close

Exclusiva "Las cloacas de interior"

Registrado
15 May 2013
Mensajes
6.288
Calificaciones
9.701
Las cloacas de interior
Exclusiva Las cloacas de interior

Adrián de la Joya, empresario de la jet-set y nexo de unión del comisario Villarejo con el 'pequeño Nicolás'
Es socio de la finca con la que el veinteañero y un exdirectivo del Banco Santander intentaban presuntamente blanquear 10 millones con un banco de Guinea. El comisario y el empresario comieron en mayo pasado junto con el presidente de 'La Razón', Mauricio Casals, y el director de Informativos de La Sexta, Antonio García Ferreras.


  • El 'pequeño Nicolás' se ha convertido ahora en una estrella de los programas de telebasura.



    MÁS INFORMACIÓNVer todos


    PATRICIA LÓPEZ
    @patricialopezl

    El agente encubierto de la Policía, José Manuel Villarejo Pérez, declaró ante el juez del caso del pequeño Nicolás que no conocía de nada a Francisco Nicolás Gómez Iglesias y que todo su interés venía de las informaciones que había recibido del ex director adjunto de la Policía, Eugenio Pino. Sin embargo, las informaciones extraídas del sumario ponen de manifiesto que al menos tenía una estrecha relación con uno de los socios de la Hacienda la Alamedilla, el empresario Adrián de la Joya Ruiz de Velasco. Y esa finca está en el centro de una de las operaciones más importantes del pequeño Nicolás.

    El pasado 17 mayo se celebró una comida en el restaurante habitual del empresario Adrián de la Joya, en la madrileña calle de Claudio Coello, a la que acudieron el comisario José Villarejo, el presidente de La Razón, Mauricio Casals, y el director de Informativos de La Sexta, Antonio García Ferreras. Según relatan algunas fuentes a Público, la comida se centró en comentar el daño que determinadas informaciones podían hacer a adversarios mediáticos y también en cerrar un posible negocio editorial entre el agente encubierto y la editorial Planeta.

    No fue un encuentro fortuito, ni Villarejo desconocía a los comensales. En concreto, el comisario mantuvo 174 contactos telefónicos en los primeros meses de la investigación del caso pequeño Nicolás con la empresa Serena Digital, de la que era presidente Adrián de la Joya y actualmente lo es su mujer, Cristina Fernández-Longoria.




    Una empresa que aparece entre las inversiones de Bárcenas en Suiza
    Serena Digital aparece citada por el extesorero del PP, Luis Bárcenas, ante el banco suizo Dresdner Bank donde guardaba 20 millones de euros. Según explicó la dirección de la entidad tras la comisión rogatoria, en 2005 su cliente Luis Bárcenas les dijo en una de sus visitas que haría inversiones en “las sociedades Acesa SA, Netcheck Madrid SA, Interner Saluddigital SL, Producciones Altea Films SL y Serena Digital”. Sin embargo, una vez destapada la existencia de dicha cuenta tanto Serena Digital como el extesorero del PP aseguraron que la inversión no se había producido.

    Cuando en octubre de 2014 la Unidad de Asuntos Internos detiene a Francisco Nicolás Gómez Iglesias por estafa y usurpación de funciones públicas se abre la caja de pandora de los oscuros negocios que se mueven en España. Aunque a priori el veinteañero estaba intentando estafar el ex director de operaciones inmobiliarias del Banco Santander, Javier Martínez de la Hidalga, la documentación encontrada en el registro del domicilio de su abuela confirmó que lo que se traían entre manos no era una estafa, sino una presunta operación de blanqueo de capitales basada en la sobrevaloración de una finca propiedad de cuatro socios con la que se iba a pedir un crédito al Banco Nacional de Guinea de unos 10 millones de euros. Pero que en realidad se iba a pagar a través de unas empresas radicadas en los paraísos fiscales de Hong Kong e Islas Vírgenes.

    La finca en cuestión era la Hacienda La Alamedilla que en 1997 paso de las manos del vicepresidente de Banesto, Arturo Romaní, a cuatro socios que podrían estar ayudando a Romaní a ocultar los bienes de la entidad bancaria de Mario Conde. Tanto investigadores de la Policía como de la Guardia Civil sospechan que esta finca puede ser una ocultación de bienes del caso Banesto, cuya sentencia se ejecutó en 2002 y que pudo servir para repatriar el dinero robado a los clientes de la entidad.

    Grandes negocios en fiestas marbellíes con el Rey y Felipe González
    El 50,1% de la sociedad Hacienda La Alamedilla lo tiene Javier Martínez de la Hidalga, que en la época de la compra era el director de operaciones inmobiliarias del Santander. Desde 1999, junto a De la Hidalga constan como accionistas otros tres propietarios: la sociedad Construcción y Urbanismo, representada por Fernando Pinedo y Noriega de FP Asociados, la Inmobiliaria Jerry, representada por José Antonio Arrese y Chautón, quien tiene registradas dos empresas en Panamá, y Servicios Integrales Asociados de Adrián de la Joya, exvicepresidente de Avanzit y exdueño de Telson.

    Empresario controvertido, ya a principios de los 90 De la Joya estuvo imputado en la estafa inmobiliaria conocida como caso Atocha. Pero sus buenas relaciones sociales y empresariales vienen sobre todo por su matrimonio en 1994 con Cristina Fernández Longoria, cuñada de Abdul Rahman El Assir. quien a su vez estaba emparentado con el famoso traficante de armas Adnan Kashogi.

    “De la Joya y sus amistades representaron la época de la jet-set marbellí, donde traficantes de armas libaneses, empresarios saudíes, el propio rey Juan Carlos o políticos como Felipe González y Aznar se mezclaban en las fiestas de superlujo y de ahí surgían los grandes negocios que han acabado en operaciones de blanqueo de capitales”, cuentan fuentes empresariales a Público.

    Sin embargo, ni él ni su esposa aparecen ahora en una sola imagen en Internet, pues han conseguido borrar todo rastro del mismísimo buscador Google. Algo portentoso para una pareja que estuvo constantemente en las páginas de Hola! en los años 90.
 
Registrado
9 Jul 2012
Mensajes
11.103
Calificaciones
41.836
No hay que olvidar tampoco la fortuna del difunto Luis Cedecera que de ser un hombre d posición más bien escasa tiene todo un imperio en España y fuera de ella.Muy amigo de Felipe Gonzalez y Jose Maria Aznar,estos dos muy rivales en el Parlamento, y en lo privado compartían comida y postre.Esto no ha salido a nivel público pero tela marinera lo que hay ahí.
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
58.637
Calificaciones
80.970
Ubicación
227

POLÍTICA

Villarejo, Inda y Urreiztieta forman una “unidad de acción” al servicio del excomisario, según la Policía​

La Policía asegura que el excomisario y los dos periodistas actuaron de forma “conjunta y coordinada” para proteger los intereses de Villarejo
https://laultimahora.es
Por
La Última Hora.

18 de enero de 2021 22:00

Inda Urreiztieta periodistas relacionados Villarejo

El hoy director de Okdiario, Eduardo Inda, el actual subdirector de El Mundo, Esteban Urreiztieta, y José Manuel Villarejo, figura clave en las cloacas del Estado, actuaron de forma “conjunta y coordinada” para favorecer los intereses del excomisario, que está imputado y en prisión. Así lo constata la Policía en informes a los que ha tenido acceso LÚH!, y que no dudan en hablar de la existencia de una “unidad de acción” entre estos periodistas y Villarejo.

Los agentes sitúan a El Mundo y a Okdiario entre los medios a los que Villarejo recurría con frecuencia para colocar información “falsa” al servicio de sus intereses privados. Los documentos policiales denuncian la “estrecha relación de colaboración mutua” entre el excomisario, Urreiztieta e Inda, y apuntan, en el caso de este último, a que la colaboración con Villarejo se remontaría incluso al año 1995, con lo que duraría ya más de dos décadas y media.

Así, la Policía subraya que Villarejo, Inda y Urreiztieta se coordinaron para cumplir los objetivos del excomisario de las cloacas. Entre sus fines estaba conocer el alcance de una investigación por posible corrupción, proteger a sus socios y lograr el archivo de la causa lo antes posible. Estas tres personas, prosiguen los informes, no dudaron en actuar de forma conjunta, para lo que mantuvieron intensas comunicaciones y reuniones.

 
Registrado
9 Sep 2019
Mensajes
4.346
Calificaciones
11.235
No hay que olvidar tampoco la fortuna del difunto Luis Cedecera que de ser un hombre d posición más bien escasa tiene todo un imperio en España y fuera de ella.Muy amigo de Felipe Gonzalez y Jose Maria Aznar,estos dos muy rivales en el Parlamento, y en lo privado compartían comida y postre.Esto no ha salido a nivel público pero tela marinera lo que hay ahí.
ni lo verás.

la izquierda es una mafia en todo los sentidos
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
58.637
Calificaciones
80.970
Ubicación
227

La Policía cazó a Villarejo, Inda y Urreiztieta reuniéndose en secreto gracias al posicionamiento de sus móviles​

https://laultimahora.es
Por
La Última Hora.

19 de enero de 2021 22:01


TItular_VillarejoReunionPolicia.jpg

El encuentro se produjo en las inmediaciones de Torre Picasso, donde el excomisario de las cloacas tiene su sede empresarial, y duró hora y media, según los investigadores

José Manuel Villarejo, Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta se reunieron en secreto en al menos una ocasión. Esta es la conclusión de la Policía Nacional tras geolocalizar los teléfonos móviles del excomisario y de los periodistas, con el fin de descubrir su operativa y destapar cómo actuaban de forma “coordinada” para publicar información “falsa”.

Según informes policiales de las Diligencias Previas 4678/14, a los que ha tenido acceso LÚH!, Villarejo, Inda y Urreizteita se citaron en las inmediaciones de la Torre Picasso, donde tiene su sede el entramado empresarial del excomisario. “Se puede afirmar que mantuvieron una reunión de una hora y veintiséis minutos”, explican los investigadores.

El encuentro tuvo lugar en noviembre de 2014, en fechas clave de la investigación al pequeño Nicolás, aún pendiente de juicio. El objetivo de Villarejo, según la Policía, era lograr el rápido archivo de este caso. Para ello, actuó de forma “conjunta” con Inda y Urreiztieta, con quien pactó la publicación de noticias falsas al servicio de sus intereses y clientes.

En el marco de esa “unidad de acción”, prosiguen los agentes, Villarejo, Inda y Urreiztieta se citaron “en algún establecimiento próximo a Torre Picasso”. Esa reunión secreta se destapó después de verificar que los móviles del excomisario y de los periodistas estaban en la misma celda de cobertura telefónica, una “clara evidencia de que se encontraban juntos”.

 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
58.637
Calificaciones
80.970
Ubicación
227

El juez del caso Villarejo imputa a Brufau y a Fainé por el espionaje al expresidente de Sacyr​


Antonio Brufau e Isidro Fainé.
Antonio Brufau e Isidro Fainé.
Elena Herrera
15 de abril de 2021 12:54h
11
@herrera_elena
El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha accedido a la petición de Anticorrupción y ha acordado citar en calidad de investigados por un presunto delito de cohecho activo al presidente de Repsol, Antonio Brufau, y al presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidro Fainé, en la pieza en la que se investiga el supuesto encargo por parte de ambas empresas del Ibex 35 al comisario José Manuel Villarejo para que espiara en 2011 al entonces presidente de Sacyr Vallehermoso Luis del Rivero, según un auto fechado este 14 de abril.

El pasado viernes, la Fiscalía Anticorrupción solicitó su citación como investigados tras haber encontrado indicios de que hubo "confluencia de intereses" y una "actuación conjunta" de ambos en el supuesto espionaje a Del Rivero encargado a Villarejo. La investigación trata de aclarar si Repsol y CaixaBank acudieron al comisario para desarticular "una estrategia de sindicación" por parte de Del Rivero "para asociarse con Petróleos Mexicanos (Pemex)" de cara a conseguir "casi un tercio" de las acciones de Repsol y acceder a su control, según consta en el sumario. La Audiencia Nacional investiga estos hechos en una pieza separada desde diciembre de 2019.

En la resolución, el magistrado asegura que de las actuaciones realizadas se infiere la “indiciaria participación” de Brufau en los hechos, pues estuvo “al tanto” de la contratación y de la investigación sobre Del Rivero encomendada por Repsol, juntamente con Caixabank, a Villarejo cuando éste se encontraba en el servicio activo en la Policía Nacional. Además, afirma que existen “irregularidades en la contratación y aprobación de las facturas tendentes a ocultar el encargo realizado” a un empleado público, de ahí el posible delito de cohecho activo.

Respecto a Fainé, el magistrado destaca que su “conocimiento” y “directa participación en los hechos” fue ratificada en su declaración en sede judicial por el que fuera jefe de Seguridad de la entidad Miguel Ángel Fernández Rancaño, cuando señaló que tras recibir de Villarejo los informes elaborados despachaba directamente con el propio Fainé. Junto a Brufau y Fainé, el juez ha imputado también a los directivos de Repsol Luis Suárez de Lezo, Juan de Amunátegui y Joaquín Uris, y al ex director general de medios de Caixabank, Antonio Massanell.

La primera decisión de trascendencia en esta pieza fue adoptada en noviembre de 2020, cuando el juez acordó imputar al citado Fernández Rancaño y al que fuera director de Seguridad Corporativa de Repsol Rafael Araujo —ambos comisarios, uno en excedencia y otro jubilado— por esos supuestos encargos a Villarejo. A ello sumó la citación como investigados del propio comisario, de su socio Rafael Redondo y del ex subdirector de Seguridad de Repsol Rafael Girona Hernández por delitos de cohecho y descubrimiento y revelación de secretos.

 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
58.637
Calificaciones
80.970
Ubicación
227

POLÍTICA

Villarejo, en el banquillo junto al marido de Ana Rosa Quintana​

Arranca el primer juicio al comisario jubilado, que se ha presentado en la sede judicial con dos mensajes a la monarquía.

Por
Javier Lezaola.

13 de octubre de 2021 16:58

Villarejo, en el banquillo junto al marido de Ana Rosa Quintana

José Manuel Villarejo
Arranca este miércoles en la Audiencia Nacional el primer juicio al comisario de Policía jubilado José Manuel Villarejo por tres presuntos proyectos de espionaje –enmarcados en la macrocausa Tándem, configurada también por otras 27 líneas de investigación– por los que la Fiscalía le pide un total de 109 años de cárcel. Casi cuatro años después de ser detenido en la operación Tándem –que sacó a la luz anotaciones y grabaciones que Villarejo guardó durante años, y su causa judicial se ha ido agrandando a medida que se descubrían más negocios presuntamente ilícitos, que han llegado a salpicar también a exdirectivos de empresas del IBEX 35 o a la cúpula del Ministerio del Interior del Gobierno del PP de Mariano Rajoy–, Villarejo será juzgado, por esos tres presuntos encargos de espionaje –‘Iron’, ‘Land’ y ‘Thew’ o ‘Pintor’–, junto a más de 30 acusados –entre personas físicas y jurídicas–, entre los que están su mujer, Gemma Alcalá; su hijo José Manuel Villarejo Gil; el comisario de Policía jubilado Enrique García Castaño ‘Gordo’, exjefe de la UCAO (Unidad Central de Apoyo Operativo) de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, o el empresario Juan Muñoz, marido de Ana Rosa Quintana, conductora del espacio de Telecinco ‘El programa de Ana Rosa’.

En su comparecencia, el pasado mes de mayo, ante la comisión del Congreso que investiga la operación Kitchen, Villarejo reconoció relaciones “permanentes y continuas” con el poder mediático y lamentó: “Ahora dirán que no me conocen”. En aquella comparecencia, habló sobre Mauricio Casals, Antonio García Ferreras, Eduardo Inda, Esteban Urreiztieta, Pedro J. Ramírez, Ana Terradillos, José María Olmo y la propia Ana Rosa Quintana, de la que había anotado en su cuaderno que en una “comida agradable” le dijo que “en agosto” estaría en su casa de verano “y nos invitan”. “Yo desconozco si anoté o no anoté eso, espero que algún día me lo permitan ver y diré si es cierto o no. ¿Que tenía una relación con Ana Rosa? Fíjese, de cuando ella era soltera, imagínese si ha pasado tiempo. No fui novio suyo, ¿eh?”, zanjó.

“Espero que no sea una justicia folclórica; sería como un linchamiento, como en el Oeste”, ha declarado Villarejo a los medios este miércoles a su llegada a la sede judicial, ubicada en el municipio madrileño de San Fernando de Henares y en la que se ha presentado con dos recados más que evidentes a la monarquía.

El primero, un dibujo en su mascarilla: la flor de lis, la marca de la Casa Borbón –de Bourbon, pues se trata de una casa real de origen francés–, presente en el escudo de armas del rey de España –tanto en el del anterior, Juan Carlos I (1975-2014), como en el del actual, Felipe VI (2014-¿?)– y en los propios escudo y bandera oficiales de España.

El segundo, una advertencia: “Yo no he tenido miedo jamás de ningún individuo por muy importante que fuera este señor tan importante, el gran lord protector de la Corona”. Se da por supuesto que ese “gran lord protector de la Corona” al que se ha referido Villarejo es el general del Ejército español Félix Sanz Roldán, director del CNI (Centro Nacional de Inteligencia) con dos jefes del Estado –Juan Carlos I y Felipe VI– y con tres presidentes del Gobierno –con José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) de 2009 a 2011, con Mariano Rajoy (PP) de 2011 a 2018 y con Pedro Sánchez (PSOE) de 2018 a 2019– y que en julio del pasado año 2020 fue contratado como asesor del presidente de Iberdrola –una de las tres grandes empresas del oligopolio eléctrico español, junto con Endesa y Naturgy–, Ignacio Sánchez Galán, imputado en una de las piezas de la macrocausa Tándem por un presunto encargo a Villarejo. El comisario jubilado ya fue absuelto por otro tribunal en un juicio en el que por un lado Sanz Roldán y un periodista del diario ‘El País’ lo acusaron de denuncia falsa y por otro lado el propio exdirector del CNI lo acusó de calumnias por haber asegurado en laSexta que Sanz Roldán amenazó de muerte a la examante de Juan Carlos I Corinna Larsen en Reino Unido en 2012, poco después de que el anterior jefe del Estado protagonizara el escándalo de Botsuana.

El tribunal de la Audiencia Nacional que juzga a Villarejo –presidido por la magistrada Ángela Murillo– ha decidido este miércoles seguir adelante con el juicio tras rechazar las peticiones de suspensión realizadas por la defensa del comisario jubilado y de otros acusados, a las que se han apuesto la Fiscalía Anticorrupción y la acusación popular, representada por Podemos.

Cohecho, descubrimiento y revelación de secretos, falsedad documental…​

A lo largo del juicio que arranca este lunes y que podría extenderse hasta principios de 2022, los acusados serán juzgados por delitos como cohecho, descubrimiento y revelación de secretos, falsedad documental, tráfico de influencias y extorsión en grado de conspiración, aunque esta semana el juicio se centrará sólo en las cuestiones previas y será ya en noviembre cuando se reanudará con los primeros interrogatorios a los encausados.

El proyecto ‘Iron’ –investigado en la pieza 2 de la macrocausa Tándem y por el que la Fiscalía pide 57 años de cárcel para Villarejo– se lo encargó presuntamente el despacho de abogados H & A (Herrero & Asociados) –también acusado en la pieza– para espiar y desacreditar –a través de medios de comunicación– a Balder IP Law, un despacho rival. Junto a Villarejo, se sentarán en el banquillo 13 personas, entre ellas su mujer, Gemma Alcalá –para la que la Fiscalía pide 50 años de cárcel–; su socio Rafael Redondo (51 años); el exjefe de la UCAO Enrique García Castaño ‘Gordo’ (52 años) y otros antiguos mandos policiales.

El proyecto ‘Land’ –investigado en la pieza 3 de la macrocausa– se lo encargó presuntamente Procisa –también acusada en la pieza–, empresa de Susana García-Cereceda, hija del empresario Luis García Cereceda, promotor de la urbanización de lujo La Finca –ubicada en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón– y uno de las personas más ricas de España hasta su muerte en 2010. Precisamente este presunto encargo a Villarejo fue realizado en el marco de la disputa familiar por la herencia de Luis García Cereceda para obtener información reservada sobre Jaime Ostos –marido de Yolanda-García Cereceda, la otra hija del promotor inmobiliario, e hijo del extorero del mismo nombre– o Silvia Gómez Cuétara, viuda de Luis García Cereceda. La Fiscalía pide por estos hechos 38 años de cárcel para Villarejo, 36 para Alcalá y Redondo y 30 para García Castaño. La Fiscalía también llegó a pedir 16 años de cárcel para Susana García-Cereceda y 19 para Francisco Peñalver y David Fernández –administrador y asesor de Procisa, respectivamente–, pero los tres evitarán la cárcel tras haber reconocido que efectivamente contrataron a Villarejo.

El proyecto ‘Thew’ –investigado en la pieza 6 de la macrocausa– se lo encargaron presuntamente el empresario Juan Muñoz –el marido de Ana Rosa Quintana– y su hermano Fernando Muñoz –también acusados en la pieza– para espiar y presionar a su exsocio Mateo Martín y al abogado de este, Javier de Urquía, para que modificaran su estrategia en un procedimiento judicial. La Fiscalía pide por estos hechos 14 años de cárcel para Villarejo y otros 14 para su hijo José Manuel Villarejo Gil. La Fiscalía también llegó a pedir ocho años de cárcel para Juan y Fernando Muñoz, pero ambos evitarán la cárcel tras haber reconocido que efectivamente contrataron a Villarejo, al que habrían pagado 20.000 euros por el encargo.

‘Iron’, ‘Land’ y ‘Thew’ –piezas por las que Villarejo ha empezado a ser juzgado este miércoles– son sólo tres de las 30 piezas de la macrocausa Tándem, algunas de las cuales siguen en periodo de instrucción, como las relativas a los proyectos relacionados con la eléctrica Iberdrola o con el banco BBVA –dos de las empresas más potentes del IBEX 35–, en las que están imputados el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, y el expresidente del BBVA Francisco González. En otras piezas de la macrocausa ya hay autos de procesamiento, como la relativa al proyecto relacionado con la petroquímica Repsol o con el banco CaixaBank, donde están procesados un exjefe de Seguridad de cada una de las dos empresas –como Iberdrola y el BBVA, otras dos de las más potentes del IBEX 35– pero en la que el juez archivó la causa para el presidente de Repsol, Antonio Brufau, y para el expresidente de CaixaBank Isidre Fainé –que estuvieron imputados como personas físicas–, así como para las propias Repsol y CaixaBank, que estuvieron imputadas como personas jurídicas. Por el contrario, sí están procesados –en este caso en la pieza 7, relativa a la operación Kitchen–, entre otros, Jorge Fernández Díaz y Francisco Martínez Vázquez, números uno y dos del Ministerio del Interior del Gobierno de Rajoy.

 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
58.637
Calificaciones
80.970
Ubicación
227

La Policía obvió en un oficio que el ex jefe de Seguridad de BBVA cobró comisiones recurrentes por contratos con Villarejo​

Julio Corrochano se embolsó el 5% de las cuantiosas cantidades que el comisario facturó al BBVA por al menos dos de los ocho contratos que firmó con la entidad bancaria. La Policía lo menciona de pasada en un oficio de 55 páginas centrado en un pago en especie de Villarejo a Corrochano. El dato ha quedado fuera de los escritos de los fiscales y de los autos del juez.​

PILAR L. GONZÁLEZ DE LARA@MINIELGDL

En la pieza BBVA del caso Tándem se indaga en los más de diez millones de euros (IVA incluido) que, como mínimo, el comisario jubilado José Manuel Villarejo facturó (y cobró) al BBVA desde 2004 hasta el momento de su detención, el 3 de noviembre de 2017. Los justificó con al menos ocho contratos, el primero firmado el 2 de diciembre de 2004 y el último, una iguala mensual de 50.000 euros más IVA por dos años, firmada el 1 junio de 2016.

En la contratación de Villarejo por BBVA jugó un papel esencial Julio Corrochano, ex jefe de Seguridad del banco de 2003 a 2018 y su principal interlocutor en la entidad financiera, junto a Antonio Béjar, el director de Recuperaciones, también imputado en la pieza BBVA junto a otros directivos de departamentos y el propio expresidente de la entidad Francisco González.

Thank you for watching
En el escrito que el propio BBVA envía al juzgado el 24 de junio de 2019 adjuntando la relación de contratos suscritos con Villarejo, de cantidades contratadas y pagadas, así como de las personas que para cada contrato "verifican la prestación del servicio" y "autorizan los pagos de las facturas" (emitidas por empresas de Villarejo), Corrochano aparece como supervisor de los servicios o autorizante de pagos en todos los contratos, salvo del primero, en el que figura como responsable el directivo Ángel Cano.

Sin embargo, en su último escrito enviado al juzgado el pasado octubre, que deberá ratificar en persona en sede judicial en los próximos días, Corrochano atribuye la contratación del comisario en última instancia al entonces presidente, Francisco González, y a Ángel Cano, al tiempo que destaca la intervención de varios departamentos de la entidad. El ex jefe de Seguridad admite haber sido él quien seleccionó a Villarejo, si bien alega que fue por "descarte" entre otras firmas disponibles en el mercado. En su escrito no menciona que ese "descarte" le reportó el 5% de comisión de las cantidades que Villarejo recibía del BBVA y que éste le entregaba, en dinero o en forma de regalos.

El perfil de Corrochano es parecido al de otros cargos homólogos en distintas empresas que contrataron al policía jubilado: expolicía de alto rango (comisario general de Policía Judicial) antes de entrar en la entidad financiera y perteneciente al círculo de confianza de Villarejo, como él mismo reconoce. Su relación es anterior a la excedencia de Villarejo en 1983 y continúa tras la vuelta del comisario al servicio activo en 1993, cuando ambos coinciden en la Comisaría General de Información. Como todos los demás contratantes del comisario, Corrochano ha declarado (como imputado, y por tanto con derecho a faltar a la verdad) que no sabía que Villarejo estuviera en activo tanto ni cuando le selecciona, en 2004, ni en fechas posteriores.

"KOL -> 5%"​

En el sumario hay indicios sólidos de al menos dos trabajos de Villarejo para BBVA por los que Corrochano se llevó un 5% de comisión: el tercer contrato, llamado "Proyecto Summer", firmado en 2010; y el octavo, "Proyecto Seguridad y Entorno", rubricado el 1 de junio de 2016.

En el "Proyecto Summer", el pago de dicha comisión es mencionado por la propia unidad policial asignada al Caso Villarejo en un oficio de 55 páginas enviado al juzgado el 3 de julio de 2019. En dicho documento, los investigadores parten de un gráfico (incluido en el oficio) que figura en la página 61 de uno de los cuadernos de trabajo incautados al comisario cuando es detenido en noviembre de 2017.

Como puede comprobarse en la imagen inferior, el gráfico de Villarejo es bien ilustrativo: indica expresamente un 5% para "KOL" (apodo que da siempre Villarejo a Julio Corrochano), la base sobre la que este porcentaje se aplica (base imponible de la factura 13/14, 2.131.299 euros), el importe resultante (106.514 euros = 5% de 2.131.299 euros), así como el fraccionamiento de su pago a Corrochano en dos tandas (49.613 + 56.900) y la forma en la que una parte de los 56.900 euros es abonada (24.500 euros en muebles).
Comisiones pagadas por Villarejo
Gráfico en cuaderno incautado a Villarejo en noviembre de 2017 sobre comisiones a pagar por la factura emitida a BBVA en febrero de 2014. — Elaboración propia con datos brutos del sumario del Caso Tándem

Sin embargo, el cobro de un porcentaje del 5% por esta factura solo es mencionado una vez en todo el extenso oficio, a pesar de la relevancia de este dato para delimitar la implicación de Corrochano en la contratación del comisario. Por contra, el documento da todo el protagonismo al pago de los 24.500 euros en forma de muebles y aparatos audiovisuales. Así, la unidad investigadora dedica el texto y sus diligencias de investigación a la verificación, junto con el proveedor de los enseres, del pedido, de su pago por una empresa de Villarejo y de su envío al domicilio de Corrochano.

Una omisión sorprendente que se suma a otra en el mismo oficio, esta última correspondiente a otro 5% sobre las cantidades mensuales cobradas por Villarejo en virtud del octavo y último contrato firmado con BBVA el 1 de junio de 2016, el contrato Seguridad y Entorno.

"KOL: Firma contrato 2 años. 50 mensualidades"​

Este último consiste en una iguala mensual de 50.000 euros al mes más IVA durante dos años (en total, 1.200.000 euros más IVA) por "proporcionar al área de Seguridad Corporativa un servicio de inteligencia, vigilancia y desarrollos operativos en los países en los que el Grupo BBVA tiene presencia". Tan ambiciosa misión se tradujo en la práctica en la entrega de un mero clipping mensual (listado con breve descripción) de noticias sobre seguridad en dichos países, un trabajo asumible por muchas otras firmas especializadas a un coste infinitamente inferior.

De los apuntes referidos a "KOL" incluidos en las tres agendas del comisario jubilado que le son incautadas el día que es detenido (y que recogen sus anotaciones entre el 9 de mayo de 2016 y el 2 de noviembre de 2017), se desprende sin mayor esfuerzo que el comisario paga a Corrochano la cantidad de 2.500 euros al mes, presumiblemente en negro y en mano. Así, y como puede comprobarse en la imagen inferior, Villarejo consigna entregas mensuales a "KOL" , bien con la expresión "entrega 2.5" u "OK 2.5", coincidiendo con días en los que ambos quedan para verse en persona. Se trata de una cifra que se corresponde exactamente con el 5% de la base imponible (50.000 euros) de la iguala mensual que el comisario está percibiendo en esas mismas fechas. La serie de anotaciones comienza precisamente al día siguiente de la firma del contrato: "KOL: Firma contrato 2 años. 50 mensualidades. Comida día 9".
Comisiones pagadas por Villarejo
Relación de apuntes en las agendas incautadas del 9 mayo 2016 a 2 de noviembre de 2017 que van referidos a "KOL" y el contrato de iguala firmado el 1 de junio de 2016 "Seguridad y Entorno". — Elaboración propia con las agendas incorporadas al sumario Tándem y el original del contrato también en el sumario.
Todos estos apuntes de la imagen superior sobre el contrato de iguala y las menciones a "entregas 2.5" son también incluidos en el oficio antes mencionado, pero de forma inexplicable no aparece ni un comentario sobre los mismos. Como resultado, el oficio no alerta sobre estas anotaciones de "2.5", ni por tanto sobre su vinculación al contrato de iguala en vigor, que tampoco se menciona.

En suma, el texto del oficio policial obvia la existencia de indicios de un patrón de cobro de comisiones por parte de Corrochano sobre las cantidades percibidas del BBVA por Villarejo a lo largo de los años, y como resultado ha quedado fuera de los escritos de los fiscales y de los autos del juez en los que se soporta su imputación y eventual procesamiento.

Fuentes jurídicas consultadas por Público explican a este diario que esta omisión redunda en favor de la estrategia de defensa del ex jefe de Seguridad de BBVA, en el sentido en que le facilita el camino para desmarcarse de la decisión de contratación de Villarejo por parte del banco y para alegar que los muebles que el comisario le paga son un regalo puntual en el marco de una larga y sabida amistad. No es la primera vez que Público detecta indicios, por acción u omisión, de ayudas a los policías imputados en el caso.

Trece años de relación muy rentable con BBVA​

El 2 de diciembre de 2004, al año y pocos meses de entrar Corrochano en el banco, el BBVA firma con Villarejo el primer contrato, el del llamado "proyecto Trapa". A este siguieron al menos otros siete. El último, el de la iguala mensual de los 50.000 euros más IVA, estaba todavía en vigor el día que el policía es detenido (llega a cobrar la última factura emitida a la entidad financiera estando en prisión provisional). A estos contratos hay que sumar, además, la participación del comisario en algunas de las seis operaciones de compraventa inmobiliarias que Francisco González analizó en beneficio personal sirviéndose de recursos al servicio del banco que presidía.

Las misiones reales del comisario, y por las que ingresó esas exorbitantes cantidades, nada tenían que ver con lo plasmado en los folios al peso que entregaba para dar un soporte documental al dinero cobrado; una suerte de "parapetos" del encargo real, palabra con la que Francisco Menéndez, el contratante del primer encargo analizado en la instrucción del Caso Villarejo, el "Proyecto King", definió los "informes" de Villarejo ante los fiscales.

Nadie paga por nada (por "parapetos") y mucho menos un banco. Y, en efecto, nada en el universo Villarejo es lo que parece. Como analizó en exclusiva Público, el primer "proyecto Trapa" no iba de "defender al BBVA de una OPA de Sacyr apoyada por el Gobierno de entonces", sino de una ocurrente jugada mediática-bursátil redonda para el entonces presidente del BBVA, Francisco González, para el supuesto "asaltante perjudicado" (Sacyr y los accionistas de la constructora) y para todos los que conocían lo que se cocía y que tuvieran en las manos opciones sobre acciones del banco en febrero de 2005.

Lo mismo ocurre con el misterioso segundo encargo para BBVA (una iguala mensual de 34.800 euros IVA incluido), firmado en 2005, donde el concepto que aparece en las facturas es el de "vigilancia ordinaria"; aunque en realidad se trata del "proyecto Antojo", según se desprende de la documentación incautada al comisario, que apunta a otra millonaria operación mediática-bursátil, y además con derivada internacional. A su vez, el galimatías del tercer contrato, "Summer", en realidad giraba sobre triquiñuelas financieras para recobrar deudas por la puerta de atrás cuando el banco estimaba que los deudores se encontraban en situación inminente de concurso de acreedores. Así, hasta al menos ocho encargos que dibujan una relación constante y con resultados satisfactorios para todas las partes.

 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
58.637
Calificaciones
80.970
Ubicación
227

PSOE, PP y Vox se unen para vetar en el Congreso una investigación sobre las cloacas del Estado​


Héctor Gómez se ha remitido a la Comisión de Gastos Reservados en la Cámara Baja para tratar el objeto de la petición registrada por Unidas Podemos y los partidos independentistas a raíz del 'caso Pegasus'.


¿Cómo van a aceptar que se haya una investigación cuando hay tanta mierda que les salpica y que tienen que tapar?