El silencio de Susana Díaz da otra tregua a Pedro Sánchez

Tema en 'Tribuna Política' iniciado por pedrogoera, 4 Sep 2016.

  1. pedrogoera

    pedrogoera

    Mensajes:
    4.760
    Me Gusta recibidos:
    752
    Registrado:
    15 May 2013
    El silencio de Susana Díaz da otra tregua a Pedro Sánchez

    Aquí va un anal-isis de Susanita muy acertado:
    tps://www.youtube.com/watch?v=a0PlBYU9V3w



    La presidenta andaluza ha huido de los focos desde mediados de julio y sus representantes en el PSOE han evitado pronunciarse sobre la investidura

    Dirigentes andaluces ven en la apuesta de Sánchez por el entendimiento entre las fuerzas del cambio una maniobra para quitarse la presión de quienes le acusan de permitir terceras elecciones

    Irene Castro

    03/09/2016 - 19:20h

    - PUBLICIDAD -
    [​IMG]
    Pedro Sánchez y Susana Díaz, en una imagen de archivo. EFE

    más INFO
    En el PSOE todas las miradas se dirigen a Andalucía. Es la federación más poderosa, pero también la más crítica. Los ojos se posan sobre Susana Díaz, que amaga con hacerse con las riendas del partido y desbancar a Pedro Sánchez. Pero este verano la presidenta y el socialismo andaluz han mantenido un silencio táctico. En plena discusión soterrada sobre qué hacer en la investidura de Mariano Rajoy con el propósito de evitar terceras elecciones, Díaz ha desaparecido y sus representantes en la dirección y en el grupo parlamentario en el Congreso han evitado pronunciarse. Tampoco ha habido una reacción en contra del último movimiento del secretario general: buscar una solución junto a las "fuerzas del cambio". Sánchez vuelve a tener un respiro.

    Díaz ha huido de los focos desde mediados de julio, cuando se posicionó en la postura oficial del rechazo a Rajoy, aunque dejó claro que Sánchez tenía que comprometerse a quedarse en la oposición y a hacer lo posible por evitar terceras elecciones. Desde entonces ha optado por el silencio.


    También sus representantes en la dirección del PSOE y en el grupo parlamentario se decantaron por mantener un perfil bajo. En la primera reunión de la Ejecutiva tras las vacaciones, Antonio Pradas reiteró el rechazo a Rajoy. Sin embargo, tras resurgir el debate de los barones sobre la necesidad de que haya un debate interno tras el rechazo a Rajoy en el que los socialistas se puedan replantear su negativa, Pradas no intervino en la reunión de la Ejecutiva.

    Ningún diputado andaluz –que tiene 20 de los 84 parlamentarios del grupo– alzó la voz en la reunión que mantuvieron un día antes de que comenzara el debate de investidura. Algunos diputados reclamaron una reflexión más allá del "no es no" de Sánchez. Sánchez les respondió en el debate de investidura con su nueva propuesta.

    En sus últimas apariciones públicas, los portavoces autorizados de Díaz han evitado entrar en la polémica: "Después de la votación se va a un ciclo distinto y habrá que ver cómo se conforma", expresó el portavoz en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, que evitó así secundar a quienes piden un Comité Federal para replantearse la posición, pero también apoyar a la dirección de Sánchez en el no rotundo y para siempre. "Nosotros en este momento no estamos en este tema", dijo Pradas sobre la posibilidad de plantear una reunión de ese órgano.

    Ese nuevo ciclo comenzó el viernes después de que el Congreso rechazara a Rajoy por segunda vez en 48 horas. En ese debate, Sánchez dio un golpe de efecto al proponer al resto de "fuerzas del cambio" -Unidos Podemos y Ciudadanos- abrir un diálogo para tratar de llegar a una "solución".

    Sánchez gana tiempo
    Tampoco esa propuesta ha tenido aún respuesta por parte del PSOE de Díaz. Dirigentes próximos a la presidenta andaluza, que se enteraron de los planes del secretario general cuando los desveló en la tribuna del Congreso, ven en las palabras de Sánchez una fórmula para sacudirse la presión de quienes pretenden culparle de permitir que haya terceras elecciones.

    Esas mismas fuentes señalan que habrá que ver cómo se van orientando los planes. Por el momento cumplen las directrices del Comité Federal: decir no a Rajoy y evitar terceras elecciones. El equipo del secretario general se esmeró el viernes en dejar claro que él no se está postulando para intentar de nuevo llegar a Moncloa. Los barones, entre ellos Díaz, le dejaron claro tras el 26J que debe quedarse en la oposición. Sánchez ha convocado a su dirección este lunes y en el PSOE confían en que se esclarezca, a partir de ahora, la hoja de ruta.

    Esa inacción del socialismo andaluz da otra tregua a Sánchez. Los barones no tienen un plan, aunque han dejado claro que optan por la celebración de un Comité Federal para estudiar la situación. Cualquier maniobra para mover el pie a la dirección federal necesita del apoyo del PSOE-A.

    Algunos dirigentes territoriales abogan por permitir que gobierne Rajoy dado que ha logrado el apoyo de Ciudadanos. "170 es más de los 131 que consiguió Sánchez", ironiza un dirigente. Sin embargo, el único que lo ha defendido públicamente ha sido Guillermo Fernández Vara. Pero Sánchez está determinado a resistir, pese a la presiones externas e internas.

    Tanto en Ferraz como dirigentes próximos a Díaz dudan de que llegue a forzarse el debate de la abstención: "Eso significaría acabar con todas sus posibilidades en un congreso", expresa un diputado cercano a la presidenta andaluza sobre la penalización interna que conllevaría para la pelea por el liderazgo que, en principio, se librará una vez esté resulta la gobernabilidad. "Nadie va a plantear la abstención. Y si la plantean van a perder estrepitosamente, sea en el Comité Federal, en una consulta o donde sea", señala un barón de la cuerda de Sánchez.

    Los socialistas dan por hecho que ese debate entrará en una pausa hasta que se celebren las elecciones y admiten que el escenario perfecto sería que los resultados arrojasen una salida: el intercambio de apoyos de PNV y PP en Euskadi y en Madrid, pese a que los nacionalistas vascos han negado esa posibilidad. D esde el punto de vista orgánico, algunos dirigentes ubicados en el sector crítico consideran que si las urnas arrojan un mal resultado podrían plantear entonces que se adelante la batalla por el liderazgo.

    Los cargos próximos a Díaz creen que jamás saldría esa maniobra: "El problema fundamental es que Susana Díaz no quiere dar el paso", admite un diputado que recuerda que ha amagado varias veces con coger al AVE a Ferraz y al final no lo ha hecho. "Solo hay dos opciones: cargarse a Sánchez o terceras elecciones. Así que vamos a terceras elecciones", reconocía un diputado de los que defienden la abstención con el propósito de salir del bloqueo.
     
    • Gracias Gracias x 1

  2. loca

    loca

    Mensajes:
    3.634
    Me Gusta recibidos:
    1.896
    Registrado:
    19 Jul 2013
    No tiene peligro la susi. HDLGP
     
  3. pedrogoera

    pedrogoera

    Mensajes:
    4.760
    Me Gusta recibidos:
    752
    Registrado:
    15 May 2013
    NO DARÁN ALAS AL GOBIERNO DEL CAMBIO
    El PSOE andaluz pide un paso atrás de Rajoy para hablar de abstención
    La federación de Díaz se suma a las tesis de Felipe González y elude avalar la estrategia de Pedro Sánchez de un pacto alternativo: “No hay que engañar a los ciudadanos”
    [​IMG]
    La presidenta de la Junta, Susana Díaz. (EFE)
    Autor
    Isabel Morillo. Sevilla
    Contacta al autor
    2imori

    Tiempo de lectura5 min
    05.09.2016 – 16:21 H.

    Susana Díaz ha reunido esta mañana a la ejecutiva del PSOE andaluz casi a la vez que Pedro Sánchez citaba a su dirección en Ferraz para buscar el aval a un nuevo intento de pacto con Ciudadanos y Podemos. Pero la estrategia de los socialistas andaluces no pasa por dar alas a ese nuevo intento de formar Gobierno con las llamadas "fuerzas del cambio". Susana Díaz se suma a las tesis del expresidente Felipe González y los socialistas andaluces reclaman que Mariano Rajoy dé un paso atrás. Solo un candidato alternativo del PP abrirá la puerta a una abstención de los socialistas para desbloquear la situación política, explicaron fuentes de la dirección andaluza.

    El PSOE andaluz pide un paso atrás de Rajoy para hablar de abstención .smarty-1876794 { position: relative; padding-bottom: 56.25%; height: 0; overflow: hidden; max-width: 100%; height: auto; } .smarty-1876794 iframe, .smarty-1876794 object, .smarty-1876794 embed { position: absolute; top: 0; left: 0; width: 100%; height: 100%; }
    El PSOE-A pide "no engañar" con un pacto con Podemos y Ciudadanos que ve "inviable"


    "Pudiera ayudar mucho al debate de la investidura un candidato que no fuera Mariano Rajoy". El secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, ha fijado la posición de la federación más poderosa del partido y, pese a las cautelas para no hablar de abstención, todo apunta a que abrirían ese debate interno si el líder del PP da un paso atrás. Ante las preguntas insistentes, Cornejo trató de controlar los tiempos, pero la situación es endiablada. "El PSOE de Andalucía no está en la abstención aún, no se ha producido el debate que lleve a esa conclusión. Se tomarán las decisiones en los órganos que correspondan”, dijo en alusión al comité federal del partido. "O somos leales o esto es un galimatías. Ni los silencios pueden ser interpretados ni malinterpretados", agregó en clave interna. Sin embargo, la hoja de ruta de los socialistas andaluces está desvelada: el problema, dicen, está en Rajoy. Si se va, hablarán. "Nadie debe de cerrar nada porque eso sería adelantarse a los acontecimientos", repitió el número dos de Susana Díaz.

    Celebrar el comité federal
    "No le quepa la menor duda de que va a haber comité federal, tiene que haberlo y tendremos que analizar la situación", apuntó Cornejo. "Cuando lleguemos a ese río, cruzaremos ese puente", insistió, frase de moda que ya usó Pedro Sánchez y que en Andalucía hizo famosa el expresidente José Antonio Griñán. Lo que eludió el PSOE andaluz es avalar el intento de un Gobierno alternativo liderado por Sánchez, pese a que le atribuyen "buena voluntad". Ya había dicho muchas veces que si no lo lograron con 90 diputados, ahora con 85 es imposible. "Pensamos que hay una buena voluntad en la búsqueda de la suma de tres partidos, pero políticamente es inviable. Hay un veto cruzado entre Ciudadanos y Podemos que imposibilita el acuerdo. No engañemos ni distraigamos a los ciudadanos porque no podemos señalar un camino que es inviable y no va a dar frutos", aseguró rotundo el número dos de Susana Díaz

    “No engañemos ni distraigamos a los ciudadanos porque no podemos señalar un camino que es inviable y no va a dar frutos", advierte el PSOE-A

    Susana Díaz impuso desde finales de julio el mutismo en sus filas para preservarse de un posible desgaste y, según los suyos, para evitar que se le criticara su intervencionismo, como consideran que pasó, para ellos injustamente, el pasado diciembre. La última semana, el portavoz parlamentario en Andalucía, Mario Jiménez, ya señaló el camino por el que iban a transitar. Llamó a la responsabilidad de todos para evitar unas terceras elecciones y advirtió de que tras la investidura fallida de Rajoy se abría "un nuevo ciclo" donde habría que tomar nuevas decisiones. Eludió hablar de abstención. Ahora, el PSOE andaluz señala que valorará esa posibilidad si Rajoy se va. Algo que actualmente es impensable, pese a las fricciones internas en el PP por el nombramiento del exministro Soria, forzado a dimitir por su aparición en los papeles de Panamá, para el Banco Mundial.

    El número dos de Susana Díaz insistió durante su comparecencia pública en poner el foco en problemas como la Educación y la Sanidad, con movilizaciones, protestas y denuncias de los profesionales de estos sectores en la pública tras un verano caliente en los hospitales andaluces y un inicio de curso igualmente marcado por las manifestaciones de los maestros ante los recortes. También puso el foco Cornejo en la importancia de la aprobación de los próximos Presupuestos y en preservar la estabilidad en Andalucía. Todo forma parte de la escenografía cuidadosamente puesta en marcha por Susana Díaz, que en el momento de más tensión en la política nacional no para de emitir señales para dar a entender que la presidenta de la Junta está en la gestión y en los problemas de los andaluces y no en las maniobras internas en el PSOE. Sin embargo, varios miembros del PSOE-A, presentes en la reunión de esta mañana en San Vicente, confirman que el inicio del curso está marcado a fuego por la ausencia de Gobierno en España y la situación interna en las filas socialistas.

    [​IMG]
    El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y la presidenta andaluza, Susana Díaz. (EFE)
    "Vivimos una situación excepcional", admitió Cornejo, que subrayó que es "la primera vez que un presidente en funciones es rechazado en una investidura". "El gran problema que tiene este país ahora mismo se llama Rajoy, que es incapaz de sumar", señaló el secretario de Organización del PSOE-A. "Son soeces y prepotentes. El PP no se merece gobernar este país", aseguró aludiendo al nombramiento de Soria en el Banco Mundial. "¿A quién le piden responsabilidad ni política de Estado?". Un exministro con intereses privados en paraísos fiscales. "Rajoy es yo me lo merezco y punto. Pues lo que cada día se merece más es que dé un paso atrás", insistió, "ya está bien de chantajes y de amenazar", dijo rotundo poniendo toda la carga en el presidente del PP.
     
  1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies.