Doña Sofía, a escena: Confesiones y reproches de una reina en el teatro.

Tema en 'Cotilleando sobre la Monarquía Española' iniciado por AMBERS, 21 May 2016.

  1. AMBERS

    AMBERS

    Mensajes:
    11.061
    Me Gusta recibidos:
    11.626
    Registrado:
    4 Dic 2012
    Género:
    Femenino
    Doña Sofía, a escena: Confesiones y reproches de una reina en el teatro
    [​IMG]
    A la izda., Victoria Salvador, protagonista de la función, a la derecha, Doña Sofía. T. E. / CORDON
    2 Comentarios
    20/05/2016 20:13
    Sofía está leyendo un libro sobre la transmigración de las almas, cuando le dan la noticia: "El viejo rey ha muerto". La voz de Felipe suena vigorosa pese al solemne momento y ella, asomada a la ventana, cree que así debe morir un rey. "En invierno y con lluvia". Es una mujer disciplinada, dura, preparada para ocultar sus emociones por su educación prusiana, pero ante el féretro del monarca, empiezan los reproches: "Qué gordo te has puesto desde la última vez que nos vimos, Juanito". También las reflexiones después de casi 40 años de consorte. "El trabajo de una reina es acompañar a los muertos". Es algo que Letizia aún no sabe, quizás por eso "está incómoda en el pudridero" de El Escorial...

    Así arranca Sofía, un emocionante viaje por la enigmática personalidad de la Reina emérita que se podrá ver en el madrileño Teatro Español a partir del miércoles 1 de junio. En Zarzuela aguardan con sigilo este estreno desde que se anunciara su producción el pasado mes de septiembre. Es el primer acercamiento de ficción serio a la figura de la soberana. Olvídense de la paródica Marisa Paredes en la miniserie de Telecinco ("No soporto la violencia, no tolero la maldad") o las bromas televisivas de los catalanes de Polònia y su Familia Irreal.

    El libreto y la dirección de este montaje corren a cargo de Ignacio García May, premio Lope de Vega y ex director, precisamente, de la Real Escuela Superior de Arte Dramático, que por cierto inauguró la Infanta Cristina. "Tengo que decir que en España somos más libres de lo que algunos se empeñan en decir. Estos días la gente no deja de preguntarme: '¿Qué te han censurado? ¿Te dejan decir esto?'. Y la verdad es que no he recibido ninguna llamada para presionarme ni nada parecido", explica a LOC el dramaturgo. Y eso que García May no ha esquivado ningún charco...

    En el texto hay referencias a la entrañable amiga del monarca Corinna zu Sayn-Wittgenstein, a la cacería del Rey en Botswana y también un tenso pasaje sobre el caso Nóos, un acontecimiento que hace de Sofía "una Reina que tiene que esconderse para jugar con sus nietos". Ahí se muestra su dolor al convertirse en mediadora entre el Rey Felipe y la Infanta Cristina. En su soliloquio, la Reina ve a su hijo como "su obra maestra, una versión de Juanito sin sus defectos, incluida la campechanía", mientras que Cristina es su "calvario". Sobre el escenario, Sofía también da su veredicto sobre la culpabilidad de su hija.

    Pregunta.- Ha sido valiente al tratar estos temas...

    Respuesta.- Es que, cuando Juan Carlos Pérez de la Fuente me encargó este proyecto, la idea era ver si podíamos hablar, por fin, abiertamente de cosas que antes no se trataban. Era un poco absurdo hacer como que no ha pasado el juicio al caso Nóos y etcétera, etcétera... pero siempre buscando la distancia porque no me interesa el morbo o cotilleo del ¡Hola! Yo quería saber qué le pasaba a esa persona por dentro.

    P.- ¿Qué cree que opinará Doña Sofía del resultado?

    R.- No sé si va a venir, pero yo y el resto de la compañía creemos que le gustaría. En el montaje le hacemos preguntas, no imponemos una visión. Aunque imagino que debe ser difícil que alguien te cuente tu propia vida. Incluso aunque hablen bien.

    P.- De hecho, la obra es mucho más crítica con Don Juan Carlos que con Doña Sofía...

    R.- Creo que es justo. La Reina ha cumplido con su obligación, que es más de lo que mucha gente ha hecho. Él ha cometido bastantes más errores que ella. Aunque no comparto este linchamiento al que somos tan dados en España. Ensalzar a alguien y luego arrastrarlo por el barro.

    Antonio López con su retrato de la Familia Real, mirar sin juzgar", cuenta él. Para ello, lleva meses documentándose. "He leído todas las biografías suyas que caían en mis manos. Los libros de Pilar Urbano, Pilar Eyre, Fernando Rayón...". También personas que conocen íntimamente a la ex soberana han hablado para él. Eso se nota en los detalles. "Hay frases en la obra que ella misma ha pronunciado. Por ejemplo, cuando dio su opinión del retrato de Antonio López, 'Me gusta el antes y el después', dijo. Me parecía una frase brillante por lo enigmática que era. A partir de ahí surgió toda una escena. Otras cosas son pura fantasía mía".

    Y eso que García May tiene conocimiento de primera mano del tema. Él mismo conoció a los Reyes en un acto de la embajada Noruega cuando los reyes Harald y Sonia visitaron España en los 90. "No estuvimos mucho tiempo juntos, ella me pareció muy agradable, se preocupaba por lo que hablábamos y parecía saber de Ibsen... Los tópicos de los que hablan se cumplieron. El Rey, muy campechano y ella, culta y agradable. Si entonces me hubieran dicho que iba a escribir esta obra de teatro, no lo hubiera creído".

    Su monólogo no tiene nada que ver con el naturalismo con el que The Queen se acercaba a Isabel II. Es un retrato más bien impresionista en el que se van dando pinceladas de su personalidad a través de sus recuerdos. "No quería hacer un Cinco horas con Mario con la Reina como protagonista, aunque tenga el mismo punto de partida. Yo no podía meterme en su cabeza así que deseché la primera persona, la tercera me parecía fría y he recurrido a una segunda persona, que funcionaba muy bien, es como un diálogo con Sofía".

    [​IMG]
    Cartel de la función 'Sofía'. SERGIO PARRA
    En escena Victoria Salvador, la protagonista del montaje, realiza un auténticotour de force y se desdobla en varios personajes: desde la Reina emérita hasta una cronista de sociedad que narra el romance de los jóvenes príncipes pasando por la reina Federica, madre de Doña Sofía.

    De hecho, la obra muestra con crudeza la relación entre ambas. Cuando Sofía quiere abrazarla, ella la rechaza para que no le arruine el trabajo de su peluquero. "No te quejes tanto que peor lo tiene tu hermano Tino y tu hermana Irene con sus pobres", viene a decirle, después de preguntar si su marido sigue metiendo rubias en la cama.

    García May explica que algunas partes del texto de Federica están extraídas de su propia autobiografía. "Me alucinó leer que ella misma decía que Heisenberg, el gran físico, la calificaba como una de las mujeres más brillantes que había conocido. Era una mujer con un carácter muy fuerte...". Ese tenso amor madre/hija tiene poco que ver con el cariño que la monarca sintió por Pablo de Grecia y que también se muestra en la obra.

    P.- Se decía que Pablo de Grecia tenía amantes masculinos, ese charco sí lo ha evitado...

    R.- Sí, lo he leído, pero era un hilo que dramáticamente no aportaba nada. Es como su relación con Letizia, tampoco la he desarrollado. No podía hablar de toda la Familia Real.

    Actriz desconocida
    Puede que Victoria Salvador, la actriz que da vida a la Reina y el resto de personajes no suene demasiado al público madrileño, pese a ser una veterana de la escena en Valencia con su compañía La Pavana.

    P.- ¿Por qué decidió escoger a Victoria Salvador, una actriz relativamente desconocida, para un papel tan importante?

    R.- Primero porque es una grandísima actriz capaz de aguantar un texto tan exigente como éste. Además, no quería a alguien que se pareciera físicamente a Sofía y tampoco una actriz conocida, que con su nombre llevara a la gente del teatro... Lo que quería es que el público viera sólo a Sofía.

    Pese a que no buscara el parecido físico, sí se ha logrado el estilístico. La diseñadora de vestuario Almudena Rodríguez Huertas se ha fijado en su uso de todo tipo de pulseras, bisutería y adornos en las manos o en complementos como los pañuelos. Eso sí, en escena Victoria Salvador no aparece caracterizada como la Reina.

    Tratar de desvelar el enigmático comportamiento de una soberana hermética para muchos de sus súbditos era uno de los objetivos de este texto. "Yo creo que una de las claves es que aunque digamos que es griega, ella es alemana. ¡Es la nieta del káiser Guillermo! Su familia es más danesa que otra cosa. Tiene fama de antipática pero es que los alemanes tienen esa cosa cultural de la contención de los sentimientos que aquí nos choca tanto".

    Esas leyendas sobre la Reina Sofía que cualquiera ha oído o leído, que si es una mujer distante, que si es miembro del club Bilderberg, que si tiene amantes en Londres, todos músicos, están también en escena. Sobre las tablas, Sofía no sólo lamenta el trato de su marido cuando la calificó como una gran profesional ("es algo que implica que te necesita sin que medie el cariño, profesionales son las azafatas o las prost*tutas"), sino también la fría acogida del pueblo español o el trato del griego, que la mandó al exilio condenándola a la enfermedad de Ulises (siempre deseando regresar a casa). "Eres especialista en querer a quien no te quiere", se lamenta.

    Así pues, Sofía pretende agitar el recuerdo de una mujer que tantas veces ha tenido que practicar "el arte del olvido". Queda por ver si la Reina acudirá a aplaudirla o preferirá mantener su enigma.

    http://www.elmundo.es/loc/2016/05/20/573f526a268e3e56628b45ec.html
     
    • Gracias Gracias x 4

  1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies.