Fin del mundo y Fin de los tiempos en las profecías de la Biblia




Registrado
26 Ago 2013
Mensajes
24.282
Calificaciones
137.222
Israel
“Sin duda alguna, un día Rusia atacará a Israel, lo dice la Torá”: Benjamín Netanyahu, Primer Ministro de Israel 1996-1999

"Te haré dar media vuelta, pondré garfios en tus quijadas, y te sacaré a tí y a todo tu ejército" (Ez 38, 4): Rusia resistiéndose a entrar a la guerra, pero finalmente cayendo en ella.


Desde el punto de vista profético, Israel es el “reloj” de Dios, el cronómetro que nos dice cuán cerca ó lejos estamos de que concluyan los actuales tiempos de las naciones y de la Iglesia, y comiencen los tiempos mesiánicos del Reino de Cristo.

Precisamente por eso, por los acontecimientos que estamos presenciando, podemos estar seguros de que el mundo está a punto de cambiar abrupta y drásticamente, a partir de circunstancias que afectarán a judíos, cristianos y musulmanes, en primer término, pero también a las demás religiones de la Tierra.

Los judíos esperan la venida del Mesías por primera vez, los cristianos lo esperamos en su segunda venida. Ese grandioso advenimiento estará precedido por una serie de hechos mediante los cuales Dios irá preparando a la humanidad entera. Próximamente, Dios romperá el silencio que ha guardado hasta ahora respecto al pueblo judío, y volverá a actuar directa y portentosamente como lo hizo con prodigios admirables en el pasado.

Toda la historia de Israel está caracterizada por diversos momentos de castigo y silencios divinos, siempre debidos a las infidelidades del pueblo adoptado por Él. Las Escrituras recalcan que las deportaciones y dominaciones (de Egipto, Babilonia, Persia, Grecia, Roma) fueron permitidas por Dios en vista de que los suyos quebrantaban la alianza. De suyo, esa dramática historia de correctivos por parte de Dios es la prueba indirecta de que efectivamente son el pueblo elegido, pues lo son con pesar de eso mismo.

El último de los castigos de Dios sobrevino en el año 70 de nuestra era por haber rechazado a su propio Hijo. El Emperador romano Tito Flavio Vespasiano ordenó la destrucción total de Jerusalén, obligando a los judíos a abandonar la tierra prometida y a emigrar a todo el mundo. Del Templo, como lo predijo el mismo Jesucristo, no quedó “piedra sobre piedra”.

Así, el último de los silencios de Dios respecto de los judíos, el presente, es el que va desde la extraordinaria manifestación divina el día de Pentecostés, hasta el toque de la primer trompeta del Apocalipsis. Se trata del silencio divino más largo de la historia.

Ahora bien, el profeta Ezequiel predijo que, después de la dispersión, los israelitas volverían a reunirse en la tierra prometida: “He aquí que tomaré a los hijos de Israel de entre las naciones a donde se fueron, y los reuniré y los traeré a su tierra” (Ez 37, 21). Esa profecía se cumplió el 14 de mayo de 1948. A partir de entonces comenzaron formalmente los así llamados “últimos tiempos”.

En el Antiguo Testamento, la atención de Dios se centraba en los judíos y su presencia en la tierra prometida bajo la ley que Dios dio a Moisés. En el Nuevo Testamento, Dios guarda silencio respecto a su pueblo y su atención se centra en la Iglesia, ofreciendo la salvación a todos los gentiles.

Cuando el llamado de Dios a formar parte de la Iglesia se haya completado, el tiempo de gracia terminará, Dios removerá a la Iglesia fiel mediante la primera resurrección y el Arrebato de los fieles, y se volverá a concentrar en su plan de salvación sobre los judíos.

Gracias al profeta Ezequiel sabemos de qué manera Dios romperá su silencio, antes de que inicie el periodo de la Gran Tribulación. Él describe una batalla, comúnmente conocida como la “Guerra de Gog y Magog”, en que Dios destruirá portentosamente a una alianza de invasores que atacarán Israel, así como a las naciones de donde vinieron esos ejércitos.

La Guerra de Gog y Magog es un conflicto único en su cronología, en su propósito, en sus características y efectos sobre Israel y sobre el mundo entero.

Ezequiel predijo que, después de reunidos nuevamente en la tierra prometida, al final de los tiempos, los israelitas serán atacados por los enemigos del norte (países árabes) juntamente con Rusia: “He aquí que estoy contra ti, Gog, príncipe soberano de Mésec y Tubal (actual Rusia) (…) te sacaré con todo tu ejército (…) Con ellos están Persia (Irán), Cus (Etiopía) y Fut (Libia), todos ellos armados con escudo y yelmo. Gómer, con todas sus tropas, y la casa de Togarma (Turquía), desde el lejano norte con todas sus tropas y muchos pueblos contigo (...) Después de muchos años invadirás un país salvado de la espada, reunido de muchos pueblos a los montes de Israel (…) En los últimos días atacarás a mi pueblo Israel como nublado para cubrir la tierra” (Ez 38, 3-8, 16).

A lo largo de los capítulos 38 y 39, los nombres de Gog y Magog son utilizados en forma conjunta como título que denomina la combinación de un gran adversario de Dios: Gog como un “príncipe”, y Magog como un país ó región. Dos veces utiliza “Magog” para indicar el territorio de donde es originario el líder denominado “Gog”, que en hebreo antiguo significa “encumbrado”. Al mencionar a Gog como proveniente del “lejano norte”, Ezequiel parece estar denotando el nivel máximo de autoridad dentro de una alianza de naciones de lo que hoy son las ex repúblicas soviéticas, territorio del antiguo reino de Anatolia y más allá del Cáucaso.

Esa guerra mundial, en la que varios países se unirán para atacar a Israel concluirá, dice Ezequiel, con una portentosa intervención divina que frustrará la invasión. Meses después tendrá lugar el falso acuerdo de paz firmado por el personaje a quien el profeta Daniel llamó la “cuarta bestia”(denominado por San Juan como el “Anticristo”), el cual dominará el mundo durante siete años: “por otra semana sellará un pacto con muchos” (Dn 9, 27). Jesucristo llamó a ese periodo la “Gran Tribulación” y es la etapa en que la humanidad será purificada y preparada para su Retorno glorioso, acontecimiento que cierra los tiempos de la Iglesia y de las naciones, y da inicio a los nuevos tiempos mesiánicos del Reino de Dios en la Tierra.

La guerra contra Israel descrita por Ezequiel, y que es previa a los siete años de la Gran Tribulación, será abortada por una acción directa de Dios: “Sobre los montes de Israel caerás tú y todas tus tropas, y los pueblos que fueron contigo (…) Y haré notorio mi santo nombre en medio de mi pueblo Israel, y nunca más dejaré profanar mi santo nombre; y sabrán las naciones que yo soy Jehová, el Santo en Israel” (Ez 39, 4, 7).

El profeta nos dice que los ejércitos que atacarán Israel serán derrotados de forma milagrosa y deslumbrante: mediante un gran terremoto (Ez 30, 19); por tempestad, enormes granizos, fuego y azufre (Ez 38, 22); y por una confusión masiva en la que los agresores comenzarán a matarse entre sí (Ez 38, 21).

Esa intervención divina para proteger a Israel revivirá en los judíos la conciencia de la elección, pero los confundirá al creer que el líder ruso aniquilado era la cuarta bestia de Daniel, y que el promotor de la paz es el mesías, cuanto en realidad se tratará del anticristo, el falso mesías de los judíos y del mundo.

Cabe mencionar que la guerra mundial descrita por Ezequiel no es, como erróneamente se piensa a veces, la batalla de Armagedón, la cual será otra campaña militar que se librará hacia el final de la Gran Tribulación, una vez que el Anticristo haya roto el acuerdo de paz y se vuelva contra los mismos judíos. La campaña de Aramagedón es descrita por el apóstol San Juan en el libro del Apocalipsis (Ap 16, 12-16), y es la que propiciará la Parusía, pues Jesús en persona volverá para salvar a Israel de la destrucción que le pretenderá infligir el Anticristo.

Con todo, a la Guerra de Gog y Magog también se le puede llamar “de Armagedón” porque también tendrá lugar en el valle de Armagedón, llanura de Meguido, al norte de Israel, pero claramente difieren una de otra, en el tiempo y en sus características.

Los siete años de la Gran Tribulación, también conocida como la “setenta semana de Daniel” (por ser el período que falta a la profecía de las 70 semanas, de las cuales ya se cumplieron 69 semanas), son dos partes divididas en tres años y medio, de 1260 días exactos cada mitad (Ap 12, 14; 13, 5; Dn 7, 21).

Es a mitad de la semana, es decir, a los tres años y medio de iniciada la Gran Tribulación, cuando el Anticristo romperá el falso acuerdo de paz, proscribirá el sacrificio divino, y desatará la persecución contra todos los que no se sometieron a su gobierno: “a mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la oblación; y en el ala del Templo habrá abominaciones desoladoras hasta el final, cuando la ruina decretada se derrame sobre el desolador” (Dn 9, 27).

Previsiblemente, la Guerra de Gog y Magog será posterior a un ataque previo de Israel contra Siria. Ese embate, que fue profetizado por Isaías, aparentemente refleja una agresión nuclear, ya que la capital siria será completamente destruida: “He aquí que Damasco dejará de ser ciudad; será un montón de ruinas. Cesará el reino de Damasco, y lo que quede de Siria será como la gloria de los hijos de Israel, dice Yahvé de los ejércitos” (Is 17, 1-3; 9). También Jeremías y Amós señalan que Damasco será destruida por el fuego (Jr 49, 23-27; Am 1, 3-5).

Isaías establece una relación entre la devastación del Líbano (Is 10, 23-25; 34) y la total destrucción de Damasco. Ambas naciones son asirias, y el Líbano ha estado esencialmente bajo control de Siria.

La Guerra de Gog y Magog traerá cambios significativos para Israel, para Medio Oriente y para el mundo entero.

Israel atravesará por un proceso de limpiar y enterrar los cadáveres de sus enemigos que durará siete meses (Ez 39, 11-16), lo cual indica la magnitud del conflicto bélico.

Con la intervención divina en la Guerra de Gog y Magog, Israel se despertará espiritualmente a Dios, al Dios de los milagros del Antiguo Testamento. Los judíos se congregarán festivos en Israel mientras las naciones que pretendieron atacarla llorarán sus bajas.

Israel expandirá sus fronteras, readquirirá control total sobre Jerusalén y reconstruirá el Templo, pero el fundamentalismo islámico, apoyado por el sionismo internacional, impondrá su ley sharia en contra del Dios verdadero, Jesucristo.

Las naciones de Medio Oriente y muchas personas reconocerán abiertamente al Dios de Israel, pero sin distinguir que ese Dios se hizo hombre en la persona de Jesús.

Erróneamente, el mundo entero proclamará que la guerra ocurrida fue la batalla de Armagedón, que el milenio de bienestar ha comenzado, y que el nuevo líder surgido de las cenizas del conflicto mundial es el Mesías esperado.

Pero en realidad, lo que habrá empezado es el engaño supremo, y la batalla final entre el bien y el mal, entre el ungido de Satanás y el verdadero Mesías, el cual volverá siete años después, al final de ese periodo de tribulación.

Por más violento y corrupto que percibamos al mundo en la situación actual, por más ausente y silencioso que Dios nos parezca respecto a esta situación, la verdad es más que clamorosa. El silencio de Dios durante esta era se puede comparar a la quietud que precede la tempestad. La tempestad será el cumplimiento del período de juicios de Dios conocido en las profecías como “el Día del Señor”.

Dios no permanecerá silencioso por siempre. En palabras de Isaías, “Por amor de Sión no he de callar, por amor de Jerusalén no he de estar silencioso” (Is 62, 1).

El enfoque de la profecía de Gog y Magog es significativamente la implicación de Dios en primera persona. Él no usará a personas como Moisés ó Aarón contra el faraón egipcio, como tampoco existe referencia aquí a los dos testigos de San Juan (otra razón que lleva a concluir que ésta guerra es previa a la 70 semana de Daniel).

Al inicio de los dos capítulos 38 y 39, Dios declara “He aquí que estoy contra ti, Gog...” Dios mismo en persona se muestra airado contra Gog y su alianza de naciones por estar en su contra. Y Dios mismo es quien lo provoca para salir de Magog y dirigirse contra Israel, haciéndolo caer en la trampa: “Yo te haré dar media vuelta (...) y te haré salir con todo tu ejército” “Yo mismo te traeré contra mi pueblo” (Ez 38, 4).

Algunos autores opinan que la referencia a dar media vuelta y ser traído “con garfios en las quijadas” (Ez 38, 4) denotan la referencia a Gog ó Rusia resistiéndose a entrar en la guerra, pero finalmente siendo arrastrada por la coalición de naciones occidentales pro sionistas.

La apertura del primer sello del Apocalipsis que estaremos viviendo próximamente, es la manifestación pública del Anticristo, ya que su forma de adquirir prestigio internacional será por su carácter de aparente "pacificador". Esta ocurrirá después de que el Papa haya huido de Roma, a tenor de San Pablo (2, Tes, 2, 3-8).


Israel

Sigue a Alberto Villasana

 
Registrado
9 Jul 2012
Mensajes
11.139
Calificaciones
59.103
Estos temas son muy interesantes.Pero lo que me fascina es saber que pasa con todos los seres humanos que han habitado nuestro planeta y que se han muerto.A veces pienso que la energía del ser humano, no se destruye si no que se funde con el Universo.De la misma manera que está demostrado que cada vez que hablamos, emitimos unas ondas electro-magnéticas que se elevan hacia el espacio y no se destruyen,Y claro que me gustaría saber si hay consciencia de cada uno de los que ya no están viviendo,si pueden pensar o que clase de misterio les envuelve,naturalmente por la parte que me tocará, quisiera estar convencida que la muerte no es el final de todo.
 
Registrado
11 Ene 2016
Mensajes
37.117
Calificaciones
238.025
Estos temas son muy interesantes.Pero lo que me fascina es saber que pasa con todos los seres humanos que han habitado nuestro planeta y que se han muerto.A veces pienso que la energía del ser humano, no se destruye si no que se funde con el Universo.De la misma manera que está demostrado que cada vez que hablamos, emitimos unas ondas electro-magnéticas que se elevan hacia el espacio y no se destruyen,Y claro que me gustaría saber si hay consciencia de cada uno de los que ya no están viviendo,si pueden pensar o que clase de misterio les envuelve,naturalmente por la parte que me tocará, quisiera estar convencida que la muerte no es el final de todo.
Hay un principio de la fisica que dice que la energiano se destruye sino se transforma..
Si pensamos así somos energía y no acabamos con la muerte...
Quizá.
 
Registrado
23 Feb 2017
Mensajes
3.166
Calificaciones
23.447
Estos temas son muy interesantes.Pero lo que me fascina es saber que pasa con todos los seres humanos que han habitado nuestro planeta y que se han muerto.A veces pienso que la energía del ser humano, no se destruye si no que se funde con el Universo.De la misma manera que está demostrado que cada vez que hablamos, emitimos unas ondas electro-magnéticas que se elevan hacia el espacio y no se destruyen,Y claro que me gustaría saber si hay consciencia de cada uno de los que ya no están viviendo,si pueden pensar o que clase de misterio les envuelve,naturalmente por la parte que me tocará, quisiera estar convencida que la muerte no es el final de todo.
Hay un principio de la fisica que dice que la energiano se destruye sino se transforma..
Si pensamos así somos energía y no acabamos con la muerte...
Quizá.
Cuando decimos "nosotros", "yo" nos referimos sustancialmente a nuestro cerebro, es decir, nos identificamos con un órgano físico y sus funciones. Somos nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y emociones, nuestros recuerdos, nuestra imaginación, somos las funciones del cerebro. Entonces, cuando el cerebro se apaga, es decir, muere, qué queda de nosotros? Nada. La energía que somos se librará en el cosmos, pero sin una identidad, es decir, la ola se pierde en el mar y desaparece. Pero hay un lugar dentro de nosotros o más bien un no lugar, un espacio, una vastedad que es nuestra verdadera identidad...lo que se ha sedimentado allí es lo que quedará de nosotros después de la muerte. Somos como los buscadores de oro, muchos se encuentran al final sin nada en sus manos.
Saludos, siempre me gusta hablar sobre estos temas.
 
Registrado
26 Ago 2013
Mensajes
24.282
Calificaciones
137.222
El Reinado Eucarístico

0
0



Dictados de Jesús a Marga

Tras la Gran Tribulación del Anticristo, es decir, en la Nueva Jerusalén terrestre, el hombre hablará cara a cara con Dios. María es la Nueva Jerusalén

Jesús:

La Nueva Jerusalén que ha bajado del Cielo es María. Con los hijos de María, los similares a ella, construyo la Nueva Jerusalén Terrestre, el Reino de Dios en la Tierra (tras la Gran Tribulación del Anticristo). Sí, con dones preternaturales sobre los hombres que me quieran albergar.

(En esa nueva Jerusalén terrestre) los hombres no lograrán recuperar su naturaleza (la que poseyeron Adán y Eva en el Paraíso)… su naturaleza seguirá estando caída… y será necesario el Bautismo. Pero se asemejará mucho a la anterior, a la que teníais en el Paraíso. Sobre todo en esto: el hombre hablará cara a cara con Dios. El hombre tendrá un trato más directo y cercano con Dios. Pero será con Dios-Eucaristía.

Todas las citas de Reinado Eucarístico

0
0
Temas: Dictados de Jesús a Marga el reinado eucaristico
 
J

Juan Carlos Nostradamus

Guest
NOSTRADAMUS Y LA TERCERA GUERRA MUNDIAL
IRÁN INVADE ISRAEL

CENTURIA VIII
CUARTETA XCVI

“La Sinagoga estéril, sin frutos,
Volverá a manos del infiel.
Desde Babilonia será perseguida,
Triste y desdichada, con las alas rotas.”

La derrota de Israel (la sinagoga) se deberá a que este pueblo se sentirá “triste y desdichado” por tener las alas “rotas”, metáfora que algunos interpretan como que la fuerza aérea israelí será destruida.

Describe también la dirección de dónde procederá la represalia contra Israel “vendrá de Babilonia”.

La antigua Babilonia comprende los actuales países de Siria e Irak. Países que actualmente ya controla Irán a través de los chiitas en Irak y las bases militares instaladas en Siria.

La sinagoga (Israel) volverá a manos del infiel (los musulmanes)

NOSTRADAMUS Y LA TERCERA GUERRA MUNDIAL
IRÁN (PERSIA) INVADE TURQUIA

CENTURIA III
CUARTETA 64

El jefe de Persia llenará grandes bajeles
una flota trirreme contra gente mahometana,
de Partia y Media vendrá a saquear las Cícladas,
largo tiempo estará en el gran puerto jónico.

Le chef de Perse remplira grande Olchade,
Classe Trirème contre gent Mahometique,
De Parthe & Mede, & piller les Cyclades,
Repos long temps au grand port Ionique.

Aunque a primera vista estos versos podrían referirse a alguna campaña bélica islámica del pasado, ya que se habla de "trirremes", creemos que otros de los elementos contenidos en las estrofas, permiten aclarar que se trata de hechos aún no sucedidos. En primer lugar, debe tenerse en cuenta que Nostradamus no tiene inconveniente en designar las cosas por los nombres corrientes de su época o indistintamente por los de épocas pasadas y por ello los "trirremes" a que alude no indican que se trata necesariamente de naves de los siglos anteriores a su propia época, sino que alude a naves de guerra de gran calado, aunque no tengan varias hileras de remos. Ahora bien, esta interpretación se refuerza si consideramos que los hechos contenidos en esta cuarteta realmente no han ocurrido después de haber sido nombrados por el vidente en el siglo XVI, pues se dice que el jefe de Persia (hoy Irán), después de llenar grandes bajeles, los dirigirá contra gente musulmana, es decir, contra los turcos aliados de los occidentales y vendrá de Partia y Media, nombres de antiguos territorios que formaron el gran Imperio persa en la Antigüedad. Estos hechos no han sucedido en el pasado y lo que ha ocurrido ha sido precisamente todo lo contrario, ya que en los siglos XVI, XVII y XVIII fueron los turcos otomanos quienes atacaron a los persas.

NOSTRADAMUS Y LA TERCERA GUERRA MUNDIAL
IRÁN (PERSIA) INVADE TURQUÍA Y EGIPTO

CENTURIA V
CUARTETA 25

El príncipe árabe, Marte, Sol, Venus, León,
el reino de la Iglesia sucumbirá por mar:
Hacia Persia cerca de un millón,
Bizancio, Egipto, versus serpens Invadirán

Le prince Árabe Mars, Sol, Venus, Lyon,
Regne d'Eglise par mer succombera:
Devers la Perse bien prés d'un million,
Bisance, Egypte, ver sepr. Inuadera.

La mayoría de los intérpretes está de acuerdo en que las crípticas palabras ver. sepr., quieren decir "auténtica serpiente" y esto probablemente se refiere a las grandes oleadas de tropas que se dirigen a atacar Bizancio (Estambul) y Egipto, y que por su gran número forman hileras serpenteantes de centenares de miles de soldados, tanques y carros de guerra, pues cerca de un millón de hombres formará la primera línea del ataque de Irán y sus aliados, cifra enorme aún en nuestros días y casi inconcebible en la época del profeta. "El reino de la Iglesia", es una forma literaria de aludir a los occidentales por su fe cristiana, y de ellos se vaticina una terrible derrota en el mar, concretamente en el Adriático, como luego veremos ("el reino de la Iglesia sucumbirá por mar").

NOSTRADAMUS Y LA TERCERA GUERRA MUNDIAL
IRÁN (PERSIA) INVADE TURQUÍA , EGIPTO Y GRECIA

CENTURIA V
CUARTETA 27

Por fuego y armas, no lejos del mar Negro
vendrá de Persia para ocupar Trebizonda.
Fato y Methelin temblarán, Sol alegre,
el mar de Adria se cubrirá de sangre árabe.

Par feu & armes non loing de la marnegro
Viendrá de Perse occuper Trebisondre:
Trembler Phato, Methelin, Sol alegro
De sang Árabe d' Adrie couvert onde.

Trebizonda es un puerto turco en el mar Negro, que es donde, según la profecía, se iniciará la contienda. Esta ciudad está cerca de Armenia y actualmente se llama Trabzon y fue importante en la Edad Media al ser la capital de un Estado fundado por el emperador bizantino Alejo Comneno. Fato es un brazo del río Nilo llamado Fatmético y Methelin es la antigua Mitilene, ciudad de la isla griega del mismo nombre, antiguamente Lesbos. Estas referencias geográficas aluden por tanto a Turquía, Egipto y Grecia, países que serán atacados por el enemigo procedente de Persia, hecho que ocurrirá en verano ("Sol alegre"); al hablar de Adria, el vidente se refiere indudablemente al mar Adriático situado entre los Balcanes y la península itálica, del cual dice la cuarteta que "se cubrirá de sangre árabe", frase equívoca que no alude a una derrota marítima de los musulmanes, como lo han interpretado algunos de los estudiosos de las profecías, sino que, más de acuerdo con el contexto y contenido de la cuarteta, y también con la cronología en ella implícita, significa que un gran número de navíos islámicos, surcarán las aguas de dicho mar al comenzar la gran invasión. Como más adelante se verá, los franceses y sus aliados sufrirán allí una gran derrota al fracasar en su intento de contener el avance musulmán sobre Italia.

En resumen, estos versos son muy esclarecedores e importantes porque indican, sin lugar a dudas, cuáles serán las primeras operaciones de la tercera guerra mundial en las que los islámicos tomarán la iniciativa atacando, casi simultáneamente, a Turquía ("vendrá de Persia para ocupar Trebizonda"), Egipto (Fato, brazo del Nilo), las islas griegas (Mitilene) y por mar, sobre el Adriático. Debe observarse que Nostradamus no tiene mucha precisión ni al denominar lugares ni fuerzas contendientes, pues como ocurre en varias estrofas habla de "árabes" para nombrar a los persas o mahometanos en general y, como es bien sabido, tal nombre corresponde propiamente a una denominación étnica de los pueblos de la península arábiga; en tal sentido ni los iraníes, ni los libios, ni los afganos son árabes, sino que todos ellos son islámicos o musulmanes, denominaciones genéricas mucho más apropiadas.

NOSTRADAMUS Y LA TERCERA GUERRA MUNDIAL
IRÁN (PERSIA) INVADE LOS BALCANES

CENTURIA II
CUARTETA 96

Llama ardiente será vista en el cielo de noche
cerca del fin y principio del Ródano,
hambre, espada, tarde el socorro previsto,
Persia vuelve a invadir Macedonia.

Flameau ardant au ciel soir fera veu,
Prés de la fin & principe du Rosne,
Famine, glaive, tard le secours pourveu,
La Perse tourne envahir Macédoine.

Con claridad, continúa el vidente relatando el avance de un enorme ejército musulmán por los Balcanes hasta llegar a Hungría (Panonia), después de haber dominado la resistencia de turcos y griegos.

CENTURIA VIII
CUARTETA 15

Masas de hombres se dirigirán con grandes esfuerzos
[hacia el norte para turbar a Europa y a casi todo el universo,
los dos eclipses (los) pondrán en tal huida,
y a los panonios se les reforzará la vida y la muerte.

Vers Aquilón grands efforts par hommasse
Presque l'Europe & l'univers vexer,
Les deux eclyses mettra en telle chasse,
Et aux Panons vie& mort renforcer.

Los eclipses de que habla la tercera línea, obviamente constituyen un referente cronológico para indicar la época en que los invasores llegarán a Hungría, la antigua provincia romana de Panonia, pues los ejércitos contrarios han huido precipitadamente y los invasores avanzan, incontenibles, a partir de Grecia y Estambul (Bizancio) hacia el norte, explicando el vidente que turbarán a Europa "y a casi todo el universo", reveladora frase que indica, sin reticencias, el alcance mundial del gran conflicto islam-Occidente. A los húngaros, finaliza la cuarteta, se les enviarán los refuerzos que necesitan desesperadamente, que para ellos son, obviamente, "de vida o muerte".