El hilo paranormal de Cotilleando

Registrado
1 May 2009
Mensajes
41.526
Calificaciones
158.358
Buenas noches pris,
Quería lanzar una pregunta, quizás no esta relacionada 100% con el tema de este foro, pero me gustaría saber vuestra opinión
Creeis en los sueños premonitorios? Pensáis que soñamos lo que soñamos por algo?


Totalmente, de hecho en un momento clave de mi vida de cara a unos exámenes tuve sueños vinculados al examen todas las noches y hasta cuándo en esos días me echaba la siesta en fin de semana. Fueron dos semanas bestiales en cuanto a sueños y todo digamos, terminaría teniendo un significado fuerte tal y como sucedió con el resultado de toda la situación, bastante truculenta, porque con esos exámenes me quisieron hacer un lío metiéndome en una situación de manipulación para beneficio de otra persona.
Y esa persona lo terminaría pagando caro.
 
Registrado
10 Mar 2018
Mensajes
483
Calificaciones
2.725
Totalmente, de hecho en un momento clave de mi vida de cara a unos exámenes tuve sueños vinculados al examen todas las noches y hasta cuándo en esos días me echaba la siesta en fin de semana. Fueron dos semanas bestiales en cuanto a sueños y todo digamos, terminaría teniendo un significado fuerte tal y como sucedió con el resultado de toda la situación, bastante truculenta, porque con esos exámenes me quisieron hacer un lío metiéndome en una situación de manipulación para beneficio de otra persona.
Y esa persona lo terminaría pagando caro.
Cuenta qué pasó, pri!
 
Registrado
1 May 2009
Mensajes
41.526
Calificaciones
158.358
Cuenta qué pasó, pri!


He editado mi mensaje por una falta de ortografía, y se me ha pasado el tiempo así que vuelvo a copiar el mensaje entero y editado, porque el anterior aparece cortado.


Cuenta qué pasó, pri!



Pongámonos en situación, yo pienso que los sueños que tuve estaban reflejando mi situación en aquel año, hace ya tiempo.


Me saco un curso que me lleva a estar estudiando un tiempo importante de una cosa muy difícil y que pensé que jamás haría en mi vida. Profesora a la que yo admiraba bastante y que me caía genial. La profesora trabaja en ese centro innovador con ese curso, y su intención es tener siempre alumnos para tener trabajo en ese centro, porque de otro modo o se queda sin trabajo o la tienen que apañar en otro centro, y eso no le gusta porque ella quiere sí o sí, trabajar en el centro donde estudio yo, ya que tiene más libertad para hacer lo que le da la gana y en los otros la controlan más. Sobre todo, su intención es labrarse un hueco en ese centro para siempre tener trabajo allí en los años venideros.
Ese curso iba por niveles, podría servir para un trabajo , y estaba considerado de prestigio, para mí era un objetivo aunque tampoco se me iba la vida en ello, pero ya que llegué hasta ahí, quiero ir a por todas por cuestión de satisfacción personal.

El último año del curso es duro y me parece flipante de difícil, además ha habido algo que ha hecho que la profesora cambie mucho su actitud. No pasa ni una y se ha vuelto dura.
Llega el examen de junio y caemos como moscas, solo aprueban cuatro personas de unas diecisiete o así, lo que me lleva a estudiar para septiembre pero lo veo casi que mejor, para mí es una oportunidad de prepararlo mejor. El resto de mi clase dice que viendo lo difícil que ha sido, pasan de ir al examen de recuperación y verán que hacen el año siguiente, igual repiten, porque ha sido muy difícil y hasta casi una tortura y no han aprendido mucho, otros se quitan. A septiembre vamos un compañero y yo nada más, únicos interesados en obtener el diploma, mi compañero por cierto, es un tío buenísimo en esa temática pero sorprendentemente ha suspendido.

En el transcurso de los dos meses de verano: me lo curro de una forma extraordinaria, superior con creces mi nivel anterior a ese examen, soy capaz de realizar complicados ejercicios y me he vuelto muy pro.

A nivel ya digamos "espiritual": sueño con contenido del examen, la teoría, soy capaz de identificar en sueños símbolos y fórmulas complejas. Cuando quedan dos semanas para el examen de septiembre, se activa todo de una forma tremenda: sueño CADA VEZ QUE ME QUEDO DORMIDA, esto es no solo de noche, sino en siestas veraniegas, con algo que tiene que ver con el examen con mensajes importantes. Sin parar, dos semanas soñando cosas lúcidas y significativas y relacionadas entre sí. Daba igual cuando durmiera, soñaba con algo vinculado a mi situación y con trasfondo religioso, alucinante.

Yo tenía muchísima fe en aprobar, y mis sueños contenían mensajes vinculados con el examen y aparte, religiosos, sacros:

-soñar con niños haciendo la comunión y decoración de su fiesta que incluye simbología de mi examen y números de las fórmulas que estudio.
-soñar que canto un villancico en una iglesia con público y siendo grabada por medios de comunicación en directo mientras el párroco sostiene llorando el Cuerpo de Cristo bien visible. Este sueño fue real, real, y me escuché cantar con fuerte potencia, y casi me levanto con lágrimas, fue precioso.
-soñar con un sacerdote con rasgos físicos parecidos a mi profesora, y al salir de la iglesia y encontrarme con decoración navideña y números clave de lo que estoy estudiando.
Hago un novena a San Judas y él se aparece en suelos enviándome mensajes.


Llega el día del examen, me sale de p*ta madre y hasta en el mismo día recibí señales y como "confirmaciones" de que voy a aprobar. Salgo contentísima y me preguntan lo que me se precisamente. Sensación brutal de satisfacción.
Estoy echándome una siesta y vuelvo a soñar de nuevo con una iglesia y sitio santo, esta vez un ser precioso como si fuera un ángel me dice que le siga a la sacristía y que allí me darán una noticia; en ese momento estoy en duermevela y me llega un correo electrónico al móvil que me despierta, no había terminado de salir del sueño cuando estoy ya volviendo a la vida real y viendo el móvil iluminado. Era mi profesora dándome la noticia: había suspendido.

Cuando vi las notas me parecieron la risión: a las puertas del aprobado, con notas raspadas. Yo ni me enfadé, ni me indigné, no me pareció ni sorpresa y eso que como dije, me salió muy bien. Me quedé quieta un momento y el resultado me importaba un carajo, a mi lo que me intrigaba era el tema de soñar con cosas sacras y religiosas y ahí lo comprendí: prueba de fe, eso era lo que era aquello, una prueba de fe. Investigué significados y era lo que ponía, que estaba en una época donde mi fe se pondría a prueba y que tenía protección del cielo. Yo estaba convencida de aprobar y me suspendieron, no solo a mi, sino también al compañero que venía conmigo a septiembre, y sus resultados fueron muchísimo más injustos que los míos, ahí descubrí qué estaba pasando, lo descubrimos mis compañeros y yo.

Ahora viene el quid de la cuestión. Averiguamos que la profesora se estaba quedando sin recursos para dar clase en ese centro, cada vez iba menos gente a sus cursos (muy difíciles) pero era o labrarse un hueco en ese centro o la echarían por falta de alumnos o la reubicarían en otro centro pero allí la tendrían muy controlada y ella quería ese centro porque tenía más libertad y era la reina del mambo.
La profesora nos estaba usando a sus propios alumnos para elaborar su estrategia: quería tener en los niveles superiores a una pequeña élite de alumnos potentes, y al resto no mezclados con ellos para no molestar su nuevo proyecto de ciclo superior con gente "especial" (sus alumnos más predilectos) y yo me encontraba según sus estándares, en el montón visto de alumnos que "ni fu ni fa" pero que vienen de p*ta madre para hacer bulto y así tener más grupos, grupos divididos por niveles y poder estar más años dando clase con trabajo asegurado en ese centro.
Como solo habían aprobado cuatro, esos irían al nivel pro, y el resto nos quedaríamos por debajo, siendo la justificación para que tuviera ella más grupos a los que dar clase. Algunos porque no hicieron el examen y tenían intención de repetir, entonces ahí se le encendió la chispa "coxx, tengo alumnos con intención de repetir y me sale un grupo más y así tengo más trabajo a la semana,as horas, más sueldo, más gente cada año".
Nos hizo repetir a mi compañero y a mi para ubicarnos en un curso inferior y no meternos en el nivel superior, donde solo quería tener a sus elegidos. Y además nos lo dijo "es que sería recomendable que repitierais curso". Nos lo dijo varias veces.


Tanto mi compañero y yo le dijimos que no contara con nosotros, que no íbamos a continuar, ahí ya se queda planchada,su plan se tuerce, mi contestación fue bastante zasca y no se la esperaba. La dejé bastante mal y fui cortante. Otra persona en mi situación hubiera reclamado examen (que por cierto ni nos dio oportunidad para tener revisión), otros hubieran montado el pollo para que esos exámenes se miraran bien, de verdad que me salieron muy muy bien, pero ahí estaban mis notas irisorrias de 4'9 al borde al aprobado, qué casualidad, mi compañero sacó lo mismo y puedo asegurar que era más bueno que yo.
En vez de cabrearme, yo me sentí como si me hubiera quitado de encima una carga pesada, muy pesada, estamos hablando de que se hizo una injusticia conmigo, que una profesora me usó (y a mi compañero) para poner unas notas de mierda y así llevarnos a la repetición y tener grupos de sobra para justificar un nuevo contrato en ese centro, la hija de p*ta maquinó para su beneficio utilizándose a mí y jodiéndome la oportunidad de obtener un diploma potable. Cualquier persona estaría indignada y sintiendose una mierda, yo en serio, me sentía en ocasiones que me partía el culo, con satisfacción, con mi respuesta a la profesora la mandé elegantemente a la mierda y ella se pensaba que yo iba a aceptar repetir pero le dije que no rotundo.

Y ahí viene el significado de los sueños que tuve, de carácter religioso y con simbología de iglesias, sitios sagrados, niños de comunión, villancicos, etc: que ya puede pasar un terremoto que no hay nada que tumbe la fe, no significaban esos sueños que fuese a aprobar (yo pensaba que si) sino que la fe es inquebrantable. Y ahí responde esa actitud mía de haber sido usada bajo el hijoputismo de la profesora, y en vez de cabrearme yo estaba tan normal, relajada y con esperanza fuerte de que lo que había hecho se iba a volver en su contra.
Los dos días siguientes de haber recibido la mala noticia sueño no una, sino dos veces, con mi profesora llorando y pidiendo ayuda, la ayuda me la pedía a mi exclusivamente. En otro sueño ella sale arrepentida y llamándome y nombrándome mucho.


Y se arrepintió. Cosa que sucedió una semana más tarde de haberme suspendido: se abre a mediados de septiembre el plazo de matrícula para los nuevos cursos. Viendo lo que nos había hecho a mi compañero y a mi, el resto de alumnos que tenían planteado seguir, decide que pasan porque han descubierto la verdadera cara de la profesora, un compañero abiertamente se niega a apuntarse porque si así se las ha gastado con nosotros qué no hará con él, se ven ellos como que pueden ser las próximas víctimas de la profesora, y ya sabiendo de sus intenciones, la mandan a la mierda. De los cuatro aprobados solo tres deciden que se van a matricular en el nuevo curso, pero la directora del centro dice que con tres alumnos nada más no se puede abrir grupo, son necesarios más. Me consta que la profesora había movido cielo y tierra para tener ciclos superiores y hacerse el hueco en ese centro, después de haberlo conseguido, no tiene los suficientes alumnos matriculados para que le den permiso por parte de la administración y el gobierno local, su esfuerzo a la mierda, como el mío, que estuve mucho tiempo estudiando para que me hiciera repetir para tener ella su plan cubierto.

Se quedó sin dar clase, lo que supone menos horas, menos sueldo, a la larga, le supondría no continuar en ese centro.

Una semana más tarde de habérmela jugado, ya se estaba arrepintiendo de lo que planeó: mis notas ya las tenía planeadas de antemano para jugar sus cartas y usarme, con mi compañero lo mismo, sacará lo que sacará a mi me tenía catalogada como suspensa de antemano para hacerme repetir. Pero ahora no tenía suficientes alumnos, su plan se viene abajo.

Busqué e investigué de nuevo los significados de aquellos sueños que tuve: fe fuerte, protección, pero sobre todo, que vendrían tiempos de justicia y y así fue, la persona que me puteó recibió lo suyo y su plan se vino abajo. Mirando bien, en uno de los sueños vi un puesto navideño con decoración con números, y resultaron ser los números de las notas que saqué.

La titulación me la saqué en otro sitio un tiempo más tarde, más relajada y tranquila.


En resumen: alguien me quiere hacer daño y yo me jodo y no consigo lo que quiero en ese momento (aprobar), pero el no conseguirlo supone que una mala persona se quede sin alcanzar objetivos que ha ido labrando mediante actitudes no honestas, ilegales, y de forma no limpia. Si yo hubiera aprobado, esa profesora hija de p*ta estaría ahora mismo dando clase donde no se merecía estar dando clase, saliéndose con la suya. De haber aprobado seguramente me habría motivado a seguir haciendo un curso que ya no era lo que pensaba y lo habría pasado peor. Fue a raíz de la injusticia que me hizo que me negué a seguir estudiando con ella y eso sirvió para que el resto de alumnos hicieran lo mismo, descubriendo que mi tiempo allí se había terminado. Y mejor no estar no con esa profesora ni con esa gente.

El conjunto de los sueños que estudié e investigué decía aproximadamente: "el destino te utiliza como la causa para que se haga justicia, contra alguien que no está siendo justo y se merece un escarmiento, ten fe". Por eso salían iglesias, sitios santos, me decían que paciencia, etc.
Aparte de una especie de aprendizaje de desapegos que implicaban algunos sueños. Todo me encajaba.
 
Registrado
10 Mar 2018
Mensajes
483
Calificaciones
2.725
He editado mi mensaje por una falta de ortografía, y se me ha pasado el tiempo así que vuelvo a copiar el mensaje entero y editado, porque el anterior aparece cortado.






Pongámonos en situación, yo pienso que los sueños que tuve estaban reflejando mi situación en aquel año, hace ya tiempo.


Me saco un curso que me lleva a estar estudiando un tiempo importante de una cosa muy difícil y que pensé que jamás haría en mi vida. Profesora a la que yo admiraba bastante y que me caía genial. La profesora trabaja en ese centro innovador con ese curso, y su intención es tener siempre alumnos para tener trabajo en ese centro, porque de otro modo o se queda sin trabajo o la tienen que apañar en otro centro, y eso no le gusta porque ella quiere sí o sí, trabajar en el centro donde estudio yo, ya que tiene más libertad para hacer lo que le da la gana y en los otros la controlan más. Sobre todo, su intención es labrarse un hueco en ese centro para siempre tener trabajo allí en los años venideros.
Ese curso iba por niveles, podría servir para un trabajo , y estaba considerado de prestigio, para mí era un objetivo aunque tampoco se me iba la vida en ello, pero ya que llegué hasta ahí, quiero ir a por todas por cuestión de satisfacción personal.

El último año del curso es duro y me parece flipante de difícil, además ha habido algo que ha hecho que la profesora cambie mucho su actitud. No pasa ni una y se ha vuelto dura.
Llega el examen de junio y caemos como moscas, solo aprueban cuatro personas de unas diecisiete o así, lo que me lleva a estudiar para septiembre pero lo veo casi que mejor, para mí es una oportunidad de prepararlo mejor. El resto de mi clase dice que viendo lo difícil que ha sido, pasan de ir al examen de recuperación y verán que hacen el año siguiente, igual repiten, porque ha sido muy difícil y hasta casi una tortura y no han aprendido mucho, otros se quitan. A septiembre vamos un compañero y yo nada más, únicos interesados en obtener el diploma, mi compañero por cierto, es un tío buenísimo en esa temática pero sorprendentemente ha suspendido.

En el transcurso de los dos meses de verano: me lo curro de una forma extraordinaria, superior con creces mi nivel anterior a ese examen, soy capaz de realizar complicados ejercicios y me he vuelto muy pro.

A nivel ya digamos "espiritual": sueño con contenido del examen, la teoría, soy capaz de identificar en sueños símbolos y fórmulas complejas. Cuando quedan dos semanas para el examen de septiembre, se activa todo de una forma tremenda: sueño CADA VEZ QUE ME QUEDO DORMIDA, esto es no solo de noche, sino en siestas veraniegas, con algo que tiene que ver con el examen con mensajes importantes. Sin parar, dos semanas soñando cosas lúcidas y significativas y relacionadas entre sí. Daba igual cuando durmiera, soñaba con algo vinculado a mi situación y con trasfondo religioso, alucinante.

Yo tenía muchísima fe en aprobar, y mis sueños contenían mensajes vinculados con el examen y aparte, religiosos, sacros:

-soñar con niños haciendo la comunión y decoración de su fiesta que incluye simbología de mi examen y números de las fórmulas que estudio.
-soñar que canto un villancico en una iglesia con público y siendo grabada por medios de comunicación en directo mientras el párroco sostiene llorando el Cuerpo de Cristo bien visible. Este sueño fue real, real, y me escuché cantar con fuerte potencia, y casi me levanto con lágrimas, fue precioso.
-soñar con un sacerdote con rasgos físicos parecidos a mi profesora, y al salir de la iglesia y encontrarme con decoración navideña y números clave de lo que estoy estudiando.
Hago un novena a San Judas y él se aparece en suelos enviándome mensajes.


Llega el día del examen, me sale de p*ta madre y hasta en el mismo día recibí señales y como "confirmaciones" de que voy a aprobar. Salgo contentísima y me preguntan lo que me se precisamente. Sensación brutal de satisfacción.
Estoy echándome una siesta y vuelvo a soñar de nuevo con una iglesia y sitio santo, esta vez un ser precioso como si fuera un ángel me dice que le siga a la sacristía y que allí me darán una noticia; en ese momento estoy en duermevela y me llega un correo electrónico al móvil que me despierta, no había terminado de salir del sueño cuando estoy ya volviendo a la vida real y viendo el móvil iluminado. Era mi profesora dándome la noticia: había suspendido.

Cuando vi las notas me parecieron la risión: a las puertas del aprobado, con notas raspadas. Yo ni me enfadé, ni me indigné, no me pareció ni sorpresa y eso que como dije, me salió muy bien. Me quedé quieta un momento y el resultado me importaba un carajo, a mi lo que me intrigaba era el tema de soñar con cosas sacras y religiosas y ahí lo comprendí: prueba de fe, eso era lo que era aquello, una prueba de fe. Investigué significados y era lo que ponía, que estaba en una época donde mi fe se pondría a prueba y que tenía protección del cielo. Yo estaba convencida de aprobar y me suspendieron, no solo a mi, sino también al compañero que venía conmigo a septiembre, y sus resultados fueron muchísimo más injustos que los míos, ahí descubrí qué estaba pasando, lo descubrimos mis compañeros y yo.

Ahora viene el quid de la cuestión. Averiguamos que la profesora se estaba quedando sin recursos para dar clase en ese centro, cada vez iba menos gente a sus cursos (muy difíciles) pero era o labrarse un hueco en ese centro o la echarían por falta de alumnos o la reubicarían en otro centro pero allí la tendrían muy controlada y ella quería ese centro porque tenía más libertad y era la reina del mambo.
La profesora nos estaba usando a sus propios alumnos para elaborar su estrategia: quería tener en los niveles superiores a una pequeña élite de alumnos potentes, y al resto no mezclados con ellos para no molestar su nuevo proyecto de ciclo superior con gente "especial" (sus alumnos más predilectos) y yo me encontraba según sus estándares, en el montón visto de alumnos que "ni fu ni fa" pero que vienen de p*ta madre para hacer bulto y así tener más grupos, grupos divididos por niveles y poder estar más años dando clase con trabajo asegurado en ese centro.
Como solo habían aprobado cuatro, esos irían al nivel pro, y el resto nos quedaríamos por debajo, siendo la justificación para que tuviera ella más grupos a los que dar clase. Algunos porque no hicieron el examen y tenían intención de repetir, entonces ahí se le encendió la chispa "coxx, tengo alumnos con intención de repetir y me sale un grupo más y así tengo más trabajo a la semana,as horas, más sueldo, más gente cada año".
Nos hizo repetir a mi compañero y a mi para ubicarnos en un curso inferior y no meternos en el nivel superior, donde solo quería tener a sus elegidos. Y además nos lo dijo "es que sería recomendable que repitierais curso". Nos lo dijo varias veces.


Tanto mi compañero y yo le dijimos que no contara con nosotros, que no íbamos a continuar, ahí ya se queda planchada,su plan se tuerce, mi contestación fue bastante zasca y no se la esperaba. La dejé bastante mal y fui cortante. Otra persona en mi situación hubiera reclamado examen (que por cierto ni nos dio oportunidad para tener revisión), otros hubieran montado el pollo para que esos exámenes se miraran bien, de verdad que me salieron muy muy bien, pero ahí estaban mis notas irisorrias de 4'9 al borde al aprobado, qué casualidad, mi compañero sacó lo mismo y puedo asegurar que era más bueno que yo.
En vez de cabrearme, yo me sentí como si me hubiera quitado de encima una carga pesada, muy pesada, estamos hablando de que se hizo una injusticia conmigo, que una profesora me usó (y a mi compañero) para poner unas notas de mierda y así llevarnos a la repetición y tener grupos de sobra para justificar un nuevo contrato en ese centro, la hija de p*ta maquinó para su beneficio utilizándose a mí y jodiéndome la oportunidad de obtener un diploma potable. Cualquier persona estaría indignada y sintiendose una mierda, yo en serio, me sentía en ocasiones que me partía el culo, con satisfacción, con mi respuesta a la profesora la mandé elegantemente a la mierda y ella se pensaba que yo iba a aceptar repetir pero le dije que no rotundo.

Y ahí viene el significado de los sueños que tuve, de carácter religioso y con simbología de iglesias, sitios sagrados, niños de comunión, villancicos, etc: que ya puede pasar un terremoto que no hay nada que tumbe la fe, no significaban esos sueños que fuese a aprobar (yo pensaba que si) sino que la fe es inquebrantable. Y ahí responde esa actitud mía de haber sido usada bajo el hijoputismo de la profesora, y en vez de cabrearme yo estaba tan normal, relajada y con esperanza fuerte de que lo que había hecho se iba a volver en su contra.
Los dos días siguientes de haber recibido la mala noticia sueño no una, sino dos veces, con mi profesora llorando y pidiendo ayuda, la ayuda me la pedía a mi exclusivamente. En otro sueño ella sale arrepentida y llamándome y nombrándome mucho.


Y se arrepintió. Cosa que sucedió una semana más tarde de haberme suspendido: se abre a mediados de septiembre el plazo de matrícula para los nuevos cursos. Viendo lo que nos había hecho a mi compañero y a mi, el resto de alumnos que tenían planteado seguir, decide que pasan porque han descubierto la verdadera cara de la profesora, un compañero abiertamente se niega a apuntarse porque si así se las ha gastado con nosotros qué no hará con él, se ven ellos como que pueden ser las próximas víctimas de la profesora, y ya sabiendo de sus intenciones, la mandan a la mierda. De los cuatro aprobados solo tres deciden que se van a matricular en el nuevo curso, pero la directora del centro dice que con tres alumnos nada más no se puede abrir grupo, son necesarios más. Me consta que la profesora había movido cielo y tierra para tener ciclos superiores y hacerse el hueco en ese centro, después de haberlo conseguido, no tiene los suficientes alumnos matriculados para que le den permiso por parte de la administración y el gobierno local, su esfuerzo a la mierda, como el mío, que estuve mucho tiempo estudiando para que me hiciera repetir para tener ella su plan cubierto.

Se quedó sin dar clase, lo que supone menos horas, menos sueldo, a la larga, le supondría no continuar en ese centro.

Una semana más tarde de habérmela jugado, ya se estaba arrepintiendo de lo que planeó: mis notas ya las tenía planeadas de antemano para jugar sus cartas y usarme, con mi compañero lo mismo, sacará lo que sacará a mi me tenía catalogada como suspensa de antemano para hacerme repetir. Pero ahora no tenía suficientes alumnos, su plan se viene abajo.

Busqué e investigué de nuevo los significados de aquellos sueños que tuve: fe fuerte, protección, pero sobre todo, que vendrían tiempos de justicia y y así fue, la persona que me puteó recibió lo suyo y su plan se vino abajo. Mirando bien, en uno de los sueños vi un puesto navideño con decoración con números, y resultaron ser los números de las notas que saqué.

La titulación me la saqué en otro sitio un tiempo más tarde, más relajada y tranquila.


En resumen: alguien me quiere hacer daño y yo me jodo y no consigo lo que quiero en ese momento (aprobar), pero el no conseguirlo supone que una mala persona se quede sin alcanzar objetivos que ha ido labrando mediante actitudes no honestas, ilegales, y de forma no limpia. Si yo hubiera aprobado, esa profesora hija de p*ta estaría ahora mismo dando clase donde no se merecía estar dando clase, saliéndose con la suya. De haber aprobado seguramente me habría motivado a seguir haciendo un curso que ya no era lo que pensaba y lo habría pasado peor. Fue a raíz de la injusticia que me hizo que me negué a seguir estudiando con ella y eso sirvió para que el resto de alumnos hicieran lo mismo, descubriendo que mi tiempo allí se había terminado. Y mejor no estar no con esa profesora ni con esa gente.

El conjunto de los sueños que estudié e investigué decía aproximadamente: "el destino te utiliza como la causa para que se haga justicia, contra alguien que no está siendo justo y se merece un escarmiento, ten fe". Por eso salían iglesias, sitios santos, me decían que paciencia, etc.
Aparte de una especie de aprendizaje de desapegos que implicaban algunos sueños. Todo me encajaba.
Me parece muy fuerte que una profesora pueda hacer negocio con sus alumnos, aprobandolos y reprobandolos a como mejor le acomode.
Pero lo más increíble son los sueños que tuviste. Soñar con el cuerpo de Cristo debe ser un momento sublime que te eleva, tal como tú dices, cantando con fuerza. Supiste interpretar esos sueños y no bajar los brazos, que era lo importante. Es mejor no perder la fe y seguir adelante con seguridad, esto es algo que se aprende con el tiempo y no todas las personas son capaces de hacerlo. Muchas viven frustradas y pensando todo el tiempo sobre las cosas que no les resultaron. Hasta que ellos mismos se sabotean. Hay veces que realmente las cosas son mejor así.
"Háblale a Dios de tus planes y se reirá de ellos" tiene un significado mucho más profundo. Él no "se ríe" de los planes, pero los pone en su lugar correcto.
 
Registrado
21 Ago 2018
Mensajes
309
Calificaciones
2.182
Hola primas!

Os había leído de vez en cuando en la sombra pero después de lo que nos ha pasado hoy necesito vuestra ayuda a ver si podéis aportar algo.

Mi chico hace como 5 años de compró una parcela con una casita (la típica que se hacían para pasar el finde, súper pequeña y tal) porque era una ganga y encima al lado de la segunda residencia de sus padres.

La historia de la casa, por lo que saben sus padres que fueron de los primeros en cogerse una parcela es bastante normal, al menos que se sepa. Matrimonio que compró la parcela poco después y el hombre fue haciendo la casita él solo. Las hermanas dicen que eran muy majos y poco más. Vamos, que no parece que haya cosas negativas.

La cosa es que el matrimonio murió (cree recordar mi chico que de causas naturales) y las hijas pusieron la casa a la venta. Ahí es cuando lo compró (lo único negativo es que había dos cuñados que se llevaban regular).
Cuando compró la casa arregló las arizonicas y árboles varios, que estaba descontrolado, ya que hasta que la vendieron pasaron años sin que nadie pasase por ahí, al menos para quedarse. Dejaron alguna mesa, algún armario, y en el trastero de abajo muchas herramientas y un muñeco que daba mal rollo.

Ahora es cuando pasan cosas chungas : alguna noche sonaba como un reloj, sin haber ninguno, esto yo lo he vivido una vez y estaba sola; otro día mi chico me contó (aún no estábamos juntos) que se tenía que ir a trabajar, él estaba viendo el periódico y de repente le desapareció el móvil, se tuvo que ir sin ello y cuando volvió estaba debajo de una pila de ropa que ni se había acetcado; cada x tiempo aparecen fuera y en lugares que es imposible que haya sido un vecino canicas, pero canicas nuevas y limpias, esto durante estos 5 años; y por último, en cualquier lugar de la parcela, palomas muertas, pero esto sólo nos ocurre a nosotros, ni a los vecinos de detrás, ni a los de al lado ni a los de enfrente.

La cosa es que hemos tirado esa casa para construirnos una más grande (sólo se ha encontrado roca, nada raro). La tiramos en diciembre del 20 y la última canica y pájaro muerto fue entre julio y septiembre . La cosa es que hace dos semanas de repente, pum, paloma muerta. Y hoy hemos encontrado una canica, en un lugar que sólo puede aparecer ahí si alguien viene y la deja, totalmente limpia y perfecta (y mira que estamos de obras, no había obreros ni nada).

Mi pregunta, primas, es si sabéis el por qué de las palomas muertas y de las canicas... Como os he contado antes era monte y que se sepa no había ningún drama en la casa anterior...
 
Registrado
10 Mar 2018
Mensajes
483
Calificaciones
2.725
Hola primas!

Os había leído de vez en cuando en la sombra pero después de lo que nos ha pasado hoy necesito vuestra ayuda a ver si podéis aportar algo.

Mi chico hace como 5 años de compró una parcela con una casita (la típica que se hacían para pasar el finde, súper pequeña y tal) porque era una ganga y encima al lado de la segunda residencia de sus padres.

La historia de la casa, por lo que saben sus padres que fueron de los primeros en cogerse una parcela es bastante normal, al menos que se sepa. Matrimonio que compró la parcela poco después y el hombre fue haciendo la casita él solo. Las hermanas dicen que eran muy majos y poco más. Vamos, que no parece que haya cosas negativas.

La cosa es que el matrimonio murió (cree recordar mi chico que de causas naturales) y las hijas pusieron la casa a la venta. Ahí es cuando lo compró (lo único negativo es que había dos cuñados que se llevaban regular).
Cuando compró la casa arregló las arizonicas y árboles varios, que estaba descontrolado, ya que hasta que la vendieron pasaron años sin que nadie pasase por ahí, al menos para quedarse. Dejaron alguna mesa, algún armario, y en el trastero de abajo muchas herramientas y un muñeco que daba mal rollo.

Ahora es cuando pasan cosas chungas : alguna noche sonaba como un reloj, sin haber ninguno, esto yo lo he vivido una vez y estaba sola; otro día mi chico me contó (aún no estábamos juntos) que se tenía que ir a trabajar, él estaba viendo el periódico y de repente le desapareció el móvil, se tuvo que ir sin ello y cuando volvió estaba debajo de una pila de ropa que ni se había acetcado; cada x tiempo aparecen fuera y en lugares que es imposible que haya sido un vecino canicas, pero canicas nuevas y limpias, esto durante estos 5 años; y por último, en cualquier lugar de la parcela, palomas muertas, pero esto sólo nos ocurre a nosotros, ni a los vecinos de detrás, ni a los de al lado ni a los de enfrente.

La cosa es que hemos tirado esa casa para construirnos una más grande (sólo se ha encontrado roca, nada raro). La tiramos en diciembre del 20 y la última canica y pájaro muerto fue entre julio y septiembre . La cosa es que hace dos semanas de repente, pum, paloma muerta. Y hoy hemos encontrado una canica, en un lugar que sólo puede aparecer ahí si alguien viene y la deja, totalmente limpia y perfecta (y mira que estamos de obras, no había obreros ni nada).

Mi pregunta, primas, es si sabéis el por qué de las palomas muertas y de las canicas... Como os he contado antes era monte y que se sepa no había ningún drama en la casa anterior...
Pareciera ser que los dueños anteriores estaban muy unidos a su casa. Que la dejaron "marcada" por así decir...
Las energías no sólo aparecen por qué las personas sean malas, sino porque sus lazos terrenales fueron fuertes. Este hombre construyó esa casa, estaba unido a ella y vivió por años allí con su mujer. Es por eso que las energías se calmaron una vez demolieron la casa, pero inevitablemente volvieron una vez todo se estabilizó, porque recuperaron la fuerza para volver. Por lo que tú cuentas, pareciera ser que esta entidad, que quizás sea hasta una cáscara o vestigio del tiempo pasado, necesita ir a la luz. Yo haría un sahumerio y lo invitaría amablemente a irse a la luz, le diría que esta casa está en buenas manos y será bien cuidada y respetada en honor a sus dueños anteriores, pero que el tiempo ha pasado y toca seguir el camino natural de quienes se han ido: su hogar ya no es la casa, su hogar está en el descanso eterno.
 
Registrado
1 May 2009
Mensajes
41.526
Calificaciones
158.358
Me parece muy fuerte que una profesora pueda hacer negocio con sus alumnos, aprobandolos y reprobandolos a como mejor le acomode.
Pero lo más increíble son los sueños que tuviste. Soñar con el cuerpo de Cristo debe ser un momento sublime que te eleva, tal como tú dices, cantando con fuerza. Supiste interpretar esos sueños y no bajar los brazos, que era lo importante. Es mejor no perder la fe y seguir adelante con seguridad, esto es algo que se aprende con el tiempo y no todas las personas son capaces de hacerlo. Muchas viven frustradas y pensando todo el tiempo sobre las cosas que no les resultaron. Hasta que ellos mismos se sabotean. Hay veces que realmente las cosas son mejor así.
"Háblale a Dios de tus planes y se reirá de ellos" tiene un significado mucho más profundo. Él no "se ríe" de los planes, pero los pone en su lugar correcto.


Tu última frase es muy buena, la de los planes. Significado profundo cuanto menos. Todo pasa por algo, todo.

Te puedo asegurar que la semana previa todo iba rodado, y la anterior, en total dos semanas, los sueños eran bestiales. El que salía yo cantando un villancico solemne en un solo en una iglesia en una misa de Navidad con el cura sosteniendo el Cuerpo de Cristo muy emocionado fue brutalísimo, ya había hecho el examen por cierto cuando soñé con esto, era en la semana de los resultados, cuando me tenían que corregir. Y yo pensaba "Wow, esto significa que sí he aprobado y que todo me sale bien". Ese sueño fue espectacular porque me levanté con lagrimillas y todo, muy fuerte está sensación (especialmente si se es creyente, igual otra persona no siente lo mismo).
El resto de la semana no solo tuve un suspenso injusto y me quedé sin diplomar, sino que tuve una avería y me costó una reparación, vamos semana grande y cojonuda, andando de seguros, papeleos, jaleos varios, un show tremendo. El día de la avería estaba yo manchada de grasa esperando a los del seguro y hubo un momento en el que la escena era como la de una película: manchada de grasa y descojonándome de toda la situación, faltaba una banda sonora ahí.

Pues nanai de la China, y la profesora sí que podía hacer su negociete, a más alumnos interesados en seguir haciendo el curso, más horas de contrato, por lo tanto, más sueldo al mes. Le interesaba tener cuantas más clases mejor, pero llegó un momento en el que el nivel avanzaba y ahí no quería tener un grupo grande donde los hay muy buenos y "regulares" (como nos consideraba al resto salgo a unos elegidos). Por eso empezó a convencerme de repetir curso, me lo dejaba caer a ver si yo picaba, nunca fue la buena ni la mejor ni mucho menos pero tampoco de la peor, eso sí, me consideraba del montón para hacer bulto, y si como yo habían más interesados en repetir, pues con la tontería se sacaba de la ma ga dos grupos más los que se apuntaran a otros niveles, con la tontería, sus 30 horas semanales las tenía cubiertas.

Pasé el reto de los días con un tranquilidad bestial, vamos, que me dicen que me van a suspender a drede porque la profesora estaba hecha una cabrona conspiradora y me iba a quedar sin titulación, y el cabreo que me agarró es espectacular. Pero ahí estaba yo, directamente me la sudaba. Y fueron años de estudio, que se dice pronto. En otro momento me hubiera lamentado, quejado, enfadado (reacciones lógicas cuando el suspenso no es justo), pero me la sudaba.

Aparte de pensar en el posible significado de todo aquello, yo pienso que fue una prueba de fe, porque yo estaba bien esperanzada de aprobar, cómo estudié, de verdad, me lo curré, me obsesioné con el tema que soñaba con las fórmulas, teoría, se lo contaba a mi madre y me decía "te estás obsesionando mucho con el tema". Hasta en uno de los sueños hablaba en el dialecto de la profesora, que venía de una región de fuera, y no hablo ese dialecto, pero en uno de los sueños cogía y le decía "te vas a enterar de cómo me se lo que me estás preguntando" en su idioma y yo desafiante, ese fue de los primeros sueños que tuve las dos semanas previas al examen.

Mi conclusión aparte de la prueba de fe, fue la de saber que ahí no tenía que continuar, porque de haber aprobado con la motivación que supone un aprobado, me hubiera apuntado al siguiente curso, y hubiera sido un craso error. Y de haber aprobado no se hubieran sabido los planes de la profesora, que le salieron mal y se le volvió todo en contra. Se destapó cómo era y sus intenciones, y de pasar a ser respetada pasó a ser todo lo contrario, ya nadie se fiaba de ella.

¿Cómo es posible que una racha tan mala con episodios de absoluto fracaso te deje en sensación de paz?. No lo sé, los sueños eran todos religiosos, sacros, niños de comunión, iglesias, santos, cantos de alabanza, villancicos, el Cuerpo de Cristo, piscinas con agua (otro dato que acabo de acordarme de esos días), adornos navideños con números coloridos en ambiente alegre, misa del Gallo, retar a mi profesora en sueños en su lengua materna.
Lo digo por si alguien sueña con cosas así que tenga una idea de lo que pueda significar. A mi me salió todo mal en esos días y sin más, me reía, aguantaba el chaparrón y que "sea lo que Dios quiera". Me olvidaba incluso del episodio del suspenso, como si hubiese ocurrido muchísimo tiempo atrás. Por primera vez en mi vida me la sudaba no haber aprobado un examen importante, encima con todo el esfuerzo que le puse, y encima siendo víctima de una profesora que me quiso usar para su propio beneficio.
 
Última edición:
Registrado
10 Mar 2018
Mensajes
483
Calificaciones
2.725
Tu última frase es muy buena, la de los planes. Significado profundo cuanto menos. Todo pasa por algo, todo.

Te puedo asegurar que la semana previa todo iba rodado, y la anterior, en total dos semanas, los sueños eran bestiales. El que salía yo cantando un villancico solemne en un solo en una iglesia en una misa de Navidad con el cura sosteniendo el Cuerpo de Cristo muy emocionado fue brutalísimo, ya había hecho el examen por cierto cuando soñé con esto, era en la semana de los resultados, cuando me tenían que corregir. Y yo pensaba "Wow, esto significa que sí he aprobado y que todo me sale bien". Ese sueño fue espectacular porque me levanté con lagrimillas y todo, muy fuerte está sensación (especialmente si se es creyente, igual otra persona no siente lo mismo).
El resto de la semana no solo tuve un suspenso injusto y me quedé sin diplomar, sino que tuve una avería y me costó una reparación, vamos semana grande y cojonuda, andando de seguros, papeleos, jaleos varios, un show tremendo. El día de la avería estaba yo manchada de grasa esperando a los del seguro y hubo un momento en el que la escena era como la de una película: manchada de grasa y descojonándome de toda la situación, faltaba una banda sonora ahí.

Pues nanai de la China, y la profesora sí que podía hacer su negociete, a más alumnos interesados en seguir haciendo el curso, más horas de contrato, por lo tanto, más sueldo al mes. Le interesaba tener cuantas más clases mejor, pero llegó un momento en el que el nivel avanzaba y ahí no quería tener un grupo grande donde los hay muy buenos y "regulares" (como nos consideraba al resto salgo a unos elegidos). Por eso empezó a convencerme de repetir curso, me lo dejaba caer a ver si yo picaba, nunca fue la buena ni la mejor ni mucho menos pero tampoco de la peor, eso sí, me consideraba del montón para hacer bulto, y si como yo habían más interesados en repetir, pues con la tontería se sacaba de la ma ga dos grupos más los que se apuntaran a otros niveles, con la tontería, sus 30 horas semanales las tenía cubiertas.

Pasé el reto de los días con un tranquilidad bestial, vamos, que me dicen que me van a suspender a drede porque la profesora estaba hecha una cabrona conspiradora y me iba a quedar sin titulación, y el cabreo que me agarró es espectacular. Pero ahí estaba yo, directamente me la sudaba. Y fueron años de estudio, que se dice pronto. En otro momento me hubiera lamentado, quejado, enfadado (reacciones lógicas cuando el suspenso no es justo), pero me la sudaba.

Aparte de pensar en el posible significado de todo aquello, yo pienso que fue una prueba de fe, porque yo estaba bien esperanzada de aprobar, cómo estudié, de verdad, me lo curré, me obsesioné con el tema que soñaba con las fórmulas, teoría, se lo contaba a mi madre y me decía "te estás obsesionando mucho con el tema". Hasta en uno de los sueños hablaba en el dialecto de la profesora, que venía de una región de fuera, y no hablo ese dialecto, pero en uno de los sueños cogía y le decía "te vas a enterar de cómo me se lo que me estás preguntando" en su idioma y yo desafiante, ese fue de los primeros sueños que tuve las dos semanas previas al examen.

Mi conclusión aparte de la prueba de fe, fue la de saber que ahí no tenía que continuar, porque de haber aprobado con la motivación que supone un aprobado, me hubiera apuntado al siguiente curso, y hubiera sido un craso error. Y de haber aprobado no se hubieran sabido los planes de la profesora, que le salieron mal y se le volvió todo en contra. Se destapó cómo era y sus intenciones, y de pasar a ser respetada pasó a ser todo lo contrario, ya nadie se fiaba de ella.

¿Cómo es posible que una racha tan mala con episodios de absoluto fracaso te deje en sensación de paz?. No lo sé, los sueños eran todos religiosos, sacros, niños de comunión, iglesias, santos, cantos de alabanza, villancicos, el Cuerpo de Cristo, piscinas con agua (otro dato que acabo de acordarme de esos días), adornos navideños con números coloridos en ambiente alegre, misa del Gallo, retar a mi profesora en sueños en su lengua materna.
Lo digo por si alguien sueña con cosas así que tenga una idea de lo que pueda significar. A mi me salió todo mal en esos días y sin más, me reía, aguantaba el chaparrón y que "sea lo que Dios quiera". Me olvidaba incluso del episodio del suspenso, como si hubiese ocurrido muchísimo tiempo atrás. Por primera vez en mi vida me la sudaba no haber aprobado un examen importante, encima con todo el esfuerzo que le puse, y encima siendo víctima de una profesora que me quiso usar para su propio beneficio.
Es lo que tiene la fé. Y también el desapego, que tú mencionaste antes. Es necesario dejar ir las cosas, para pasar por menos dolor por cosas que no tienen arreglo. O que quizás, si seguías, acababas mucho más jodida, permaneciendo en ese lugar.
 
Registrado
2 Ago 2012
Mensajes
4.249
Calificaciones
17.656
A mi me han ocurrido varias cosas desde peque. Sobre todo cuando iba a ocurrir algo malo, algo me decía que cambiará de planes. Os ha pasado?
Si. Una nevada tremenda y con los niños en el coche a punto de ira un centro comercial ( donde vivo nieva mucho así que nada raro, hay que seguir viviendo) pues me dio una sensación muy fuerte de que no debía salir y me vino a la cabeza mi padre ya fallecido. Cuando les dije a los niños que se salieran que no íbamos no veas el mosqueo gordo! Bueno pues me alegré de no haber ido porque se convirtió en una tormenta de hielo y se que hubiera tenido problemas ya que con nieve conduzco pero con hielo me hubkera puesto histérica. Creo que mi padre me avisó.
 
Registrado
2 Ago 2012
Mensajes
4.249
Calificaciones
17.656
Holaaa.. os quiero contar una cosa. hace muchos años mi tía que tenía alzheimer (digo tenía pq falleció este Marzo) decía que veía a la niña de la Eli.. (asi me llamaba ella), decía que era super bonita y todo eso. Vamos ni pensamientos de tener niños porque ni tenía pareja, ni nada, y todos los médicos me decían que por mis problemas de sobrepeso, estaría complicado llegar algún día a ser madre... En 2019 me quedo embarazada y nace mi niña en el 2020, una niña como ella decía... ¿Creéis que pudiese ser que ella la viese años antes de nacer?
Si, yo lo creo porque me sucedió a mi también. De soltera soñé que tendría una hija de pelo castaño y ojos verdes y que sería preciosa. Esta hija me acaba de hacer abuela de nuevo ❤
 
Registrado
2 Ago 2012
Mensajes
4.249
Calificaciones
17.656
Hola prima, he visto tu comentario y me ha llamado la atención. Quiero contarte una experiencia muy personal que viví el año pasado, es muy duro para mí, pero tengo que decir que no creo en Dioses, ni en espíritus ni nada de eso, aunque lo respeto mucho porque nose lo que hay cuando ya "no estás"
A finales de Mayo del año pasado mi madre falleció, estuve con ella "sola" en una habitación de hospital, durante 3 días, 3 días que fueron interminables, pero llenos de sentimientos, de rabia, de dolor, de tristeza y de amor. Mientras ella estaba totalmente sedada y los médicos esperaban el peor desenlace, gracias a la doctora del hospital, me permitió estar junto a mi madre, porque ya sabéis que por esas fechas habíamos salido hacía poco tiempo del confinamiento y aún el tema de visitas familiares no se permitían mucho en los hospitales, solo en casos graves. Pues bien en esos tres días, me dediqué a hablarle a mi madre de cosas bonitas, de darle muchos besos, de acariciarle el poco pelo que le quedaba, de agarrar su mano y sentirla y que sintiera la mía, de decirle las palabras más bonitas del mundo, agradecerle por haberme dado la vida y todos sus esfuerzos en el camino, guiarla con mi voz para que estuviera tranquila y se fuera en paz, y así fue, su último suspiro fue abrir sus ojos dormidos y mirarme una última vez y ella escuchar de mi boca y de mi corazón "Te quiero mamá" los demás días transcurrieron como podéis imaginar de mucho dolor y mucha tristeza, aunque me sentía en paz porque se fue con todo el amor del mundo. Una semana después de su muerte, soñé con ella, era diferente, la sentía sana, muy sana y con mucha energía, alegre y cariñosa (He de decir que mi madre por circunstancias de la vida, fue una mujer depresiva crónica, casi siempre estaba decaída, y con varios problemas de salud) pues en el sueño era como si fuera otra persona, pero a la misma vez sentía en mi corazón que era ella. En el sueño le pregunté que hacía en mi casa, porque estaba allí, si ella ya no existía, había muerto, me dijo que venía a visitarme que no se había podido despedir de mi en el hospital, que había venido a despedirse, nos dimos un abrazo y un beso y se marchó alejándose de mi. Prima yo sí te puedo decir que yo sí creo en los sueños, porque lo que me pasó con mi madre en ese hospital fue lo más fuerte y lo más hermoso que me ha pasado en la vida ¿y sabes que? Que quiero creer que algo a de haber, aunque solo sea una ilusión de nuestra mente humana, porque por lo menos nos ponemos aferrar a algo, llamado vida.
Que buena hija eres ❤ soy madre y puedo decirte que así quisiéramos irnos la mayoría.
 
Registrado
2 Ago 2012
Mensajes
4.249
Calificaciones
17.656
Hola!! Soy nueva en este hilo😊

Quería preguntaros si a alguien le pasa que cuando tiene una pesadilla o mucho miedo, le dan como calambres en las piernas...
Es que a mí me pasa desde que tengo uso de razón, de niña y de adolescente tenía terror a dormir y a la oscuridad y siempre siempre me daban como pinchazos en las piernas, en la zona de los gemelos o incluso las piernas enteras... he buscado información pero no he encontrado nada. Me sigue pasando, es solo cuando despierto de una pesadilla o estoy en la cama y tengo mucho miedo. No conozco a nadie mas que le pase...
Me ha encantado descubrir este hilo!! Me apasiona el tema aunque me da muchísimo respeto y miedo.

Mi madre siempre cuenta que una vez fue en una tarde de invierno al cementerio de mi pueblo a limpiar donde sus padres, y estaba sola. No había nadie más en todo el cementerio, es pequeño y de un vistazo lo ves entero. Hay una iglesia muy pequeñita dentro, y cuando ella se iba, pasó al lado. Escuchó risas dentro. Le extrañó, porque normalmente esa iglesia no está abierta. Al acercarse a la puerta, estaba cerrada. La tarde ya tenía poca luz, era un día oscuro. Ella seguía oyendo las risas, dice que eran como carcajadas muy agudas. Se fue corriendo. Siempre nos dice que sintió un miedo terrible...
Prima a mi me dan calambres en las piernas cuando algo malo va a pasar con mi hijo que tiene esquizofrenia. No falla, sólo puedo describirlo como un escalofrío que empieza en las piernas y a veces se queda ahí y otras sube por todo el cuerpo. Les temo.
 
Registrado
14 Mar 2009
Mensajes
10.105
Calificaciones
34.616
Para mí este foro me parece un desahogo. Poder compartir estas experiencias sin que se rían de mí o me tomen por loca es muy liberador. Hoy vengo a contaros los hechos más recientes, pero los pondré en spoiler para evitar que salga en buscadores.

Mi padre ha estado ingresado dos meses en el hospital. Fue para hacer una prueba y lo dejaron ingresado. Le detectaron un tumor y lo operaron. La operación no salió bien y hubo que volver a intervenir. En esta segunda operación las cosas se complicaron y pasó casi un mes en la UCI, sedado e intubado, salvo los tres últimos días antes de pasarlo a planta. Durante este tiempo los médicos nos informaban, pero no daban grandes esperanzas, aunque sí que era muy fuerte.
Desde el primer día supe que las cosas no iban bien y que si pasaba mala noche, al día siguiente tendríamos una mala noticia. Al principio era involuntario, después supongo que estaba sugestionada porque descubrí una frecuencia estable: cada 4-5 días teníamos una noticia, al principio mala y después por fin buena.
Lo más raro que me pasó es que una mañana me desperté con una herida en la comisura de la boca y una llaga por dentro. Aunque soy propensa a ello, lo mantengo muy a raya y sé cuándo me pueden salir, sobre todo las heridas del exterior, que son como cortecitos. Ese día mi madre contó que a mi padre se le había hecho una herida en la comisura debido al tubo de la respiración y tenía llagas en la boca. Me dio bastante miedo, la verdad. Pero por otra parte, es como si estuviésemos conectados de alguna forma. De hecho, ahora que está en casa, si pasa mala noche, yo también duermo mal, aunque esté en mi casa y no en la de ellos.
En una ocasión tuve la oportunidad de entrar a verlo en lugar de mi madre, pero, a pesar de las ganas que tenía, algo en mi interior me dijo que entrase mi madre. Justo acababan de extubarlo y pudo hablar con mi madre. Me hubiese dolido mucho que se hubiesen perdido ese primer momento.
A veces con la gente que queremos tenemos una unión especial.
 
Registrado
2 Sep 2018
Mensajes
280
Calificaciones
1.661
El otro día tuve un sueño que me dejó una sensación preciosa!!! Iba al pueblo de mis abuelos (me encantaba ir de pequeña) con mi hija (tiene 2 años) y allí estaba mi abuela (falleció hace 10). No se deciros de que hablamos ni que hicimos... Pero fue un sueño de los que te dejan un bienestar impresionante