El día que Carolina de Mónaco se encontró con Diana de Gales

Registrado
27 Dic 2012
Mensajes
688
Calificaciones
1.670
Diana a la fuga: la noche que Carolina de Mónaco provocó la espantada de Lady Di
Las dos princesas coincidieron en una fiesta en noviembre de 1988. Lo que prometía ser una velada apacible no terminó bien para Diana
JAVIER DÍAZ
Diana de Gales
Carolina de Mónaco
25/01/2020 05:00
Solo una vez se cruzaron los caminos de Lady Di y Grace Kelly. Ocurrió en 1981, un año antes de que la princesa de Mónaco perdiera la vida en un accidente automovilístico y solo unos meses antes de que la princesa del pueblo se desposara con el príncipe Carlos. El encuentro cósmico tuvo lugar en marzo de aquel año en el Goldsmith Hall de Londres y la velada resultó algo accidentada para Diana por culpa de un vestido que su aún prometido encontró demasiado escotado e inadecuado para un miembro real. Entonces la exmusa de Hitchcock le dio un consejo que jamás olvidaría y que anticipaba lo que estaba por llegar en su vida.


[LEER MÁS. De princesa a princesa: el consejo que le dio Grace Kelly a Lady Di sobre el matrimonio]

Así que el encuentro entre las supernovas de Gales y Mónaco no deparó demasiadas alegrías a la primera. Pero mucho peor fue la noche en que Diana y Carolina, la otra gran diva monegasca, compartieron velada. Y también en esta ocasión Carlos tuvo mucho que ver para aguarle la fiesta a la madre de Guillermo y Harry. Esta vez más por omisión que por exceso de celo.

Lady Di y Carolina.
Lady Di y Carolina.

La escena en concreto la ha relatado Emilie Lanez en su libro 'Noël à Chambord'. La escritora recuerda, en un pasaje de su obra, aquella tarde de noviembre de 1988 en la que Carolina acude a una cena de gala organizada en el castillo de Chambord, un edificio histórico situado en el Valle de Loira y que ha tenido habitantes ilustres como Francisco I de Francia, constructor del castillo y primer morador, o el rey sol Luis XIV.

Helicóptero y mall rollo
Entre los invitados a aquella cena, el heredero a la Corona británica y su mujer, que en ese momento está en un punto de popularidad imbatible, aunque también la mayor de los Grimaldi vive un momento de gloria como reflejan los medios de la época.

Las revistas de 1988 reflejaban ese pulso de popularidad entre las princesas.
Las revistas de 1988 reflejaban ese pulso de popularidad entre las princesas.
Los príncipes de Gales llegan, como auténticas estrellas, en un helicóptero que aterriza en el jardín mientras de fondo suena el 'Ave María' de Gounod. Es solo el principio de un dispendio de lujerío gastro que incluye porcelanas de Sèvres y cristalería fina para un menú digno de reyes (o princesas en este caso). La velada pinta bien, pero acaba mal. Fatal, de hecho. Sobre todo para Diana.

Más en Vanitatis

De Marta Nieto a Paz Vega, las mejor y peor vestidas de los Goya 2020

La fiesta del cine (y de Sánchez con pajarita) que se perdieron Begoña Gómez y Marisol

Penélope Cruz, reina de la alfombra roja de los Goya: arriesgando y sin Chanel

'Dolor y gloria' arrasa en los Goya: el listado completo de los ganadores

En imágenes, los mejores momentos de la gala de los Premios Goya 2020
Portada de una revista de la época.
Portada de una revista de la época.

Comienza la cena y Carlos se muestra especialmente receptivo al encanto de Carolina, tal vez un poco demasiado. Excesivo, si le preguntáramos a Lady Di. Mientras el hijo de Isabel II departe, sonríe y parece estar viviendo su gran noche, una Diana malhumorada y celosa se encierra en su mal humor mientras deja pasar los platos sin casi probarlos. En palabras de Emilie, “Diana está totalmente entregada a su mal humor y una nube de llovizna inglesa parece haberse posado sobre su cabeza”.

Aburrida, contrariada, ninguneada por su propio marido, la princesa decide abandonar el lugar de manera furtiva. Escoltada por el ministro de Cultura, Jack Lang, regresa a su Rolls-Royce y da por terminada la noche. Después de este episodio, los caminos de Diana y Carolina tampoco volverán a cruzarse.



¿images (3).jpegimages (2).jpeg3391795b7edd1505ac10de79165cc90a (1).jpgimages.jpegimages (4).jpeg80975997a60285fc4b4289e40357603a (1).jpgd93503b3448b901ac96aba4e5e696837.jpgd93503b3448b901ac96aba4e5e696837.jpg80975997a60285fc4b4289e40357603a (1).jpgimages (4).jpegimages.jpeg3391795b7edd1505ac10de79165cc90a (1).jpgimages (2).jpegimages (3).jpeg
 

Registrado
19 Oct 2018
Mensajes
3.180
Calificaciones
17.252
Diana a la fuga: la noche que Carolina de Mónaco provocó la espantada de Lady Di
Las dos princesas coincidieron en una fiesta en noviembre de 1988. Lo que prometía ser una velada apacible no terminó bien para Diana
JAVIER DÍAZ
Diana de Gales
Carolina de Mónaco
25/01/2020 05:00
Solo una vez se cruzaron los caminos de Lady Di y Grace Kelly. Ocurrió en 1981, un año antes de que la princesa de Mónaco perdiera la vida en un accidente automovilístico y solo unos meses antes de que la princesa del pueblo se desposara con el príncipe Carlos. El encuentro cósmico tuvo lugar en marzo de aquel año en el Goldsmith Hall de Londres y la velada resultó algo accidentada para Diana por culpa de un vestido que su aún prometido encontró demasiado escotado e inadecuado para un miembro real. Entonces la exmusa de Hitchcock le dio un consejo que jamás olvidaría y que anticipaba lo que estaba por llegar en su vida.


[LEER MÁS. De princesa a princesa: el consejo que le dio Grace Kelly a Lady Di sobre el matrimonio]

Así que el encuentro entre las supernovas de Gales y Mónaco no deparó demasiadas alegrías a la primera. Pero mucho peor fue la noche en que Diana y Carolina, la otra gran diva monegasca, compartieron velada. Y también en esta ocasión Carlos tuvo mucho que ver para aguarle la fiesta a la madre de Guillermo y Harry. Esta vez más por omisión que por exceso de celo.

Lady Di y Carolina.
Lady Di y Carolina.

La escena en concreto la ha relatado Emilie Lanez en su libro 'Noël à Chambord'. La escritora recuerda, en un pasaje de su obra, aquella tarde de noviembre de 1988 en la que Carolina acude a una cena de gala organizada en el castillo de Chambord, un edificio histórico situado en el Valle de Loira y que ha tenido habitantes ilustres como Francisco I de Francia, constructor del castillo y primer morador, o el rey sol Luis XIV.

Helicóptero y mall rollo
Entre los invitados a aquella cena, el heredero a la Corona británica y su mujer, que en ese momento está en un punto de popularidad imbatible, aunque también la mayor de los Grimaldi vive un momento de gloria como reflejan los medios de la época.

Las revistas de 1988 reflejaban ese pulso de popularidad entre las princesas.
Las revistas de 1988 reflejaban ese pulso de popularidad entre las princesas.
Los príncipes de Gales llegan, como auténticas estrellas, en un helicóptero que aterriza en el jardín mientras de fondo suena el 'Ave María' de Gounod. Es solo el principio de un dispendio de lujerío gastro que incluye porcelanas de Sèvres y cristalería fina para un menú digno de reyes (o princesas en este caso). La velada pinta bien, pero acaba mal. Fatal, de hecho. Sobre todo para Diana.

Más en Vanitatis

De Marta Nieto a Paz Vega, las mejor y peor vestidas de los Goya 2020

La fiesta del cine (y de Sánchez con pajarita) que se perdieron Begoña Gómez y Marisol

Penélope Cruz, reina de la alfombra roja de los Goya: arriesgando y sin Chanel

'Dolor y gloria' arrasa en los Goya: el listado completo de los ganadores

En imágenes, los mejores momentos de la gala de los Premios Goya 2020
Portada de una revista de la época.
Portada de una revista de la época.

Comienza la cena y Carlos se muestra especialmente receptivo al encanto de Carolina, tal vez un poco demasiado. Excesivo, si le preguntáramos a Lady Di. Mientras el hijo de Isabel II departe, sonríe y parece estar viviendo su gran noche, una Diana malhumorada y celosa se encierra en su mal humor mientras deja pasar los platos sin casi probarlos. En palabras de Emilie, “Diana está totalmente entregada a su mal humor y una nube de llovizna inglesa parece haberse posado sobre su cabeza”.

Aburrida, contrariada, ninguneada por su propio marido, la princesa decide abandonar el lugar de manera furtiva. Escoltada por el ministro de Cultura, Jack Lang, regresa a su Rolls-Royce y da por terminada la noche. Después de este episodio, los caminos de Diana y Carolina tampoco volverán a cruzarse.



¿Ver el archivo adjunto 1305373Ver el archivo adjunto 1305374Ver el archivo adjunto 1305375Ver el archivo adjunto 1305376Ver el archivo adjunto 1305377Ver el archivo adjunto 1305378Ver el archivo adjunto 1305379Ver el archivo adjunto 1305379Ver el archivo adjunto 1305378Ver el archivo adjunto 1305377Ver el archivo adjunto 1305376Ver el archivo adjunto 1305375Ver el archivo adjunto 1305374Ver el archivo adjunto 1305373
Eso no es tan así, ellas fueron amigas e incluso vecinas en unas vacaciones que tuvieron, los niños jugaban todos juntos, recuerdo haber visto fotos de las revistas de esa época!!
 

Registrado
10 Feb 2019
Mensajes
123
Calificaciones
405
Ubicación
Paris
Diana y Carolina no eran amigas, pero se respectaban.
 

Registrado
18 Ene 2019
Mensajes
6.403
Calificaciones
44.949
Las dos le dieron de comer por años a los cronistas de la prensa del corazón! No había edición de una revista que no incluyera por lo menos una foto de cada una. Ambas muy distintas y fascinantes a la vez!
 
Registrado
11 May 2007
Mensajes
29.295
Calificaciones
121.323
Diana no soportaba que alguien le quitara el foco, así que perfectamente me puedo imaginar que compartir escenario con Caroline le debe haber resultado insoportable. Caroline, quien ha sido portada de revistas desde su nacimiento y quién no solo competía con Diana en atractivo físico, sino que es una mujer culta y según muchos, de muy interesante conversación.
Esa noche Diana debe haber roto varios jarrones.
 
Registrado
20 Dic 2018
Mensajes
515
Calificaciones
2.296
Dicen que Carolina es muy culta. Personalmente, yo he leído entrevistas suyas en la prensa francesa y me parece una persona formada, desde luego, que no se limita a responder tópicos, sino que sus respuestas son elaboradas y parece informada, madura y reflexiva.
 
Registrado
14 Oct 2004
Mensajes
3.077
Calificaciones
3.485
Carolina fue educada para ser princesa, desde pequeña convivió y sigue haciéndolo con todo el jet set, es una mujer segura, preparada y sobretodo, dueña de sí misma.
Diana además de venir de una familia totalmente disfuncional, era una mujer muy atormentada y de una autoestima por los suelos.

Imagino el encuentro y tal como dice @tseuG , Carolina la eclipsó totalmente !!!!
Pongan hoy en día a la reina o princesa que quieran junto a Carolina y veremos que la que mejor sabe mover el abanico, es sin duda alguna: Carolina!!!!

Y tal parece que los príncipes (Felipe, Haakon, Gustav) eligen mujeres de familias disfuncionales y cargadas de traumas, alguna los superan, otras los pasan a la siguiente generación!!!