El té alrededor del mundo

Registrado
12 Feb 2018
Mensajes
14.194
Calificaciones
40.303
Ubicación
Pyla-sur-Mer
¡Qué interesante este hilo! Gracias @Shabby-chic por iniciarlo y la información. Lo leeré con atención.

Desde hace un tiempo me he vuelto fan de las infusiones de Rooibos.
Para mi, tomar una taza de tė ,es un momento intimo, donde relajarme y meditar recordando y valorando todos los momentos bellos ocurridos en mi dia a dia.
Saborear el te a sorbitos, lo mismo que saboreo los recuerdos vividos
 

Registrado
11 Ago 2019
Mensajes
84
Calificaciones
427
mmmmm qué bueno! Muchas gracias, muy interesante!!:) si vuelvo a Madrid visitaré uno de ellos, me encanta el té:cat:
También me llamó la atención tu nick porque justo me encanta este estilo de decoración, sigo por Instagram todo lo que tenga que ver con ello.
 
Registrado
12 Feb 2018
Mensajes
14.194
Calificaciones
40.303
Ubicación
Pyla-sur-Mer
Inés Bertón: “Vivo en estado esponja”
Especialista en té de renombre internacional, participó en el G20. Clientes top, lujos accesibles y vivir inspirada.



Ver Galería
Foto: Marcelo Escayola.
“Todos buscamos nuestro latido en la vida”, dice Inés Bertón (46) mientras toma su English Breakfast, un blend de cosechas premium provenientes de India, Ceylon y China, que lleva su sello.

Ella encontró su latido en Nueva York, cuando se inició en los secretos del té. Hoy es una perfumista especializada en té reconocida a nivel internacional. Una mujer que habla bajo y casi siempre sonríe.

A los 18 viajó a Nueva York por una semana y se quedó ocho años. Trabajaba en el Museo Guggenheim e iba a la casa de té del edificio: “Tenían sólo tés puros. Yo pedía mezclas, la gente que hacía fila quería lo mismo y volvían pidiendo el ‘té de la chica’. La dueña me ofreció trabajo y dejé el museo”.


Mientras estaba de viaje en Buenos Aires, se le incendió su departamento en el West Village. “Se lo había prestado al amigo de un amigo y se quedó dormido con una vela prendida. Destrucción total. Fue durísimo. Estaba en la cresta de la ola, diseñando para las mejores marcas del mundo, y pasé a estar debajo de la ola. Pero no está en mi ADN victimizarme”.

De regreso en Nueva York, llegó la debacle argentina de 2001. Y en aquel viaje porteño, ya había conocido a quien sería su marido durante doce años, el chef Rodrigo Toso. “Encima, un día salgo a caminar con un discman y escucho ‘Vuelvo al Sur como se vuelve siempre a un amor’. Ahí decidí volver a Buenos Aires”.

Empezó Tealosophy en 2001 con 132 dólares. Los primeros tés los vendía en bolsitas de garrapiñadas que rellenaba con la ayuda de su hermana y amigos. Hoy tiene dos tiendas en Buenos Aires y crea blends para hoteles y restaurantes de alta gama del país y clientes internacionales. Además, es bróker y blender de Inti Zen y socia en Chamana.

Ha creado tés para el Dalai Lama, los Reyes de España, José Saramago y Chris Martin.También para Chanel, Mercedes-Benz, HSBC y American Express. Y recientemente creó el blend para los presidentes del G20.


Foto: Marcelo Escayola.
Noticias: ¿Qué significa tener olfato absoluto?
Inés Bertón: Es la capacidad de distinguir, sentir y recrear más aromas que el común de la gente. La mayoría dice perfume a rosas, pero ¿cuál? ¿La Charles Aznavour, la Lady Middleton, la Blue Parfum? El azahar de un pomelo y el de una naranja son dos mundos distintos. Y si raspás una lima, un limón, una bergamota, una clementina y una naranja sanguínea, tenés toda una paleta.

Noticias: ¿Cuándo se dio cuenta de que tenía esta particularidad?
Bertón: De chica tenía migrañas y me molestaba la luz. Me hicieron estudios y no salía nada. A los 18, de viaje en París, con nuevos estudios, descubrieron que tenía el olfato demasiado desarrollado y que el detonante eran los productos de limpieza, especialmente, los amoníacos y las lavandinas.

Noticias: Dice que la inspiración es su principal capital. ¿Cómo le llega?
Bertón: Me inspiro para poder inspirar a otros. Veo el té como un lenguaje, no como un producto. La inspiración es un modo de vivir y está en todos lados. Vivo en estado esponja. Me encanta regalar. Cada vez que veo algo que me hace acordar a un amigo, lo compro. Tengo un ropero lleno de regalos. Eso también es inspiración. En Tealosophy, el cliente puede crear el blend para alguien que quiere. Intento que la vida sea menos despachar y más pensar en el otro.

Noticias: ¿Cómo sabe de antemano que un blend puede quedar bien?
Bertón: Cada vez que sigo mi intuición, sale perfecto. Entiendo dónde va el mercado, que se toma más té verde por sus propiedades, que las infusiones tienen un lugar importante, que los blend de mates pueden exportarse. Pero trabajo con la intuición más salvaje. Ahora estoy creando un blend inspirado en un instinto. De chica, cuando caminaba por el campo, me encantaba comer la parte blanca de los yuyos. Ese gustito es la clorofila, la hemoglobina verde. Ahí hay instinto y conocimiento.

Uno de sus tés preferidos es Marie Antoinette. Flores de crisantemo envueltas en té blanco. “Se pone una por tetera y florecen en el agua. Es arte imperial”. Otros de sus preferidos son: Coco Cannelle (base de té negro semifermentado y tostado con pedacitos de Butter Toffee), creado para Chanel y My Patagonia (té negro, frutos rojos y dulce de leche), creado para el Llao Llao. Las materias primas las encuentra en India, China y el sudeste asiático hasta la Provenza, Toscana y la Patagonia.

Noticias: Se formó en Nueva York durante ocho años con la maestra Fumiko Takahashi, quinta generación de maestros de té. ¿Qué enseñanzas fundamentales le transmitió?
Bertón: Una mirada, una disciplina, el té como un lenguaje. Me hacía leer a Simone de Beauvoir y discutirlo. Meditar 24 minutos por día, uno por cada hora. Empecé a ver con ella la arquería, el arco y flecha, sus tres principios –no mente, no miedo, no ego– y aprendí a trabajar el foco. El foco es fundamental para trabajar y crear. En occidente valoran el multitask. Yo soy monotask, no me pidas más de una cosa a la vez.

Noticias: ¿Cómo se crea un buen té?
Bertón: Un té honesto tiene que tener ingredientes honestos. Parto de entender cada ingrediente que usamos. Después, tiene que tener cuerpo, aroma y equilibrio. Si a un blend le ponés más pétalos de rosas, parece jabón en boca.

Noticias: Una de sus frases de cabecera es: “La visión sin acción es alucinación”. ¿Qué significa?
Bertón: En mi equipo hay soñadores y hacedores. Quiero gente que sepa volar, que se anime a ser totalmente disruptiva. Hoy tenemos una compañía 360. Creamos viajes con una agencia de afuera a los mejores mercaditos de especias del sudeste asiático o un camino de té en Misiones. Jabones de té verde envueltos en kimonos antiguos para una cadena de hoteles o almíbares para tragos con té. Tenemos dos semanas llamadas “Come fly with me” (Vení a volar conmigo), donde los empleados pueden decir lo que quieran. Lloramos de risa, pero muchas veces esos terminan siendo nuestros mejores proyectos. Muchas ideas surgen en lo cotidiano. Probando mezclas en mi bañadera surgió una línea de infusiones para bañaderas, que terminó siendo el “amenity” de una las cadenas de hoteles más importantes del mundo. Soy amante de los lujos accesibles

Noticias: ¿Cuáles son esos lujos en su caso?
Bertón: Tirar romero y palo santo en la chimenea y hacer un fuego perfumado. Tomar vino en una copa Riedel y cerveza en un vaso enfriado previamente en el freezer. Tomarme los viernes y hacer lo que quiera. La sofisticación de lo simple. Me encanta la lectura, la literatura de viajes, sentarme a escuchar música –soy fanática del jazz–, ver ballet, levantarme temprano y regar. Meditar y practicar arquería. Me fascina invitar a amigos a casa, hago picnics en verano en el jardín, con manteles y candelabros, y noches de fondues alrededor de la chimenea en invierno. Creo en las amistades profundas. Soy un poco antigua. Y soy una afortunada y una agradecida de la vida que llevo.



Noticias: También viaja mucho.
Bertón: Sí, los viajes son inspiradores. Una vez por año viajo a recorrer jardines. Este año estuve en Marruecos, Tailandia, Laos y Camboya. En febrero probablemente vaya a Austria y Hamburgo. Por lo general, voy a buscar nuevos perfumes.

Noticias: ¿Está en pareja?
Bertón: Con Alejandro Mata. Es genial. Mi vida es intensa y él es generoso, siempre está para darme una mano. Soy muy segura, me costó volver a enamorarme y encontrar un hombre seguro y plantado.

Noticias: ¿Cómo ha sido su relación con los hombres a nivel laboral?
Bertón: Soy fuerte y nunca sentí que tenía que probarle nada a nadie. Siempre me sentí respetada y cuidada. Este año integré el B20 (el foro de negocios del G20) en representación de las pymes. Fui la única mujer y me gané mi lugar por mi trabajo. El resto fueron Eduardo Elsztain, Paolo Rocca, Marcos Galperin, Martín Migoya y Miguel Gutiérrez. Recorrí el país y estuve en la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) en París. Fue un gran crecimiento y aprendizaje. Me sacó de mi zona de confort.

Por Cecilia Escola

https://noticias.perfil.com/2019/01/11/ines-berton-vivo-en-estado-esponja/

Muchas Gracias @Lore C :kiss: por dar a conocer en el hilo a Inés Bertón
 
Registrado
12 Feb 2018
Mensajes
14.194
Calificaciones
40.303
Ubicación
Pyla-sur-Mer
mmmmm qué bueno! Muchas gracias, muy interesante!!:) si vuelvo a Madrid visitaré uno de ellos, me encanta el té:cat:
También me llamó la atención tu nick porque justo me encanta este estilo de decoración, sigo por Instagram todo lo que tenga que ver con ello.
Si te gusta este estilo, visita el otro hilo que abri de casas, decoracion, encontraras este y varios estilos chic
 

Registrado
12 Feb 2018
Mensajes
14.194
Calificaciones
40.303
Ubicación
Pyla-sur-Mer
mmmmm qué bueno! Muchas gracias, muy interesante!!:) si vuelvo a Madrid visitaré uno de ellos, me encanta el té:cat:
También me llamó la atención tu nick porque justo me encanta este estilo de decoración, sigo por Instagram todo lo que tenga que ver con ello.
Disculpame, se me olvido decir, que puedes poner en ese hilo los enlaces de instagram etc que te gusten en interiorismo, me alegraria muchisimo si te animaras a participar en el hilo
 

Registrado
12 Feb 2018
Mensajes
14.194
Calificaciones
40.303
Ubicación
Pyla-sur-Mer
10 cosas que no sabías del té
Solo existen seis tipos de té, y la cafeína es lo mismo que la teína. Te contamos varias curiosidades sobre esta planta milenaria.


por AMAYA LACARRA
11/09/2017

El té es una planta milenaria sobre la que se suele hablar mucho pero no se sabe tanto. Una bebida que parece que se descubrió unos 5.000 años a.C. (no existe una evidencia oficial de su aparición y uso), con cinco países como grandes productores (China, La India, Japón, Taiwán y Sri Lanka) y que no llegó a Europa hasta el s.XVII aproximadamente.

Hoy en día es la tercera bebida más popular del mundo (después del agua y del café), y muchos la consideran un elixir para la salud.


Apunta estos datos, ¡y ríndete a los encantos del té!

1. Todos los tés provienen de la misma planta. Concretamente, de la Camelia sinensis, de la familia de las camelias. Eso sí, la calidad de los tés son muy diferentes entre sí: los que están fabricados con los brotes y hojas de arriba (en la imagen, 'Flowery orange pekoe' y 'Orange pekoe') son de suprema calidad, y según va descendiendo la altura de las hojas, disminuye también la calidad del té.











2. Solo hay 6 tipos de té. Todas las cartas de té que has leído (con infinitos nombres distintos) son mezclas no un té en sí mismo. Tan solo existe seis grandes tipologías (de lo que deriva todo lo demás), y se clasifican según su grado de fermentación. De mayor a menor: té blanco, verde, oolong (azul), amarillo, rojo y negro. Y es a partir de aquí, cuando se hacen infinidad de mezclas y sabores.





3. Antiguamente se creía que tenía poderes curativos. En China, por ejemplo, creían que te podía salvar de un envenenamiento. A pesar de que a esta planta se le atribuyen decenas de poderes curativos, la ciencia solo ha demostrado que sí tiene un poder antioxidante (¡y ojo, el mismo poder lo tiene el té verde que el negro!). Además, es capaz de "activar la mente y relaja el cuerpo" (que es lo que se persigue también con la meditación).




¿Por qué esto es posible? Gracias a la combinación de dos de sus sustancias principales: por un lado, la teína te despierta; por otro lado, la L-teanina hace que no te excites demasiado, ya que estimula los transmisores cerebrales que inducen a la relajación. A parte de esta mezcla perfecta, la salvación de envenenamientos solo ocurre en las películas de Disney.



4. La teína y la cafeína es lo mismo. Exactamente la misma molécula.



Si lo sabías, enhorabuena, de lo contrario, respira, no eres la única. Explicación: existen dos nombres (cafeína y teína) porque cuando se descubrió la cafeína en 1819 en el café (ya se conocía la teína del té) se pensó, de manera errónea, que eran cosas distintas. Años más tarde, los científicos se dieron cuenta de que se trataba de la misma sustancia, pero estaban tan extendidos los dos conceptos, que todavía hoy cuesta que la gente lo asocie. ¡Ahora ya lo sabes!

5. La invención de las bolsas de té fue accidental. La bolsita que colocas en tu taza para después taparla, no es un formato que se estudiara ad hoc antes de su fabriación. Thomas Sullivan, uno de los mercaderes de té y café más importantes del mundo, enviaba así su té a sus clientes únicamente por temas logísticos: él pensaba que las abrirían, pero los consumidores las consideraron muy útiles, así que no se desprendían de ellas.

6. La creación del té como lo conocemos hoy también parece que fue una casualidad. Decenas de leyendas de China, La India o Japón rodean la naturaleza de esta bebida. Una de las más extendidas cuenta que en China, el emperador Shen Nung descansaba bajo la sombra de un gran árbol (de té), y el viento hizo que unas hojas cayeran sobre la vasija de agua caliente que sostenía con sus manos (él mismo había estipulado en su mandato que todo China debía beber el agua previamente hervida, para evitar la contaminación). El agua se convirtió en un líquido dorado y el aroma embriagó a Shen Nung, que gritó 'T'sa' (que significa "lo divino"). Para mucho, este es el origen del té.



7. El té no es lo mismo que una infusión. Una tisana, una menta-poleo o la manzanilla no son tés. No los confundas: el té proviene de las yemas, hojas y tallos jóvenes de una única planta (Cemellia sinensis), mientras que la infusión se obtiene de cualquier otra planta o hierba.

8. Los catadores de té lo hacen en porcelana blanca. Los catadores de té utilizan este material para testar el té ya que es el único que te permite ver con claridad el color, además de no interferir en el sabor por su textura no porosa. Así que si tú quieres que nada se interponga en tu disfrute del té, utiliza vajilla de porcelana blanca como los profesionales y a disfrutar del té, como Lady Gaga.


9. No debes poner el té en agua hirviendo. No existe una fórmula matemática, pero sí se han estipulado unos grados para calentar el agua y unos minutos de reposo aproximados según el tipo de té. Cuanta más oxidación del té más minutos de reposo y más altos los grados. Así, los tés blancos y verdes deben prepararse entre 65 y 75 grados, y con un tiempo de reposo de uno a tres minutos. El resto, entre 85 y 95 grados, y con un reposo de entre tres y cinco minutos. Importante: ¡nunca dejes que el agua hierva! (Es decir, que sobrepase los 100º).

10. En Europa el consumo de té lo popularizó la monarquía. No se sabe si nos llegó el té por los holandeses o los portugueses, porque ambos países mantenían relaciones comerciales con China. Pero lo que sí está claro es que fue la princesa portuguesa Catalina de Braganza quien lo introdujo en Gran Bretaña cuando se casó con el rey Carlos II de Inglaterra. Ella era una gran 'fan' de esta bebida, e invitaba a todo su entorno aristócrata a una taza de té: pronto se convertiría en una tradición entre la clase alta, extendiéndose después al pueblo (aquí está también el origen del famoso tea time).

11. 'The Beatles' también tomaban té. Por último, no puedes obviar este dato: los integrantes de la banda, como buenos británicos, . Aquí tienes a George Harrison sucumbiendo al poder del té.

poder del té.



https://www.cosmopolitan.com/es/salud-fitness/dietas-nutricion/a13397/10-cosas-que-no-sabias-del-te/
 
Registrado
12 Feb 2018
Mensajes
14.194
Calificaciones
40.303
Ubicación
Pyla-sur-Mer
¿CÓMO NACIÓ LA TRADICIÓN DE TOMAR EL TÉ EN GRAN BRETAÑA?


Tomar té está en el ADN británico. Esta calientita costumbre empezó en el siglo XVIII, cuando los británicos cosecharon el robado de China en las tierras indias en su dominio. Así, poco a poco, tomar, a las cuatro de la tarde, se convirtió en un ritual de la alta sociedad, quien podía adquirir tan preciada y cara especie.





CONOCE ACERCA DE UNA DE LAS TRADICIONES MÁS IMPORTANTES DE LA SOCIEDAD BRITÁNICA.



Tomar té está en el ADN británico. Esta calientita costumbre empezó en el siglo XVIII, cuando los británicos cosecharon el robado de China en las tierras indias en su dominio. Así, poco a poco, tomar, a las cuatro de la tarde, se convirtió en un ritual de la alta sociedad, quien podía adquirir tan preciada y cara especie.



Después de la Revolución Industrial, tan sofisticada práctica, que iba acompañada de bocadillos y galletitas, no sólo se generalizó, sino que cambió de hora, a las cinco, para que la clase trabajadora pudiera también disfrutar de esta tradición. Además, durante la jornada laboral también hay el llamado ?tea break?. Han pasado los siglos y esta costumbre lejos de caducar se intensifica.



En Reino Unido se consumen 60,000 millones de tazas anualmente, según reporta la Organización de Té e Infusiones. Eso representa un promedio de 900 tazas por cada ciudadano. La antropóloga Kate Fox, después de varias investigaciones, pudo concluir que el té negro, de sabor más fuerte, es consumido por las clase trabajadora o baja. La bebida se hace más suave a medida que el consumidor se encuentra en escalas sociales más altas.

Una manera de descubrir el alma de este país es en sus salones de té, en los que beberás distintas variantes del té, conocerás un poco más del protocolo para tomar esta bebida y aprenderás un poco de historia.


 
Registrado
12 Feb 2018
Mensajes
14.194
Calificaciones
40.303
Ubicación
Pyla-sur-Mer
Por qué los ingleses le ponen leche al té (y 4 otras cosas que tal vez no sabías de la infusión más popular del mundo)



  • 3 junio 2017
Entérate por qué los británicos son los únicos europeos que le ponen leche a su té.
Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGESImage captionCon un poquito de leche. Así toman el té los británicos.
Todos saben que los ingleses aman el té.
Pero, ¿sabes por qué son los únicos europeos que acostumbran mezclarlo con leche?
La infusión se hizo popular en el Reino Unido hace más de tres siglos y hoy muchos en el mundo asocian la bebida con los británicos, a pesar de su origen chino e indio.
El periodista Dan Saladino investigó cómo nació la pasión nacional por el té para el programa Food Programme de BBC Radio 4.
Aquí revela cinco datos que podrían sorprender hasta a los más conocedores.




1. El té se bebe desde hace más de 2.000 años
El té comenzó a consumirse en el año 200 a.C.

En el mausoleo Yang Ling, en China central, se hallaron ofrendas en las tumbasque parecían tortas hechas con hojas.

Ceremonia del té en China
Derechos de autor de la imagenAFPImage captionEn China tienen miles de años bebiendo té.
Los análisis revelaron la presencia de cafeína y teanina, mostrando que se trataba de hojas de té.

Se cree que se las enterraba con los muertos para que los lleven a la ultratumba.

2. Todos los tipos de té vienen de una misma planta
Todo el té proviene de una sola especie de planta, la Camellia Sinensis.

Muchas variedades de té pero un solo origen: la Camellia Sinensis
Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGESImage captionMuchas variedades de té pero un solo origen: la Camellia Sinensis
Las diferentes variedades se deben a las distintas subespecies de la planta, a las condiciones de cultivo y a los procesos de producción.

3. En Londres, el té se comía
El té fue vendido en Londres por primera vez en 1657 por un hombre llamado Thomas Garraway.

Lo vendía en una tienda en el centro de la ciudad y era considerado un artículo de lujo.

Cuando las hojas de té comenzaron a venderse en Londres algunos creían que servían para untar las tostadas.
Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGESImage captionCuando las hojas de té comenzaron a venderse en Londres algunos creían que servían para untar las tostadas.
En esa época, comprar té era señal de sofisticación. Pero no todos sabían qué hacer con el producto.

Hay fuentes que muestran a algunos ingleses poniendo las hojas en remojo y luego comiéndolas o usándolas como si fueran mermelada sobre las tostadas con manteca.


 
Registrado
12 Feb 2018
Mensajes
14.194
Calificaciones
40.303
Ubicación
Pyla-sur-Mer
4. Un británico convirtió a la India en "la Meca del té"
Los británicos obtuvieron su té de China hasta el siglo XVII, cuando hubo una ruptura de relaciones diplomáticas que suspendió el intercambio comercial.

Entonces la East India Company, que controlaba el comercio internacional de té, contrató a Robert Fortune, un legendario cazador de té.

Madras
Derechos de autor de la imagenHULTON ARCHIVEImage captionLa ciudad de Madrás, en India, fue fundada por la East India Company.
Fortune se dedicaba a explorar el globo en busca de plantas de té, que le vendía a la aristocracia.

Fue contratado con la misión de contrabandear plantas de té de China a India, para comenzar una industria paralela en ese país, parte del imperio británico.

Tras lograr con éxito llevar unas 20.000 plantas hasta Darjeeling, sin embargo, Fortune descubrió que el té ya crecía ahí de manera natural.

Pero fue gracias a las actividades encubiertas de Robert Fortune que India pasó a ser considerada la Meca del té.

5. Los ingleses le ponen leche al té porque...
Cuando el té comenzó a importarse de la India en el siglo XVII, cambió algunas costumbres de los británicos.

La planta de té que más crecía en India era una subespecie llamada Camellia Sinensis Assamica.

El té Assam era más rico en su versión negra que verde y el proceso de oxidación que oscurece la hoja eliminó los tonos florales y le dio a la bebida un gusto más fuerte y malteado.

Por eso cuando los ingleses recibieron las primeras mezclas de English Breakfast que contenían Assam les resultó natural agregarles leche.

En cierta forma, la culpa es del English Breakfast.
Hoy, esa tradición continúa.

En cambio en Europa continental el té llegó a través de los Países Bajos, que la importaban de Indonesia, donde el gusto era más suave y no requería leche.

Por eso los británicos son los únicos europeos que siguen tomando su té con leche.



 
Registrado
12 Feb 2018
Mensajes
14.194
Calificaciones
40.303
Ubicación
Pyla-sur-Mer
El origen del té: ¿China, India o Inglaterra?

El origen del té: ¿China, India o Inglaterra?



Por Alina Mailhos y Marcela Paz - sommeliers de té - Culté
  • COMPARTIR

El té es la bebida más popular del mundo después del agua y una de las más saludables. Si alguna vez te preguntaste de dónde proviene el té y cómo hemos llegado al punto en donde se sirve en todos los rincones del mundo, te invitamos a tomar una taza de té caliente y explorar juntos su historia.
Probablemente hasta el día de hoy hayas pensado que el té es patrimonio de los ingleses. Sin embargo, el origen de la planta del té se remonta a muchos años antes de Cristo y nos sitúa en China.
Según cuenta la leyenda más extendida, en el año 2737 A.C., el emperador chino Shen Nung, un hombre sabio y erudito, insistía en que toda el agua para beber debía ser hervida por motivos de higiene. Un día el emperador se recostó debajo de un árbol.
Cuando algunas de las hojas de este árbol cayeron en el agua que sus criados hervían, el emperador sintió un aroma especial y no pudo resistirse a probar aquel extraño brebaje. Lo encontró exquisito.
Las hojas resultaron ser de un árbol de té, Camellia sinensis. Ahora bien, en India se atribuye el descubrimiento del té al monje Bodhidharma -fundador de la forma de budismo Zen- en el siglo VI D.C., quien lo usaba como tónico medicinal y reconfortante durante sus viajes. Pero Japón también está involucrado en esta historia.

Entre los años 618- 907 D.C. (Dinastía Tang), monjes budistas que estudiaban en China llevaron la costumbre de tomar té a Japón. En un principio sólo tenían acceso a él ricos y sacerdotes.
Estos últimos, que tomaban té para mantenerse despiertos y meditar, no tardaron en desarrollar la ceremonia japonesa del té para compartirlo de una manera sagrada y espiritual. Tanta relevancia tomó la ceremonia, que los samurai adoptaron esta tradición y se volvió también un ritual militar.
El emperador de Japón disfrutaba mucho el té e importó semillas desde China para ser plantadas en Japón y permitir así que el té fuera accesible para más personas.
El té finalmente llegó a Occidente, a la Inglaterra del siglo XVII, cuando el rey Carlos II se casó con la princesa portuguesa Catalina de Braganza quien, acostumbrada a beber esta infusión: la transformó rápidamente en la bebida de la realeza. El té no era producido allí, sino que se importaba a Gran Bretaña desde la India a través de la East India Company.
La hora del té o las fiestas de té se convirtieron en una costumbre de élite en la sociedad aristocrática.
En próximas ediciones te contaremos acerca de cómo se acostumbra a tomar té en distintas culturas.

 
Registrado
12 Feb 2018
Mensajes
14.194
Calificaciones
40.303
Ubicación
Pyla-sur-Mer
El té con queso es la última moda entre los 'hipsters' (y hacen colas de tres horas para probarlo


Miguel Ayuso
8 Agosto 2018Actualizado 8 Agosto 2018, 10:23
Aunque la bebida por excelencia en todo Asia es el té, cadenas como Starbucks están haciendo que el café sea visto como una bebida más cool por las nuevas generaciones de jóvenes adinerados. Pero una nueva tendencia está haciendo que la bebida milenaria de esta parte del mundo recupere el pulso y es algo a prori tan extravagante como añadir una capa de queso cremoso a la bebida.
El invento es cosa de la cadena Heytea, que se está extendiendo como la pólvora por las ciudades chinas gracias a su té amargo coronado de queso salado. El naiga cha –literalmente, “té de queso”–, es ya la bebida favorita de los hipsters chinos, pese (o debido a que) cuesta más de tres euros en su formato más económico, un precio elevadísimo para los estándares del país.





Como explica un artículo de The Economist, durante meses después de que las primeras tiendas de Heytea abrieran sus puertas en Shanghai, en febrero de 2017, los guardias de seguridad tuvieron que administrar colas con tiempos de espera de hasta tres horas.Los clientes más impacientes, y adinerados, llegaron a contratar a otras personas para que hicieran cola por ellos –hay una aplicación en China para esto–. Las ventas se tuvieron que limitar a dos tés por personas para evitar la reventa, un límite que sigue vigente en Pekín.



Heytea

El té con queso llega a Estados Unidos y Reino Unido Unido

Mientras Heytea se expande a buen ritmo por toda China, otra nueva cadena también de propiedad china, Happy Lemon, está causando furor en Estados Unidos y Reino Unido. El concepto es el mismo: diversos tés coronados con crema de queso.



Pero ¿qué aspecto tiene el asunto? “Cuando llega mi bebida, veo que es inconfundiblemente té verde, recién hecho, con hojas en vez de polvo, pero el aspecto del 'queso' es ligeramente engañoso”, explica Tim Jonze, en un artículo publicado en The Guardian. “Más bien, es una espuma aterciopelada parecida al mascarpone que se ha batido con azúcar y sal antes de que se le permita flotar encima de tu té. Todo el invento no parece muy distinto a una pinta de cerveza”.

Happylemon

El naiga cha, explican los nuevos entendidos, se debe tomar sin pajita, inclinando el vaso 45º para que, en cada sorbo, probemos parte del té y la crema de queso. “Es una experiencia que evoluciona a medida que bebes y cambia la relación entre el té y el queso”, asegura Jonze. “Si eres rápido, terminarás la bebida antes de que la corona de queso se haya hundido, dejando un dulce en el fondo de tu vaso que podría competir con el final de cualquier Cornetto o Calippo. En cuanto a la indulgencia, la versión más dulce contiene 22 g de azúcar, que, dado que se sabe como una nube de vainilla deslizándose por la garganta, parece razonable”.

Pese a que el reportero de The Guardian, como cualquier persona de bien, desconfiaba del invento, asegura que está incluso “delicioso”. Ya lo comprobaremos cuando lo empiecen a vender en Malasaña.

Imágenes | Heytea/IntelligentsiaInvestorum/HappyLemon



 
Registrado
12 Feb 2018
Mensajes
14.194
Calificaciones
40.303
Ubicación
Pyla-sur-Mer
Cómo preparar el mejor té en casa: utensilios imprescindibles





Liliana Fuchs
19 Noviembre 2017Actualizado 19 Noviembre 2017, 12:01
Me considero cafetera empedernida, pero también me gusta mucho el té y las infusiones. Al igual que sucede con el café, detrás de unas bebidas tan aparentemente simples hay una gran historia y cultura que merece la pena descubrir. Preparar una taza de té en casa puede ser muy sencillo, pero para disfrutarlo de verdad podemos equiparnos con diferentes accesorios.
Las bolsitas de infusiones son muy cómodas y yo misma tengo una caja siempre llena de muchas variedades. Sin embargo, también me gusta el proceso de calentar agua a la temperatura correcta, medir la cantidad, controlar el tiempo de infusión... el ritual del té en casa es muy relajante y nos asegura respetar todas las propiedades de cada variedad para degustarlo en su esplendor.




Cómo preparar un buen té o infusión de calidad en casa
Té

La base de cualquier infusión es siempre la misma: liberar los aromas y sabores de hojas u otras sustancias secas en agua o en otro líquido, como leche. En principio se hace con agua caliente, aunque hay otros métodos de infusión con temperaturas más bajas y tiempos más largos.

Pero hay diferentes formas de preparar el té, algunas con una gran ceremonia detrás, como en el caso japonés o chino. En Europa seguimos básicamente el estilo británico, que fueron los que popularizaron esta bebida en nuestro continente. Tampoco podemos olvidar la influencia árabe y las preparación a la rusa, que tiene incluso sus propios utensilios muy característicos, como el samovar.



Hervidor eléctrico

Dependiendo del origen y de la forma de producción, se distinguen diferentes tipos de té con propiedades y sabores distintos. Los más comunes son el té verde, negro, blanco, pu-erh o rojo y oolong o azul. Hay otras variedades más específicas, y las posibilidades a la hora de mezclar las hojas con otros ingredientes son casi infinitas.

Para degustar un té de verdadera calidad se recomienda comprar té en tiendas especializadas, a granel, procurando conservarlo bien en casa. Además es fundamental respetar las cantidades por persona, la temperatura del agua y el tiempo de infusión, así como la temperatura de servicio. Por eso podemos complicarnos la tarea en casa todo lo que nos apetezca, equipándonos con más o menos accesorios.

Hervidores de agua
Hervidor

Recuerdo mi primera vez en Londres, en un hotel de esos cuchitriles que solo complen la función de tener una cama y un mini baño mínimamente decente, pero al que no le faltaba su hervidor y su selección de bolsitas de té. En nuestro país los hervidores son menos comunes, pero si preparamos infusiones con regularidad pueden ser muy prácticos, también para otros usos.

Hoy en día hay hervidores eléctricos muy modernos con muchas funcionalidades. Este hervidor de cristal y acero de Arendo tiene capacidad para 1,7 litros, luz LED exterior y protección contra sobrecalentamientos. Es muy elegante y cuesta 29,99 euros. Al amante de lo retro le encantará el diseño de este hervidor de Russell-Hobbs, que además de llevar un filtro incorporado lavable promete ser muy rápido al hervir el agua, y está rebajado a 58,16 euros.

Modelos más tradicionales y sencillos hay para todos los gustos, como el hervidor de Bosch CompactClass, el Ufesa Activa, o los más compactos de Adler y Aigostar Juliet.

Teteras


Tetera

Hay infinidad de modelos de teteras diferentes entre las que elegir. La elección depende un poco del gusto de cada uno, pero al menos conviene saber que la primera decisión a tomar será el tipo de material. Hay teteras de hierro fundido, de acero inoxidable, de porcelana, cerámica, vidrio, plástico o cristal, principalmente.

Las de hierro fundido me encantan pero son pesadas y algo más caras. En general son de tipo asiático, muy bonitas también para tener expuestas. Ibili tiene varios modelos con un toque de color, como esta tetera modelo India a 28,73 euros, o esta otra de azul y algo más grande, a 30,30 euros. En negro clásico encontramos modelos como el Jang de Bredemeijer, a 27,65 euros, o la Quid Tokyo a 22,86.


 
Registrado
12 Feb 2018
Mensajes
14.194
Calificaciones
40.303
Ubicación
Pyla-sur-Mer
Hay infinidad de modelos de teteras diferentes entre las que elegir. La elección depende un poco del gusto de cada uno, pero al menos conviene saber que la primera decisión a tomar será el tipo de material. Hay teteras de hierro fundido, de acero inoxidable, de porcelana, cerámica, vidrio, plástico o cristal, principalmente.

Las de hierro fundido me encantan pero son pesadas y algo más caras. En general son de tipo asiático, muy bonitas también para tener expuestas. Ibili tiene varios modelos con un toque de color, como esta tetera modelo India a 28,73 euros, o esta otra de azul y algo más grande, a 30,30 euros. En negro clásico encontramos modelos como el Jang de Bredemeijer, a 27,65 euros, o la Quid Tokyo a 22,86.

Tetera

Las teteras transparentes están ganando popularidad por el atractivo de ver cómo se produce la infusión. Las hay simples, con un filtro incoporado que puede ser más o menos fino, como esta tetera AckMond de 800 ml con caña antigoteo, o esta otra más grande con capacidad de 1,2 litros. Las hay también con émbolo, por ejemplo las Bodum Assam, con filtro de plástico o de acero inoxidable.

Quien prefiera las clásicas de porcelana tiene también mucho donde elegir. Se lleva mucho el diseño británico, con decoraciones para todos los gustos. Tenemos teteras floridas llenas de colores, también con motivos botánicos en dos colores, temáticas como esta de Alicia en el País de las Maravillas y los prácticos juegos de servicio de tetera y taza para una persona, con su diseño tan de jardín inglés.

Accesorios para tés e infusiones

Además de tetera y tazas, podemos completar nuestro servicio de té con muchos accesorios, algunos muy útiles, como un termómetro digital. Este de Sunartis a 14,85 euros es universal y nos valdrá para más cosas. Aunque todos tenemos un teléfono con cronómetro, este temporizador gustará a los más clásicos, y también son prácticas las cucharillas medidoras. Esta es especial para té matcha, y podemos completarla con un batidor especial de bambú.

Para las bolsitas también hay utensilios prácticos, algunos muy curiosos. Me gustan por ejemplo las pinzas exprimidoras para exprimir al máximo cada bolsa sin tener que mancharte las manos; son de acero inoxidable y cuestan 7,87 euros. Otra opción es comprar té a granel y llenar nuestras propias bolsitas, comprando packs como este de 200 unidades. Y para que no se pierda la etiqueta, estos simpáticos caracoles que se adhieren al borde de la taza pueden ser la solución perfecta.

Te Matcha

En el mundo de las tazas y servicios de té hoy no vamos a entrar porque la selección es prácticamente infinita. Yo tendría una habitación entera, aunque por el momento me controlo y solo me doy caprichos en momentos muy puntuales. ¿Vosotros sois aficionados al té? ¿Os preocupáis por preparar correctamente la infusión,o tiráis de bolsitas preparadas?

Podeis ver mas accesorios para el Té en la misma web

 
Registrado
12 Feb 2018
Mensajes
14.194
Calificaciones
40.303
Ubicación
Pyla-sur-Mer
Té verde
Es sorprendente que una bebida tan accesible, sabrosa y fácil de preparar pueda producir efectos tan positivos sobre el organismo y al mismo tiempo proporcionar una sensación tan reconfortante.
El té verde es para nosotros es un descubrimiento reciente, un compañero de momentos placenteros que nos conquista sorbo a sorbo, pero en Oriente es una de las fibras que teje la vida, íntimamente ligado a los hombres desde hace casi 5.000 años, y una parte importante de su cultura.
Los principales países productores de té son China e India, muy por delante de Sri Lanka, Kenia, Indonesia, Turquía y Japón. Menos de diez países elaboran té verde, con China a la cabeza.
El caso japonés es curioso porque ocupa el segundo lugar, pero solo exporta el 2%, principalmente a Estados Unidos, e incluso importa de otros países para cubrir su notable demanda.
Propiedades del té verde
Como bebida no azucarada carece de calorías y no contiene proteínas, grasas ni carbohidratos. Su riqueza se atesora en forma de vitaminas, como la A, C y E, algunas del complejo B, y oligoelementos como manganeso (1,5 mg por taza), flúor, cinc y cobre, que aporta en pequeñas cantidades, puesto que una taza se prepara con solo 2 g de hojas secas.
PODEROSO ANTIOXIDANTE
Pero, sobre todo, en un grupo de sustancias con una extraordinaria capacidad antioxidante que acaparan cada vez más atención en los estudios científicos: los polifenoles, presentes también en frutas y verduras, aunque en menor cantidad. Esto sucede en particular con un tipo de polifenoles llamados catequinas, responsables de su poder protector.
Las catequinas son los polifenoles o taninos responsables de su sabor genuino y del poder protector del té verde. Una de ellas, la EGCG o epigalocatequina-3-galato, se demuestra muy activa.
La EGCG es una sustancia 20 veces más antioxidante que la vitamina E y 100 veces más que la vitamina C, mostrándose eficaz en la prevención de ciertos tipos de cáncer y para mantener una buena salud cardiovascular.
UN ESTIMULANTE SUAVE
El aporte de cafeína o teína de una taza de té verde puede ser la mitad que el del té negro, la tercera parte que el de una bebida de cola y la octava que el de un café, pero aun así debe tomarse con moderación.
El matcha (té verde japonés en polvo) es la presentación con mayor contenido de cafeína (y también de antioxidantes).
Beneficios para la salud del té verde
Las últimas investigaciones indican que varias tazas al día tienen a largo plazo un efecto preventivo sobre diversas enfermedades.
MEJORA EL FUNCIONAMIENTO DEL CEREBRO
El té verde favorece el estado de alerta y agudiza tus habilidades intelectuales. Esto es debido a las propiedades de la cafeína, que en el té va acompañada de l-teanina y no produce el molesto nerviosismo de un café expreso.
Y no solo mejora el funcionamiento del cerebro, sino que previene su degeneración y el desarrollo de enfermedades neurológicas como Parkinson y Alzhéimer.
FAVORECE LA COMBUSTIÓN DE LAS GRASAS
Los compuestos del té verde estimulan el metabolismo (un 17% más) y favorecen que las grasas se transforme en calorías. Por eso el té verde suele estar presente en los productos comerciales para quemar grasas y adelgazar.
MEJORA EL RENDIMIENTO FÍSICO
El efecto sobre el metabolismo implica que el cuerpo es capaz de obtener más energía (un 4% más) cuando la necesita, por ejemplo, durante una actividad deportiva intensa (aumenta el rendimiento entre 11 y 12%).
REDUCE EL RIESGO DE SUFRIR CIERTOS TIPOS DE CÁNCER
Las propiedades antioxidante del té verde se asocian con un menor riesgo de sufrir cáncer de pecho (20-30% menos), próstata (48% menos), colorrectal (42% menos).
PREVIENE LAS ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES
El infarto y otras enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en los países europeos. El té verde la previene porque actúa positivamente los principales factores de riesgo: colesterol total, el LDL y los triglicéridos.
El té verde en la cocina
El arbusto del té tiene dos variedades: Cammelia sinensis y Cammelia assamica. Su cosecha es una de las operaciones más importantes del proceso de elaboración y de la que depende en gran medida su calidad.
Hay tres tipos básicos de té: el verde, el semifermentado y el negro. La diferencia radica en la forma en que son procesados.
Si se quiere experimentar con las hojas de té verde como ingrediente culinario, basta cocerlas 20 minutos y estarán listas para ser añadidas a la receta, pero no resultan nada especial y además son caras para ser usadas como verdura. Aun así las recetas más vistosas con té verde son los sorbetes, macedonias y almíbares, puesto que su sabor amargo combina bien con los dulces y resulta más familiar al paladar.
COMPRA Y CONSERVACIÓN
Una vez se compra, es fundamental guardar el té en un lugar oscuro, fresco y seco, y en un recipiente que cierre herméticamente (las latas son óptimas). De otra forma irá perdiendo su aroma y sabor, así como sus propiedades medicinales.
CÓMO SE PREPARA EL TÉ VERDE
  • La forma clásica de prepar el té verde es hervir el agua y dejarla enfriar durante diez minutos para que la temperatura baje hasta los 70-80 ºC.
  • El agua no puede ser del grifo, pues el cloro y otros elementos afectarían a su sabor y propiedades. La más indicada es la mineral natural pobre en sodio y calcio.
  • La tetera se calienta antes de echar el agua en ella para que no reduzca bruscamente la temperatura.
  • La dosis de té es de una cucharadita rasa –aproximadamente 2 g – por taza.
  • La mayoría de variedades deben reposar de 2 a 3 minutos. Durante este tiempo podremos observar como las hojas se despliegan y liberan las benéficas y sabrosas sustancias que contienen.
  • Luego se pasa por un filtro (mejor de tela que metálico) y el té ya estará preparado. Si se desea se puede añadir un poco de azúcar integral de caña o cande (en cristales grandes), aunque no es necesario.