El diario.es empieza a publicar mañana una gran exclusiva a partir de filtración de documentos. (1 Viewer)

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
45.546
Calificaciones
69.391
Ubicación
227
El presidente del grupo Facundo, en 2010: “Hemos vivido un 30% por encima de nuestras posibilidades”

“Los empresarios somos la única esperanza” y “la cultura del esfuerzo se ha perdido”, dijo Vicente Villagrá en una entrevista tras ser elegido presidente del Consejo de Cámaras de Castilla y León

El empresario preside desde hace 19 años la Cámara de Comercio de Palencia, desde la que ha abogado por una reforma laboral “de verdad”

"Aquí hay una gran masa de trabajadores que son el nudo central de las empresas, pero también tenemos unos caraduras que son capaces de hacer que el absentismo laboral sea el doble en España"




Vicente Villagrá, presidente de Facundo Blanco SA y de la Cámara de Comercio de Palencia, en abril de 2011. EFE

Vicente Villagrá es uno de los empresarios más conocidos de Palencia. Primer ejecutivo del grupo de aperitivos Facundo y marido de una de las dos hijas de los fundadores, Rosa Blanco, con la que legalizó en la amnistía fiscal de 2012 un patrimonio de más de 11,2 millones de euros, Vicente Villagrá es desde hace 19 años el presidente de la Cámara de Comercio de Palencia, un cargo que ha amagado con abandonar en varias ocasiones sin llegar a consumar la retirada hasta ahora.

Documento explicativo de la regularización de Vicente Villagra, presidente de Pipas Facundo

Nacido en agosto de 1942 en Paredes de Nava (Palencia) y licenciado en Ciencias Económicas, Villagrá se define como un “liberal”. Pertenece al pleno de la cámara palentina desde hace más de 40 años y lleva toda su vida profesional implicado en la defensa de los intereses empresariales de la región. Fue promotor de la Confederación Palentina de organizaciones Empresariales y, como voz destacada entre los empresarios de esa provincia castellano-leonesa, hace gala de un discurso muy en línea con el de una parte de las élites españolas.

Como otros terratenientes españoles, Villagrá cobra subvenciones de la política agraria común (PAC) de la UE. Eso no impide que sea partidario de “adelgazar enormemente” el sector público y que critique el enfoque “paternalista” del Estado. Pero aboga, por ejemplo, por mantener las diputaciones: “Dada la geografía y el carácter de nuestros pueblos, creo que son muy útiles, siempre que funcionen con criterios de eficacia, austeridad y cercanía”, decía en febrero.

Su visión queda resumida en sus intervenciones públicas y las entrevistas que ha concedido en los últimos años. En noviembre de 2013, cuando anunció que abandonaba la presidencia de la Cámara (al final, no lo hizo), insistía en la necesidad de reducir el gasto público, bajar impuestos, abaratar las cuotas empresariales a la Seguridad Social y profundizar “de verdad” en la reforma laboral.

Tres años antes, en una entrevista en ABC en julio de 2010, aseguraba que “la cultura del esfuerzo se ha perdido” y que, con los más de 4,5 millones de parados de entonces, “los empresarios somos la única esperanza”. También cargaba contra el absentismo laboral: “Aquí hay una gran masa de trabajadores que son el nudo central de las empresas, pero también tenemos unos caraduras que son capaces de hacer que el absentismo laboral sea el doble en España que en los países con los que competimos”.

“Hemos vivido hasta un 30% por encima de nuestras posibilidades”, resumía Villagrá en esa entrevista, concedida diez años después de haber abierto una cuenta en Suiza con la entidad UBS. El empresario hablaba tras ser elegido presidente del Consejo Regional de Cámaras de Castilla y León, cargo que ocuparía durante dos años.


Vicente Villagrá, en octubre de 2010. EFE

En ese órgano, del que todavía es vocal por su condición de presidente de la cámara palentina, coincidió con el polémico empresario burgalés Antonio Miguel Méndez Pozo, presidente de la Cámara de Burgos, condenado en los 90 por corrupción. Méndez Pozo es propietario del grupo de comunicación Promecal, dueño de importantes cabeceras en Castilla y León y Castilla-La Mancha, y socio del constructor José Luis Ulibarri, imputado en la trama Gürtel. Mientras Villagrá era presidente del Consejo de Cámaras, Méndez Pozo era el vicepresidente.

Como el resto de cámaras españolas, la de Palencia es una corporación de derecho público dedicada a la representación, promoción y defensa de los intereses del comercio y la industria de la provincia. La entidad administra recursos públicos y está sometida al control del Tribunal de Cuentas, entre otros organismos.

El 30 de mayo, eldiario.es logró contactar por primera y única vez con Vicente Villagrá para intentar preguntarle por la amnistía fiscal y por el fraude masivo a Hacienda que llevó a cabo junto a su mujer durante años. Estaba conduciendo. Desde entonces, ha sido imposible contactar con él.

http://www.eldiario.es/papeles-cast...Facundo-vivido-posibilidades_0_526348125.html
 

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
45.546
Calificaciones
69.391
Ubicación
227
La hija de un ministro de Obras Públicas del franquismo ocultó patrimonio en Suiza
Gonzalo Fernández de la Mora, fallecido en 2002, fue un dirigente clave del tardofranquismo que ocupó la cartera de Obras Públicas entre 1970 y 1974

Una de sus cuatro hijos, Isabel Fernández de la Mora, abrió cuentas en Suiza un año después de su fallecimiento con al menos 642.000 euros y pagó por legalizarlos un 0,6% a Hacienda

En la documentación de Los Papeles de la Castellana figuran más descendientes directos de otros prohombres de la dictadura como Pilar Tello, hija de Blas Tello y Fernández Caballero, consejero nacional del Movimiento, gobernador civil en Toledo y director general de Política Interior en el franquismo

José Precedo / Raúl Sánchez

30 comentarios

15/06/2016 - 21:19h


Hijos de altos cargos del régimen franquista regularizaron fondos ocultos en la Amnistía Fiscal

MÁS INFO
Una de los cuatro hijos de Gonzalo Fernández de la Mora, ministro de Obras Públicas en la dictadura entre 1970 y 1974, legalizó una cartera de inversiones oculta en Suiza gracias a la amnistía fiscal del Gobierno de Mariano Rajoy. Como el resto de los que recurrieron a esas declaraciones tributarias especiales que habilitó el Ministerio de Hacienda en 2012, Isabel Fernández de la Mora pagó el 10% de los beneficios generados por sus inversiones entre 2008 y 2010. Abonó una cuota de 4.022 euros, el 0,6% del capital regularizado.



Declaración Tributaria Especial (DTE) presentada por la hija de Gonzalo Fernández de la Mora, ministro franquista


Según la documentación recabada en 'Los Papeles de la Castellana', una investigación conjunta de eldiario.es, La Marea y Diagonal, su Declaración Tributaria Especial (DTE) se presentó de forma telemática ante la Agencia Tributaria el 28 de noviembre de 2012. En ella, Isabel Fernández de la Mora declaró 642.449 euros diseminados en participaciones en diferentes fondos de inversión fuera de España. Además, tenía dos cuentas corrientes en el banco USB en Zurich (una denominada en euros y otra en dólares) con 6.861 euros. El resto del dinero se repartía en fondos de inversión.

Hazte socio de eldiario.es aquío llámanos al 91 368 88 62
En documentación previa a su declaración ante el Ministerio de Hacienda, Isabel Fernández de la Mora declaró que su profesión entonces era la de “licenciada en Filosofía”. Esa cuenta secreta se abrió en febrero de 2003, apenas un año después del fallecimiento de su padre, tal y como consta en el certificado de titularidad del banco suizo. El secreto bancario permitió mantener oculta su fortuna durante casi una década, hasta que la amnistía fiscal le permitió regularizar ese dinero en 2012.

Gonzalo Fernández de la Mora fue un dirigente clave del tardofranquismo que ocupó la cartera de Obras Públicas entre 1970 y 1974. Ya en democracia fundó la Unión Española Nacional, un partido que se integró después en Alianza Popular. La prensa de la época lo bautizó como uno de los "siete magníficos de Alianza Popular" junto a los otros fundadores de este partido: Manuel Fraga (cabeza visible de Reforma Democrática), Cruz Martínez Esteruelas (Unión del Pueblo Español), Federico Silva Muñoz (Acción Democrática Española), Laureano López Rodó (Acción Regional), Enrique Thomas de Carranza (ANEPA), y Licino de la Laureano López Rodó (Acción Regional), Enrique Thomas de Carranza (ANEPA) y Licinio de la Fuente (Reforma Social).

Gonzalo Fernández de La Mora teorizó en varios de sus escritos sobre el ocaso de las ideologías y ciertas teorías supremacistas y fue uno de los intelectuales que guió los primeros pasos políticos de Mariano Rajoy en Alianza Popular, según reconocía entonces el hoy presidente del Gobierno.

Isabel Fernández de la Mora ha rechazado responder a las preguntas de eldiario.es, La Marea y Diagonal sobre el origen de su capital oculto.


Certificado de titularidad de Isabel Fernández de la Mora de una cuenta en el banco suizo UBS

El detalle de los movimientos de las cuentas de Isabel Fernández de La Mora constata que en los tres últimos ejercicios fiscales no prescritos antes de la amnistía –2008, 2009 y 2010– había generado rendimientos por 40.202,66 euros de rentas derivadas de ese capital, por las que acabó pagando poco más de 4.000 euros. Esta fue la opción recomendada por los asesores fiscales de Fernández de la Mora ya que presentaba "la ventaja de no interrumpir el periodo de prescripción respecto del IRPF 2008-2011".


Más familiares de prohombres del régimen
En la lista de amnistiados fiscales figuran más descendientes directos de otros prohombres de la dictadura. Pilar Tello, hija de Blas Tello y Fernández Caballero, consejero nacional del Movimiento, gobernador civil en Toledo y director general de Política Interior en el franquismo, reconoció el 22 de noviembre de 2012 ante el Ministerio de Hacienda ser propietaria de una cuenta en Suiza del banco UBS con 175.435 euros. En su Declaración Tributaria Especial la hija del dirigente franquista computó rentas derivadas de ese capital por 19.593 entre 2008 y 2010 y pagó para regularizar el dinero de Suiza 1.959 euros. Un 1,1% de toda la fortuna opaca regularizada.


Documento explicativo de la Declaración Tributaria Especial (DTE) presentada por Isabel Fernández de la Mora

El marido de Pilar Tello, Antonio Moro, admitió como ella ser propietario de la otra mitad de la cuenta de UBS abierta en Suiza en el año 2000, 175.435 euros más, y una cuenta adicional en el Banco Sarasin & CIE SA en Ginebra con 193.030 euros. En su caso el patrimonio reconocido en Suiza fue de 368.466 euros que generaron 25.088 euros de beneficios entre 2008 y 2010. Para regularizar los fondos en ambas cuentas suizas, Antonio Moro abonó 2.508 euros.

Antonio Moro aseguró a eldiario.es que en la amnistía fiscal regularizó todos sus bienes en el extranjero. “Es dinero adquirido con mi trabajo como abogado. Tenía relaciones con gente de fuera. Y todos los fondos regularizados, también los que declaró mi mujer, proceden de mi trabajo”. Preguntado sobre por qué decidió ocultarlos al fisco español y durante cuantos años, el marido de Pilar Tello defendió que no tiene “más explicaciones que dar”.

http://www.eldiario.es/papeles-castellana/Obras-Publicas-franquismo-SICAVS-fiscales_0_526698016.html
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)