El Diario de Delizia Mondariz (1 Viewer)

Registrado
25 Abr 2011
Mensajes
1.170
Calificaciones
8.090
Ubicación
Madrid
Qué risa, Angostura.

Yo quiero saber cómo fue el primer encontronazo de Delizia Mondariz con su augusto suegro, que tanto la quiere...:woot:
 

A

Angostura

Guest
Capítulo 3



De nuestros veraneos y de como conocí a mi primo Delfín



Zulema se adaptó muy bien a la rutina hogareña. Mamá no pudo encontrar un kinder que se adaptase a nuestras necesidades, nuestra singular inteligencia requería de una educación que no existía y sigue sin existir. Fuimos autodidactas hasta los 6 años. Mamá, experta en la economía doméstica, decidió no contratar a alguien para que cuidase de nosotras. ¿Quién nos cuidaba entonces? La respuesta es sencilla: mamá. Ella trabajaba martes y jueves de 10 a 14 horas, no olvidéis que es sindicalista. Los días que trabajaba nos dejaba en la biblio.



Las tardes las pasábamos con la abuelita Mirentxu, salíamos a pasear por las calles de Zarautz, y la abuela nos invitaba a merendar en la pastelería Zalacaín, nos tomábamos un té, earl grey el mío, acompañado de un milhojas de nata, no de merengue. La pastelería estaba llena de señoras de la edad de la abuelita que se pasaban la santa tarde ocupando las pocas mesas que allí había, pero a mi abuela le reservaban una. Se acercaban las señoras a saludar a la abuela y a pellizcarnos los mofletes. Siempre que nos preguntaban cualquier cosa, Zulema y yo, las respondíamos en alemán y nos miraban con una mezcla de repulsión y admiración.



Los días de sol la abuela nos llevaba a Donosti. Lauro, el chófer, nos dejaba en la puerta del hotel Londres, allí la abuela tomaba un gintonic con unas gotitas de angostura, más animadas recorríamos la Concha. Debo hacer una pausa en el relato y explicar algo que a mi hermana y a mí nos traumatizó: en San Sebastián había siempre mucha prensa y muchos admiradores de mi abuela, ella era muy famosa en toda Guipúzkoa, nuestros agradables paseos se veían perturbados por la presencia de dichos admiradores y periodistas. Zulema y yo no aguantábamos, nos agobiaban mucho, y los admiradores nos daban palmaditas en la cabeza, que horror, así que salíamos corriendo hasta Monte Igueldo, de ahí nuestra afición al running. Sin embargo, mi abuela disfrutaba con sus admiradores, le pedían autógrafos y que hablase, querían escuchar su voz y su gran dicción. Y ella, toda ufana, se ponía a recitar “Carta de Pablo a los corintios”, la gente lloraba de la emoción, hasta las galernas hacían una pausa antes de estropear la tarde y el recital de mi abuela. Esto explica porque Zulemita y yo tenemos fobia a los reporteros de calle.



Nuestros veraneos comenzaban el 1 de mayo y terminaban el 1 de noviembre, no veraneábamos en Benidorm los 6 meses, íbamos a Baden-Baden 3 meses y luego a Benidorm. Esto fue gracias a papá:



_Abubilla mía, no es normal que las niñas estén 6 meses en Benidorm.



_Las niñas disfrutan en la playa, tu opinión no me importa.



_Palomita mía, mi colibrí, escúchame, las niñas se asilvestran con tanta playa, son 6 meses.



_Me pones frenética con tantos nombre de aves, que bobos son los hombres de esta familia. Está bien, mitad en Benidorm y la otra en Baden-Baden.



Abubilla Rocsun, mi madre, tomó una decisión justa para todos. Que inteligente ha sido siempre.



Los tres meses en Benidorm eran fantásticos, pasábamos el día en la playa, el abuelo iba cargado con todas las viandas para pasar el día: tortilla de patata, bocadillos de merluza rebozada, muchas latas de cerveza, vino con trozos de fruta, mirindas y pastelillos del mercadona. Plantaba las mesas plegables y las sombrillas en la arena y a disfrutar. El abuelo llevaba su pequeña radio que se pegaba al oído todo el día para estar informado. Por la noche regresábamos a casa y asábamos sardinas, más tarde se llenaba el jardín de gatos, y yo no lo soportaba, que asco he tenido siempre a los animales.



Es injusto que los medios de comunicación hablen más y mejor de mi abuela Mirentxu, mi abuela Julieta era tremendamente divertida, es verdad que cuando fui princesa no la visitábamos tanto como a Mirentxu, pero la abuela Julieta era una señora sensacional, no tenía la dicción de Mirentxu, pero sabía pescar salmonetes con la mano, y hacía un arroz a banda para chuparse los dedos. Además, el abuelo de Julieta, el padre de Visitación la pescadera, era pirata y se instaló en Filipinas. Nos contaba un montón de aventuras que vivió su abuelo, el de Filipinas. En definitiva, una señora muy interesante.



Uno de aquellos gloriosos veranos en Benidorm conocimos a Delfín Rocsun, hijo de Manolillo Rocsun hermano de mi madre. Cara redondita y afable, algo retraído, pero muy simpático y listo, pero no tanto como los Mondariz. Le caía un mechoncillo de pelo sobre la frente que yo le apartaba constantemente. A pesar de ser un niño, ya estaba un poco calvo, tenía muchas entradas y yo no tenía pelo en la coronilla, eso nos unió mucho. Me recitaba leyes de memoria y yo le corregía, eso le irritaba, pero nos queríamos. Jugabamos a ir de médicos, he dicho bien, ir de médicos, no a los médicos; por ejemplo, me vendaba un tobillo e íbamos a urgencias para que me lo “curasen” cuando en realidad no tenía nada. En una de estas ocasiones, me puse un cojín debajo de un vestido, y fuimos mi primo y yo a una clínica de alborotos, me tenían que alborotar al futuro bebé, que risa, aunque más tarde supimos que este juego sería profético.



Delfín siempre ha sido muy conocedor de la historia familiar y de nuestros antepasados, al parecer, los Rocsun tenemos origen noble, nuestros antepasasados franceses fueron los rochesoleilano. Nadie puede dudar del origen noble de mis familias paterna y materna.



La segunda quincena de mayo nos venían a visitar la abuelita Mirentxu y su mamá, Doña Aránzazu del Lago alias “la cebolluca”, más tarde os hablaré de “la cebolluca”, merece un capítulo propio.



Los domingos el abuelo llevaba a Julieta a misa en el milqui, a él no le gustaba ir a misa y Zulemita y yo no podíamos entrar, así que nos daba un paseo con el milqui por Benidorm, que gozada montar en taxi sin que bajen la bandera. El abuelo es un hombre muy dicharachero y majo, gracias a esto le daban generosas propinas, y pudo vender el viejo citroen 11 y comprar un seat 1500, el milqui. En aquella época, el milqui era como hoy el skoda octavia de los taxistas, un coche robusto y que consumía poco.



Los tres meses en Baden-Baden transcurrían de forma distinta, Zulemita y yo acudíamos todos los días al palacio de pioneros, o centro cultural de la ciudad, e impartíamos clases de teoría económica marxista y de euskera. Así hasta que llegaba el 1 de noviembre y otra vez en la brecha.




El abuelo con el "milqui"



El abuelo en la casa de Benidorm. El bebé creo que es Delfín.



La Atlantic City íbera: Benidorm.



El abuelo cuando fue mecánico en la posguerra. Es el que está subido en los camiones.



Comenzando por la izquierda: mi abuela Julieta; mi bisabuela "la cebolluca" madre de Mirentxu; mi abuela Mirentxu; mi tía Motilla, hermana de mi madre. Mis familias de padre y madre siempre se han llevado muy bien, esta foto lo demuestra.




Los abuelos en el centro, la niña del gorro soy yo, el de la derecha es Delfín, detrás su padre Manolillo. Al lado de los abuelos mamá con Zulemita, y Motilla al lado de Delfín. Las niñas de la izquierda son las hijas de unos vecinos.
 
Última edición por un moderador:


Registrado
10 Oct 2006
Mensajes
18.688
Calificaciones
88.194
Ubicación
Marbella (Malaga)
El capítulo 3 es estupendo, el relato ya va cogiendo ritmo, los personajes toman cuerpo y ya se van enlazando unos con otros. Los primeros eran de carcajda y este es de igual carcajada y además te deja el suspense de querer que continúe, a ver que pasa, que bien mantienes la tensión de la historia. El punto de las fotos que acompañan a la "novela" es buenísimo de verdad. Esa mezcla divertidísima que haces del veraneo aristócrata con esos toques paletos entrañables como el transistor en la oreja y la cena de sardinas asadas es muy fina. El estilo es buenísimo , ese toque clásico de "mas adelante os hablaré de "la cebolluca", vamos es que lo estoy copiando y me estoy partiendo de risa yo sola. Estoy deseando que nos pongas en antecedentes de "La Cebolluca"
 
Registrado
10 Oct 2006
Mensajes
18.688
Calificaciones
88.194
Ubicación
Marbella (Malaga)
@armadillo, @osgarvi, estoy deseando llegar a los capítulos en los que Delizia conoce al tontito y al suegro, pero la familia y vida de Delizia dan para muchoooo: la tía Pinar, colegio, México, trabajo en la tv, etc
No te apresures, todos estos preámbulos son buenísimos, tu sigue tu esquema que te está quedando genial. Es que en realidad yo no quiero que termine :cry:
 
A

Angostura

Guest
El capítulo 3 es estupendo, el relato ya va cogiendo ritmo, los personajes toman cuerpo y ya se van enlazando unos con otros. Los primeros eran de carcajda y este es de igual carcajada y además te deja el suspense de querer que continúe, a ver que pasa, que bien mantienes la tensión de la historia. El punto de las fotos que acompañan a la "novela" es buenísimo de verdad. Esa mezcla divertidísima que haces del veraneo aristócrata con esos toques paletos entrañables como el transistor en la oreja y la cena de sardinas asadas es muy fina. El estilo es buenísimo , ese toque clásico de "mas adelante os hablaré de "la cebolluca", vamos es que lo estoy copiando y me estoy partiendo de risa yo sola. Estoy deseando que nos pongas en antecedentes de "La Cebolluca"
Pirula, muchas gracias por tus palabras. Esto me anima a seguir escribiendo la vida de nuestra querida Delizia.
Ya tengo el capítulo de la Cebolluca, me faltan las fotos.
 
Registrado
2 Abr 2013
Mensajes
6.277
Calificaciones
48.492
Ay, angostura...
Acabo de leerme todos los capitulos juntos y estoy que no puedo parar de reir...desde la epistola de san pablo a los corintios (esa si que es buena) hasta la cebolluca
Bravo, chica, fabuloso!!!!
Yo tambien espero con ansia massssss...
 
A

Angostura

Guest
Ay, angostura...
Acabo de leerme todos los capitulos juntos y estoy que no puedo parar de reir...desde la epistola de san pablo a los corintios (esa si que es buena) hasta la cebolluca
Bravo, chica, fabuloso!!!!
Yo tambien espero con ansia massssss...
Es lo mejor que me podéis decir, que os provocan risa los relatillos.
Sabes lo qué pienso mientras escribo la biografía de Delizia? Que el famoso dicho "la realidad supera la ficción" se queda corto. Ni en las Hurdes te encuentras personajes tan encantadores como algunos familiares de Delizia. El tontito nos gastó a todos una broma muy macabra al casarse con esta mujer. Y aclaro que no es un problema de orígenes humildes, es un problema de incompatibilidad, no es coherente mezclar una institución anacrónica y clasista como la monarquía con el resto de ciudadanos. Es como si Charles Manson fuese Papa de la Iglesia Católica.
 
A

Angostura

Guest
Diario

Que semana de vacaciones hemos pasado el tontito y yo. Él ha estado con su amiga Heba Samsung en el caribe, y yo he estado con mi pequeño Rasputín sin pelo en la aldea de mi bisabuela cebolluca.

Las niñas me han dicho que su padre les recuerda al león del Mago de Oz cada vez que me ve aparecer por la puerta.

segundo 40




Mañana vamos al teatro, he elegido este conjunto.
 
Registrado
25 Abr 2011
Mensajes
1.170
Calificaciones
8.090
Ubicación
Madrid
Diario

Que semana de vacaciones hemos pasado el tontito y yo. Él ha estado con su amiga Heba Samsung en el caribe, y yo he estado con mi pequeño Rasputín sin pelo en la aldea de mi bisabuela cebolluca.

Las niñas me han dicho que su padre les recuerda al león del Mago de Oz cada vez que me ve aparecer por la puerta.

segundo 40




Mañana vamos al teatro, he elegido este conjunto.
Jajajaja.
Como resistirse a tanta elegancia!!
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)