Elecciones generales. El día después.

Tema en 'Tribuna Política' iniciado por SultanaXS, 15 Feb 2019.

  1. IDOLO

    IDOLO

    Mensajes:
    38.895
    Me Gusta recibidos:
    13.016
    Registrado:
    3 Mar 2006
    Ubicación:
    227
    Objetivo 23 de julio: Que Unidas Podemos no entre en el Gobierno
    Por
    Xan Pereira Castro
    -
    julio 2, 2019
    703

    0


    Share
    [​IMG]
    Guido Ohlenschlaeger

    El día de la investidura será el 22 de julio. Empieza la cuenta atrás y crece la presión para Alberto Rivera, sí, efectivamente, para Ciudadanos. La política tiene estas cosas, que un día estás arriba y otro estas abajo. Por eso, desde hace un tiempo Alberto Rivera, como le gusta ser llamado, apodado el “Golden Boy” por la prensa internacional en 2015 durante su salto a la política nacional, está siendo ahora vapuleado por los medios nacionales e incluso algunos internacionales que le presionan para que se abstenga y facilite un gobierno de Pedro Sánchez. Pero esta presión viene de lejos.

    En la última Sesión de Control al Gobierno antes de las elecciones, el Golden Boy de la política española, el nuero que toda suegra quería, adorado por los medios y por los Grandes Poderes, exhibía con orgullo su cordón sanitario a Sánchez. A los pocos días Susana Griso le preguntaba por un editorial del periódico ultraliberal The Economist titulado «España necesita un pacto de los sobrios», que calificaba a Rivera de sectario por su veto a Sánchez y al PSOE. Susana Griso (la hasta entonces gran amiga del Chico de oro) aprovechaba para preguntarle si no creía que se estaba equivocando con el veto a Sánchez, si “hasta un periódico como The economist lo estaba criticando” algo debía estar haciendo mal se preguntaba la presentadora. Pero Alberto Rivera, insuflado de confianza, insistió.




    Por aquel entonces, también El País publicaba un 10 de Marzo el que sería el primero de muchos artículos atacando la actitud del partido naranja antes adorado. La Tribuna de Opinión titulada “Del bipartidismo a los bloques” volvía a criticar duramente a Rivera culpándolo de estar construyendo un dique contra el PSOE.

    Después de las elecciones Ciudadanos siguió empecinado y decidió pactar con el PP y la ultraderecha allí donde pudo. Eso sí, mientras pactaba con la ultraderecha xenófoba, homófoba y machista intentaba subirse a las carrozas del orgullo, y, claro, por lo que sea el movimiento LGTBI no se lo tomó bien. Nadie le dijo nunca a Rivera eso de que no se puede sorber y soplar al mismo tiempo, o eso de que no se puede nadar y guardar la ropa, ni estar en misa y repicando, eso lo saben todas las abuelas, y lo supieron también los sectores más liberales de su partido: Roldán, Garicano, Valls, Javier Nart o Girauta que o bien se fueron o bien amenazaron con marcharse por la deriva derechista y de vetos del partido de Alberto Rivera.

    En esos días, como no podía ser de otra forma, El País aprovechaba para meter cuchara y Ricardo Dudda escribía un caluroso 24 de junio, en un artículo titulado “Apéndices del bipartidismo”: ” La decisión de Ciudadanos de vetar al PSOE, no solo a nivel nacional sino regional y municipal (salvo en contadas excepciones), es coherente con el nuevo partido, que ha olvidado sus orígenes. El simpatizante socialdemócrata del partido recuerda que Cs surgió para centrar y moderar al PSOE”.

    Un poquito más de presión para los de Alberto Rivera que veían como se desangraban por momentos, en una crisis interna sin precedentes en el partido. Casualmente los mismos días que el PSOE filtraba a los medios que querían la abstención de Ciudadanos en la investidura para no tener que depender de Unidas Podemos. Entre tanto, Alberto Rivera, el Golden boy de la política española, convocaba un congreso para reivindicar su proyecto y su autonomía como partido ultraliberal y que pactaba orgulloso con la extremaderecha, y unos días después, ¿quién escribía presionando un poco más al partido naranja? Efectivamente, El País volvía a escribir uno de esos artículos cuyo titular ya basta para medir la magnitud de la tragedia, haciendo explícito en un desliz consciente e inconsciente el hecho del que en realidad se trataba todo esto: la presión. “Rivera desafía la presión interna y externa y mantiene el no a Sánchez” rezaba el titular. Se trataba de presionar, no se trataba de la verdad, ni de la preocupación por la deriva ultraderechista del partido de Rivera, ni del bien de los españoles. No, se trataba de otra cosa.





    Pero no solo el Grupo Prisa, también El Mundo se ha sumado en estas últimas semanas al escarnio público. Hace tan solo un par de días, en el análisis de datos de la encuesta de Sigma Dos, las conclusiones eran tres: El PSOE y el PP subían y el resto de alternativas bajaban reforzando el bipartidismo de cara a unas futuras elecciones, Ciudadanos era el partido que más bajaba y cuyos votantes estaban más desencantados y una tercera conclusión que se extrae de las anteriores: si hay elecciones el más damnificado será el partido naranja en todos los sentidos. El mensaje subliminal (o no tanto) era: abstente en la investidura de Pedro Sánchez o lo pagarás caro.

    También el presidente de la patronal Antonio Garamendi se sumó hace unos días a la ola valorando positivamente un gobierno del PSOE en solitario con la abstención de PP o Ciudadanos. La presión crece para Alberto Rivera. Los empresarios también son favorables a una abstención de Ciudadanos para que gobierne Pedro Sánchez. Hoy han anunciado que la investidura comenzará el día 22 de julio y ha comenzado la cuenta atrás.

    La pregunta es, ¿por qué se han puesto de acuerdo los Grandes Poderes para presionar a Ciudadanos? ¿Por qué quieren un gobierno del PSOE en solitario? ¿Por qué todos los medios están asfixiando al partido del, hasta hace poco, niño mimado de la política española? ¿Por qué incluso medios de derechas son favorables a un gobierno del PSOE en solitario o incluso a un adelanto electoral?

    La respuesta: porque no quieren que gobierne Unidas Podemos. No lo quisieron en 2016, no lo quieren ahora y tampoco lo querrán después de las elecciones (si las hubiere). Todo vale. Los Grandes Poderes se acostumbraron a hacer y deshacer con el bipartidismo, y cuando surgió Podemos, todos recordamos, como asustado, el presidente del Sabadell pedía un Podemos de derechas y tachán apareció Ciudadanos.

    Ahora, la orquesta que dirige Iván Redondo goza de una salud estupenda. Las fichas en el tablero se mueven en la dirección correcta dirigidas por un PSOE que juega con el tiempo y todo el ecosistema mediático a su favor. Por esta razón, los mismos que auparon a Ciudadanos en 2015 para que no hubiese cambio en España, serán capaces de hundirle si no evita que Unidas Podemos entre en el gobierno. A esto podría haberse referido Ricardo Dudda, cuando escribía que Ciudadanos se había olvidado de sus orígenes. Efectivamente, se han olvidado de para quién trabajan y quiénes lo pusieron ahí, y lo pagarán caro si los mismos que lo auparon deciden defenestrarlo. Quedan 21 días para ver si Ciudadanos aguanta o no la presión. El PSOE tiene hasta el 23 de julio para hacer cumplir su objetivo: que Unidas Podemos no entre en el Gobierno.

    https://spanishrevolution.org/objet...xhsUUgyEhTZxXmmPiqC34VzSYH1wzmwKk-4JL3fkZMyWI
     

  2. IDOLO

    IDOLO

    Mensajes:
    38.895
    Me Gusta recibidos:
    13.016
    Registrado:
    3 Mar 2006
    Ubicación:
    227
    Dejen de soñar, el bipartidismo ha muerto

    Si hay desencuentros de piel, usen guantes, pónganse crema, crezcan. El bipartidismo ha muerto y repetir elecciones no hará sino matar la política, más de lo que está-

    Con los peores resultados de su historia, el plantel que presenta Casado para recuperar el bipartidismo cuenta con Martínez-Almeída, el alcalde que mayor rechazo ha concitado en menor tiempo en la historia de España-

    Los ciudadanos buscan otros caminos al bipartidismo que no les ha dado respuestas. También en la UE. La suma de PPE y socialdemócratas perdió la mayoría absoluta por primera vez en la historia pero nada va a cambiar a mejor con los cargos acordados-

    Rosa María Artal
    02/07/2019 - 22:18h
    [​IMG]

    Pedro Sánchez y Pablo Casado en La Moncloa. EFE

    Sueñan con resucitar el bipartidismo. En España y en Europa, si pudieran. Pero al bipartidismo lo mataron los dos partidos que lo formaban. Sus políticas. Baste mirar, en el pasado reciente aunque va mucho más allá, el austericidio que obligó a pagar a los ciudadanos lo que ellos llamaron crisis. Su crisis, por cierto. Conservadores y socialdemócratas no dieron soluciones. El abanico se abrió. Con más actores, más partidos. Algunos tan chirriantes como los ultraderechistas que configuran el neofascismo de nuestros días.




    La UE ha precisado la cumbre más larga de su historia –a la par que la que alumbró tan malamente el Euro– para elegir sus cargos por las tensiones entre los bloques. El grupo de los Populares europeos conserva la presidencia de la Comisión, con la alemana Ursula von der Leyen, apeando al candidato socialdemócrata. Lo que ya ha ocasionado críticas. La UE da la presidencia del Consejo a un liberal. El poderoso BCE a Christine Lagarde que deja el FMI. Para decir que hay dos mujeres en cargos de relevancia, si es que el talante de Lagarde difiere de cualquier tiburón masculino. Y Josep Borrell llega a dirigir la política exterior de la Unión, con sus especiales dotes diplomáticas. Sánchez ha dicho en rueda de prensa al concluir que España debe aprender de estos pactos, precisamente. Mucha derecha, y pocos cambios sustanciales.

    En España el empeño de volver al bipartidismo es tan obtuso que más parece apelar a la ceguera mental de los votantes que a una realidad en la que crean PSOE y PP. Sería realmente grave si de verdad ignoran los signos y creen que es viable ahora. Si de verdad piensan que los felices días –para ellos– de su hegemonía y mandato alterno van a volver. En nuestro caso, se añade la singularidad de algunos territorios que se comportan de forma autónoma desde hace décadas, aunque no quieran verlo.

    Las encuestas les dicen que en unas eventuales nuevas elecciones bajarían Ciudadanos y Vox. Y lo dan por bueno a pesar de la intensa cocina demoscópica. Así Pablo Casado aspira a desbancar a sus ahora socios de la triple derecha. Su objetivo es "restaurar" el bipartidismo. A pesar de haber obtenido el peor resultado de la historia del PP. Recordemos, dado como se disuade la memoria, que el partido de Pablo Casado ha perdido la mitad de los diputados del Congreso y dos tercios de los senadores y que eso le ha llevado a una bancarrota económica. En dinero (público) son 257.430 euros al mes. En Catalunya, el PP se quedó con un escaño, uno. Con ninguno en el País Vasco, perdió hasta los dos obtenidos en 2016.

    El PP ha jugado bien sus cartas para obtener ayuntamientos y comunidades, a pesar de sus poco brillantes resultados también en esos comicios. A costa de pactar con Vox, que nadie lo olvide. El plantel que presenta para recuperar el bipartidismo cuenta como una de sus más fulgurantes estrellas con el alcalde de Madrid. La capital del reino, villa y corte siempre es un puntazo para el palmarés.

    Almeida es el alcalde que mayor rechazo ha concitado en menor tiempo en la historia de España. Guiado por un afán vengativo y revanchista, solo parece pensar en barrer todo lo hecho por la corporación de Manuela Carmena. De ahí que se haya lanzado a suprimir Madrid Central, el área con tráfico restringido de Madrid. Ha aumentado el tráfico, la contaminación, el tiempo invertido por los autobuses en sus trayectos, las protestas ciudadanas. Tuvo el cuajo de no abrir espacio para los manifestantes que fueron entre vehículos. Y de reírse de Greenpace a quien acusó de ser unos desocupados por manifestarse. La arbitraria medida, contra el signo de los tiempos, contra la salud, es noticia internacional.

    El dislate Almeida, plegado a Vox, carga contra los colectivos LGTBI, contra el feminismo, contra los desahuciados, contra los "chiringuitos" progres... que velan por los Derechos Humanos.

    [​IMG]
    Almeida y Villacís revirtiendo una zona peatonal en Madrid. Foto publicada por el alcalde

    A cambio, ofrece a los madrileños recuperar el "sueño olímpico" que enterró ya 6.500 millones de euros. La vicealcaldesa de Ciudadanos, Begoña Villacís, vende los pianos Almeida con la mejor de sus sonrisas cómplices. Y se apunta hasta a aplaudir que reviertan una zona peatonal para que vuelvan a aparcar coches en ella.

    En la Comunidad de Madrid, donde Vox fuerza acuerdo triple y firmado, la candidata Díaz Ayuso añade a su mirada despierta en luces tan Almeida, el pufo del piso paterno. Son las estrellas del PP, propulsadas por Pablo Casado, que dice va a restaurar el bipartidismo.

    Los movimientos de Pedro Sánchez van en la misma dirección. En el baile de declaraciones de estos días –textual: pasos adelante, pasos hacia atrás y media vuelta– predomina la idea de gobernar solo y sin apoyarse ni para la investidura en los nacionalistas. Las matemáticas, sin embargo, son exactas, pocas cosas lo son tanto como los números. 123 diputados son 123 diputados los pongas del derecho o del revés. Y la mayoría está en 176. Con la suma de los 42 de Unidas Podemos la meta está más cerca: son 165 que pueden encontrar 9 apoyos sueltos para cualquier decisión de importancia.

    No es difícil suponer que Pedro Sánchez tiene presiones internas dentro del partido y externas en el ámbito de los grandes poderes. El principal poder debería ser la sociedad soberana que vota a sus representantes. Puede haber, los hay seguramente, hasta desencuentros de piel con Unidas Podemos. Usen guantes, pónganse crema, crezcan. Porque no habrá mucho mejor resultado si se repiten elecciones. El bipartidismo ha muerto, dejen de soñar en su resurrección. Al menos inmediata y por este camino.

    Los partidos tradicionales se han desplomado como evidenciaron las elecciones europeas, de ahí las tensiones para los altos cargos. La suma de PPE y socialdemócratas perdió la mayoría absoluta por primera vez en la historia. Pero es que ¿Ya nadie se acuerda de lo que hicieron a partir de 2008? Ni refundar el capitalismo, ni acabar con los países fiscales, ni con privilegio alguno de los causantes de la crisis. La tijera de los recortes se adueñó de la política europea, con mayor incidencia en los países que arrastraban sus propias crisis. Creció la ultraderecha a niveles preocupantes. Y los verdes, y los liberales. Esta convulsión es consecuencia de las políticas del bipartidismo. Nada va a cambiar. A mejor. El reparto de cargos no hará si ahondar el divorcio con la ciudadanía.

    La mayor parte de los países europeos son gobernados por coaliciones de hecho o mediante acuerdos. Con pocas excepciones. En Grecia, se apunta una mayoría absoluta de los conservadores de Nueva Democracia. Abrasada por el bipartidismo, castigada a muerte por Bruselas al punto de haberle pedido disculpas, sometida la izquierda de un Tsipras que intento lo imposible –poco, bien es verdad–, retorna al redil para empezar otra vez.

    La ultraderecha baja en Europa, al menos. Aunque está. Está para aquellos seres que culpan a la emigración de sus males o que ni siquiera los consideran en su universo, los que han alentado a quienes han dejado morir a 32.000 personas en el mediterráneo, 1.600 niños entre ellos, desde 2014. O para quienes, en España, vivieron al calor del franquismo genocida y sacaron provecho para sí y sus descendientes. Y está, aunque baje, para desestabilizar el sistema por cualquier procedimiento. Con el altavoz de las instituciones y de los medios.

    Los ciudadanos buscan otros caminos al bipartidismo. Buscan en realidad a quien se encargue de sus necesidades. Es lo que cuenta aunque muchos de los implicados no actúan como si lo supieran. Y lo que es todavía más grave: sin ser conscientes del momento que vivimos y de adónde conduce este camino. Una ciudadanía no puede sobrevivir con estas frustraciones continuas, inacabables al parecer. Y ya tira por la apatía o por los delirantes neofascismos. Teman el día que se decante definitivamente por esa idiocia que, hueca y alumbrada por flashes, ya está llegando a las instituciones.

    Por si no ha quedado claro: el bipartidismo ha muerto y repetir elecciones no hará sino matar la política, más de lo que está.

    https://www.eldiario.es/zonacritica/Dejen-sonar-bipartidismo-muerto_6_916268379.html
     
  3. SultanaXS

    SultanaXS

    Mensajes:
    4.773
    Me Gusta recibidos:
    2.020
    Registrado:
    21 Nov 2017
    Género:
    Femenino
  4. IDOLO

    IDOLO

    Mensajes:
    38.895
    Me Gusta recibidos:
    13.016
    Registrado:
    3 Mar 2006
    Ubicación:
    227
    Irene Montero: "el interés del PSOE es más una investidura fallida que un acuerdo de Gobierno"
    [​IMG]


    La portavoz del grupo confederal Unidas Podemos- ECP- GEC en el Congreso, Irene Montero, ha querido mostrar su desacuerdo con el reciente anuncio de la fecha del debate de investidura de Pedro Sánchez para el 22 y 23 de julio anunciado esta mañana en rueda de prensa por la presidenta del Congreso Meritxell Batet.

    Montero,a través de un tuit colgado en su cuenta oficial de la red social, califica este anuncio como "una falta de respeto institucional innecesaria" ya que afirma que la presidenta Batet ha hecho pública la fecha sin haberlo comunicado antes a los grupos o al menos no al suyo. Así mismo añade que el PSOE parece más interesado "en una investidura fallida que en un acuerdo de Gobierno"

    En un segundo tuit, la portavoz amplía su interpretación sobre la fecha anunciada por Batet afirmando que "Sánchez camina hacia una investidura fallida sin negociar nada con nadie para presionar a C´s " sin embargo Montero cree que es posible un acuerdo para un Gobierno de coalición progresista en julio, por lo que no renunciarán al intento.


    Equipo de redacción de Eco Republica


     
    • Gracias Gracias x 1
  5. IDOLO

    IDOLO

    Mensajes:
    38.895
    Me Gusta recibidos:
    13.016
    Registrado:
    3 Mar 2006
    Ubicación:
    227
    PACTOS POSTELECTORALES »
    El PNV acepta con condiciones una coalición entre Sánchez e Iglesias

    Los nacionalistas vascos no se opondrían a esta fórmula que rechaza el PSOE siempre que haya una negociación programática con ellos
    CARLOS E. CUÉ
    Madrid 4 JUL 2019 - 18:41 CEST


    La investidura sigue lejos, pero empiezan a despejarse incógnitas. El PNV, que sería clave en la nueva mayoría como lo fue en la moción de censura, no se opone a un posible Gobierno de coalición PSOE-Podemos siempre que se acuerde con los nacionalistas vascos el programa. Fuentes de la dirección del Partido Nacionalista Vasco señalan que tienen experiencia en coaliciones y no les preocupa esa fórmula, pero insisten en que no se puede dar su voto por hecho: tienen que negociar con ellos. Este miércoles se reanudaron los contactos entre el PNV y el PSOE para la investidura.

    “Si alguien sabe de coaliciones es el PNV, que las ha hecho con todos, incluso con su escisión, EA [Eusko Alkartasuna]. No es una línea roja para el PNV que haya una coalición con Podemos. Pero lo que nos preocupa es el programa. Si no nos convence sí nos abstendríamos en la investidura. No se pueden pactar políticas sin tenernos en cuenta ni dar nuestro voto por hecho. Pero a partir de ahí, nosotros queremos que esto salga, y que salga con Podemos, no con Ciudadanos ni el PP”, señalan fuentes del Euskadi Buru Batzar (EBB), la dirección del PNV, comandada por Andoni Ortuzar.


    Según estas fuentes, precisamente el miércoles se reanudaron los contactos con los socialistas. El PSOE solo había hecho una breve reunión con el PNV en la que apenas se trató de contenidos. Este grupo es un especialista en negociaciones y se ha mostrado favorable a apoyar a Pedro Sánchez siempre que se acuerden asuntos concretos que les interesan.

    En cualquier caso señalan que su voto no sería negativo, pero sí podrían abstenerse si no funciona la negociación. Sí dejan claro que para ellos no es un problema que entren ministros de Podemos, algo que Sánchez ha rechazado de plano hasta ahora.


    [iframe src="https://tpc.googlesyndication.com/safeframe/1-0-35/html/container.html?n=0" name="1-0-35;17673;

    A nivel nacional tanto el PP como el PXXE tienen mucho que esconder y tapar. Ese es el gran problema.
    Por esa regla de 3 ninguno de la izquierda podrá optar a ningún ministerio, solo los de la derecha.

    Me acuerdo ahora de aquellos pactos y negocios donde Pedro Sanchez ofreció a A. Rivera la vicepresidencia.

    https://www.publico.es/politica/rivera-oculto-acuerdo-sanchez-le.html
     
  6. IDOLO

    IDOLO

    Mensajes:
    38.895
    Me Gusta recibidos:
    13.016
    Registrado:
    3 Mar 2006
    Ubicación:
    227
    5 razones por las que Unidas Podemos tiene que estar en el Gobierno
    Por
    Xan Pereira Castro
    -
    julio 4, 2019
    209

    0


    Share
    [​IMG]
    Fotografía de Dani Gago
    Guido Ohlenschlaeger

    Tras dos meses de las Elecciones Generales seguimos sin gobierno y sin rastro de El-Presidente-en-funciones-encargado-de-formar-gobierno. Tanto es así, que en la ronda de reuniones en Zarzuela el rey Felipe VI, que había encargado a Pedro Sánchez la formación de un gobierno, le reprendió por no haberse reunido con ninguno de los grupos para buscar apoyos para la investidura. Desde ese momento se abrió la ronda con los tres principales partidos. El socio preferente era Unidas Podemos, o así lo dijeron en las elecciones y así lo hicieron saber (por lo menos públicamente) en una reunión en el Congreso con Pablo Iglesias. De allí salió la ya conocida disputa sobre los términos coalición y cooperación. Ese día se visibilizó una división que no se ha resuelto todavía. El PSOE quiere prácticamente reeditar el apoyo gratuito y generoso del partido de Pablo Iglesias que ya recibió en la moción de censura.

    Sin embargo, es cierto que lo que ocurrió en la moción de censura es una anormalidad en términos de negociación. Aquello lo único que demostró fue la altura de miras del partido de Pablo Iglesias en un momento tan importante. Pero ahora la cosa es distinta. Los tiempos han cambiado. La gente ya no quiere gobiernos de partido único, y esperan que, como está ocurriendo con la derecha en muchos municipios y comunidades, se pongan de acuerdo. En eso consiste la política fuera del bipartidismo. En Europa lo saben desde hace tiempo, y ya nos toca a nosotros adaptarnos a los nuevos tiempos, como votantes y como gobernantes. Salir de la política de bloques, de vetos y de bloqueos, para entrar en una fase de consensos, diálogos y negociaciones.

    Con este panorama, cabe esgrimir cinco razones por las que Unidas Podemos debería estar en ese gobierno.




    1- Digan lo que digan, los números suman.

    El primer motivo es que los números son tozudos. 42 diputados para Unidas Podemos, 123 para el PSOE da un total de 165, a 11 tan solo de la mayoría absoluta que otorgan los 176 escaños. Bastarían tan solo los apoyos de ERC y PNV. La derecha apenas sumaría 147. La obligación de formar gobierno le toca al bloque de izquierdas y los números suman para ello. Además, con esta diferencia de escaños entre PSOE y Unidas Podemos, que en votos es de apenas la mitad, y teniendo en cuenta que Pedro Sánchez quiso firmar un acuerdo con Ciudadanos en 2016 en el que, como supimos hace poco, entre otras cosas le cedía la vicepresidencia a Albert Rivera, es más que razonable que, siguiendo la lógica aplicada con Ciudadanos en 2016, pudiese haber ministerios para Unidas Podemos. ¿Por qué Ciudadanos sí y Unidas Podemos no?

    2- ¿Y si miramos a Europa? 16 países tienen gobiernos de coalición.

    En Europa de un tiempo a esta parte gobernar en coalición o en minoría no es una excepción, sino una norma en los países donde el bipartidismo hace tiempo que pasó a la historia. De estos 16 países con gobiernos de coalición, seis cuentan con ejecutivos en minoría y cinco, en mayoría. Países como Alemania, donde gobiernan juntos la CDU y el partido socialdemócrata (SPD), Italia, Austria, Bélgica, Luxemburgo u Holanda tienen desde hace años gobiernos de coalición. En Finlandia hace poco se pusieron de acuerdo los cinco partidos más votados en las últimas elecciones para formar un gobierno de coalición progresista encabezado por el primer ministro Antti Rinne. Corren otros tiempos en Europa, y la mayoría de países se han adaptado a negociar, acordar y cogobernar. Es la nueva Europa y no podemos quedarnos atrás

    3- Si ya se ha producido este acuerdo en comunidades y municipios, ¿por qué no en el Gobierno?

    No sólo en Europa, en España después de las elecciones autonómicas y municipales estamos viendo como la derecha apenas ha necesitado unos días para ponerse de acuerdo para gobernar juntas en coalición. Pero no solo la derecha, también la izquierda, allí donde ha podido se ha puesto de acuerdo. Valencia fue el primer caso, con un pacto entre Compromís, PSOE y Unidas Podemos en el que el último recibió una vicepresidencia. No fue el único caso. También en Baleares, Canarias, o La Rioja se han formado gobiernos de colación de corte progresista. Lo mismo ha ocurrido en varios municipios. La pregunta es, si a nivel regional se puede, ¿por qué no a nivel nacional?

    4- Unidas Podemos es la garantía para que existan políticas de izquierdas.

    Ya sabemos que las palabras se las lleva el viento. Los acuerdos firmados sobre el papel pueden o no cumplirse, y con la experiencia de los presupuestos post-moción de censura, deberíamos tener claro que el PSOE hace políticas de izquierdas cuando tiene un contrapeso a su izquierda que le empuja y obliga a hacerlas, sino la naturaleza del PSOE le hace virar a la derecha, como ya sucediera en 2016 con Ciudadanos.

    Además, aunque lo fundamental para un acuerdo de gobierno es el programa, todos sabemos que las palabras, como escribía al principio, se las lleva el viento, y, que como decía mi abuela, más vale pájaro en mano que ciento volando. Por eso, la única forma de garantizar que lo firmado sobre el papel se cumple, es entrando en el gobierno, para poder trabajar por llevar a cabo el programa, y, también, como no, para responsabilizarse sobre las políticas que se puedan llevar a cabo, pero también para las que no. Nada más honesto que arriesgarse a gobernar y jugarse el tipo manchándose en el barro que supone tener ministerios y trabajar por sacar adelante políticas públicas. Es un gesto que, frente a las lecturas infantilistas, convierte a Unidas Podemos en un partido maduro y responsable. Todos sabemos lo difícil que es en este país gobernar para las mayorías.





    5- Es una oportunidad para que seamos punta de lanza para una nueva Europa.

    Un gobierno en solitario del PSOE no sería capaz de garantizar ni estabilidad ni políticas progresistas. Lo que ellos llaman aritmética parlamentaria, el sentido común lo llama mirar a la derecha para las cuestiones económicas y a la izquierda para las cuestiones sociales. Nada distinto a lo que ya hay en la mayoría de países europeos.

    Sin embargo, junto con Portugal, España podría ser cabeza de lanza de una nueva Europa que, frente a las políticas de la extremaderecha de Salvini, Abascal, Orban o Le Pen y las políticas ultraliberales de Merkel o Macron, pueda abrir la ventana a una Europa solidaria, fraterna, social, que garantice y blinde derechos y que haga frente a la precariedad con políticas públicas. Podríamos ser el primer gobierno de coalición enteramente progresista. Sería una oportunidad para decirle al resto de países que hay una alternativa y que tenemos una oportunidad para construir una nueva Europa.

    En definitiva, ¿vamos a dejar pasar esta oportunidad para construir otra España y otra Europa? ¿Va Pedro Sánchez a desoír lo que le pidieron sus militantes en Ferraz? ¿Va a quebrar la confianza de sus votantes que le dijeron “Con Rivera no”? ¿Va a traicionar a los únicos que confiaron en él, cuando estaba solo contra todos los barones del PSOE y los grandes poderes? ¿De qué tiene miedo?

    La única certeza es que se abre una nueva era política sin vetos, bloqueos ni mayorías absolutas, y que podemos elegir entre subirnos al barco del resto de países europeos o volver a quedarnos atrás añorando el bipartidismo perdido. Las élites aspiran a esto último (y parece que también PSOE y PP). Para el resto, lo conveniente sea seguramente subirnos a ese barco. Es más, no solo podemos subirnos al barco, podemos encabezar una nueva capitanía. No perdamos la oportunidad.

    https://spanishrevolution.org/5-raz...Hag1II9BUB4JTE9LVtyRz4WmN3KNB_peyOc4Akp3uuoOM

    Vuelvo a preguntar: ¿Que oculta el PXXE para no dejar que nadie de la izquierda pueda entrar en un gobierno de coalición?
     
  7. BRI

    BRI

    Mensajes:
    812
    Me Gusta recibidos:
    442
    Registrado:
    5 Oct 2015
    Interesante interpretación de Barbeta del " por qué " Sánchez no quiere a Podemos, del Deep state existente y otras "insignificancias"...



    Análisis
    Elecciones españolas en otoño
    Jordi Barbeta
    Barcelona. Jueves, 4 de julio de 2019
    3 minutos [​IMG][​IMG]




    • El barómetro del CIS ha hecho crecer las especulaciones sobre una eventual repetición de las elecciones generales, dado que vaticinan una holgada victoria socialista cercana a la mayoría absoluta. La decisión depende exclusivamente de Pedro Sánchez que es quien supuestamente saldría ganando con la operación y ya ha recibido el apoyo del mundo empresarial, con lo cual algo que parecía arriesgado y peligroso y el summum de la inestabilidad política, de repente se ha convertido en deseable e incluso probable.
    El CIS prevé que en unas nuevas elecciones, que serían en otoño, el PSOE sacaría casi el 40% de los votos y estaría en condiciones de gobernar solo y de manera estable sólo con el apoyo de socios cómodos como Compromís y el PNV. El apoyo de Podemos, que según la encuesta caería dos puntos más, resultaría prescindible.

    Algunos comentaristas han interpretado que la encuesta, cocinada bajo la dirección del veterano estratega socialista José Félix Tezanos, tiene como objetivo asustar Podemos para que se avenga a facilitar la investidura de Sánchez sin muchas exigencias, cuando la verdad es que Sánchez no quiere de ninguna manera gobernar dependiendo de Pablo Iglesias. No quiere Sánchez y no quiere el establishment político-financiero en su conjunto. Los poderes fácticos consideran Podemos un partido enemigo del régimen que no puede ser incorporado a los centros de decisión y mando del Estado, por ello fue objeto de persecución desde las cloacas por la policía política como lo fueron también los grupos independentistas.

    Significativamente Antonio Garamendi, presidente de la patronal CEOE, ha sido el encargado de bendecir la operación en nombre del deep state. “Si hay elecciones, las encuestas dicen que se aclararían más las cosas. Pues igual es mejor esperar a noviembre y tener un país más tranquilo que uno mas inestable a corto plazo", ha dicho.


    Es obvio que el único acuerdo hoy por hoy posible para que Pedro Sánchez superara la investidura sería el apoyo de Podemos y del PNV y la abstención de ERC y Bildu, una mayoría que pronostica cualquier cosa menos estabilidad. Las contradicciones en el ámbito económico serían continuas y las tres derechas volverían a competir en beligerancia para capitalizar el derribo del Gobierno.

    La repetición de las elecciones que se veía como algo peligroso y el summum de la inestabilidad se ha convertido de repente en algo deseado, probable y cuenta con el apoyo de los poderes fácticos para impedir la participación de Podemos en las decisiones de estado

    Así pues, la actual correlación de fuerzas en el Congreso no lleva necesariamente a repetir las elecciones. Podemos hará lo necesario para evitarlo, pero desde un punto de vista estratégico, claramente partidista, a Pedro Sánchez no le faltan incentivos para forzar los nuevos comicios. Sólo debe tener el coraje de hacerlo sabiendo que las encuestas no siempre aciertan y que en castellano hay un refrán que dice "más vale pájaro en mano que ciento volando". Sánchez demostró una cierta valentía política cuando se negó a facilitar la investidura de Rajoy. Prefirió renunciar y fue una estrategia hábil y acertada. Si no lo hubiera hecho ahora, no sería líder del PSOE ni probablemente se dedicaría a la política. Arriesgó y pudo volver y cuando todo el mundo lo daba por muerto, ganó la moción de censura y accedió al poder.

    Lo más difícil para Sánchez será convencer al electorado de izquierdas que no fuerza la repetición de elecciones por interés partidista y por no tener que pactar con Podemos. Así que desde ahora y hasta el otoño, nos podemos ver abocados a un largo episodio de teatro político de la peor categoría en el que Sánchez fingirá que las exigencias de Podemos son inasumibles, que no está dispuesto a depender de los independentistas y que son los otros partidos los que con su irresponsabilidad y falta de lealtad y sentido de Estado hacen inevitable las nuevas elecciones.


    Habría una manera de evitarlo más propia de un espectáculo burlesco imposible de imaginar y por tanto no pasará, pero sólo de pensarlo da risa. Como sería que el próximo asado 22 de julio, por sorpresa, sin haber pactado nada, en la primera votación los diputados de Podemos, ERC, Junts per Catalunya y Bildu votaran a favor de la investidura de Sánchez aunque él no quisiera. Resultaría elegido en contra de su voluntad por mayoría absolutísima, siempre que también votaran a favor los diputados del PSOE y no se hicieran atrás al ver la jugada.

    Desde hace casi una década, la política española está bloqueada consecuencia del conflicto catalán. Incluso en caso de repetir elecciones, los comicios y la campaña electoral coincidirían con la sentencia del procés y sus repercusiones y seguramente también con veredictos de tribunales europeos, con lo cual, nada está escrito y todo es posible.

     
  8. IDOLO

    IDOLO

    Mensajes:
    38.895
    Me Gusta recibidos:
    13.016
    Registrado:
    3 Mar 2006
    Ubicación:
    227
    Podemos
    23 h ·
    ¿Volveremos a ver en unos meses un Salvados donde Sánchez vuelva a desvelar que le presionaron? O, por el contrario, ¿será valiente y cumplirá su palabra de pactar con Unidas Podemos para poner en marcha un Gobierno de coalición progresista que mejore la vida de la gente?

    [​IMG]
    Información sobre este sitio web

    CTXT.ES

    Sánchez coquetea con el abismo
     
  9. pedrogoera

    pedrogoera

    Mensajes:
    4.715
    Me Gusta recibidos:
    747
    Registrado:
    15 May 2013
    El P__E tiene una deuda con los bancos de 75 millones ¿ como podrá hacer una política que favorezca a los ciudadanos? simplemente no puede ir contra los abusos de la banca, no es que no quiera, es que esta atado a ella con una cincha de 75millones, seria muy interesante ver el contrato del P__E con sus acreedores bancarios con ello entenderíamos los recelos a formar gobierno con PODEMOS que no tiene ninguna deuda con los bancos
     
    • Bingo Bingo x 2
  10. IDOLO

    IDOLO

    Mensajes:
    38.895
    Me Gusta recibidos:
    13.016
    Registrado:
    3 Mar 2006
    Ubicación:
    227
     
  11. pedrogoera

    pedrogoera

    Mensajes:
    4.715
    Me Gusta recibidos:
    747
    Registrado:
    15 May 2013
    Opinion · Punto de Fisión
    Pedro Sánchez, el autosexual
    David Torres
    https://www.facebook.com/david.torres.escritor/ Acabo de publicar PALOS DE CIEGO, un libro donde indago en el misterio de mi hermano mayor, que murió en una de las clínicas dedicadas al tráfico de niños en 1965, al tiempo que investigo una supuesta matanza de juglares ciegos ucranianos en la época de Stalin .

    Más de David Torres
    Ver más »


    Ahora en portada

    junio 28, 2019
    Entre las modalidades de sexo alternativo que ofrece la posmodernidad, están los japoneses que se casan con almohadas, los japoneses que se casan con hologramas y los españoles que se casan con su propia mano. A mi almohada yo también la quiero mucho, pero me parece excesivo dedicarle más de seis horas diarias de atención, por no hablar de prometerle fidelidad y amor eterno. En cuanto al sexo con hologramas, Akihiko Kondo conoció a su futura esposa dentro de un sintetizador de voz, un programa llamado Miku Hatsune que tiene millones de visitas en youtube, ha cantado con Lady Gaga y posó en la edición japonesa del Playboy. Como Miku Hatsune no está hecha de carne y hueso, Akihiko Kondo tiene que dormir con una muñeca de trapo; y como sus familiares no entienden la relación, se negaron a asistir a su boda, que vino a costa unos dos millones de yenes (unos quince mil euros, arriba o abajo). Como se ve, en esta clase de matrimonios todo son ventajas. Ignoro si Akihiko es familiar de Marie Kondo, pero no me extrañaría lo más mínimo.

    [​IMG]

    Pedro Sánchez, en cambio, practica una forma más austera aun de relación sentimental, la autosexualidad, que no es lo mismo que la masturbación ni tampoco que el narcisismo pero que por ahí le anda. Los autosexuales son gente enamorada de sí misma, gente que disfruta practicando el sexo a solas y que fantasea imaginando encuentros eróticos consigo misma. En el caso de Pedro Sánchez, esta efervescencia de amor propio resulta incluso lógica, ya que, aparte de guapo, alto y bien plantado, ha resistido todas las tentativas posibles de divorcio, puñaladas por la espalda, dimisiones a traición, editoriales de El País, una opa hostil de fontaneros en Ferraz y un golpe de estado propiciado por Susana Díaz, que creyó que el #metoo se refería a otra ración de manteca. Por resistir, resistió incluso el responso fúnebre que le dedicó Antonio Hernando en el Congreso y que luego adornó el ataúd de Antonio Hernando.

    Sánchez recobró el poder gracias a una campaña puerta a puerta en la que no tenía otra mercancía que vender más que él mismo. Ideología no había y programa político menos aun, pero qué falta haría, con lo bien que le sienta a Sánchez el traje. Del felipismo al sanchismo pasando por el zapaterismo, el retrato maldito del psocialismo español va acumulando en el desván todas las promesas incumplidas, las desigualdades sociales, la España por hacer, mientras Dorian Gray circula por la Moncloa hecho un primor. Yo mismo asistí en la Gran Vía a un mitin donde las señoras le gritaban: “¡Tío bueno!” Otra señora comentó: “Me gustaba Rubalcaba, que era viejo y feo, no me va a gustar éste, que está como un tren”.

    Sólo faltaba que Sánchez se piropease a sí mismo, aunque nos lo imaginamos abrazándose mucho y dándose besos a sí mismo en la intimidad. No quiere saber nada de Pablo Iglesias y cree que cuenta con apoyos suficientes como para sacar adelante la investidura, sin necesidad de novios, parejas o amantes ocasionales. Se ve que aprendió matemáticas en dos tardes, junto a Zapatero. La noche de la victoria, la afición le gritaba “¡Con Rivera no!” en las puertas de Ferraz, pero anda lo bastante ensimismado como para creer que oyó “¡Con Iglesias tampoco!” De otros batacazos más terribles ha salido indemne, y no sólo indemne, sino fortalecido, un Narciso que ha tomado lecciones de natación y un Icaro que va volando hacia el sol, sin alas.
     
    • Gracias Gracias x 1
  12. pedrogoera

    pedrogoera

    Mensajes:
    4.715
    Me Gusta recibidos:
    747
    Registrado:
    15 May 2013
    La muleta de Franco
    de uso de Sanchez

    [​IMG]
    La muleta de Franco
     
    • Me parto Me parto x 2
  13. SultanaXS

    SultanaXS

    Mensajes:
    4.773
    Me Gusta recibidos:
    2.020
    Registrado:
    21 Nov 2017
    Género:
    Femenino
     
  14. Hastings

    Hastings

    Mensajes:
    5.583
    Me Gusta recibidos:
    2.211
    Registrado:
    12 Dic 2008
    Género:
    Femenino
    Ubicación:
    Madrid
    • Flipando en colores Flipando en colores x 1
  15. Melissa

    Melissa

    Mensajes:
    364
    Me Gusta recibidos:
    93
    Registrado:
    20 Nov 2008
    Disculpen, ¿Alguien podría comentar por qué si Sánchez gano las elecciones tiene que negociar su investidura con todos? A mi me parece que si en las urnas los españoles ya le dieron su confianza es ocioso que además tenga que pactar con todos los grupos políticos apoyo.
     
  1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies.