El Rey y la infanta Elena se van a los toros. Corrida de la Asociación de la Prensa. (1 Viewer)

Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Registrado
7 Ago 2016
Mensajes
48.950
Calificaciones
87.120
Ubicación
Kein schmerz, kein gewinn
El Rey y la infanta Elena se van a los toros con Obregón, Michavila y Ortega Cano
RAOUL HIGUERa




16.05.2017 – 10:03 H.
El Rey Juan Carlos reaparece en público después de celebrar su aniversario de diamante de su boda con la Reina Sofía. Eso sí, no hubo celebración entonces y no la hay ahora, pero sí que se ha regalado una de esas jornadas que para él merecen la pena, de esos días por los que merece la pena despertarse, en la corrida de toros de San Isidro en la madrileña plaza de toros de Las Ventas de Madrid. Lo hizo acompañado de su hija Elena, y de su nieta, Victoria Federica, aunque esta prefirió estar alejada de su familia y disfrutar del espectáculo junto a una amiga.

El Rey Juan Carlos compartió con la infanta Elena de su gran pasión por los toros, disfrutando de un cartel de excepción con Curro Díaz, Paco Ureña y López Simón. No fueron los únicos rostros conocidos en el tendido, ya que también llamó la atención la presencia de Adolfo Suárez Illana, José María Michavilla, Ana García Obregón, Miguel Abellán y José Ortega Cano, entre muchos otros.


http://www.vanitatis.elconfidencial...-toros-san-isidro-las-ventas-madrid_1383002#0
 
Última edición por un moderador:

Linnet

Cotilla
Miembro del Staff
Moderadora
Registrado
18 Ago 2008
Mensajes
34.136
Calificaciones
209.179
http://www.hola.com/realeza/casa_espanola/2017051694574/rey-juan-carlos-infanta-elena-san-isidro/



La imagen más cariñosa de don Juan Carlos con su nieta Victoria Federica
Es la primera vez que el Rey acude este año a una corrida de San Isidro en Las Ventas
16 DE MAYO DE 2017 BY HOLA.COM

Las Ventas acoge la tradicional Feria de San Isidro y entre los incondicionales que intentan no faltar se encuentra don Juan Carlos, que este domingo asistía a la plaza en compañía de su hija, la infanta Elena y su nieta, Victoria Federica. Unos invitados de excepción para un cartel de lujo, Curro Díaz, Paco Ureña y López Simón, del que también fueron testigos numerosos rostros conocidos como Ana Obregón, Ortega Cano y Miguel Abellán.


El primer brindis de la tarde sería de Curro Díaz para el Rey por su apoyo incondicional a la Fiesta: "¡Va por usted y por España!".



Don Juan Carlos, que ocupaba una localidad en la primera fila de los butacones de piedra situados en la meseta de toriles, siempre ha mostrado su apoyo incondicional a la Tauromaquia. Una afición heredada de su madre, doña Doña María de las Merecedes, y que continúa en la infanta Elena y sus hijos, Felipe y Victoria Federica de Marichalar.



Don Juan Carlos llegó a Las Ventas en un coche que aparcó a las puertas del Patio del Desolladero. Según informa ABC, "un auténtico baño de masas se pegó el Rey, entre "¡Vivas!" y aplausos". Minutos antes habían llegado la infanta Elena y su hija quien, a sus 16 años, se está convirtiendo en una bella adolescente.

Victoria Federica, con la emblemática trenza de su madre, se mostró de lo más cariñosa con su abuelo, al que recibió con el saludo protocolario y un gran beso, el mismo que don Juan Carlos, lleno de orgullo, le devolvió.





Es la primera vez que el rey Juan Carlos, reconocido aficionado a los toros, acude este año a una corrida de San Isidro en Las Ventas, una asistencia que previsiblemente se repetirá este mes de toros en la capital, como ya ha ocurrido en anteriores ediciones de la feria.









 
Última edición por un moderador:

Registrado
5 Oct 2006
Mensajes
10.503
Calificaciones
37.170
CUENTOS DEL CALLEJON
A los toros en catalán y viva el Rey
Anna [email protected]
16.05.2017



A Las Ventas en metro, a Las Ventas en metro, erre que erre, toma afición y pasión: íbamos a tomar asiento Fernando Sánchez Dragó y yo cuando una ¿señora? le pega tremendo empellón, le quita el sitio a él y me chilla a mí encima con una voz de barítono que si la llega a tener Manel Navarro, otro gallo nos cantaba en Eurovisión. “Yo creo que es una transexual”, opina por lo bajini un espontáneo. Dios me libre a mí de significarme...

“¡Maricón!”, grita un segundo espontáneo ya a la salida del metro, en la explanada. Dragó: “¿tú crees que eso es a mí?”. Mientras me lo pienso el otro añade: “¡Fascista!”. Eso ya suena como que más familiar, más repetido... “Bueno”, templo gaitas yo, “tampoco puedes pretender que todos los que se dan con el codo cuando te ven aparecer en la plaza vayan bisbiseando exclusivamente, mira, por ahí va el escritor y aficionado a los toros...” “Perdona, querida, si eres cronista, cronifica al pie de la letra: por ahí va el gran escritor, y hasta por ahí va el extraordinario escritor, eso es lo que yo he oído...” Anotado queda.

Menos mal que todo eso nos pasa antes de encontrarnos con los invitados de la tarde al Callejón: Albert Boadella y su mujer y sin embargo amada compañera, Dolors. “Yo sin Dolors no voy a ningún sitio”, se nos engalló cuando le invitamos. Puñeta, ya entiendo por qué. Espero que el lector también lo tenga claro al acabar de leer esta crónica.

¿Han probado nunca a ir a los toros con un hombre perdida y prolongadamente enamorado? Cuarenta años después de conocer a Dolors, Boadella todavía se jacta de dormir a pelo todas las noches con ella. En El sermón del bufón, el delicado strip-tease dramático que ha protagonizado y todavía protagonizará algunos días más en el Teatro Marquina de Madrid, Albert cuenta que cuando de joven se fugó de la cárcel Modelo de Barcelona no fue tanto por antifranquismo o por liarla como porque no podía vivir seis años y un día (o sin el día) privado de Dolors. Ella se sacó literalmente sangre de sus venas para dársela a beber a él, que pudo así provocarse el aparatoso vómito con aparente hemorragia que obligaría a trasladarle de la trena al hospital, de donde era mucho más fácil fugarse. Y hasta hoy.

Dolors es una mujer muy bella a la francesa, muy inteligente a la inglesa y de hilar muy fino a la catalana. Ni siquiera hemos cruzado la Puerta de Arrastre cuando ya se fija en lo bien colocada que tienen la gigantesca grúa (llamada pluma o telescopio, me cuenta) que garantiza las vistas aéreas de la plaza. “Es sorprendente lo bien televisadas que están las corridas de toros, otras cosas no, pero eso...”, pondera. Otro comentario interesante: “Yo viví mucho tiempo en la parte de Tortosa, por entonces era normal que los niños andaran por la calle con los bous, eso ahora no se podría hacer...” Y otro comentario más interesante aún: “A mí esto de matar a los toros, de matarlos de verdad, me da un miedo...” Dicho por alguien que cada vez que abre la boca resulta saber del tema lo suficiente como para poner al mismo Dragó a la defensiva.

“¿Y por qué no toca la banda?”, se queja. “Es que en Las Ventas nunca suena música cuando está el toro en la arena”, se excusa el nuevo factótum cultural de esta plaza. “Y cuando el toro no está, veo que tampoco”, se hace mieles e ironía ella. Como quien no quiere la cosa le restriega en las narices que su Albert decretó en los Teatros del Canal un domingo al mes de puertas abiertas y música de bandas y que era y es fantástico...

Yo me sumo gozosa a pedir que alguien se arranque con un, qué sé yo, Suspiros de España, pero me puede el pesimismo. “Es que sabes, Dolors, a Dragó la música le entra por una oreja y le vuelve a salir por esa misma oreja”. Salta el aludido como herido por el rayo: “¡Si es un pasodoble, se me queda dentro!”. Saca pecho y contraataca retando a Boadella a estrenar aquí mismo, en Las Ventas, su próxima ópera, que estará dedicada a Picasso. Al maestro de las tablas se le ponen los níveos pelos de punta ante la mera idea hasta que Dragó menciona una carpa mágica capaz de cubrir toda la arena y de hacer posible que... Y por los ojos de ambos pasa un interesante destello omnímodo. Todo es posible aquí, hasta la gloria.


El diestro Alberto López Simón en la lidia de su primer toro. Ballesteros Efe

Por lo demás es tarde de llenazo absoluto, toros de Montalvo para Curro Díaz, Paco Ureña y López Simón, 22.000 almas y mucho famoseo (Ana García Obregón, Adolfo Suárez hijo y nieto...) y mucha autoridad. Relampagueante en rojo y negro Cristina Cifuentes, la melena rubia y briosa al viento, parece hasta rejuvenecida después de plantar cara a las alcantarillas, como la guapa de El bar, la última peli de Álex de la Iglesia. No se queda muy atrás en estilazo la esposa de Rafael García Garrido, el socio de Simon Casas, descendiente ella, y orgullosa de serlo, del heroico almirante Blas de Lezo. “¿Por qué se les habrá ocurrido poner el nombre de mi antepasado a una operación contra la corrupción?”, medio ríe, medio llora.

A Simon Casas, que es algo así como el Jean-Paul Belmondo de la tauromaquia, le hemos dejado recibiendo al rey emérito, a don Juan Carlos, y a la infanta Elena, y a la hija de esta, Victoria Federica, que han entrado en la plaza a lomos de un gran aplauso como a horcajadas sobre un cohete. Nuestro Simon, el mismo que no renuncia a que ese mismo Rey (o el Otro) le entreguen en mano su pasaporte español no por otra cosa que por sefardí, esperaba nervioso fumando contra la pared, tal que un personajazo de novela negra. “Y con los zapatos sucios, como debe ser”, aprueba Dolors, siempre atenta a cómo mejorar el dramatismo.


El Rey Juan Carlos y la infanta Elena asisten al quinto festejo de la Feria de San Isidro. Ballesteros Efe

Para dramática la cogida temprana de un banderillero. Y la ganadería del día en general (dicho por los del Siete). Sentida cara triste del Rey al levantarse a cazar la montera con que le brindaron un toro de una corrida no muy lucida ni muy feliz. Faenas más cortas de lo habitual (creo) y la atención más ida, más desparramada hacia los pequeños detalles. Yo por ejemplo hacia mi petaca camuflada entre las huecas páginas en blanco de una holy bible de pega. “¡Yo creía que de verdad llevabas un misal!”, se pasma Dolors. “Sí, igualito que el de la Ferrusola”, contesto yo, arrancándole una adorable carcajada.

También nos reímos mucho cuando ella avizora la plaza llena de banderas españolas en su opinión exageradamente y hasta ilegalmente panzudas en lo amarillo. “A lo mejor es para cubrir mejor la boca del tendido”, aventuro yo, desaprovechando una magnífica ocasión para no opinar de aquello de lo que no sé. “Quita, quita, ¿tú has visto jamás que en la bandera francesa pongan la banda azul o la blanca el doble de ancha porque les viene mejor?”, salta ella. Claro. Por eso ellos tienen a Macron con su Brigitte y nosotros a... Pero atiende, que Dolors ya lo está comprobando por Internet y se desdice asombrada: es no sólo plausible sino hasta preceptivo que en la bandera rojigualda, la extensión amarilla sea como la hipotenusa, la suma de los dos catetos rojos al cuadrado. “Aún así esas banderas no están bien”, trigonometriza Dolors a ojo.

Para que te fíes de Boadella. Siempre hablando de Dolors como si sus mayores méritos fueran dormir en pelotas con él y hacer una confitura de higos chumbos “que depara un placer equiparable al s*x*”. Ya se sabe que todos los hombres que tienen una gran mujer detrás, o al lado, disimulan. ¿Será para que no se la quiten?

El caso es que resulta encantador ir a los toros con Dolors y con su marido, ir a los toros en catalán. Oír como ella le musita a la oreja, “són rabiüts, aquests toros...” Son rabiosos estos toros... Mira que antes de entrar en la plaza se me ha presentado un caballero de noble pero triste figura como Paco March, “autor de obituarios taurinos, que ya no crítico taurino, para La Vanguardia, y presidente de la federación catalana de tauromaquia, es decir, presidente de lo ilegal”. Puro Borges con unas gotitas de Cortázarque daban ganas de vencer y/o morir. En la playa de Barcino, junto al mar.

http://www.elespanol.com/opinion/columnas/20170516/216608338_13.html
 
Última edición por un moderador:

Registrado
21 May 2013
Mensajes
3.409
Calificaciones
13.832
Dolors es una mujer muy bella a la francesa, muy inteligente a la inglesa y de hilar muy fino a la catalana. Ni siquiera hemos cruzado la Puerta de Arrastre cuando ya se fija en lo bien colocada que tienen la gigantesca grúa (llamada pluma o telescopio, me cuenta) que garantiza las vistas aéreas de la plaza. “Es sorprendente lo bien televisadas que están las corridas de toros, otras cosas no, pero eso...”, pondera. Otro comentario interesante: “Yo viví mucho tiempo en la parte de Tortosa, por entonces era normal que los niños andaran por la calle con los bous, eso ahora no se podría hacer...” Y otro comentario más interesante aún: “A mí esto de matar a los toros, de matarlos de verdad, me da un miedo...” Dicho por alguien que cada vez que abre la boca resulta saber del tema lo suficiente como para poner al mismo Dragó a la defensiva.



http://www.elespanol.com/opinion/columnas/20170516/216608338_13.html
La chica es un Froilán con melenas.
Por cierto, qué cansina es Anna Grau.
No conozco a Anna Grau y no tengo la menor idea de si es cansina o no. Pero me pregunto si lo de "andaran" :banghead: lo dijo así tal cual la tal Dolors o es cosecha propia de la autora.

Me viene a la cabeza la gran Chus Lampreave: "Es muy triste cómo están los masa media en este país".
 
Registrado
5 Oct 2006
Mensajes
10.503
Calificaciones
37.170
No conozco a Anna Grau y no tengo la menor idea de si es cansina o no. Pero me pregunto si lo de "andaran" :banghead: lo dijo así tal cual la tal Dolors o es cosecha propia de la autora.

Me viene a la cabeza la gran Chus Lampreave: "Es muy triste cómo están los masa media en este país".
A mí también me ha saltado la palabra del ordenador y por poco me pega en la nariz.
Es catalanoparlante, no sé cómo se dice en catalán anduvieran, pero es uno de los verbos que peor se conjugan.
Andé en vez de anduve es bastante habitual.
Es la primera vez que leo algo escrito por ella. Suele formar parte en las tertulias de Luis Herrero en esRadio.
A mí me gusta, es muy catalana en su expresión.
 
Registrado
21 May 2013
Mensajes
3.409
Calificaciones
13.832
A mí también me ha saltado la palabra del ordenador y por poco me pega en la nariz.
Es catalanoparlante, no sé cómo se dice en catalán anduvieran, pero es uno de los verbos que peor se conjugan.
Andé en vez de anduve es bastante habitual.
Es la primera vez que leo algo escrito por ella. Suele formar parte en las tertulias de Luis Herrero en esRadio.
A mí me gusta, es muy catalana en su expresión.
No la he escuchado nunca, solamente oigo la Crónica Pink de Fede, pero la verdad es que el artículo no está mal, me estaba gustando hasta que ¡zas!, "andaran". ¡Madre del amor hermoso!

Recuerdo que cuando yo iba a 6º de EGB, en el primer examen que hice de Lengua, la primera pregunta era: "Pretérito Imperfecto de Subjuntivo del verbo andar". La cuestión es que la maestra nos había dicho varias veces antes del examen que ella ponía esa pregunta SIEMPRE. Es más, los alumnos de los cursos anteriores nos lo habían advertido también: "Cae todos los años, sin falta". Bueno, pues aun así hubo casi un tercio de la clase que puso "yo andara, tú andaras, él andara...". Hay gente que, simplemente, no escucha. Yo entiendo que es un verbo difícil, pero ¡leche!, ¿no hay nadie que le repase el texto? ¡Pero si hasta el Microsoft Word le habrá puesto una raya roja debajo de la palabra cuando haya escrito el artículo!
 
Registrado
5 Oct 2006
Mensajes
10.503
Calificaciones
37.170
No la he escuchado nunca, solamente oigo la Crónica Pink de Fede, pero la verdad es que el artículo no está mal, me estaba gustando hasta que ¡zas!, "andaran". ¡Madre del amor hermoso!

Recuerdo que cuando yo iba a 6º de EGB, en el primer examen que hice de Lengua, la primera pregunta era: "Pretérito Imperfecto de Subjuntivo del verbo andar". La cuestión es que la maestra nos había dicho varias veces antes del examen que ella ponía esa pregunta SIEMPRE. Es más, los alumnos de los cursos anteriores nos lo habían advertido también: "Cae todos los años, sin falta". Bueno, pues aun así hubo casi un tercio de la clase que puso "yo andara, tú andaras, él andara...". Hay gente que, simplemente, no escucha. Yo entiendo que es un verbo difícil, pero ¡leche!, ¿no hay nadie que le repase el texto? ¡Pero si hasta el Microsoft Word le habrá puesto una raya roja debajo de la palabra cuando haya escrito el artículo!
Yo me pregunto, ¿Cómo se dice en catalán? Porque ahí puede estar, en concreto, la clave de este andaran .

Mi padre nos preguntaba de sopetón los tiempos de los verbos cuando menos lo esperabamos en español, en francés y en inglés. Cada equivocación costaba escribirlos 6 veces. Vaya cómo se aprende. Los ingleses los más fáciles comparativamente hablando. :cat:
 
Última edición:
Registrado
21 May 2013
Mensajes
3.409
Calificaciones
13.832
Yo me pregunto, ¿Cómo se dice en catalán? Porque ahí puede estar, en concreto, la clave de este andaran .
Yo también lo había pensado. No sé cómo se dirá en catalán. Según el traductor de Google es "caminessin", así que tampoco va a ser eso (si es que esa traducción es de fiar, que no lo sé). En cualquier caso sigo diciendo que hasta el Microsoft Word le habrá informado de su error y lo ha ignorado (o a lo mejor es que escribe a mano, pero lo dudo, la mujer tiene Twitter y tal, así que analfabeta informática no es). Y por otro lado en El Español (y en todas partes), deberían contratar un corrector de estilo. Ahora mismo estoy leyendo otra noticia de ese mismo portal en la que escriben "multitudianria". :cry:
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)