El sueño de una tarde en la Zarzuela.

Registrado
4 Dic 2012
Mensajes
11.328
Calificaciones
87.831

OPINIÓN
El sueño de una tarde en la Zarzuela

Ilustración: Jorge Arévalo

MIGUEL ÁNGEL MELLADO
Actualizado: 09/05/2015 00:37 horas

A la hora del crepúsculo, cuando el agotamiento potencia la falsa sensación del deber cumplido, 10 mujeres con tanto presente como pasado y futuro se reúnen en secreto en el Palacio de la Zarzuela. La Reina consorte Doña Letizia ha declinado la invitación para participar en el encuentro al preferir que sea su hija y heredera al trono, Doña Leonor, quien las acompañe y así vaya entrenándose. La pléyade de asistentes es variada, geográfica y profesionalmente, aunque predominan las políticas. No en vano, 2015 será en España el año más electoral desde la restauración de la democracia. La charla es informal. El pretexto, si es que se necesita alguno para dar la palabra a un grupo de mujeres inteligentes, es el décimo aniversario de esta revista. Así hablan las mujeres:

Angela Merkel: Alteza Real Doña Leonor, queridas amigas, vais a permitirme que rompa el hielo y tome la palabra. No porque sea la canciller de la gran Alemania, sino por científica. Ya que somos 10, más nuestra anfitriona, y el motivo es el X Aniversario de Yo Dona, quiero explicaros la importancia de este número en la historia de la Humanidad, y no lo digo por mis 10 años como canciller. Ya sabéis que el 10 es la base de nuestro sistema decimal y también de otras culturas y civilizaciones. Se cree que esto se debe a los dedos de las dos manos...

Infanta Leonor :perdóneme la interrupción. Me gustan las matemáticas pero mi mamá y mi abuelo el Rey, en esto sí coinciden, me dicen que debo fijarme en las cosas normales de la vida, las que atañen a la gente. Y no digo que el 10 no lo sea.

Esperanza Aguirre: Estoy de acuerdo con la niña, digo, con su Alteza.

A. Merkel: ¿A qué os referís?

Leonor : Buscando datos de su biografía con mi madre, he visto que usted, como ella, está casada dos veces, pero lleva el apellido de su primer marido, Ulrich Merkel, y no el del actual, Joachim Sauer.

A. Merkel: Jajaja. Cuando me preguntan esto siempre digo que soy científica, luterana y pragmática. ¿Para qué perder el tiempo en papeleos inútiles? Pero hay otra razón íntima. Como estamos entre amigas y nada trascenderá, voy a contároslo. De haberme cambiado el apellido, sería Frau Sauer, que en alemán significa Señora Cabreada o Señora Amargada. Imaginaos el juego que daría la señora cabreada en la prensa griega o en la española.

E. Aguirre: Muy bueno lo tuyo, Anguela. Como dice la niña, digo su Alteza, descendamos a lo terrenal. ¿Es cierto que Helmut Kohl, tu progenitor político, te llamaba Mein Mädchen, Mi chica, My Girl?

A. Merkel: Es cierto, sí. Helmut me hizo ministra de la Mujer y la Juventud en 1990. Me tomaba el pelo así porque decía que era muy seria, mi tesis doctoral como química la titulé La Influencia de la correlación espacial de la velocidad de reacción bimolecular de reacciones elementales en los medios densos. Y, además, procedía de la Alemania comunista. En Templin, el pueblo donde viví con mi padre, pastor luterano, nació Walter Ulbricht, líder histórico de la RDA, gran aliado de la URSS, predecesor de Honecker, el del célebre beso con Brézhnev. Y muy cerca, Kroos, el gran futbolista del Real Madrid. Sí, Kohl, tan galante y mujeriego, me llamaba Mi chica.

Soraya Sáenz de Santamaría: Mariano conmigo no se ha atrevido nunca a tanto, aunque es evidente que soy su chica. Como he declarado en alguna ocasión, Rajoy me engatusó, rompió mis esquemas de lo que yo pensaba que era un político y por eso estoy donde estoy.

María Dolores de Cospedal: Hombre, que tú eres su chica es discutible. Yo diría que es una de las dos. Somos abogadas del Estado y tenemos que ser precisas. Es verdad que hiciste esa declaración sobre el engatusamiento... También confesaste que el político más atractivo, para ti, es Alberto Núñez Feijoo.


Ilustración: Jorge Arévalo

S. Sáenz de Santamaría: Y lo pienso. Alberto tiene un puntito.

M.D. Cospedal: No creo que sea el momento de hablar de otros líderes en el PP salvo de Mariano Rajoy. Podría ser utilizado torticeramente.

S. Sáenz de Santamaría: ¡Pero si has sido tú quien ha sacado el nombre!

M.D. Cospedal: Ya. Tengamos cuidado con lo que decimos, por favor. Como decía un clásico, "el éxito es la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo". Y estamos en ello. A Doña Leonor le vendrá bien ir escuchando estas cosas, sobre las dos caras del bumerán que es la vida: unas veces te viene del lado del éxito y otras te vuelve del lado del fracaso. Yo, Soraya, a lo mío. Porque, según el mismo clásico, «existen tres tipos de personas, las que se preocupan hasta la muerte, las que trabajan hasta morir y las que se aburren hasta la muerte».

E. Aguirre: María Dolores, guapa, ¿por qué no dices que el clásico del que hablas es mi admirado sir Winston Churchill? Yo me quedo con otra frase suya: "La política es casi tan emocionante como la guerra y no menos peligrosa; en la guerra nos pueden matar una vez, en la política, muchas veces". Sí, pero yo sigo aquí, vivita y chuleando.

(Como Ana Pastorcilla, el personaje creado por José Mota remedando a la periodista Ana Pastor, la Princesa Leonor se transforma en una Leonor Borboncilla).

Infanta Leonor: Señora vicepresidenta de España, señora presidenta de Castilla-La Mancha: parece verdad que no os lleváis bien.

S. Sáenz de Santamaría: ¿Por qué dices eso?

M.D. Cospedal: Sí, ¿por qué?

Infanta Leonor: Se observa cierta tensión entre vosotras. Y mi madre siempre me advierte de que la familia tiene que permanecer unida, sobre todo cuando hay dificultades. Ahora con esto de Rato... También leía en Google, preparando esta reunión, que tú, Soraya, llegaste a diputada en 2009 cuando corrió la lista al irse Rato a Estados Unidos, al FMI... (Cospedal esboza una sonrisa. Leonor la mira y continúa). Y tú, María Dolores, llegaste a consejera de Transportes de Madrid cuando doña Esperanza ascendió a Francisco Granados... Otro que tal baila, como dice mi abuela Paloma.

E. Aguirre: Joder con la niña, quiero decir, Alteza.

S. Sáenz de Santamaría: Bueno, eso de Rato es como decir que el Pisuerga pasa por mi querida Valladolid.

M.D. Cospedal: O el Guadiana por las tablas de mi querido Daimiel. Lo que nadie puede discutirme es el esfuerzo que hemos hecho en Castilla-La Mancha para reducir el déficit presupuestario heredado de los socialistas. Los que más. Hemos pasado del -10,75% de déficit en 2011 al -1,76% en el último trimestre de 2014. El plan de austeridad lo hemos aplicado sobre el Parlamento autonómico mismo: de 49 diputados que había hasta ahora, a 33 que serán elegidos el próximo 24 de mayo. Y sin sueldos fijos. Y quiero decir todo esto bien alto delante de Angela por si no lo sabe. Yo no me quiero comparar con ella, claro, aunque sea secretaria general del PP; ella es 'The Decider', como la llaman en Europa. Pero así como ella ha sufrido el espionaje de la NSA de EEUU, esperemos que ninguna de nosotras, ni nuestros maridos ni nuestras familias seamos víctimas de servicios secretos de fuera o de dentro.

S. Sáenz de Santamaría: Estate tranquila, que de eso me ocupo yo. Ya sabes que el CNI depende de mí.

Susana Díaz: Mira, esa es una ventaja que tenemos en Andalucía al carecer de servicios secretos. No, no estoy pensando en crear un CNI a la andaluza. Aunque no me habría venido mal para haberme enterado al instante del fraude con los ERE. Yo también estoy a lo mío. No quiero faltar, pero yo ni he cobrado sobres, ni temo que saquen historias económicas de mi marido ni el mío trabaja en Telefónica ni tiene negocios ni nada de nada...

(Soraya y Cospedal saltan al unísono)

S. Sáenz de Santamaría: ¿A qué te refieres con lo de los sobres? Yo ya dije en una ocasión que en mi..., tápate los oídos, Leonor, que en mi p*ta vida he cobrado un sobre.

Infanta Leonor: No, si puedes decir la palabrota. Yo la he oído en alguna reunión de mi madre con sus amigas. En la casa de una de ellas, a la que le pedí una vez si podía fregar con la fregona.

M.D. Cospedal: Es verdad que tu marido, ni na ni-ni. Y si te refieres a mi marido, solo te digo, Susana, que mejor os iría en Andalucía si tuvierais más empresarios. Y ten cuidado con ponerte estupenda, querida Susana, porque tienes aquí a la jueza de vuestro martirio, la juiciosa señora de las Mercedes.

Mercedes Alaya: Como mi palabra es la ley, no voy a entrar en cuestiones particulares. Solo puedo decirle a la señora presidenta de Andalucía que cuando ella, a los 17 años, tenía su primer cargo político, como secretaria de Organización de las Juventudes Socialistas, yo acababa la carrera de Derecho a los 23. Y ya tenía un hijo de tres años. Obviamente no tardé 10 años como ella en acabar Derecho. Y ahí sigo, haciendo lo que puedo, sobreponiéndome a zancadillas de los políticos. Pero si he superado mis neuralgias del trigémino, también llamada enfermedad del suicidio, imaginaos qué capacidad de resistencia tengo.

Hillary Clinton: Queridas amigas. Perdonad mi desconocimiento de la realidad de España, pero no sabía que había unas mujeres tan bravas. ¿Verdad, Angela? Me gusta mucho que mi colega en leyes, la jueza Alaya, hable de resistencia. Porque yo soy la resistencia personificada, como tituló en portada la revista Time. He aguantado hasta un aneurisma cerebral, quiero ser presidenta de EEUU, sobreviví a la derrota frente a Obama, vi morir en directo a Bin Laden y me he sentido a morir aguantando las veleidades y tonterías de ese niño grande que es Bill.

Ana Botella: Pues sí que debió de ser duro aquel episodio en la Casa Blanca.

H. Clinton: Tú sabes que los presidentes tienen mucho éxito entre becarias y no becarias. Pero para ser justas tengo que decir que Bill Clinton siempre me trató de igual a igual, incluso a veces admitiendo mi superioridad. Sobre todo cuando le perdoné su ovalada con esa pobre chica llamada Monica Lewinsky, marcada de por vida. En las campañas electorales Bill siempre decía: "Si me eligen a mí, tendrán dos por el precio de uno".

A. Botella: ¡Qué bonito! Me siento muy identificada contigo. Yo también me puse a trabajar antes que Josemari y con mis ingresos como técnica de la Administración él preparó tranquilo sus oposiciones a Hacienda. Como te pasó a ti con Clinton. Y he escrito libros infantiles, como tú. ¿Lo sabías, Leonor?

Infanta Leonor: Sí, claro. A mi madre no le gustó nada algo que escribiste sobre el cuento de la Cenicienta: "Es un ejemplo", decías, "para nuestra vida por los valores que representa. Recibe los malos tratos sin rechistar, busca consuelo en el recuerdo de su madre...".

A. Botella: Eso está sacado de contexto. Érase una vez y Los mejores cuentos de Navidad fueron un éxito. Pero a veces una dice cosas con la mejor intención y se equivoca.

E. Aguirre: ¿No lo dirás por cuando dijiste de mí que te había hecho la cama para presentarme como candidata a la Alcaldía de Madrid? Porque yo no le hago la cama ni al conde de Bornos, mi marido. Ya sabéis que yo no me callo ni ante el Rey. Pregúntaselo a tu abuelito, Leonor; la gresca que tuve con él el día que empezó a desbarrar contra Jiménez Losantos.

Infanta Leonor: Se lo preguntaré, aunque como viaja tanto... Una cosa, doña Esperanza, Hillary mencionaba antes que vio la muerte en directo de Bin Laden. ¿Qué es lo más fuerte que le ha pasado a usted en su carrera política?

E. Aguirre: Querida niña, o sea, Alteza. La sombra de la muerte se posó sobre mí, encima con Mariano de partenaire, en el famoso accidente de helicóptero. Yo, que siempre soñé con sucederle y casi nos vamos juntos. Y ya veremos... Aunque mi mayor derrape político fue con los agentes de Movilidad Ciudadana de Madrid. Esperándolos estoy. Puro machismo. Pero soy así de estupenda, seguro que me votan el 24. A chulapa no me gana nadie.

Christine Lagarde: Perdonad que llegue tan tarde, pero el mundo es un saco sin fondo para los problemas y con el Fondo Monetario Internacional para ayudar a paliarlos... Jajaja. Doña Leonor, intrépida Alteza, ha salido a su madre cuando era periodista. Pero, por favor, no me pregunte sobre mis expe-riencias en el FMI...

Infanta Leonor: ¿Por qué?

C. Lagarde: Porque es para mayores de 18 años. Mi predecesor, Dominique Strauss-Kahn, y el predecesor de mi predecesor, Rodrigo Rato... s*x* y dinero, las dos palancas que mueven el mundo. Con Dominique y conmigo se cumple la teoría de los gordos y los flacos, como lo fueron Rabelais y Calvino: carnoso y sensual el uno, y enjuto, seco y rígido, el otro. Él y yo. El último fantasma que se ha aparecido en mi vida es Varoufakis, el ministro de Economía griego, ahora en horas bajas. Dios me libre de tener que negociar con un ministro de Economía español con coleta. Bastantes problemas tenemos ya. Pero, bueno, estoy acostumbrada a nadar en aguas turbulentas. Para eso formé parte del equipo nacional de natación sincronizada.

Infanta Leonor: Desde luego, mucho peor que el español.

C. Lagarde: Pues sí. Ni mi 'grandeur' es tan sublime para rebatirte eso.

Miriam González: Me ha encantado escucharos. Ya sabéis que a los castellanos nos gusta oír más que hablar. Cuando estamos en España, por eso cuando llego a Gran Bretaña me suelto. Algún disgusto le ha costado a mi marido, Nick Clegg, mi prodigalidad al hablar, él que vive sin vivir en él ante las elecciones británicas de estos días. Sobre todo cuando dije eso de que faltaban 'balls' (cojones). ¡Menuda se armó! Como jurista que soy, me gusta el latín. Hay una frase que todos deberíamos tener presente y que Doña Leonor, como futura reina, no debería olvidar jamás: 'Stultorum infinitus est'. Efectivamente, el número de necios es infinito. Eso, queridas mías, hay que tenerlo muy presente cuando se discute con los hombres.

Infanta Leonor: No está mal. Mi padre, el Rey, utiliza asiduamente una frase que leyó en el último premio Planeta: "Los seres humanos nunca son lo que parecen, pero tampoco son lo que creen que son".

La conversación entre las mujeres continúa y todas celebran la agudeza de la Princesa Leonor. No se sabe si por instinto maternal o por la cortesana pleitesía que inevitablemente despierta una corona aunque sea a futuro, todas dan consejos a la niña, que en octubre cumplirá 10 años y en unos días recibirá la Primera Comunión. Tras excusarse la pequeña Leonor, las 10 mujeres continúan pegando la hebra, ahora con una frase de Miriam González, la españoleta en Gran Bretaña, que todas aplauden: "Si no tenemos hijos, todo el mundo cree que estamos frustradas; si nos quedamos en casa al cuidado de nuestros hijos, dicen que no trabajamos. Si tenemos empleo somos madres a tiempo parcial o, incluso, se nos tacha de malas madres. Si defendemos nuestros derechos somos duras e inflexibles". En eso, aparece la Reina Letizia, con su melena corta y su mirada larga.
http://www.elmundo.es/yodona/2015/05/09/554b70b322601d6b3f8b4573.html
 

Registrado
12 Ago 2008
Mensajes
2.290
Calificaciones
15.837
Ubicación
Precioso lugar, donde vivo feliz.
Que churro de artículo, que vergüenza y que falso.
Que manera de manipular una realidad, que ya quisieran todos.
Y además es aburrido.
 

Registrado
23 Nov 2013
Mensajes
9.596
Calificaciones
69.185
El articulo demuestra que Leonor es una niña poliglota, habla con Merkel en alemán, con Lagard en francés, con Aguirre en madrileño,etc, sus preguntas son "intelectuales" , sabe relacionarse con los mas altos niveles sin ningun problema.............y todo con el incomparable buen hacer de su madre y abuela materna que desde la cuna la educan.
PUAJJJ
 
Registrado
13 Ene 2012
Mensajes
2.010
Calificaciones
11.752
Hummmm... yo diría que es de una ironía soberbia.
Stultorum... Jajaja, me la quedo, que viene a ser lo mismo que mi firma habitual (la de "No digas; no se puede ser mas tonto, porque algunos se lo toman como un reto").
 
Última edición:

Registrado
5 Oct 2006
Mensajes
10.479
Calificaciones
37.002
Pues a mí me ha hecho gracia. Ha hecho una caricatura de Leonor. Es muy sutil Mellado, no tiene ninguna simpatía a los gueyes.
Leticia con su melena corta y su mirada larga...
 
Registrado
23 Nov 2013
Mensajes
9.596
Calificaciones
69.185
Pues a mí me ha hecho gracia. Ha hecho una caricatura de Leonor. Es muy sutil Mellado, no tiene ninguna simpatía a los gueyes.
Leticia con su melena corta y su mirada larga...
Leticia no puede ser ninguna ,los adultos todos tienen una copa en la mano, Leticia jamás beberia y menos en la presencia de un menor, !vaya educación le daría a la futura!, no, ninguna es Leti.
 
Registrado
2 Oct 2007
Mensajes
4.016
Calificaciones
27.389
Ufff ! que no es casual que la pongan a Leonor como elemento " agudo", "crítico" , " sagaZ" y muy bien informado. Qué niña tan bien informada para poder fijarse en la paja ajena ,no ?- Y qué pasaba si alguna de las allí sometidas al escrutinio y buen juicio de la "superdotada" Leonor ( usada como muñequita de ventrílocuo en este caso ) le hubiese preguntado _ ¿ Y de mamy ? ...sabés algo ? también buscaste datos reveladores , escandaletes y demás en el Google ? ...o solo te has quedado con las versiones que te dió " Mamy " en lo referente a su presente, pasado y futuro ?
Yo creo que cada vez que intentan elevarlos de esta manera tan obvia justo consiguen lo contrario.
---En realidad el título debería Zer : El Zueño de LetiCia -
 
Registrado
2 Oct 2007
Mensajes
4.016
Calificaciones
27.389
ALGUIEN QUE ME HAGA UN RESUMEN O QUE ME DIGA ,QUE ES ESTO,ES QUE A MITAD HE DESCONECTADO,ES UNA FICCION O IRRALIDAD DE UNA MENTE........................
Yo creo que es un intento para hacer pasar a Leonor por una super- dotada- testigo- de los actos ajenos y ya trabajando para su mami como una guardaespaldaZ parlante y memoriosa ( de toooodolo que su madre le va metiendo en la cabeza ), que de alguna manera les pasa facturas a los demás y que su madre está limpia como una patena. Mi interpretación, claro.
------------y como que Leonor tiene para su madre el peso y valor de tenerla como un AS en la manga -------------------------
 
Registrado
24 Feb 2012
Mensajes
20.644
Calificaciones
145.344
Lo leí a medias. Me pareció de una ironía aguda.
Para mi es una crítica velada a la educación que está recibiendo la futura Reina de España.
En todas las "intervenciones" de la Princesa de Asturias menciona a su madre, la cultizima inteligentizima informadizima mejor periodizta del mundo mundial y de todos los tiempos, la jappikwin.