El inverosímil bloqueo armado del general De Gaulle contra el Principado de Mónaco

Tema en 'Casa Principesca de Monaco / Monaco Royals' iniciado por princesa carolina, 7 Oct 2019.

  1. princesa carolina

    princesa carolina

    Mensajes:
    477
    Me Gusta recibidos:
    198
    Registrado:
    27 Dic 2012
    El inverosímil bloqueo armado del general De Gaulle contra el Principado de Mónaco
    Hasta la prensa francesa se burló de ese ataque de Francia contra el segundo Estado más chico del mundo
    2019
    [​IMG]
    El bloqueo de Charles de Gaulle a la Mónaco del príncipe Rainiero y Grace Kelly en 1962 es uno de los episodios más insólitos de la historia francesa.
    Francia tiene hoy 67 millones de habitantes.

    Mónaco, 40.000.

    Francia tiene 643.801 kilómetros cuadrados.

    Mónaco: 2,02 kilómetros cuadrados.

    La Casa Grimaldi es una de las más antiguas de Europa, y se independizó de Francia en 1815.

    Su historia empieza el 8 de enero de 1297, cuando Francesco Grimaldi "El Malicioso" desembarca en Mónaco huyendo de las luchas internas de Génova, y se exilia en Le Rocher (La Roca): todavía, nombre familiar del Principado.

    Analizados estos datos, Francia bien podría ser el gigante Goliat, y Mónaco, el pequeño y frágil David.

    Y analizados más profundamente, cualquier mente racional diría que un conato de batalla entre ambos sería, de antemano, imposible. Y si aun así sucediera, bien podría ser elevada al género grotesco…

    Pero sin embargo, sucedió.

    La riqueza de Francia, a principios de la década del 60, era la bolsa del Rey Midas contra el monedero de una señora rumbo a la feria.

    Mónaco vivía de su célebre casino con fichas de nácar y reducto de jugadores millonarios, y también –dato no menor– del centenar de empresas que establecieron allí su sede gracias a los bajísimos impuestos que hacían de La Roca un paraíso fiscal.

    Entretanto, el general-presidente Charles de Gaulle (1890-1970), uno de los héroes de la resistencia contra la ocupación nazi, cercenada en agosto de 1944, estaba embarcado en una tan cruel como desigual batalla contra Argelia, una de sus colonias.

    [​IMG]
    Charles de Gaulle, el padre de la Francia moderna (AFP)
    Aunque la excusa para la tribuna era derrotar al líder comunista argelino Ahmed Ben Bella (1916-2012), primer presidente de la República Argelina Democrática y popular, su verdadero objetivo era el expansionismo colonial: es decir, más riqueza…

    Y para lograrlo no vaciló en lanzar contra los guerrilleros de Argelia, en oleadas tétricas, a los paracaidistas franceses: un cuerpo de élite creado y entrenado para luchar en las interminables guerras de Indochina: máquinas de torturar y matar…

    Para esa cruzada, todo dinero era poco, de modo que el general de "Le grandeur" (así llamado), avanzó políticamente contra Rainiero y sus arcas reales, exigiendo compulsivamente un aumento fiscal contra las empresas asentadas en Mónaco, y la parte del león de cuanto fuera recaudado.

    Rainiero (1923-2005) no era un tigre en la pelea: más bien débil e irresoluto, se vio desbordado por tanta presión que, a principios de octubre de 1962, De Gaulle no sólo lo acusó de lavar dinero: ¡le bloqueó su feudo!

    Desplazó buques de guerra hacia la Costa Azul del Mar mediterráneo, con sus cañones apuntando hacia La Roca, y cercó con vehículos policiales, tanquetas y alambradas de púa el tramo de la carretera costera que lleva al corazón de Mónaco, y que desde su punto más alto permite la visión total de uno de los puertos más bellos del planeta, e instaló a lo largo seis casetas de aduana…

    Inevitable: única vía, los atascos fueron homéricos, las protestas, infinitas, y las burlas, universales.

    El diario Le Monde, por ejemplo, describió el bloqueo como "una broma masiva", en especial comparado con la aterradora crisis de los misiles en Cuba, que puso a los Estados Unidos y la Unión Soviética cerca de una catástrofe nuclear… exactamente en el mismo mes y años. Drama contra comedia de enredos…

    [​IMG]
    El príncipe Rainiero de Mónaco, en su casamiento con Grace Kelly
    Pero el final-final llegaría de una mano tan impensada como decisiva.

    Seis años antes, el príncipe Rainiero se había casado –ante el asombro de medio mundo– con Grace Kelly (1929-1982): súper estrella de Hollywood, en lo mejor de su carrera, y dueña de un carácter fogueado en un mundo no menos cruel que la realeza: la Meca del cine, una vertiginosa ruleta que devora más perdedores que ganadores…

    Grace, que no sólo le dio tres hijos a un Rainiero al que no quiso al principio, pero si con el correr de los años: Carolina, Alberto y Estefanía.
    En pleno bloqueo, y al ver a Rainiero casi desplomado, su mujer sacó las uñas…

    Sabía qué era la vida dura.

    Hija de un albañil de origen irlandés, John Brendan Kelly –remero campeón, además–, que desde la pequeña cuchara de su oficio construyó una millonaria empresa de construcciones, le infundió a su hija el duro carácter que le faltaba a su marido, que se había limitado a decirle al arrogante y codicioso De Gaulle:

    –Mónaco no es rico. Yo heredé un casino sobre una roca. Nada más…

    Decidida a dar batalla, Grace, que no era bien vista por la Casa Real ("una plebeya que apenas reina en Hollywood", decían las peores lenguas), recurrió a la seducción: en ese caso, un arma más potente que las alambradas…

    Invitó al amo de Francia al baile anual de la Cruz Roja, una de las fiestas más restallantes del planeta, a beneficio de esa obra nacida en 1863 que no sólo logra recaudaciones colosales: ser eliminado de la lista dorada de asistentes es un descrédito social de por vida…

    Pues bien: Grace de Mónaco escribió con propia mano la invitación a De Gaulle, que se comió el sapo: odiaba ese tipo de fastos, pero sus consejeros le advirtieron que su ausencia agravaría aun más la crisis.
    Y Monsieur Le Générale fue…

    [​IMG]
    El casino de Mónaco, todavía hoy, punto de encuentro de los grandes millonarios del planeta.
    No es cierto que Grace, desde el estrado, desgranó un discurso veladamente dirigido al hombre que había aislado a Mónaco por la fuerza: es una escena de ficción del film exhibido por Netflix.

    Se limitó a callar.

    Pero el silencio rindió tanto efecto como las críticas al bloqueo de la prensa francesa.

    Los dos estados llegaron a un acuerdo del modo más civilizando: cediendo algo cada una.

    Apenas empezado 1963, el gobierno francés eliminó el bloqueo implantado en octubre de 1962.

    Y hubo paz.

    (Post scriptum. Pero De Gaulle no fue el único que quiso asaltar las arcas monegascas. En 1953 y en el auge de su poder económico, Onassis llegó al Principado de Mónaco, compró un enorme paquete de acciones de la Société des Bains de Mer, mudó su cuartel general al viejo Sporting Club, y se adueñó de activos del casino, el Yacht Club, el Hotel de Paris: casi un tercio del área del principado. Rainiero dio su visto bueno: La Roca necesitaba inversores. Pero sus ambiciones diferían: Onassis quería un exclusivo punto en el mundo para los más ricos entre los ricos, y Rainiero levantar hoteles, atraer turistas en masa, y ser menos un paraíso fiscal que un lugar para buenos negocios. Onassis se retiró, y murió el 15 de marzo de 1975. Grace Kelly, el 14 de septiembre de 1982, en un accidente de ruta, apenas a sus 52 años. Y Charles De Gaulle, el 9 de noviembre
     
    • Gracias Gracias x 1

  2. Madrilera

    Madrilera

    Mensajes:
    985
    Me Gusta recibidos:
    229
    Registrado:
    9 Ago 2014
    Género:
    Femenino
    Entonces Grace salvó al Principado invitando a De gaulle al baile de la Cruz roja.

    Mónaco ahora es un sitio donde viven los más ricos como quería Onassis. Es mucho más acertado que ser un sitio turístico.

    Una ventaja de vivir en Mónaco Es que están prohibidos los paparazzi más ser paraíso fiscal
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies.