El dilema del rey.

Registrado
11 Sep 2020
Mensajes
327
Calificaciones
1.541
Su padre nos decía que la ley es igual para todos mientras él era inviolable.Y que había que ser ejemplar mientras él tenía una fortuna oculta, millones en paraísos fiscales, millones que regalaba a sus amantes, cuentas en paraísos fiscales y tarjetas opacas.

Una cosa eran los discursos y otra su comportamiento.

Solo cuando se hizo público todo esto, Felipe le apartó y comunicó que renunciaba a su herencia.

Parece que JC quería volver pero en Zarzuela no quieren que su vuelta empañe el discurso de navidad, un discurso que promete ser muy elaborado y muy cuidado para dar más relevancia a su papel como titular y que los escándalos del emérito pasen a un segundo plano.

Pero él también es inviolable, la monarquía sigue siendo igual de opaca y una cosa son las palabras y otra, los hechos.

Y después de la experiencia pasada, creo que hemos espabilado un poco y ya no comulgamos con ruedas de molino.
 

Registrado
28 May 2011
Mensajes
1.663
Calificaciones
11.598
Ya sabemos como es el discurso de navidad. Este año con el covid centrará gran parte del discurso al tema. Luego sin meterse en profundidades, dirá: " crisis mundial", "lucharemos todos juntos", y se acordará de todas las personas que han perdido sus empleos por culpa de la crisis covid. Finalmente dirá que no se pude salir de esto yendo cada uno por su lado y que seremos más fuertes si seguimos todos juntos.
Sobre su padre, no creo que mencione nada.
 
Registrado
6 Jul 2013
Mensajes
3.411
Calificaciones
21.495
Ver el archivo adjunto 1739904


ay la historia tiende a repetirse,si paris bien valia una misa,una corona que vale,,,,,,, :unsure:
Pues depende, para el Yayo una corona valió tenerse que venir a España a estudiar, saltarse a su padre, e intentar conseguir el mayor dinero posible puesto en el extranjero por si lo volvían a echar igual que a su abuelo.
Para Chofi callar,poder buena cara y seguir de gueyna.
Para Leti trepar y trepar.
Para Flip callar también, esperar a que amaine la tormenta y salga el sol por donde sea.
Para Leo, ya esta empezando con sus discursos y esperar a que le hagan la reverencia. Reza todos los días porque nadie cambie la Constitución, que su padre le ha dicho muchas veces que la siga.
 
Registrado
22 Mar 2018
Mensajes
9.003
Calificaciones
42.871
Los españoles no deben tener miedo a abrir debate sobre cualquier tema, también sobre la monarquia, que pagan ellos sin poder votarla. Pero ya lo frenarán el PP y el PSOE. Quien comparten negocios y compartieron testaferros con la monarquia se cag...en los pantalones de lo que pueda salir. Asi que prohiben cualquier forma de aclarar las cosas y los medios de comunicación seguirán vendiendo el cuento de Reyes, principes y princesas. Están tratando a los ciudadanos como crios de guarderia. Que en Europa a los ciudadanos se les prohiba conocer la porqueria de la monarquia y votar si la quieren seguir manteniendo o no y la politica se niegue a juzgarla es la punta del iceberg de la amtidemocracia.
 

Registrado
10 Oct 2006
Mensajes
19.611
Calificaciones
93.184
Ubicación
Marbella (Malaga)
Ya sabemos como es el discurso de navidad. Este año con el covid centrará gran parte del discurso al tema. Luego sin meterse en profundidades, dirá: " crisis mundial", "lucharemos todos juntos", y se acordará de todas las personas que han perdido sus empleos por culpa de la crisis covid. Finalmente dirá que no se pude salir de esto yendo cada uno por su lado y que seremos más fuertes si seguimos todos juntos.
Sobre su padre, no creo que mencione nada.

Pues si no habla del padre va a ser el silencio más estruendoso que se recuerda. Felipe es un inútil y un cínico, no ha hecho más que meter la pata desde que se hizo con el trono, esos ridículos discursos de Navidad , aquel inoportuno mensaje super agresivo hacia Cataluña, como si todos los catalanes fueran independentistas, no tiene talento, no tiene finura ni carisma, es un 0 a la izquierda, agazapado esperando que pase la tormenta. Además es antipático y frío., El capítulo de su esposa y como él permite que lo zarandee y lo ponga en ridículo es otro a tener en cuenta.
 

Registrado
19 Sep 2013
Mensajes
1.145
Calificaciones
8.015
Podría admitir que sólo es inviolable en el ejercicio de sus funciones de jefe de estado, y no más.
 
Registrado
6 Jul 2013
Mensajes
3.411
Calificaciones
21.495
Pues si no habla del padre va a ser el silencio más estruendoso que se recuerda. Felipe es un inútil y un cínico, no ha hecho más que meter la pata desde que se hizo con el trono, esos ridículos discursos de Navidad , aquel inoportuno mensaje super agresivo hacia Cataluña, como si todos los catalanes fueran independentistas, no tiene talento, no tiene finura ni carisma, es un 0 a la izquierda, agazapado esperando que pase la tormenta. Además es antipático y frío., El capítulo de su esposa y como él permite que lo zarandee y lo ponga en ridículo es otro a tener en cuenta.
Es que si habla del padre sería peor. Igual de refilón dice que hay que acabar las leyes y la Constitución. Ya veremos y oiremos.
 
Registrado
6 Nov 2019
Mensajes
1.230
Calificaciones
5.762
El Preparao nos subestima a todos los ciudadanos .
Igual inconscientemente , como lo aguantamos a El , cree que somos idiotas.
Todos estaremos pendientes ( yo no ) de su discurso , los monarquicos diga lo que diga dirán que ha estado brillante, y que no cite al padre lo toman como algo irrelevante , pues y’a ha renunciado a su herencia y a El
Los que esperan que diga algo para poder justificarse y seguir apoyándole , se quedarán con las ganas , no dirá nada , si stionar está crisis , y’a lo habría hecho, pero cada paso que da es más torpe que el anterior.
La monarquia tiene los días contados, pueden ser muchos , pero contados.
 
Registrado
26 Jun 2017
Mensajes
8.556
Calificaciones
18.184
Yo creo que el Emérito "está muerto" y es por eso que no lo vemos ni en fotos.

Esperara para anunciarlo a que la ocasión sea más propicia a la casa real para poder dar un funeral como Jefe de Estado con toda su pompa y boato.
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
50.491
Calificaciones
79.793
Ubicación
227

Guillotinar al emérito para salvar a Felipe VI​

  • La ejemplaridad de Felipe VI le llevó a callar durante un año unos hechos repudiables por parte de Juan Carlos I, un silencio que solo se quebró después de que se iniciaran acciones judiciales y de que los hechos fueran conocidos por publicaciones en la prensa
Antonio Maestre
@AntonioMaestre

El rey Felipe VI.
19 de diciembre de 2020 21:46h
43

La guillotina se está afilando. Los chirridos de la piedra contra el filo llegan desde las tribunas y soflamas monárquicas. Resulta cruel hasta para un republicano observar cómo la corte que antes salivaba y se mostraba genuflexa ante Juan Carlos I ha iniciado una campaña de descuartizamiento del emérito para poder salvar la monarquía. El abandono de las huestes palaciegas empieza a esparcir el olor de putrefacción del antes héroe de la democracia para proteger a Felipe VI.

Sálvese de los cortesanos, Majestad. Paradójicamente, escuchar a los republicanos es lo único que podrá salvar su reinado y la monarquía para su descendencia. Nos importan más los valores que se desprenden de ese modo de ver la vida que la institucionalidad en sí misma, así que defenderemos nuestros valores republicanos aunque eso signifique que haciéndonos caso salve usted a su monarquía. Transparencia y rendición de cuentas, quizás así sobreviva.


Del campechano al preparado, pero siempre ejemplares. Ahora el emérito es un blanco fácil, un árbol caído del que poder hacer leña para que la casa madre no se quede sin calor. Por eso la corte ha virado y ha abandonado la protección del huido para hacerse fuerte en Zarzuela. La consigna ahora es establecer un cortafuegos alrededor de Felipe VI a pesar de que los hechos ya conocidos se alejan de la pretendida ejemplaridad que el vasallaje quiere construir.

Un rey ejemplar. El mismo relato que durante cuarenta años nos han contado sobre Juan Carlos I se cierne ahora sobre la opinión pública para proteger al jefe del Estado. Todo para evitar la transparencia y la rendición de cuentas de la Casa Real. Pero lo que ya sabemos sobre el comportamiento de Felipe VI dista de ser ejemplar y, al menos, merece explicaciones. Las mismas que exigimos a los cargos públicos.


Felipe VI tuvo conocimiento de que su padre tenía las fundaciones Lucum y Zagatka el 5 de marzo de 2019, después de que un despacho de abogados le informara por carta de que él y la princesa de Asturias eran beneficiarios del dinero y patrimonio de esas fundaciones. El 12 de abril de 2019 el rey Felipe VI envió una carta a Juan Carlos I para indicarle que no aceptaría ningún beneficio o rédito del patrimonio de dichas fundaciones.

Pese a conocer ya en marzo de 2019 estos hechos y actuar en relación a ellos, esperó hasta el 15 de marzo de 2020 para hacer pública mediante un comunicado la renuncia a esta herencia y la eliminación de la asignación del emérito.

La ejemplaridad de Felipe VI le llevó a callar durante un año unos hechos repudiables por parte de Juan Carlos I. Un silencio que solo se quebró después de que se iniciaran acciones judiciales y de que los hechos fueran conocidos por publicaciones en la prensa. Una ejemplaridad que le movió para mandar un comunicado el domingo 15 de marzo, cuando España acababa de comenzar un confinamiento total por la mayor pandemia en un siglo. Felipe VI consideró adecuado utilizar la muerte y el sufrimiento de los españoles como cortina de humo para que el escándalo por las actuaciones del emérito no fueran parte del debate público. La actuación del monarca podrá calificarse de muchas maneras, pero desde luego no es "ejemplar" uno de los epítetos adecuados, por mucho que Pedro Sánchez, Carmen Calvo y la prensa cortesana se empeñen en repetirlo.

La retórica vasalla tiene un problema con el relato que quiere imponer con Felipe VI. Es añejo, repetitivo, como el ajo. Sabemos a qué sabe y cómo acaba la estrategia porque son incapaces de crear una nueva manera de engañar a la plebe. Esos mismos vasallos repiten ahora que el error de la prensa y la política es haber callado todo lo que se sabía del rey emérito, pero para solucionarlo están haciendo lo mismo con Felipe VI.

Un plan sin fisuras. No le auguro buen final a la causa monárquica cuando lo único que saben hacer para protegerla es pretender que sea efectivo el mismo juego de tahúres que inventaron durante la Transición. Los mismos que antes explicaban la ejemplaridad de Juan Carlos I nos contaron la importancia del papel del emérito para la democracia. Ahora ya conocemos que su reinado solo sirvió para engordar sus cuentas en Suiza y tenemos permitido dudar de ese papel para democratizar nuestro país. El cuento de la Transición sirvió para disciplinar a una generación, pero ha quedado tan caduco que insistir en él para salvar a Felipe VI solo acelerará su degeneración. Espero que insistan.

 
Registrado
26 Jun 2014
Mensajes
3.564
Calificaciones
28.969

Guillotinar al emérito para salvar a Felipe VI​

  • La ejemplaridad de Felipe VI le llevó a callar durante un año unos hechos repudiables por parte de Juan Carlos I, un silencio que solo se quebró después de que se iniciaran acciones judiciales y de que los hechos fueran conocidos por publicaciones en la prensa
Antonio Maestre
@AntonioMaestre

El rey Felipe VI.
19 de diciembre de 2020 21:46h
43

La guillotina se está afilando. Los chirridos de la piedra contra el filo llegan desde las tribunas y soflamas monárquicas. Resulta cruel hasta para un republicano observar cómo la corte que antes salivaba y se mostraba genuflexa ante Juan Carlos I ha iniciado una campaña de descuartizamiento del emérito para poder salvar la monarquía. El abandono de las huestes palaciegas empieza a esparcir el olor de putrefacción del antes héroe de la democracia para proteger a Felipe VI.

Sálvese de los cortesanos, Majestad. Paradójicamente, escuchar a los republicanos es lo único que podrá salvar su reinado y la monarquía para su descendencia. Nos importan más los valores que se desprenden de ese modo de ver la vida que la institucionalidad en sí misma, así que defenderemos nuestros valores republicanos aunque eso signifique que haciéndonos caso salve usted a su monarquía. Transparencia y rendición de cuentas, quizás así sobreviva.


Del campechano al preparado, pero siempre ejemplares. Ahora el emérito es un blanco fácil, un árbol caído del que poder hacer leña para que la casa madre no se quede sin calor. Por eso la corte ha virado y ha abandonado la protección del huido para hacerse fuerte en Zarzuela. La consigna ahora es establecer un cortafuegos alrededor de Felipe VI a pesar de que los hechos ya conocidos se alejan de la pretendida ejemplaridad que el vasallaje quiere construir.

Un rey ejemplar. El mismo relato que durante cuarenta años nos han contado sobre Juan Carlos I se cierne ahora sobre la opinión pública para proteger al jefe del Estado. Todo para evitar la transparencia y la rendición de cuentas de la Casa Real. Pero lo que ya sabemos sobre el comportamiento de Felipe VI dista de ser ejemplar y, al menos, merece explicaciones. Las mismas que exigimos a los cargos públicos.


Felipe VI tuvo conocimiento de que su padre tenía las fundaciones Lucum y Zagatka el 5 de marzo de 2019, después de que un despacho de abogados le informara por carta de que él y la princesa de Asturias eran beneficiarios del dinero y patrimonio de esas fundaciones. El 12 de abril de 2019 el rey Felipe VI envió una carta a Juan Carlos I para indicarle que no aceptaría ningún beneficio o rédito del patrimonio de dichas fundaciones.

Pese a conocer ya en marzo de 2019 estos hechos y actuar en relación a ellos, esperó hasta el 15 de marzo de 2020 para hacer pública mediante un comunicado la renuncia a esta herencia y la eliminación de la asignación del emérito.

La ejemplaridad de Felipe VI le llevó a callar durante un año unos hechos repudiables por parte de Juan Carlos I. Un silencio que solo se quebró después de que se iniciaran acciones judiciales y de que los hechos fueran conocidos por publicaciones en la prensa. Una ejemplaridad que le movió para mandar un comunicado el domingo 15 de marzo, cuando España acababa de comenzar un confinamiento total por la mayor pandemia en un siglo. Felipe VI consideró adecuado utilizar la muerte y el sufrimiento de los españoles como cortina de humo para que el escándalo por las actuaciones del emérito no fueran parte del debate público. La actuación del monarca podrá calificarse de muchas maneras, pero desde luego no es "ejemplar" uno de los epítetos adecuados, por mucho que Pedro Sánchez, Carmen Calvo y la prensa cortesana se empeñen en repetirlo.

La retórica vasalla tiene un problema con el relato que quiere imponer con Felipe VI. Es añejo, repetitivo, como el ajo. Sabemos a qué sabe y cómo acaba la estrategia porque son incapaces de crear una nueva manera de engañar a la plebe. Esos mismos vasallos repiten ahora que el error de la prensa y la política es haber callado todo lo que se sabía del rey emérito, pero para solucionarlo están haciendo lo mismo con Felipe VI.

Un plan sin fisuras. No le auguro buen final a la causa monárquica cuando lo único que saben hacer para protegerla es pretender que sea efectivo el mismo juego de tahúres que inventaron durante la Transición. Los mismos que antes explicaban la ejemplaridad de Juan Carlos I nos contaron la importancia del papel del emérito para la democracia. Ahora ya conocemos que su reinado solo sirvió para engordar sus cuentas en Suiza y tenemos permitido dudar de ese papel para democratizar nuestro país. El cuento de la Transición sirvió para disciplinar a una generación, pero ha quedado tan caduco que insistir en él para salvar a Felipe VI solo acelerará su degeneración. Espero que insistan.



Ninguno es diferente...quen bien lo aclara renuncio a es participacion no a la herencia,en fin,ay que estamos comprando la realidad que nos quieren vender no la realidad,no es lo mismo