El último discurso de Obama (1 Viewer)


Registrado
27 Abr 2008
Mensajes
23.990
Calificaciones
53.820
Esta es la carta completa de Jenna y Bárbara Busha a Sasha y Malia Obama:

Malia y Sasha, hace ocho años en un frío día de noviembre, ustedes nos saludaron en las escaleras de la Casa Blanca. Vimos la luz y la preocupación en sus ojos mientras ustedes miraban a su nueva casa. Nosotras dejamos nuestros trabajos en Baltimore y Nueva York temprano y viajamos a Washington para mostrarles el lugar. Para mostrarles el dormitorio de Lincoln, y la habitaciones que alguna vez fueron nuestras, para presentarlas a la gente -los floristas, el personal de mantenimiento y los mayordomos- que se dedican a hacer de esta casa un hogar. Las cuatro caminamos por los majestuosos pasillos de la casa a la que ustedes no escogieron mudarse. Cuando se deslizaron por las barandas del solarium, tal y como nosotras lo habíamos hecho cuando teníamos 8 años y nuevamente, cuando teníamos 20, tratando de atrapar nuestra juventud, su risa y su alegría eran contagiosos.

En ocho años ustedes han hecho mucho. Han visto mucho, Se pararon frente alas puertas de la cárcel de Robben Island donde Nelson Mandela estuvo preso décadas. Viajaron a Liberia y Marruecos con su madre para hablar con niñas sobre la importancia de la educación; niñas que se reflejan en ustedes, que se vieron a sí mismas en sus padres, que vieron aquello en lo que podían convertirse si continuaban estudiando. Ustedes acudieron a cenas de estado, exploraron parques nacionales, conocieron a líderes internacionales y lograron reírse de los chistes de su padre en la cena anual del perdón del pavo en Thanksgiving, todo mientras aún eran niñas, acudían al colegio y continuaban haciendo amigos. Nosotras hemos visto cómo han pasado de niñas a impresionantes mujeres con gracia y naturalidad.

Y en medio de todo, se tenían a sí mismas. Tal y como nosotras lo hicimos.

Ahora, ustedes están a punto de unirse a un club muy especial, el de los ex-primeros hijos: un puesto que ustedes no buscaron y para el que no existen instrucciones. Pero ustedes tienen tanto por lo que mirar hacia adelante. Escribirán la historia de sus vidas, más allá de la sombra de sus padres, aún así siempre cargarán a cuestas con las experiencias de estos 8 años que han pasado.

Nunca olviden a la gente maravillosa que trabaja en la Casa Blanca. La persona que nos dio la bienvenida cuando teníamos 7 años en la inauguración de nuestro abuelo fue Nancy, la florista de la Casa Blanca, quien nos llevó adentro para huir del frío. Nos ayudó a preparar coloridos ramilletes de flores invernales para colocar al lado de las camas de nuestros abuelos. Nancy hizo los arreglos florales en la boda de Jenna. Aprecien a su propia Nancy. Nosotras seguimos en contacto con el servicio secreto. Ellos fueron parte de nuestra crianza: estando ahí en nuestras primeras citas [románticas], primeros días e incluso el compromiso y luna de miel. Sabemos que no siempre es fácil: ustedes dos y nosotras fuimos adolescentes seguidas por hombres con mochilas, pero ellos pusieron su vida en pausa por nosotras.

Disfruten de la universidad. Como gran parte del mundo sabe, nosotras lo hicimos. Y ustedes ya no tendrán más el peso del mundo en sus jóvenes hombros. Exploren lo que les apasiona. Conozcan quiénes son. Cometan sus propios errores: ustedes tienen derecho a hacerlo. Continúen rodeándose de amigos leales que las conozcan, adoren y las protejan fielmente. Aquellos que las juzguen, no las aman y sus voces no deberían pesarles. Son sus corazones los que realmente importan.

Tomen todo aquello que han aprendido, la gente a la que han conocido, las lecciones aprendidas y permitan que eso las guíe para lograr hacer cambios positivos. No dudamos que ustedes lo harán. El viajar con nuestros padres nos enseñó mucho más de lo que cualquier clase lo haría. Eso nos abrió los ojos a nuevas personas así como a muchas culturas e ideas. Nosotras conocimos a trabajadores en Michigan, maestros en California, doctores que trabajan en las fronteras de Birmania, niños en las calles polvorientas de Kampala esperando en fila para ver al presidente de Estados Unidos y a niños con VIH esperando a recibir los medicamentos antiretrovirales que les salvarían la vida. Una niña pequeñísima que llevaba un vestido color lavanda se veía tan joven, pero no lo era. Era que se veía muy pequeñita porque estaba enferma. Su madre admitió que quizá ella no viviría para ver esas drogas, pero que sus hermanos y hermanas sí lo harían. Después de conocer a esa niña, Bárbara volvió a la universidad para cambiar su carrera y el curso de su vida.

Ustedes han vivido la increíble presión de la Casa Blanca. Han escuchado las duras críticas hacia sus padres de quienes ni siquiera los han conocido jamás. Estuvieron ahí cuando sus preciados padres fueron reducidos a simples titulares de noticias. Sus padres, que las antepusieron a todo y que no solo les mostraron, sino que les dieron el mundo. Como siempre, ellos estarán ahí para apoyarlos cuando comiencen su nuevo capítulo. Y nosotros también lo haremos.
 

Registrado
26 Jul 2009
Mensajes
840
Calificaciones
2.276
Suena bonito este discurso.
Suena bonito, pero no son más que palabras vacías para consolidar su imagen como líder de opinión y "santo" de la "igualdad", el "pacifismo" y la "justicia", además de un ejercicio de auto-halago patológico. Este hombre es un narcisista asqueroso y tan execrable como el resto de presidentes de los EE.UU. desde Reagan (incluyendo al mismísimo actor de quinta fila). Lo que realmente sucede es que este mal bicho sabe que puede llegar a ganar mas de 100 millones de dólares al año en conferencias y servicios prestados a consejos directivos de grandes multinacionales, y quiere que su legado nefasto quede atado y bien atado.

Y como el payaso ridículo de Trump se dedica a pelearse con actores de Hollywood en vez de intentar hacer su trabajo, y tampoco aprece demasiado interesado en cambiar nada, este cerdo hipócrita quedara como un rey ante las masas analfabetas que se las quieren darr de liberales e informadas. Si no produjera tanto asco y sus acciones no hubieran sido tan execrables y peligrosas, daría pena.
 
Registrado
25 Nov 2012
Mensajes
9.771
Calificaciones
30.027
Esta es la carta completa de Jenna y Bárbara Busha a Sasha y Malia Obama:

Malia y Sasha, hace ocho años en un frío día de noviembre, ustedes nos saludaron en las escaleras de la Casa Blanca. Vimos la luz y la preocupación en sus ojos mientras ustedes miraban a su nueva casa. Nosotras dejamos nuestros trabajos en Baltimore y Nueva York temprano y viajamos a Washington para mostrarles el lugar. Para mostrarles el dormitorio de Lincoln, y la habitaciones que alguna vez fueron nuestras, para presentarlas a la gente -los floristas, el personal de mantenimiento y los mayordomos- que se dedican a hacer de esta casa un hogar. Las cuatro caminamos por los majestuosos pasillos de la casa a la que ustedes no escogieron mudarse. Cuando se deslizaron por las barandas del solarium, tal y como nosotras lo habíamos hecho cuando teníamos 8 años y nuevamente, cuando teníamos 20, tratando de atrapar nuestra juventud, su risa y su alegría eran contagiosos.

En ocho años ustedes han hecho mucho. Han visto mucho, Se pararon frente alas puertas de la cárcel de Robben Island donde Nelson Mandela estuvo preso décadas. Viajaron a Liberia y Marruecos con su madre para hablar con niñas sobre la importancia de la educación; niñas que se reflejan en ustedes, que se vieron a sí mismas en sus padres, que vieron aquello en lo que podían convertirse si continuaban estudiando. Ustedes acudieron a cenas de estado, exploraron parques nacionales, conocieron a líderes internacionales y lograron reírse de los chistes de su padre en la cena anual del perdón del pavo en Thanksgiving, todo mientras aún eran niñas, acudían al colegio y continuaban haciendo amigos. Nosotras hemos visto cómo han pasado de niñas a impresionantes mujeres con gracia y naturalidad.

Y en medio de todo, se tenían a sí mismas. Tal y como nosotras lo hicimos.

Ahora, ustedes están a punto de unirse a un club muy especial, el de los ex-primeros hijos: un puesto que ustedes no buscaron y para el que no existen instrucciones. Pero ustedes tienen tanto por lo que mirar hacia adelante. Escribirán la historia de sus vidas, más allá de la sombra de sus padres, aún así siempre cargarán a cuestas con las experiencias de estos 8 años que han pasado.

Nunca olviden a la gente maravillosa que trabaja en la Casa Blanca. La persona que nos dio la bienvenida cuando teníamos 7 años en la inauguración de nuestro abuelo fue Nancy, la florista de la Casa Blanca, quien nos llevó adentro para huir del frío. Nos ayudó a preparar coloridos ramilletes de flores invernales para colocar al lado de las camas de nuestros abuelos. Nancy hizo los arreglos florales en la boda de Jenna. Aprecien a su propia Nancy. Nosotras seguimos en contacto con el servicio secreto. Ellos fueron parte de nuestra crianza: estando ahí en nuestras primeras citas [románticas], primeros días e incluso el compromiso y luna de miel. Sabemos que no siempre es fácil: ustedes dos y nosotras fuimos adolescentes seguidas por hombres con mochilas, pero ellos pusieron su vida en pausa por nosotras.

Disfruten de la universidad. Como gran parte del mundo sabe, nosotras lo hicimos. Y ustedes ya no tendrán más el peso del mundo en sus jóvenes hombros. Exploren lo que les apasiona. Conozcan quiénes son. Cometan sus propios errores: ustedes tienen derecho a hacerlo. Continúen rodeándose de amigos leales que las conozcan, adoren y las protejan fielmente. Aquellos que las juzguen, no las aman y sus voces no deberían pesarles. Son sus corazones los que realmente importan.

Tomen todo aquello que han aprendido, la gente a la que han conocido, las lecciones aprendidas y permitan que eso las guíe para lograr hacer cambios positivos. No dudamos que ustedes lo harán. El viajar con nuestros padres nos enseñó mucho más de lo que cualquier clase lo haría. Eso nos abrió los ojos a nuevas personas así como a muchas culturas e ideas. Nosotras conocimos a trabajadores en Michigan, maestros en California, doctores que trabajan en las fronteras de Birmania, niños en las calles polvorientas de Kampala esperando en fila para ver al presidente de Estados Unidos y a niños con VIH esperando a recibir los medicamentos antiretrovirales que les salvarían la vida. Una niña pequeñísima que llevaba un vestido color lavanda se veía tan joven, pero no lo era. Era que se veía muy pequeñita porque estaba enferma. Su madre admitió que quizá ella no viviría para ver esas drogas, pero que sus hermanos y hermanas sí lo harían. Después de conocer a esa niña, Bárbara volvió a la universidad para cambiar su carrera y el curso de su vida.

Ustedes han vivido la increíble presión de la Casa Blanca. Han escuchado las duras críticas hacia sus padres de quienes ni siquiera los han conocido jamás. Estuvieron ahí cuando sus preciados padres fueron reducidos a simples titulares de noticias. Sus padres, que las antepusieron a todo y que no solo les mostraron, sino que les dieron el mundo. Como siempre, ellos estarán ahí para apoyarlos cuando comiencen su nuevo capítulo. Y nosotros también lo haremos.
:sleep::sleep::sleep::sleep::sleep::sleep::sleep::sleep:
 

Registrado
27 Abr 2008
Mensajes
23.990
Calificaciones
53.820
Suena bonito, pero no son más que palabras vacías para consolidar su imagen como líder de opinión y "santo" de la "igualdad", el "pacifismo" y la "justicia", además de un ejercicio de auto-halago patológico. Este hombre es un narcisista asqueroso y tan execrable como el resto de presidentes de los EE.UU. desde Reagan (incluyendo al mismísimo actor de quinta fila). Lo que realmente sucede es que este mal bicho sabe que puede llegar a ganar mas de 100 millones de dólares al año en conferencias y servicios prestados a consejos directivos de grandes multinacionales, y quiere que su legado nefasto quede atado y bien atado.

Y como el payaso ridículo de Trump se dedica a pelearse con actores de Hollywood en vez de intentar hacer su trabajo, y tampoco aprece demasiado interesado en cambiar nada, este cerdo hipócrita quedara como un rey ante las masas analfabetas que se las quieren darr de liberales e informadas. Si no produjera tanto asco y sus acciones no hubieran sido tan execrables y peligrosas, daría pena.
Provocar a Rusia enviandale tropas vigilantes a Polonia se dice rapido pero es cosa mala lo que ha hecho. Quitarle a los cubanos esos permisos y esas deferencias de un dia a otro, cuando ya estaban en alta mar los que soñaban con tocar la arena me pareció que habia que avisarles para cancelar los planes, no?
 
Registrado
25 Nov 2012
Mensajes
9.771
Calificaciones
30.027
No soporto estas parafernalias, de todo hacen espectáculo... ¿ya terminaron los discursitos? ¿y las lágrimas? Llevan despidiéndose no sé cuántos días, otros que se creen imprescindibles.

A mí me conmueven las lágrimas de quienes quedan mutilados o pierden a su familia por las bombitas que tan generosamente y en nombre de la libertad y los derechos humanos lanzan.
 
Registrado
27 Abr 2008
Mensajes
23.990
Calificaciones
53.820
El que mucho se despide es que no quiere marcharse. Este non stop de adulaciones y de homenajes es combustible para el narcicista.

Un espectaculo total. Y los masocas cortandose las venas porque no van a ver a los Obama en Casa Blanca.
Esto promete un serio caso de estudio, seguro que lo van a considerar en el futuro.
 
Registrado
19 Feb 2010
Mensajes
10.982
Calificaciones
50.990
Por cierto, ¿cuál será la nueva divisa de Casa Obama? ¿"Yes, we could but no, we didn't"?
No, no......:rolleyes:....còmo que "we didn't"?

We did, yes....vaya si we did....






Los Obama prevén alquilar en Kalorama una mansión ubicada en el número 2446 de la calle Belmont, de casi 763 metros cuadrados, con nueve habitaciones y ocho baños y medio, según informó en primer lugar el diario Politico.

La casa, construida en la década de 1920 y renovada en 2011, está valorada en entre 5.4 y 6 millones de dólares, y el alquiler mensual ronda los $22,000 dólares, de acuerdo con la compañía especializada Zillow.

Vendida por última vez en 2014, la casa es propiedad de Joe Lockhart, ex secretario de prensa del expresidente Bill Clinton y quien se mudó recientemente a Nueva York para convertirse en el vicepresidente ejecutivo de comunicaciones de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Cuando deje la Casa Blanca, Obama recibirá una pensión de algo más de $200,000 dólares al año, además de la protección de por vida del Servicio Secreto, el cuerpo que vela por la seguridad de los presidentes.

Los Obama mantienen, además, su casa de Chicago, que compraron por $1.65 millones de dólares en 2005 y hoy está valorada en más de $2 millones.

Las dos hijas de Barack y Michelle Obama, Malia y Sasha, asisten en la actualidad al exclusivo colegio Sidwell Friends de Washington, el mismo centro donde estudió Chelsea Clinton, la hija de Bill y Hillary Clinton.

Antes de meterse en política, Obama fue líder y organizador comunitario en Chicago. “Ese es el tipo de trabajo que realmente me gusta”, comentó el año pasado en una charla con estudiantes de primaria en una biblioteca de Washington."

http://www.vivelohoy.com/eeuu/8630595/los-obama-ya-tienen-nueva-casa


;););) por supuesto que "we did"...antes, de "lìder y organizador comunitario", no ganaba para casas como esta....
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)