El PP pagó 411.000€ en las generales del 28A a una empresa de los autores de la campaña sucia contra la izquierda

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
48.373
Calificaciones
77.351
Ubicación
227
El PP pagó 411.000 euros en las generales del 28A a una empresa de los autores de la campaña sucia contra la izquierda

Aleix Sanmartín elDiario.es

Sergi Pitarch

23 de agosto de 2020 21:47h
0
@sergipitarch

Las mentiras dejan rastro. El dinero, todavía más. El PP de Pablo Casado, el consultor Aleix Sanmartín y su empleado, el politólogo valenciano Josep Lanuza, negaron hasta la saciedad ser los autores de la campaña tóxica para desincentivar el voto de la izquierda en las elecciones al Congreso del 20N, las segundas generales celebradas en 2019, destapada por elDiario.es. Se trataba de una serie de anuncios publicados en Facebook pero también en cartelería por las calles para desmovilizar a la izquierda en aquellos comicios, algunos de cuyos mensajes fueron lanzados en nombre de Íñigo Errejón.




Lanuza llegó a explicar por escrito a este periódico tras desvelar las vinculaciones de su jefe en esta campaña de juego sucio que las inversiones en la compra de espacios en redes sociales para atacar al PSOE y Podemos las pagó de su bolsillo él mismo porque le "gustaba Íñigo Errejón". Todo formó parte de una gran farsa que los documentos oficiales entregados por el Partido Popular al Tribunal de Cuentas y al Registro Mercantil han dejado al descubierto. Lanuza no solo trabajaba para un asesor de Pablo Casado, sino que sus empresas cobraron centenares de miles de euros del Partido Popular.

El Tribunal de Cuentas en su informe sobre las elecciones del 28 de abril de 2019 publicado hace varias semanas revela que Lanuza no solo trabajó para el PP en la campaña para el 20N como demostró este periódico pese a sus reiteradas negativas, sino que ya lo había hecho en los comicios del 28A, donde Pablo Casado obtuvo uno de los peores resultados de la historia de su partido. La empresa Publick Worldwide, que administra Josep Lanuza, recibió entonces 411.400 euros de la formación conservadora. Estos pagos, que ahora revela el Tribunal de Cuentas, evidencian que este consultor político que usó y confesó prácticas tramposas similares a las puestas en marcha por Donald Trump en su campaña utilizó fondos del partido que dirige Pablo Casado para su persecución a las fuerzas de izquierda, sobre todo PSOE y Podemos.

Listado del Tribuanl de Cuentas de proveedores de la campaña del PP que se negaron a entregar documentación y donde aparece Publick Worldwide.

1598250531511.png

Publick Worldwide SL es una empresa de actividades de holding e intermediarios financieros con sede en Madrid que una semana antes de las elecciones del 28 de abril acometió dos modificaciones sustanciales. El 22 de ese mismo mes, a seis días de los comicios, cambió a su administrador único. Los propietarios y fundadores de la sociedad, Andrés Pertíñez Blasco y Antonio Martínez Pinilla, cedieron la administración de la empresa a Josep Lanuza Navarro, la mano derecha del consultor Aleix Sanmartín, por entonces ya asesor de Pablo Casado. Además, la sede social pasó de Madrid a Málaga. Andalucía fue una de las autonomías donde se colgaron carteles de la campaña tóxica contra la izquierda que no llevaba autoría ni firma y que trataba de hacerse pasar por dirigentes de izquierdas desencantados con el rumbo de PSOE y Podemos. La empresa facturó al PP en esa campaña electoral 411.400 euros, un dinero que por ley los partidos pueden abonar durante el tiempo que duran los comicios y los 15 días posteriores.

Publick Worldwide SL fue creada once meses antes de la entrada del autor de la campaña opaca, Josep Lanuza, y nunca ha presentado las cuentas en el registro mercantil. En la actualidad es imposible saber qué facturación tenía la sociedad antes de trabajar para el PP y tampoco si recibió otros encargos, además del trabajo para el partido conservador.

Por la entrada de Lanuza a seis días de las elecciones generales de abril de 2019, el movimiento societario se asemeja a una toma de control de una sociedad para facturar unos trabajos previamente pactados. Los partidos no suelen improvisar gastos de cientos de miles de euros, como tampoco lo hacen las empresas o las administraciones.

La sociedad mercantil, todavía administrada en la actualidad por Josep Lanuza, se negó a informar al Tribunal de Cuentas de los trabajos y la justificación de los gastos que cobró del partido de Pablo Casado en la campaña del 28A. De hecho, esa falta de cumplimiento con la legalidad es la que ha puesto de manifiesto su relación comercial con el Partido Popular, algo que siempre habían negado el partido de Pablo Casado y el propio Lanuza.

En declaraciones a este medio sobre la relación entre Lanuza y el PP por la campaña de intoxicación contra la izquierda en las elecciones del 20N de 2019, el empleado del asesor personal de Casado en las elecciones aseguró tras ser descubierto comprando anuncios negativos en Facebook que "desconocía" la campaña. "Yo vivo en València y no había visto esos carteles. Todos los materiales de la página los he sacado de las redes sociales, ninguno es de elaboración propia", alegaba meses atrás. "Decidí crear la página cuando vi que Íñigo pedía la colaboración ciudadana para poder lanzar su campaña después del veto de la Junta Electoral. Compré dos banderolas de la campaña y decidí hacer algo más por mi cuenta", añadió.

Ante la insistencia de este medio en conocer sus motivaciones, Lanuza añadió: "No me centro en desincentivar nada. Mi cabreo es con PSOE y UP, por no tener Gobierno progresista. La página se llama 'Yo con Íñigo' y y les digo a PSOE y UP que no cuenten conmigo. No pido el voto, porque todavía no se puede. Creo que me centro bastante en apoyar a Errejón, pero no dejo de mostrar mi cabreo con Sáchez e Iglesias".

Con la información que revela elDiario.es se confirma que Lanuza estuvo trabajando para el PP meses antes y que a través de su empresa Publyck Worldwide facturó al partido 411.400 euros. Una huella que sigue ahora el Tribunal de Cuentas.

Lanuza: "Ha sido un error administrativo"

A preguntas de este periódico, Lanuza alega que su empresa Publyck Worldwide no fue contratada por el PP en las segundas elecciones del 2019, las del 20N, pero sí que trabajó a través de otras empresas vinculadas a Aleix Sanmartín. Sobre su apoyo a Errejón y la campaña negativa contra la izquierda mantiene que es un tema personal y que el dinero que pagó en las elecciones del 20A para comprar anuncios a favor de Más País y contra Podemos fue de su bolsillo. "Yo sigo apoyando a Íñigo, todo el mundo que me conoce lo sabe", alega.

Sobre sus trabajos para la campaña de Casado el 28A, explica que no compró anuncios en redes sociales y que el contrato era para "localizar a votantes, encuestas y cuestionarios". "Realizamos tres millones de llamadas en esa campaña", afirma. "Esta empresa hace temas de call center, tracking y no de publicidad en redes", puntualiza.

Lanuza asegura que su jefe, el consultor Aleix Sanmartín, no está en la empresa que no ha entregado documentación al Tribunal de Cuentas, pero confirma que trabajó asesorando a Casado. También confirma que compró la empresa Publyck Worldwide a seis días de las elecciones y que los anteriores administradores nada tienen que ver ya con la sociedad. Una actuación llamativa si se tiene en cuenta el gran contrato que le dio el PP de Casado, porque se habría gastado más de 400.000 euros en cinco días, si descontamos el de la votación.

Sobre la reprimenda del Tribunal de Cuentas, defiende que "el 1 de septiembre" enviará el contrato y la factura al órgano fiscalizador de los partidos políticos. "No sé qué ha podido pasar. De todos los partidos para los que trabajamos es la única que no se entregó", añade, y lo achaca a "un error administrativo".





#18 bartlevi
23 de agosto de 2020. 11:15 h
También tengo interés en los 538.232,41 € pagados sin justificar a la empresa LOGINSER, que se dedica exclusivamente a trasporte de mercancías, que ya son mercancías. O sea que el PP tiene 1.000.000 € de gastos electorales sin justificar y anda exigiendo una comision en el Congreso contra Podemos. Lo tienen muy fácil Que habrán una comisión relativa atodos los gastos sin justificar de las elecciones de 2019. De cualquier partido




#16 Roberti54
23 de agosto de 2020. 11:13 h
No puede ser verdad que el PP se permita estos fallos de principiante, seguramente se tratará de un error administrativo que pronto se aclarará pero mientras tanto me gustaría que la Fiscalía tomase cartas en el asunto tan rápido como lo hace con otros partidos, también me gustaría que ciertos periódicos como EL MUNDO, LA RAZON, ABC, EL CONFIDENCIAL llevasen a partir de mañana lunes esta tan relevante noticia en sus portadas. Que semana nos espera, seguro que no se va a hablar de otra cosa en las tertulias televisivas, por cierto, que tal estará pasando las vacaciones el emérito???



Supongo que en las tertulias mañaneras, de tarde y de noche se explayarán desmenuzando detalles, como lo han hecho con algún otro partido político de izquierdas.

Supongo que el Tribunal de Cuentas envirará ésto al Juzgado para su investigación. Con otro partido con menos cuantía se ha movido con mucha rapidez.

Veremos.
 

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
48.373
Calificaciones
77.351
Ubicación
227
La trama a favor del PP en Facebook se hacía pasar por simpatizantes de otros partidos para desmovilizar a su electorado

1598277408058.png

La trama del PP en Facebook se hacía pasar por simpatizantes de otros partidos para desmovilizar a su electorado

Carlos del Castillo

31 de octubre de 2019 23:03h

@cdelcastillom
Si no puedes conseguir que te voten a ti, al menos que no voten a tu adversario. Esta es la premisa sobre la que se ha construido una trama de intoxicación del debate político en Facebook e Instagram que ha creado identidades falsas para dirigirse a los simpatizantes de todos los partidos. Fingiendo ser uno de ellos, intenta promover su abstención. Habla de tú a tú a los votantes del PSOE y de Unidas Podemos, pero también a los de Ciudadanos y a los de Vox. A todos les machaca con propaganda diseñada para resaltar los aspectos de los líderes de estos partidos que podrían disgustar a sus votantes, una estrategia sucia para desmovilizarlos. La trama ha atacado a todos los partidos menos al PP, formación con que tienen vínculos todos los intoxicadores que ha identificado eldiario.es.




 

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
48.373
Calificaciones
77.351
Ubicación
227
n alto cargo del Gobierno de Moreno Bonilla vendió a los autores de la guerra sucia contra la izquierda la empresa para cobrar del PP

El director del Centro de Estudios Andaluces, Tristán Pertíñez EUROPA PRESS
Sergi Pitarch
24 de agosto de 2020 22:37h
0
@sergipitarch
La empresa Publick Worldwide fue la que utilizó el consultor político Josep Lanuza, uno de los autores de la guerra sucia en redes sociales contra la izquierda en las pasadas elecciones generales del 10 de noviembre de 2019, para cobrar durante la campaña anterior, la del 28 de abril, más de 400-000 euros del Partido Popular. Este consultor político valenciano tomó el control de esta empresa el 22 de abril, justo seis días antes de que los españoles votaran en aquellas generales y cuando ya habían pasado nueve desde el inicio de la campaña electoral. Los propietarios de la empresa antes de que la adquiriera el confeso autor de la compra de anuncios para desincentivar el voto de la izquierda en nombre de sectores afines a Iñigo Errejón fueron el técnico audiovisual Antonio Martínez Pinilla y el politólogo y sociólogo Tristán Pertíñez Blasco, actual gerente de la Fundación Pública Andaluza Centro de Estudios Andaluces, dependiente de la consejería de Presidencia del Gobierno de Juan Manuel Moreno Bonilla.




Tristán Pestínez fue nombrado gerente de la fundación pública de la Junta de Andalucía el 6 de marzo de 2019, pero no abandonó la administración de la empresa Publick Worldwide hasta el 22 de abril de ese ejercicio, un mes y 16 días después de su nombramiento, según los datos oficiales publicados en el BORME. Se la traspasó a Lanuza, que ya por entonces trabajaba a las órdenes de Aleix Sanmartín, un consultor que asesoraba a Pablo Casado.

Pertíñez asegura a este periódico que, cuando la empresa recibió el contrato del PP de 411.400 euros, "estaba desvinculado de la misma" aunque, según el registro mercantil, no dejó de ser administrador único de la sociedad hasta el 22 de abril, igual que su socio Antonio Martínez Pinilla, quien se ha negado a responder a las preguntas de elDiario.es.

Pertíñez explica a elDiario.es que, aunque era administrador de Publick Worldwide, era su socio quien gestionaba la vertiente económica y que fue quien ejecutó la venta. "Yo de empresa no tengo mucha idea. A mí me llamaron a firmar al notario y acudí. No conozco a los compradores", explica. El actual gerente del Centro de Estudios Andaluces mantiene que la empresa estaba sin actividad "y le buscaron una salida". "Cobramos por la venta el capital que habíamos invertido en su creación, nada más", alega.

Sobre el contrato de 411.400 euros que pagó el PP para la campaña electoral, asegura que desconoce su contratación pese a que a mitad de la campaña electoral todavía era administrador de la empresa. "No conozco a nadie del PP de Madrid, yo la empresa la utilizaba para hacer algunos trabajos porque siempre he sido autónomo", añade. Sobre su socio, Antonio Martínez Pinilla, asegura que hace más de un año que no habla con él. La empresa Publick Worldwide fue creada en 2018 y casi al año de vida fue traspasada a su actual propietario, Josep Lanuza, también empleado del asesor de Pablo Casado, Aleix Sanmartín.

Pertíñez es uno de los fichaje estrella del consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, considerado la mano derecha de Moreno Bonilla. Este politólogo y sociólogo ha convertido el Centro de Estudios Andaluces en una especie de CIS andaluz. A través de esta entidad realiza encuestas sobre política y el estado de la comunidad autónoma. Con su llegada, la fundación prescindió de su antecesora en el puesto, Mercedes de Pablos, y de asesores como Javier Aroca, Carmen Tovar, alcaldesa con el PSOE de Castilleja de la Cuesta y delegada del Gobierno de la Junta en la provincia de Sevilla, y Paloma Cano, hija del cantautor Carlos Cano.

El contrato de 411.400 euros fue comunicado por el PP al Tribunal de Cuentas, pero no por Josep Lanuza como administrador de Publick Worldwide, quien de momento no ha explicado la tarea por la que cobró más de 400.000 euros del PP en la campaña electoral de las elecciones de noviembre. Lanuza explicó a elDiario.es que entregará el contrato, la factura y los trabajos que realizó el próximo 1 de septiembre al organismo fiscalizador. De no hacerlo, el Tribunal de Cuentas podría iniciar actuaciones para averiguar qué es lo que se hizo en esos trabajos. Y es que el Tribunal de Cuentas solicita a los partidos toda la información sobre los gastos electorales porque posteriormene estos gastos son subvencionados con dinero público.

De hecho, no entregar toda la documentación al tribunal puede provocar que esos pagos no se puedan incorporar a los gastos subvencionables. Además, el organismo fiscalizador debe validar que todo el dinero gastado en campaña se ha usado para acciones legítimas y legales. De momento y dado que Publick Worldwide no ha entregado la documentación, el órgano fiscalizador desconoce a qué se destinó ese dinero. Si continúa la opacidad, podría actuar la Fiscalía del Tribunal de Cuentas para conseguir la documentación.
Lanuza negó que el dinero cobrado en la campaña del 28A fuera para una campaña tóxica y que los 411.400 euros se gastaron en un call center que realizó "tres millones de llamadas telefónicas" para encuestas electorales diarias.

El PP ha dado la misma versión a través de un comunicado. El Partido Popular insiste en ese escrito que nunca se han utilizado fondos del partido para pagar una campaña sucia contra el PSOE y Podemos en las dos elecciones generales celebradas en 2019 y que no tiene nada que ver con la campaña opaca que con anuncios en Facebook y a través de carteles colocadas en algunas ciudades andaluzas se trataba de desmovilizar al electorado de izquierdas haciéndose pasar por seguidores de Errejón. Pese a facturar esos 400.000 euros al PP y tras haberse sabido que su jefe, Aleix Sanmartín, era asesor de Pablo Casado, Lanuza sigue manteniendo la misma versión: que pagó aquellos anuncios de su bolsillo porqué él es seguidor de Íñigo Errejón.

El partido que dirige Pablo Casado niega que los 411.400 euros que abonó en los comicios del 28 de abril del año pasado a la empresa de Josep Lanuza, el consultor político que pagó anuncios para desmovilizar el voto de la izquierda, tal y como desveló este diario, se utilizaran para semejante cometido.




#10 Juliancolomer
25 de agosto de 2020. 08:32 h
NO es solo el PP sino quienes lo amparan, protegen y justifican. Esta noticia tampoco saldrá hoy en los demás medios, comenzando por RTVE y menos, claro, en la Sexta o la SER. Y encima dese quejan ellos del trato de los medios. Son egoístas, inútiles para nada positivo y ñoños como un hijo mimado.




De los programas de la tarde que ví ayer no aludieron para nada a éste tema. ¿Por qué será? Nos tuvieron entretenidos con el covid, con el emérico, con Pablo Iglesias ¡como no!, pero para nada de éste asuntillo. ¡Que casualidad!
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
48.373
Calificaciones
77.351
Ubicación
227
Es muy fuerte lo del PP
Por detriana, 25 Aug 2020, 21:30
Compartir en Facebook

Compartir en Twitter


337657 - Es muy fuerte lo del PP
 

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
48.373
Calificaciones
77.351
Ubicación
227
Todas las huellas del PP en la campaña sucia contra la izquierda
Gráfico temporal de los movimientos económicos y societarios de los autores de la campaña sucia y su relación con el PP.
1598780285726.png

Sergi Pitarch
29 de agosto de 2020 22:27h
0
@sergipitarch


Cuantos más datos oficiales se van conociendo de las campañas electorales del 28A y el 20N de 2019, más se acredita la relación entre el Partido Popular de Pablo Casado y los autores e instigadores de la guerra sucia contra la izquierda que trató de promover la abstención en esos comicios.

Y además, con importantes cantidades de dinero de por medio. En el centro de la guerra sucia, que el PP continúa negando, el consultor político valenciano Josep Lanuza.

Él fue quien compró en redes sociales los anuncios para desmovilizar el voto a PSOE y Podemos antes del 20N; es el administrador de la sociedad Publyck Worldwide, que facturó al PP 411.400 euros en las primeras generales del pasado año.

Lanuza es empleado de Aleix Sanmartín, que a su vez trabajó como asesor personal de Pablo Casado para ambos comicios, según ha quedado acreditado.




Lo ha reconocido incluso el PP: Sanmartín fue uno de los ideólogos de las campañas en las que Casado fue candidato, aunque el partido siempre ha negado que Lanuza trabajara para la del 20N, a pesar de que su jefe seguía a sueldo de los conservadores. Sanmartín, además, fue también el inspirador de la campaña que llevó a Juan Manuel Moreno Bonilla a la presidencia de la Junta de Andalucía.

Tirando de los flecos de aquel ovillo y dentro del Gobierno andaluz aparece un nuevo personaje no menos importante en esta trama contra la izquierda. Se trata del director del Centro de Estudios Andaluces, Tristán Pertíñez, alto cargo en el Gobierno de Moreno Bonilla en la actualidad y que era el propietario de la empresa Publyck Worldwide hasta el 15 de abril de 2019, cuando ya había comenzado la campaña electoral y tras haber pasado más de un mes de su nombramiento en la Junta. Pertíñez y su socio vendieron la mercantil que pocos días después ingresó más de 400.000 euros del PP a Lanuza, empleado de Aleix Sanmartín.

Pertíñez negó a elDiario.es que conociera a los compradores de su empresa y atribuyó la operación a su socio. Pero elDiario.es ha podido confirmar que Sanmartín y Pertíñez se conocen de sus años como estudiantes en la Universidad de Granada. Allí, Sanmartín y Pertíñez fueron rivales políticos y compartieron reuniones en las juntas de centro. El primero, capitaneando la asociación de estudiantes Politeia, de tendencia progresista, y el segundo, en la Asociación Granadina Universitaria Albatros (AGUA), conocida por ser el brazo universitario de la Nuevas Generaciones del PP. Un miembro de AGUA y mano derecha de Pertíñez en la asociación, el ahora diputado del PP en la Junta 'Jota' Carmona, fue quien abrió la puerta a Sanmartín en el equipo de campaña de Juan Manuel Moreno Bonilla.

La Universidad de Granada fue de las primeras de España en abrir una Facultad de Ciencias Políticas y Sociología: se inauguró en 1988. En los años 90 y primera década de los 2000 se convirtió en cantera de políticos, asesores y jefes de campaña de los partidos. Sobre todo surtió al Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. Otros alumnos pasaron a engrosar las filas de los populares, en Andalucía y en el resto de España.

Un ejemplo es Sanmartín, que empezó a asesorar a los socialistas de Córdoba. De ahí pasó a ayudar en la campaña de reelección a la presidencia del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2008 y de allí, a asesorar al exministro cordobés Miguel Ángel Moratinos en el Ministerio de Asuntos Exteriores, que fue quien le reclamó en un primer momento.

Pertíñez, por su parte, ha trabajado durante años como profesor, aunque ha hecho trabajos de asesoría política como autónomo. La victoria de Moreno Bonilla ha sido su trampolín a la primera línea política. Desde la gerencia del Centro de Estudios Andaluces ha impulsado lo que se conoce ahora como el CIS andaluz. Con dinero público realiza encuestas políticas para la administración, un granero interminable de información para su nuevo jefe, la mano derecha del presidente, el consejero de Presidencia, Elías Bendodo.

En la campaña electoral donde consiguieron del PP un contrato de 411.400 euros, Sanmartín y Lanuza también se reunieron con los responsables de campaña del PSOE valenciano para las elecciones del 28A en las que Ximo Puig fue reelegido presidente de la Generalitat. Las tácticas de desmovilización del voto que se usaron para ayudar al PP el 20N se las ofrecieron a los socialistas valencianos, como contó este periódico en noviembre del pasado año.

Otra de las patas de esta red que favoreció la campaña sucia fue Javier Ager, militante de Nuevas Generaciones y gestor de las redes sociales del partido en Murcia. Ager manejaba ocho de las páginas que fingían estar promovidas por simpatizantes de otros partidos para criticarlos desde dentro. Montó desde una página a la que nombró 'La Naranja', que llamaba "veleta" a Albert Rivera y resaltaba su relación con Vox o con "los franquistas", hasta otra que llamó 'Recuperar el PSOE' y publicaba noticias críticas con los cargos socialistas. Para estos anuncios en redes sociales invirtió 17.000 euros siendo estudiante universitario.

El Tribunal de Cuentas está a la espera de que Lanuza, administrador de Publyck Worldwide, le entregue el contrato y la factura que le hizo al PP para las elecciones del 28A. En un primer momento, la sociedad no ha entregado la documentación requerida. Lanuza explicó a elDiario.es que se trataba de gastos para un call center para hacer encuestas diarias. Estos conceptos, según la Ley Electoral, no son subvencionables con fondos públicos. En caso de no recibir la documentación, la Fiscalía del Tribunal de Cuentas podría emprender acciones para averiguar toda la información relativa a esos contratos.

Lanuza admite todas esas relaciones, la contractual con Sanmartín y la compra de la empresa a Pertíñez, pero sigue alegando que los anuncios que puso como supuesto seguidor de Íñigo Errejón en contra de PSOE y Unidas Podemos los publicó a título personal y los pagó de su bolsillo porque en realidad es fan del líder de Más Madrid.


Por cierto, la prensa ni ha mencionado el archivo de lo de la tarjeta DINA, ni por supuesto saben nada de los 411.000 €, ni mucho menos de las irregularidades de los demás partidos del Tribunal de Cuentas.

Solo PODEMOS. ¡Que casualidad!
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
48.373
Calificaciones
77.351
Ubicación
227


Y que sean éstos, los del PP los que propongan comparecencia de Pablo Iglesias en el Parlamento o una comisión de investigación es de choteo.

El Tribunal de Cuentas bajo sospecha de poteger al PP. Una asunto que debe ser esclarecido pero.....

La prensa ya sabemos que sigue calladita, mirando para otro lado.

Ellos están a otra cosa...