICA

Todos Los Borbónes bastardos


Desde Carlos IV hasta muy entrado el siglo XX, los Borbones han traído al mundo hijos ilegítimos. Repasamos la historia y la lucha judicial de algunos por ser reconocidos.


Portada del libro Bastardos y Borbones (Ed. Plaza y Janés)

El estudio de José María Zavala, Bastardos y Borbones. Los hijos desconocidos de la dinastía (Plaza y Janés, 2011), revela los hijos ilegítimos que los Borbones han traído al mundo desde los tiempos de Carlos IV hasta muy entrado el siglo XX.

Empezando por Carlos IV. En realidad, ninguno de sus hijos los engendró él, así que fueron borbones por parte de madre, su promiscua y prima hermana María Luisa de Borbón Parma. Tuvieron 14 hijos de las veinticuatro veces que la reina estuvo embarazada, pero sólo siete llegaron a la edad adulta. Quien llegó a sucederle en el reino, Fernando VII, fue casi con toda seguridad hijo bastardo de María Luisa y su amante Manuel Godoy.


Retrato de Fernando VII de Goya

Cuando Isabel II contaba 16 años, el Gobierno arregló un matrimonio con su primo hermano Francisco de Asís. Aseguran los historiadores que cuando la reina se enteró de quién iba a ser su futuro esposo exclamó: "¡No, con Paquita no!" Tal y como relató al embajador Fernando León y Castillo durante su exilio parisino, Isabel II dijo: "¿Qué podía esperar de un hombre que en la noche de bodas llevaba más encajes que yo?".

Oficialmente, Isabel II de Borbón tuvo doce embarazos, contando varios abortos, de los que sólo sobrevivieron cinco hijos. Uno de ellos fue engendrado por el capitán de ingenieros Enrique Puigmoltó, según los rumores más documentados. Tal era así que el futuro rey Alfonso XII, a nivel popular, tenía el sobrenombre de 'Puigmoltejo' .


Retrato de Isabel II

Alfonso XII, siguió con la tradición familiar y fue padre de tres bastardos que no llegaron a reinar: Alfonso y Fernando Sanz y Martínez de Arrizala, nacido en 1880 y 1881, fruto de su relación con la cantante de ópera Elena Sanz, a los que pasaba una pensión como buen padre de familia lejana. Y Mercedes Basáñez (1885-1941), hija de la esposa de un diplomático uruguayo en España.

Muerto el rey en 1885, su viuda y regente María Cristina de Habsburgo, apodada Doña Virtudes, se negó a continuar pagando a los que consideraba hijos del pecado. La cantante supo hacer valer su condición y mediante un hábil chantaje en el que utilizó las cartas que conservaba de su amante, logró una importante suma de dinero, nada menos que 750.000 pesetas de 1886, una fortuna que pagó el Patrimonio del Estado para que no se dieran a conocer públicamente.



Leandro de Borbón hijo bastardo de Alfonso XIII Gtres

Y de infantes que nunca fueron reconocidos como tales: los hijos ilegítimos de Alfonso XII y XIII: Mercedes Basáñez, Juana Alfonsa de Milán, Leandro de Borbón y María Teresa Ruiz de Moragas.

Demandas para ser reconocidos

En 1908, Alfonso Sanz y Martínez de Arrizalare presentó en Madrid un pleito ante el Tribunal Supremo. Pero a pesar de los esfuerzos, perdió en los tribunales al considerar el juez, en una sentencia dictada el 1 de julio de ese año, que "un monarca no estaba sujeto al Derecho Común", es decir que a un rey no se le podían reconocer hijos fuera del matrimonio.

De todas las supuestas infidelidades de los monarcas, sólo el fallecido este viernes, Leandro de Borbón, hijo de Alfonso XIII y la actriz Carmen Ruiz Moragas, consiguió en los tribunales, en 2003, que se le acreditara el apellido de la familia Real, aunque nunca el tratamiento y los derechos que se derivarían de su condición de infante.

Según el auto judicial histórico, Don Leandro pasó a ser "hijo de su Majestad don Alfonso de Borbón y Austria" y "como consecuencia de esta determinación de filiación paterna y conforme al Artículo 55 de la Ley de Registro Civil, ostentará en lo sucesivo los apellidos de Borbón Ruiz". "Es la primera vez, en el mundo y en España, que se reconoce a un hijo de Rey con todos los derechos inherentes a su persona", declaró sobre el fallo judicial Miguel Ángel Rabadán, el abogado que le llevó el caso.

Al igual que a sus antepasados, el rey emérito Don Juan Carlos, también se ha enfrentado a dos demandas de paternidad. Una presentada por el catalán Alberto Solá Jiménez fue rechazada a trámite, no así la de la belga Ingrid Sartiau Jiménez, que sí fue admitida por el Pleno de la Sala Civil del Tribunal Supremo.

La defensa de Ingrid siempre ha sostenido que su cliente no reclama títulos, ni un lugar en la línea de sucesión al trono, ni dinero. Sólo quiere encontrar a su padre. En la demanda de paternidad se adjuntó un acta notarial firmada por la madre de la demandante, Liliane Ghrislaine Sartiau, de 80 años.

En ella asegura que tuvo una breve relación con Juan Carlos de Borbón -sin saber de quién se trataba hasta que se lo reveló el empleado del hotel donde se alojaban, según su relato- a finales de 1965. Fruto de ese encuentro con "un hombre de 31 años gentil, guapo, dulce y con los ojos azules", nació su hija en agosto de 1966, según la madre.