EDUCACIÓN Comienza el curso escolar más inestable

P

pilou12

Guest
EDUCACIÓN
Diferentes ediciones de libros de texto
«Cada región presiona para colar sus caprichos en los libros de texto»
Viernes, 6 septiembre 2019

Educación asegura que no le constan las coacciones y Cs le dice que sí las conoce




Una niña lee un libro de texto en el colegio. JOSÉ CUÉLLAR



Las comunidades autónomas presionan para colar sus caprichos territoriales en los libros de texto. Cada una tiene su manía y es una falta de respeto a la libertad de cátedra. Nos lo dicen en las reuniones, porque no se atreven a ponerlo por escrito. Muchas veces no les hacemos caso, porque son cosas absurdas». Quien habla es Antonio María Ávila, director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), que engloba, en total, a 800 editoriales de todo tipo, incluidas las que elaboran los manuales escolares.

Ávila denunció ayer las «presiones» que reciben estas editoriales por parte de consejeros, viceconsejeros y directores generales autonómicos para que se ciñan a unos contenidos ideológicos determinados que resalten las peculiaridades autóctonas de la región, aunque sean inexactos o cuestionables desde un punto de vista académico. Dijo, por ejemplo, que en la Generalitat catalana están empeñados en utilizar en los libros de Historia el término «Corona Catalanoaragonesa», aunque «en ningún documento de la Edad Media aparece este concepto».

Y contó otros casos: «Cataluña nos pidió que hablásemos de Wifredo El Piloso, no el Velloso, y no de los Reyes Católicos»; «Canarias, como no tiene ríos, quiso que les diésemos importancia y suprimiésemos la frase: 'Los ríos son grandes lugares de asentamiento y civilización'»; «La Comunidad Valenciana pretendía censurar un libro de Fernando Lázaro Carreter que sostenía que el valenciano era un dialecto del catalán»; «Andalucía se enfadó porque a un libro de Música le faltaba citar el tambor rociero»; «En Castilla-La Mancha nos dijeron que adaptáramos 'a la realidad autonómica' un libro de la FP sobre las cajas de cambio de los vehículos»... Este tipo de coacciones ya fueron denunciadas en 2017 por José Moyano, presidente de la Asociación Nacional de Editores de Libros de Texto(Anele), durante una comparecencia en el Congreso a instancias del PSOE, aunque no con estos detalles.

A pesar de ello, un portavoz del Ministerio de Educación respondió ayer a EL MUNDO por escrito que «no tiene constancia» de estas presiones» y «desconoce el alcance que puedan tener». La diputada de Ciudadanos Marta Martínrecordó que precisamente fueron las palabras de Moyano las que llevaron al equipo del entonces ministro del PP, Íñigo Méndez de Vigo, a encargar a la Alta Inspección del Estado el famoso informe sobre adoctrinamiento en los libros de textoque después ocultaron tanto él como la ministra actual, Isabel Celaá.

«La ministra no puede desconocer estas presiones», denunció Martín, que registró una pregunta parlamentaria para que Celaá explique qué medidas va a tomar al respecto.

La denuncia que los editores concretaron ayer sirvió para evidenciar las consecuencias de la «dispersión» del sistema educativo en un contexto en el que las competencias educativas están transferidas a las comunidades autónomas y no se alcanza un pacto de Estado que unifique lo que estudian los alumnos. Los gobiernos autonómicos han publicado en los últimos tres años hasta 450 textos normativos diferentes, entre leyes, decretos, órdenes y resoluciones en relación a los libros de texto. Si el análisis se remonta a los últimos ocho años, las normas aprobadas son 1.820.

«Los currículos de las diversas comunidades autónomas tienen cada vez menos elementos comunes entre sí», denuncia el informe El libro educativo en España 2019/2020publicado por los editores. Anele, por su parte, considera que la Lomce del PP tiene responsabilidad en este caos, pues no especificó qué es lo que los alumnos tenían que estudiar en cada curso. Además, la clasificación entre asignaturas troncales, específicas y de libre configuración ha permitido a los gobiernos regionales poner asignaturas propias con sus peculiaridades locales.

Estas diferencias, unidas a los «caprichos» ideológicos de las autoridades educativas, llevan a que las editoriales se hayan visto obligadas a publicar este curso 33.222 libros de texto diferentes sólo en soporte papel, que se suman a 18.309 volúmenes en soporte digital. Entre unos y otros, alcanzan los 51.530.

Cada año son más. Sólo los libros en papel para el alumno han pasado de los 10.839 contabilizados el curso pasado a 11.381, y los del profesor, de 1.834 a 2.058. En este soporte tradicional, los más numerosos son los escritos en castellano (5.345) e inglés (2.361), seguidos de los que están en catalán (1.811), valenciano (643), euskera (505) y gallego (422).

«Como hay ocho millones de alumnos en la enseñanza obligatoria, esto se traduce en 43 o 44 millones de volúmenes que se manejan cada curso», estimó el presidente de Anele, José Moyano, advirtiendo del «esfuerzo» que les supone producir todos estos materiales.

ANDALUCÍA GASTA 108 EUROS POR ALUMNO Y CATALUÑA, 5,75
Los editores presentaron ayer un informe en el que también se advierten las «llamativas diferencias» en los distintos sistemas de ayudas para las familias. «En unos sitios son ayudas directas, en otros préstamos universales, en otros aportaciones por nivel de renta... Cada modelo conlleva una atención diferente. Dependiendo de dónde viva un alumno, recibe una ayuda u otra», denunció José Moyano, presidente de Anele.

El informe detalla que en Andalucía -donde los libros de texto son gratuitos para todos los estudiantes- la inversión pública por alumno en libros de texto es de 108,3 euros, mientras que en Cataluña es de 5,75 euros, pues sólo se conceden ayudas directas a alumnos en vulnerabilidad. Después de Andalucía, la región con mayor inversión por alumno es La Rioja (102,15 euros), que utiliza un sistema de préstamo universal de 3º a 6º de Primaria y después recurre a ayudas directas en función de la renta. Destacan por su volumen presupuestario el programa de préstamo Xarxa Llibre de la Comunidad Valenciana (42 millones de euros para este curso, lo que supone un gasto de 81,11 euros por alumno) y el programa Accede de la Comunidad de Madrid, con 26 millones (37,59 euros por alumno), según los datos que manejan los editores, que denuncian que estos sistemas «cada vez son más variados y complicados» y que están produciendo «desigualdad», «ya que no todos los alumnos tienen las mismas posibilidades de acceder a los mismos recursos».


image.png

https://www.elmundo.es/espana/2019/09/06/5d716df3fc6c83a05f8b45e8.html
 

Registrado
3 Mar 2006
Mensajes
49.403
Calificaciones
78.731
Ubicación
227
EDUCACIÓN
Diferentes ediciones de libros de texto
«Cada región presiona para colar sus caprichos en los libros de texto»
Viernes, 6 septiembre 2019

Educación asegura que no le constan las coacciones y Cs le dice que sí las conoce




Una niña lee un libro de texto en el colegio. JOSÉ CUÉLLAR



Las comunidades autónomas presionan para colar sus caprichos territoriales en los libros de texto. Cada una tiene su manía y es una falta de respeto a la libertad de cátedra. Nos lo dicen en las reuniones, porque no se atreven a ponerlo por escrito. Muchas veces no les hacemos caso, porque son cosas absurdas». Quien habla es Antonio María Ávila, director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), que engloba, en total, a 800 editoriales de todo tipo, incluidas las que elaboran los manuales escolares.

Ávila denunció ayer las «presiones» que reciben estas editoriales por parte de consejeros, viceconsejeros y directores generales autonómicos para que se ciñan a unos contenidos ideológicos determinados que resalten las peculiaridades autóctonas de la región, aunque sean inexactos o cuestionables desde un punto de vista académico. Dijo, por ejemplo, que en la Generalitat catalana están empeñados en utilizar en los libros de Historia el término «Corona Catalanoaragonesa», aunque «en ningún documento de la Edad Media aparece este concepto».

Y contó otros casos: «Cataluña nos pidió que hablásemos de Wifredo El Piloso, no el Velloso, y no de los Reyes Católicos»; «Canarias, como no tiene ríos, quiso que les diésemos importancia y suprimiésemos la frase: 'Los ríos son grandes lugares de asentamiento y civilización'»; «La Comunidad Valenciana pretendía censurar un libro de Fernando Lázaro Carreter que sostenía que el valenciano era un dialecto del catalán»; «Andalucía se enfadó porque a un libro de Música le faltaba citar el tambor rociero»; «En Castilla-La Mancha nos dijeron que adaptáramos 'a la realidad autonómica' un libro de la FP sobre las cajas de cambio de los vehículos»... Este tipo de coacciones ya fueron denunciadas en 2017 por José Moyano, presidente de la Asociación Nacional de Editores de Libros de Texto(Anele), durante una comparecencia en el Congreso a instancias del PSOE, aunque no con estos detalles.

A pesar de ello, un portavoz del Ministerio de Educación respondió ayer a EL MUNDO por escrito que «no tiene constancia» de estas presiones» y «desconoce el alcance que puedan tener». La diputada de Ciudadanos Marta Martínrecordó que precisamente fueron las palabras de Moyano las que llevaron al equipo del entonces ministro del PP, Íñigo Méndez de Vigo, a encargar a la Alta Inspección del Estado el famoso informe sobre adoctrinamiento en los libros de textoque después ocultaron tanto él como la ministra actual, Isabel Celaá.

«La ministra no puede desconocer estas presiones», denunció Martín, que registró una pregunta parlamentaria para que Celaá explique qué medidas va a tomar al respecto.

La denuncia que los editores concretaron ayer sirvió para evidenciar las consecuencias de la «dispersión» del sistema educativo en un contexto en el que las competencias educativas están transferidas a las comunidades autónomas y no se alcanza un pacto de Estado que unifique lo que estudian los alumnos. Los gobiernos autonómicos han publicado en los últimos tres años hasta 450 textos normativos diferentes, entre leyes, decretos, órdenes y resoluciones en relación a los libros de texto. Si el análisis se remonta a los últimos ocho años, las normas aprobadas son 1.820.

«Los currículos de las diversas comunidades autónomas tienen cada vez menos elementos comunes entre sí», denuncia el informe El libro educativo en España 2019/2020publicado por los editores. Anele, por su parte, considera que la Lomce del PP tiene responsabilidad en este caos, pues no especificó qué es lo que los alumnos tenían que estudiar en cada curso. Además, la clasificación entre asignaturas troncales, específicas y de libre configuración ha permitido a los gobiernos regionales poner asignaturas propias con sus peculiaridades locales.

Estas diferencias, unidas a los «caprichos» ideológicos de las autoridades educativas, llevan a que las editoriales se hayan visto obligadas a publicar este curso 33.222 libros de texto diferentes sólo en soporte papel, que se suman a 18.309 volúmenes en soporte digital. Entre unos y otros, alcanzan los 51.530.

Cada año son más. Sólo los libros en papel para el alumno han pasado de los 10.839 contabilizados el curso pasado a 11.381, y los del profesor, de 1.834 a 2.058. En este soporte tradicional, los más numerosos son los escritos en castellano (5.345) e inglés (2.361), seguidos de los que están en catalán (1.811), valenciano (643), euskera (505) y gallego (422).

«Como hay ocho millones de alumnos en la enseñanza obligatoria, esto se traduce en 43 o 44 millones de volúmenes que se manejan cada curso», estimó el presidente de Anele, José Moyano, advirtiendo del «esfuerzo» que les supone producir todos estos materiales.

ANDALUCÍA GASTA 108 EUROS POR ALUMNO Y CATALUÑA, 5,75
Los editores presentaron ayer un informe en el que también se advierten las «llamativas diferencias» en los distintos sistemas de ayudas para las familias. «En unos sitios son ayudas directas, en otros préstamos universales, en otros aportaciones por nivel de renta... Cada modelo conlleva una atención diferente. Dependiendo de dónde viva un alumno, recibe una ayuda u otra», denunció José Moyano, presidente de Anele.

El informe detalla que en Andalucía -donde los libros de texto son gratuitos para todos los estudiantes- la inversión pública por alumno en libros de texto es de 108,3 euros, mientras que en Cataluña es de 5,75 euros, pues sólo se conceden ayudas directas a alumnos en vulnerabilidad. Después de Andalucía, la región con mayor inversión por alumno es La Rioja (102,15 euros), que utiliza un sistema de préstamo universal de 3º a 6º de Primaria y después recurre a ayudas directas en función de la renta. Destacan por su volumen presupuestario el programa de préstamo Xarxa Llibre de la Comunidad Valenciana (42 millones de euros para este curso, lo que supone un gasto de 81,11 euros por alumno) y el programa Accede de la Comunidad de Madrid, con 26 millones (37,59 euros por alumno), según los datos que manejan los editores, que denuncian que estos sistemas «cada vez son más variados y complicados» y que están produciendo «desigualdad», «ya que no todos los alumnos tienen las mismas posibilidades de acceder a los mismos recursos».


Ver el archivo adjunto 1159208

https://www.elmundo.es/espana/2019/09/06/5d716df3fc6c83a05f8b45e8.html


Esto ya es viejo. Se tendría que unificar los textos en todo el territorio nacional. Ya lo he contado alguna vez pero lo vuelvo a contar.

Mi hijo ha estudiado en el País Vasco. Pues bien, cuando le tocó estudiar geografía los textos del País Vasco ponían como pertenecientes a la Comunidad Autonoma Vasca a Navarra, Araba, Bizkaia, Guipuzkoa, mas los territorios vascos franceses: Lapurdi y Zuberoa.

De ahí se pasaba a estudiar Europa, pero el resto de las CCAA españolas no se estudiaba en los textos.
Las andereños (profesoras) vieron que eso no podía ser, así que de sus apuntes se tomaron la molestia de hacerles estudiar todas las CCAA recortando horario de otras materias y hete aquí que surgió el problema.

Si según el texto de la Comunidad Vasca los territorios vascos incluían a Navarra y las dos francesas, ahora según los textos españoles Navarra formaba una CA propia y las francesas desaparecían.

Los críos estupefactos por supuesto porque a esa edad no se entiende la visión política, pero un compañero de mi hijo tenía un hermano con un año menor y su madre ayudaba al mismo tiempo al hijo mayor y al pequeño. El pequeño con su geografía al estilo de CAV y el mayor al estilo nacional. El uno diciendo a su madre cuando le tomaba la lección al otro "Mamá el tato lo está diciendo mal" y su madre diciendole: "callaté y tu lo estudias así". Los dos hermanos líados y la madre loca porque a esa edad no le puedes explicar a ambos que hay diferentes formas de ver la geografía. En fin...

Eso no quiere decir que no se haga alguna ampliación de tipo local pero nunca se debe permitir variaciones importantes para no dar lugar a follones entre los críos.
 
P

pilou12

Guest
TECNOLOGÍA Y ROBÓTICA PARA LUCHAR CONTRA EL ABANDONO ESCOLAR

Sara Rivas


image.png


El programa Tech4Change enseña a chicos de segundo y tercero de ESO programación y trabajo en equipo para incentivarles a seguir estudiando



Con un 17,9%, España es el país de la Unión Europea con mayor tasa de abandono escolar, según los últimos datos de Eurostat de 2018. Aunque estos números se han conseguido reducir, seguimos lejos del objetivo del 15% pactado con la UE para 2020. Por eso, cada día surgen ideas y proyectospara incentivar a los estudiantes a continuar con sus estudios. Uno de estos programas es Tech4Change que comenzó su andadura el curso pasado para promover la inclusión social empleando la tecnología y la computación.

La idea surge de la Fundación Everis, está gestionado por United Way y desarrollado por la Asociación Creática, especializada en promover la inclusión en igualdad utilizando la tecnología. Una unión de las tres entidades que ha permitido ponerlo en marcha en el instituto Marqués de Suanzes en Madrid y que ha beneficiado a 58 chicos y chicas.

Los alumnos que han participado en Tech4Change crearon y programaron el curso pasado un Escornabot, un robot capaz de realizar diferentes juegos de programación. Fue diseñado sobre la base de Arduino, una plataforma de creación de electrónica de código abierto, con software y hardware libres. Los alumnos también trabajaron con un pequeño coche eléctrico para implantar la nueva tecnología derivada del aprendizaje de la robótica que llevaron a cabo en el aula de tecnología. El vehículo se creó utilizando una impresión 3D y se podía manejar mediante una app móvil.

Marina Fuentes, CEO de United Way en España, incide que los conocimientos sobre tecnología y programación no son lo verdaderamente importante de la experiencia. “La tecnología solo es la excusa para acercarnos a los chicos y reforzar sus habilidades ‘soft skills’ de trabajo en equipo, escucha activa, empatía, asertividad, además de fomentar el desarrollo de un pensamiento crítico, creativo y analítico entre los jóvenes”. Aunque reconoce que el poder acercar la formación STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), sobretodo al colectivo femenino, es un plus en sí mismo.

“La tecnología solo es la excusa para reforzar sus habilidades ‘soft skills’ de trabajo en equipo, escucha activa y empatía”


Para poder llevar las clases a cabo, además de los profesores titulares, 24 voluntarios y voluntarias de Everis y educadores de la Asociación Creática acudieron durante todo el curso al centro donde los alumnos se dividieron en 11 grupos para recibir una atención personalizada. “Con los voluntarios se crea una relación muy estrecha en el que hay lugar para la admiración, el respeto pero también para el compadreo gracias a la confianza que se genera con los chicos”, reconoce María Jesús Jiménez, socia de Everis. “Hubo días en que no se impartieron conocimientos tecnológicos porque los chicos querían conocer cómo habían llegado nuestros voluntarios a dedicarse a su profesión y que era exactamente lo que hacían en su día a día laboral”.

En un principio la experiencia estaba pensada para los estudiantes del Programa de Mejora del Aprendizaje y el Rendimiento (PMAR), destinados a estudiantes que requieren un refuerzo para continuar el curso que les corresponde. Pero por petición de los propios alumnos, y con la finalidad de fomentar la integración, se extendió a todas las aulas de segundo y tercero de la ESO. Las clases se impartieron dentro de la asignatura obligatoria de Tecnología que todos comparten. La coordinación con el profesorado permitió la incorporación de contenidos nuevos en el aula, así como la formación de los propios docentes en el uso de nuevas herramientas como el programa de diseño 3D online Tinkercad, el cableado arduino nano o la impresión en 3D.

En base a esta experiencia, muchos chicos y chicas se encuentran animados a llevar sus carreras hacia la ciencia y la tecnología


En base a esta experiencia, Marina Fuentes asegura que muchos chicos y chicas se encuentran animados a llevar sus carreras hacia la ciencia y la tecnología, una auténtica proeza dada la falta de interés de los adolescentes por estas materias, mucho más en el caso de ellas. “Se dieron cuenta de que si querían hacer algo y se lo proponían podían”, apunta.

Este curso el programa continuará con nuevos alumnos en el Marqués de Suanzes, un centro elegido por su cercanía con la Fundación Everis, que quiere generen impacto en la comunidad en la que se instalan. Esperan ampliarlo geográficamente a otras ciudades donde la compañía tiene presencia. Galicia, Santander, Bilbao, Salamanca, Valladolid o Sevilla son algunas de las localizaciones candidatas. Eso sí, según adelanta Jiménez, el trabajo con Arduino y robótica dejará paso a las ‘smart cities’, las energías renovables o la innovación en agricultura, pensando en las posibilidades de desarrollo del lugar de destino.

VIDEO: https://www.elconfidencial.com/soci...onas-tecnologia-abandono-escolar-bra_2265119/
 

P

pilou12

Guest
SISTEMA EDUCATIVO
¿Se debe priorizar la enseñanza pública sobre la concertada?
Participe y responda a la pregunta que esta semana plantea el Foro de Educación de EL PAÍS


Conéctate
Enviar por correo
Imprimir
EL PAÍS
Twitter
18 NOV 2019



Una clase de ESO en un instituto público.


Una clase de ESO en un instituto público. MÒNICA TORRES




¿Deben las Administraciones primar la enseñanza pública sobre la concertada? Algunos Gobiernos autonómicos, como el valenciano, defienden que en un contexto de recursos limitados la Administración debe priorizar la enseñanza pública, y la concertada cumplir una función subsidiaria: cubrir la demanda allí donde la pública primera no llega, de modo que no se dupliquen centros escolares sostenidos con fondos públicos. La red concertada valenciana rechaza esa visión, que se ha concretado en la eliminación selectiva de algunos conciertos, y la ha recurrido ante los tribunales, que le han dado inicialmente la razón, aunque la Generalitat ha recurrido al Supremo, que todavía no ha resuelto.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha abierto también un debate en torno a la enseñanza concertada al afirmar que "el derecho de los padres a escoger una enseñanza religiosa o a elegir un centro educativo" no está reconocido en la Constitución, y que así lo han confirmado medio centenar de sentencias del Tribunal Constitucional. Una conclusión que rechaza la red concertada, la jerarquía católica y partidos como el PP y Ciudadanos.

Participe en el Foro de Educación de EL PAÍS respondiendo a la pregunta de esta semana: ¿Se debe priorizar la enseñanza pública sobre la concertada?Publicaremos aquí una selección de las respuestas.

 
P

pilou12

Guest
Una maestra que enseña el valor de ser diferentes

· Atleta paralímpica y maestra






27/11/2019

Sara Andrés
“Aprendí a aceptarme y a reírme de mí misma, porque no hay nada más divertido que reírse de los gazapos y de los errores que cometes”. Para Sara Andrés, atleta paralímpica y maestra de educación primaria, el humor es fundamental. Un accidente de coche a los 25 años, un cáncer de tiroides, y posteriormente, un cáncer de piel no le hicieron perder la sonrisa y, lejos de hundirla, la impulsaron para lograr metas que jamás había pensado que podía conseguir. Sara Andrés encontró en el atletismo un deporte que le ayudó a sentirse bien y ganar múltiples medallas y batir récords en campeonatos nacionales e internacionales.

Esta maestra defiende que la educación tiene que ser inclusiva y enseña a sus niños y niñas desde la diferencia y a través de su ejemplo: “Lo que hice fue introducirles la idea de ser empático con el otro y con mi discapacidad, porque todos tenemos discapacidades o supercapacidades”.
Su sonrisa contagiosa nos invita a celebrar la vida cada día, y a disfrutar del momento presente como un regalo extraordinario: “Voy a pensar en todo lo bueno que he hecho hoy y disfrutarlo como único, porque es único, el pasado no existe y el futuro tampoco. Despertad, sed conscientes de todo lo bueno que tenéis en la vida, valoradlo y disfrutadlo”.

 

P

pilou12

Guest
Maribel, la maestra que enseñó a leer a millones de españoles con las cartillas Micho, muere a los 72 años


Maribel Sahuquillo, la maestra fallecida este martes, junto a las cartillas Micho que creó.


Maribel Sahuquillo, la maestra fallecida este martes, junto a las cartillas Micho que creó.


14/01/2020

La mujer fue una de las tres creadoras de los populares cuadernos Micho, con los que 'peques' de 3 a 6 años aprendieron a leer en los años 80 y 90.

María Isabel Sahuquillo -más conocida como Maribel-, una de las maestras conquenses que crearon el método de lectoescritura "Micho", ha fallecido este martes en Cuenca a los 72 años de edad. La educadora deja así huérfanos a Morito, Canelo y Michín, los hijos de papá Micho y mamá Gata. Todos, formaban la familia de felinos que enseñaron a leer a millones españoles.

Sahuquillo fue maestra en el colegio La Paz de la capital conquense -antiguo centro Primo de Rivera-, donde coincidió con Felisa García y Pilar Martínez. Entre las tres idearon el método "Micho" con el que aprendieron a leer buena parte de los escolares españoles, así como de Latinoamérica, durante los años 80 y 90.

En abril de 2018, la Universidad de Castilla-La Mancha rindió homenaje a las tres maestras, que empezaron a finales de los 70 a elaborar este sistema para suplir las carencias de las cartillas que en aquellos años se utilizaban.



Los populares cuadernos Micho.



Micho, un icono
Micho y su familia son icónicas para varias generaciones de españoles. Bruño, la editorial que produjo los cuadernos de lectoescritura durante los años 80 y 90, asegura que vendió miles de copias con las que los niños de 3 a 6 años se sumergían en las aventuras de los gatos para aprender a leer.

Los métodos de aprendizaje creados por Sahuquillo y sus dos colegas de profesión pudieron haberse quedado en Cuenca. Pero, según publica Verne, una inspectora del Ministerio de Educación que acudió al colegio donde enseñaban las tres profesoras, salió maravillada de la manera de enseñar.

"Le encantó lo que vio. Los niños cantaban, bailaban, estaban alegres y, además, mucho más avanzados que en otros colegios. La inspectora nos animó a publicar el método. Nos dijo que si no lo quería ninguna editorial lo imprimían desde lo público", contaba Felisa García, otra de las autoras de los revolucionarios cuadernos.

Trabajo en equipo
Las autoras se repartían el trabajo: García pintaba los dibujos ("los hice con plastidecor"); Pilar Martínez desarrollaba los fonemas ("es una parte muy importante") y Maribel Sahuquillo, fallecida este martes, elaboraba textos y daba forma al todo ("era la que mejor me apañaba con la tecnología"). Las historias de cada cuento eran ideadas por todas, quienes se reunían en casa de Sahuquillo para elaborar los cuadernos.

De hecho, las autoras rebelaron en 2018 que habían escogido la letra cursiva para escribir los textos para "evitar las confusiones de las letras de imprenta y los problemas de dislexia". Las maestras tenían todo pensado. De ahí, el amplio éxito de los gatos que educaron a una generación.

Incluso hubo traducciones al catalán, donde Moix, el Micho catalán, también enseñó a los niños de las comunidades catalanoparlantes a leer en su otra lengua madre. Sahuquillo y sus amigas maestras ganaron "algo de dinero" con el éxito de los cuadernos, sin embargo, la tres mujeres siguieron ejerciendo como maestras hasta su jubilación. Ahora, Micho y su familia de gatos llora la muerte de una de sus creadoras. Una de las maestras españolas que educó a miles de españoles.