Herederos de Pilar. Hilo parcialmente moderado, entra bajo tu propio riesgo. PARTE XVIII

Registrado
19 Feb 2010
Mensajes
11.060
Calificaciones
33.793
martes, 8 de septiembre de 2015
La blogger asegura que Érika Ortiz sabía "demasiadas cosas" como la relación homosexual entre Felipe de Borbón (en aquel momento príncipe de Asturias) y un conocido empresario de la industria textil,


La verdad es que esto fuè la comidilla de ciertos cìrculos de Madrid, hace ya muchos anyos. Eso se decìa. Y lo cierto es que uno de los hijos del empresario se llama Felipe, y que hace ya tambièn mucho, estuvo a un pelo de divorciarse de su mujer.
 

gus

Registrado
5 Oct 2006
Mensajes
11.138
Calificaciones
21.658
Debe de haber 400 personas directa o indirectamente conocedoras del romance homosexual de Felipe y 4000 que lo han oido/leido por un foro o en un bar. Eso no es motivo para liquidarlas y dudo que Erika amenazase con llamar a la prensa y contar nada que la pobre estaba sobrepasadisima con su nuevo curro en lobomedia, su puesta de largo en FMR absurda y la prensa demoledora con todos los Ortices que pretendian esconder sus origene y convencer al Hola de que tenian pedigri especial o cualidades supranaturales (Por cierto si lo sabia ella es porque lo vio directamente? en el barco orgia caribeña? o se lo conto Letis? enfin no es importante)

El tema de los ovulos si es mas peliagudo y puede acabar en tragedia si Erika no lograba mantener sus emociones y sus miedos en vereda (éso lo hacen bien las elites reptilianas porque no usan el corazon y tienen el cerebro reptil que domina sus vidas y a cambio de tanta presion, se abandonan a placeres retorcidos y oscuros) Leti paso facilmente al lado Oscuro porque ya debia de estar en él o queria a todo precio hacerlo (yo es que ya doy por hecho que no solo se conocieron en la cama sino que era una ceremonia estilo Eyes Wide Shut tenebrosa, turbia, rarita e inconfesable) pero Erika se vio involucrada cuando le toco hacer de hermana buena y darle sus ovulos porque la otra tenia una enfermedad o bien las trompas de Falopio ligadas... Si asi es el tema es mega-sordido para empezar las pocas ganas que tendria Erika de donar ovulos y cuando cedio a cambio de pasta, amor fraternal y silencio luego no podia ni ver a sus hijas biologicas porque no le dejaban y la hermana comportandose como una iguana con ella y como una leona con sus hijas.
Lo de Letis pretendiendo adoptar a la sobrina es de locos...
 
Registrado
13 Ene 2012
Mensajes
2.058
Calificaciones
9.915
Las trompas ligadas no son impedimento para fecundar in vitro con tus propios óvulos, así que el motivo de tomarlos prestados de su hermana, sería otro (en caso de que esa historia fuera real...)

Lo de la relación homosexual con el empresario me resulta curiosa. ¿Alguien puede dar mas pistas? Es que no se me ocurre quien puede ser...
 
Registrado
3 Jun 2013
Mensajes
48
Calificaciones
243
Ubicación
Mi casa
Las trompas ligadas no son impedimento para fecundar in vitro con tus propios óvulos, así que el motivo de tomarlos prestados de su hermana, sería otro (en caso de que esa historia fuera real...)

Lo de la relación homosexual con el empresario me resulta curiosa. ¿Alguien puede dar mas pistas? Es que no se me ocurre quien puede ser...
¿José Barroso ("Don Algodón")?
 
Registrado
28 Jun 2008
Mensajes
45.438
Calificaciones
139.658
La verdad es que esto fuè la comidilla de ciertos cìrculos de Madrid, hace ya muchos anyos. Eso se decìa. Y lo cierto es que uno de los hijos del empresario se llama Felipe, y que hace ya tambièn mucho, estuvo a un pelo de divorciarse de su mujer.


eso se dijo durante mucho tiempo.
después de casarse y tener un hijo, la mujer y el hempresaguio estuvieron bastante tiempo separados, aunque no divorciados. juraría que unos años. después se juntaron de nuevo y tuvieron dos hijos más
 
Registrado
4 May 2013
Mensajes
2.605
Calificaciones
11.853
Pues a raíz de este asunto, he llegado hasta esta página con información curiosa sobre el Inútil, fechada justo 12 días antes del anuncio del compromiso:

http://www.elsiglodeuropa.es/siglo/historico/temport2003/574 portada.htm

Lo pego.
El Príncipe descuida su papel de heredero

AUSENTE


Se celebró el Día de la Fiesta Nacional sin la presencia de don Felipe de Borbón, heredero de la Corona española. Una ausencia más que polémica –sobre todo ahora que El Siglo ha podido confirmar que el sábado 11 de octubre el Príncipe se dedicó a actividades no oficiales en lugar de emprender el regreso a Madrid–, que viene a sumarse a un descontento creciente en ambientes informados por el escaso interés con el que el heredero asume sus funciones. Don Felipe se muestra más preocupado por su vida social que por el futuro de una Corona que deberá redefinir su papel con el cambio de Rey en una sociedad donde abundan los juancarlistas, pero no los monárquicos.

Por Ana Pardo de Vera

El Príncipe se ausentó el Día de la Fiesta Nacional, por primera vez desde que ésta se celebra, porque estaba de regreso de su viaje oficial a Nueva York. Esta frase, con pequeños matices de forma, fue transmitida a los medios de comunicación que preguntaron, y así recogida, el pasado 13 de octubre, de forma que se resaltaba, aun más, una significativa ausencia. Y es cierto que Felipe de Borbón volaba el domingo hacia Madrid mientras en la capital de España se celebraba el desfile militar del 12 de octubre, pero el Príncipe, y así lo ha confirmado La Zarzuela a El Siglo, terminó sus actos oficiales el viernes 10 de octubre, con la cena ofrecida a los ganadores del Premio Príncipe de Asturias residentes en la ciudad de los rascacielos. ¿Por qué no regresó el sábado para llegar a tiempo a acompañar a los Reyes y a las Infantas en tan señalado día para la patria española? “El viaje oficial a Washington y a Nueva York se programó hace meses –explican en la Casa Real–. Entonces, estaba previsto que el Príncipe tuviese actos el sábado, pero se suspendieron e, igualmente, se volvió el domingo, como estaba dispuesto”.

Es decir, el heredero disfrutó de una jornada de asueto en Nueva York, que pudo dedicar a sus amistades, a ir de compras o, simplemente, a contemplar la Estatua de la Libertad, como el más entregado de los turistas.

También en el diario La Razón y en la revista ¡Hola!, devotos cronistas de cada movimiento real, se especificaron las razones de la no asistencia del heredero, aunque, hasta ahora, en ningún medio se mencionó la simple existencia del sábado en la agenda del Príncipe. Simplemente, este día desapareció de la vida del heredero de cara al público.

En el diario que encabeza el monárquico por excelencia y miembro de la Real Academia, Luis María Anson, se permitieron, sin embargo, incluir una pequeña reprimenda: la aclaración en la noticia de que “se echó en falta la presencia” de Felipe de Borbón, y, un día después, la publicación de un artículo del periodista Fernando Jáuregui, titulado, precisamente, El Príncipe, en el que se muestra crítico con la ausencia de don Felipe en una jornada tan señalada para España: “(...) el Príncipe, a quien conozco y de quien pienso que está lleno de cualidades buenas, debería haber estado junto a los restantes miembros de la familia en el Día de la Hispanidad; (...) la presencia de los Reyes, del heredero y del resto de la familia en la fiesta nacional es una garantía, entre otras razones, porque la Corona encarna muchas seguridades que no queremos, la mayoría, perder”.

Es decir, arguyen algunos monárquicos contrariados con esta falta, que tenemos a un Príncipe que acude solícito a celebrar acontecimientos señalados en otros países y descuida el anual más señalado para España, que, desde luego, no es imprevisto.

El Príncipe estuvo de viaje oficial en Nueva York, explican en la Casa Real, y éste, según la agenda diseñada hace meses, debería haber durado un día más. Allí representó a España en los actos del Día de la Hispanidad, que se celebra también el día 12 de octubre, junto a una delegación encabezada por el presidente del Principado de Asturias, Vicente Álvarez Areces, y por el presidente de la Fundación del mismo nombre, Ramón Álvarez Rendueles.

Las fechas del viaje del Príncipe a Nueva York no acaban de encajar con una ausencia que parece que hubiera podido evitarse. El heredero, según la agenda oficial de la Casa Real, llegó a EE UU para reunirse el lunes 6 de octubre con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias. Estuvo en Washington hasta el 8 de octubre y, desde allí, viajó a Nueva York, en donde, el día 9, almorzó con los embajadores iberoamericanos acreditados ante la ONU. Al día siguiente, el pasado viernes 10 de octubre, el Príncipe inauguró la sede del Instituto Cervantes en Nueva York, asistió a un concierto organizado por la Fundación Príncipe de Asturias en la catedral de San Patricio, visitó la exposición The Real Royal Trip en el Museo de Arte Moderno (MOMA) neoyorquino y cenó con los galardonados con el Premio Príncipe de Asturias allí residentes, que se entrega en Oviedo este viernes, 24 de octubre. Ahí, oficialmente, acabaron sus actos en Nueva York. La agenda se retoma el 14 de octubre, ya en España, con la inauguración de la exposición Antón Van Dyck y el arte del grabado.

La cuestión, además, que ha protagonizado estos días los corrillos monárquicos y republicanos, es si era necesaria tan alta representación española –nada menos que el heredero de la Jefatura de Estado– para los actos previos al Día de la Hispanidad neoyorquina. Al fin y al cabo, el año pasado fue la infanta Elena quien acudió a reunirse con la comunidad española en Nueva York. Lo hizo, además, el 30 de octubre, durante una recepción en la residencia del embajador de España ante la ONU, Inocencio Arias, con motivo de la conmemoración del Día de la Hispanidad y a la que acudió asimismo, el hijo mayor del presidente del Gobierno, que vive en EE UU. La Infanta llevaba una semana instalada en Manhattan, así que, por otro lado, es lógico que acudiese.

En cambio, el Día de la Hispanidad que se celebró en Nueva York el 12 de octubre de 2001, la presencia española más destacada fue la del alcalde de A Coruña, Francisco Vázquez, que, naturalmente, no fue en calidad de representante institucional de nuestro país, sino de invitado especial del cónsul general en Nueva York, Emilio Casinello. En la festividad de 2000, fue el diseñador Óscar de la Renta el que encabezó la delegación española del desfile.

Se ha barajado la posibilidad de que detrás de la presencia del príncipe Felipe esté la larga mano de La Moncloa, que acuerda con La Zarzuela los viajes oficiales y a veces con diferencias de criterio –recuérdense, tal y como publicó El Siglo en su tema de portada del núm. 467, Ninguneado, los deseos del Monarca de visitar Cuba y el “irá cuando toque” que le respondió Aznar en la COPE–. Al fin y al cabo, las buenas relaciones entre el Gobierno Aznar y la Administración Bush tal vez requiriesen una presencia española más elevada. Y, desde luego, la habrían conseguido.

Un Príncipe empleado. No es la primera vez que en círculos monárquicos se tuerce el gesto ante las actividades –o no actividades, como en este caso de jornada libre– de Felipe de Borbón, a quien toca la tarea nada fácil de sustituir al Rey en un país que ha cambiado mucho desde que don Juan Carlos asumió la Jefatura de Estado el 22 de noviembre de 1975.

Según fuentes muy cercanas a La Zarzuela, el propio Monarca se ha planteado en más de una ocasión, asesorado por gente de su entorno más estricto, la adecuación a su papel de las actividades del Príncipe. Después de educar intelectualmente a su hijo con mucho más esmero de lo que le instruyeron a él, reconoce el Rey también a sus más allegados y no sin cierto orgullo, don Juan Carlos se pregunta si no sería necesario que el heredero hiciese algo más que le permitiese conocer más a fondo una sociedad sobre la que está llamado a reinar, aparte de, por ejemplo, las visitas oficiales a las Comunidades Autónomas o los viajes que, desde 1996, hace a los países latinoamericanos que cambian de presidente para asistir a la toma de posesión del nuevo. En definitiva, el Rey ha llegado a esbozar la posibilidad de que su hijo se emplease en algún sitio, con un sueldo y unos horarios, que, naturalmente, le permitiesen continuar con las actividades propias del heredero del trono de España.

Por ejemplo, pensó el Monarca según fuentes de su entorno, en el Real Instituto Elcano de Estudios Internacionales y Estratégicos, que preside Eduardo Serra. No lo consiguió, pues la cercanía de este organismo al Partido Popular –es el laboratorio de ideas del Gobierno en materia internacional y el que coció toda la estrategia probelicista de Aznar en la crisis de Iraq– permitió al Príncipe dar una negativa argumentada: el heredero al trono no puede comprometerse con instituciones sesgadas políticamente. Sólo aceptó, pues, la Presidencia Honorífica que ostenta actualmente.

Pero si hay algo que machaca el papel de heredero de Felipe de Borbón, en opinión de algunos de sus allegados, son sus apariciones en la prensa rosa, así como las de su entorno, un círculo de amistades que se observa con cautela desde Palacio y que funcionó, en más de una ocasión, como proveedor de parejas sentimentales del Príncipe. De éstas, una larga lista entre las supuestas y las reconocidas, las más conocidas son Isabel Sartorius y la modelo Eva Sannum. A ambos noviazgos, se puso fin desde Zarzuela, que no los consideró adecuados en clave de futuro –o sea, para casarse– a pesar de los esfuerzos de los amigos del Príncipe (ver, Compañeros de fatigas) por darles cobertura.

Todavía recientemente, en su núm. del 16 de octubre, la revista ¡Hola! publicaba un ilustrado reportaje sobre una de las salidas nocturnas del Príncipe. Don Felipe, rodeado, sobre todo, de rubias amigas, salía de la madrileña discoteca Fortuny, que alberga un palacete situado en la céntrica calle del mismo nombre y propiedad del empresario madrileño Javier Merino, buen amigo del heredero y casado con la modelo Mar Flores.

Pero esta salida nocturna del Príncipe todavía dio más que hablar. Según contó Rafael Manzano, El Búho, en la Cadena Ser, estando don Felipe en el interior de la discoteca, dio un codazo involuntario a otra chica, la cual, sin percatarse de quien tenía al lado, le llamó “¡Gilipollas!”. Hasta que llegó al servicio y su amiga le puso en antecedentes, no se enteró la golpeada de a quien acababa de insultar. Ahí no acabaron, sin embargo, los sobresaltos de la confidente de El Búho, pues cuando salió del baño y llegó a su sitio para buscar un cigarrillo en el bolso, se encontró con que éste había desaparecido. Enseguida llegó un miembro de la seguridad real que se lo devolvió. Lo habían cogido porque, estando el Príncipe allí, había que cerciorarse de que no existía peligro alguno. De nada sirvieron las protestas de la chica asegurando que ella no llevaba nada peligroso en el bolso: los guardaespaldas del heredero ya lo habían registrado antes de que ella llegase, sin advertirle siquiera de la operación.

Volver al redil. Cuando el Príncipe puso fin a su relación con la modelo noruega Eva Sannum, en el Palacio Real respiraron aliviados. Ahora, el heredero debía centrarse en su papel institucional y acallar el debate que había surgido en la sociedad española sobre la conveniencia o no del matrimonio de Felipe de Borbón con una chica que desfilaba en ropa interior, hija de padres divorciados y, sobre todo, extranjera. La mayor parte de los monárquicos y juancarlistas se subieron por las paredes, convencidos de que el Príncipe faltaba a sus deberes de futuro Rey si se casaba con una mujer inconveniente como reina de España.

Finalmente, se acabó la controvertida relación, en la Casa Real comenzó la operación volver al redil y don Felipe, a pesar de rumores esporádicos que hablaban de reencuentros con Sannum pero que se fueron distanciando con el tiempo hasta desaparecer, se centró en sus actividades institucionales.

Sin embargo, se exteinde la sensación –acrecentada a raíz de la chirriante ausencia del Príncipe el 12 de octubre–, de que el heredero está descuidando todo lo que representa, que no es poco. Ni más ni menos que el futuro de la Monarquía. Muchas fotos oficiales, mucha prensa rosa y muchas supuestas novias, pero su papel como Rey en potencia está sin definir. Los que le rodean aseguran que, aparte de los “¡Guapo!” y similares que levanta entre las mujeres, no inspira la confianza de su padre. En España, el juancarlismo está generalizado incluso, entre muchos republicanos. Son innegables las simpatías que despierta el Monarca, sobre todo, por su calidez humana, pero el felipismo –que no sea el que concierne al ex presidente del Gobierno socialista– está por fraguarse y el carácter de Felipe de Borbón, a quien alguna persona que ha trabajado con él en actos oficiales tachó de rígido e intolerante a la menor de las infracciones, no parece el más adecuado para crear esa corriente de afecto entre los españoles y su futuro Rey.

Compañeros de ‘fatigas’

Los amigos del Príncipe han dado que hablar en más de una ocasión. Primero, naturalmente, por el hecho de serlo, y después, por haber sido, por ejemplo, en el caso de Enrique, Ricky, Fuster, novio de Isabel Sartorius antes que el Príncipe o por alojar a Eva Sannum en su casa de Madrid, según publicó la revista Lecturas, cuando la modelo venía a la capital. Lo cierto es que muchos de los acompañantes de ocio del Príncipe son habituales de la prensa rosa. No se sabe si las hay, pero pocas amistades se le conocen del ambiente universitario o intelectual. Todos los que le rodean pertenecen al ámbito empresarial o son hijos de amigos de su padre.

Aparte del mencionado Ricky Fuster, hay una considerable relación de nombres que aparecen, juntos o por separado, relacionados con la vida social del Príncipe, ya sean los deportes o las salidas nocturnas. Álvaro Fuster es hermano del anterior, ambos son hijos del fallecido Ricardo Fuster, que fue presidente en España de la McDonnell Douglas, dueño de una empresa de exportación de armamento, Caesa, y muy amigo de los Reyes. Ricky y Álvaro, los amigos del Príncipe más conocidos por su apego a la prensa rosa y a la vida social del alto standing, fueron fotografiados a su llegada a la madrileña discoteca Gabana para asistir a la despedida de solteros de Ana Aznar y Alejandro Agag.

Otros nombres, no menos vinculados a la prensa del colorín, son, del lado de la realeza, Pablo, Alexia y Nicolás de Grecia y los príncipes Kubrat, Konstantin y Kyril de Bulgaria. A Pablo de Grecia es difícil no encontrarlo en alguna revista del corazón en un intervalo mayor a siete días: su mujer, Marie-Chantall Miller, destacada en varias publicaciones como una de las más elegantes del mundo, es hija de un millonario norteamericano. Asimismo, las esposas de Kubrat y Kiryl de Bulgaria están allí en donde se celebre algún importante evento social –sea de moda, boda de alta alcurnia, bautizo o reunión sin más–. Carla Royo-Villanova, casada con Kubrat, es colaboradora de la revista Telva y nieta de Segismundo Royo-Villanova, antiguo profesor del Rey. La mujer de Kyril, Rosario Nadal, es musa del diseñador Valentino y cada verano se la puede ver de visita en el yate del diseñador. La guapa modelo era una de las asistentes a la famosa cena en el restaurante Sa Cranca, de Palma de Mallorca, en la que coincidieron Felipe de Borbón y la actriz Gwyneth Paltrow.

Entre los amigos del Príncipe en el mundo empresarial, destacan Pepe Barroso, dueño de la cadena de tiendas de moda Don Algodón y de la casa discográfica Pepe Record’s, y Javier Merino, casado con Mar Flores y propietario de la agencia de modelos Magic –para ella trabajó Eva Sannum– y de la discoteca-restaurante Fortuny, entre otros negocios.

Juan Antonio Jiménez Izquierdo, Alfredo Vázquez y Fernando León, compañeros, sobre todo, de las aficiones deportivas de don Felipe; Álvaro de Marichalar, hermano de Jaime; Ana Pérez Lorente y Rocío Peláez, compañeras de la infanta Elena en el colegio; Rita Allendesalazar; los hermanos Alicia y Rodrigo Moreno y de Borbón, hijos del marqués de Laula; Íñigo Moreno de Aretaha, y de la princesa de las Dos Sicilias, Teresa de Borbón; Marta Carrancio, hija del oftalmólogo Flavio Carrancio y compañera de estudios de la infanta Cristina, o Javier López-Madrid, hijo del fallecido presidente de Volvo y muy hospitalario con las novias del Príncipe, son algunos más de los nombres asociados irremediablemente a la vida social –para algunos, demasiado intensa– del heredero.
 
Registrado
26 Ago 2013
Mensajes
22.521
Calificaciones
100.735
martes, 8 de septiembre de 2015
Erika Ortiz Rocasolano: ¿Suicidio o asesinato?

La hermana de la actual reina de España Letizia, Érika Ortiz Rocasolano, apareció muerta a los 31 años de edad. Érika Ortiz, licenciada en bellas artes, trabajaba como decoradora en una productora de Globamedia pero pidió una baja por stress y ansiedad. Tenia una hija de corta edad fruto de su relación con el escultor Antonio Vigo, que encontró el cadaver en su domicilio a las 11 de la mañana el 8 de Febrero de 2007.


Después de practicar la autopsia al cádaver, la versión oficial afirma que Érika habría fallecido por un consumo masivo de pastillas (tranquilizantes) y que su cuerpo no presentaba signos de violencia. Se descubrió un bote vacío y envases de plástico de medicamentos en la basura, además de varias cartas redactadas de su puño y letra dirigidas a su familia y que no se han publicado en los medios de comunicación.

El blog http://lo-dice-diana-aller.blogspot.com.es/ dedica un artículo a la muerte de la hermana de Letizia bajo el título "Entrada censurada". La blogger asegura que los medios de comunicación españoles califican la muerte de Érika como "inesperada".Critica duramente que se haga parecer como "suicidio" lo que ella considera un asesinato en toda regla y señala a un departamento del Centro Nacional de Inteligencia dirigido por la Casa Real española como culpable del asesinato de Érika ¿Por qué la eliminaron? La blogger asegura que Érika Ortiz sabía "demasiadas cosas" como la relación homosexual entre Felipe de Borbón (en aquel momento príncipe de Asturias) y un conocido empresario de la industria textil, de los nada saludables hábitos de algunos miembros de la familia de Los Borbones, y de un síndrome (enfermedad) que padecen. Érika Ortiz Rocasolano decidió intentar hablar con Letizia sobre estos temas, pero ella se negó a escuchar a su hermana. La Blogger Diana Aller, acusa a Letizia de altivez, soberbia y ambición desmesurada. Érika Ortiz vivió una auténtica pesadilla: amenazas, acoso constante, llamadas telefónicas macabras a altas horas de la madrugada. Como consecuencia, perdió peso y padecía un estado de ansiedad permanente. Finalmente, la blogger señala que Los Borbones nunca consideron a los miembros de la Familia de Letizia, como "unos de los nuestros"

David Rocasolano contó detalles de como sucedió el funeral. en su libro "Adiós princesa". Y cómo la ex pareja de Érika, Antonio Vigo, se encaró con el rey Juan Carlos I y le gritó: "¡Vosotros! ¡Vosotros tenéis la culpa! ¡Tú tienes la culpa, hijo de p*ta! ¡Vosotros la habéis matado!".

Más tarde, Letizia intentó quitarle la custodia de Carla, la hija que Antonio Vigo y Érika Ortiz tuvieron juntos. Está claro que Letizia, en su trastorno obsesivo compulsivo por el control absoluto y el dominio, no quería que la hija de Érika conociese una versión diferente de la muerte de su madre, que no fuera La de la Casa Real española.

En una entrevista, David Rocasolano asegura que Letizia sometía a Érika a una presión exagerada. Les decía que no eran nadie, que ella era la estrella y que no debían hacer declaraciones a los medios de comunicación. El hecho de que Érika observase como su hermana se casaba con un miembro de la Familia Real española, supuso un cambio brutal que ella no supo asimilar y terminó en tragedia.

Henar Ortiz, la tía de Letizia y de Érika, considera a Letizia no culpable, pero si responsable de la muerte de su hermana Érika.

Hay un detalle más, unos mensajes escritos por Jesús Arroyo en Twitter de los que se hicieron eco varios foros de Internet, que afirmaban que la princesa Leonor fue fecundada con óvulos de su tía fallecida Érika. De ser cierto, es lógico que La Casa Real y Letizia tuvieran interés en silenciar a Érika.

La conclusión final es que La Casa Real y Letizia son responsables de la muerte de Érika. ¿Culpables? Los Borbones son culpables de muchas cosas...demasiadas, para no pensar mal y acertar.




http://lasmonedasdejudas.blogspot.com.es/

Parece que la paternidad de los Zenovios está puesta en duda...
Os dejo un texto de H de P de 2010 que podría estar insinuando justo el [email protected] que habría detrás de la "familia Borbón-Ortiz".

upload_2015-9-9_20-34-50.png
 
Registrado
26 Ago 2013
Mensajes
22.521
Calificaciones
100.735
Debe de haber 400 personas directa o indirectamente conocedoras del romance homosexual de Felipe y 4000 que lo han oido/leido por un foro o en un bar. Eso no es motivo para liquidarlas y dudo que Erika amenazase con llamar a la prensa y contar nada que la pobre estaba sobrepasadisima con su nuevo curro en lobomedia, su puesta de largo en FMR absurda y la prensa demoledora con todos los Ortices que pretendian esconder sus origene y convencer al Hola de que tenian pedigri especial o cualidades supranaturales (Por cierto si lo sabia ella es porque lo vio directamente? en el barco orgia caribeña? o se lo conto Letis? enfin no es importante)

El tema de los ovulos si es mas peliagudo y puede acabar en tragedia si Erika no lograba mantener sus emociones y sus miedos en vereda (éso lo hacen bien las elites reptilianas porque no usan el corazon y tienen el cerebro reptil que domina sus vidas y a cambio de tanta presion, se abandonan a placeres retorcidos y oscuros) Leti paso facilmente al lado Oscuro porque ya debia de estar en él o queria a todo precio hacerlo (yo es que ya doy por hecho que no solo se conocieron en la cama sino que era una ceremonia estilo Eyes Wide Shut tenebrosa, turbia, rarita e inconfesable) pero Erika se vio involucrada cuando le toco hacer de hermana buena y darle sus ovulos porque la otra tenia una enfermedad o bien las trompas de Falopio ligadas... Si asi es el tema es mega-sordido para empezar las pocas ganas que tendria Erika de donar ovulos y cuando cedio a cambio de pasta, amor fraternal y silencio luego no podia ni ver a sus hijas biologicas porque no le dejaban y la hermana comportandose como una iguana con ella y como una leona con sus hijas.
Lo de Letis pretendiendo adoptar a la sobrina es de locos...

Gus, esta teoría se ha comentado muchísimo, ?recuerdas los bombazos en tuiter del periodista Jesús Arroyo diciendo justo lo que acabas de describir?

Subo el inicio del hilo que se creó en su momento con los bombazos:

ppssstt
Iniciar una charla
Registrado:
16 Abr 2013

Siento si ya está puesto pero hay un tipo en twitter q insinúa q Leonor fue concebida con esperma del príncipe y óvulos de Erika.

Estoy flipada.

Eso explicaría las visitas al IVI, casi el suicidio, la ligadura de trompas..

@DiarioQuiebra: BOMBAZO-1: ¿Qué futura heredera de qué monarquía no es hija de su supuesta madre sino de la hermana de esa madre?

@DiarioQuiebra: BOMBAZO-2: ¿Qué futura heredera de qué monarquía no puede ser hija de su supuesta madre porque esa supuesta madre no puede tener hijos?

@DiarioQuiebra: BOMBAZO-3: ¿Qué supuesta heredera de qué monarquía fue concebida del esperma del padre real y el óvulo de la hermana de la madre?

@DiarioQuiebra: BOMBAZO-4: ¿A qué heredera de qué monarquía se le murió su madre verdadera porque se deprimió aún más al no dejarle ver a su hija?


@DiarioQuiebra: BOMBAZO-5: ¿Qué nació del implante de un óvulo fecundado por un príncipe, e implantado en el útero de una princesa, hermana de la primera?

@DiarioQuiebra: BOMBAZO-6: ¿En qué monarquía de qué país las princesas no van al entierro de sus hermanas sino al de las verdaderas madres de sus hijas?


@DiarioQuiebra: BOMBAZO-y7: Por eso esa monarquía está metida en un lío que perdurará en el tiempo... lo que quiera la princesa que no es madre de sus hijas
http://t.co/gQRqTQ0bsM