Día Nacional de Noruega. Mayo 17, 2017. (1 Viewer)


Registrado
22 Nov 2011
Mensajes
11.573
Calificaciones
72.311


Qué sombrero espantoso lleva la reina. Parece del lejano Oeste!
Podrían haberle probado el saco al niño antes de la fecha , no les falta metálico para hacerle uno que le cierre correctamente.
La heredera luce muy despeinada aunque reconozco que a esa edad no les gusta recogerse el pelo.
Veo bien a Mette Marit
 
E

Endora

Guest
Que triste para esos niños que desfilan verles la cara a ese par de mal educados, que por ser hijos de , cuentan con absurdos privilegios. Si yo fuera madre de uno de esos niños, no permitiría que por ningún motivo mis hijos le desfilaran a esta gente que no le han ganado a nadie. Vale homenajear a los próceres, héroes de una nación que aportaron a la construcción de ella, pero a éstos por ningún motivo
 

Registrado
6 Ene 2017
Mensajes
3.716
Calificaciones
13.746
La cara de pocas ganas de estar allí de Ingrid a las puertas de Skaugum es de traca............cara de asco constante...ni cuenta se le acercaban los niños para ofrecer a los herederos sendos ramos de flores ha sonreído........los miraba con altivez desde la distancia, sólo le ha esbozado una sonrisa cuando se despedían..........
Y pensar que ella es la heredera de su padre,si ya va así ahora no quiero verla con agenda
 

Registrado
31 May 2011
Mensajes
4.190
Calificaciones
1.269
Ubicación
patagonia argentina
soy la única que piensa marius tenia mas protocolo que Ingrid y Sverre juntos ??? que mal educados estos niños :eek:
Marius Borg Høiby, un príncipe sin tratamiento
No tiene ni gota de sangre azul, ni título real, ni derechos al trono, pero es hijo de una futura reina, hermano de príncipes, vive en palacio y disfruta de una exclusiva educación, por lo que, a sus 18 recién cumplidos, es todo un príncipe de hecho, que no de derecho, por el que suspiran todas las jovencitas


marius Borg Høiby bien podría ser conocido en el mundo entero como Marius de Noruega. Y es que es todo un príncipe, si bien sin tratamiento. No tiene ni gota de sangre azul, ni título real, ni derechos al trono, pero es hijo de una futura reina, Mette-Marit de Noruega; hermano de príncipes, Ingrid Alexandra y Sverre Magnus; vive en palacio, en la residencia oficial de Skaugum de los Herederos noruegos; ha disfrutado de una exclusiva educación igual que sus medio hermanos, y asiste a los actos oficiales de tipo familiar como un miembro más de la Familia Real noruega, por lo que, en suma, es a sus 18 recién cumplidos (alcanzó la mayoría de edad el pasado 13 de enero) un príncipe de hecho, que no de derecho, por el que además, dado su buen físico, suspiran todas las jovencitas.

Lo ha sido desde el principio. Desde que Haakon de Noruega hizo público su compromiso con Mette-Marit Tjssem Høiby y fuimos testigos de su amor con salidas de los tres juntos: el Príncipe, su prometida y el hijo de soltera de ella, el entonces pequeño Marius, un precioso principito de casi tres años. Ningún Príncipe heredero había sido capaz de reivindicar su felicidad en televisión explicando que estaba dispuesto a renunciar a la Corona por amor. Ninguno había ni siquiera imaginado que podría llegar a casarse con una madre soltera. Pero el príncipe Haakon lo hizo. Como un caballero medieval, sólo que sin escudo ni espada, a pecho descubierto se dirigió a todos los noruegos para explicarles, como si se tratara de sus amigos más íntimos, las razones de su corazón.

Marius era una de ellas y así lo demostró en sus esponsales. Ocupó un lugar excepcional como dejó patente aquella foto histórica que dio la vuelta al mundo de los Príncipes recién casados saliendo al balcón para saludar al reino en el día más importante de su vida con su pequeño en brazos: por primera vez unos novios reales se asomaban con un hijo externo al matrimonio. Para quien no se percatara del gesto, el príncipe Haakon dijo expresamente lo mucho que para él significaba Marius también en su discurso del banquete nupcial: "Gracias por darme la posibilidad de vivir con Marius. Él es un regalo en sí mismo".


Un segundo padre y una madre orgullosa
La siempre magnífica relación entre madre e hijo incluso ha mejorado con los años. Pocos días antes de las Navidades se los pudo ver a los dos en un concierto del dj noruego Kygo en el Spektrum de Oslo. La princesa Mette-Marit, que no pierde ocasión de presumir de su hijo -recientemente colgó en su cuenta de Instagram un vídeo en el que se veía a Marius cabalgando sobre las olas-, tampoco ha dudado en llevárselo con ella a algunos compromisos. Hace dos años concretamente a Estados Unidos para participar en la reunión anual de la Clinton Global Initiative(CGI), la organización creada por el ex presidente estadounidense Bill Clinton.

Igualmente estrechos son los lazos con el príncipe Haakon, un segundo padre para Marius según medios de comunicación noruegos, aunque mantiene también una buena relación con su padre natural, Morten Borg, así como con la esposa de éste y los dos hijos del matrimonio. Les une su afición compartida por el surf y por la música. El príncipe Haakon reveló en una entrevista reciente que Marius le hace a menudo recomendaciones musicales y hace unos meses fueron juntos al concierto en Oslo de Rihanna, a quien luego conocieron en persona detrás del escenario.


Gusta especialmente a este príncipe azul de quinceañeras el cine, tocar el piano, nadar en verano, el surf, el skateboard y más que nada el twin tip, una modalidad en la que los esquís están especialmente diseñados para ejecutar saltos y esquiar hacia atrás. Desde hace años es miembro del club Hemming Adrenalin (inhibir la adrenalina), que tiene su sede cerca de la residencia familiar de Skaugum (Oslo), donde practica disciplinas como el slopestyle. Su pasión por los deportes y la música fue clave para que hace dos años decidiera elegir la escuela Wang para continuar sus estudios de secundaria, un centro que da especial relevancia al deporte y en el que han estudiado antes desde futbolistas a esquiadores o jugadores de balonmano.

'Abuelo Harald y abuela Sonia'
Marius sólo aparece junto a la Familia Real noruega en público en contadas ocasiones, cuando se trata de acontecimientos de tipo familiar, pero siempre ha sentido su respaldo. En su primer día de escuela, cuando cumplió seis años, lo acompañaron sus padres, Mette-Marit y Morten Borg, pero también el príncipe Haakon. Y cuando hizo la confirmación hace un par de años estuvo presente la Familia Real al completo. Los reyes Harald V y Sonia lo han considerado desde el principio un miembro más de la familia, como quedó de manifiesto en las primeras fotografías navideñas oficiales en Kongsseteren en 2000, cuando Marius aparecía jugando en el suelo con la Reina. "Como hijo de la Princesa heredera, Marius ha sido siempre un miembro más de la Familia Real. Desde que tenía cuatro años llamaba a los reyes 'abuelo Harald' y 'abuela Sonia', y ellos lo han tratado como a un nieto más", declaró hace unos días Kjell Arne Totland, conocido experto en la casa real de este país nórdico, al periódico noruego Dagbladet. Otro ejemplo más de que príncipe no siempre se nace.



 
Registrado
9 Jul 2012
Mensajes
11.131
Calificaciones
59.203
Estos chicos son repelentes.En realidad los padres no son precisamente un ejemplo.parece que solo quieren los privilegios y ponen cara de perro cuando tienen que cumplir con lo mínimo que se les pide.Parece que los políticos son políticos de Estado y sabrán hasta donde les compensa tener a esta familia gastando el dinero público, sin que hagan nada por merecerlo,es hora que los políticos se cuestionen si las monarquías son rentables o no.
 
Registrado
11 Mar 2014
Mensajes
7.105
Calificaciones
34.197
soy la única que piensa marius tenia mas protocolo que Ingrid y Sverre juntos ??? que mal educados estos niños :eek:
Marius Borg Høiby, un príncipe sin tratamiento
No tiene ni gota de sangre azul, ni título real, ni derechos al trono, pero es hijo de una futura reina, hermano de príncipes, vive en palacio y disfruta de una exclusiva educación, por lo que, a sus 18 recién cumplidos, es todo un príncipe de hecho, que no de derecho, por el que suspiran todas las jovencitas


marius Borg Høiby bien podría ser conocido en el mundo entero como Marius de Noruega. Y es que es todo un príncipe, si bien sin tratamiento. No tiene ni gota de sangre azul, ni título real, ni derechos al trono, pero es hijo de una futura reina, Mette-Marit de Noruega; hermano de príncipes, Ingrid Alexandra y Sverre Magnus; vive en palacio, en la residencia oficial de Skaugum de los Herederos noruegos; ha disfrutado de una exclusiva educación igual que sus medio hermanos, y asiste a los actos oficiales de tipo familiar como un miembro más de la Familia Real noruega, por lo que, en suma, es a sus 18 recién cumplidos (alcanzó la mayoría de edad el pasado 13 de enero) un príncipe de hecho, que no de derecho, por el que además, dado su buen físico, suspiran todas las jovencitas.

Lo ha sido desde el principio. Desde que Haakon de Noruega hizo público su compromiso con Mette-Marit Tjssem Høiby y fuimos testigos de su amor con salidas de los tres juntos: el Príncipe, su prometida y el hijo de soltera de ella, el entonces pequeño Marius, un precioso principito de casi tres años. Ningún Príncipe heredero había sido capaz de reivindicar su felicidad en televisión explicando que estaba dispuesto a renunciar a la Corona por amor. Ninguno había ni siquiera imaginado que podría llegar a casarse con una madre soltera. Pero el príncipe Haakon lo hizo. Como un caballero medieval, sólo que sin escudo ni espada, a pecho descubierto se dirigió a todos los noruegos para explicarles, como si se tratara de sus amigos más íntimos, las razones de su corazón.

Marius era una de ellas y así lo demostró en sus esponsales. Ocupó un lugar excepcional como dejó patente aquella foto histórica que dio la vuelta al mundo de los Príncipes recién casados saliendo al balcón para saludar al reino en el día más importante de su vida con su pequeño en brazos: por primera vez unos novios reales se asomaban con un hijo externo al matrimonio. Para quien no se percatara del gesto, el príncipe Haakon dijo expresamente lo mucho que para él significaba Marius también en su discurso del banquete nupcial: "Gracias por darme la posibilidad de vivir con Marius. Él es un regalo en sí mismo".


Un segundo padre y una madre orgullosa
La siempre magnífica relación entre madre e hijo incluso ha mejorado con los años. Pocos días antes de las Navidades se los pudo ver a los dos en un concierto del dj noruego Kygo en el Spektrum de Oslo. La princesa Mette-Marit, que no pierde ocasión de presumir de su hijo -recientemente colgó en su cuenta de Instagram un vídeo en el que se veía a Marius cabalgando sobre las olas-, tampoco ha dudado en llevárselo con ella a algunos compromisos. Hace dos años concretamente a Estados Unidos para participar en la reunión anual de la Clinton Global Initiative(CGI), la organización creada por el ex presidente estadounidense Bill Clinton.

Igualmente estrechos son los lazos con el príncipe Haakon, un segundo padre para Marius según medios de comunicación noruegos, aunque mantiene también una buena relación con su padre natural, Morten Borg, así como con la esposa de éste y los dos hijos del matrimonio. Les une su afición compartida por el surf y por la música. El príncipe Haakon reveló en una entrevista reciente que Marius le hace a menudo recomendaciones musicales y hace unos meses fueron juntos al concierto en Oslo de Rihanna, a quien luego conocieron en persona detrás del escenario.


Gusta especialmente a este príncipe azul de quinceañeras el cine, tocar el piano, nadar en verano, el surf, el skateboard y más que nada el twin tip, una modalidad en la que los esquís están especialmente diseñados para ejecutar saltos y esquiar hacia atrás. Desde hace años es miembro del club Hemming Adrenalin (inhibir la adrenalina), que tiene su sede cerca de la residencia familiar de Skaugum (Oslo), donde practica disciplinas como el slopestyle. Su pasión por los deportes y la música fue clave para que hace dos años decidiera elegir la escuela Wang para continuar sus estudios de secundaria, un centro que da especial relevancia al deporte y en el que han estudiado antes desde futbolistas a esquiadores o jugadores de balonmano.

'Abuelo Harald y abuela Sonia'
Marius sólo aparece junto a la Familia Real noruega en público en contadas ocasiones, cuando se trata de acontecimientos de tipo familiar, pero siempre ha sentido su respaldo. En su primer día de escuela, cuando cumplió seis años, lo acompañaron sus padres, Mette-Marit y Morten Borg, pero también el príncipe Haakon. Y cuando hizo la confirmación hace un par de años estuvo presente la Familia Real al completo. Los reyes Harald V y Sonia lo han considerado desde el principio un miembro más de la familia, como quedó de manifiesto en las primeras fotografías navideñas oficiales en Kongsseteren en 2000, cuando Marius aparecía jugando en el suelo con la Reina. "Como hijo de la Princesa heredera, Marius ha sido siempre un miembro más de la Familia Real. Desde que tenía cuatro años llamaba a los reyes 'abuelo Harald' y 'abuela Sonia', y ellos lo han tratado como a un nieto más", declaró hace unos días Kjell Arne Totland, conocido experto en la casa real de este país nórdico, al periódico noruego Dagbladet. Otro ejemplo más de que príncipe no siempre se nace.


Me recuerda como decia uno de mis estudiantes quien era de Mexico:

"Orale ! Pos y este? Que se cree?"

( yo diria: " Suerte te de dios y el saber poco te importe" )
 
Registrado
20 May 2017
Mensajes
1.458
Calificaciones
5.020
sería interesante ver cómo se desarrolla la personalidad de ingrid en los próximos años , está en una edad de cambios hormonales , es natural que tenga variaciones de ánimo
 
Registrado
16 Jul 2013
Mensajes
1.376
Calificaciones
13.458
de acuerdo, no se ve que MM le llame la atencion, solo se rie.
a esta edad ya debe portarse mejor
y los ojos que le da a su madre (n)
No critico que El Niño se aburra en un evento ya es mucho tenerlo quieto, pero la madre que lo mira y parece ser que le aplaude la gracia es de vergüenza, la madre muy discreta le puede hacer notar que a la próxima se ponga la mano en la boca,pero claro la madre se ve una corriente sin educación era mesera en un bar.
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)