Dos primas lejanas del Rey imputadas por blanqueo- Trama Gao Ping

Registrado
4 May 2009
Mensajes
2.638
Calificaciones
15.899
http://politica.elpais.com/politica/2013/06/10/actualidad/1370862860_629408.html

- - - Updated - - -

El juez del caso Emperador en la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, ha marcado un calendario de citaciones en las que incluye, como imputados, a quince empresarios que supuestamente usaron la red mafiosa liderada por el chino Gao Ping para blanquear dinero, a los que se les imputa delito fiscal y cooperación para el blanqueo de capitales.
Entre los imputados hay tres parientes lejanas del rey Juan Carlos —María Margarita Borbón dos Sicilias Lubomirska, su hermana María Inmaculada y la hija de esta María Illa García de Sáez Borbón dos Sicilias—, que habían sido citadas para mañana, aunque solo la última acudirá porque las otras han excusado su ausencia por motivos de salud, han informado fuentes jurídicas.
El juez, que mantenía bajo secreto esta línea de investigación, ha citado hoy mismo a dos de los empresarios, el constructor Antonio Banús Ferré y Enrique Ortega Cedrón, quienes han reconocido que tenían cuentas en Suiza y que llamaban por teléfono para que les entregaran dinero en metálico de estas cuentas, pero que no preguntaban de dónde venía.
[h=4]más información[/h]


Pese a que la Fiscalía pedía prisión bajo fianza de 50.000 y 80.00 euros, respectivamente, el juez les ha dejado en libertad con comparecencias mensuales en el juzgado.
El magistrado ha citado el miércoles a José Velasco Meseguer y Santiago Calle Quirós y al día siguiente deberán comparecer el apoderado del grupo inmobiliario Salermar 98 José Antonio Fernando Gil González y el ex consejero delegado de Banesto Enrique Lasarte Pérez.
El viernes será el turno de José Leandro Torrontegui y José Luis Torrontegui Fierro, y el lunes 17 han sido llamados a declarar Francisco de Borja Otero (marqués de Revilla), María Mercedes y María Inmaculada Goméz Arbex e Ignacio Bernar Elorza.
Estas personas están relacionadas con la llamada 'trama hebrea' de la red de Gao Ping, una organización dirigida por ciudadanos de origen israelí que ayudaba a los empresarios, así como a la red china, a blanquear grandes cantidades de dinero.
La red hebrea captaba a empresarios y personas acaudaladas, a los que la Policía llama 'receptores', con mucho dinero en paraísos fiscales, y que o bien querían tenerlo en metálico sin pagar impuestos o bien no deseaban que se supiera su verdadero patrimonio.
La red hebrea les entregaba el dinero metálico a cambio de comisiones, y colaboraba para ello con la red de Gao Ping, que les daba el dinero porque necesitaba traspasar a China grandes cantidades sin pagar impuestos.
Ellos recibían ese dinero en metálico y transferían esa cantidad, más una comisión, a otras cuentas bancarias en paraísos fiscales como Suiza, Panamá o Hong Kong que la trama hebrea les comunicaba.
Según un informe policial del caso, los miembros de esta red supieron 'aprovechar en su interés la particular idiosincrasia de una comunidad (la hebrea) que tradicionalmente ha gozado de unos recursos y conocimientos sobre el universo financiero, así como del comercio de materiales preciosos'.
En esta trama figuran joyeros y 'diamanteros' miembros de una red que, según la Policía, gozaba de una 'estructural discreción' que raya 'el hermetismo en ciertos aspectos', lo que les permitió extender su capacidad de influencia y su 'dominio del mercado clandestino'.
La Fiscalía Anticorrupción pidió el pasado febrero la citación de estos empresarios, a los que se investiga dentro de una pieza separada del caso Emperador.
 

Registrado
7 Oct 2007
Mensajes
4.503
Calificaciones
863
Ya he puesto la noticia aqui el sábado. Y non son primas lejanas. Son primas hermanas de la condesa de Barcelona pero tienen la misma edad que Juan Carlos.
 
Registrado
11 Feb 2013
Mensajes
16.314
Calificaciones
96.666
Ubicación
Madrid
LOS SECRETOS DEL SUMARIO

El broker suizo de la prima del rey y Granados 'enlaza' la trama Púnica con la mafia china de Gao Ping
El empleado del la empresa helvética Probus Compagnie SA que gestionaba las cuentas en Ginebra de Francisco Granados y David Marjaliza y de parte de los empresarios imputados en las últimas semanas por el juez Velasco por ayudarles a 'lavar' millones de euros también figura en el sumario de la 'Operación Emperador'. La trama israelí que presuntamente blanqueaba para Gao Ping lo utilizó en, al menos, una ocasión para custodiar fondos que iban a ser repatriados a España mediante una 'mula'.

39


AnteriorSiguiente






Fotomontaje de Gao Ping y Francisco Granados, cabecillas respectivamente de 'Emperador' y 'Púnica'. - Foto VOZPÓPULI

Dos tramas distintas, pero un personaje común. La red de corrupción desmantelada en el 'caso Púnica' se valió presuntamente para blanquear dinero de un 'gestor de fortunas' suizo que ya se había visto salpicado en 2012 por la investigación que desmanteló en la 'Operación Emperador' la mafia china presuntamente liderada por el empresario Gao Ping. Se trata de Javier Martín, empleado de la firma helvética Probus Compagnie SA, quien en el caso de la trama presuntamente encabezada por Francisco Granados y el constructor David Marjaliza permitió a estos últimos el 'lavado' de millones de euros con la colaboración consciente o no de una quincena de empresarios y adinerados españoles imputados en las últimas semanas por el juez Eloy Velasco, entre ellos Inés de Borbón y Borbón, prima del rey Juan Carlos. En el caso de la mafia china, su papel fue más limitado. Según revelaron los 'pinchazos' telefónicos, ayudó a la red israelí que utilizaba la organización delictiva de origen asiático a custodiar en Ginebra una cantidad de dinero nunca concretada que poco después fue repatriada a España de manera ilegal mediante una 'mula' o correo humano.

El empleado de Probus Compagnie SA ocultó en la caja fuerte de su empresa un "paquete" que la Policía cree que contenía una importante suma de dinero para blanquear de la mafia china
Así aparece recogido en un informe elaborado por la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Policía sobre las conversaciones que mantuvieron en julio de 2012 dos de los principales implicados en aquella trama, Ignacio Lecunda Artiach y la ciudadana israelí residente en España Malka Maman Levy, alias 'La Sobrina'. En dicha conversaciones, el primero, que se encontraba en ese momento en Suiza, le pedía a ésta ayuda para depositar un "paquete" que los investigadores creen que contenía una cantidad importante de dinero que "no podría seguir los cauces normales para su transporte sin que suponga un riesgo para su portador". La mujer, "tras valorar una serie de contactos en Suiza para la posible recepción" del mismo, finalmente le dirige a "un tal Javier Martín, usuario del número de teléfono suizo 004179XXXXXXX, que por las conversaciones telefónicas se trataría de un colaborador de Isaac Cohen", considerado por la Policía el 'rey del dinero negro' y también investigado en la 'Operación Emperador'.

"La caja fuerte de la oficina suiza"

Tras dicha conversación, Lecunda habló directamente por teléfono con dicho "gestor de fortunas", quien, a pesar de estar de baja por una lesión de hombro, aceptó la petición e indicó a éste que se desplazara a la sede de Probus Compagnie tiene en el número 1 de la Plaza de Sant Gervais, de Ginebra. De hecho, le remitió por 'sms' tanto la dirección como el número de teléfono de la compañía. Allí lo recibiría Fabianne, su secretaria, quien guardó lo que la Policía considera que era una importante suma de dinero negro en "la caja fuerte de la oficina suiza" hasta que días después acudió a recogerlo un correo humano, 'mula' en la jerga policial, llamado Paul. Éste sería finalmente el que trasladara dicha cantidad de dinero a España. En concreto, a Barcelona, donde antes de llegar a manos de Malka Mamman, pasaría por las de uno de sus más estrechos colaboradores, el empresario catalán Rafael Pallardó Calatrava.

El juez Andreu no investigó a la empresa suiza y su empleado por los numerosos problemas que había tenido para actuar contra los integrantes de la trama 'Emperador' asentados en el país helvético
El juez Fernando Andreu, instructor del sumario de la 'Operación Emperador' y que había tenido numerosos problemas para actuar judicialmente contra los integrantes de la red asentados en Suiza, no encargó más pesquisas en torno a dicho despacho financiero y a su 'gestor de fortunas', que no volvieron a aparecer en el sumario. Lo que si salió fue, curiosamente, el apellido Borbón. De hecho, el juez tomó declaración en junio de 2013 a Ilia García Saéz de Borbón, familiar lejana del rey Juan Carlos. Ésta última, reconoció haber recibido a través de la trama de blanqueo utilizada por la mafia china dos entregas de dinero destinadas a su madre,María Inmaculada Borbón Dos Sicilias Lubornirska, también imputada. La 'prima lejana' del monarca destacó que dicho dinero procedía de una cuenta con cerca de un millón de euros que esta última tenía en el banco suizo Hermitage fruto de una herencia de su familia polaca.

Confesión ante notario

Muy diferente es la situación de ambos en el 'caso Púnica', donde Javier Martín presuntamente ha jugado un papel mucho más relevante. En primer lugar, como supuesto gestor de parte de las cuentas que Granados y Marjaliza tenían en el país helvético y en la que ocultaban millonarias cantidades. Y, después, como encargado de facilitar a éstos el 'lavado' de parte de dichos fondos mediante el sistema de 'blanqueo de compensación' con una quincena de empresarios también con depósitos bancarios en el país centroeuropeo y que han sido encausados en los últimos meses por el juez Eloy Velasco en la parte del sumario que aún permanece secreta. Uno de ellos es, precisamente, Inés de Borbón y Borbón, cuya imputación en la causa, desvelada por Vozpópuli, llevó a este trabajador de Probus Compagnie SA a remitir al juez Eloy Velasco una confesión realizada ante notario en la que reconocía que los cabecillas de la trama eran "clientes" suyos y en la que también asumía la responsabilidad de sendas operaciones de lavado realizadas en 2008 y 2011 por un total de 37.000 euros que salpican directamente a la prima del monarca emérito.

El 'gestor de fortunas' de Ginebra ha reconocido ante notario que hizo operaciones de blanqueo 'por compensación' de Granados y Marajaliza con la prima del rey Juan Carlos
Según otro escrito entregado por el abogado defensor de ésta en la Audiencia Nacional, Inés de Borbón firmó "un contrato de mandato para la gestión de su cuenta corriente con la entidad suiza Probus Compagnie SA" en el que habilitaba a ésta "para la gestión y administración" de una cuenta corriente que no regularizó con el fisco español hasta 2012. En concreto, le encargó que "invirtiera los fondos enproductos financieros del grupo Lombard Odier [donde tenía abierta la misma] o de otros fondos gestionados por Probus". Para ello, también le autorizó a "tomar directamente de la cuenta el importe de las comisionespor la gestión". En este sentido, recalcó que eligió dicha empresa porque en la misma trabajaba, precisamente, Javier Martín, el empleado al que también se dirigía la red israelí de la 'Operación Emperador'. La prima del rey Juan Carlos definió a éste como "amigo personal de la familia" y que, por tanto, le inspiraba "una total confianza".

EL ANTECEDENTE DE BÁRCENAS Y LA 'OPERACIÓN EMPERADOR'
La coincidencia de personas en las tramas de blanqueo del 'caso Púnica' y la 'Operación Emperador' no es el primero que se produce en Ginebra en casos de corrupción. De hecho, en el caso de la red de Gao Ping ya aparecieron conexiones con otro personaje célebre por acumular grandes cantidades de dinero en el país helvético: el ex tesorero del PP Luis Bárcenas. Según reveló el sumario del 'caso Gürtel', el que fuera senador 'popular' ocultó la fortuna que atesoraba en Suiza con la ayuda de un empleado del banco Lombard Odier que en octubre de 2012 fue imputado dentro de la 'Operación Emperador'. Este era Frederic François Mentha, quien se encargó supuestamente de entregar en persona al Dresdner Bank la documentación necesaria para proceder a cerrar la cuenta en la que el político español llegó a acumular más de 22 millones de euros y así traspasar sus millonarios fondos a otro depósito abierto en la entidad en la que él trabajaba.

En el caso de la mafia china, el juez que instruye la causa, Fernando Andreu, solicitó entonces una comisión rogatoria a la Justicia Suiza para solicitar a las autoridades de aquel país su detención. Según confirmó entonces Lombard Odier a los medios locales, tras conocerse la supuesta implicación de su empleado en este escándalo, le abrió una investigación interna y le apartó de su puesto. La supuesta participación de Mentha en esta trama de lavado de fondos fue descubierta cuando la Policía española detectó que uno de los principales peones de la trama, Javier Eduardo Rosón Boix, el hijo pequeño del que fuera ministro del Interior con la UCD fallecido en 1986, Juan José Rosón, contactaba frecuentemente con un número de teléfono suizo.

Los agentes pudieron constatar poco después que éste correspondía al empleado de Lombard Odier y que sus conversaciones y, sobre todo, el intenso intercambio de mensajes de texto"intencionadamente disimulados" que mantenía con Rosón Boix apuntaban a una intensa participación del gestor de la entidad helvética en la trama de blanqueo. La Policía llegó a calificar a Mentha como uno de los "artífices financieros" de la trama "capaz de ordenar y materializar transferencias con gran velocidad y fiabilidad" para lavar el dinero de los 'clientes' de la red.