El consejero de Salud de Murcia descarta dimitir pese a saltarse el protocolo para vacunarse

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
51.324
Calificaciones
80.595
Ubicación
227

El consejero de Salud de Murcia descarta dimitir pese a saltarse el protocolo para vacunarse​

También se vacunaron otros altos cargos de la Consejería. Cs, socio de gobierno del PP en la región, pide su dimisión.​



El consejero de Salud de la Comunidad de Murcia, Manuel Villegas, en una imagen de archivo.
El consejero de Salud de la Comunidad de Murcia, Manuel Villegas, en una imagen de archivo. — Marcial Guillén / EFE
MADRID

20/01/2021 09:57 ACTUALIZADO: 20/01/2021 10:16
PÚBLICO
El consejero de Salud, Manuel Villegas, ha anunciado este miércoles que no dimitirá pese a saltarse el protocolo para vacunarse junto a otros altos cargos de la Consejería. "Pido disculpas porque hay gente esperando su vacuna y se habrá sentido decepcionada con mi comportamiento", ha asegurado Villegas en una rueda de prensa.

Tras conocerse la noticia, la Consejería defendió que estos cargos son "parte esencial dentro de la gestión de la pandemia" pese a que el protocolo del Ministerio de Sanidad limita la vacunación durante esta primera fase a personas que trabajan en centros sanitarios.

La portavoz del Gobierno de Murcia, Ana Martínez Vidal, de Ciudadanos, pide su dimisión tras conocerse la noticia. "A los consejeros no nos corresponde vacunarnos todavía y es muy importante que seamos ejemplares", reprochó Martínez Vidal.


Ante noticias de ésta y el descontrol que parece que hay me pregunto ¿Cuántas personas se han vacunado sin llegarles el turno? Éste caso porque ha salido a la luz, pero ¿Cuántos políticos y gente de influencia así como sus mayores se habrán vacunado antes de llegarles la vez?


Luego que si reservamos para la segunda dosis, que si se ha puesto un porcentaje bajo de vacunas, que si....
 

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
51.324
Calificaciones
80.595
Ubicación
227

Dimiten los directores de Basurto y Santa Marina tras vacunarse del Covid​

El máximo responsable del hospital de Bilbao manda un correo de despedida por la red corporativa y pide perdón a los trabajadores «por si en algo me he equivocado»​

Eduardo Maiz y José Luis Sabas, a la derecha./

Eduardo Maiz y José Luis Sabas, a la derecha.
Fermín Apezteguia

FERMÍN APEZTEGUIAMiércoles, 20 enero 2021, 14:39
140
Los directores gerentes de los hospitales de Basurto, Eduardo Maiz, y Santa Marina, José Luis Sabas, han presentado su dimisión por escrito a la directora general de Osakidetza, Rosa Pérez Esquerdo, tras reconocer que se vacunaron este martes del Covid, pese a no entrar en los grupos de inmunización decretados por las autoridades sanitarias, según ha podido saber EL CORREO. Fuentes de su entorno explican que la decisión de vacunarse se debe a que sobraban dosis y se optó «por no desperdiciarlas y se aprovechó por el equipo médico gestor». Los dos implicados, afiliados del PNV, tienen amplias trayectorias políticas en el Gobierno vasco y en el Ayuntamiento de Bilbao durante los mandatos de Azkuna.

El sindicato ELA denunció este martes a través de este periódico el malestar que se estaba viviendo en el hospital de Basurto, en concreto en el servicio de Anestesia, donde se tenía constancia que algunos jefes, fundamentalmente mandos intermedios, según se decía, se habían saltado el protocolo establecido por el Servicio Vasco de Salud y se habían vacunado contra el Covid-19. Al tener constancia de lo sucedido, el departamento que dirige Gotzone Sagardui anunció a EL CORREO la apertura de una investigación y afirmó que «si se confirmara (la denuncia), se tomarían las medidas oportunas». La reacción del Ejecutivo ha llegado en menos de 24 horas.

Osakidetza también ha confirmado tanto «la dimisión» de ambos directivos como la causa que la provoca: «no cumplir con el protocolo establecido para la vacunación contra el Covid-19». El número total de cargos de distinto nivel que se habrían saltado el protocolo para pincharse la primera dosis podría ser aún mayor, por lo que no se descarta que en las próximas horas o días se produzcan nuevos ceses o sanciones disciplinarias. La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, comparece esta tarde a petición propia en la comisión de Salud de Parlamento para hablar de la evolución de la pandemia y se espera que sea entonces cuando informe de la situación suscitada.

«Si en algo me he equivocado»​

El cese de Maíz y Sabas coincide con la polémica desatada en Murcia por unos hechos muy similares, que tienen como protagonista a su consejero de Salud, Manuel Villegas, y su equipo. Precisamente, poco antes de conocerse el caso vasco, el máximo responsable de la consejería murciana pidió disculpas a quienes «se hayan podido sentir ofendidos o decepcionados» por su decisión de vacunarse contra el coronavirus, pero advirtió de que no iba a dimitir, al entender que tanto su inmunización, como la del resto de altos cargos, se ajusta al protocolo del Ministerio de Sanidad.

El ya exgerente de Basurto ha remitido hoy una fría carta de despedida a todos los trabajadores del hospital en la pide perdón «si en algo me he equivocado». «Ha sido un tiempo profesionalmente duro. La pandemia de Covid -añade- ha significado y significará sacar de todos nosotros lo mejor de nuestro saber profesional. Los próximos meses seguiréis demostrando toda vuestra profesionalidad, atendiendo a las personas de Bilbao-Alonsotegi».

«La sexta dosis»​

José Luis Sabas, según ha sabido este periódico de su entorno más cercano, decidió inocularse la sexta dosis de un vial de Pfizer/Biontech, que hasta el pasado 8 de enero se desperdiciaba, con el fin de servir como ejemplo y animar la vacunación entre el personal sanitario. El hospital de Santa Marina que dirigía, centro de referencia en la lucha contra la pandemia, acoge pacientes procedentes del resto de la red, lo que lo convierte en un importante foco de la enfermedad.

Algunos de sus más estrechos colaboradores, de hecho, ya se habían infectado. Las vacunas de Pfizer/Biontech se distribuyen en viales de cinco dosis, que han de ser preparadas a mano por el personal sanitario antes de su inoculación. Esos dispositivos incorporan una sexta dosis de recambio por si se pierde suero o se malogra alguna de ellas durante su manipulación. Con el fin de aumentar el ritmo de vacunación, el pasado 7 de enero la Comisión Europea dio el visto bueno al uso como vacuna de esa dosis extra, que sería la que dice Sabas que utilizó.

 

Registrado
15 Jun 2019
Mensajes
1.437
Calificaciones
7.633
Cómo lloraba el hdp. Mi madre le daría un coscorrón y le diría "para que llores por algo". Veo que ya no solo son las mujeres narcisistas las que usan las lágrimas para dar pena, ahora los hombres narcisistas también se están subiendo al carro. Bendita igualdad.
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
51.324
Calificaciones
80.595
Ubicación
227

La vacunación irregular de políticos, directivos sanitarios y familiares alerta sobre el cumplimiento del plan de inmunización​


Foco
SALUD PÚBLICA
Una sanitaria inocula la vacuna a uno de los usuarios de la residencia geriátrica del Consell Insular de Menorca situada en Mahón, en Menorca este miércoles. EFE/ David Arquimbau Sintes
Raúl Rejón
20 de enero de 2021 22:57h
44
@raulrejon
Las vacunaciones fuera de protocolo de algún político, directivos sanitarios y personas ajenas a los grupos prioritarios en la Región de Murcia, la Comunidad de Madrid y Euskadi están ensombreciendo el plan de inmunización contra la COVID-19. En estas comunidades autónomas se ha extendido la administración a colectivos distintos a los grupos designados en la primera fase de la Estrategia de vacunación (personas vulnerables como los mayores en residencias o dependientes y sanitarios de primera línea). El Ministerio de Sanidad ha insistido tras conocerse estos casos en que "hay que seguir la estrategia acordada y consensuada con las comunidades autónomas y que fija los grupos prioritarios en esta primera etapa". España ha administrado hasta ahora un millón de dosis (el 76% de lo recibido). El 2,17% de la población ha recibido el suero. Es el segundo país de la Unión Europea y séptimo del mundo en despliegue de vacunas.

La situación más ruidosa se ha producido en la Región de Murcia. El consejero autonómico de Salud, Manuel Villegas, parte de su equipo directivo y cientos de trabajadores de los servicios centrales de la Consejería han recibido una primera dosis del suero. Entre los agraciados se encuentra, además, María Teresa Martínez de Ros, esposa de Villegas y directora general de Planificación, Investigación y Farmacia en el Ejecutivo murciano.

Después de conocerse el caso a través del diario La Verdad, Manuel Villegas comparecía para dar explicaciones. En un principio adujo que había recibido la dosis "como sanitario". Después ha dicho que se tomó la decisión de vacunar "después de que lo hiciera el personal sanitario que está en primera línea, según establece el protocolo nacional. No ha habido voluntad de ocultar nada ni de dar tratos de favor o privilegio". Tras resistirse a dejar su puesto como pedía Ciudadanos, socio en el gobierno regional del PP, Villegas ha terminado por dimitir, según anunciaba horas más tarde el presidente murciano, Fernando López Miras. Murcia ha admitido que se han distribuido así unas 400 dosis. Sanidad ha repetido que esta acción no contaba con "ningún consentimiento" por parte del Ministerio.

También este miércoles, dos directores de hospitales vascos, el de Basurto y Santa Marina en Bilbao, han dimitido de sus puestos al conocerse que se habían puesto la vacuna. El Gobierno vasco ha explicado que Eduardo Maiz y José Luis Sabas (ambos exconcejales del PNV) se habían saltado el protocolo diseñado por el Servicio de Salud Vasco y, por eso, abandonaban su funciones, aunque no han detallado las razones por las que estos profesionales habían decidido inocularse el suero contra la COVID-19 de manera adelantada.

En la Comunidad de Madrid el problema ha surgido en el Hospital Clínico San Carlos. Allí, decenas de personas, antiguos trabajadores del centro ya jubilados, recibieron dosis de la vacuna durante el pasado fin de semana, según adelantó la Cadena SER. La dirección del hospital se escudó en que eran voluntarios que desarrollaban algunas actividades allí. Después tuvo que admitir que se había dispensado el fármaco a personas que no realizaban ningún voluntariado. En su versión, la asociación que convocó a los antiguos trabajadores se confundió y extendió la llamada a cualquiera. Los gestores del Clínico aseguran que vacunan a los sanitarios de primera línea, pero consideran que tienen que inmunizar a "aquellos que prestan algún servicio en el hospital y que puedan tener contacto con pacientes, acompañantes o profesionales del hospital". No han podido precisar a cuántos se ha inoculado por error. "Varios" ha sido la respuesta oficial.

En este sentido, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha explicado este miércoles que "hay un protocolo que ha sido acordado con las comunidades autónomas. Todos sabemos a quién hay que vacunar". Además, entiende que "es obvio que se está controlando el plan y para eso hay un registro de vacunas" unificado. Pero deslindó responsabilidades en el control: "En todo caso, si cabe una sanción por no aplicar el protocolo, corresponde a los gobiernos autonómicos", señaló.

Las dosis sobrantes​

En esta primera fase de vacunación está surgiendo un problema derivado de la propia logística exigida por el producto diseñado por Pfizer/BioNtech. Los viales ultracongelados contienen suero para producir seis dosis, aunque se contabilizan cinco. Es decir, hay un poquito más del suero que necesita ser descongelado, extraído y diluido para ser inyectable. El extremo frío que requiere la conservación impide devolver el preparado a una nevera convencional. Las dosis que sobren tras completar una jornada de vacunación no pueden guardarse. Para que no se pierdan hay que administrarlas, aunque no haya personas del grupo diana.

Eso ha hecho que equipos sanitarios se hayan vacunado al terminar algunas sesiones o que varios alcaldes: el de Riudoms, en Tarragona, y los de El Verger, Els Poblets y La Nucía, en Alicante, o Rafelbunyol en Valencia se pusieran dosis antes de su turno. Al parecer, todos ellos acudieron a ponerse la inyección porque les dijeron que sobraban dosis y que, si no se las ponía alguien, se tendrían que tirar. En el Ministerio de Sanidad han contestado que, aunque el documento de la Estrategia de Vacunación no tiene directrices explícitas ante esta posibilidad, "a nivel técnico" se ha indicado que se aprovechen esas dosis sobrantes aunque sea en sujetos fuera de los colectivos prioritarios entendiendo que son una cantidad muy poco significativa. Cantabria sí ha creado un listado extra al que recurrir para administrar esas vacunas.

"No sobran dosis. Faltan dosis. No hay suficientes para que todos nos vacunemos mañana. Lo que hay que hacer es una planificación adecuada para que no sobren viales", afirmó Illa este miércoles.

En todo caso, la cuestión de las dosis sobrantes es distinta a la decisión de pasar a vacunar a grupos que no parecen cuadrar con las prioridades diseñadas para esta primera etapa. Como tampoco pudo justificarse que en una residencia de mayores concertada de la Comunidad de Madrid, Casablanca Valdesur, se colara a familiares de los trabajadores para recibir dosis, tal y como destapó elDiario.es. La dirección admitió "anomalías" y el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso aseguró que se trataba de un caso aislado.


¿Alguien dudaba de que los que tienen poder se iban a quedar atrás en la cola para vacunarse ellos y a su familia?

¡Que estamos en ¡Hespaña!
 

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
51.324
Calificaciones
80.595
Ubicación
227

Estos son los políticos que se han saltado la cola de la vacunación contra la COVID-19​

ACTUALIZADO 22/01/2021, 17:20| Repasamos quiénes son los políticos con cargo público que se han vacunado contra la COVID-19 cuando aún no era su turno. España todavía está en la fase 1 de vacunación y los primeros grupos en recibir la vacuna son residentes y personal de centros de mayores, personal sanitario y sociosanitario, y grandes dependientes no institucionalizados.
55005338173-FF-MIGUEL-VILLEGAS-RP-MARCIAL-GUILLEN-EFE-20210120-1920x520.jpg
El consejero de Salud del Gobierno de Murcia, Manuel Villegas | EFE/Marcial Guillén
Por Laura García
Transparentia
20 enero 2021 | 5 min lectura
En España la estrategia de vacunación contra la COVID-19 va por fases y el criterio que se ha establecido es muy claro: primero los grupos prioritarios.

Según la estrategia aprobada por Sanidad, en la primera fase de vacunación, que aún no ha terminado, las primeras personas en recibir la vacuna son residentes y personal de centros de mayores, personal sanitario en primera línea contra la pandemia y personal sociosanitario, y grandes dependientes no institucionalizados.

Pero ya comienzan a salir a la luz nombres de políticos en cargos públicos que han decidido obviar el protocolo y se han vacunado contra la COVID-19 antes de lo que les corresponde. La mayoría han justificado su vacunación para no “desechar las vacunas sobrantes” tras vacunar a residentes y personal sanitario de las residencias de mayores de las localidades a las que pertenecen. Se escudan en que, una vez descongeladas, las vacunas deben ser puestas en un máximo de seis horas desde que se han diluido, según la Agencia Europea del Medicamento.

Repasamos quiénes son, qué cargo ocupan, si han dimitido o han sido cesados y cuál es su sueldo público, entre otros detalles.

El Jemad y los consejeros de Murcia y Ceuta, entre los vacunados

El Jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), Miguel Ángel Villarroya, y la cúpula militar han sido vacunados contra la COVID-19, “en base a un plan interno de vacunación del ejército”. Desde el Ministerio de Defensa han confirmado a Newtral.es que ya se ha solicitado un informe para aclarar qué ha ocurrido para que se haya dado esta circunstancia que implica priorizar a los altos mandos del ejército por delante de otros miembros. Según adelantaba Europa Press este viernes 22 de enero, el Ejército dispone de una partida de vacunas propia.

El Jemad (JEMAD) es quien ejerce, bajo la dependencia del ministro de Defensa, el mando de la estructura operativa de las Fuerzas Armadas y el mando del Estado Mayor de la Defensa.

La noticia ha salido a la luz un día después de que se diera a conocer que el consejero de Salud de Murcia, Manuel Villegas, y el consejero de Sanidad de Ceuta, Javier Guerrero, también han recibido la vacuna contra la COVID-19 antes de tiempo. Villegas, que ya ha dimitido, se vacunó junto a otros 400 trabajadores de su Consejería y del Servicio Murciano de Salud, como adelantaba La Verdad. Guerrero confirmó en una rueda de prensa que tanto él como otras nueve personas de la Consejería de Sanidad de Ceuta han recibido ya la vacuna contra la COVID-19.
Estos tres altos cargos son los de mayor rango que por el momento han incumplido la estrategia de vacunación que se aprobó el pasado diciembre en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.
Flourish logo A Flourish map
En el caso de Villegas, aunque en un primer momento el consejero murciano lamentaba lo ocurrido y señalaba que no iba a dimitir, posteriormente en una rueda de prensa el 20 de enero, junto con el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, ha anunciado su dimisión como consejero de Salud de Murcia. También han dimitido por esta causa, la concejala de Salud y Bienestar Social de Bonares (Huelva), Rocío Galán, y la concejala del ayuntamiento de Castrillón (Asturias), Carmen Piedralba.

Villegas, doctor en Medicina y Cirugía, tenía -hasta su dimisión- dedicación exclusiva en el gobierno de la región. Además, entre los grupos que se están vacunando en esta primera fase, no se hace referencia a personal que gestione políticas sanitarias. De hecho, el protocolo indica que una vez vacunado el primer grupo −residentes y personal de centros de mayores− que aún no ha finalizado, le tocará el turno al personal de primera línea, es decir que trabaje de cara al paciente. Y en último caso, el personal sanitario que de manera específica realiza actividades que exigen contacto estrecho con personas que puedan estar infectadas por SARS-CoV-2
En cambio el consejero ceutí, aunque ha admitido haberse vacunado “hace 3 o 4 días”, explica que su situación no es como la del consejero de Murcia y adelantó que no iba a dimitir.

En una rueda de prensa el 21 de enero, Guerrero explicó que tanto él como otras nueve personas Salud Pública de Ceuta se han vacunado porque se consideran “personal de primera línea y personal de gestión de la pandemia” y ha defendido que “no ha incumplido el protocolo y que no ha hecho nada mal”.

Aunque también se ha excusado diciendo que no quería vacunarse, “pero mis técnicos opinaron que si yo no me vacunaba ellos tampoco, era una decisión importante para ellos», comentó Guerrero.
Aquí puedes consultar la Estrategia de vacunación frente a COVID-19 en España y ver a qué grupos se están vacunando.
En el contexto de las vacunaciones de políticos que incumplen el protocolo de preferencia, el exlíder de Ciudadanos, Albert Rivera, se mostró a favor en su perfil de Twitter en dar preferencia a los políticos en el plan de vacunación, horas después de la dimisión de Villegas.


Más casos en el panorama nacional

Antes de Villegas llegaron otros y también después. La alcaldesa de Molina de Segura (Murcia), Esther Clavero (PSOE), ha sido la última reconocer que se ha vacunada contra la COVID-19 “como paciente oncológica de alta exposición”. Pero hay que recordar que estos pacientes aún no se están vacunando según el plan aprobado por el Gobierno.

En la Comunidad Valenciana, hasta ahora, es donde se conoce que hay más casos de políticos vacunados antes de tiempo. Ximo Coll, alcalde de El Verger (Alicante) y Carolina Vives, alcaldesa de Els Poblets (Alicante), que además son matrimonio, confesaron haber recibido la vacuna contra la COVID-19.

Aunque el PSOE les ha suspendido en militancia y ha abierto un expediente para decidir qué medidas disciplinarias se imponen, los alcaldes siguen en el cargo. También en Alicante, pero del Partido Popular, han recibido la vacuna el alcalde de La Nucía y el concejal de Sanidad. El alcalde de este municipio, Bernabé Cano −que también es diputado provincial− defiende que ejerce de médico en algunos clubes de fútbol del municipio, mientras que el concejal Manuel Alcalá, es actualmente ATS con plaza de funcionario en el centro de salud de Les Foietes, donde se le ha vacunado “como al resto de personal sanitario ejerciente”. Otro alcalde del PP es el de Luesia (Zaragoza), Jaime Lacosta, a quien el partido ha solicitado su dimisión y ha abierto un expediente.

En Córdoba, los alcaldes de tres municipios también han reconocido haberse vacunado ya. Éstos son, Francisca Alamillo, alcaldesa de Torrecampo; José Luis Cabrera, alcalde de Alcaracejos, y Jesús Fernández, alcalde de El Guijo (Córdoba).

Otros cargos que han admitido haber recibido la vacuna, sin que fuera su turno, son Fran López, alcalde de Rafelbunyol (Valencia); José Galiano, concejal de Sanidad de Orihuela (Alicante); y el diputado provincial de Alicante, Juan Bautista Roselló. En Cataluña, Sergi Pedret, alcalde de Riudoms (Tarragona) se suma a esta lista.

En el buscador de sueldos de Transparentia puedes consultar los sueldos de éstos y otros altos cargos de las diferentes administraciones públicas.


Si los que tienen que dar ejemplaridad para guardar el turno para vacunarse se la saltan. ¡Apaga y vámonos-!
 
Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
51.324
Calificaciones
80.595
Ubicación
227

Dimite el JEMAD tras conocerse su vacunación irregular​

Miguel Ángel Villarroya ha dimitido tras recibir la primera dosis al margen del protocolo establecido
https://laultimahora.es
Por
La Última Hora.

23 de enero de 2021 17:45

Dimite el JEMAD tras conocerse su vacunación irregular

Hace unos días, la vacunación de altos mandos de la cúpula militar al margen del calendario establecido para la población civil ya se situaba en el foco de la polémica. Una controversia que no hizo más que aumentar tras darse a conocer la identidad de uno de los beneficiados de la primera dosis: Miguel Ángel Villarroya, el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD).

Un escándalo que hacía que todas las miradas apuntaran hacia las Fuerzas Armadas y, en consecuencia, al Ministerio de Defensa, dirigido por la socialista Margarita Robles. La vacunación de ciertos cargos ya despertaba las dudas de algunos expertos, que aseguraban que algunos de los vacunados debían haber esperado a fases más avanzadas para recibir la dosis.

La decisión fue defendida bajo el argumento de que se había actuado con la intención de “preservar la integridad, continuidad y eficacia de la cadena operativa de las Fuerzas Armadas”. Una explicación que no parece haber convencido ya que esta mañana llegaba la primera consecuencia: el Ministerio de Interior destituía al enlace de la Guardia Civil en el Estado Mayor de Defensa por vacunarse.
En la misma línea, hace tan solo unos minutos se daba a conocer la dimisión del hasta ahora JEMAD. Villarroya lo ha hecho a través de una carta dirigida a la ministra Robles en la que ha incluido la solicitud de cese, que ha sido aceptada. A través de un comunicado, el general ha asegurado que su intención no era aprovechar sus privilegios y que ha tomado la decisión de dimitir para tratar de evitar el posible deterioro en la imagen pública de las Fuerzas Armadas.